• PREVISION Y SEGURIDAD SOCIAL

Reunión del día 12/12/2017

- REFORMA PREVISIONAL (MIN. TRIACA Y DUJOVNE)

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los doce días del mes de diciembre de 2017, a la hora 15 y 17:
SR. SECRETARIO (GONZÁLEZ GARCÍA) De acuerdo con el cronograma previsto por la Presidencia de la Honorable Cámara y en cumplimiento del artículo 106 del reglamento, corresponde constituir la Comisión de Previsión y Seguridad Social, se procederá a la elección del presidente, vicepresidente 1°, vicepresidente 2° y tres secretarios. Asimismo se procederá a fijar día y hora de reunión.

En la lista de los integrantes de la comisión figuran: Allende, Walberto Enrique; Amadeo, Eduardo Pablo; Arce, Mario Horacio; Bazze, Miguel Ángel; Cantard, Albor; Fernández Patri, Gustavo Ramiro; Fernández, Carlos Alberto; Flores, Héctor Toty; Goicochea, Horacio; Guerin, María Isabel; Iglesias, Fernando Adolfo; Lipovetzky, Daniel Andrés; Medina, Martín Nicolás; Morales, Mariana Elizabet; Moreau, Leopoldo Raúl Guido; Mosqueda, Juan; Ocaña, María Graciela; Regidor Belledonne, Estela Mercedes; Scaglia, Gisela; Sierra, Magdalena; Solanas, Julio Rodolfo; Tailhade, Luis Rodolfo; Terada, Alicia; Tundis, Mirta; Vallejos, Fernanda; Volnovich, Luana; Wisky, Sergio Javier; y Yasky, Hugo.

Además de lo dispuesto en la resolución, se suman para integrar la comisión los diputados Echegaray, Alejandro; Orellana, José; y Cassineiro, Paulo.

Tiene la palabra el señor diputado Wisky.

SR. WISKY Para ocupar la Presidencia de la comisión proponemos al diputado amigo Eduardo Amadeo del interbloque Cambiemos.

SR. SECRETARIO (GONZÁLEZ GARCÍA) Si hay asentimiento, se procederá en consecuencia.

Asentimiento.
SR. PRESIDENTE AMADEO Según los acuerdos políticos que se han logrado, corresponde nominar a los demás integrantes de la comisión. La primera Vicepresidencia pertenece al Partido Justicialista; la segunda Vicepresidencia y la primera Secretaría, al Frente para la Victoria; y la segunda Secretaría, al Frente Renovador.

Quisiera saber si de los bloques mencionados hay diputados que quieren postular a los colegas que van a formar parte de la mesa directiva.

Dado que no están presentes los demás diputados, queda constituida la comisión.

Vamos a dar inicio a la reunión.

SR. YASKY ¡Ahí le están pegando a la gente!

SR. PRESIDENTE AMADEO Tenemos quórum, absolutamente.

SR. YASKY ¡Háganse cargo de que le están pegando a la gente que está invitada para hablar!

Luego de unos instantes:
SR. PRESIDENTE AMADEO La comisión está constituida. Falta nominar al resto de las autoridades.

Vamos a volver sobre el tema de la constitución de la comisión siguiendo el orden jerárquico. La primera Vicepresidencia corresponde al bloque Justicialista.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO ¿El señor diputado Cantard quiere proponer a alguien?

Manifestaciones en la sala.
SR. CANTARD Señor presidente: propongo al señor diputado Juan Mosqueda para la Vicepresidencia primera.

SR. PRESIDENTE AMADEO Gracias, señor diputado.

Si los señores diputados están de acuerdo, se va a votar.

- Asentimiento.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Wechsler.

SR. WECHSLER Señor presidente: me parece perfecto que las expresiones de los distintos jubilados puedan ser escuchadas, tenemos todo el tiempo del mundo para escucharlos. Lo que no podemos aceptar son los insultos y pido a usted que arbitre los medios para que se solucione este tema.

SR. PRESIDENTE AMADEO Gracias, señor diputado Weschler.

Quiero terminar la conformación de la comisión y luego vamos a comenzar este debate.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Solanas.

- Manifestaciones en la sala.
SR. SOLANAS Señor presidente: quiero proponer a dos compañeras para que ocupen la Vicepresidencia segunda y la Secretaría de la Comisión de Previsión y Seguridad Social.

Propongo a la señora diputada Luana Volnovich como Vicepresidenta segunda. La compañera es licenciada en Ciencias Políticas, especialista en control y gestión de políticas públicas y también en temas de educación y seguridad social. Además, fue directora nacional del Plan FINES del Ministerio de Educación de la Nación.

Para el cargo de secretaria propongo a la diputada María Isabel Guerin. Es una compañera militante del peronismo de La Matanza, es docente, fue jefa del ANSES de Gregorio de Laferrere -localidad de 600.000 habitantes-, fue concejal, directora de tierras y también consejera escolar. Estas dos compañeras son propuestas para ocupar los cargos de la Vicepresidencia segunda y la Secretaría.

Además quiero decir, señor presidente, que este bloque PJ para la Victoria no va a votar nada que perjudique a los jubilados de la República de Entre Ríos.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Gracias, señor diputado.

Vista la presentación formulada por el señor diputado Solanas, invito al resto de los señores diputados a manifestar su acuerdo. Se va votar.

Asentimiento.
- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Bienvenidas, señoras diputadas. ¿Alguien más quiere hacer alguna propuesta?

Para proponer a la segunda secretaria de la comisión, tiene la palabra la señora diputada Morales.

SRA. MORALES Desde el Bloque del Frente Renovador propongo como segunda secretaria la señora diputada Mirta Tundis. Creo que todos conocemos su vocación y su compromiso con los jubilados, con los pensionados y con los abuelos. Sabemos del compromiso que asume día a día.

Me hubiese gustado proponerla para la Presidencia, lamentablemente eso no está pasando, pero estoy segura que desde el lugar que esté va a seguir trabajando con total compromiso para que nuestros abuelos tengan una vida digna.

SR. PRESIDENTE AMADEO Desde lo personal quiero manifestar mi beneplácito por tener a la señora diputada Tundis con nosotros. Con mucho gusto la voto, si me acompañan los señores diputados.

- Asentimiento.
SR. PRESIDENTE AMADEO Queda usted incorporada.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Habiéndose constituido la comisión, iniciamos la reunión conjunta de las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda.

Tiene la palabra la señora diputada Del Plá.

SRA. GONZÁLEZ SELIGRA Pido la palabra.

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora diputada González Seligra.

SRA. GONZÁLEZ SELIGRA Señor presidente: no fui nombrada en la lista de miembros de la comisión que hasta el viernes integraba. Esto evidencia la misma actitud que se está mostrando con los jubilados que hoy rechazan al robo al que son sometidos.

Los señores diputados quieren tener en esta comisión la mayoría con la que no cuentan en el recinto para dictaminar un proyecto y proceder a un robo histórico a los jubilados.

Insto a los diputados a rechazar la constitución de esta comisión porque deja afuera a una de las voces disidentes de la política del gobierno, la Izquierda, representante de los intereses de los trabajadores y de los jubilados.

Denuncio que constitución de la comisión es totalmente funcional a la aprobación de una reforma que ataca a los trabajadores activos y pasivos para financiar el defalco del Estado. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada: la constitución de la comisión nos fue informada por Secretaría Parlamentaria en función de los cupos y acuerdos políticos logrados.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Damos la bienvenida al ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, licenciado Jorge Triaca.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores diputados: llegamos a un acuerdo que llevaba implícita la posibilidad de que esta comisión funcionara normalmente con un mínimo de respeto por los presentes.

Tiene la palabra la señora diputada Del Plá, quien planteó el acuerdo. A la vez, comunico que los hago responsables de lo convenido acerca del respeto al señor ministro.

SRA. DEL PLÁ Señor presidente: quiero plantear una cuestión previa a la constitución de la comisión porque excluyeron a todos los integrantes de la Izquierda y designaron a su gusto a los demás miembros.

El funcionamiento de esta comisión no es democrático. Hace minutos el presidente declaró afuera de la sala que le daba le mismo si queríamos reunirnos o no porque tenía los votos necesarios para la aprobación del dictamen. Eso es lo único que les interesa.

Manifestaciones en la sala.
SRA. DEL PLÁ Lo único que quieren es aprobar este dictamen que es un robo a los jubilados. Por ello, desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores...

Manifestaciones en la sala.
SRA. DEL PLÁ Por eso desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores dejamos en claro que el funcionamiento de esta comisión no es real.

Lo que acá se va a votar ya lo discutió el Poder Ejecutivo nacional con los gobernadores de las provincias que firmaron ese acuerdo, entregando a los jubilados. María Eugenia Vidal y otros gobernadores están haciendo los deberes. Acaban de presentar un proyecto de modificación del IPS que es superavitario, echando por tierra la tesis de que las modificaciones jubilatorias son una necesidad por el déficit.

En definitiva, lo único que se va a perpetuar acá es un nuevo robo a los jubilados. Reclamamos ser integrantes de esta comisión. (Aplausos.)

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora diputada Volnovich.

SRA. VOLNOVICH Señor presidente: voy a hacer una propuesta y un brevísimo comentario para que podamos pasar a la exposición de los señores ministros.

Esta situación es un derivado de los mecanismos antidemocráticos que ustedes han provocado con el tratamiento exprés de un proyecto de ley tan importante. Al menos, en principio, es importante para 17.000.000 de argentinos y para los trabajadores del futuro.

Mi propuesta tiene que ver con que esta sea la casa del pueblo. La idea es que nuestros sectores, así como van a escuchar a los señores ministros, puedan ser escuchados para que, con su grado de representatividad, sean oídas las voces del pueblo.

Propongo que incluyamos en la operatoria de esta reunión la posibilidad de que hablen algunos sectores que creo son importantes. Están presentes Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria; Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA de la provincia de Buenos Aires; Sonia Alesso, secretaria general de CTERA. También están presentes los secretarios generales de los tres gremios de la ANSES, a quienes considero partícipes necesarios de esta discusión.

Por lo tanto, para poder lograr el funcionamiento que usted está exigiendo, necesitamos que esta sesión siga adelante con todas las voces. Esta es nuestra propuesta y la sometemos a su disposición.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada: esta no es una sesión informativa. No fue citada como tal.

Con respecto a su propuesta, será discutida con otros miembros de la mesa.

Vamos a dar comienzo a la exposición del señor ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca.

- Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Hoy tenemos una oportunidad extraordinaria para discutir por primera vez desde hace mucho tiempo la sustentabilidad del sistema previsional argentino. Hacerlo en la casa de la democracia nos debería permitir escuchar todas las voces. Evidentemente, algunas de ellas ya las estamos escuchando, y quizás no hayan logrado interpretar el resultado que dio el pueblo argentino hace un par de meses atrás, que además se ve reflejado en la composición de esta Cámara. (Aplausos.)

- Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Actitudes como las de quienes se arrogan la representación del conjunto no muestran otra cosa que el desprecio por los valores democráticos y republicanos. Es a partir de estos valores que nosotros tenemos que fundamentar nuestra propuesta. Estamos pensando sobre todo en lo que tiene que ver con la sustentabilidad del sistema previsional, no solamente en función de esta generación sino también de las generaciones futuras.

Creo que ahí hay un enorme desafío. Ese desafío tiene que ver con la gran conquista que hemos obtenido en los últimos meses a partir del diálogo que entablamos con los principales actores, alcanzando un acuerdo histórico.

Me refiero a un acuerdo fiscal, sobre el marco tributario y un acuerdo sobre el ámbito laboral. Por supuesto que tiene una consecuencia imprescindible en el marco de la sustentabilidad del sistema previsional. Hacerlo significa que tomamos en consideración lo establecido por la ley de reparación histórica de los jubilados. Me refiero a que nos indicaba que teníamos que constituir una comisión para brindar esa sustentabilidad al sistema previsional argentino. Por eso, creemos que es muy importante debatirlo entendiendo ese acuerdo político, ratificado por 23 de las 24 gobernaciones y por el conjunto de los actores políticos que se expresaron en el Senado y votaron la aprobación de este proyecto en conjunto con otros. Además, entendiendo que esto es parte de un análisis y un ordenamiento de actualización del sistema previsional que va a tener un desenlace definitivo a partir de la comisión de sustentabilidad que genere las determinaciones correspondientes para poder darle certeza.

Más allá del debate y la discusión -lamento que la mayoría de los diputados tengan que hacerlo dentro este formato- creo que hay mucho por discutir. Pero, para discutir se requiere de mucha madurez. Se requiere decir la verdad y tener certeza de lo que estamos discutiendo. Un sistema previsional es algo que se discute entre el conjunto de los trabajadores, tanto los que están jubilados como los que se encuentran en actividad. Pero también se discute entre las distintas generaciones. Tenemos que representar a aquellas generaciones que hoy no están presentes y a las cuales les tenemos que dar certezas de que van a tener un sistema previsional que les va a brindar esa cobertura.

Por eso, para avanzar en ese debate, me gustaría analizar particularmente el estado del sistema previsional argentino.

Cuando uno mira la evolución del empleo en la Argentina en los últimos años notará lo siguiente. El empleo asalariado en el sector privado se mantiene dentro de los mismos valores en los últimos cinco o seis años. Cuando hablamos del sistema asalariado privado lo hacemos respecto de los principales aportantes al sistema de seguridad social de la Argentina. Me parece que ahí está un primer detalle. Si miramos el primer cuadro notaremos que esas cifras reflejan una variación que va entre los seis millones y los 6.200.000 trabajadores asalariados en el sector privado que muestran que no había una gran variación en los últimos años.

Por supuesto que esto muestra -lo vemos en el segundo cuadro- uno de los grandes problemas que tiene nuestra economía. Vemos un nivel de crecimiento estancado en los asalariados del sector privado. A su vez, donde está la línea roja en el cuadro siguiente, se observa un crecimiento del sector público. Ahí está uno de los principales problemas que tenemos. Debemos generar mayores niveles de impuestos para cubrir más cantidad de trabajadores del sector público y eso le quita posibilidad de sustento al sistema previsional argentino.

Por otro lado, en el cuadro siguiente, vemos que la evolución de los beneficiarios del sistema previsional sigue manteniéndose a niveles estables. Ha crecido un 95 por ciento la cantidad de beneficiarios, pero no ha aumentado la cantidad de aportantes, pues vemos que ha aumentado un 61 por ciento. Por eso es importante tener la certeza y la claridad de que a partir de eso nosotros tenemos que dar un debate sobre cómo brindamos esa sustentabilidad al sistema previsional argentino. Analizar la informalidad laboral es parte de la propuesta del ordenamiento laboral y allí es donde hay que ir resolviendo este tipo de cuestiones.

- Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Por otra parte, me gustaría analizar la diferencia que hay entre los aportes promedio que hace un trabajador asalariado en relación de dependencia. Fíjense en el cuadro, más precisamente en el círculo rojo, donde se aprecia el promedio de aportes y contribuciones que hace un trabajador en relación de dependencia: alrededor de 5.000 pesos. Si ustedes analizan el aporte promedio del monotributo es de 353 pesos. Eso muestra una clara distorsión entre los que aportan al sistema previsional porque a la hora de los haberes hay una diferencia enorme en la seguridad del sistema.

A continuación, seguimos analizando cómo se compone la estructura de los beneficiarios del régimen del sistema integrado previsional argentino.

Acá figura una de las características que me gustaría analizar con más detalle. En nuestro sistema previsional argentino quienes han realizado los treinta años de aportes son alrededor de 1.800.000 personas, mientras que el ingreso por moratoria al sistema de jubilaciones, ha incorporado a 3.400.000 trabajadores. Es decir, tenemos aportantes al sistema por treinta años en alrededor de un 40 por ciento del total del sistema; este sistema no tiene sustentabilidad posible.

Cuando vemos que esta relación le quita sustento al sistema estamos encontrando algunos de los temas centrales que no terminan de resolver la cuestión de la sustentabilidad de las futuras generaciones.

Lo mismo vemos cuando analizamos los haberes promedio del sistema. Vemos que hay una gran distorsión entre los distintos beneficiarios, aquellos que han aportado los treinta años que corresponden al sistema previsional y aquellos que no lo han hecho.

Para profundizar más el detalle también podemos verlo en la relación correspondiente a las distintas franjas etarias. En ese sentido vemos que, mirando dichas franjas, la jubilación con moratoria y sin moratoria también tiene una distorsión.

Por eso es importante incorporar en este debate la visión demográfica, los avances sobre la tecnología de la salud y los alcances que tiene el sistema en relación al funcionamiento operativo, porque muchas de estas cuestiones luego van a brindar sustentabilidad al sistema que queremos conformar.

Se trata de un sistema que queremos conformar y que se constituye a partir de una comisión bicameral del Congreso, que tiene una comisión específica con el aporte de todos los actores y que por supuesto, se plantea para las próximas generaciones.

Por último, para analizar el diagnóstico del sistema es importante que miremos el nivel de altas que ha tenido en los últimos años y es importante señalarlo. En años anteriores, donde se abrió la posibilidad de moratorias a aquellos que no han hecho la misma cantidad de aportes que aquellos que sí lo han hecho, si se fijan en 2015 el 87 por ciento de los beneficiarios de las jubilaciones han sido aquellos que han incorporado a través de moratorias, no aquellos que han incorporado por treinta años de aportes.

En estas cuestiones es donde uno analiza la necesidad de la sustentabilidad del sistema.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Quiero decir a los señores que están gritando e insultando, en algunos casos con algunas consignas que forman parte de lo peor de la historia de la violencia, que no van a lograr su objetivo.

Si lo que quieren es impedir que hablemos y no dejar que la comisión funcione, no lo van a lograr. Pueden gritar todo lo que quieran, nosotros seguiremos por el camino de la democracia. Continúe, señor ministro. (Aplausos)

SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL También es importante mirar cómo ha sido la evolución en los últimos dos años. Este gobierno presenta el presupuesto, que van a votar los señores diputados y que esperamos acompañen con el mayor nivel de inversión en la cuestión social. En dicho presupuesto el 76 por ciento es en inversión social. Esto significa que siete de cada diez pesos del presupuesto nacional se van a afectar para inversión social.

Esta es una novedad que quizás a muchos otros gobiernos sorprenda, pero es una parte central para entender que en la Argentina de la transformación y del cambio que queremos dar, tenemos que ser conscientes que hay muchos argentinos que necesitan asistencia y cobertura; por eso desarrollamos esta inversión record en asistencia social.

Asimismo, es importante señalar que este gobierno ha incorporado más del 25 por ciento de beneficiarios a las asignaciones familiares y a las asignaciones por hijo. Esto es algo que no sucedía en mucho tiempo, es algo que ha alcanzado un nivel de universalidad en el beneficio en los jóvenes en la Argentina que no tiene precedentes.

Por eso creemos que debemos insistir con esta política, para analizar la mejora hacia los montos de las asignaciones universales y de las asignaciones por hijo. Por eso determinamos, en conjunto con muchos actores, cómo hemos nominalizado a más de 800.000 jóvenes para que puedan disponer de esto.

Menciono algunas de las cosas sobre las que hemos trabajado. Por ejemplo, hemos duplicado el tope de ingreso máximo del grupo familiar para poder ser beneficiario de las asignaciones familiares y también el del individuo. Asimismo, hemos incorporado a más de 320.000 hijos de monotributistas para que reciban la asignación universal por hijo.

Asimismo, a partir de un decreto firmado por el presidente Macri, incorporamos a los trabajadores por temporada que no eran beneficiarios de las asignaciones familiares. Evidentemente a muchos de los que hoy están gritando no les importan esas cosas, aunque sí dinamitar la democracia porque es uno de los problemas que encuentran.

Los trabajadores incluidos en los programas sociales pueden ser beneficiados con la asignación por hijo sin tener incompatibilidad alguna.

Estas son algunos asuntos que quizás analizaron otros gobiernos pero no los solucionaron; sin embargo, el nuestro sí los resolvió.

Avanzamos para que los trabajadores cuenten con cobertura. Al principio de la gestión devolvimos más de 50.000 millones de pesos al bolsillo de los trabajadores a partir de la suba del mínimo no imponible.

Sancionamos una ley de impuesto a las ganancias surgida del consenso y la negociación con los representantes de los trabajadores.

Avanzamos sobre el Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario aumentando el seguro de desempleo que no había sido actualizado durante diez años.

Avanzamos en muchas cuestiones gracias al diálogo y a interactuar con todos los que no piensan igual. De ese modo alcanzamos los objetivos.

Avanzamos en lo relativo a la Pensión Universal al Adulto Mayor.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores diputados: invito a pasar a un cuarto intermedio y pido por favor a las autoridades de los bloques presentes, a los diputados Rossi y Massot que se acerquen a la Presidencia porque con este nivel de violencia es imposible el funcionamiento de la comisión.

Se pasa a cuarto intermedio.
SR. PRESIDENTE AMADEO Vamos a continuar con la reunión.

Señores diputados y público presente: hemos estado conversando con los señores presidentes de los distintos bloques y hemos resuelto continuar la reunión de la siguiente manera. Los señores legisladores nos han garantizado que vamos a poder seguir trabajando respetando la palabra de los oradores. Terminada la exposición del ministro Triaca, escucharemos las preguntas que tengan que formular los legisladores. Luego daremos lugar a la voz de los representantes de algunas organizaciones que se han hecho presentes. El acuerdo es que se respete a cada uno de los oradores. Espero que esto sea posible.

Con esta condición, vuelvo a dar la palabra al señor ministro Triaca.

SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Uno de los ejes centrales del acuerdo entre el gobierno nacional y las provincias que fue votado en el Senado tiene que ver con las cláusulas vinculadas con el sistema previsional argentino. Estas cláusulas tienen que ver en parte con los problemas que analizamos en el marco del sistema previsional. Pero no dejo de decir que es muy importante que este debate se dé con madurez, porque es parte de un debate posterior que vamos a tener que dar en el marco de la Comisión de Sustentabilidad del Sistema Previsional Argentino, comisión creada por la ley de reparación histórica de los jubilados. Esta ley también instituye una comisión bicameral que se va a encargar del análisis de una propuesta definitiva al sistema previsional en el marco de esa sustentabilidad. Su función va a ser la de analizar un conjunto de cuestiones que tienen una profundidad mayor.

Tal como mencionamos hace algunos minutos, el problema de la informalidad laboral es uno de los temas a atacar. Debemos analizar cómo incorporamos a más de cuatro millones y medio de trabajadores para volver a tener un sistema equilibrado, homologable y previsible en favor de los jubilados.

Si tenemos una economía informal y cuatro millones y medio de trabajadores en la informalidad, evidentemente se debilita el sistema previsional argentino. Por eso, parte de la propuesta del ordenamiento laboral incluye medidas de acción concreta en favor de la formalización de los trabajadores que hoy están en la informalidad.

Algunas de esas cuestiones son las que también requieren de un debate posterior. Me refiero al análisis de los distintos sistemas previsionales argentinos; el impacto demográfico, de las tecnologías de la salud; la sustentabilidad del sistema de aportes y contribuciones y cuánto de esto debe ser financiado por otros sistemas tributarios. Hay un conjunto de cosas que van a necesitar de un análisis posterior y más definitivo sobre el sistema previsional.

La primera propuesta tiene algunos conceptos que son determinantes. A partir de las reformas propuestas en el marco del acuerdo fiscal y de la modificación del sistema tributario, nos vemos obligados a analizar un cambio en la fórmula de movilidad. Ese cambio refleja con mucha claridad que a partir de las modificaciones en el marco tributario -que afecta la recaudación- tenemos que brindar previsibilidad a los jubilados.

Para eso tomamos dos criterios. El primero de ellos es el análisis de una fórmula de actualización que le permita sostener el poder adquisitivo, tener certeza sobre el escenario y la previsión. Por ello, hemos analizado un sistema que no solamente lleve a una actualización trimestral. Se trata de un sistema que en esa actualización trimestral termine dándoles la oportunidad a muchos beneficiarios del sistema previsional argentino y estar mucho más cerca de las variaciones que pueda tener el índice de precios, entendiendo que de esa manera se afecta sobre todo a los que menos tienen.

Un sistema trimestral brinda más certezas, más cercanía con el escenario real de modificación de precios y otorga más oportunidades de sostener el poder adquisitivo del salario.

Este ha sido un proyecto consensuado no solamente con los gobernadores sino que también ha sido tratado por los distintos bloques políticos en el Senado de la Nación. A propuesta de esto se considera la variación de salarios que refleja el RIPTE.

Por eso la propuesta que ustedes van a analizar hoy contempla estas dos cuestiones.

Voy a dejar la palabra al ministro de Hacienda para que haga un análisis sobre los cuadros que ven en la filmina donde la proyección estimada para 2018 demuestra una certeza en favor...

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Silencio por favor; es lo que acordamos.

SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Como decía, esto es parte del sistema que estamos proponiendo.

Se trata de un sistema que a partir de las expectativas del mercado con respecto a la inflación del año próximo, tendrá una posibilidad de recupero del poder adquisitivo de los beneficiarios del sistema previsional que dé certeza sobre sus ingresos, y para el año 2018 estimamos una movilidad real -una variación a favor de los beneficiarios- superior al 4 por ciento.

Sin embargo, no es la única cuestión que contempla esta propuesta, también en ella damos una garantía a aquellos que han aportado durante treinta años y, repito, que aquellos que han aportado en el sistema previsional argentino lo que establece la ley, es decir 1.800.000 trabajadores, son menos del 35 por ciento.

Tenemos un sistema previsional que ha otorgado los beneficios a aquellos en la misma situación que han aportado durante treinta años como a los que no lo han hecho. Esto es parte de la discusión que debe dar este Congreso para brindar esa sustentabilidad.

Por supuesto, también en el marco de esta propuesta, se otorga el derecho al trabajador a seguir en actividad pasada la edad jubilatoria. Esta es una demanda de muchos sectores y jubilados que nos han hablado respecto a la posibilidad de seguir trabajando, que quieren seguir haciéndolo. Las modificaciones a las restricciones que establecía la ley de contrato de trabajo consideran que pueden permitirles continuar con su vida laboral, en la actividad que deseen y extendiendo su actividad en el ámbito laboral más allá de los 65 años.

Estos son algunos de los componentes centrales de esta reforma. Creemos que deben ser parte y marco, como dije anteriormente, de la discusión definitiva que se debe plantear en la Comisión de Sustentabilidad, establecida a partir de la ley de reparación histórica, y que integrará a distintos actores sociales.

Por otra parte, me gustaría señalar con mucha certeza que veo aquí a muchos que defienden el sistema de movilidad anterior y que no lo han hecho así en los momentos en que muchas veces han perdido los jubilados...

Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Allí lo ven, para dejarlo bien claro. Con el sistema de movilidad anterior hubo dos períodos donde claramente han perdido los jubilados.

Me parece que ahí es donde tenemos que analizar esto, más allá de los cambios en la recaudación, más allá de la necesidad de plantear un sistema más previsible que dé certeza y que esté más cerca de los cambios en favor de los jubilados; creemos que es parte de la discusión que se debe dar.

De la misma manera parece que muchos de los actores políticos que están aquí lo hacen con la predisposición para dar este debate, con franqueza, con certeza sobre los datos y sobre el diagnóstico pero también entendiendo que el objetivo de este gobierno es generar un sistema previsional que sea sustentable no solo para el gobierno sino para las próximas generaciones.

Por eso, en ese debate intergeneracional muchas veces algunos enuncian lo políticamente correcto, pero no se dan cuenta de que también estamos discutiendo en favor de generaciones futuras; ese debate requiere de una seriedad que hoy no tienen muchos de los que están aquí.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores, por favor...

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Siguiendo lo acordado con los señores presidentes de bloque, vamos a dar la palabra a los representantes de instituciones sociales que se encuentran presentes.

Tengo seis personas anotadas en la lista, a quienes les pido que acoten su exposición para que podamos tener un tiempo razonable de diálogo. Cinco minutos por persona entiendo es más que suficiente.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor Sergio Palazzo.

SR. PALAZZO Señor presidente: agradezco a los legisladores la oportunidad y a los ministros, la aceptación.

No haré una exposición técnica del tema porque seguramente los especialistas en la materia se encargarán de ello. Simplemente desde el movimiento sindical integrado por la Asociación Bancaria, la Corriente Federal y el núcleo multisectorial de organizaciones convocadas en la plaza mientras trataba el tema en el Senado, pedimos que no voten este proyecto de ley ni ejecuten de forma inhumana e insensible el saqueo al bolsillo de los jubilados. Esta disminución de los haberes significa un plato de comida en cada hogar de los jubilados argentinos.

Manifestaciones en la sala.
SR. PALAZZO No solo se devengó más del 90 por ciento del tiempo de una actualización ya prevista sino también el nuevo cálculo afectará el nivel de ingreso de los jubilados entre un 7 y 8 por ciento. Cuando uno saca la cuenta de lo que ello implica para un jubilado que cobra la mínima, multiplicando la cifra por la cantidad de haberes percibidos en el año, confluye que se termina quitando un haber mensual completo. Estamos hablando de compañeros que apenas perciben la mitad de los 14.000 pesos que el Estado reconoce como la cifra mínima considerada para no ser pobre.

Avanzar en este proyecto de ley que regula para atrás, retroactivamente, incide en algo que busca el gobierno que es la seguridad jurídica. Pregunto qué seguridad jurídica planteará alguien que quiere invertir en la Argentina si sabe que mañana pueden cambiarle las leyes de acuerdo con la necesidad fiscal del Estado. (Aplausos.)

Por otro lado, brevemente explico que no se trata de un ahorro del Estado nacional de 60.000, 100.000, más de 100.000 millones o la cifra que sea, sino de una transferencia porque el Estado no dejará ese dinero para potenciar otra área como es la educación, la salud o la vivienda. Ese dinero se destinará a un sector de la sociedad poderoso como es el empresario para que deje de pagar impuestos en la Argentina. Pareciera que las andanzas de Robin Hood son al revés: acá roban a los más pobres para que los más ricos tengan plata. (Aplausos.)

