Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Obras Públicas »

OBRAS PUBLICAS

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 136

Secretario Administrativo DR. GALLEGOS EMILIO

Jefe DR. DEL CASTILLO FRANCISCO R.

Martes 16.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2143 Internos 2143/2137

copublicas@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE LEY

Expediente: 3136-D-2012

Sumario: RUTA NACIONAL N° 9, TRAMO: SAN NICOLAS, PROVINCIA DE BUENOS AIRES- ROSARIO, PROVINCIA DE SANTA FE: SE DESIGNA CON EL NOMBRE DE GENERAL JUAN JOSE VALLE; DEROGACION DEL DECRETO 2146/79.

Fecha: 16/05/2012

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 49

Proyecto
ARTICULO 1º - Derógase el decreto N° 2.146/79.-
ARTICULO 2º - Desígnase con el nombre de General Juan José Valle a la ruta nacional Nº 9 , tramo que se extiende desde San Nicolás (Pcia. de Buenos Aires) a Rosario (Pcia. de Santa Fe).-
ARTICULO 3º - Encomiéndase a la Dirección Nacional de Vialidad la adecuada señalización de la ruta conforme con lo prescripto en el artículo anterior.-
ARTICULO 4º - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


A mediados de 2005 el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Rosario, aprobó un proyecto de resolución por el cual la ruta Nº 9, que une esa ciudad con la Ciudad de San Nicolás (Pcia. de Buenos Aires) - Autopista General Pedro Eugenio Aramburu- debería rebautizarse con el nombre de Autopista General Juan José Valle, a raíz de una propuesta realizada por un particular a ese cuerpo deliberativo en reivindicación de la memoria histórica por la masacre de 27 militares y civiles en el año 1956; propuesta ésta que no se ha hecho efectiva, pese a que en el 2006 el Diputado José María Díaz Bancalari y otros presentaron el proyecto 2986 D con el mismo fin.
El 16 de septiembre de 1955, el general retirado Eduardo Lonardi dirige en Córdoba un levantamiento militar que se extiende a Buenos Aires y a otras ciudades. El movimiento golpista contra el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón recibe apoyo de la marina de guerra al mando del contralmirante Isaac Francisco Rojas. La flota naval bombardea Mar del Plata y amenaza con destruir la destilería de petróleo de La Plata.
El 19 de septiembre Perón ofrece su renuncia; unos días después, Lonardi asume como presidente provisional de la autodenominada "Revolución Libertadora" y designa al contralmirante Rojas como vicepresidente.
El gobierno de facto disuelve el Congreso e interviene los gobiernos provinciales, las universidades y los medios de prensa oficiales, entre otras medidas.
Posteriormente, Perón vuela en un hidroavión paraguayo rumbo a Asunción. La Revolución Libertadora manifiesta su desagrado al gobierno de Paraguay por la presencia en su territorio del presidente derrocado. El 4 de noviembre, el general abandona el país vecino y viaja a Venezuela. De ahí, se traslada a Panamá, donde estará nueve meses.
Lonardi sólo permanece 50 días en el gobierno. El 13 de noviembre un golpe palaciego lo obliga a renunciar abruptamente. Ni vencedores ni vencidos, su lema conciliador, nunca se puso en vigencia. Los altos mandos quisieron participar de todos los resortes del poder y, desde allí, impulsar planes que nada tuvieron que ver con la reconciliación.
Explicó Lonardi: "Comunico al pueblo que no es exacto que haya presentado mi renuncia al cargo de presidente provisional, o que mi salud tenga algo que ver con mi retiro de la Casa de Gobierno. El hecho se ha producido exclusivamente por decisión de un sector de las fuerzas armadas".
El general Pedro Eugenio Aramburu, jefe del Estado Mayor del Ejército, pasó a ocupar la presidencia, confirmando al contralmirante Rojas como vicepresidente. Juntos iniciaron una implacable cacería de peronistas, que continuó con gobiernos posteriores.
Ricardo Brizuela, de quien tomamos parte de los fundamentos de este proyecto, hace una síntesis histórica en un artículo titulado "La muerte del General Juan José Valle", narrando los siguientes hechos:
