Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Legislación del Trabajo »

LEGISLACION DEL TRABAJO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P04 Oficina 427

Secretario Administrativo DR. PANCELLI ANTONIO NICOLÁS

Jefe SR. AURENSANZ EMANUEL ALBERTO

Miércoles 10.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2420 Internos 2420/21

cltrabajo@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE LEY

Expediente: 6138-D-2017

Sumario: ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO. SE APRUEBA EL CONVENIO 131, RELATIVO A LA FIJACION DE SALARIOS MINIMOS, ADOPTADO POR LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO EN SU 54º REUNION REALIZADA EN GINEBRA EN 1970.

Fecha: 21/11/2017

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 170

Proyecto
Artículo 1°: Apruébase el Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo, relativo a la fijación de salarios mínimos, adoptado por la Conferencia Internacional del Trabajo en su 54ta. Reunión, celebrada en Ginebra en 1970, cuya copia forma parte de la presente ley como Anexo.
ANEXO
CONVENIO OIT 131
Convenio relativo a la fijación de salarios mínimos, con especial referencia a los países en vías de desarrollo
PREAMBULO
La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo: Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 3 junio 1970 en su quincuagésima cuarta reunión;
Habida cuenta de los términos del Convenio sobre los métodos para la fijación de salarios mínimos, 1928, y del Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951, que han sido ampliamente ratificados, así como los del Convenio sobre los métodos para la fijación de salarios mínimos (agricultura), 1951;
Considerando que estos Convenios han desempeñado un importante papel en la protección de los grupos asalariados que se hallan en situación desventajosa; Considerando que ha llegado el momento de adoptar otro instrumento que complemente los convenios mencionados y asegure protección a los trabajadores contra remuneraciones indebidamente bajas, el cual, siendo de aplicación general, preste especial atención a las necesidades de los países en vías de desarrollo;
Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a los mecanismos para la fijación de salarios mínimos y problemas conexos, con especial referencia a los países en vías de desarrollo, cuestión que constituye el quinto punto del orden del día de la reunión, y
Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un convenio internacional, adopta, con fecha veintidós de junio de mil novecientos setenta, el siguiente Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre la fijación de salarios mínimos, 1970:
Artículo 1 1. Todo Estado Miembro de la Organización Internacional del Trabajo que ratifique este Convenio se obliga a establecer un sistema de salarios mínimos que se aplique a todos los grupos de asalariados cuyas condiciones de empleo hagan apropiada la aplicación del sistema.
2. La autoridad competente de cada país determinará los grupos de asalariados a los que se deba aplicar el sistema, de acuerdo con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas o después de haberlas consultado exhaustivamente, siempre que dichas organizaciones existan. 3. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio, en la primera memoria anual sobre la aplicación del Convenio que someta en virtud del artículo 22 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, enumerará los grupos de asalariados que no hubieran sido incluidos con arreglo al presente artículo, y explicará los motivos de dicha exclusión. En las subsiguientes memorias, dicho Miembro indicará el estado de su legislación y práctica respecto de los grupos excluidos y la medida en que aplica o se propone aplicar el Convenio a dichos grupos.
Artículo 2 1. Los salarios mínimos tendrán fuerza de ley, no podrán reducirse y la persona o personas que no los apliquen estarán sujetas a sanciones apropiadas de carácter penal o de otra naturaleza.
2. A reserva de lo dispuesto en el párrafo 1 del presente artículo, se respetará plenamente la libertad de negociación colectiva.
Artículo 3 Entre los elementos que deben tenerse en cuenta para determinar el nivel de los salarios mínimos deberían incluirse, en la medida en que sea posible y apropiado, de acuerdo con la práctica y las condiciones nacionales, los siguientes: a) las necesidades de los trabajadores y de sus familias habida cuenta del nivel general de salarios en el país, del costo de vida, de las prestaciones de seguridad social y del nivel de vida relativo de otros grupos sociales;
b) los factores económicos, incluidos los requerimientos del desarrollo económico, los niveles de productividad y la conveniencia de alcanzar y mantener un alto nivel de empleo.
Artículo 4 1. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio establecerá y mantendrá mecanismos adaptados a sus condiciones y necesidades nacionales, que hagan posible fijar y ajustar de tiempo en tiempo los salarios mínimos de los grupos de asalariados comprendidos en el sistema protegido de conformidad con el artículo 1 del Convenio.
2. Deberá disponerse que para el establecimiento, aplicación y modificación de dichos mecanismos se consulte exhaustivamente con las organizaciones representativas de empleadores y de trabajadores interesadas, o, cuando dichas organizaciones no existan, con los representantes de los empleadores y de los trabajadores interesados.
3. Si fuere apropiado a la naturaleza de los mecanismos para la fijación de salarios mínimos, se dispondrá también que participen directamente en su aplicación: a) en pie de igualdad, los representantes de las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas, o, si no existiesen dichas organizaciones, los representantes de los empleadores y de los trabajadores interesados; b) las personas de reconocida competencia para representar los intereses generales del país y que hayan sido nombradas previa consulta exhaustiva con las organizaciones representativas de trabajadores y de empleadores interesadas, cuando tales organizaciones existan y cuando tales consultas estén de acuerdo con la legislación o la práctica nacionales.