Escuché muchas veces la palabra "democracia" y hablar del respeto que todos debemos tener por el resultado electoral de octubre. Claro está que cada uno de nosotros lleva la vida defendiendo la democracia y no lo hace a partir de convertirse en funcionario de gobierno. Cuenta de ello la dan los 30.000 argentinos desaparecidos. (Aplausos.)

Creemos en la democracia y en el triunfo electoral que los ubicó en la primera minoría -no en la mayoría-, pero eso no significa que tengan una patente que los habilite a saquear a los jubilados de la Argentina. (Aplausos.)

Asimismo, muchas veces se refirieron al diálogo. Me parece bien porque todos somos hombres de diálogo. Recuerdo que el diálogo por excelencia en un sistema republicano se da en el Parlamento. Sin embargo, hoy se está pidiendo el tratamiento exprés de un proyecto de ley en comisión en lugar de un debate serio, escuchando a especialistas de toda raigambre que ilustren y ayuden a resolver el problema. (Aplausos.)

El Parlamento ya se definió respecto de algunos temas relacionados con el mundo del trabajo. Me cuesta creer en el diálogo cuando el Parlamento votó a favor de la ley antidespido y el presidente de la Nación la vetó, y esa decisión costó 60.000 puestos de trabajo en el sector privado de la Argentina. (Aplausos.)

También me cuesta creer en el diálogo que proponen para resolver el grave problema que significa el tratamiento de este proyecto. Seguramente cuando los jueces fallen a favor de los trabajadores y de los jubilados declarando la inconstitucionalidad de la norma, serán atacados con pedidos de juicio político por los funcionarios del Poder Ejecutivo.

Termino pidiéndoles que no voten una ley que va a perjudicar a los que menos tienen en la Argentina, que son los jubilados y los beneficiarios de las AUH y demás asignaciones familiares.

Durante mucho tiempo se dijo acá y en muchos medios de comunicación que el Congreso era una escribanía. Habida cuenta de que hay algunos gobernadores que dieron conformidad, y de que esto se utiliza como un elemento de consenso, no queremos que lo transformen en un mercado persa, donde todo se cambia y todo se vende, incluso las convicciones. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor Leonardo Fabre.

SR. FABRE Buenas tardes.

Soy el secretario general de APOPS, gremio específico de la ANSES. Mi compañero Palazzo ya se extendió de manera clara sobre los temas exógenos de la ANSES.

Quiero decir a todos, en especial a los representantes de este gobierno, que recibieron un sistema previsional en funcionamiento. La prueba más clara de esto es que se le transfirieron 60.000.000 de dólares a través del FGS. Hoy la ANSES sigue teniendo más dinero que el Banco Central. Me pregunto: ¿dónde está la falta de sustentabilidad de la ANSES? (Aplausos.)

Lo que no tiene sustentabilidad es esta reforma vergonzosa. Ya se atrevieron a muchas cosas. Se atrevieron a desfinanciar deliberadamente a la ANSES, eliminando impuestos que la financiaban como, por ejemplo, el impuesto al tabaco. El tabaco ahora no paga impuestos, mientras que antes iba íntegramente a la ANSES. Ahora no sabemos a dónde va ese dinero. O sí sabemos: a las empresas amigas de este gobierno.

Después eliminaron el impuesto a la minería. Dijeron que iba a haber más trabajo en la minería. Desde que ustedes dijeron eso ya van 8.000 nuevos desempleados en la industria de la minería.

Ustedes nos desfinancian permanentemente. Son ustedes los que buscan el debilitamiento de la ANSES para rematarla al mejor postor, como lo hicieron en los años noventa. (Aplausos.) El señor presidente de esta comisión fue uno de los funcionarios de los años noventa. (Aplausos.) Realmente no sé cómo le da la cara para volver a traer la receta del Fondo Monetario Internacional, perjudicando en especial a los que más sufren que son los jubilados y pensionados. Ya Patricia Bullrich les había sacado el 13 por ciento. ¿Se acuerda, señor presidente? Ahora ustedes también quieren cumplir. Ustedes podrán cumplir con los extranjeros pero los argentinos no nos olvidamos de los noventa. Tampoco nos vamos a olvidar de lo que usted firme hoy. Esto marca la historia de los hombres: historias de lealtades hacia el pueblo argentino, o historia de traiciones.

Como trabajador de la ANSES denuncio el vaciamiento permanente que está haciendo este gobierno a nuestra institución. (Aplausos.) Pudimos frenar el negociado de Qatar, donde la señora vicepresidenta fue personalmente a firmar ese absurdo depósito de 1.000.000.000 de dólares de trabajadores de la ANSES, en un lugar realmente peligroso, dicho esto por la comunidad internacional.

La señora vicepresidenta está procesada. También está procesado el señor presidente. Y el director ejecutivo en ese momento del FGS fue correctamente renunciado. Pero no terminan; vuelven al ataque. El señor Luis Caputo se llevó 500 millones del FGS. Qué casualidad que lo depositó en el banco del cual era presidente: el Deutsche Bank. No hay información; permanentemente estamos pidiendo información, que se haga público lo que pasa en el FGS y no lo están haciendo. ¿Por qué no lo están haciendo? ¿Por qué no muestran las cuentas?

Ustedes quieren -si les sale bien- privatizar otra vez la previsión en la Argentina. Y, si les sale más o menos, tercerizarla a favor de sus propios intereses. No confiamos en absoluto en este gobierno. Sabemos qué es lo que tenemos que hacer los trabajadores dentro de la ley. Haremos todo lo necesario dentro de la ley para preservar un derecho constitucional como es el derecho jubilatorio en la Argentina. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora Sonia Alesso.

SRA. ALESSO Saludo al señor presidente de esta comisión, al señor ministro de Trabajo y a los señores legisladores.

He asistido vergonzosamente -quiero decirlo- a una situación en la que se ha golpeado a jubilados, personas con discapacidad y docentes, como es mi caso. Muchas maestras y el resto de los trabajadores quisieron ingresar y no pudieron. La democracia, entendida como la entendemos los trabajadores, es otra cosa. (Aplausos.) Es lo primero que quiero decir. Destaco también la persistencia de este pueblo que no va a dejar de pelear; la persistencia de este pueblo que se manifestó en las calles y que lo va a volver a hacer. La persistencia de los docentes y trabajadores estatales. Aquí están mis compañeros de ATE. Se han anunciado 25 mil despidos. Vamos a estar peleando en la calle, señor presidente.

Quiero decirles que mienten. A los señores diputados que dicen que les importa el pueblo y sus provincias les quiero decir que están a punto de votar otra gran estafa al pueblo argentino. (Aplausos.) ¡Les quiero pedir que no lo hagan! (Aplausos) No usen de excusa a las economías provinciales.

Muchos de los que estamos acá sabemos qué fue lo que pasó en los 90. Nosotros estuvimos acá enfrente; en una carpa blanca. Sabemos qué fue lo que pasó cuando este Congreso votó las leyes de flexibilización laboral y de emergencia previsional. Eso no sólo pasó a nivel nacional. Luego, se trasladó a cada una de las provincias. Nosotros teníamos maestros que no cobraban el salario en Entre Ríos, Santa Fe, demoras, bonos, cuasimonedas. Ese es el camino.

Dejen de mentir, esto no es para garantizar trabajo, es para seguir pagando los intereses de la deuda externa, para seguir hambreando a nuestro pueblo y seguir despidiendo trabajadores. (Aplausos)

Quiero pedir a los señores legisladores que voten a conciencia, para que puedan dormir tranquilos y también que piensen en qué va a pasar en cada provincia. Además, sepan que estas leyes, tanto la reforma laboral, como la impositiva y los pactos fiscales, van a consolidar el nuevo saqueo de nuestro país y van a volver a llevarnos a los trabajadores al hambre y a la miseria.

Para terminar, quiero decir que están pidiendo a los legisladores, que representan y se deben al pueblo que los votó -no a los gobernadores-, que voten una ley que es inconstitucional. Ese pueblo está acá, reclamándoles que no voten este proyecto de ley.

Por último, y ya que está presente el señor ministro Triaca, solicito que nos convoque a la paritaria nacional docente. Los maestros estamos pidiendo paritaria nacional, cumplimiento de la ley, no al pacto fiscal, no a la reforma laboral, no a la reforma previsional, no a los acuerdos fiscales con las provincias. Todo ello será hambre para nuestro pueblo y el cierre de nuestras economías regionales. (Aplausos)

SR. PRESIDENTE AMADEO Gracias, señora Alesso.

Tiene la palabra el señor Carlos Ortega.

SR. ORTEGA Señor presidente, señores diputados: como trabajador de la ANSES y como parte del Movimiento Obrero Argentino vengo aquí a repudiar y rechazar este proyecto de ley de reforma previsional. (Aplausos)

Esto no es una cuestión solamente corporativa porque trabajo en ANSES y también represento a sus trabajadores. Estoy aquí porque creo que a partir de la aprobación de esta iniciativa y de la manera que se la quiere aprobar -con un método exprés y sin discutir en profundidad-, el Movimiento Obrero en su conjunto, los jubilados y los jóvenes, todos vamos a la bancarrota, compañeros.

El señor ministro habló mucho de sustentabilidad, de movilidad, de cuestiones que son casi carne de cada uno de los trabajadores de la ANSES. Quiero explicarles, señor ministro y señor presidente, que durante casi ocho años el fondo de garantía de sustentabilidad creció geométricamente y no lo hizo sacando guita a los jubilados sino pagándoles como se debía hacer. (Aplausos)

Ante cada crisis, tanto internacional como nacional, el fondo de garantía fue el reaseguro de fuentes de trabajo de miles de trabajadores que generaron el círculo virtuoso de más trabajo, más aportes y mejores jubilaciones. Hoy con este proyecto de ley lo estamos quebrando y si lo hacemos, también estaremos quebrando a los jóvenes que van a cobrar la AUH y los van a saquear.

Entonces, se trata de un proyecto de ley no beneficia a nadie, ni a los jubilados ni a los jóvenes de la AUH ni a quienes más necesidades tienen. Tampoco beneficia a los trabajadores en cuando al aumento de la edad jubilatoria. Es mentira eso de "estoy viejo pero tengo ganas de seguir trabajando" sino que va a ser una obligación porque la jubilación que le van a pagar va a ser una miseria y va a tener que seguir trabajando, mientras miles de jóvenes se van a quedar en la calle porque no van a conseguir trabajo. (Aplausos)

Por eso, habría que preguntarle a los gobernadores, que no están presentes, qué harán con el 20 por ciento del impuesto a las ganancias que sacan de la ANSES para dárselo a las gobernaciones, al fondo del conurbano y a un montón de distritos que no sé bien cómo se manejan.

Me gustaría que estuvieran presentes los gobernadores y dieran la cara al pueblo. Ustedes son los diputados y como decía Sonia Alesso, son los representantes del pueblo y tienen que bancar no solo las jubilaciones sino también el trabajo, la asignación universal por hijo, el Procrear, el Progresar y todos los programas desarrollados durante diez años. Hay que empezar a hablar en serio. No se trata de una campaña política sino de intentar la destrucción del sistema de seguridad social en la Argentina.

Como miembro del movimiento obrero organizado, repudio y rechazo este proyecto de ley. (Aplausos.)



SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor Christian D'Alessandro.

SR. D'ALESSANDRO Señor presidente: en la noche del 30 de noviembre, y en tiempo récord, el Senado de la Nación sancionó el proyecto de ley que pretende, entre otros puntos, bajar lisa y llanamente el sueldo a los jubilados condenándolos a una pérdida de derechos. Esto se hizo menoscabando la dignidad de los millones de adultos mayores que perciben sus beneficios mediante la ANSES, como así también de los niños por los que se perciben asignaciones familiares y la asignación universal por hijo.

El presidente Mauricio Macri no dudó en impulsar un plan de ajuste que atenta contra los trabajadores. El colmo es que se metió directamente en el bolsillo de los más vulnerables, nuestros niños y los jubilados, siguiendo los lineamientos del Fondo Monetario Internacional que encomendó a países como España -lean los diarios de hace tres o cuatro meses- que atara los sueldos de los pasivos al índice inflacionario.

Ahora, este gobierno pretende introducir una modificación a la ley actual de movilidad previsional que de llegar a contar con el visto bueno del Congreso a partir de la sanción de esta Cámara, a partir del 2018 las jubilaciones aumentarían conforme la inflación en un 70 por ciento y la variación de los salarios, en un 30 por ciento, en función del RIPTE. Este aumento perjudicará a los que menos tienen, quitando del bolsillo de los jubilados más de 660 pesos en marzo próximo.

Tomando en cuenta la actual fórmula de movilidad, calculada en marzo y septiembre, la jubilación mínima debería ser de aproximadamente 8.296 pesos. Esta cifra es tomada a partir del índice del 14,5 por ciento. Sin embargo, con el "índice Macri", la cifra solo alcanzaría los 7.633 pesos, considerándose un aumento del 5,7 por ciento para todos los beneficiarios.

Siendo la jubilación mínima hoy de 7.246 pesos, con el nuevo esquema del gobierno en marzo de 2018 se ajustaría a 7.659 pesos. Esto significa una diferencia real de 413 pesos mensuales. Es decir que los 3 millones de los que perciben la jubilación mínima, cobrarían solamente 13,76 pesos más diariamente, lo que constituye una burla sin precedente. (Aplausos.)

A este irrisorio, chistoso y dantesco frío número se le suma algo peor: veintitrés gobernadores provinciales con sus firmas y sometiéndose a las condiciones del Estado nacional, pusieron en bandeja al presidente Macri la cabeza de los jubilados argentinos. (Aplausos.) Digo esto porque de los veintitrés gobernadores, trece tienen sus propias cajas previsionales: Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco, Formosa, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. ¿Por qué las nombro? Créanme, señores diputados, que los jubilados de esas provincias también van a sufrir. A la larga o a la corta verán perder el poder adquisitivo y también la plata.

Advierto que la ley de Reparación Histórica número 27.260 -véanla ya que es gratis- en su artículo 27 instituye la armonización de los sistemas previsionales provinciales. Se trata de la adecuación de las normativas de las provincias a lo que dispone la Nación. Esto significa que aquellas provincias que pagan el 82 por ciento o valores por encima de los que abona la ANSES, deberán afrontar sus pagos conforme el índice que ustedes próximamente votarán.

El plazo para que esta intromisión se concrete lo suministra el decreto 894 de 2016 que establece: "Respecto a la armonización normativa previsional, se requerirá a las provincias completar el proceso de armonización normativa en un plazo no mayor a cuatro años". Vamos transitando casi dos años de ese plazo.

La población argentina en su totalidad en cada uno de los rincones del país verá como ustedes, de llegar a votar a favor el proyecto de ley, darán el tirón de gracia a la guillotina para entregar en bandeja la cabeza de nuestros jubilados al gobierno nacional.

Con desparpajo y descaradamente, reconociendo lo terrible que será para nuestros adultos mayores, el senador Pichetto señaló que en defensa de los jubilados -palabras más, palabras menos- se había llegado a negociar que se otorgaría un porcentaje mayor que será calculado por la inflación más el índice RIPTE. Pero ese aumento adicional no es más que un hueso para entretener, que lo que realmente dejará en las manos de todos los jubilados que están aquí.

A los jubilados hoy ni siquiera les alcanza la quincena, con 7.246 pesos en bruto que cobran por mes frente a una canasta de 17.523, según los datos de la defensoría de la tercera edad.

Debemos desmitificar que a los jubilados se les dará el 82 por ciento móvil. Eso es mentira. Lo que pregona el artículo en cuestión será el 82 por ciento del salario mínimo vital y móvil para aquellos que hayan aportado treinta años reales al sistema previsional, dejando afuera las moratorias, las pensiones por fallecimiento, los retiros por invalidez, y a quienes hayan utilizado los servicios de declaración jurada, es decir, incluyendo a casi nadie. Además, el 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil, teniéndolo hoy en 8.860 pesos con una jubilación de 7.246 en bruto, está a 18,56 pesos de obtenerse. Hablo de los jubilados que perciben el ingreso más bajo. De continuar con la actual fórmula que tenemos de marzo y de septiembre, en julio de 2018, cuando el salario mínimo aumente a 10.000 pesos y su correlación para los adultos mayores sea de 8.200 pesos, el haber previsional -o sea, la jubilación mínima con un 14,5 por ciento- estaría en los 8.296,67. Es decir que superaríamos el 82 por ciento móvil.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señor diputado: le pido por favor que vaya finalizando. Ya van ocho minutos de exposición.

SR. D'ALESSANDRO Están creando una crisis donde no la hay, con el sistema previsional y la eliminación de las contribuciones patronales. Recordemos que la reforma laboral que también se está debatiendo elimina las contribuciones patronales. Mientras tanto, en este proyecto de ley estamos hablando de que el empleador va a dejar de tener la obligación de afrontar las cargas de toda persona que acceda a la PBU después de los 65 años. Por ende, están creando una crisis donde no la hay.

¿Qué quieren hacer? ¿Quieren privatizar el sistema previsional? Como dijo el titular de la ANSES Emilio Basavilbaso en aquella reunión de la comisión bicameral, hay que rediseñar el sistema de ahorro voluntario, y mejorar el sistema previsional argentino con un primer pilar que sea público y contributivo, y un segundo pilar que sea de ahorro voluntario. Esto es, lisa y llanamente, lo que tuvimos: AFJP o, si prefieren, cajitas felices.

Se están violando las garantías constitucionales y la Convención Internacional de los Derechos del Niño, porque esto no solo afecta a los jubilados sino también a los niños, a través de la asignación familiar y la asignación universal. Están afectando también la Convención Interamericana de los Derechos de las Personas Mayores, ratificada por este Congreso hace pocos meses.

Por último, quiero apelar a la conciencia de cada uno de ustedes porque acá no hay grises. Acá hay blancos o negros. No se van a permitir parches a los parches porque lo que quieren es introducir algún cambio para modificar el parche y el engendro que están cometiendo.

Votar a favor o hacerlo en contra de los más vulnerables... Ustedes, señores diputados, están usufructuando una banca porque fueron elegidos por todos estos jubilados.

Es por ello que les pido, imploro y suplico que piensen que tienen el poder de condenar o no más aún a la miseria a quienes pueden ser sus padres o abuelos.

Finalmente, tomando las palabras del fiscal Strassera en el Juicio a las Juntas, les pido a los señores diputados que con los jubilados "Nunca Más". (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor Miguel Fernández Pastor.

SR. FERNÁNDEZ PASTOR En primer término, quería decir que hay aquí representantes de distintos centros de jubilados, entre ellos, la Confederación de Jubilados y Retirados de la República Argentina con personería jurídica desde 1948 y cuyo titular es el señor Carlos Valle. Espero tener la capacidad de representarlos dignamente a través de este discurso.

Todos sabemos que durante los últimos días hemos asistido a la especulación acerca de cuál es el ahorro en materia previsional que representa esta ley. Algunos medios difundieron que el gobierno especulaba con que serían 70.000 millones, el diario "Clarín" publicó que se trataba de 100.000 millones, y el CEPA habló de 116.000 millones.

Lo cierto es que como decía el profesor Fayt, los hechos son sagrados y las opiniones son libres. Y hoy se firmó un decreto de necesidad y urgencia - el 1013- por el cual se transfieren del sistema de seguridad social la friolera de 84.500 millones de pesos para el presupuesto del año 2018. O sea, se le descuenta esa cantidad de dinero. Por lo tanto, ese es en principio el ahorro que el gobierno espera tener a partir de la sanción de esta ley.

La pregunta que surge inmediatamente es la siguiente. Si esa masa de dinero está destinada al pago de prestaciones de la seguridad social y se le restan 84.500 millones de pesos, ¿a quién se le sacan? ¿De quiénes son esos 84.500 millones de pesos? ¿Cómo se distribuían esos 84.500 millones de pesos? Era de los beneficiarios y formaba parte del haber de cada uno de las 17 millones de personas que son los beneficiarios del sistema de seguridad social.

Cuando se habla de estos temas siempre digo que a los que estamos jubilados nos podrán sacar el 8 por ciento. Eso efectivamente lo concretarán, pero no nos va a cambiar la vida demasiado. A quienes sí les va a cambiar la vida es a los que vienen detrás de nosotros. Esos son los verdaderos damnificados de esta ley. Quiero que sepan que la modificación de la fórmula de movilidad que unificaba el haber inicial de los futuros jubilados fue diferenciada. Es decir, una se mide por el 70 por ciento de inflación y el 30 por ciento del RIPTE mientras que la otra pasa a ser directamente por el RIPTE. Esto quiere decir que los trabajadores activos, a partir de 2018, si la interpretación es aplicar el RIPTE para todo el período, están perdiendo en el cálculo del haber inicial el 20 por ciento. Esto quiero que quede registrado porque es central: los trabajadores activos deben saber que ellos son los verdaderos damnificados.

Quiero decir también que cuando este Parlamento vota y ratifica convenios internacionales, generalmente aquellos que expusieron el convenio o que fueron miembros informantes, cuando terminan dan informes a la prensa diciendo que ahora sí hemos garantizado derechos, cuyo cumplimiento será visualizado por todo el mundo.

Por eso me gustaría aprovechar este tiempo, y les ruego por favor que fijen bien las fechas en que estos convenios fueron ratificados: el 5 de noviembre de 1984 se firmó la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el 6 de mayo de 1986, se ratificó el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el 23 de octubre de 2003, se ratificó la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Esos tres convenios taxativamente prohíben ir en retroceso de derechos sociales o culturales. Lo dicen con esta claridad: "La obligación general de procurar constantemente la realización de los derechos consagrados sin retrocesos." Los retrocesos configuran una violación del artículo 26 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Es bueno tener esto en cuenta porque los convenios interamericanos, o los convenios internacionales ratificados por este Parlamento, forman parte de la Constitución Nacional. A veces nos llenamos la boca hablando de ella pero cuesta mucho cumplirla con toda la dignidad que corresponde a convenios de estas características.

Estos convenios defienden los derechos humanos de todos, sobre todo de los más vulnerables, porque hacia ellos van dirigidos cuando se intenta defender los derechos sociales, económicos y culturales.

Por lo tanto, me parece que lo que se intenta desarrollar, con la modificación de esta ley de movilidad jubilatoria, es un claro retroceso en materia de derechos sociales. Por esa sola razón es inconstitucional pero también lo es por la forma de aplicación de esa resolución porque se matan seis meses de este año que ya fueron devengados y correspondían ser cobrados en marzo del año pasado.

Para concluir, quiero que reflexionemos con un mínimo de racionalidad y sentido común. ¿Cómo es posible que un país que el año próximo va a pagar 200.000 millones de pesos en intereses para pagar las LEBAC tenga que sacar 84.500 millones de pesos a los más pobres de la Argentina? (Aplausos)

No tengo dudas respecto a que el compromiso político quizás obligue a muchos a firmar un dictamen de estas características y posiblemente a votarlo. Tengan en cuenta que probablemente se lleven un triunfo parcial pero, en definitiva, la historia los condenará. (Aplausos)

SR. PRESIDENTE AMADEO Señores diputados, tal como lo acordamos vamos a comenzar ahora con las preguntas.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Es libre de retirarse, señor. (Aplausos)

Suponiendo que todos vamos a cumplir con lo acordado, vamos a comenzar con el turno de las preguntas y exposiciones de los señores diputados.

Quiero informar que está a la firma de los señores diputados los dictámenes que ellos quieran presentar.

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Massot.



SR. MASSOT Señor presidente: en primer lugar agradezco la predisposición de los ministros a brindar explicaciones, como vienen haciéndolo desde hace dos años cuando nos hicimos responsables del gobierno. Esta palabra es muy importante, porque muchos presentes en este recinto carecen de esa cualidad.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Hago el suficiente énfasis porque como muchos de mis colegas presentes saben, me toca la grata tarea -digo grata porque muchas veces es muy grata al final- de generar consensos entre todos los señores diputados sobre los distintos proyectos de ley: los fáciles y también los difíciles.

Tengo enorme respeto por todos ustedes, del que carecen alguno de los presentes.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Los hemos escuchado y lo haremos todo el tiempo que haga falta. Pedimos el mínimo respeto también de parte de ustedes.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Decía que tengo un respeto extremo por todos mis colegas y especialmente por muchos que tienen gran trayectoria en un partido principal que no es el de mi filiación sino el Partido Justicialista, que hoy están presentes. Quiero nombrar a muchos, entre ellos a los diputados Gioja, Rossi y Filmus, sin desmedro de los demás, que ocuparon cargos muy importantes y de enorme relevancia en la vida política argentina.

No soy amigo de la grieta para nada; la desprecio.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Pero la verdad es que la grieta arranca con la irresponsabilidad de los que gobernaron y hoy con mucha liviandad se dedican a criticar lo que ellos mismos formaron. Prendieron fuego la casa y se quejan del olor a humo. Sean un poco responsables y un poco coherentes.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Respeto muchísimo a todos los militantes que vinieron por convicción. Insisto, respeto a todos los que vinieron por convicción y respeto un poco menos a quienes vinieron con un interés que nada tiene que ver con la verdad, con la buena gestión, ni con el honesto debate al que hoy estamos abocados.

Me parece muy bien que discutamos sobre derechos adquiridos, para eso estamos los legisladores nacionales, pero los derechos adquiridos tienen que ser realidades posibles y no enunciados abstractos imposibles de cumplir. No hay derecho adquirido cuando las jubilaciones se pagaron con una máquina de imprimir billetes o a partir de la toma de deuda permanente. (Aplausos.) No les tembló el pulso para pagar en efectivo al Fondo Monetario Internacional. (Aplausos.) ¿Dónde estaba la plata de los jubilados en ese entonces? ¿Dónde estaba la plata de los jubilados cuando no dudaron los responsables, entre ellos un ex director de la ANSES, en hacer un acuerdo espurio para quedarse con la Casa de la Moneda? ¿Dónde estaban los carteles Baradel? ¿Dónde estaban los carteles Palazzo cuando se quedaron esperando la muerte de 300.000 jubilados?

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Ellos estaban esperando por cobrar lo justo y ustedes esperaban que murieran.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT ¡Irresponsables! ¡Incoherentes! ¡Hágase cargo, Gioja! Usted es el presidente del Partido Justicialista. ¡Hágase cargo! Usted es responsable de esta situación.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT ¡No miren para otro lado! ¡Sean corajudos primero para escuchar con madurez y después para debatir cómo salimos de este quilombo en el que ustedes nos metieron!

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Ahora bánquensela. Ahora nos van a escuchar a nosotros. ¡Háganse cargo una vez, muchachos! Una sola vez. Quieren pedir por la guita, vamos juntos a Ezeiza y a Marcos Paz y pidamos por la guita. ¿Por qué no vamos a ir a pedir por la guita? ¿Por qué no vamos? Yo soy el primero en ir con ustedes.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT ¡El primero! ¡Háganse cargo, muchachos!

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT Señores diputados: no sintamos culpa. Estamos arreglando lo que otros no tienen los huevos para arreglar.

Miremos a todos con la frente en alto. Miremos a todos con la responsabilidad que sabemos que ejercemos. Estamos dándole un destino a este país, destino que no les importó a ustedes. Se trata del destino de los jubilados y de todos ustedes. Las jubilaciones no se pagan ni con la maquinita de hacer dinero ni con la deuda externa: se pagan con los recursos de los trabajadores, esos mismos trabajadores que ustedes condenaron a la informalidad.

Manifestaciones en la sala.
SR. MASSOT No piensen que lo mío es una provocación: es solamente un grito desesperado para que se hagan responsables de algo.

El segundo punto de esta medida nadie lo menciona y tiene que ver con el 82 por ciento móvil para los jubilados que cobran la mínima, que ustedes vetaron. ¡Háganse cargo y discutan con honradez, y sobre todo con honestidad! (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Hay treinta y dos diputados anotados en la lista de oradores.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Pido que respetemos el derecho de todos los diputados para expresar su opinión. Supongo que la mayoría de los presentes está de acuerdo con las reglas democráticas de funcionamiento de este Congreso. Debemos oír tanto las voces que nos gustan como las voces que no nos gustan.

SR. YASKY ¡Están provocando!

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Diputado Yasky: hay que aprender a escuchar lo que te gusta y lo que no te gusta. Esto no es el palco de la Plaza de Mayo sino el Congreso de la Nación, así que hay que escuchar. Acá somos todos iguales.

Tiene la palabra el señor diputado Gioja.

SR. GIOJA Señor presidente: voy a ser muy breve en mis consideraciones.

He pedido la palabra porque fui aludido. Tal vez por su juventud o porque la vida todavía no le muestra lo que cuesta vivir y apostar en serio por este país, no voy a tomar como amenaza ni como provocación lo que ha dicho el diputado Massot. Más bien lo voy a archivar.

Lo que sí voy a decir es que estoy orgulloso de ser argentino. Estoy orgulloso de tener la celeste y blanca y de ser justicialista. Son algunos de los mayores honores que me ha dado la vida. (Aplausos.)

No voy a repetir lo que han dicho los cinco compañeros que me han precedido en el uso de la palabra. Les agradezco que lo hayan hecho. Solamente voy a hacer unas preguntas.

En primer lugar, estoy viendo que no hay beneficio para nadie con esta ley. Pareciera que el oficialismo no va a ganar, y que la posverdad va a hacer aparecer que los jubilados graciosamente van a aportar para que el Ejecutivo nacional baje el déficit. Creo que definitivamente esto no es así.

La primera pregunta que quiere hacerle al señor ministro Triaca se refiere a cuánto representa en plata, para el presupuesto 2018, esta reforma que quieren hacer. Claramente, es una reforma hecha a la baja del salario de los jubilados y, yo agregaría, que de la seguridad social en general.

No voy a repetir lo que claramente se ha dicho acá. Sí voy a hacer hincapié, porque tengo los datos, es que están perjudicando a casi 16 millones de personas en la Argentina, especialmente a 8.066.851 niños, niñas y adolescentes. Porque están usando un coeficiente para actualizar distinto al que se viene utilizando. Esos niños se conforman con 3.941.893 asignaciones universales por hijo. Este es un dato del mes de septiembre extraído de la página del ANSES. Además, hay que agregar 4.124.958 asignaciones que tienen que ver con el salario a personas que ganan hasta un tope y tienen relación de dependencia.