En el mes de junio de 1956 fueron ejecutados en distintos lugares de Buenos Aires, un grupo de militares y civiles opositores a la dictadura instaurada.
El general Juan José Valle, jefe de los sublevados, murió frente al pelotón en la Penitenciaría Nacional, por orden del dictador Aramburu.
El gobierno dejó que el movimiento opositor avanzara y cuando el día 9 de junio se produjo la revuelta, en las guarniciones esperaban a los complotados, culminando los acontecimientos con las ejecuciones de los días 10 y 12 de junio.
La dictadura informó a la población el día 11 de junio de 1956, sobre el fusilamiento del coronel (R) Alcibíades Eduardo Cortines, coronel (R) Ricardo Salomón Ibazeta, Teniente coronel (R) Oscar Lorenzo Cogorno, capitán Dardo Nestor Cano, capitán Eloy Luis Caro, Teniente primero Jorge Leopoldo Noriega, Teniente primero de banda Nestor Marcelo Videla, suboficial principal Miguel Garecca, sargento Hugo Eladio Quiroga, cabo primero músico Miguel José Rodríguez, sargento ayudante de infantería Isauro Costa, sargento ayudante carpintero Luis Bugnetti, sargento músico Luciano Isaías Rojas, Vicente Rodriguez, Nicolás Carranza, Carlos Alberto Lizaso, Francisco Garibotto, Reinaldo Benavidez, coronel Albino Irigoyen, capitán (RE) Jorge Miguel Costales, Clemente Braulio Ross, Norberto Ross, Osvaldo Alberto Albedro y Dante Hipólito Lugo.
Y el día 12 de junio a través de un comunicado oficial expresó: "Fue ejecutado el ex general Juan José Valle, cabecilla del movimiento terrorista sofocado". Para dar muerte al general Valle, que se entregó voluntariamente a las
autoridades militares, el gobierno de facto aplicó en forma retroactiva la ley marcial ya derogada.
La masacre duró tres días en los cuales Lanús, Campo de Mayo, la Escuela de Mecánica del Ejército y La Plata, se constituyeron en escenarios macabros. En un basural de José León Suárez, varios escaparon milagrosamente.
El General Valle, escribió varias cartas antes de morir. "Solo traiciones y venganzas me llevan a este fin", les dice a su mujer, su hija, su madre y su hermana.
En la nota dirigida a Aramburu, expresó: "Debo a mi patria la declaración fidedigna de los acontecimientos. Declaro que un grupo de marinos y militares, movidos por ustedes mismos, son los responsables de lo acaecido. Para liquidar opositores les pareció digno inducirnos al levantamiento y sacrificarnos luego fríamente. Nos faltó audacia o perversidad para adivinar la treta. Así se explica que nos esperaran en los cuarteles apuntándonos con las ametralladoras, que avanzaran los tanques de ustedes aun antes de estallar el movimiento, que capitanearan tropas de represión algunos oficiales comprometidos en nuestra revolución. Con fusilarme a mí bastaba. Pero no, han querido ustedes escarmentar al pueblo, cobrarse la impopularidad confesada por el mismo Rojas, vengarse de los sabotajes, cubrir el fracaso de las investigaciones, desvirtuadas al día siguiente en solicitadas de los diarios y desahogar una vez más su odio al pueblo. De aquí esta inconcebible y monstruosa ola de asesinatos. Entre mi suerte y la de ustedes me quedo con la mía". Finalmente, Valle cierra su carta: "... que mi sangre sirva para unir a los argentinos. Viva la Patria".
Por todo lo expuesto, y haciéndonos eco de la resolución aprobada por el Concejo deliberante rosarino, es que proponemos que la Ruta N° 9 en el tramo San Nicolás (Pcia. de Buenos Aires) - Rosario (Pcia. de Santa Fe), se denomine Gral. Juan José Valle. Por que no podemos permitir que los lugares públicos lleven nombres de dictadores y asesinos, es que solicito a los Sres. Diputados la aprobación del presente proyecto de ley.-
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DIAZ BANCALARI, JOSE MARIA BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
KUNKEL, CARLOS MIGUEL BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
TRANSPORTES (Primera Competencia)
OBRAS PUBLICAS