Artículo 5 Deberán adoptarse medidas apropiadas, tales como inspección adecuada, complementada por otras medidas necesarias, para asegurar la aplicación efectiva de todas las disposiciones relativas a salarios mínimos.
Artículo 6 No se considerará que el presente Convenio revisa ningún otro convenio existente.
Artículo 7 Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. Artículo 8 1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.
2. Entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General.
3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación. Artículo 9 1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado. 2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.
Artículo 10 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.
2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.
Artículo 11 El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo con los artículos precedentes. Artículo 12 Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación del Convenio y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial. Artículo 13 1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en contrario: a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará, ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no obstante las disposiciones contenidas en el artículo 9, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor; b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.
2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor. Artículo 14 Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.
Art 2°- Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de ley reproduce uno igual presentado en el año 2014 con el número de expediente 1917-D-2014.
Este proyecto de ley tiene por objeto incorporar al sistema normativo nacional el Convenio 131 de la Organización Mundial del Trabajo que versa sobre la fijación de salarios mínimos.
Desde el año 1976, se han aplicado medidas en el marco de las relaciones laborales, tendientes a la flexibilización de las mismas, removiendo y mellando derechos de los trabajadores en procura de que dicha precarización laboral motive a los empleadores a los efectos de aumentar su planta de personal, y de esta forma combatir el desempleo.
Estas políticas se vieron potenciadas en la década del 90 mediante el dictado de las leyes 24.013, 24.465, 24.467, 25.013 y 25.250.
El resultado de estas medidas flexibilizadoras no resultó en un menor desempleo, sino por el contrario, el desempleo aumentó a índices que alcanzaron el 25 %, récord absoluto en la República Argentina. Asimismo, los derechos de los trabajadores se vieron continuamente vulnerados, mediante la introducción de contratos seudolaborales, reducción de la indemnización por despido arbitrario, eliminación de la indemnización por integración mes de despido, ampliación del período de prueba, fraccionamiento de las vacaciones, eliminación de la ultraactividad de los convenios colectivos de trabajo, menoscabo del orden público laboral, entre muchas otras, lo que introdujo inestabilidad y desamparo del asalariado en las relaciones laborales existentes.
Por lo tanto, el resultado consistió en desempleo récord y precarización del trabajo.
Mediante la sanción de la ley 25.887 se ha empezado a revertir la anemia protectora de los derechos del trabajador, mas sólo fue un primer paso que necesita de muchos otros a fin de completar el camino de cumplir con la manda constitucional establecida en el artículo 14 bis que dice: "El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que garantizarán al trabajador [...] protección contra el despido arbitrario". En consecuencia, para desandar la ruta trazada por los modelos neoliberales, deben adoptarse normas que reviertan la pobreza laboral e importen en la clase obrera cambios de trascendencia que impliquen un verdadero equilibrio con los empleadores.
Nuestra Constitución Nacional, a través del artículo 14 bis reconoce el derecho de los trabajadores a la percepción de un salario mínimo, vital y móvil.
En el mismo sentido el Régimen de Contrato de Trabajo aprobado por la ley 20.744 define en el art. 116 el concepto de salario mínimo.
A través de la sanción de la ley 24.013 se creó el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, como órgano encargado de su fijación y actualización periódica.
Puede concluirse entonces que, las disposiciones del Convenio 131 de la OIT son plenamente compatibles con el ordenamiento jurídico nacional.
Incorporar el Convenio 131 de la OIT es una competencia exclusiva del Poder Legislativo, en virtud del artículo 75, inciso 22, de la Constitución Nacional, y a su vez significa lo conducente al desarrollo humano, al progreso económico con justicia social, a la productividad nacional, y a la generación de empleo (artículo 75, inciso 19, C.N.).
El Convenio 131 ha sido ratificado por 52 países hasta la fecha, destacándose entre otros las ratificaciones de Brasil, Chile, Uruguay, Ecuador entre otros países de la región.
Finalmente, la Argentina como país miembro de la OIT, debe cumplir con la obligación establecida en los párrafos 5º a 7º del art. 19 de la Constitución de la OIT que establece la necesidad de considerar los convenios aprobados por la Conferencia Internacional del Trabajo.
Por los fundamentos expuestos, es que solicito a mis pares el acompañamiento en la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
RECALDE, HECTOR PEDRO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)
LEGISLACION DEL TRABAJO