Lo han dicho al pasar quienes me precedieron en el uso de la palabra: esto es un daño a la niñez, que tiene que ser protegida.

Señor presidente: dejando planteada la pregunta, claramente quiero decir que esta ley afecta a los que menos tienen y por otras leyes le están dando más al que más tiene. En definitiva, les sacan a los pobres y les dan a los ricos. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor ministro de Hacienda.

SR. MINISTRO DE HACIENDA Oportunamente hemos enviado al Congreso nuestro proyecto de ley de presupuesto que ya incorpora la previsión de gastos en jubilaciones, pensiones y en los rubros que tienen que ver con la AUH. En el presupuesto ya tenemos establecida una partida que crece un 22 por ciento con respecto al gasto del año 2017. Lo que podemos saber es que el gasto previsional del año que viene se prevé en un 22 por ciento y supera en, por lo menos, seis puntos a la previsión de inflación, no del gobierno -que es del 12 por ciento según las metas del Banco Central- sino la del promedio de analistas que responden a la encuesta del Banco Central y que prevén una inflación del 16 por ciento el año próximo.

Es decir, habría una mejora -punta a punta- de seis puntos porcentuales en las jubilaciones el año próximo que se suma a los tres puntos porcentuales de aumento que tuvieron en el año 2017 y al 2 por ciento de incremento que está previsto para el 2019 mediante esta fórmula.

Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE HACIENDA O sea, en tres años se sumaría un incremento real del gasto en jubilaciones de un diez por ciento.

Es imposible realizar una estimación de la diferencia que genera el pago según la fórmula que estamos proponiendo en esta ley previsional con respecto a la vigente. La ley vigente, que fue diseñada por el kirchnerismo, que mentía con los índices...

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores diputado de la oposición, es muy difícil, no entiendo cuál es el sentido...

- Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO No entiendo cuál es el sentido de sostener este nivel de agresión permanente e impedir el diálogo.

Tiene la palabra la señora diputada Donda Pérez.

SRA. DE PONTI En primer lugar, quiero decir que desde mi bloque y también con todos los diputados y diputadas que aquí estamos...

SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada, le di la palabra a la diputada Donda Pérez.

SRA. DE PONTI Ah... perdón.

SR. PRESIDENTE AMADEO Discúlpeme, pero tengo que cumplir...

SRA. DE PONTI Como me la dio al principio y después me quitó la palabra, interpreté que me tocaba hablar...

Quería decir que venimos a oponernos a esta reforma por diversos motivos. Para empezar, porque aquí no están presentes ni tienen voz los actores sociales que son los sujetos que van a ser perjudicados por estas reformas.

Después del escándalo que vivimos hace un rato, a la fuerza se impuso que algunos representantes sindicales o sectoriales hablaran. Sin embargo, aquí hay 17 millones de argentinos y argentinas que van a ser afectados y que tienen representación en sindicatos, en organizaciones sociales y en asociaciones de jubilados. Una reforma seria, discutida responsablemente, merecería que los representantes estén aquí exponiendo sus motivos.

El clima que estamos viviendo en esta reunión tiene un solo responsable y es el oficialismo, porque pusieron policía en la puerta del anexo para no permitir que ingresen las personas que querían participar de la reunión y la seguridad está generando que no se puedan expresar quienes quieren hacerlo.

Creo que el único responsable del clima que estamos viviendo es el oficialismo y esto tiene que ver con un Congreso que sesiona a espaldas del pueblo argentino.

El conjunto de las reformas que quieren que votemos en tres semanas en el mes de diciembre es para recortar derechos a trabajadores y trabajadoras, a los sectores populares de la Argentina y lo van a hacer a espaldas de nuestro pueblo como lo ha hecho el Poder Legislativo en estos dos años de gobierno que lleva el macrismo en el poder.

Esta es la única causa por la que hoy estamos asistiendo a una reunión escandalosa, en la que con la violencia se intenta acallar las voces de los actores sociales que vienen a representar no solo a jubilados y jubiladas sino a titulares de asignaciones universales, de asignaciones familiares, a los trabajadores y trabajadoras de la economía popular que dependen de ese salario indirecto para completar los ingresos que obtienen con sus trabajo. Son 17 millones de argentinos los que serán perjudicados con estas reformas.

Esta reforma es producto de un pacto entre los gobernadores y el presidente que han decidido avanzar en este sentido. Aquí me parece que hay que decir algo muy claro: los políticos no son los dueños de los recursos de los jubilados y jubiladas, no son los dueños de las cajas, ni de los aportes de los trabajadores y trabajadoras. Esos aportes no pueden tener un destino decidido por los políticos argentinos a espaldas del pueblo. (Aplausos). Esto es lo que ha sucedido con cada una de estas reformas: la previsional, la tributaria, la laboral y la política.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Continúe por favor, señora diputada.

SRA. DE PONTI Pedimos a los compañeros trabajadores de seguridad que dejen tranquilas a las personas que se están expresando. Por favor, necesitamos escuchar las voces de las personas presentes en esta comisión que representan al conjunto del pueblo argentino.

SR. PRESIDENTE AMADEO Las personas que se hicieron presentes no quieren que siga la reunión.

Señora diputada: la escucho. Si no, le doy la palabra a otro señor diputado.

SRA. DE PONTI Estamos participando de la comisión. Sigo con mi intervención.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada: ¿no habla más?

SRA. DE PONTI Sí, sigo hablando.

SR. PRESIDENTE AMADEO Tengo veintidós diputados anotados.

SRA. DE PONTI Voy a redondear.

Quiero hacer una pregunta a los ministros presentes.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Si es cierto lo que estoy escuchando acerca de que ha sido agredido un señor periodista, este hecho habla del nivel de violencia de quienes vinieron aquí y se sienten representantes del pueblo.

Pido disculpas al periodista agredido por estas personas.

¿Señora diputada, continúa?

SRA. DE PONTI Hay personas que vienen siendo agredidas desde que comenzó la reunión, señor presidente.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada, si no continúa en el uso de la palabra, paso a otro señor diputado.

Tiene la palabra el señor diputado Lipovetzky.

SRA. DE PONTI Todavía no terminé. No puedo ser indiferente a lo que ocurre.

Termino preguntando a los ministros y a muchos diputados oficialistas que expusieron en diversos lugares sobre los beneficios que consideran que supuestamente tiene esta reforma, si en alguno de los posgrados y masters que hicieron en las universidades del exterior o en los títulos que figuran en sus currículums, les enseñaron alternativas o una mejor forma de tapar los agujeros y resolver el déficit fiscal que no sea robando la plata a los jubilados, las jubiladas y a los que menos tienen en nuestro país. Esa vieja receta nos llevó a la ruina, al hambre y a la pobreza de nuestro pueblo.

Las reformas en tratamiento son contra los de abajo, contra los compañeros y las compañeras, contra los trabajadores y las trabajadoras que necesitan del Estado para vivir con dignidad. Estas reformas afectan sus todos sus derechos. Si esto está pasando, es porque hay diputados y diputadas que dicen una cosa públicamente, otra en campaña y luego no se hacen cargo ni defienden los intereses de los argentinos. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor ministro de Hacienda para responder la pregunta de la señora diputada.

SR. MINISTRO DE HACIENDA Señora diputada: la implementación del cambio de fórmula no reconoce su origen en motivos fiscales.

La Argentina necesita implementar una fórmula que proteja el valor real de las jubilaciones, como ocurre en la mayor parte de los países del mundo. La actual fórmula genera problemas en los jubilados en los años en los que existe aceleración inflacionaria. Eso ocurrió en 2010, 2014 y 2016. Durante esos años los jubilados perdieron un promedio de 7 por ciento real. Inclusive, la fórmula actual genera mucha volatilidad en los ingresos en el año. Al ser un ajuste semestral entre septiembre y febrero de cada año se producen variaciones reales promedio del 13 por ciento, que quienes menos tienen no tienen cómo afrontarlas. Una fórmula de ajuste trimestral va a morigerar muchísimo esa volatilidad real que existe dentro del año. Asimismo, va a evitar que durante los años en los que existan movimientos ascendentes en la inflación los jubilados pierdan cuantiosos recursos como los perdieron en 2010 y 2014.

La implementación de la fórmula también escinde la política tributaria del gasto en jubilaciones y de la percepción de haberes. Así debe ser. La percepción de haberes no tiene que ser afectada por modificaciones en la política tributaria.

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora diputada Donda Pérez.

SRA. DONDA PÉREZ Señor presidente: para todos y todas es un debate de mucha tensión. La responsabilidad de esta tensión la tiene el oficialismo.

Voy a pedir a todos y a todas que nos calmemos para poder escuchar.

¿Por qué digo esto? El oficialismo tenía la responsabilidad de construir un escenario de debate donde se escucharan todas las voces. Cuando Macri asumió como presidente inició una campaña diciendo que iba a saldar la grieta, y a reconciliar a los argentinos y a las argentinas. Esto que estamos viviendo es una muestra de lo que se está haciendo. Lo único que se genera es un escenario donde se enfrentan pobres contra pobres, y trabajadores contra trabajadores.

Quienes están ahí de traje son trabajadores de Seguridad del Congreso de la Nación con los que compartimos muchos días laborales. Quienes están queriendo hacerse oír son los jubilados y jubiladas que durante años construyeron este país. Ellos también tienen derecho a ser escuchados.

Mi pregunta es muy sencilla. Cuando los economistas no quieren que entendamos -y me voy a hacer cargo de algo parecido, ya que a veces los abogados también hablamos difícil- dejan de ser claros. Les voy a pedir que me respondan de modo fácil. Hay un dicho que dice que no hay que mentir en la función pública. Voy a pedir a los ministros que respondan esta pregunta con un sí o con un no, porque es bastante sencilla.

Quiero saber de cuánto sería el aumento de marzo del año que viene si se aplica la fórmula actual, y de cuánto va a ser el aumento aplicando la fórmula que ustedes proponen. Esto tiene un número. Es bastante sencillo.

La respuesta es que va a ser menos. Lo que ustedes están haciendo es proponerle al Congreso de la Nación que paguemos menos a jubiladas, jubilados y niños, que son los sectores más vulnerables de este país, con el fin de saldar las deudas que contrajeron.

Hay cosas que este gobierno sí garantiza: garantiza hacer sustentable el sistema previsional de acuerdo con los intereses de quienes lo piden. Están garantizando aumentar la edad jubilatoria, porque si bien contemplan eso como algo voluntario, cuando alguien termina jubilándote con una jubilación de hambre seguramente va a seguir trabajando hasta los setenta años.

Básicamente, están garantizando al Fondo Monetario Internacional todo lo que pidieron en 2016. ¿Y saben una cosa? En este Congreso de la Nación hay hombres y mujeres que tenemos voz y voto, que tenemos representatividad política y que también tenemos memoria. No me voy a olvidar de que el 19 de agosto de 2010, en una jornada muy extensa, con muchos de los que hoy están en el oficialismo, se votó el reconocimiento del 82 por ciento móvil a los jubilados y jubiladas.

De eso no me voy a olvidar. Entonces, como hay algunos y algunas que sí tenemos memoria y sabemos para qué estamos sentados y es para defender a los que más necesitan, quiero afirmar que con mi voto no voy a agrandar este número de trece millones y medio de pobres en nuestro país. Con mi voto no le voy a sacar plata a uno de esos niños pobres que nace en nuestro país. Porque vivimos en un país donde de cada dos chicos que nacen, uno es pobre. A ese pobre, ¿ustedes proponen que les demos menos asignación universal por hijo? ¿No hay plata para esos chicos? ¿No hay plata para el plato de comida de esos nenes? Pero sí hay plata para sacarles las retenciones a las mineras, para bajarles las retenciones al sector concentrado del agro, para pagarle al Fondo Monetario Internacional. (Aplausos.) ¿Para eso sí tienen plata? (Aplausos).

¿Saben qué? Alguno de nosotros no tenemos miedo de ir adonde haya que ir para exigir que le devuelvan al pueblo lo que es del pueblo. Si tengo que ir a Marcos Paz voy a ir a Marcos Paz o a Ezeiza. Realmente, no me importa. La verdad es que alguno de nosotros no nos mezclamos con eso y el que es corrupto tiene que estar donde tiene que estar porque la corrupción es un delito. Pero, la evasión fiscal también es un delito. (Aplausos) ¡Así que voy a ir a Ezeiza, a Marcos Paz, a Panamá y donde haya un paraíso fiscal con una empresa off shore de alguno de los empresarios que están en el gobierno, que son amigos del gobierno! ¡Que traigan la plata a Argentina y le den la plata a los jubilados y a los pibes! ¡Con nuestros viejos y nuestros pibes no se metan porque muchos de los que estamos acá los vamos a defender! A esta reforma jubilatoria como a la reforma laboral les decimos que no. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor ministro de Hacienda.

SR. MINISTRO DE HACIENDA Voy a ser muy concreto con la respuesta acerca del ajuste. Con la fórmula que estamos proponiendo en la reforma previsional, la suba de las jubilaciones en el mes de marzo sería de 5,7 por ciento. Con la fórmula anterior no tenemos el número porque todavía falta conocer...

Manifestaciones en la sala.
SR. MINISTRO DE HACIENDA ...la evolución de los salarios del cuatro trimestre, de la recaudación de diciembre. Por eso la fórmula correspondiente al pago de marzo no ha sido devengada ni generada y no se conocen los números. Buena parte de los problemas que tiene esa fórmula es que es muy difícil de entender y que genera enormes problemas.

Quiero decirle a la señora diputada Donda Pérez que las políticas que implementa el gobierno no tienen nada que ver con las del FMI. La Argentina no tiene ningún programa con el FMI. No le paga en efectivo al Fondo Monetario Internacional, como ha hecho el gobierno anterior.

En relación a la fórmula lo que sí les puedo decir es que con la derogación del artículo 104 la fórmula actual generaría un aumento de las jubilaciones en setiembre del año que viene cercana al cero por ciento, cosa que no va a ocurrir porque estamos implementando una fórmula que va a impedir que eso ocurra.

Finalmente, en relación a los comentarios de la señora diputada de que los problemas y el caos que estamos viviendo en esta sesión han sido generados por el oficialismo, quiero recordarle que quienes están ahí atrás gritando nos están diciendo que "como a los nazis los iremos a buscar" y creo que eso habla muchísimo de la calidad democrática de quienes acompañan hoy a muchos de ustedes, agrediendo y tratando de impedir esta sesión.

SR. PRESIDENTE AMADEO Hay veintidós diputados anotados en la lista de oradores. Diputado Moreau, ahora le digo cuál es su lugar.

Manifestaciones en la sala.
SR. PRESIDENTE AMADEO Por lo visto hay quienes creen aquí adentro que la verdad está en los gritos y sinceramente, lo lamento. En este lugar la verdad está en el diálogo, no en los gritos; sigan gritando pero no sirve para nada.

Tiene la palabra el señor diputado Cano.

SR. CANO Gracias, señor presidente.

A ver si podemos intentar escucharnos y respetarnos. Para los que no me conocen mi nombre es José Cano.

En primer lugar, creo que hay que contextualizar el tema en tratamiento. Quiero decir que suscribo absolutamente todo lo que planteó en su alocución el señor diputado Massot.

- Manifestaciones en la sala.
SR. CANO Creo que en 2003, cuando asumió el kirchnerismo, en la Argentina el presupuesto nacional era de 57.000 millones de pesos. Se fueron en diciembre de 2015 con un presupuesto que superó el billón trescientos mil millones de pesos y dejaron cinco millones y medio de jubilados cobrando 4.200 pesos. ¿De qué están hablando? (Aplausos)

Me ha tocado estar en el Senado de la Nación cuando aprobamos el 82 por ciento móvil. ¡Qué bueno hubiese sido que todos los que están aquí hubiesen ido a defender el 82 por ciento móvil para que Cristina no lo vete! A los jubilados hay que defenderlos siempre. (Aplausos)

Hablan sistemáticamente de la década del 90 y si la memoria no me falla uno de los voceros de la privatización de YPF fue Néstor Kirchner. Señores, ¿de qué hablan?

- Manifestaciones en la sala.
SR. CANO Hablan de la década del 90 y hubo una nota de la Legislatura de Santa Cruz pidiendo a los diputados y senadores que voten la transferencia de la ANSES a las AFJP. ¡Por favor!

- Manifestaciones en la sala.
SR. CANO Nosotros asumimos el 10 de diciembre y bienvenido el diálogo al Congreso Nacional.

Manifestaciones en la sala.

SR. CANO Bienvenido el diálogo al Congreso.

Personalmente me tocó recibir a Peralta, exgobernador de Santa Cruz, cuando estábamos en el Senado y la expresidenta no le dio audiencia durante un año y medio; eso es autoritarismo. ¿De qué hablan?

Por otra parte, asumimos hace veinticuatro meses, con cinco millones y medio de jubilados con un haber jubilatorio de 4.200 pesos y con una situación fiscal compleja. Se convocó a todos los gobernadores de la Argentina y se les transfirió el 15 por ciento que durante mucho tiempo De Vido y Cristina manejaron discrecionalmente, haciendo arrodillar a los gobernadores e intendentes diciéndoles quiénes hacían la obra pública. (Aplausos)

Quieren hablar de capitalismo y de amigos, hablemos de Eskenazi, de Lázaro Báez y de Cristóbal López.

Manifestaciones en la sala.

SR. CANO Si queremos construir la verdad, es muy bueno que hablemos de los jubilados. En lo personal, jamás votaría una ley que afecte a los jubilados, nunca lo haría.

Esta ley claramente va a dar previsibilidad al sistema. Me parece que hay que hablar con la verdad y como afiliado a la UCR desde los 18 años me hago cargo de la historia, de los errores y aciertos de mi partido. Ustedes háganse cargo del país que dejaron después de doce años de gobierno. (Aplausos)



SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora diputada Morales, del bloque UNA.

SRA. MORALES (M.E.) Le cedo la palabra a la diputada Donda Pérez.

SRA. DONDA PÉREZ Señor presidente: seré breve.

Soy una diputada con experiencia parlamentaria y solicito al oficialismo que retire de circulación el dictamen que está siendo firmado.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señora diputada Donda Pérez: usted no está en el uso de la palabra. Además, la firma del dictamen se hace de acuerdo con el reglamento. No hay ninguna razón reglamentaria por la que tenga que evitar la firma del dictamen. Respetémoslo.

Señora diputada Morales del bloque UNA: ¿va a hacer uso de la palabra o no?

SRA. MORALES (M.E.) Le cedo la palabra a la señora diputada Tundis.

SR. PRESIDENTE AMADEO Perfecto. Tiene la palabra la señora diputada Tundis.

SRA. TUNDIS Señor presidente: me quedé reflexionando las palabras del ministro acerca de que no sabe o no puede explicar cuánto arrojaría la fórmula actual y vigente porque no tiene los números; sin embargo, sí sabe cuánto dará la nueva. ¡Qué raro, no!

Si el ministro no tiene los datos, tengo a mi lado al diputado y economista Marco Lavagna, que sí tiene los números y puede alcanzárselos. (Aplausos.)

Por otro lado, dicen que defienden el 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil para todos los jubilados. Lo que escriben con la mano lo borran con el codo.

Acusan al Frente para la Victoria porque la expresidenta vetó el proyecto presentado oportunamente, pero por lo menos en ese momento se ampliaban los derechos a todos los jubilados. Ahora, ustedes mismos que en ese momento pedían el 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil para todos los jubilados que recibían los haberes mínimos, lo reducen solamente a quienes tienen 30 años de aportes. ¿Me pueden explicar cómo se contradicen de 2010 a la fecha? ¿Por qué discriminan y dejan afuera a los que tienen moratorias y a quienes no eligieron morirse? Tal vez esas personas tienen treinta años de aportes pero como se trata de pensiones no cobran PBU. ¿Por qué dejan afuera al que se invalida? Esa persona quizás tiene treinta años de aportes, pero no la edad suficiente, queda inválida y no cuenta con PBU. Me gustaría que me explicaran por qué se contradicen tanto.

Si la actual fórmula no es previsible para contemplar el aumento de los jubilados, propongo que hagamos algo distinto. Como la reforma tributaria terminará de implementarse en cinco años, recién en ese entonces hagamos el cambio de fórmula, es decir, cuando tengamos previsibilidad en la reforma tributaria.

De todos modos, comento a los diputados y a los funcionarios que en mayo los miembros del Frente Renovador presentamos un proyecto de ley contenido en el expediente 2692-d-2017. Como dicen que la actual fórmula no es previsible y que la recaudación puede bajar perjudicando a los jubilados, aclaro que el proyecto que presentamos establecía la aplicación de la fórmula actual y a fin de año la fórmula gatillo para otorgar el monto proporcional a la inflación, si esta superaba lo establecido en la fórmula actual. ¿Por qué no lo tomaron en cuenta? Eso iba a ser previsible para los jubilados.

Lo cierto es que hay una decisión tomada. Lo notamos cuando al principio de la reunión se dijo: "Bueno, si siguen los líos, tenemos el número necesario para emitir dictamen."

Nosotros nos opondremos a este ultraje al bolsillo de los jubilados. (Aplausos.)

Cada uno sabe. Quienes me antecedieron en el uso de la palabra dijeron que tomando los datos al 30 de noviembre, la fórmula actual daría casi un 15 por ciento de aumento. Esto significaría aproximadamente 8.300 pesos de haber mínimo para 3 millones de jubilados. Pero hay que considerar que la situación no es diferente para quien cobra 7.300 pesos y no está contemplado en esos 3 millones de jubilados que reciben el haber mínimo.

Cerca de 5 millones de jubilados cobran menos de 15.000 pesos. ¿Qué dice el INDEC de ustedes? Que cobrar menos de 15.000 pesos es ser pobre. O sea que tenemos casi 5 millones de jubilados pobres, de los cuales 3 millones están rozando la indigencia.

Sin embargo, decimos que queremos a los jubilados, que les vamos a devolver la dignidad y que no queremos litigiosidad.

Es cierto que la firma de la reparación histórica benefició a un grupo de jubilados. Es decir, no perjudicó sino que dejó estable a la gran mayoría y benefició solamente a algunos.

Pero esto perjudica a los 6.700.000 jubilados, a los casi 9 millones de beneficiarios de asignaciones familiares, al millón y medio de pensiones no contributivas, muchas pensiones por invalidez, pensiones de veteranos de Malvinas y fundamentalmente, como dijo el doctor Miguel Ángel Pastor, afecta a los trabajadores que se tengan que jubilar.

Recuerden que esta fórmula que hoy se está aplicando se va a tomar también para determinar el haber inicial, lo que hoy cobra un trabajador que se va a jubilar, eso que se llama la tasa sustitutiva. Hoy hay que tener en cuenta que el que trabajó 45 años se va con ese último sueldo, con un 60 o 65 por ciento del haber. ¿saben con cuánto se van a ir con esta fórmula? Con el 40 por ciento, esto que pidió el Fondo Monetario Internacional, para que sí trabajen hasta los 70 años y hasta los 70 años van a tener que hacer ahorros voluntarios, van a tener que poner la platita en una AFJP.

¿Saben que hay 300 mil jubilados olvidados por el sistema? ¿Sabe que los quisieron incorporar a las rentas vitalicias? Hay 20 mil personas muriéndose de hambre, 20 mil personas que cobran rentas vitalicias por pensiones o por invalidez de 500 o 600 pesos que no quisieron incorporar en la reparación histórica. Hay 35.000 personas que tienen 40 o 45 años de aportes, no tiene la edad, y están penando por la calle porque tampoco los quisieron incorporar. ¿Qué le vamos a decir a esas personas cuando se tengan que jubilar? ¿Les vamos a decir que va a tener que esperar hasta los 60 años?

Esto es lo real, esto es lo concreto. La verdad es que cuando uno lee el proyecto ve que incluye todo tipo de ilegalidad. Como ya se dijo, viola los derechos constitucionales, viola los derechos de los pactos internacionales, la Convención Iberoamericana que firmamos en mayo, donde dice que un jubilado o un anciano debe cobrar un haber que le permita vivir dignamente.

¿Saben qué me pasó anteayer en una farmacia? Una jubilada me decía: "Mirta, Mirta, acabo de salir internada del Británico. Me hicieron una operación de vientre, me mandaron a comprar este medicamento, tengo el haber mínimo, no me lo cubre al ciento por ciento. ¿Sabe cuánto tengo que pagar? Cuatrocientos noventa pesos" ¿Y después me hablan de la dignidad del jubilado?

Yo sé que el gobierno anterior rebajó la cantidad de medicamentos gratuitos. Aquí tenemos a la diputada Ocaña que fue la que en el gobierno kirchnerista puso nueve medicamentos gratuitos para los jubilados. Los fueron rebajando, llegaron a cinco, pero este gobierno los rebajó a cuatro. ¿Saben qué hizo? Consideró que los jubilados eran ricos si ganaban más de 10.900 pesos. Entonces, tienen que pagar la medicación sin gozar del beneficio de su cobertura en un ciento por ciento.

Entonces, ¿de qué manera ayudamos a los jubilados? No tienen prestaciones médicas. ¿De qué manera estamos dignificando el derecho de nuestros mayores?

La verdad es que cuando miramos este proyecto, nos quedamos con muchas dudas. Dicen que el sistema no es sustentable. El sistema no es sustentable porque no generaron empleo. El gobierno, ¿que es lo que dijo cuando estuvo en campaña? Pobreza cero. No se cumplió. Inflación de un dígito. No se cumplió. Ingreso de capitales en 2015, 2016, 2017. No se cumplió. Generación de empleo. No se cumplió.

Y ahora pretende rebajar las contribuciones patronales para que blanqueen al personal. ¿Saben qué? Recuerdo los años 90 de Cavallo, cuando rebajaron las contribuciones patronales, se las quitaron para blanquear. ¿Saben qué? Nunca blanquearon a nadie.

En verdad, benefician a las grandes empresas. Acá el beneficio de las pequeñas y medianas empresas, que son las grandes dadoras de trabajo, tiene que venir por otro lado, con rebajas de otros impuestos, no con la eliminación de las contribuciones patronales, porque de esa manera estamos desfinanciando al sistema.

Basta de estar beneficiando a las empresas con la quita de las contribuciones patronales.

¡Basta!, porque esto es lo que desfinancia al sistema, esto es lo que hace que no se pueda pagar a los jubilados. Tenemos un trabajador y el diez por ciento del otro; necesitamos cuatro. ¿Dónde están los cuatro, dónde está la generación de empleo desde el 2015 a la fecha que tanto han prometido?

La verdad es que seguimos teniendo un sistema, que tiene un fondo de garantía de sustentabilidad que es bueno, y es entendible que es un fondo anti cíclico que no se puede utilizar para pagar jubilaciones; eso lo puedo entender perfectamente. Lo que no puedo entender es que le generen hambre a los que menos tienen, porque este castigo no es para los que recibieron la reparación histórica -que tuvieron la suerte de duplicar su haber-, este castigo es para los 3 millones que siguen cobrando 7.246 pesos y que van a cobrar 7.665 pesos en lugar de 8.300. Es un castigo para las personas cobran 1.415 pesos por la Asignación Universales por Hijo, que obviamente el 5 por ciento no les va a significar nada; para las asignaciones familiares; las pensiones no contributivas, que están en 5.000 pesos y que en lugar de recibir el 15 por ciento van a recibir el 5,7 por ciento. La verdad que esto es indignante porque no soluciona el problema económico de nuestros jubilados, lo acrecienta.

¿Saben qué, jubilados? Yo entiendo que cuando se dijo "pobreza cero" y que para el 2019 que no iba a haber más ajuste, será para los que alcancen a sobrevivir y que no fallecieron hasta esa fecha, esos van a ser los jubilados que van a estar dentro del sistema. (Aplausos.)

Lo único que van a generar, es lo que tanto rechazaron el año pasado con la reparación histórica. No queremos más juicios, no queremos que los abuelitos estén deambulando por los juzgados. ¿Saben qué?, esto se va a llenar de juicios. ¿Cuál es el problema de ustedes, que se haga cargo el gobierno que venga dentro de 4 o 10 años? No entienden que son personas de 70 u 80 años que no tienen que ir a la justicia a reclamar. Lo más grave es que podrán reclamar los que tienen sueldos altos. El jubilado que cobra 7.200 se va a tener que aguantar con lo que le den porque no van a tener plata para poder pagarles a los abogados. La verdad que es inadmisible decir...

No sé qué le da risa al ministro de economía, quizás se está riendo de lo que estoy diciendo, no lo puedo entender.

Simplemente digo que esto es una violación total a los derechos de nuestros jubilados, fundamentalmente, a nuestra ley madre que dice que es un derecho de propiedad, que tienen que tener una movilidad, que es un derecho alimentario, y que todo descuento que supere el 15 por ciento, es confiscatorio. ¡Le están descontando más del 50 por ciento del aumento que deben recibir! ¿Cómo le llamamos a este descuento si el 15 por ciento es confiscatorio? Es un ultraje al bolsillo de los que menos tienen.

Por favor, le pedimos que den marcha atrás, que reconsideren esta posición del gobierno de tratar una reforma con este cálculo de movilidad que solamente perjudica a los que menos tienen. La verdad, como muchos dijeron, es que le rebajaron los impuestos a los empresarios sojeros, le quitaron los impuestos a la minería, rebajaron los impuestos a los bienes personales y rebajaron los impuestos a los autos de alta gama. ¿A quién están beneficiando, qué jubilado tiene un auto de alta gama, qué jubilados tiene bienes a la riqueza?

La verdad, me parece que deberían pensar un poco más y poner la mano en el corazón. Y cuando dicen "ese segmento" o "ese sector" despectivamente, yo quiero decir que son nuestros jubilados, son nuestros mayores, a los que les debemos respeto y por los que vamos a luchar desde este lugar. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor Basalvilbaso.

SR. BASALVIBASO Señor presidente: voy a hacer algunas aclaraciones para ser bien precisos con los números y la información.

En primer lugar, nosotros confiamos en un sistema público. De hecho, el año pasado en este mismo reciento, hemos votado con un 82 por ciento de los votos afirmativos la ley de reparación histórica donde se indica, precisamente, que el sistema tiene que seguir siendo público y nosotros confiamos en ello.

En segundo lugar, con respecto a la movilidad. Se habló de la movilidad para la Asignación Universal por Hijo, las asignaciones familiares y las pensiones no contributivas.

Con respecto a este tema, quiero hacer una aclaración, estas prestaciones no tenían movilidad automática y la primera vez que hubo movilidad automática para estas prestaciones fue con la gestión de Mauricio Macri, en el primer ejercicio de marzo del año pasado. Estas prestaciones antes ni siquiera tenían movilidad.

En relación con el cálculo del haber inicial, tengamos en cuenta también la ley de reparación histórica y que esta ley no cambia como se calcula el haber inicial; estamos calculando, con los índices adecuados, el primer mes de jubilación. Estamos respondiendo al fallo de Elliff que habla de cómo se calculaba el primer mes de jubilación. Y las jubilaciones salen con un diez por ciento adicional de lo que salían anteriormente, esto hace que no haya necesidad de hacer juicio.

Y por último, tengo acá la participación en el presupuesto que tiene la ANSES. Cuando recibimos el gobierno hace dos años, la ANSES representaba un 45,2 por ciento del presupuesto total nacional. Este año representa un 53,9 por ciento, y en el 2018 un 58 por ciento. La ANSES antes era de todos los ministerios, de todo el conjunto del Poder Ejecutivo Nacional, era un 45 por ciento y el año que viene va a ser de un 58 por ciento, casi un 60 por ciento del total del presupuesto va a ir para la ANSES. Es decir que estamos aumentando la participación de la ANSES en el presupuesto total a un nivel de récord histórico, donde nunca había llegado anteriormente.

Con respecto al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, ya tenemos un poco más de claridad acerca de cómo se administra este fondo ya que publicamos regularmente en qué se invierte este dinero y hemos duplicado el valor del fondo. Cuando asumimos, en diciembre de 2015, el fondo tenía 571.000 millones y hoy el fondo tiene 1 billón 100.000 millones. Es decir que lo hemos duplicado. Esto es así porque en la gestión anterior de gobierno el fondo tenía una rentabilidad de 2,5 por ciento anual en dólares, y este año, por ejemplo, el fondo va a tener un 17 por ciento de rendimiento anual.

Es decir que el fondo de los jubilados ya no se utiliza más para otras cosas y nos se pierde más esa rentabilidad sino que lo duplicamos gracias a inversiones inteligentes. (Aplausos.)

Señores diputados, los señores ministros se van a retirar y van a quedar sus equipos que están en las mismas condiciones que ellos para responder vuestras preguntas. Dicho esto, tengo anotados los próximos dos oradores, el diputado Del Caño y el diputado Moreau. Tiene la palabra el señor diputado Del Caño.

SR. DEL CAÑO Señor presidente, creo que como muchos de los que están aquí presentes, y que vinieron a hacer escuchar su rechazo a esta reforma previsional, no podemos más que sentir indignación y bronca por esta medida que lo que busca es meterle la mano en el bolsillo a los jubilados y a quienes perciben la Asignación Universal por Hijo.

Recién decían que no tenían la respuesta de cuál iba a ser el haber de la jubilación mínima en marzo del 2018 con el actual cálculo. Hoy es de alrededor de 8.460 pesos, y con esta reforma previsional van a ser 800 pesos menos, 7.668 pesos. Es decir que hay un acuerdo que han hecho con los gobernadores, con el PJ, ya lo escuchamos a Pichetto decir que le tocaba la ingrata tarea de votar este tipo de leyes. ¿Y eso qué significa? Que no tiene nada de bueno. No nos vengan a decir que esta ley va a mantener el poder adquisitivo de los jubilados.

Recordamos a Tonelli que dijo que perdían plata pero no poder adquisitivo. ¿Piensan verdaderamente que los jubilados y que el pueblo trabajador somos tontos? Se reían recién los ministros. Yo le pregunto qué va a pasar verdaderamente con ese supuesto ahorro. ¿Para qué es esta medida?

Como van a rebajarle los aportes patronales, se van a ahorrar lo que le van a robar a los jubilados. Porque para ustedes es un ahorro, pero para los jubilados es robarle el pan de la boca. ¡Para los jubilados y para quienes reciben la Asignación Universal por Hijo! También es robarle la posibilidad de tener medicamentos a quienes trabajaron toda su vida.

Los ministros se fueron, pero le pregunto a los diputados y también a los funcionarios: ¿alguno de ustedes podría vivir con lo que perciben millones de jubilados hoy en la Argentina? Son 7.246 pesos.

Esta burla del 82 por ciento para algunos -no para todos los jubilados- significan 20 pesos de diferencia con lo que es actualmente una jubilación mínima.

Nosotros planteamos y luchamos desde hace años por el 82 por ciento móvil real de los mejores haberes de los últimos años. Esto sí se podría obtener restituyendo los aportes patronales al 33 por ciento. Cavallo los redujo y nunca se modificaron, ni se volvieron a restablecer como estaban antes. Es decir, planteamos tocarle los intereses a los grandes grupos económicos para beneficiar con el 82 por ciento móvil real a los jubilados. Es más, me refiero puntualmente a esos evasores que ustedes ya han premiado y que quieren seguir premiando con los blanqueos que estipulan en la reforma laboral para que, supuestamente, luego se blanquee a los trabajadores.

¿Ustedes saben que el 80 por ciento de las personas que hoy están en edad de jubilarse no tienen los 30 años de aportes? ¿Por qué? Porque han evadido permanentemente la contratación en negro, no registrada, de los trabajadores durante todas estas décadas. Esto es lo que hace que hoy muchos no tengan la posibilidad de jubilarse.

Además eliminaron la moratoria. Por lo tanto, quienes no tengan los aportes pueden recibir una pensión por vejez, que representa el 82 por ciento de la jubilación mínima.

No nos vengan a decir que esto va a mantener el poder adquisitivo de los jubilados. Eso es una mentira. Ustedes creen que ganaron las elecciones, pero hay que recordar que la mayoría no votó a Cambiemos.

Además, en la campaña electoral Marcos Peña había sostenido que no iban a hacer una reforma laboral. Tampoco dijeron que iban a hacer una reforma previsional. Muchos jubilados nos escriben a todos los diputados, no se hagan los distraídos. Los diputados recibimos permanentemente a nuestras casillas de mails mensajes de jubilados, y muchos de ellos no votaron a fuerzas de la oposición, sino a Cambiemos. Lo que pasa es que ahora ustedes están haciendo algo que no plantearon en la campaña.

Entonces, en primer lugar, quiero preguntarles si ustedes pueden vivir con lo que cobra un jubilado que percibe la mínima.

También queremos denunciar que la violencia es esto. Díganme si no es violento robarle de esta manera a los jubilados, mientras no solamente rebajan aportes patronales, sino que pagan millones y millones a los especuladores con las Lebac.

¿Qué perspectiva puede tener un país con lo que dice este gobierno acerca de que la forma de resolver es perjudicando a los jubilados y a quienes reciben la Asignación Universal por Hijo? Ellos son los sectores más vulnerables.

Por eso cuando plantean la supuesta opción de jubilarse a los 70 años, es decir, de elevar la edad jubilatoria, nosotros sabemos que no es más que un planteo que funciona como la antesala para elevar la edad jubilatoria. Esto no es un problema solamente en la Argentina. Reformas jubilatorias y reformas laborales es lo que aplican los grandes capitalistas en muchos países del mundo. Miren lo que sucede en Francia y en muchos otros países.

Justamente lo que debería ser un beneficio para las grandes mayorías, que es una mayor expectativa de vida, para los capitalistas es un problema. Para ellos significa una pérdida porque a este régimen jubilatorio no lo pueden explotar.

No pueden sostener este régimen jubilatorio. Por eso lo quieren privatizar.

Es decir, que esta situación tiene que ver con a dónde nos quiere llevar este gobierno. Y nosotros, por supuesto, que tenemos claro que aquí ustedes tienen una mayoría gracias al PJ, tienen una mayoría gracias al PJ, que les dio los votos en el Senado y que se los va a dar aparentemente también en la Cámara de Diputados para votar este proyecto de ley y el partido radical que integra Cambiemos ya fue parte de una rebaja a los jubilados. Recuerdan ustedes, en 2001 le rebajaron el 13 por ciento a los jubilados, ¿ahora otra vez le van a bajar las jubilaciones, el mismo partido radical? Ya sabemos cómo terminó el 2001.

Nosotros tenemos claro cuál es la alternativa y no quiero dejar de señalar que expulsaron a mi compañera Natalia González de esta comisión para tener la mayoría, la expulsaron en el día de hoy. Era parte de esta comisión hasta hoy; cuando se conformó esta comisión, la dejaron afuera para tener la mayoría y sacar el dictamen que quieren sacar en esta comisión.

Por supuesto, no quieren la voz del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. No quieren la voz de una compañera que es docente, a los que también... A los docentes de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal quiere aumentarles la edad jubilatoria, quiere saquear la caja de jubilaciones de los trabajadores estatales, docentes y judiciales de la provincia de Buenos Aires; un ajuste brutal.

Por eso quería finalizar diciendo esto: que nosotros tenemos claro que la alternativa es esa, es ellos, los grandes empresarios, sus partidos políticos, o somos nosotros, los jubilados, los trabajadores, aquellos sectores que están empobrecidos, que ni siquiera pueden obtener un salario siendo explotados horas y horas, como muchos trabajadores que tienen salarios miserables.

Tenemos claro que es ellos o nosotros, por eso creemos que para frenar esta reforma y ponerle un freno al gobierno, no basta con discursos y me alegra mucho que hayan estado los compañeros como Palazzo y la compañera Sonia Alezzo también. Por eso convocamos a que impulsemos un verdadero plan de lucha.

Todos los trabajadores, a todas aquellas organizaciones que se han pronunciado en contra de esta reforma los tenemos que movilizar el día que quieran llevar a sesión esta reforma previsional para rodear con 200, 300, 400 mil o 500 mil personas, que sabemos que la mayoría está en contra y acá quieren aplicar esta mayoría ficticia para meterle la mano a los jubilados. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Moreau.

SR. MOREAU Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que esta es una sesión si bien ha sido limitada respecto de la posibilidad de que se expresen las organizaciones de la sociedad civil, no lo ha sido desde el punto de vista de la opinión pública. Los medios de comunicación, sobre todo los televisivos, que supongo que seguirán televisando a pesar del retiro de los ministros, le trasmitieron a buena parte de la población el escenario en el que se desenvolvió esta reunión.

Y creo que, en ese sentido, es pertinente hacerles saber a los ciudadanos que este desorden, aparente o real en algún caso, tiene una razón de ser. Esta reunión empezó siendo constitutiva de una comisión. Rápidamente pasó a ser una reunión informativa y después, con pocos minutos de diferencia, fue la reunión donde se empezó a hacer circular el dictamen, dictamen que todavía la Presidencia no proclamó pero para el cual ya obtuvieron el respaldo de su herramienta de comunicación más importante, porque TN está poniendo zócalos en los que dice que ha sido aprobado lo que aquí, por lo menos formalmente en este recinto, no ha sido aprobado. (Aplausos.)

¿Qué pasó, entonces? Acá hubo una emboscada y por eso se provocó esta situación de desborde circunstancial.

Yo no quería empezar mi intervención haciendo una referencia personal, pero inevitablemente lo tengo que hacer. Muchos colegas saben -y otros no- que estoy volviendo al Parlamento argentino después de muchos años de haber estado ausente. La verdad, señor presidente, es que no siento que sea un retorno feliz; al contrario, me siento en el túnel del tiempo. Tengo la sensación de que el tiempo se congeló durante 16 años, porque exactamente este mismo debate se protagonizó en el Senado de la Nación el 29 de julio de 2001, cuando se trató la llamada "ley de déficit cero". Solo hay que hacer algunos retoques, ni siquiera cambios muy importantes. En aquel entonces también estaban Patricia Bullrich y Sturzenegger, lo único que habría que cambiar es el nombre de Dujovne por el de Cavallo, pero el escenario es el mismo de cuando se produjo un recorte de un 13 por ciento a los jubilados y otro tanto a los empleados de la administración pública.

Adelantándome a algún diputado, le voy a ahorrar que vaya a investigar al Diario de Sesiones porque lo traje yo. En ese momento yo era senador del oficialismo y, sin embargo, voté en contra del recorte a los jubilados y del recorte a la administración pública. (Aplausos.) ¿Sabe por qué, señor presidente? Porque en política el problema no es la cantidad de años que uno lleva afiliado formalmente a un partido ni en qué lugar está parado, si del lado de la vereda del oficialismo o de la oposición. En cualquier caso, lo que hay que hacer es un gran esfuerzo de coherencia para no pararse frente a los intereses del pueblo argentino y de los sectores más vulnerables, no importa el momento político en el que uno esté. (Aplausos.)

Esto es lo que deberían reflexionar algunos que hoy, en nombre de la gobernabilidad -que es la ingobernabilidad de mañana-, dicen que van a votar perteneciendo a partidos de raigambre popular.

¿Cuál es la diferencia? Esta vez no van a recortar el 13 por ciento a la administración pública; han decidido una medida más draconiana: recortar a los jubilados reproduciendo aquel episodio, y para la administración pública no hay recortes, hay cesantías masivas, como las que se están programando y ejecutando desde el gobierno nacional en la administración pública. Esto es para lograr el mismo efecto, es decir, un ahorro, pero con una perversidad mayor porque en este caso les van a hacer perder el trabajo a decenas de miles de argentinos. Esta también es una diferencia.

Acá se ha dicho que se está discutiendo en cuánto más una eventual fórmula podría beneficiar a los jubilados, pero en realidad no estamos discutiendo eso, por más que hagan un esfuerzo comunicacional en ese sentido. Acá estamos discutiendo cuánto se les saca a los jubilados, cuánto se les saca a los pensionados por discapacidad y cuánto se les saca a los beneficiarios de la asignación universal por hijo; esa es la discusión.

El gobierno viene desde hace dos años atacando particularmente al sistema de la seguridad social y al sistema de jubilaciones y pensiones, y si no, hagamos un breve repaso de lo que estoy diciendo.

El gobierno llevó adelante la llamada "ley de reparación histórica". En esa ley de reparación histórica ya empezó este ataque que ahora continúa; cuando eliminaron el régimen de moratorias e introdujeron la figura de la pensión por vejez para bajar en un 20 por ciento el mínimo de los jubilados.

El gobierno propició lo que fue un verdadero escándalo, que era una supuesta devolución del IVA en favor de los jubilados, y eso terminó en una estafa. De los 17.000 millones de pesos previstos en el presupuesto de este año, solo se ejecutaron mil y pico de millones, menos del 6 por ciento. Y para el presupuesto 2018 rebajan esa partida a 4.000 millones de pesos.

Ahora bien, la reparación histórica, que fue un engaño, porque no benefició ni por cerca al número mentiroso que dieron en el debate y que dieron los funcionarios, en realidad no fue mala para todos, porque los verdaderos beneficiarios fueron los que estaban en el artículo del blanqueo. Les fue mal a los jubilados porque además esa reparación histórica es parte del desfinanciamiento que hoy obliga a tratar esta cuestión. (Aplausos.)

Pero los grandes beneficiados, señor presidente, fueron los evasores, los que tienen las offshore. Beneficiado fue el hermano del presidente, que pudo blanquear con un decreto inconstitucional y vergonzoso, 622 millones de pesos. (Aplausos.) Beneficiado fue, señor presidente, Alejandro Peña Brown, que pudo blanquear -sin traer al país, eso sí, fue una exteriorización, de ninguna manera trajeron la plata a la Argentina- 109 millones de pesos.

Beneficiado fue -no podía faltar el amigo del alma- Nicky Caputo, que blanqueó 465 millones de pesos. Beneficiado fue otro amigo del presidente, el señor Marcelo Mindlin, que pudo blanquear 770 millones de pesos.

Si sumamos nada más que esta listita, dejando de lado la de los otros grandes evasores e incluimos a la nuera del presidente, su núcleo de amigos se benefició blanqueando 3.000 millones de pesos, señor presidente. ¡Esos fueron los beneficiarios de la ley de reparación histórica! No los que les subieron 19 pesos, y ahora están afuera del mínimo, y por lo tanto, no van a ser beneficiados por el 82 por ciento, como la inmensa mayoría -según lo que se ha determinado en esta reunión-, que no van a estar comprendidos. Apenas 300.000 jubilados podrían estar comprendidos en esta situación.

¿Y por qué aquel gobierno hizo aquello? Hizo aquello, señor presidente, porque quería provocar, como ahora, un default social. Esto es un default social que, como ocurrió en aquel entonces, está precediendo al default financiero. (Aplausos.) Porque el gobierno está encerrado. (Aplausos.)

¡El gobierno está encerrado en una trampa de la que no puede salir! Y como está encerrado en esa trampa de la que no puede salir, que lo obliga a pensar si va a devaluar o si va a sustituir el pago de Lebacs por bonos y entonces se tiene que seguir endeudando, provoca este default social. Pero más temprano que tarde, señor presidente -aunque todavía le queda margen para endeudarse gracias a la llamada "pesada herencia"-, este default social va a acelerar el default financiero y van a meter a la Argentina en una crisis, que tal vez no tenga la forma del 2001, pero va a ser una crisis. ¡Y ustedes por anticipado quieren hacerle pagar esa crisis a los sectores más vulnerables de la Argentina! (Aplausos.)

Por eso, señor presidente, mire hasta dónde llega la perversidad: en el momento en que aumentan las tarifas de servicios, en que aumentan los combustibles, en que todo eso se desparrama con aumentos en toda la estructura de la economía argentina y, particularmente, en la canasta básica de alimentos, en ese momento a ustedes se les ocurre hacer este recorte brutal a los jubilados, a las pensiones por discapacidad y a la asignación universal por hijo.

Pero como sabían que se venía este rebote inflacionario, sacan de la fórmula este trimestre del año y ponen el trimestre anterior para que el saqueo sea más perfecto.

En el mismo momento en que se conocen las cifras de pobreza de la UCA, que dicen que el 48 por ciento de los pobres -es decir, casi 5 millones- son chicos, proyectan sacar 125 pesos mensuales a la asignación universal por hijo.

Señor presidente: esto no tiene otro nombre que perversidad social. ¡Eso es revanchismo social! (Aplausos.)

¿Sabe por qué es revanchismo social, señor presidente? Porque inevitablemente la historia nos enseña que los gobiernos conservadores y de derecha nos llevan al pasado. Por eso en la Argentina estamos discutiendo otra vez el problema de la deuda externa, que ya no formaba parte de la discusión. Por eso a los pobres que habían salido de la pobreza los están haciendo volver rápidamente a la pobreza.

¡Nos están llevando al pasado, señor presidente! Estamos discutiendo cómo murieron dos chicos a manos de las fuerzas de seguridad en la Argentina de la democracia. (Aplausos.)

¡Porque la derecha nos lleva al pasado, estamos pasando la vergüenza de deportar ciudadanos extranjeros que venían a escuchar un debate en la Argentina! (Aplausos.)

Es cierto lo que dice el presidente Macri: nos está devolviendo al mundo, pero al peor lugar del mundo.

También le quiero decir, señor presidente, que aunque en este recinto se viva en una burbuja, en el exterior se avivaron antes de lo que estaba sucediendo en la Argentina del pasado. Hoy el mundo nos está condenando cuando ve este retorno al pasado, cuando ve la persecución política a través de instrumentos judiciales, cuando ve el asesinato de jóvenes en manos de las fuerzas de seguridad y cuando ve deportaciones.

Ustedes todavía viven de la comodidad de un resultado electoral que se les está escapando de la mano en menos de un mes y medio. ¡Creyeron que Bonadío los iba a sacar del pantano, pero no los va a sacar nadie, señor presidente, porque estas condiciones objetivas de hambre, de miseria y de retroceso van a llegar sobre el pueblo argentino y sus ingresos!

Hay otro problema, señor presidente. Hicieron un gran esfuerzo para convencer a una diputada de que les diera el sello de calidad asegurándoles que no iba a haber inconstitucionalidad con la fórmula de movilidad tal como está concebida por el oficialismo, pero se les escapó. Y yo le advierto a la diputada. Se les escapó otro tema mucho más grave desde el punto de vista de la inconstitucionalidad, que aquí ya fue planteado. Con este régimen que se está imponiendo, con la modificación que están haciendo, no ya de la movilidad jubilatoria sino del cálculo del haber inicial -acá lo han dicho dos o tres diputados y algún representante de la sociedad civil-, los trabajadores activos van a estar en una situación sumamente grave porque ese cálculo inicial va a caer en picada. No sabemos si en una picada abrupta o en una picada suave, porque no está aclarado en el proyecto y se deja para la reglamentación cuál va a ser el momento de la aplicación de esa norma.

¿Qué dice esa norma escondida detrás de números de leyes, de incisos, etcétera? Dice sencillamente que los diez años que se utilizan para fijar el haber inicial, desde el 2009 en adelante venían siendo corregidos por la movilidad que también tenían hasta aquí los jubilados o los pasivos que ya están jubilados. Antes del 2009 se medía de otra manera; hubo distintas formas de medición. ¿Ahora qué propone el gobierno en este camino de ir quitando ingresos a los jubilados presentes y futuros? Ajustarlo por el RIPTE. Ahí no hablan de la inflación. Aplican la inflación 70 por ciento en el régimen de los actuales jubilados, pero en el otro caso no hablan de la inflación; hablan solamente del RIPTE.

Y en estos 23 meses del gobierno de Macri hubo setenta y pico por ciento de inflación y el RIPTE creció solo el 59; es decir, los nuevos jubilados arrancan perdiendo un 20 por ciento, señor presidente. Y ese es un artículo que va a producir una catarata de juicios porque se altera el régimen de proporcionalidad que la Corte Suprema insistentemente, incluyendo el caso Badaro y muchísimos más, siempre sostuvo que había que mantener entre los haberes o los salarios de los activos y los haberes iniciales de los jubilados.

Ahí viene la inconstitucionalidad; no la va a poder defender el procurador del Tesoro porque se equivocó y en vez de mirar el artículo que tenía que mirar para ver si había constitucionalidad o no, miró otro, porque la cuestión era inventar algún cuentito que permitiera decir que esto va a estar por encima de la inflación.

Acá la única verdad es que están rompiéndose la cabeza hace un mes para ver cómo les afanan la guita a los jubilados, a los discapacitados, a las asignaciones universales. (Aplausos.)

¿Cómo comenzó este camino? Cuando se sentaron con los gobernadores dijeron: "Bueno, el ajuste va a ser por inflación." Los gobernadores se sintieron expuestos y dijeron: "No, no, por inflación no, pongamos un poquito más"; así fue la frase: "un poquito más", y alguien dijo: "Bueno, ese poquito más puede ser en referencia a la evolución del PBI, sobre un 5 por ciento de evolución".

Si esa fórmula se hubiera mantenido, para llegar a un aumento de 1.000 pesos, señor presidente, se tendría que haber provocado el increíble milagro -que hubiera superado el milagro alemán posterior a la Segunda Guerra- de que el PBI en la Argentina, para poder alcanzar 1.000 pesos de aumento de jubilación, hubiera tenido que crecer el 200 por ciento.

Esa fórmula se les cayó; era una paparruchada. Entonces apareció la segunda fórmula, siempre en pos de ver cómo armaban el paquetito para robarles la plata a los jubilados, que parece una obsesión de este gobierno. Lo hizo ya con el Fondo de Reparación, bajando el haber de los jubilados con la famosa pensión de vejez, sigue haciéndolo con esta ley, y apareció la segunda fórmula.

Al ministro que se acaba de ir, cuando le preguntaron cuál era el impacto de la caída en marzo, dijo: "Y, no lo tenemos calculado". ¡Es increíble! ¿Para qué vino acá? Nos está tomando el pelo a todos los diputados. Dice que no lo tiene calculado. Lo que sí tienen calculado es cuánta plata les sacan a los jubilados. Eso sí lo tienen calculado. Porque esa es la discusión. Acá estamos discutiendo si les sacamos 85.000 millones, 100.000 millones, 116.000 millones; lo que no está en duda es que estamos discutiendo cuánto se les saca a los jubilados.

Y después aparece cualquier otra formulita que anda dando vueltas por ahí. Le prometen a una diputada: "Quedate tranquila porque va a aparecer la Medalla Milagrosa y les vamos a poder aumentar un poquito más". Esa es otra mentira, porque acá se está tomando un índice de inflación...

Está bien, presidente, no se moleste. Si usted quiere garantizar el debate democrático, aguánteselo ahora.

- Varios señores diputados hablan a la vez.
- Manifestaciones en el público.
SR. MOREAU ¡Por favor, les pido silencio!

Entonces, señor presidente, ¿qué estamos discutiendo acá? En primer lugar, estamos discutiendo una mentira. El índice de inflación para los jubilados es diferente, señor presidente. Yo no estoy descubriendo nada. Lo que pasa es que en esta sesión ustedes hicieron todo tan rápido que no hubo forma de demostrar con números contundentes la realidad que se está viviendo. Pero el índice de inflación es superior para los jubilados que para el común de la gente. No es el índice general de precios; por razones que me parece innecesario repetir frente a gente inteligente, pero las vamos a repetir. En este caso fundamentalmente impactan los alimentos, los remedios y los servicios, que ustedes acaban de aumentar drásticamente sobre los tarifazos anteriores. Este es el índice que deberíamos estar discutiendo si fuera cierto que ustedes no les quieren robar a los jubilados. Pero como les quieren robar la plata los jubilados, nos quieren hacer discutir sobre el índice general de precios.

Además le digo otra cosa, señor presidente: son unos irresponsables. ¿Sabe por qué son unos irresponsables, señor presidente? Porque como están encerrados en un camino donde no hay que descartar la devaluación, con esto que ustedes han inventado -que no tiene ninguna sustentabilidad, como sí tenía el régimen anterior-, cuando se produzca esa devaluación, van a venir como locos al Congreso a pedirnos que volvamos a modificar la fórmula. Y más temprano que tarde más tarde van a estar encerrados en ese escenario, pero habrán provocado el default social. Con esto de la post verdad nos quieren hacer creer a todos que en realidad esto lo estamos haciendo para tener un futuro mejor.

Yo diría que soy casi agnóstico, pero no lo soy. Pasé por la primera comunión y tuve el gusto de que monseñor Laguna -a quien seguramente usted conoce- me dictara el Catecismo. ¿Y qué nos enseñaba el Catecismo, que ahora no sé si se enseña? Nos decía que cuando uno se iba de este mundo, primero pasa por el Purgatorio y después tenía la opción de ir al Cielo o al Infierno. Ustedes, con esta teoría de que viene un futuro mejor, nos quieren hacer creer que cuando uno se va de este mundo, para ir al Cielo primero tenemos que pasar por el Infierno. Eso es una locura, señor presidente; no resiste el mínimo análisis. Es como traer acá a todos los delegados de la OMC y expulsar a extranjeros. ¿Cómo van a provocar inversiones de este tipo? Estamos gobernados por los tres chiflados, señor presidente. (Aplausos.) Además de estar gobernado por un grupo de perversos.

La verdad, señor presidente, que a uno ya no le queda una exhortación para hacer. Lo real sería que tendrían que retirar este proyecto y hacer una cosa en serio, ponerse a discutir en serio y traer a especialistas en serio. Pero yo sé que la intención última no es esa. Como aquí se ha dicho -creo que fue la diputada Tundis y alguien más-, la intención última de todo esto es desembocar en un régimen total o parcial de capitalización. Lo dijo con todas las letras el titular de la ANSES -a quién hubiera sido bueno escuchar en este debate-, cuando al ser consultado sobre qué iba a pasar con las jubilaciones que quedaran muy atrasadas -que van a hacer éstas y la de los futuros jubilados-, dijo "Siempre tienen la opción de una capitalización privada". Ese es el camino, señor presidente, el de la capitalización privada. El camino es descapitalizar el Fondo de Garantía de la ANSES y desembocar en esa capitalización privada. Hay que decirlo con todas las letras: están saqueando a la Argentina, pero además, están comprometiendo el futuro de la Argentina.

Yo le recomendaría al diputado Massot que haga referencias al pasado. Pasado tenemos todo, señor presidente; lo que pasa es que algunos tenemos un pasado que ha estado ligado siempre a defensa de la democracia aunque nos podemos haber equivocado muchas veces. (Aplausos.)

Además de la revancha social que se están tomando, quieren tomarse revancha política porque estuvieron incómodos en 34 años de democracia, cuando se juzgaba a los genocidas y a los cómplices de los genocidas. (Aplausos.)

¡Tienen la misma incomodidad que tiene el secretario de Bonadío, Enrique Rodríguez Varela, hijo de un ministro de la dictadura de Videla que, como colaborador de este juez -que es un payaso y que debería estar preso por prevaricato-, se toma la revancha! Es él el que le tomó declaración a Zannini.

Zannini fue traído el 28 de marzo de 1977 a la ciudad de La Plata, cuando el padre de este secretario de Bonadío era fiscal de Estado de la provincia y se tuvo que tragar cuatro años después de haber sido torturado en el D2 de Córdoba. Y el padre de este señor, que nos quiere hacer retrotraer al pasado para hacer revanchismo, como hace el gobierno, estuvo imputado por Héctor y Javier Timmerman en la causa del Circuito Camps, y por eso fue el que se dio el gusto de tomarle la declaración indagatoria, señor presidente; la única que tomó.

Acá no hay lugar para la revancha; en todo caso, hay lugar para ciclos históricos. El revanchismo es un muy mal consejero, señor presidente. Es cierto que Macri inauguró un ciclo histórico: el ciclo histórico de la pérdida de derechos, el ciclo histórico del endeudamiento, el ciclo histórico que pretende borrar la memoria y la verdad, el ciclo histórico que pretende construir una sociedad piramidal donde 4 o 5 millones vivan bien y 40 la miren del otro lado del alambrado del country, que es hasta donde llega la mirada de los funcionarios de este gobierno. (Aplausos.)

Y esta ley, señor presidente, es parte de ese ciclo histórico, pero es nada más que un ciclo histórico. También en los ciclos históricos de la Argentina hay otras enseñanzas: la de Yrigoyen, la de Perón, la de Alfonsín. Y a nosotros nos toca eso. Esperamos que no nos dejen una Argentina tan arruinada como la que va a terminar siendo si se consuma esto. Pero nosotros vamos a volver con el ciclo histórico de los movimientos populares, que son los que recuperan derechos. (Aplausos.) Son los que recuperan democracia, los que recuperan los derechos de los trabajadores, los que construyen un Estado inclusivo y los que tienen que reconstruir el Estado.

SR. LASPINA ¡25 por ciento de pobres, caradura!

SR. MOREAU Son los que recuperan, señor presidente. Y si no, mire usted -ya termino, no me voy a ir muy lejos en la historia- los treinta y cuatro años de democracia, que todos celebramos y que ahora necesitamos defender porque se está perdiendo.

En los treinta cuatro años de democracia hubo dos ciclos históricos, que fueron los más positivos para el pueblo argentino: el que inicia Alfonsín en el 83, que tiene la obligación de terminar con un Estado organizado para asesinar por los que nos quieren llevar ahora al revanchismo; y el de Néstor Kirchner, que tiene la obligación, paradójicamente, de reconstruir un Estado que no existía. (Aplausos.)

Alfonsín tuvo que transformarlo en un Estado democrático y Kirchner tuvo que reconstruir un Estado que no existía por estas políticas económicas que nos llevaron a la crisis de 2001 y que son las que ustedes quieren restablecer. Nada más, señor presidente. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Solo un comentario, la verdad que me salgo de la vaina para poder comentar algunas cosas, pero no es mi rol, como se sabe. Puede usted pedirles silencio.

Sin embargo, hay algunos de los que están acá que no se dan cuenta que la violencia es el miedo a las ideas de los demás.

Diputado Rossi, diputado Moreau: ¿pueden lograr que los señores no le tengan miedo a las ideas de los demás? Entre las cosas que están cambiando en la Argentina, una es que este Congreso ya no hace trampas. Este Congreso deja que todos se expresen. Bienvenido, señor diputado Moreau, después de mucho tiempo, a un Congreso donde...

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. PRESIDENTE AMADEO La violencia es el miedo a las ideas de los demás. Repito: la violencia es el miedo a las ideas de los demás.

Señor diputado Moreau: usted recibió en el día de ayer, en términos reglamentarios, la citación para la reunión conjunta con la Comisión de Presupuesto y Hacienda donde constaban todos los proyectos, como el 0123-s-17 que hoy estamos tratando. Le doy la bienvenida a un Congreso donde siempre trabajaremos según el reglamento. Si en algún momento lo violamos, como me ha tocado sufrir a mí como diputado entre el 2009 y el 2014, tendrá usted derecho a reclamar que sus derechos se respeten.

Tiene la palabra el viceministro de economía para comentar algunas de sus afirmaciones.

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. GALIANI En respuesta a algunas de las tergiversaciones que se han hecho sobre las intenciones de nuestra política y sobre la historia argentina contemporánea, quiero señalar...

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. GALIANI Quiero señalar que en el año 1985, o mejor dicho en el año 1983 a fin de tomar todo el período democrático, la tasa de pobreza era cercana al 10 por ciento. Desde ahí ha venido creciendo hasta llegar al 30,5 por ciento, según la última medición del 2015.

Me parece que es importante que reflexionemos sobre ese fracaso que hemos tenido. Estamos seguros, como dijo el diputado Moreau, de que todos los que gobernaron tuvieron las mejores intenciones para llevar el país adelante, pero tomemos la premisa de que cometieron muchos errores.

En ese contexto donde la pobreza llegó al 30,5 por ciento es el punto donde nos tenemos que parar y analizar el porqué. Eso sucede porque este país no crece sostenidamente, y es esa falta de crecimiento la que hace que no se pueda mejorar el nivel de vida de los jubilados...

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores...

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores...

SR. GALIANI Si el objetivo es no dejarme hablar, lo entiendo. Pero que me digan mentiroso no va a cambiar lo que quiero decir. Porque a mí me importa lo que yo creo y eso es lo que vine a decir al Congreso, no lo que ustedes me puedan gritar a mí. Eso no me importa, me es irrelevante, ¿entienden?

Hablan varios señores diputados y público presente a la vez.
SR. GALIANI Entonces, el punto es que la única forma que tenemos de sacar este país adelante, que los jubilados ganen más, que los trabajadores ganen más y que haya menor pobreza es como hicieron los países que se desarrollaron: creciendo y haciendo que aumente la productividad del trabajo. Para que aumente la productividad del trabajo, hay que invertir en capital físico, en infraestructura y en educación. No hay otro camino. No lo vamos a hacer gritando en el Congreso, ni citando una historia falsa, ni legislando derechos que culminan en una economía que no puede cumplir. Ese no es el camino.

Si no nos ponemos a trabajar seriamente para resolver los problemas que tenemos y para proveer incentivos para que nos pongamos en un proceso de desarrollo, no lo vamos a lograr.



Y vamos a venir dentro de diez años a volver a preguntarnos por qué no bajó la pobreza o por qué los jubilados todavía ganan poco y la respuesta va a ser "Porque no conseguimos consensos para poner esta economía y esta sociedad en un proceso de desarrollo", que es lo que nos viene pasando hace 30 años.

Entonces, no sirve de nada que no nos escuchemos. Tenemos que tener un diálogo que no se base en la demagogia y en ese diálogo -que no se debe basar en la demagogia- tenemos que, primero, reconocer cuáles son los números, cuáles han sido los fracasos...

Varios señores diputados y público asistente hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señores: me van a obligar a suspender la sesión. Esto...

Nosotros entendemos el funcionamiento del Congreso a partir del respeto entre todos nosotros. (Aplausos.)

No tolero mecanismos de expresión de la violencia. La violencia es marginalidad. La violencia afuera de esta casa.

Si siguen gritando vamos a interrumpir esta sesión teniendo 22 diputados anotados, que no van a poder hablar porque ustedes quieren gritar. Decídanlo. Señor secretario: no hablamos hasta que sepamos qué van a hacer estos señores.

Manifestaciones en la barra.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señor: tengo una lista de oradores de la cual usted no forma parte.

Es mi última advertencia. Otro episodio de insultos y falta de respeto a los oradores como el que hemos vivido, queda levantada la sesión.

Manifestaciones en la barra.
SR. PRESIDENTE AMADEO Continúa en el uso de la palabra el secretario de Hacienda.

SR. GALIANI De todas formas, digo, a mí me gustaría que hablemos con la verdad histórica y para construir un país en el que encontremos esos consensos, para que nos desarrollemos, porque si no, como digo de nuevo, vamos a volver dentro de una década, como ha pasado década tras década, y nos vamos a encontrar con que los problemas solo se han agravado, no han sido mejorados.

Manifestaciones en la barra.
SR. GALLIANI Ustedes han hablado de saqueo. ¿De qué saqueo? Si el gobierno del presidente Kirchner asumió con 8 puntos de superávit fiscal y dejó el país con 6 puntos de déficit, después de haberse consumido toda...

Manifestaciones en la barra.
SR. GALIANI ...la infraestructura, de haber distorsionado todos los precios y de haber saqueado todos los ahorros de los jubilados. ¿De ese país me están hablando? Ese es el único saqueo que yo conozco. Tomar un país con 8 puntos de superávit fiscal y dejarlo con 6 puntos de déficit que es lo que gradualmente estamos tratando de resolver nosotros, porque nos tenemos que hacer cargo del desastre...

Manifestaciones en la barra.
SR. GALIANI ...que dejaron, con déficit fiscal, con inflación, sin infraestructura, con 30 por ciento de pobreza...

Manifestaciones en la barra.
SR. GALIANI Eso es lo que dejaron. Ese es el saqueo. El único...

Manifestaciones en la barra.
SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Moyano.



SR. MOYANO Señor presidente: voy a intentar ser escueto. Creo que no hay demasiadas preguntas para formular para llegar a la conclusión de que no se puede debatir acerca de que es una ley anticonstitucional, no se puede debatir acerca de que es una ley que perjudica a los jubilados, y no se puede discutir que esta ley tiene un trasfondo fiscal.

La afirmación del ministro de no saber cuánto significaba o cuánto puede significar la aplicación de la fórmula actual en diferencia con la que propone este proyecto de ley, habla a las claras de que son sinceros. Cualquier economista cercano a la oposición o cercano al gobierno sabe que el estimado con la fórmula actual los jubilados van a tener un aumento del 14,5 por ciento en marzo de 2018, pero con el incremento que propone este proyecto de ley van a tener un aumento del 5,7 por ciento. Por ejemplo, en una jubilación de diez mil pesos en lugar de tener un aumento de 1450 pesos, el incremento será de 570 pesos. Por lo tanto, no creo que ni siquiera tenga lugar la pregunta que iba a formular, que era por qué no hicieron campaña con este proyecto de reforma previsional. Por qué no hicieron campaña con el proyecto de la reforma laboral. Pero teniendo en cuenta las conclusiones que acabo de mencionar, no lo dijeron porque no se van a sincerar y no le van a decir a los trabajadores y a los jubilados: les vamos a robar, les vamos a sacar.

Por eso, creo que lo que voy a intentar hacer es contextualizar en qué marco se da esta propuesta, que seguramente será aprobada en la Cámara de Diputados, así como fue aprobada en la Cámara de Senadores.

Para contextualizar no encontré otra cosa mejor que remitirme al proyecto del 82 por ciento móvil, votado el 18 de agosto de 2010. Allí encontré un diputado que hizo referencia al contexto donde se encontraban los jubilados. El diputado decía que el primer argumento es la justicia social y apelaba a la justicia social. Cuando el 80 por ciento de los jubilados está por debajo de la línea de pobreza, es nuestra responsabilidad asegurarnos qué debemos hacer para resolver ese problema. El diputado también decía que si vamos a dar este debate sobre el sistema previsional, debemos pensar hacia adelante y no lo debemos hacer a expensas de aquellos que hoy son víctimas: los jubilados que hoy no llegan a cubrir la línea de la pobreza. Esto decía el diputado. Creo que es mucho más atinado este discurso y este mensaje para el contexto actual que, inclusive, para el momento en que se utilizó en 2010. Estoy lo decía el ex diputado, y actual ministro, Jorge Triaca. Me gustaría preguntarle -es una lástima que se fue, quizá si sabía que lo iba a citar se quedaba- si no piensa lo mismo con respecto a esto, en un contexto donde la mínima de los jubilados es de 7246 pesos, donde la canasta básica de los jubilados -según la defensoría de la tercera edad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- es de 17.523 pesos. O sea, que la mínima de un jubilado no llega a cubrir la mitad de lo que establece la canasta básica de la tercera edad. La canasta básica de la pobreza es de 15.676 pesos.

Hay que agregar a este contexto que se perjudica a los niños, que son los destinatarios de la Asignación Universal por Hijo y los destinatarios de las asignaciones familiares. Según una encuesta de la UCA que hoy seguramente la van a desconocer, pero cuando el oficialismo actual era oposición y ante la falta de credibilidad de los índices oficiales, la utilizaba constantemente, dice que el 48,4 por ciento de los niños, entre cero y catorce años, son pobres. La respuesta que no supo, o no quiso dar el ministro, -me juego por la segunda- habla de que los recursos de este proyecto de ley que tiene un trasfondo fiscal, va a salir de los niños y de los jubilados.

Por eso, lo único que puedo hacer antes de preguntarles es sugerirles, porque la perversidad de esta ley ya la vimos en el año 2001 con Patricia Bullrich, pero hay una diferencia, y esta es la sugerencia que les quiero hacer.

Patricia Bullrich, más allá de proponer e impulsar la rebaja del 13 por ciento a jubilados y a estatales, fue sincera. Dijo: bajamos el sueldo a jubilados y a estatales porque tenemos un problema fiscal y necesitamos el dinero.

Acá están intentando, con argumentos que no tienen sustento, decir que es un beneficio para los jubilados. Entonces mi sugerencia es que sean sinceros, háblenle al pueblo y díganle: les estamos sacando plata porque queremos resolver los problemas de las provincias y los problemas de pagar los intereses de la deuda. Ese es el trasfondo de esta ley.

Por otra parte, quiero dar un mensaje desde mi condición de peronista y lo digo con orgullo: soy peronista. Y para mí ser peronista no es una condición abstracta, ser peronista tiene que ver con representar valores, con representar ideas. Y por eso les digo a los diputados del oficialismo que si tienen un poco de dignidad, no les voy a decir que no lo voten porque ya lo acordaron y lo van a hacer y esto va a ser ley, pero si tienen un poco de dignidad, que no se llamen más peronistas ¡porque un peronista no puede votar esta ley en contra de los trabajadores y en contra de los jubilados! (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

Manifestaciones en la barra.
SR. PRESIDENTE AMADEO Señor, no tiene el uso de la palabra, le ruego corte el micrófono. El acuerdo político fue que hablaron las seis personas que representaron a los que vinieron. Le ruego señor que se retire de la mesa.

Tiene la palabra el diputado Bazze.

SR. BAZZE Me parece que esta reunión sufre una desnaturalización importante.

La verdad es que nosotros llegamos al tratamiento de este tema absolutamente convencidos de que tenemos que trabajar con mucha responsabilidad para garantizar la sustentabilidad del sistema jubilatorio en la Argentina y para garantizar también el nivel de ingreso a los jubilados. Y en esto hemos estado trabajando en estos días los distintos bloques, analizando con detenimiento las propuestas.

Este proyecto de ley, para nosotros, ya tiene media sanción y fue analizado y debatido en el Senado de la Nación por representantes de todas las provincias y de los distintos partidos políticos con mucha profundidad y seriedad.

Así que me parece que están de más algunas afirmaciones que pretenden vincularlo con una actitud irresponsable, poco estudiada y mucho menos con la perversidad. La verdad señor presidente es que estamos trabajando para garantizar el nivel de ingreso de nuestros jubilados, y estamos absolutamente preocupados porque esto sea así de aquí en adelante.

Como bien dijo el ministro, con la actual fórmula en el año 2010, 2014 y 2016 los jubilados hubieran perdido plata con respecto a la inflación. Perdieron, no hubieran perdido, perdieron plata con respecto a la inflación. Y lo que hace esta fórmula actual que se está impulsando es garantizarles a todos los jubilados que van a tener un ingreso superior al de la inflación de manera permanente.

Además esto podemos hacerlo porque también desde este gobierno se ha decidido medir como corresponde la inflación, precisamente para las distorsiones que padecía la economía. Y la verdad es que el gobierno anterior no pudo aplicar una fórmula vinculada con la inflación porque había decidido no medirla más, porque le era imposible reconocer el nivel altísimo de inflación que padecía.

Por eso, señor presidente, me parece que tenemos que seguir trabajando en esta dirección.

Escuché argumentos que realmente me sorprendieron. Por ejemplo, escuché en esta reunión críticas a Bonadío y a uno de sus secretarios. La verdad es que eso no tiene nada que ver con el desarrollo de esta reunión, salvo que se pretenda venir a instalar otro debate que hoy no tiene relevancia y que, en todo caso, remite a debates anteriores, casualmente los que el bloque que ahora trae a colación este tema no quiso debatir en el recinto en años anteriores. (Aplausos.)

Nos hubiera gustado, señor presidente, que en los años que pasaron hubiésemos podido debatir estas cosas. Nos hubiese gustado debatir en profundidad los temas que ahora tratan de incluir en esta discusión y que no tienen ningún sentido.

Absolutamente todos los que estamos aquí hemos luchado permanentemente por garantizar la democracia, y si hay alguno que cree tener más mérito que otro en la lucha por la democracia, está totalmente equivocado.

Además, todos los que pertenecemos a la Unión Cívica Radical y a Cambiemos sostenemos este sistema y queremos darle calidad. Para lograrlo, queremos actuar con responsabilidad.

No se resuelven las cosas simplemente con discursos o con relatos mentirosos. La verdad es que las cosas se resuelven asumiendo con seriedad y responsabilidad lo que se le pueda garantizar al pueblo argentino y eso es lo que se está haciendo.

Señor presidente: es mentira que alguien esté pensando en la posibilidad de avanzar en achicar o reducir el sistema de reparto. Este gobierno está orgulloso del sistema de reparto y vamos a seguir trabajando en esa dirección.

Por eso me parece que tenemos que asumir este debate con responsabilidad. Nosotros estamos convencidos de que no venimos a resolver un problema fiscal, ni un problema de ajuste. No queremos mentir, ni que se le mienta a nadie. Nosotros queremos garantizar el nivel de ingreso de los jubilados de aquí en adelante. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Lipovetzky.

SR. LIPOVETZKY Hoy hemos escuchado muchísimas voces en esta comisión, lamentablemente algunas más respetuosas que otras.

Primero me gustaría destacar que el proyecto que estamos tratando es un proyecto que viene de un consenso previo a su estado parlamentario. Es un proyecto que fue consensuado con 23 de los 24 gobernadores de las provincias argentinas. Todos ellos se sentaron y dialogaron en el marco respetuoso e institucional que les planteó el presidente Macri cuando anunció las coincidencias básicas hace un mes y medio en el Centro Cultural Kirchner.

Ese mismo diálogo respetuoso es el que hoy algunos no quieren entender. El ejemplo es el que dieron el presidente y los gobernadores cuando se reunieron y consensuaron la necesidad de una reforma previsional como la que estamos tratando en este momento.

Además, señor presidente, me pregunto: cuando se vetó el 82 por ciento móvil ¿dónde estaban las voces que hoy estamos escuchando? ¿Dónde estaban cuando durante años no se actualizaban los haberes jubilatorios y obligaron a la Corte Suprema a dictar el fallo Badaro, ordenándole a este Congreso a que actualice los haberes jubilatorios? ¿Dónde estaban durante todo ese año, entre el caso Badaro uno y Badaro dos, cuando este Congreso debía dictar una ley para actualizar los haberes jubilatorios? ¿Dónde estaban estas voces? Estaban muy calladitas.

Hay que hacerse cargo, señor presidente.

¿Dónde estaban esas voces cuando el Estado llevaba los juicios por los ajustes jubilatorios hasta la Corte, mientras los jubilados fallecían esperando el dictamen? ¿Dónde estaban?

Todos los juicios en la Corte. La Corte tenía que abrir oficinas especiales para recibir la cantidad de expedientes con recursos ordinarios y extraordinarios que presentaba el Estado. ¿Qué decían esas voces? Guardaban silencio, señor presidente. Se callaban la boca.

Manifestaciones en la barra.
SR. LIPOVETZKY ¿Dónde, señor presidente, estaban estas voces cuando la Asignación Universal por Hijo no se actualizaba? ¿Dónde estaban? Durante años la Asignación Universal por Hijo no se actualizó -¿dónde estaban las voces?-, y hoy se actualizan por ley. ¿Dónde estaban?

Y vienen a decir que hoy pierden la asignación por hijo cuando dependíamos de una ex presidenta que hacía una cadena nacional y cada muerte de obispo se actualizaba. ¿Dónde estaban esas voces?

Manifestaciones en la barra.
SR. LIPOVETZKY ¿Dónde estaban esas voces, señor presidente, cuando en 2010 y 2014, con el método de actualización actual, los jubilados perdieron contra la inflación? ¿Dónde estaban? Se callaron la boca y ahora nos vienen a correr aquí y a gritarnos barbaridades. ¿Dónde estaban? Hay que hacerse cargo. Hay que hacerse cargo, señor presidente.

Manifestaciones en la barra.
SR. LIPOVETZKY ¿Dónde estaban cuando durante todo el gobierno de Néstor Kirchner las jubilaciones eran privadas y las AFJP se llenaban los bolsillos a costa de los jubilados? ¿Dónde estaban? Todo el primer mandado del presidente Kirchner las jubilaciones eran privadas y esas voces se callaban la boca. ¿Dónde estaban? Hoy hay un gobierno que escucha esas voces. Hoy hay un gobierno que escucha, a pesar de que algunas son irrespetuosas, como las que estamos escuchando en este momento.

Pusimos fin a miles de juicios con la reparación histórica. Hoy hay 1.200.000 jubilados que cobran un 35 por ciento más gracias a la reparación histórica. Solidificamos la jubilación pública a través de la ley de reparación histórica, cosa que el gobierno anterior no hizo, generando juicios...

Varios señores diputados hablan a la vez.
Manifestaciones en la barra.
SR. PIETRAGALLA CORTI Le sacan los remedios gratis.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señor diputado Pietragalla: si quiere hablar...

SR. PIETRAGALLA CORTI No mientan más.

SR. PRESIDENTE AMADEO ...póngase en la lista.

SR. PIETRAGALLA CORTI No le dan remedios. Están en los countries. Pateen los barrios.

SR. PRESIDENTE AMADEO No hay forma...

SR. PIETRAGALLA CORTI Pateen los barrios.

SR. LIPOVETZKY Yo pateo los barrios. Y no me vengan a hablar acá de la dictadura, la dictadura destruyó a mi familia. Nos venían a buscar los grupos de tareas y viví casi clandestino mientras en Santa Cruz había dos tipos que con una inmobiliaria le quitaban la plata y las propiedades a la gente. (Aplausos.) No jodamos, señor presidente.

SR. PIETRAGALLA CORTI Que pague el Correo Argentino y que no le saque a los jubilados. La deuda del Correo Argentino.

SR. LIPOVETZKY Hacete cargo. Hacete cargo. Gobernaron 12 años y dejaron 12 millones de pobres. Hacete cargo.

SR. PIETRAGALLA CORTI Los 70 mil millones de Alfredo Coto. Ahí está la guita.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señor diputado Pietragalla:...

Varios señores diputados hablan a la vez.
Manifestaciones en la barra.
SR. LIPOVETZKY Se llenaron los bolsillos. Se llevaron 6.900 millones de dólares con las importaciones de gas. Hacete cargo, Pietragalla.

SR. PRESIDENTE AMADEO Señor diputado Pietragalla: me va a obligar a levantar la sesión y le va a negar la palabra a sus compañeros.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. LIPOVETZKY Para ir terminando, aseguramos con este proyecto a todos los jubilados que no van a perder más frente a la inflación, cosa que el sistema anterior no le aseguraba.

Y, además, señor presidente, le quitamos la facultad al empleador de obligar al trabajador a jubilarse cuando cumpla la edad jubilatoria y los aportes correspondientes. Hoy los trabajadores pueden decidir si quieren, por supuesto, a opción del trabajador, seguir trabajando 5 años, porque seguramente muchos trabajadores cuando llegan a la edad lo quieren hacer.

Además, señor presidente, ratificamos el 82 por ciento móvil para los haberes mínimos. Nadie se animó a esto, señor presidente. Es más, del otro lado vetaban el 82 por ciento móvil.

Le agradezco su apoyo, señor presidente, como realmente conduce esta reunión de comisión tan difícil. Le quiero decir, señor presidente, que la única verdad es la realidad.

Manifestaciones en la barra.
SR. LIPOVETZKY La realidad es que este es el gobierno que más ha hecho por lo jubilados en los últimos 25 años, lo entiendan o no lo entiendan, es así.

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra la señora diputada Del Pla.

SRA. DEL PLA Señor presidente: un saludo a todos los presentes, a todas las organizaciones y a los jubilados.

En menos de dos días hábiles que llevo en el ejercicio del cargo de diputada nacional, y también como trabajadora y docente, me ha tocado asistir a cómo de un plumazo se intentan liquidar conquistas históricas de los trabajadores y de jubilados.

Esto lo he visto en el tratamiento exprés de cuestiones tan estratégicas como la reforma fiscal. Tampoco sabemos cómo se va a tratar el presupuesto porque todavía no apareció por acá. Se quiere resolver un robo a los jubilados en un tratamiento que esperaban que fuera más rápido, pero que trae todas las crisis y contradicciones de la realidad a este recinto.

Esta reforma contra los jubilados no se puede separar de la reforma laboral, que también quieren tratar en este Congreso. Por lo tanto, tenemos un paquetazo de ataque a los trabajadores, a los jubilados y a la población que menos tiene. En este sentido, y para no repetir argumentos que ya se han vertido, quiero darle la razón en primer lugar a uno de los diputados que planteó que acá había un debate desvirtuado. Sí, tiene razón, porque un debate real sobre el futuro de los jubilados y de los trabajadores activos, tiene que hacerse con los principales afectados: los jubilados y los trabajadores activos; no a espaldas de ellos. Esto es lo primero que está pasando.

En segundo lugar, quiero clarificar qué estamos debatiendo. No estamos debatiendo, como se intenta colocar, la idea de que habría un déficit en el sistema previsional. Porque si tomamos el sistema previsional en un sentido histórico, tenemos que ver cómo los sucesivos argumentos de crisis tienen que ver con el sistemático y persistente vaciamiento de las cajas jubilatorias, década tras década y gobierno tras gobierno. Se han llevado lo que le pertenecía a los trabajadores activos, y por lo tanto, han puesto en riesgo el futuro de los jubilados. Un aspecto que acá se mencionó como al pasar, demuestra que no estamos hablando de un déficit. Respecto a esto quiero decir que con la reparación histórica hay millones de trabajadores y de jubilados afectados. Entre otras cosas, la reparación histórica trajo escondido bajo el poncho, la armonización de las cajas provinciales.

Quiero traer nuevamente a colación la situación de la provincia de Buenos Aires, de la cual soy una orgullosa docente -que venimos resistiendo los embates gubernamentales defendiendo la escuela pública-, pero justamente el IPS, que es la caja provincial de nuestra provincia, es superavitario. Sin embargo, de buenas a primeras, en el día de ayer apareció un borrador para armonizarlo con el sistema nacional, para sacar los fondos del IPS y poner un llamado bono previsional. De esta manera, de un plumazo, aumentar la edad, modificar la fórmula de cálculo y adaptarla a esta miseria del sistema nacional. Quiere decir que la modificación al sistema jubilatorio no tiene nada que ver con una cuestión de déficit.

Tiene que ver con que el gobierno, y los gobernadores que acordaron este proyecto, quieren colocar los fondos que le corresponden a los jubilados, y a los futuros jubilados, como la garantía de pago a los acreedores internacionales y como garantía del nuevo endeudamiento de cada una de las provincias. Y eso es lo que acá está en juego, y lo está a costillas de los trabajadores y de los jubilados.

Por eso me hubiera gustado decirle al ministro, pero se lo digo a sus funcionarios, a los dos ministros, al de Trabajo y al de Hacienda, que acá tenemos una cuestión muy seria. Acá intentaron discutir si lo que estamos debatiendo es la sustentabilidad de las jubilaciones y si la fórmula actual es mejor, o si lo es la fórmula que nos quieren imponer.

Quiero decirles que eso se resuelve muy fácil, restaurando el 82 por ciento móvil sobre el salario del trabajador activo. No con esta mentira del 82 por ciento sobre el mínimo vital y móvil, que es una trampa mortal en la que nos quieren colocar. ¡No! El reclamo histórico es el verdadero sistema jubilatorio como fue establecido, que era con el 82 por ciento móvil sobre el salario real del trabajador en actividad. Y eso se puede restablecer restituyendo las cargas patronales, volviendo a colocar las retenciones a las mineras y a las petroleras e investigando el endeudamiento externo fraudulento que se lleva las riquezas del país. Por supuesto que se puede resolver.

Y la otra cuestión que quiero manifestar es que acá, con total desparpajo, el ministro dijo que no conocía los cálculos. Realmente no puedo creer que el ministro no lea los diarios, si no sabe hacer los cálculos, con leer los diarios alcanza. Pero es notable que esa cifra, que él no se acordaba, el ministro Triaca, sin embargo, sí la sabe perfectamente para ordenar el tope a las paritarias. Ya dijeron que las paritarias de todos los gremios no serán de más del 12 al 15 por ciento. Eso se lo acordaron perfectamente y no tienen que hacer ningún cálculo, total los que pagamos somos los trabajadores y los jubilados.

Quiero decirle que tengo la impresión que muchos de los que acá hablan no tienen la menor idea de lo que significa vivir con una jubilación de 7.200 pesos, o con los salarios de la economía, como en el caso de los docentes, que están por debajo de la canasta familiar.

Por eso los diputados del Frente de Izquierda no cobramos nuestra dieta, por eso los diputados del Frente de Izquierda solo cobramos lo mismo que cobramos cuando trabajamos; porque no nos queremos olvidar lo que significa cobrar y vivir con lo que realmente cobra un trabajador o un jubilado. Porque cuando acá se habla del índice de precios al consumidor como variable para no perder, le quiero decir que esa es otra trampa.

Acá ya se describió en qué consiste la canasta del jubilado, no alcanza, porque el índice de precios es un promedio general y la canasta del jubilado está compuesta de medicamentos, alimentos y tarifas, cuando no tiene que pagar encima un alquiler -si no llegó a la propiedad-, que aumenta muy por encima de ese promedio.

Sin ir más lejos, este gobierno acaba de aprobar un aumento del gas del 54 por ciento y un aumento de la luz del 70 en dos cuotas. Con lo cual, esa proyección de inflación del 12 o 15 por ciento, de 17 en el mejor de los casos, ya se demuestra completamente ficticia para un trabajador.

Quizá para el que no vive de su trabajo, y vive de las cuantiosas ganancias de sus empresas, esto no sea nada significativo. Encima, ahora con el dictamen de la reforma tributaria que se acaba de aprobar, diciendo que van a reinvertir se van a ahorrar unos cuantos pesos de impuesto a las ganancias que, sin embargo, los trabajadores que logran superar un poquito la canasta de pobreza tienen que pagar rigurosamente. Porque el impuesto al salario, quédense tranquilos los trabajadores que están acá, que va a seguir firme porque tenemos que financiar el déficit que generan otros.

Por eso quiero decir también que tenemos que comentar dos cuestiones que acá se han mencionado, pero las quiero reiterar.

Este proyecto afecta la actualización de las jubilaciones que van a quedar por debajo en poder adquisitivo; afecta al trabajador activo que va a ver aumentada su edad jubilatoria -porque la idea de la optatividad con estas jubilaciones de hambre es una trampa-; y afecta a los millones de jóvenes que no van a ingresar al mercado laboral en blanco y por eso los quieren tener entretenidos con una reforma educativa que los quiere hacer trabajar gratis en las empresas. No van a tener acceso a puestos de trabajo reales y bajo convenios al no estar liberados, porque los que se tenían que jubilar, no lo harán. Vamos a seguir afectando como principales perjudicados por la desocupación a nuestros jóvenes en todos los sentidos.

El otro aspecto que quiero mencionar es que se va a modificar también la jubilación inicial de los nuevos jubilados y se tirará a la baja. En este punto quiero decir que un verdadero debate debería empezar por retirar este dictamen que rápidamente firmaron, abrir un verdadero debate con la población afectada y, a partir de ahí, recién discutir qué modificaciones debiéramos hacerle al sistema previsional. Ninguna debe ser a la baja, sino que todas deben ser para restituir los verdaderos derechos de nuestros trabajadores y de nuestros jubilados.

Por último, este acuerdo entre el Poder Ejecutivo Nacional y provinciales donde los gobernadores han puesto las huellas digitales en este saqueo a los jubilados no es el resultado de una extorsión sobre los pobres gobernadores, que fue alguna frase que se dijo por ahí acerca de que estarían extorsionados y, pobrecitos, tuvieron que entregar a los jubilados; de ninguna manera. Los gobernadores que firmaron de todos los bloques políticos sin excepción, incluso de todos los que se dicen opositores acá, han entregado a los jubilados porque tienen un acuerdo estratégico con estas modificaciones y esta orientación económica, social y política que el gobierno macrista, con toda esta ayuda de la oposición, quiere imponer.

Quieren que los trabajadores, los jubilados y la población laboriosa paguemos el endeudamiento externo, su déficit y sus negocios. Esto no va a pasar porque los trabajadores y los jubilados vamos a seguir ganando la calle. Siempre estuvimos para responder dónde estábamos. Yo siempre estuve en la calle junto a los trabajadores luchando en defensa de nuestros derechos y de la escuela pública.

Mañana vamos a estar en La Plata rodeando al IPS porque no vamos a permitir este saqueo. El 19 y 20 de diciembre, aniversario del argentinazo, vamos a rodear el Congreso con los sindicatos, con los jubilados y con los trabajadores de todo el país porque vamos a enfrentar la aprobación de este saqueo. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Quiero informales a los señores diputados que por razones reglamentarias es necesario que los dictámenes de minoría sean presentados antes de las 20 horas. Les ruego que aceleren el proceso de tipeo en caso de estar en camino porque de otro modo no van a poder llegar para la eventual sesión.

Tiene la palabra la señora diputada Frana.

SRA. FRANA Creo que ya hay muchas cosas que se dijeron en este Congreso, así que brevemente les voy a proponer una hipótesis. Vamos a suponer que tienen razón respecto de todo lo que dicen sobre el gobierno anterior y vamos a suponer que todo esto es su culpa. Les quiero preguntar concretamente: ¿ustedes pueden decir hoy frente a los jubilados que tienen un número concreto para demostrar que no los van a perjudicar en el índice de aumento que están proponiendo? ¿Ustedes tienen una forma concreta de decirle a los jubilados, con números que yo ahora les voy a mostrar, que el aumento que están proponiendo los va a beneficiar y no perjudicar?

Porque si ustedes no lo pueden decir, yo tengo que entender que los errores del pasado los van a pagar los jubilados. Tengo que entender que todo lo que dijo el señor diputado Cano respecto de todas las barbaridades que hizo el gobierno anterior van a terminar en un castigo a los jubilados.

Yo le voy a dar un ejemplo concreto en números. A lo mejor ustedes me lo pueden rebatir. Y a lo mejor estaríamos empezando a demostrar que ustedes tienen razón y le pueden decir frente a toda esta gente que está acá, que no los van a perjudicar, que no son ellos la variable de ajuste.

A mí no me pueden decir nada del pasado. Yo no formé parte de ninguna gestión nacional de gobierno. Tengo una ideología y por eso estoy acá. Voy a decir algo que dijo una política que tiene mucho prestigio. A mí no me corran con eso. Así que yo les voy a pedir que en una sesión seria, como la que pretendemos tener, demos números y demostremos que no estamos castigando a los jubilados por los supuestos errores del pasado.

Según mis cálculos la jubilación actual es de 7.247 en el mínimo. Si a esa jubilación con el nuevo INDEC le hubiéramos aplicado la fórmula que ustedes quieren aplicar, a partir de 2009 a hoy en lugar de 7.247 sería de 5.675 y desde el año 2003 hubiéramos aplicado la fórmula que ustedes quieren aplicar, hoy la jubilación mínima sería de 2.427. ¿Ustedes tienen números concretos para rebatir esto y para demostrar que lo que ustedes dicen es cierto?

Hay otro artículo de esta reforma previsional que divide a los jubilados de primera y de segunda y enera un beneficio adicional. Esto ya lo planteó la diputada Contí. Yo no escuché una respuesta razonable por la cual para acceder al beneficio total es a aquellos que tuvieron 30 años de aportes. Quiere decir que aquellos que no pudieron tener sus 30 años de aportes, porque los tenían en negro, son los culpables de haber estado en negro, por lo tanto los vamos a castigar y los vamos a trasformar en jubilados de segunda. Si esta afirmación no es cierta me gustaría que me lo demuestren con números y con cuestiones concretas.

Por otra parte, yo escuché acá decir que vamos a permitirle a los jubilados que hoy tienen tanta vida útil, que los grandes vamos a poder cada vez hacer más cosas -yo tengo 55 años, tengo 20 años más de vida útil- que me jubile cuando quiera. Yo en esto le quiero significar lo siguiente. Hoy nuestro país tiene un 8,7 por ciento de desocupación. Si tomamos la desocupación de los jóvenes y de las mujeres llegamos a un 23 por ciento. ¿Cómo vamos a hacer para liberar puestos de trabajo?

Acá la reforma previsional no obliga a jubilarse a los 70, pero induce a jubilarse a los 70. Discúlpeme, señor presidente, en esto no comparto su criterio. Porque si nosotros no le vamos a exigir a la persona que se jubile a los 65 y le vamos a permitir al empleador que durante 5 años no pague las contribuciones, si yo fuera empleador claramente me conviene seguir trabajando con un hombre de 65 a los 70. No libero puestos de trabajo. Por lo menos esa es mi reflexión.

Si ustedes tienen otra me gustaría escucharla, porque, lamentablemente, creo que acá hay un debate que, al menos a mi juicio -con todo respeto y le pido disculpas al diputado Massot que hoy le pregunté si había terminado de mal modo, no acostumbro a faltar el respeto- la discusión no es pasado o el presente. Ya pasaron las elecciones, señores diputados, ya ganaron, háganse cargo y contesten esto frente a la gente que se siente que está perjudicada. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Yasky.

SR. YASKY Señor presidente: en primer lugar, creo que a pesar de lo agitado de algunos tramos del debate, creo que fue la mejor forma de abordar este tema.

Hubiese sido muy malo una sesión en la que, como una especie de mecanismo de relojería que me han narrado otras de ese tipo, hubiese salido un despacho que claramente, tal como lo dice TN, parece que ya tiene mayoría, pero no tienen mayoría en cuanto a se refiere al consenso de la población. El gobierno tiene 4 encuestas de opinión, guardadas bajo 7 llaves, hechas por consultoras propias y hay otras, algunas publicadas por diarios matutinos de la ciudad de Buenos Aires, donde claramente, incluso los votantes de Cambiemos, expresan su rechazo a esto que verdaderamente es una metida de mano en el bolsillo para los jubilados y jubiladas de este país.

De manera tal que no podemos aceptar el tratamiento con celeridad que pretendían ustedes, el oficialismo. Esta es una discusión que se tiene que dar en el seno de la sociedad y que se tiene que dar con respeto.

Hay personajes encumbrados del gobierno -tal cual se planteó acá y nadie lo desmintió-, que tienen 622 millones de dólares en los paraísos fiscales, otro que tiene 109 millones de dólares y Caputo que tiene 465 millones de dólares en paraísos fiscales. Cuando vemos semejante demostración de impudicia frente a los jubilados, maestros, niños pobres y jóvenes que no tienen empleo, y cuando la realidad nos demuestra que el verso aquel de que la copa, cuando desbordaba de riqueza mojaba a los que estaban abajo, nos enteramos de que todas las copas desbordan en los paraísos fiscales. La plata se va del país y los pobres no tienen alternativa. (Aplausos.)

Miren que estoy acostumbrado a ver matones, a ver provocadores y a gente que realmente no merece ser respetada, pero nunca vi un espectáculo como el de este personaje que se acaba de retirar. Me imagino que el viceministro de economía debe andar mucho tiempo en Miami, mucho tiempo en los countries, debe estar mucho tiempo a la sombra de las culatas que lo deben rodear, y debe andar mucho en autos con vidrio polarizados. Alguien que siendo parte de esa opulencia del país no tiene la mínima decencia, al momento de explicar que hay que meterles la mano en el bolsillo a los jubilados, de tener una actitud de respeto y de humildad que permita demostrarle al pueblo que los que nos gobiernan nos son simples ejecutores del mandato del Fondo Monetario Internacional. Porque esto es lo que aparece en todos lados. (Aplausos.)

El compañero Sergio Palazzo, el compañero Fabre, la compañera Sonia Alesso de CETERA y CTA, explicaron claramente que esto que se propone es ilegal porque todos sabemos que se van a generar juicios. Supongo que la especulación del gobierno será que se son juicios que se van a alargar en el tiempo. Los iremos pateando, pero ahora necesitamos manotear los 100.000 millones de pesos, y ese dinero está en el bolsillo de los jubilados.

Es ilegal e inconstitucional lo que se propone como ya lo dijeron constitucionalistas de fuste, que no pueden ser siquiera tildados de simpatizar con las posiciones que representa mi bloque. Pero además de esto, estamos ante un acto profundamente injusto. Un país que le pagó a los fondos buitres con los ojos cerrados y que en el camino quedaron 4.000, 5.000 millones de dólares que todavía se están buscando. En un país donde los consultores de las agencias internacionales, con una plumita que mueven, se llevan recursos que servirían para paliar lo que le falta a los jubilados; en un país donde crece la pobreza y donde los trabajadores y trabajadoras ven con incertidumbre su futuro porque se aumenta la edad jubilatoria y porque no se sabe cuál va a ser su ingreso una vez que esté jubilado;

T.52

Previsión y Seguridad Social

Pagura

En un país de estas características no es lógico, no es lícito, no es moral ni es legítimo proponer el recorte sobre los que menos tienen: los pensionados, los jubilados, las jubiladas, nos niños y las niñas más pobres que cobran la Asignación Universal por Hijo.

En nombre del bloque, planteamos claramente que no vamos a votar esta ley y hacemos un llamamiento a los diputados y a las diputadas del resto de los bloques (Aplausos.) e inclusive a aquellos cuyos gobernadores firmaron el acuerdo, a que voten a conciencia, que se puedan mirar al espejo, que le puedan explicar a sus hijos que vinieron acá con el mandato del voto popular y no le soltaron la mano a los jubilados ni a los más pobres de este país (Aplausos.) Eso es lo que nosotros pedimos.

Y por último, esta lucha va a continuar, el próximo miércoles acá vamos a ser cientos de miles. La multisectorial federal compuesta por regionales de la CGT; el agrupamiento del sindicalismo que expresa el compañero Sergio Palazzo en la Corriente Federal Sindical; la CTA; todos los movimientos sociales; el movimiento estudiantil; los pequeños y medianos empresarios, quienes no fueron parte de la invitación al Centro Cultural Kirchner cuando el presidente Macri anunció el plan de ajuste.

Vamos a venir a decirle ¡no a la propuesta de liquidar la movilidad jubilatoria!, también, ¡no al paquete de ajuste!, ¡no a la reforma laboral patronal y empresaria en contra de las conquistas sociales de los trabajadores!, ¡no a una reforma tributaria hecha para que paguen más los que menos tienen! (Aplausos.)

¡Tiene que haber justicia social y los diputados y diputadas estamos para garantizar eso!

SR. PRESIDENTE AMADEO Señores diputados, lamento enormemente informarles que el señor diputado Pablo Tonelli ha sido agredido brutalmente en la puerta de salida del garage. Su auto ha sido destruido y él zafó de haber recibido heridas personales. Como venía diciendo, este es el resultado de aquellos que solamente entienden la violencia. Lo repudiamos y espero el repudio masivo de esta comisión, porque esta no es la manera de conducir las discusiones que estamos teniendo, más allá de nuestras diferencias.

Tiene la palabra el diputado Yasky.

SR. YASKY Es para expresar, en nombre de mi bloque, nuestro absoluto repudio, pero también, para pedir que se inicie ya mismo una investigación para conocer realmente qué es lo que pasó en ese garage, las dos cosas. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Gracias diputado, están las filmaciones de las cámaras.

Tiene la palabra la diputada Vallejos.

Manifestaciones en la barra.
SR. PRESIDENTE AMADEO ¿Va a hacer uso de la palabra?

SRA. VALLEJOS Sí.

SR. PRESIDENTE AMADEO Por favor empiece.

SRA. VALLEJOS Diputadas, diputados, a los compañeros y compañeras trabajadores y jubilados que están presentes en esta casa, primero quiero hacer una reflexión porque, como ya expresé ayer durante el debate por la reforma tributaria, llevo cuarenta y ocho horas integrando esta casa y la verdad es que no han sido las cuarenta y ocho horas más felices que una, como ciudadana argentina, hubiera soñado al pensar en portar el honor de integrar este Parlamento de la Nación Argentina.

La verdad es que venimos asistiendo a un paquete de ajuste brutal contra la enorme mayoría de los argentinos, contra el conjunto de los sectores populares de nuestra Nación y la verdad es que esto nos deja con una profunda tristeza.

T.53

Romero

Previsión y Seg. Social

Aquí escuché con atención al ministro de Trabajo. Lamentablemente ahora no está presente, como tampoco el ministro Dujovne, aunque dejaron varias cuestiones sobre las cuales valdría la pena reflexionar. De todo lo que habló el ministro Triaca, destaco que lo escuché repetir muchas veces el concepto de insustentabilidad del sistema y también sostener que esta propuesta de reforma se basaba en la búsqueda de una supuesta sustentabilidad del sistema previsional, que hoy estaría ausente.

Esa apreciación llama la atención porque, efectivamente, cuando el gobierno -el cual el ministro Triaca integra- tomó la Presidencia de la Nación, recibió el sistema previsional con un fondo de garantía de sustentabilidad -tal como su nombre lo indica- que dotaba, y aún dota, de sustentabilidad a este sistema por un monto cercano a los 70.000 millones de dólares. Es cierto que en el transcurso de estos últimos dos años una parte de ese fondo se ha perdido y hoy está más próximo a los 55.000 millones de dólares.

También escuché al ministro Triaca decir que el 60 por ciento de nuestros jubilados y pensionados correspondían a aquellos trabajadores que no habían completado los 30 años efectivos de aportes. Es decir que el propio ministro Triaca está reconociendo que el famoso 82 por ciento móvil de la que tanta gala ha hecho el gobierno de estar ofreciéndoles a los jubilados, en el mejor de los casos, solamente le correspondería al 40 por ciento. Por cierto, aclaremos que con la fórmula vigente hoy estamos en el 81,7 por ciento, con lo cual el salto al 82 es de apenas 0,3 puntos porcentuales. El ministro sostenía que esa proporción entre quienes tenían aportes de 30 años efectivos y quienes no era parte de la respuesta de la supuesta insustentabilidad del sistema.

Al leer lo que dijo en contexto el ministro entiendo e infiero que esto sería responsabilidad del gobierno anterior, que con su vocación de universalizar la cobertura previsional incorporó a millones de argentinos y argentinas. Los mismos que por las vicisitudes a las que nos han expuesto como sociedad los desaguisados en materia de política económica que se produjeron durante décadas en nuestro país habían estado privados, no porque no trabajasen, sino porque las crisis recurrentes o la inconducta de sus patrones hicieron que no contaran con esos aportes que por derecho les hubiesen correspondido.

Me hubiera gustado decirle al señor ministro de Trabajo que la sustentabilidad que se logró durante los años previos y hasta diciembre del 2015, conjuntamente con haber prácticamente universalizado la cobertura previsional en la Argentina, no tuvo que ver con la proporción entre los trabajadores que habían completado sus aportes y aquellos que no.

Está bueno que recordemos, porque si no parece que nos confundimos cuando pensamos en nuestro sistema, que este es un sistema solidario y es un sistema de solidaridad intergeneracional. De manera tal que la sustentabilidad de nuestro sistema previsional está basada en la capacidad de la política económica de generar empleo en nuestra economía. La sustentabilidad del sistema previsional argentino hasta diciembre del 2015 estuvo garantizada por una política económica que promovió la generación de empleo en nuestro país y que rejudo la desocupación.

Se hicieron muchas alusiones al pasado y a la supuesta pesada herencia, un gobierno del que no he formado parte pero que tuvo políticas de las que sí me puedo perfectamente hacer cargo porque las comparto y las defiendo. Ojalá las tengamos nuevamente presentes en la Argentina porque aquellas políticas nos permitieron reducir la desocupación desde un nivel cercano al 22 por ciento hasta llegar al 5,9 por ciento.

En los dos años que lleva de gobierno el presidente Mauricio Macri y los ministros que lamentablemente ya no están en la sala, esa desocupación que recibieron en una tasa inferior al 6 por ciento -5,9 para ser precisa, como antes decía- hoy ha llegado al 8,7 por ciento.

Entonces, es el avance de la desocupación en la Argentina una de las causas primordiales que estarían explicando, en todo caso, la supuesta insustentabilidad de nuestro sistema previsional que tanto parece preocupare al ministro de Trabajo, que lamento que no esté presente.

También quiero resaltar y de paso repudiar nuevamente lo que usted, señor presidente, acaba de comentar que sucedió con un colega diputado, hecho que, por supuesto, ninguno de nosotros desea que sucedan en esta casa ni en ningún otro ámbito. Lo repudiamos y lo rechazamos.

La verdad es que he escuchado muchas alusiones a la violencia a lo largo de este debate en esta tarde y, sinceramente, con todo respeto, permítame decirle que desde mi perspectiva venir a esta casa del pueblo a proponer una reforma o un paquete de reformas que le sacan los ingresos magros -como ustedes históricamente han sostenido, porque siempre nos dijeron que el problema de las jubilaciones era que eran muy bajas y el problema de los salarios era que eran muy bajos y cuando había otro gobierno acusaban a ese gobierno de estos problemas y le decían que tenían que subir las jubilaciones y le decían que tenían que subir los salarios de los trabajadores, cosa que yo comparto, yo creo que las jubilaciones y salarios siempre tienen que subir porque son el principal motor del funcionamiento de una economía sana y resulta que ahora nos vienen a proponer una reforma que le saca parte de los haberes que le corresponden a los jubilados del bolsillo que, por lo tanto, le sacan el plato de comida de la mesa o le sacan los remedios que necesitan para atender cuestiones básicas de su salud, lo que no le han sacado ya hasta este momento en los dos años previos-, entonces, la verdad es que hablar de violencia en este escenario es, por lo menos, un poco confuso porque lo menos que uno puede pensar es que este saqueo y este arrebato al bolsillo de los jubilados, al bolsillo de nuestros niños y jóvenes beneficiarios de las asignación universal, al bolsillo de los más vulnerables de nuestra población, también lo menos que podemos hacer es considerarlo un acto de violencia, además de un acto de injusticia.

Dijo el ministro que se buscaba previsibilidad con esta fórmula. Tal vez el ministro tenga razón. Yo creo que sí hay un factor de previsibilidad de la que esta fórmula indudablemente dota a los jubilados. La previsibilidad absoluta y la certeza de que van a cobrar menos de lo que les correspondería cobrar, porque todos podemos hacer fácilmente la cuenta y saber con cinco meses y algunos días de devengados del semestre qué les correspondería a los jubilados con la fórmula vigente para la actualización de sus haberes que tendrían que recibir -mi mamá por ejemplo- en el mes de marzo, un 14 por ciento de incremento como bien han señalado otros diputados y diputadas y van a estar recibiendo, en función de esta fórmula que nos vienen a proponer con esta reforma, menos del 6 por ciento, el 5,7 por ciento, es decir que le están robando a los jubilados algo más de 8 puntos porcentuales del incremento que les correspondería por ley en sus haberes previsionales a los jubilados y, por supuesto, al resto de los 17 millones de argentinos que forman parte o que son beneficiarios de nuestro sistema de seguridad social solidario por lo menos hasta el día de hoy.

Se ha dicho que con esta fórmula se busca que los jubilados recuperen el poder adquisitivo, pero me llama la atención porque el propio ministro Triaca y también el ministro Dujovne, si no me confundo, sostuvieron que durante los últimos dos años, por el efecto de la inflación, los jubilados han perdido poder adquisitivo. Las jubilaciones, para ser más preciso han perdido poder adquisitivo, es decir que han evolucionado con la fórmula vigente por debajo de la inflación.

De manera tal que para que no pierdan poder adquisitivo deberían poder estar recibiendo, de mínima, un incremento que sea igual a la suma de la inflación que corresponda al período de actualización, más lo que ya perdieron en este tiempo que ha transcurrido hasta aquí -según reconocieron los propios ministros-, producto de las políticas inflacionarias que el propio gobierno del presidente Macri instrumentó desde que asumió, como la maxi devaluación, la eliminación de retenciones y una serie de políticas, incluido el tarifazo. Todos conocemos esto y no viene a cuento volver a repasarlo para no extenderme más de la cuenta en la exposición.

Si esto no fuera así, es bueno saber -como también se ha señalado- que está fórmula que se está proponiendo -que ni siquiera es un ciento por ciento por inflación, como era la fórmula original, sino que ha sido modificada en el Congreso y que incorpora un 30 por ciento de actualización en función de la variación de los salarios y un 70 por ciento en función de la inflación- no permite que las jubilaciones se actualicen, ni siquiera, para empardar el nivel de evolución de los precios.

Como han señalado diputados preopinantes, la evolución de los salarios en los 23 meses previos, ha estado por debajo de la evolución de la inflación. En este tema no podemos hacernos los distraídos y pensar que no sabemos por qué es o que ocurre por arte de magia, sino que sucede porque se ha promovido una política claramente inflacionaria. Por sobre todas las cosas, esta política ha estado empecinada -y lo sigue estando-, en ponerle un pie en la cabeza a los salarios. Por lo tanto, los salarios no crecen a la par de lo que crece la inflación, ni siquiera para empardar con las jubilaciones, como ahora se pretende que suceda.

Entonces, con esta fórmula los jubilados no solo no van a recuperar el poder adquisitivo que ya se les robó ni van a empardar la evolución de los precios futuros, sino que van a estar por debajo de eso. Pero va a estar más por debajo todavía, porque -como también se señaló aquí- el IPC que se pretende utilizar para ponderar el 70 por ciento de la actualización, no representa la evolución de los precios de la canasta de consumo representativa de un adulto mayor en la Argentina. Esto ya lo han explicado claramente aquí los diputados que me antecedieron en el uso de la palabra.

La verdad es que estamos asistiendo a una propuesta de reforma que ajusta fuertemente a los jubilados, a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y ajusta fuertemente a los pensionados. Además, implica una profunda afectación sobre los jubilados futuros, es decir, los trabajadores actuales activos de nuestro presente.

Hay algo que no sea mencionado mucho y que claramente explicó el diputado Moreau. Si bien los funcionarios han negado la intervención del Fondo Monetario Internacional, o estar siguiendo recetas promovidas por ese organismo, les quiero refrescar la memoria sobre una cuestión que es bastante reciente. Hay un documento de septiembre de 2016 del Fondo Monetario Internacional que se llamó "Sistema previsional de Argentina: alternativas de reforma". Fíjese, señor presidente, qué casualidad -si es que usted cree en las casualidades, yo no soy muy afecta a creer en ellas, creo más bien en las causalidades- que los tres ítems que se señalan en este informe del Fondo Monetario Internacional son los siguientes: el primer punto es el cambio de la fórmula de indexación, dice el FMI. Casualmente o causalmente, el primer punto del proyecto de reforma que ustedes nos están trayendo aquí. El segundo punto, es bajar la tasa de sustitución. Por esto decía que hay una afectación sobre los trabajadores activos del presente y que son los futuros jubilados. Porque el Fondo pide que se reduzca en 20 puntos porcentuales, del 70 al 50 por ciento la tasa de sustitución. Para los que no saben es la relación que existe entre el salario del trabajador activo y el salario que percibe el trabajador pasivo cuando pasa a jubilarse.

Porque el Fondo Monetario Internacional pide que se reduzca en veinte puntos porcentuales, del 70 al 50 por ciento, la tasa de sustitución que, para quienes no saben, es la relación que existe entre el salario del trabajador activo y el salario que percibe el trabajador pasivo cuando pasa a jubilarse. Este es otro de los puntos del proyecto de reforma que ustedes nos vienen a traer aquí.

¿Qué es lo que plantea el tercer punto de este documento? El incremento gradual de la edad jubilatoria, otra vez, casualmente o causalmente, algo que ya se instrumentó con la así llamada reparación histórica. Creo que con un poco más de justicia debió haberse llamado ley de blanqueo; porque la supuesta reparación histórica fue apenas una fachada para que aquellos que tienen capitales en el exterior pudieran blanquearlos sin siquiera traerlos a nuestro país, con la falta que efectivamente nos hacen.

Miren lo bien que nos vendría que hoy estamos discutiendo todo este paquete de ajuste, y estamos discutiendo todo esto porque supuestamente falta el dinero, pero resulta que el Estado argentino está perdiéndose de recaudar 20.000 millones de dólares anuales por concepto de evasión offshore de aquellos que tienen fugados sus capitales en paraísos fiscales. Miren si no tenemos allí una riquísima fuente de ingresos que no afecta a los más pobres, a los trabajadores ni a los jubilados.

Estos tres puntos, incluyendo el del incremento gradual de la edad jubilatoria que se viene a completar con el otro punto de esta reforma: la invitación a seguir trabajando hasta los 70 años que, como también explicaba la diputada Frana y me exime de dar mayores explicaciones, es lisa y llanamente una inducción a que se siga trabajando hasta los 70 años.

Esto plantea nuevamente otra contradicción porque estamos, efectivamente, frente a una dificultad que tiene que ver con el empleo juvenil. La verdad es que cuesta mucho pensar cómo, si el gobierno está tan preocupado por la situación de empleo, nos vienen a proponer, en el marco de la reforma laboral, regímenes de explotación para nuestros jóvenes recién ingresantes al mercado de trabajo con la supuesta excusa de que hay que promover el empleo entre los jóvenes. No sé cómo se piensa promover eso. Mientras tanto, se quiere dejar que nuestros adultos mayores sigan obligados a trabajar inhumanamente hasta los 70 años.

Entonces, para finalizar, señor presidente, porque me está haciendo señas de que estoy excedida con el tiempo, la verdad es que esta es una reforma y me sumo al llamamiento que hizo Hugo Yasky a que ningún representante del pueblo pueda acompañar una inciativa que atenta contra el bolsillo de los jubilados, que atenta contra el bolsillo de nuestros niños más vulnerables, que atenta contra el bolsillo de nuestros pensionados y que también atenta contra los trabajadores presentes cuando se tengan que jubilar el día de mañana y queden expuestos a una jubilación de miseria que represente una mínima fracción de sus salarios en actividad.

Llamo también, y me hago eco del llamamiento, al resto de los señores diputados, porque el ministro Triaca comenzó su exposición aludiendo al resultado electoral. Y yo también les quiero recordar a los señores del gobierno, y al resto de mis compañeros diputados y diputadas, que hubo un 60 por ciento de la sociedad argentina que no votó por el oficialismo, que votó por la oposición independientemente de la oferta opositora que eligiese. Por lo tanto, espero, tengo la expectativa y llamo a que así sea, que ese 60 por ciento de legisladores y legisladoras -que somos representantes de este pueblo que ya ha sufrido demasiado y no merece seguir siendo ultrajado ni saqueado por este paquete de reformas- nos acordemos a quién representamos a la hora de levantar la mano y que no deshonremos el mandato popular. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el diputado Cleri.

-No se encuentra presente.

SR. PRESIDENTE AMADEO Como el diputado Cleri no está presente, tiene la palabra el señor presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, diputado Laspina.

SR. LASPINA Señor presidente: voy a intentar batir el récord de la diputada Vallejos, que ha sido la primera que habló sin gritar, lo cual me parece que es un gran avance para poder seguir con este debate. Destaco también a la diputada Frana; he sido injusto con ella. Voy a tratar de seguir esa línea de conducta.

Quiero hacer una primera distinción conceptual antes de contestar una pregunta muy concreta que hizo la diputada Frana respecto de lo que nosotros estimamos que será la evolución de las jubilaciones a lo largo del próximo año, tomando en cuenta las proyecciones que hoy tiene el sector privado.

Hablaré con el ánimo de intentar esclarecer el debate y también como presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de un Congreso que tiene el orgullo de haber sancionado una ley que creó la Oficina de Presupuesto a fines del año pasado. Aunque se ha empezado a implementar a lo largo de este año, lamentablemente aún no está funcionando. Pero su principal objetivo es precisamente que los señores legisladores podamos tener una discusión racional respecto de los problemas presupuestarios y fiscales de la Argentina. El espíritu de esa Oficina de Presupuesto creo que hoy debería rondar este debate.

La primera distinción conceptual que quiero hacer es que lo que estamos discutiendo hoy en este cambio es la movilidad de las jubilaciones, es decir, la forma en la cual se actualizan. Bajo ningún concepto estamos discutiendo en esta ley el nivel de las jubilaciones.

Uno puede opinar, con algún criterio u otro, si el kirchnerismo dejó en un nivel alto o bajo las jubilaciones, o si dejó una fórmula muy rápida de la movilidad de las mismas. Esto lo podemos discutir. Por ejemplo, yo hubiese preferido una movilidad jubilatoria más en línea con la inflación, pero con un nivel de jubilaciones mucho más alto. ¿Alguien estaría en contra de que yo dijera que las jubilaciones en el pasado se habían ajustado solo por la inflación pero en un nivel real mucho más alto? Probablemente, no.

No tenemos que rasgarnos las vestiduras por una fórmula de actualización que incluso, a propuesta del bloque Justicialista del Senado, considera un componente salarial, que además está en línea con otros sistemas previsionales que de alguna forma también contemplan como mecanismo de actualización de las jubilaciones alguna referencia a los salarios. En definitiva, cuando uno establece un esquema de jubilaciones, dicho esquema responde a una fórmula, y dicha fórmula responde a cómputos en función de los salarios durante la vida activa del trabajador. En el caso de la Argentina, fundamentalmente en los últimos diez años.

A partir de allí, lo que supone como mínimo un sistema previsional es que, dado ese aporte a lo largo de la vida de un trabajador que actuó en el marco de una economía determinada, con determinada productividad, y que obtuvo un salario, por lo menos lo mantenga.

Uno puede agregar un mecanismo de actualización del poder adquisitivo de esa jubilación, que es la contrapartida -de acuerdo con un sistema solidario y con un componente contributivo, como es el caso de la Argentina y de otros países- de lo que alguien trabajó a lo largo de su vida.

Ahora bien, uno puede decir que no es suficiente sostener el nivel de las jubilaciones en términos reales, sino que queremos hacer a las personas partícipes de los futuros crecimientos de la economía en términos reales, de la productividad de los trabajadores y, por tanto, del crecimiento de los salarios de los trabajadores.

Lo que estamos sugiriendo -en realidad lo sugirió el bloque Justicialista en el Senado- es un componente del 30 por ciento de participación de los salarios, de modo tal que a medida que los salarios vayan creciendo por encima de la inflación y ganando en una economía en recuperación y en crecimiento, los jubilados actuales, que trabajaron en una economía relativamente más pobre -vamos a suponer que la economía crece en el futuro-, van a ser partícipes no solo de mantener la capacidad adquisitiva de su trabajo durante la vida activa, sino de lo que va creciendo la economía, y está bien que así sea.

¿Adónde lleva este razonamiento? A la discusión acerca de que el nivel de las jubilaciones, alto o bajo en la Argentina, lo tenemos que debatir en esta Comisión de Presupuesto y Hacienda en el marco de una discusión presupuestaria -creo que sería un poquito aventurado hacerlo- o en el marco de una reforma previsional en sentido amplio, que discuta qué impuestos vamos a cobrar y a quién.

En materia de impuestos, se habla mucho de la renta financiera. A ver si me corrige alguien de la provincia de San Juan, como por ejemplo, el diputado Gioja, que está en contra de las retenciones a las exportaciones mineras porque en San Juan la minería es como la soja en mi provincia de Santa Fe, pero salgamos de esa discusión. Estamos hablando de números que son muy bajos comparados con el volumen que tiene nuestro sistema previsional, que es enorme.

Entonces, una discusión seria, sin gritos, como la que se ha planteado en algunas excepciones de las diputadas que mencioné, diría de dónde sacamos los recursos para subir las jubilaciones. La fórmula, en definitiva, es una manera -no sé cómo calificarla- poco trasparente, por así decirlo, de discutir de dónde se va a financiar el sistema previsional argentino.

Imaginen por un momento que acá nos ponemos de acuerdo e inventamos una fórmula mucho más generosa, que diga que va a subir dos veces la inflación. Sería fantástico, la pregunta es de dónde salen los recursos. En realidad, no estaríamos votando una fórmula de movilidad; estaríamos votando un aumento encubierto de las jubilaciones, que no sabemos cómo lo vamos a financiar.

Entonces, lo que yo quiero plantear por un momento es que demos la discusión del nivel de las jubilaciones en un contexto que yo creo que tiene que ser lo que estableció la ley de reparación histórica -esa comisión que va a hacer un informe, que va a venir el Parlamento de la Nación a discutir una reforma previsional- y discutamos todo el sistema previsional. Tenemos un sistema solidario, ¿lo queremos más solidario, pero queremos que no sea deficitario? Quizás haya que bajar las jubilaciones más altas, la de los jueces, la de los diputados, la de los políticos, la de los diplomáticos y así todos van a ir a una jubilación mucho más baja, háganse la jubilación por las suyas, compren una casa, réntenla, como hacían los abuelos antes, que compraban ladrillos, invertían y después con la renta y alquiler se hacían la jubilación, porque tampoco vamos a descubrir en la Argentina que el sistema previsional ha sido el pato de la boda de todas las crisis fiscales de la historia argentina.

Hoy podemos otra vez rasgarnos las vestiduras, pero si dentro de algunos años no tenemos con qué pagarles a los jubilados vamos a estar en el mismo problema si no discutimos racionalmente de dónde sacamos los recursos.

Entonces, me parece que es ahí donde tenemos que hacer una discusión. Si creemos que la mínima es baja -yo lo comparto; este gobierno recibió esa mínima tremendamente baja, en un nivel muy bajo. No creo que eso haya cambiado en los últimos años-, podemos plantearlo y, entonces, discutamos de dónde sacamos los recursos. Yo creo que contra eso nadie puede decir sensatamente que puede estar en contra.

Sinceramente, lo que veo es que hay una utilización de esta cuestión para desviar la discusión del tema de fondo, que es cómo hacemos para hacer sustentable el sistema previsional, de dónde sacamos los recursos, cómo hacemos para pagar mejores jubilaciones, más allá del expediente obvio del...

- Manifestaciones en la barra.

SR. LASPINA Si tienen ideas las podemos discutir, pero esta me parece que es la cuestión de fondo y yo sigo insistiendo, en aras de esa racionalidad y con esto termino así no me gritan, hasta acá venía bien que creo que hay que dar ese gran debate de la reforma previsional, para que cuando la señora que me está gritando quiera jubilarse podamos saber con qué recursos le vamos a pagar a la señora que me estaba gritando hasta hace un segundo.

-Manifestaciones en la barra.

SR. LASPINA Acabamos de poner en la reforma tributaria un mecanismo de presunción tributaria para las empresas offshore que va a ser tremendamente eficaz para capturar las estructuras tributarias que se arman para constituir compañías offshore para no pagar impuestos en la Argentina. Es una alternativa.

Si quieren, podemos ver cuánto recauda eso y nos podemos dedicar a las jubilaciones, pero lo que no podemos hacer es enmascarar detrás de una fórmula de movilidad, es decir, cómo hacemos para mantener en el tiempo las jubilaciones, una discusión de ese nivel.

Creo que el kirchnerismo a lo largo de los últimos años tuvo un mérito, que es aumentar la cobertura previsional a un nivel récord en Latinoamérica, gracias a las moratorias, pero lo que no tomó es la previsión de ver cómo se financiaba eso y hoy todo el déficit de la administración nacional está explicado por el déficit de la ANSES.

Entonces, bien o mal, uno podría decir que ampliamos la cobertura pero no le dimos los recursos; bien o mal, el kirchnerismo lo que hizo fue achatar la pirámide jubilatoria subiendo la mínima, por momentos por decreto, generalmente antes de las elecciones, oportunamente antes de las elecciones, hasta que la Corte sacó el fallo de movilidad y dispuso que las jubilaciones no podían ser decididas por un príncipe, por el acto del príncipe por la princesa, en ese caso , sino por una fórmula de actualización que fuese realmente una movilidad tal como dice la Constitución Nacional. Y como el kirchnerismo en aquel momento tenía estadísticas bastante flojas de papeles, se inventó esta fórmula que generó un montón de problemas porque era muy compleja. Creo que aquí la explicó Boudou, que viniendo del CEMA tenía alguna experiencia con las ecuaciones y demás. Aun así, la fórmula de movilidad era muy compleja de entender.

Creo que en muchos aspectos tenía cuestiones muy débiles, que son unos de los motivos por los cuales hoy la queremos modificar. Por ejemplo, la fórmula de movilidad hablaba de dos componentes: uno era la recaudación total de la ANSES por beneficiario -la mitad era por eso-, es decir, el volumen de impuestos que la propia Administración Nacional de la Seguridad Social iba recibiendo por unidad de beneficiario; no el total en bruto, sino un promedio, más el 50 por ciento de los salarios del RIPTE o el índice de salarios, el que fuera mayor.

Cuando se hizo la moratoria previsional es donde esta fórmula empieza a tambalear y empezamos a mentirnos entre nosotros para abrazarnos a la fórmula de Boudou como si fuera el mantra de la felicidad de los jubilados. Esa fórmula se tuvo que violar cuando la moratoria incorporó a más de tres millones de nuevos jubilados, la mayoría de los cuales nunca había realizado aportes. Porque hay que decirlo: muchas eran amas de casa de Barrio Norte que no habían laburado en su vida, y se la dieron igual. No fueron una, dos, tres o cuatro, sino miles; pero no me quiero calentar. (Aplausos.) Muchas eran amas de casa de clase media y clase media alta, con campos. Se le dio a todo el mundo sin ningún tipo de restricción para juntar votos; total, daba todo lo mismo, y el que venga, pagará.

Cuando se hizo eso, se violó por primera vez la fórmula de movilidad.

-Manifestaciones en la barra.

SR. LASPINA No escucho nada, señora. Ahora estoy hablando yo.

Entonces, se termina violando la ley de movilidad porque no se incorporan esos beneficios, que hubiesen implicado una baja de las jubilaciones. Entonces, esto es como decir que me gusta la ley de movilidad en la medida que le convenga al gobierno. Un gobierno de ajuste, de derecha, dictatorial, y demás, lo hubiese usado para bajar las jubilaciones. Un gobierno popular, que se preocupa por los pobres, que desciende la pobreza año tras año hasta dejarla en un dígito, como ha hecho Chile durante muchos años, probablemente la use en el sentido contrario, más redistributivo. Pero el caso es que violamos la fórmula de movilidad. Lo que hubiese pasado este año próximo es que el gobierno nacional probablemente también hubiese estado obligado a violarla, porque estamos en medio de una reforma tributaria que, entre muchos aspectos, contempla cambios tendientes a solucionar enormes problemas que vienen de años, como es el fondo del Conurbano -que mencionaba el diputado Lousteau hace un rato- o el problema de los ingresos brutos. Porque hay que decir que los productos en la Argentina -y estoy hablando de los productos básicos- cuestan un 20 por ciento más en la góndola del supermercado que en el país de al lado, ya sea Chile o Paraguay. Eso se debe a la sobrecarga de generar impuestos a los ingresos brutos en la Argentina.

El Pacto Fiscal que se firmó trata de empezar a resolver esa madeja de problemas de ingresos tributarios y de aduanas internas: Misiones le cobra la aduana cuando pasa al de la provincia de Córdoba, extraña jurisdicción, impuesto a las exportaciones de un municipio, que cuando pasa un camión le pone un impuesto; ese desastre, que había hundido a la Argentina en un estancamiento en los últimos seis años, se empieza a resolver con el Pacto Fiscal.

Mañana vamos a comenzar a tratar un proyecto que implica la eliminación del Fondo del Conurbano y la reforma del artículo 104 del impuesto a las ganancias, y de aprobarse este proyecto, implicaría una baja de los recursos del ANSES. Bien aplicada esta fórmula -como dijo el ministro Dujovne-, obligaría a aplicar un ajuste cercano al 0 por ciento en el segundo semestre de 2018. Con lo cual, respecto de esa fórmula, que pasa a ser una suerte de mantra o una pieza sagrada, ¿qué haríamos con ella? ¿La quemamos como lo hizo Boudou o como lo hicieron otros, cuando hicieron la moratoria y no la aplicaron como efectivamente era la fórmula? O sea, esto implica aplicarla según convenga.

Nosotros estamos en un país que está en medio de una profunda reforma tributaria, que trata de resolver esa madeja, y por eso es que precisamente queremos dar una fórmula de movilidad que evite que el próximo año caigan las jubilaciones.

Además, según nuestros cálculos va a implicar un aumento de alrededor del 5 por ciento real de las jubilaciones en 2018. Con respecto al cálculo -creo que algo dijo el ministro Dujovne, pero yo lo puedo decir , los supuestos son muy simples: tomamos la inflación del año pasado, la inflación de este año -que ya la tenemos y es del 24 por ciento-, la variación del RIPTE -que prácticamente ya lo tenemos finalizado este año- y la proyección de la inflación del año que viene, que según el consenso del sector privado, la expectativa de mercado y del Banco Central va a ser del 16,6 por ciento. Además, uno calcula que los salarios en las paritarias le van a ganar por lo menos un 2 por ciento por arriba de ese 16, con lo que van a ir a 18,6.

De esa manera, con la nueva fórmula las jubilaciones tendrían un aumento real de aproximadamente el 5 por ciento el próximo año. Esto le va a generar un problema a la oposición, más allá de la discusión contrafáctica sobre qué hubiese pasado con la fórmula que teníamos antes, que en realidad se hubiese que tenido que aplicar una baja de impuestos y no una suba. Independientemente de eso, va a dejar mal parada a la oposición, creo yo, cuando los jubilados vean que la nueva fórmula les va a subir más del 4,5 o 5 por ciento trimestral, que va a compensar la inflación y que le va a ganar por 5 puntos en términos reales. Va a pasar lo que pasó en estas elecciones, que pierden credibilidad, que la gente no les cree, que la gente duda cuando hablan. Después de muchos años de mentiras, de mentir en las estadísticas y después de muchos años de decir que estamos en el Paraíso, que tenemos menos pobreza que Alemania, la gente no les cree. Cuiden la credibilidad.

Si ahora le dicen a la gente que hoy está mirando la televisión -que tiene miedo por lo que ustedes le dicen que le van a bajar las jubilaciones, porque estamos haciendo un latrocinio, le están mintiendo. ¿Y saben cuánto tiempo falta para que esa mentira se haga realidad? Tres meses: el ajuste de marzo, y tres meses después, el segundo ajuste, y tres meses después el tercer ajuste, y a fin de año le habrán ganado un 5 por ciento real a las jubilaciones.

Yo creo que el papelón que hicimos hoy no le hace bien a la democracia, que mentirle a la gente no le hace bien a la clase política y menos al que se le miente, y que tenemos una oportunidad realmente muy grande de discutir una reforma previsional en serio y sobre qué hacemos con los topes de los aportes patronales, que están en 82.000 pesos.

Si ustedes me preguntan mi opinión personal, se acaba de sacar de la reforma tributaria el tope de 82.000 pesos que rige para los aportes; yo estoy en contra. Pero hay una posición de consenso y hay problemas legales para discutir el tope a las jubilaciones, que habría que levantar si uno levanta el tope a las contribuciones.

Yo creo que tenemos un sistema previsional para la clase media y los pobres mientras que los ricos tienen un sistema privado. Podemos discutirlo, pero hay que tener una discusión seria, sensata, no a los gritos, no mentirle a la gente, no pensar que los recursos son gratuitos o que podemos imprimir billetes, ya se ha dicho.

Este es el punto que quería traer a la discusión de hoy, con la esperanza de que pueda mejorar el debate. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Un aviso parroquial para que quede constancia en la versión taquigráfica, los días de reunión de esta comisión serán los martes a las 16 horas. Tiene la palabra el diputado Solanas.

SRA. FRANA Me permite una pequeña interrupción, señor presidente.

SR. SOLANAS Si, aceptada.

SRA. FRANA Simplemente para decir que me encantaría que estemos equivocados, y ojalá el futuro lo demuestre porque es en favor de la gente, a mí no me interesa perpetuarme en la política.

Le daría la derecha, señor presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, si el ministro de Hacienda me hubiera contestado una de las preguntas que le hice ayer, que también pudieran demostrar que con todo este paquete de reformas no están desfinanciando la ANSES.

Yo pienso como usted, hay que explicar de dónde se saca el dinero, pero si hacemos eso y desfinanciamos la ANSES, seguramente el futuro no es todo lo optimista que usted lo ve. Ojalá yo me equivoque. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el diputado Solanas.

SR. FILMUS Perdón presidente, le voy a pedir al diputado Solanas que me dé un minuto.

SR. SOLANAS Le concedo un minuto al diputado Filmus, señor presidente.

SR. FILMUS Señor presidente: no pensaba hablar, pero después de todo el debate que tuvimos hoy quiero plantear un par de cuestiones que me parecen básicas.

En primer lugar, adhiero a lo que planteó el diputado Yasky respecto del repudio a la situación de violencia a la que se hizo referencia.

En segundo lugar, quiero referirme a lo que planteaba recién el diputado Laspina respecto de la idea de que si efectivamente todos quisiéramos mejorar la fórmula y que los jubilados, los que tienen la Asignación Universal por Hijo o asignaciones familiares y los discapacitados cobraran más, entonces sería bueno no hacer un debate exprés.

Si es política de Estado, lo bueno sería que lo podamos discutir entre todos y que nos tomemos un tiempo para hacerlo. No hay ninguna urgencia para que mañana tengamos que aprobar este proyecto. Si efectivamente la intención fuese buena, no deberíamos intentar meter esta ley por la ventana. Nosotros recién pudimos ver el proyecto y empezar a discutirlo. Entonces, reitero, si la intención fuera realmente buena, entre todos encontraríamos un camino para generar políticas que impactarán durante mucho tiempo en la Argentina. (Aplausos.)

Hay muchos números que yo quiero discutir, aunque a mí me interesa más que nada el tema educativo y quiero plantear algo respecto a eso. Escuche al viceministro de Economía decir que nosotros recibimos el país con 8 puntos de superávit. Yo no sé si acá hay gente de chequeado.com para corroborar esa información. A mí me tocó ser ministro de Educación en el 2003 y recién entré en Internet para ver si yo tenía un recuerdo equivocado de aquel entonces. En el diario La Nación se plantea un déficit de 4.500 millones de pesos. Debería ser más, pero en realidad es la mitad -un 1,5 por ciento del PBI- porque estábamos en default y toda la parte que se tenía que dedicar al pago de la deuda no estaba.

Entonces, si el viceministro de Economía se equivoca por 2, 3 o 1,5 puntos de déficit y lo calcula como 8 de superávit, no sé en qué país estaba en ese momento porque todos sabemos lo que pasaba aquí en la Argentina. (Aplausos.)

Las fuerzas de la oposición que sanamente creemos, como dice el diputado Laspina, que todos tenemos que trabajar para la mejor fórmula merecemos un tipo de debate acorde.

Insisto, acá se han dicho todo tipo de errores enormes, como por ejemplo lo que se mencionó respecto de la pobreza. Quiero simplemente señalarlo. Yo asumí como ministro de Educación, acompañando a Néstor Kirchner, en un país donde 2 de cada 3 chicos eran pobres. Es verdad que no se pudo eliminar la pobreza. Uno puede discutir las estadísticas y se puede hacer toda la autocrítica que consideren, pero 2 de cada 3 chicos eran pobres.

Recuerdo también que no se les pagaban los sueldos a los docentes. En aquel momento fuimos con Hugo Yasky y con los integrantes de CTERA a pagar los sueldos en Entre Ríos. Las clases habían empezado recién a fin de mayo. Los chicos iban a la escuela a comer. No se podía hablar de calidad educativa como hoy, que por suerte es el tema central de la educación.

Planteo esto porque es verdad que hay que evaluar lo mejor que se hizo. Esta discusión hubiera sido imposible en aquel entonces porque, por ejemplo, no teníamos nacionalizados los fondos de la ANSES. ¿Para qué íbamos a tener una discusión si en realidad la jubilación era privada? No había fórmula, ni nada que se le pareciera.

Por otra parte, diputado Laspina, dificulto que los 3 millones de jubilados nuevos que se incorporaron porque sus patrones no pagaron en su momento las cargas sociales sean amas de casa porque no las hay; no hay 3 millones de amas de casa de Barrio Norte. Reivindico a las amas de casa y me parece que merecen cobrar la jubilación porque hacen un trabajo social enorme, sin el cual no podría crecer el país. (Aplausos.)

Me quiero referir a lo que ha pasado en Europa cuando se postergó la edad jubilatoria. Creo que lo tenemos que estudiar. Si pasamos la edad jubilatoria a los 70 años, por año se estarían jubilando aproximadamente 150.000 personas, aunque hay distintos cálculos. Este resultado permitiría que 200.000 jóvenes por año entren al mercado de trabajo.

En este momento en la Argentina hay un 29,7 por ciento de desocupación entre los jóvenes de 15 y 19 años; todos lo sabemos.

Y cada punto de jubilados que decidan agregar un año más a su vida útil es un punto más de desocupación para los jóvenes. Eso es mucho más caro para la sociedad. Todos lo sabemos: los jóvenes salen del sistema educativo, salen del mercado de trabajo, van a la violencia, van a sectores que después sabemos que a la sociedad le cuesta mucho más solucionar.

Yo quiero llamar la atención sobre ese tema. Es verdad que el de la fórmula es muy importante, pero me parece muy grave estratégicamente para la sociedad abandonar a estos jóvenes que no van a conseguir trabajo, no van a poder seguir estudiando y van a tener una dificultad enorme. (Aplausos.)

Para terminar -y le agradezco mucho al presidente y al diputado Solanas-, hay o había 1.034.743 pensiones por discapacidad en la Argentina. Se han reducido en este gobierno 71 mil, a pesar de que la Justicia ha ordenado restituirlas, pero también es un sector al que no podemos abandonar. No hay ningún país que se precie de digno si no privilegia a los que más lo necesitan y son nuestros discapacitados. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Yo no puedo, como en las sesiones, descontarle los minutos, pero tengo una enorme cantidad de diputados anotados así que les ruego que sigamos.

SR. SOLANAS Escuchaba al diputado Laspina en su alocución, tipo sermón, parecía un sacerdote. Está bueno. Vamos a darles a los jubilados.

En verdad, los jubilados precisamente se han jubilado porque han aportado toda su vida. Hace unos años caminaba por un bario de Paraná y un señor Pérez me dice: "Yo le encargué a un diputado nacional que me hiciera los trámites para jubilarme" y yo le dije: "Mire, don Pérez, usted se va a jubilar porque trabajó 40 años", ¿dónde? En la construcción.

Entonces, no es permitible decir que los diputados le vamos a dar a los jubilados. Los jubilados tienen derechos adquiridos a través de sus años de trabajo y los que ingresaron -como dijo recién el diputado Filmus- en la última etapa, porque sus patrones no habían hecho sus aportes, inclusive ingresaron con un aporte al ingresar. De modo tal que en esto hay un relato muy interesante entre la ficción y la realidad.

Fíjense que no se ha hablado, por lo menos no lo he escuchado, del cuarenta y pico por ciento de lo que fue la inflación del año 2016, que arrasó con los salarios en la Argentina y sobre todo en los jubilados e inclusive no se recompuso en este año, se agravó absolutamente esta situación.

Tengo aquí que una muy humilde señora me dejó hoy lo que gana. Son 7.029 pesos de bolsillo. Esta es la realidad. Lo ficticio es lo que ustedes permanentemente no se hacen cargo de estos dos años que han pasado: inflación, ajuste permanente, una ley que fue un orgullo del consenso de este Congreso, que dejaba sin efectos los despidos en la República Argentina, y Macri la vetó; lo que pasó decididamente con las pensiones de los discapacitados, que ahora le han reintegrado, o la quita de los medicamentos de los jubilados en el PAMI al ciento por ciento.

Yo me pregunto, ¿no es una canallada que se le quite el ciento por ciento de los medicamentos del PAMI a los jubilados en función de cerrar el déficit fiscal en la República Argentina? Me pregunto, ¿no es una canallada plantear en este mes de diciembre la desestabilización que implica la vida de un mayor jubilado en una familia?

Realmente es descabellado, señor presidente. Una encuesta de la provincia de Buenos Aires 82 por ciento móvil dice que ustedes están equivocados en lo que van a hacer, que no es precisamente lo que quieren los jubilados y las familias de los jubilados y aquí nos tiran por la cabeza siempre que ganaron las elecciones. No es un cheque en blanco ganar las elecciones. Uno tampoco puede hacer lo que quiera.

Sin embargo, parecería que sí.

Esto es lo mismo que hicieron con el tema del blanqueo de capitales, un paquete de cinco leyes que no se entendía absolutamente nada y que votamos en función de la reparación histórica, que no es tal. Está comprobado que no fue así y ustedes siguen insistiendo que era el camino correcto.

Tampoco es menor lo que hicieron en el 2016, porque no solo los echaron y los precarizaron, sino que los denostaron.

En esta sala hay docentes. Lo que opinó el presidente Macri de ellos -y de algunos trabajadores también- es inaceptable desde todo punto de vista. Llegó a decir que en la Argentina tenemos que trabajar hasta sábado y domingo, y estoy seguro que él no lo hizo.

Ustedes han gobernado todo este tiempo para los ricos. Todo lo que hemos escuchado en este recinto es así. Recuerdo que cuando vino el ministro Aranguren, justificando los tarifazos de los combustibles, parecía que no estaba hablando con un ministro de la Nación, sino con un empresario que estaba defendiendo sus intereses.

Por supuesto que todos ustedes -con el mismo lenguaje- hablan permanentemente de los 12 años anteriores.

Mire, señor presidente, me siento orgulloso de ser peronista y defender los gobiernos de Néstor y Cristina que trajo inclusión y derechos a la República Argentina. (Aplausos.)

En ese aspecto, no levantamos la voz. Ustedes levantaron la voz y agredieron permanentemente, en función de lo que les dice Durán Barba, que los junta como manada, los lleva y les da la partitura.

SR. PRESIDENTE AMADEO No nos va mal.

SR. SOLANAS A ustedes les va bien, pero al pueblo no le va bien. Hoy, en la provincia de Entre Ríos, en los barrios, ¿saben qué se abren?, comedores comunitarios. Y se festeja eso, pero es un retroceso. Los gurises van sábado y domingo a comer a la escuela; es un retroceso. Se le ha mentido al pueblo, fundamentalmente, en función del derrame que aparentemente no aparece y no ha aparecido.

En los primeros seis meses de gobierno iban a eliminar la pobreza, pero hoy se les acabó el eslogan; no pueden sostenerlo. Los triunfos electorales son circunstanciales, señor presidente, no hay que ufanarse de esa cuestión, los quiero ver dentro de dos años. Lo importante es lo que queda consagrado para el pueblo: derechos e inclusión. Palabras que no están en el lenguaje de su gobierno.

El lenguaje de su gobierno son los estándares y que cierren los números. Afuera está el pueblo de los trabajadores y, fundamentalmente, los jubilados. Por eso me siento orgulloso de pertenecer a este bloque.

También están las imposiciones del Fondo y los organismos externos. Se les pagó al 7 por ciento de los bonistas de los fondos buitre, 12.500 millones de dólares. Este Congreso votó por 16.500 millones de dólares. Tendrán que responder ustedes qué pasó con esos 4.000 millones de dólares.

La comisión bicameral, que tenía que funcionar, no funciona. Lo he pedido en el recinto y están las versiones taquigráficas para corroborarlo. Se han robado 4.000 millones de dólares de la República Argentina, también con un tratamiento exprés.

Estamos convencidos que este bloque obró a conciencia y correctamente. El tiempo y la historia juzgarán el proceder de ustedes.

Fíjese lo que dice Galeano en Patas Arriba, en 1998: "Cuando un delincuente mata por alguna deuda impaga, la ejecución se llama 'ajuste de cuentas'; y se llama 'plan de ajuste' la ejecución de un país endeudado, cuando la tecnocracia internacional decide liquidarlo. El malevaje financiero secuestra países y los cocina si no pagan el rescate: si se compara, cualquier hampón resulta más inofensivo que Drácula bajo el sol. La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humilla al mejor de los tirabombas."

T.64

Previsión y Seguridad Social

Pagura

Esta reflexión de Patas Arriba de Galeano expresa el pensamiento, ustedes están gobernando para los ricos, le meten la mano en los bolsillos de los jubilados y los dejan de lado, es una expresión canallesca y fundamentalmente genocida. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO El tiempo dirá, diputado, si usted tiene razón.

Tiene la palabra el señor diputado Britez, diputada, perdón, no está.

Tiene la palabra el señor diputado Carro.

SR. CARRO En verdad llevo desde el domingo como diputado nacional, trato de ponerme al día con la discusión, soy docente universitario y también soy dirigente sindical. Nunca dejé de dar clases porque soy de esos dirigentes sindicales que cree que hay que seguir las enseñanzas de Agustín Tosco, que decía que había que trabajar junto a los que representaba. Y espero poder honrar esa memoria a partir de hoy.

Escuché atentamente todas las intervenciones y todos los argumentos que refieren al proyecto concretamente. Está claro que no tiene sentido, se aumenta la edad jubilatoria y se modifica el cálculo para la jubilación inicial. Está claro que es inconstitucional. Se dieron argumentos sobrados, creo yo, sobre el proyecto, argumentos de por qué había que aprobar o hay que aprobar este proyecto.

Hoy escuché tres tipos de argumentos, me parece importante mencionarlos porque creo que hacen a la discusión. Uno es el que usó Laspina, que dijo que era insustentable y esa era la razón. Es decir, falta guita y por eso hay que modificarlo. O sea que evidentemente, si seguimos esa vía argumental, van a recortar los ingresos a los jubilados, porque si no, no estaríamos discutiendo si con este proyecto de ley se va a hacer más sustentable el proyecto. Ese es un argumento.

Muchos otros dijeron que el proyecto era muy bueno y que en realidad se iba a mejorar la situación de los jubilados. Hemos escuchado repetir en los medios, montones de veces, la cuestión de que los jubilados van a perder plata, pero no van a perder poder adquisitivo.

A mí me parece que si el proyecto es bueno no solo hubiera sido bueno que se lo discutiera como propuesta de campaña, si no que me parece que habría que darle tiempo a esta discusión para que evolucionara y así pudiéramos ver, efectivamente, en dónde nos estamos equivocando y saber por qué es bueno este proyecto.

Y me parece que para eso sería importante escuchar a los centros de jubilados, a las federaciones de jubilados y a los sindicatos, no a los tres o cuatro que hemos logrado invitar aquí para que pudieran hablar, sino escucharlos a ellos, a los especialistas. Porque me parece que si el argumento es que el proyecto es bueno, solo es cuestión de tiempo para que entendamos cuáles son las razones que lo hacen bueno. Y además, nos darían un tiempo para discutirlo en la opinión pública y entonces no estarían dando los resultados de las encuestas que mencionaba el compañero Yasky, acerca de que la gran mayoría de los argentinos entiende que este proyecto es malo para los jubilados.

Por lo tanto, me voy a quedar con el argumento que entendí yo como razonable, que aquí se lo mencionó poco -aunque también se lo mencionó- pero cuando les pregunté a otros diputados por Córdoba cuál era la posición que iban a tener, me dijeron que lo iban a aprobar porque era un pedido de los gobernadores.

Y entonces el argumento de este proyecto tiene que ver con el pacto fiscal y con el pedido de los gobernadores. La verdad que lo único que han discutido los gobernadores es cómo hacen para cubrir la demanda que tiene la gobernadora de la provincia de Buenos Aires en la Corte Suprema, en relación a los fondos del Conurbano. Eso es lo que han discutido los gobernadores.

Y si los gobernadores le están diciendo a sus diputados que aprueben esto porque se lo piden, quiere decir que de aquí van a salir los fondos con los cuales van a cubrir a las provincias para que, efectivamente, le llegue la guita que está demandando la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Me parece que deberíamos discutir con claridad esta cuestión, porque entonces estimo que todos los problemas se reducen a las cuestiones acerca de dónde sale la guita que necesita la gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Entonces podemos discutir este tema que sería el del financiamiento, es decir, ya no el de los jubilados sino el de la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Creo que hay algo que explica el apuro para votar, para tener un dictamen en una sola reunión sin escuchar especialistas, ni dar tiempo a la sociedad civil para que se exprese, como tampoco a los dirigentes sindicales y a muchos secretarios de Previsión de cada sindicato que conocen muy bien cuáles son los sistemas jubilatorios de los trabajadores. Podríamos haber tenido aquí montones de argumentos que nos hubieran servido para ir en una u otra dirección. Pero entiendo que la única razón es que saben perfectamente que hay un descontento social creciente contra estas reformas. Saben a la perfección que los jubilados y los trabajadores no van a dejar que les metan la mano en el bolsillo y cuanto más tiempo pase, más claro y más público se hace ese descontento. Entonces, muchos aquí están apurados porque quieren resolver esto rápido.

Para finalizar, quiero decir que si efectivamente la fórmula que proponen es mejor, podríamos hacer un dictamen que mantuviera las dos fórmulas, de manera tal que la que rinda más a los jubilados sea la que se aplique. No veo cuál es el problema con esto. Si la fórmula que presenta el oficialismo es mejor, como dicen, yo vendré acá a hacer un reconocimiento público de que estábamos equivocados.

Me parece que eso sería verdaderamente un debate de caballeros y no solamente el hecho de no gritarnos y de que todos pongamos sobre la mesa un montón de argumentos que no le importan a nadie.

Tenemos que discutir si es mejor acaso que las dos fórmulas valgan y que cuando haya que hacer la actualización, se actualice la que sea más conveniente para los jubilados. Esto siempre y cuando estemos pensando en ellos.

Por el contrario, estamos pensando en los fondos que requiere la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Con tal de que no les quiten la coparticipación, muchos gobernadores están apretando a diputados para que aprueben una ley que claramente va en contra de los jubilados.

Sepan que no solo nos vamos a oponer, porque hemos venido al Congreso para defender los derechos de los trabajadores y de los jubilados, sino que también vamos a trabajar intensamente para que el movimiento obrero organizado se pueda expresar en la calle.

Cuando la semana que viene quieran sacar en una sesión exprés este dictamen que es un manotazo al bolsillo de los jubilados, los trabajadores vamos a estar en la calle reclamando por nuestros derechos. Porque no solo de trata de la jubilación de los jubilados de hoy, sino también de la jubilación de los trabajadores de hoy que van a jubilarse mañana y de la asignación de los pibes.

Los dos sectores más débiles de esta sociedad son los que están siendo perjudicados solo para resolver el problema del reclamo de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y el acuerdo fiscal que están haciendo los gobernadores. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Muchas gracias, diputado Carro. Muy buena su primera intervención en esta Cámara, lo felicito.

Tiene la palabra el señor diputado Tailhade.

SRA. CERRUTI ¿Me permite una interrupción, señor presidente?

SR. PRESIDENTE AMADEO Tengo una lista enorme de diputados anotados, pero adelante.

SRA. CERRUTI Señor presidente: lo vi muy conmovido con el incidente del diputado Tonelli, entonces quiero que todos estemos enterados de que en este momento está habiendo una importante represión a quienes están marchando en contra de la reunión de la OMC. Hay heridos de bala de goma y detenidos.

Me gustaría que la libertad de expresión en este país se garantice para todos y todas y no para algunos diputados, como también que quienes quieran marchar por aquello que piensan no sean reprimidos ni perseguidos por la Policía y la Gendarmería, como está sucediendo ahora mismo aquí en la calle.

SR. PRESIDENTE AMADEO ¿Debo entender por su frase que usted está de acuerdo con la agresión al diputado Tonelli porque en este momento hay represión?

SRA. CERRUTI No, señor presidente. Usted entendió perfectamente lo que dije.

SR. PRESIDENTE AMADEO Entendí perfectamente lo que usted dijo: usted justifica una cosa con la otra y yo lo rechazo.

SRA. CERRUTI Si usted cree que estoy justificando el accionar de la Gendarmería y de la Policía ahora, entonces, evidentemente, no entendió nada de lo que dije.

SR. PRESIDENTE AMADEO Nada justifica la agresión al diputado Tonelli.

SRA. CERRUTI Así como repudiamos la agresión al diputado Tonelli, yo lo que le estoy pidiendo es que usted y todos los diputados y diputadas que estamos en este lugar repudiemos ahora el accionar de la Gendarmería y de la Policía Federal contra los manifestantes, a quienes están reprimiendo con balas de goma y llevándolos detenidos por expresar lo que piensan. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Será que están violando la ley.

SR. TAILHADE Señor presidente: me sumo al repudio al accionar de las fuerzas de seguridad.

Para mayor tranquilidad de todos los diputados, le quiero decir que el diputado no fue brutalmente agredido como exageradamente lo planteó el presidente de la comisión. Tampoco le destrozaron el auto, como también exageradamente planteó el diputado Amadeo. Sí, y no deja de ser repudiable, un montón de jubilados que estaban en la calle lo escupieron al diputado Tonelli. Por supuesto que es repudiable, pero está lejos de la brutal agresión a la que hizo alusión el diputado Amadeo.

Señor presidente: han puesto nuevamente en marcha el aparato formidable de mentiras que es este gobierno. Lo han puesto en marcha nuevamente con este proyecto. A lo largo de la jornada hemos escuchado los argumentos que recién justamente desnudaba el diputado Carro, argumentos que no tienen absolutamente ninguna posibilidad de sustento. De hecho, son tan mentirosos y están tan conmovidos con esta ficción, están tan conmovidos de manera ficticia con los diputados, que se han olvidado de recordar que la Comisión de Previsión y Seguridad Social no funcionó en todo el año porque el oficialismo jamás dio quórum en esa comisión.

La ex presidenta de la comisión, la diputada Tundis, ha hecho esfuerzos ingentes para reunirnos y nunca hemos podido lograr el quórum a partir de la ausencia permanente y sistemática del oficialismo.

En estos dos años, evidentemente, no le han importado los jubilados al oficialismo. Le importan ahora que tiene que recortar este fenomenal monto de 100 mil millones de pesos, que es lo que se estima que van a dejar de percibir en su conjunto.

En esta farsa, señor presidente, también entra esta concepción de que el sistema previsional actual no es sustentable. La verdad es que estos apocalipsis que vienen anunciando desde hace años, ni siquiera desde que son gobierno, desde hace años anuncian o anunciaron la crisis de la economía kirchnerista, anunciaron que éramos Venezuela, que estábamos yendo a Venezuela. Anunciaron un sinfín de episodios apocalípticos para la sociedad argentina que nunca se concretaron.

Y aquí, señor presidente, también es falso lo de la sustentabilidad del sistema. Es absolutamente falso y ha quedado claro a lo largo de la jornada.

Yo, como abogado, y no como especialista en esto, puedo hacer algunos aportes para la sustentabilidad del sistema.

Por supuesto que la fórmula más interesante para que se produzca esto tiene que ver con la generación de empleo y el crecimiento económico, cosa que ustedes no han logrado en ninguno de los dos años, no lo van a lograr en los cuatro años de gestión...

SR. IGLESIAS En ocho años.

SR. TAILHADE ...y no lo van a lograr nunca, ganen en 2019...

Iglesias ya vino con su humor a alegrarnos la vida a la Cámara. Así que te voy a pedir que mientras yo hable me respetes.

SR. IGLESIAS Disculpe, diputado.

SR. TAILHADE Una cosa que hay que hacer para hacer sustentable el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, justamente, es que se la dejen de llevar. No sé si está Basavilbaso, dejen de llevársela, dejen de entregársela a sus amigos, los millonarios. Dejen...

Le pido a Basavilbaso que se dejen de hacer las inversiones inteligentes que nos dijo que estaban haciendo. Las inversiones que están haciendo, en su mayoría, están todas judicializadas.

Por ejemplo, los gasoductos de Córdoba financiados directamente por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad a Odebrecht, para lo cual se desprendieron de títulos públicos de la provincia de Córdoba que pagaban 12,5 por ciento anual en dólares. No la traje al acta del Comité Ejecutivo pero me acuerdo como si la estuviera viendo. En esa reunión de directorio del Comité Ejecutivo, su entonces presidente Luis María Blaquier -también imputado en otra causa-, señaló que había un montón de interesados en los títulos públicos que pagaban 12,5 por cietno anual en dólares. ¿Quiénes eran los interesados? Los puso en el acta: el Deutsche Bank, JP Morgan, Citibank. Es decir, los amigos de ellos, los amigos de Luis María Blaquier, ex Deutsche Bank; los amigos de Luis Caputo, el presidente del comité, un ex JP Morgan, ex Deutsche Bank y actual Axis Group fondo de inversión, al que le dieron 500 palos directamente de las arcas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad para que -a través del fondo- compre Lebac. Como si la mesa de dinero del fondo de garantía no pudiera comprar directamente 500 millones de pesos en Lebac.

Para ser más sustentable, señor presidente, Basavilbaso podría dejar de gastar 112 millones de pesos al año en call center, por ejemplo. Hoy conocimos la noticia de www.minutodecierre.com que daba cuenta que en 2016 el gasto fue de 112 millones en call center y en 2017 va a ser una cifra, entre un 20 y un 30 por ciento superior.

Para hacer más sustentable al FGS, tendríamos que revertir las decisiones que tomaron. Esas decisiones inteligentes que dijo Basavilbaso de entregarle todo lo que tenían los jubilados argentinos, este fondo anticíclico, a Marcelo Mindlin. Todo lo que teníamos de Petrobras se lo entregó por imperio de la ley de reparación histórica, que abrió la puerta -a través de un mecanismo bastante perverso- para que gente como Marcelo Mindlin -que ha sido el gran ganador de estos dos años de macrismo-, recuperara todas las acciones que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad tenía de Petrobras.

Para mejorar la sustentabilidad del sistema también podemos hacer mención al negociado con el que vendieron las acciones de Solvay Indupa, por ejemplo. Petrobras y Solvay Indupa, empresas estratégicas que hoy ya no tienen los jubilados; la tienen nuevamente sus dueños.

Para hacer más sustentable el FGS, podríamos haber evitado designar a Luis María Blaquier. Porque lo primero que hizo, es entregar a sus ex patrones, a Cablevisión por un lado y Arcor por otro, préstamos multimillonarios sin ningún tipo de evaluación económica respecto de esas operaciones.

Para recuperar la sustentabilidad del sistema, señor presidente, por ejemplo, podríamos dejar de hacer, lo que dice El Cronista Comercial qué hizo el gobierno nacional -El Cronista Comercial, no Granma, no la Izquierda Diario- dice: "El tesoro tomó fondos del blanqueo para pagar a proveedores y a Vidal. Según datos de Hacienda, esos 90 mil millones se destinaron a pagar deuda flotante que el Estado tenía con proveedores."

O por ejemplo, otra gran canallada histórica que hicieron perdonando las deudas que tenían las eléctricas. Parte de esta plata del blanqueo fue a parar ahí. Fíjese sino lo que dice El Cronista Comercial: "Entre las empresas que recibieron las transferencias para reducir los plazos de pago y obtener mejores precios de sus proveedores, se encuentra Cammesa que recibió 35.000 millones de pesos."

Y sí, se va a tornar un poco difícil que el sistema sea sustentable si se la siguen llevando así. Igual me parece que una de las cosas más importantes -no sé si en términos de impacto económico, pero sí por lo menos en términos éticos- es que la traiga Dujovne, que la traiga toda acá al país. Tiene el 99 por ciento de su dinero afuera. Que la traiga toda, que la invierta acá, que ponga en marcha aunque sea en un mínimo emprendimiento productivo, cosa de dar trabajo, que los trabajadores aporten, que él haga las contribuciones. No, la tiene toda afuera. Y la verdad, con el gobierno que tiene no es para culparlo, ¿no es cierto?

Señor presidente, para tornar sustentable el sistema previsional argentino también haría falta que revirtamos la eliminación del impuesto a los bienes personales que traficaron en la ley de reparación histórica; que revirtieran esta decisión -o la que vamos a tomar en breve, seguramente- de eliminar en un plazo de cuatro a cinco años el impuesto al cheque, que es con el que están compensando que toda la masa de recursos provenientes del impuesto a las ganancias que iba a la fórmula de la movilidad sea reemplazada por este impuesto.

Con lo cual, presidente, hay un montón de cuestiones que tienen que ser evaluadas a efectos de establecer la sustentabilidad del sistema. Voy a citar a un compañero, hoy prisionero político en Ezeiza, quien fue mencionado por el diputado Laspina como el que, de alguna manera, diseñó la fórmula actual de la movilidad, el compañero Amado Boudou. (Aplausos.)

Voy a leer textualmente una carta que escribió a mano desde su celda: "...idénticas consideraciones caben sobre la supuesta insustentabilidad del sistema jubilatorio. Quienes se rasgan las vestiduras por el apocalipsis previsional nos endeudan a un ritmo inédito aún para nuestra historia económica, aprovechando inadecuadamente la herencia recibida del desendeudamiento 2003-2015.

"Bajo el uso sesgado del concepto de sustentabilidad se ocultan prejuicios contra el sistema jubilatorio público, una mejor distribución del ingreso y el rol del Estado en general."

Presidente, eso dice un compañero que hoy está privado de su libertad de manera ilegal y que es claramente un prisionero político. Termino presidente, y sepa disculpar estas dos alusiones personales que voy a hacer.

Una para el viceministro de economía, Sebastián Galiani, el exaltado viceministro de economía Sebastián Galiani, quien debería haber venido acá a explicar tranquilamente cuáles son las virtudes de este proyecto y, sin embargo, lo tuve que escuchar gritando desaforado diciendo que Néstor Kirchner recibió el país con 8 por ciento de superávit.

La verdad es una lástima que se haya ido Galiani. Seguramente se fue a Estados Unidos, porque tengo la información que vive más allá que acá.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. TAILHADE Sí, vive más allá que acá.

SR. PRESIDENTE AMADEO Estamos muy orgullosos de que esté con nosotros.

SR. TAILHADE Le voy a pedir a Galiani que se lave su sucia boca antes de hablar de Néstor Kirchner. Le voy a pedir eso. (Aplausos.)

La otra alusión personal, no se la voy a hacer a usted presidente, por más que tenga ganas.

SR. PRESIDENTE AMADEO No se preocupe, estoy a la orden.

SR. TAILHADE Tiene ganas...

SR. PRESIDENTE AMADEO Las que ha hecho hasta ahora son todas chantadas las que ha hecho conmigo, de cuarta.

SR. TAILHADE No se preocupe, se la voy a hacer al diputado Masot. Calentito, no, caliente no, con tranquilidad.

SR. PRESIDENTE AMADEO Estoy de muy buen humor porque tengo las manos limpias, diputado. Bueno veremos, acá le recordaban el Banco Provincia, vamos a ver si estaba tan limpio.

SR. PRESIDENTE AMADEO Puede usted pasar por el juzgado que quiera, total es especialista en hacer eso.

SR. TAILHADE Y, veinte años, prescribieron. Alguna conocí.

SR. PRESIDENTE AMADEO Vaya, sáquese los fueros y vaya.

SR. TAILHADE Por ejemplo, los cien millones de pesos que le diste a Clarín, que nunca te devolvió.

SR. PRESIDENTE AMADEO Sáquese los fueros y vaya a hacer denuncias, especialista en eso, yo no me cuido con ningún fuero. Usted me denunció por tráfico de armas y me presenté, le doy el ejemplo.

SR. TAILHADE Está calentito. Bueno, voy a hablar de Masot, Amadeo, usted es demasiado poco.

Le voy a decir al diputado Massot que fue absolutamente innecesaria la provocación en la que entró hoy. Hacés honor a tu apellido, Massot. Te invito, si querés, a que vayamos juntos a Marcos Paz. Yo voy a visitar a los prisioneros políticos que tiene tu gobierno cipayo, y vos vas a ir a las celdas de los amigos de tu familia que están ahí por haber matado, desaparecido y secuestrado a 30.000 compañeros. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Así como felicité al diputado Carro, lamento la bajeza de estas expresiones. Nosotros quisiéramos tener un Congreso de mejor nivel, y lo digo por mi cuenta. Usted, diputado Tailhade, puede decir lo que quiera y denunciarme donde se le de la gana.

Tiene la palabra la señora diputada Castro.

SRA. CASTRO Hace un rato escribí lo que iba a decir y creo que con estas últimas intervenciones tiene todavía mayor valor. Porque a esta hora del día y después de todas las cosas que se han vivido acá adentro, uno debería preguntarse -creo que todos los miembros de este cuerpo deberíamos hacerlo- cuál es la calidad democrática de la Argentina de hoy.

Estamos asistiendo a hechos de violencia que yo repudio, sean pequeños o grandes y vengan de quien vengan, y me solidarizo con todos los afectados, sean del bloque que sean.

Creo que para hacer política, la herramienta es la palabra. Ustedes apelan al diálogo. Yo comparto que hay que dialogar y que no queda otro camino en la democracia, pero van y vienen agravios y provocaciones. Eso no nos sirve y creo que no es lo que los argentinos esperan de nosotros.

Más allá de eso, esta Cámara viene teniendo prácticas legislativas que no son buenas, como por ejemplo el tratamiento exprés de proyectos centrales. Ahora estamos hablando de la reforma previsional y hemos hablado de la reforma tributaria. En cualquier país serio esto amerita al menos unos días y no simplemente horas de debate que carecen, entre otras cosas, de la participación de sectores y actores que poco se han visto en este Congreso y en estos últimos tiempos.

También hay otras preocupaciones. Por ejemplo, la reforma tributaria debería haber pasado primero por la Comisión Bicameral para la Reforma Tributaria y esto lo dice la ley 27.260. Los artículos 77 al 80 de dicha ley establecen que es en esa comisión donde primero se tratan los asuntos tributarios, independientemente de que su dictamen no sea vinculante. Sin embargo, acá se firmó un dictamen para la reforma tributaria y probablemente se trate en sesión, no respetándose una ley que ustedes mismos propusieron y votaron. Comparto con el diputado Solanas que fue la ley de blanqueo, que se la llamó reparación histórica, que además incluía un montón de otros componentes. Entre los mismos se encuentra la constitución de la comisión mencionada, la que no se respetó para la ley anterior.

Para la ley que estamos tratando ahora seguimos en el debate, aunque el dictamen hace horas que se firmó. De todas maneras, creo que vale la pena dejar asentadas nuestras expresiones y posiciones para luego seguir debatiendo en el recinto. Espero que allí el debate sea verdaderamente libre, con el tiempo necesario y suficiente para que todos los diputados y diputadas podamos expresarnos.

Porque acá no está en juego cualquier cosa, están en juego el presente y el futuro de nuestros jubilados, como también el presente y el futuro de nuestros niños, niñas y adolescentes.

En estos últimos dos años se han estado tratando diversos proyectos, como por ejemplo el mencionado de la reparación histórica. Recuerdo muy bien los debates de esa ley porque pedimos precisiones a los ministros de ese momento respecto del impacto, es decir, a cuántas personas iba a beneficiar la ley de reparación histórica. Se dijo en algunas reuniones que serían 5 millones los beneficiados. Yo voy a decir -y lo diré textual porque no hay ánimo de mi parte de verter declaraciones o expresiones falsas que no ayudan al debate- que el 4 de octubre en sesión informativa en esta Cámara, el jefe de Gabinete dijo que la reparación histórica le llegó a un millón de argentinos.

Y los otros 4 millones, ¿dónde están?

Por eso esta tarde muchos compañeros de mi bloque insistieron en precisiones al ministro respecto de cuánto es el aumento, qué va a significar en los haberes de los jubilatorios, qué va a significar en la Asignación Universal utilizar una nueva fórmula.

Acá, la verdad que un aumento de 13,70 por día no alcanza para un pasaje de colectivo de San Juan, donde en el transporte hay distancias muy cortas. Quiero decir, además, que mi provincia tiene casi 96 mil jubilados y que mi voto en esta Cámara va a tener que ver con defender a esas más de 96 mil personas que tanto trabajaron a lo largo de su vida. Yo estoy para defender a cada uno de los sanjuaninos, a cada una de las sanjuaninas y, sobre todo, para pensar qué futuro le dejamos a cada uno de nuestros niños y de nuestras niñas. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Tiene la palabra el señor diputado Carmona.

SR. CARMONA Señor presidente: yo voy a apoyarme en lo que han dicho mis compañeros de bloque con anticipación en relación a los detalles de este proyecto. Pero quiero comenzar, señor presidente, comentando lo que ha sido mi experiencia de estudiar este proyecto y los otros proyectos que han mandado bajo el rótulo de reformismo permanente.

Cuando uno lee los proyectos -largos proyectos, con muchos artículos, tanto el de reforma previsional, el de reforma laboral y el de reforma tributaria-, hay algo que no cierra. Respecto de determinar cuál es la política a mí me quedó claro cuando leí el Pacto Fiscal, esto que con nombre rimbombante presentaron como Consenso Fiscal, -consenso bien entre comillas, porque ha sido fruto de enormes presiones hacia las provincias- y ahí me quedó más clara la situación.

Y quiero representarlo con un juego que en las calles de la ciudad hemos visto muchas veces jugar, que es el juego de las tapitas -en algún lugar le dicen el juego de la bolita-, un jugador muy hábil, sobre un paño, rodeado de público, empieza a mover muy rápidamente unas tapitas que esconden supuestamente una bolita.

Más o menos ese es el ejercicio que hace el gobierno cuando nos presenta estos proyectos. Hay que descubrir dónde va la bolita. Y yo quiero decir que creo que hemos ido develando, desde nuestro bloque, desde otros bloques de la oposición, por dónde va la bolita y a veces planteando que probablemente ni haya bolita. Porque también entre el público, señor presidente, no solamente está el público espontáneo, también están los cómplices del juego de la bolita o del juego de las tapitas.

Y la cosa es así, más o menos, señor presidente: estamos viviendo en la Argentina un fenómeno de transferencia desde la periferia al centro, y desde abajo hacia arriba, fenomenal; una situación de trasferencia de recursos que están determinando una nueva geografía, que están determinando una nueva sociedad y una nueva política y, lamentablemente, señor presidente, tenemos que decirlo, no es para mejor, es para peor.

La trasferencia de la periferia al centro, se produce -y ahí vemos el juego de las tapitas- con esta decisión del gobierno del presidente Macri de trasferir enormes recursos desde las provincias hacia la Ciudad de Buenos Aires y hacia la provincia de Buenos Aires. En el Pacto Fiscal -en esta verdadera capitulación que han tenido que aceptar los gobernadores- se transfieren 20 mil millones a la provincia de Buenos Aires, como describía el diputado Carro, para este año y 40 mil para el año que viene.



Ya vimos anteriormente -y lo hemos objetado fuertemente aquí en la Cámara de Diputados- cómo, a poco de comenzar el gobierno, Macri ordenó por decreto una multimillonaria transferencia de recursos a la Ciudad de Buenos Aires. Lo que a unos le sobra, a otros les falta.

Esta situación de los 20.000 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires, esta situación de los 40.000 millones de pesos para Buenos Aires para el año que viene, la situación del mantenimiento de los subsidios a los porteños por lo menos para dos años más, es una situación qué evidentemente tiene que ver con esta decisión de transferir, desde las provincias y desde el interior profundo de la Argentina, hacia el centro. Hacia este centro que está representado en el gabinete. Y empecemos diciendo que está representado por algo que en otras épocas nos hubiera parecido una barbaridad: presidente porteño, vicepresidenta porteña y un gabinete absolutamente mayoritariamente de porteños y bonaerenses de zona Norte. Esta es la realidad que tenemos de transferencia.

Estamos ante una situación de transferencia, de abajo hacia arriba, que resulta absolutamente contraria a cualquier sentido de justicia social, a cualquier sentido de búsqueda de igualdad. Hay que decir, categóricamente, que los más de 100.000 millones de pesos que se le van a sacar a los jubilados son para financiar la campaña de Vidal de 2019 en la provincia de Buenos Aires, para financiar la campaña de Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires y para financiar una eventual candidatura presidencial de Macri. Esta es la realidad: 20.000 millones de pesos destinados al populismo que practica el Pro, que practica el radicalismo y que practica la Coalición Cívica en el conurbano bonaerense. Populismo de derecha, del peor, señor presidente. (Aplausos.)

Pero la transferencia de abajo hacia arriba, es mucho más brutal, mucho más inhumana, porque se le saca a los jubilados, se le saca a los pibes argentinos, para pagar la timba financiera en la que no participan los jubilados ni participan las familias de los pibes argentinos que reciben las asignaciones familiares o la Asignación Universal por Hijo.

Esta situación de transferencia desde los sectores populares hacia los sectores de la especulación financiera, esta transferencia de los sectores populares hacia las grandes corporaciones económicas de la Argentina, ya resulta brutal y resulta desde todo punto de vista inadmisible. En pocas palabras, esto es lo que están haciendo ahora.

En realidad, en el juego de las tapitas los cómplices se llaman Vidal y Rodríguez Larreta. Y entre el público tenemos a gobernadores que pueden ser víctimas o victimarios. No lo sabemos, lo que sí sabemos categóricamente es que no reciben un peso más de lo que le correspondería a las provincias.

Mi provincia, Mendoza, va a quedar con este régimen, como la última en el ranking de coparticipación per cápita, la última. Una situación que no ha sido contemplada ni en el pacto fiscal ni en estas leyes que se han planteado. Este tipo de situaciones terminan generando una sociedad menos democrática, una sociedad en la cual los sectores populares, cada vez quedan más en los márgenes y en las periferias, pero también es un país y por lo tanto una sociedad menos federal.

Es un país, una Argentina en donde se concentra económicamente y donde se concentra también políticamente con un centralismo que ya resulta inadmisible.

Yo lamento y entiendo, presidente, que no esté el señor Basavilbaso, lo citamos no sé cuántas veces para que nos venga a explicar el memorándum de entendimiento con Qatar. Lo voy a decir brevemente porque muchas veces nos olvidamos. De hecho, recién Rodolfo Tailhade no lo mencionó entre las barbaridades que están haciendo en contra de los jubilados.

Es un acuerdo para constituir un fondo offshore con plata del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, firmado por Blaquier y Basavilbaso, responsables de esta operación, que si no hubiera sido por la actuación judicial, hoy implicaría un nuevo atentado contra el Fondo de Garantía de Sustentabilidad y, sobre todo, contra los jubilados y pensionados. Esta es la Argentina que nos propone Cambiemos, una Argentina del retroceso permanente, del perder derechos, del cada día peor.

Yo creo que la historia termina juzgando. Presidente, usted hizo una apelación al juicio de la historia, también entiendo que muchas veces en nuestro país la historia la escribieron los que ganan.

Creo que hoy la conciencia del pueblo argentino es creciente en identificar que en este juego de tapitas -que nos están haciendo todos los días- los que siempre pierden son los que laburan, los que siempre pierden son los que laburaron toda su vida y hoy tienen que recibir el acompañamiento y el apoyo de la sociedad; los que hoy pierden son los desocupados; los que hoy pierden son las clases medias, que cada día ven una situación peor en su bolsillo, en sus condiciones de vida y en las condiciones de participación democrática.

Termino, presidente, diciendo algo en función de esto que ha sido una reunión con muchas tensiones. Estamos viviendo aquí en la Cámara de Diputados una creciente restricción de las posibilidades de acceso a la participación, de acceso a los espacios públicos que tiene esta Cámara de Diputados. Lo venimos percibiendo.

Ahora, para hacer una reunión en una sala de comisiones, hay que presentar cinco días antes una nota requiriendo la sala, diciendo, cinco días antes, quiénes van a ir, con nombre, apellido y Documento Nacional de Identidad. No quieren que el pueblo esté aquí dentro, presidente. Y nosotros vamos a buscar democráticamente que el pueblo se exprese aquí dentro, no solamente a través de los diputados, sino también a través de los que hoy, lamentablemente, cada vez más se sienten convocados aquí, los damnificados de las políticas que lleva adelante este gobierno.

Acá a dos cuadras hay una inscripción en una pared del Congreso que a mí todos los días me interpela, tiene el signo de una agrupación anarquista, la "A" y el círculo y dice: "Nada bueno sale del encierro". Nada bueno, presidente, va a salir de aquí, del encierro, entre diputados, o de aquí cerca, de la Cámara de Senadores.

Si queremos ser verdaderos representantes del pueblo, si queremos fortalecer nuestra democracia, deberíamos facilitar el acceso, no poner barreras. Deberíamos generar las condiciones para que el pueblo se exprese democrática y respetuosamente, para eso hay que actuar con una actitud democrática y respetuosa, que vemos que escasea progresivamente; hay un déficit de esa actitud democrática que tiene que tener esta casa. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE AMADEO Simplemente creo que haber llegado al final de esta reunión, con tantas tensiones, demuestra que el espíritu de diálogo existe. Habiéndose cumplido el objetivo de la citación queda levantada la sesión.

Es la hora 21 y 13.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.