Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Legislación del Trabajo »

LEGISLACION DEL TRABAJO

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P04 Oficina 427

Secretario Administrativo DR. PANCELLI ANTONIO NICOLÁS

Jefe SR. AURENSANZ EMANUEL ALBERTO

Miércoles 10.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2420 Internos 2420/21

cltrabajo@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE RESOLUCION

Expediente: 5562-D-2017

Sumario: EXPRESAR REPUDIO POR EL DESPIDO DE KARINA VILLARRUEL, DE LA DELEGACION DE LA ANSES REGIONAL CORDOBA.

Fecha: 18/10/2017

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 149

Proyecto
Manifestar su más enérgico repudio ante el despido sin causa de Karina Villarruel de ANSES Regional Córdoba, quien fuera cesanteada el 26 de septiembre en una maniobra teñida por el revanchismo político y la homofobia.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


En julio de 2010, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en reconocer el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel nacional. El artículo 2 de la Ley 26.618 de Matrimonio Civil (2010) (conocida como la Ley de Matrimonio Igualitario) establece que “el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”. Esta ley es el resultado de campañas amplias llevadas a cabo por las organizaciones LGBT, que van desde proyectos de leyes de unión civil a una serie de amparos y fallos judiciales.
Karina Villarruel y Soledad Ortiz contrajeron matrimonio civil el 16 de febrero de 2013 amparadas por la ley anteriormente nombrada. Karina trabajaba en la Policía de Córdoba y Soledad en una reconocida cadena panificadora.
Karina y Soledad querían ser mamás, y aunque aún no se había aprobado la Ley 26.862 de Reproducción Médicamente Asistida (junio de 2013), las TRHA no estaban prohibidas y de hecho se realizaban en nuestro país hace varias décadas. Karina notificó a la cúpula de la Policía de Córdoba acerca de sus planes de maternidad y pidieron ayuda debido a que la obra social se negaba a cubrirles los tratamientos. De hecho, tuvieron que pagar más de 20 mil pesos. El 24 de mayo de 2013, y tras varios meses de tratamiento, Soledad logró quedar embarazada.
De acuerdo a la Ley provincial 9.905 a las madres les corresponden 180 días de licencia por maternidad. Debido a que esta Ley no hace distinción entre madre gestante y madre que detenta voluntad pro-creacional [figura que recién se incorporó al ordenamiento jurídico como fuente de filiación en 2014 con el Código Civil y Comercial]; y considerando los problemas de salud de Soledad hacían suponer un embarazo riesgoso era conveniente el acompañamiento de su esposa; Karina solicitó que le aclaren qué licencia le correspondía [cabe aclarar que la reforma de las licencias laborales acordes al nuevo orden jurídico en materia de derecho civil es una deuda que aún tiene el Congreso con las personas LGBTIQ+].
La decisión de las autoridades de la Policía de Córdoba no fue sólo negarle a Karina la licencia por 180 días, que sí les reconocían a las madres adoptantes, sino que además comenzó a sufrir hostigamiento de forma sistemática llegando a dejarla en disponibilidad en el mes de diciembre de 2013. El 27 de enero de 2014 nació Umma, su primera hija por la que tanto habían luchado y soñado. Ante la insistencia de Karina, la Policía de Córdoba decidió, el 25 de marzo, darle la baja definitiva de la fuerza por hacer pública su historia y su reclamo de igualdad a través de los medios de comunicación. El motivo invocado por las autoridades: “acto de rebeldía”. La dejaron sin trabajo, sin obra social y ni siquiera le pagaron indemnización.
La batalla de Karina y Soledad no terminó ahí. Cuando nació Umma las autoridades del Registro Civil de la ciudad de Córdoba se negaban a inscribir a su hija con dos mamás. Esto es porque el DNU 1006/2012 de Comaternidad sólo permitía regularizar a los hijos e hijas previos al Decreto, por un plazo de dos años. Las Partidas de Nacimiento seguían diciendo “padre” y “madre”. Gracias a la intervención de organizaciones como Devenir Diverse, lograron que a Karina se la inscriba como cónyuge en la Libreta de Familia, aunque no se logró en ese momento que se la reconozca como “madre”. Esta conquista llegaría a la Provincia de Córdoba pocos meses después como consecuencia de la resonancia de este caso y de las gestiones de las organizaciones.
Karina y Soledad habían logrado consagrar sus planes de familia y tenían a Umma. Pero ahora no tenían trabajo para sostener esa familia. Allí fue cuando Karina consiguió trabajo en ANSES Regional Córdoba ingresando a trabajar el 5 de enero de 2015 luego de finalizar las capacitaciones correspondientes. La incorporación de Karina a ANSES tuvo además otros efectos, ya que se modificó el sistema de la agencia estatal de protección social para que en las bases de datos los matrimonios igualitarios pudieran aparecer como cónyuges.
Como corolario de este largo e intenso proceso Karina y Soledad decidieron bautizar a su hija Umma en la fe católica que ambas practican. Karina y Soledad querían que este hecho histórico y tan personal fuera acompañado por la persona que les había reconocido el derecho a contraer matrimonio civil, y luego tantos derechos más que le facilitaron el camino a muchas parejas como ellas. Por ello le pidieron a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner que sea la madrina de Umma, y para su sorpresa, la Presidenta aceptó y tomó a Umma como su ahijada. Luego de algunas resistencias por la orientación sexual de las madres y luego de conocer quién sería la madrina, aceptaron que Umma sea bautizada en la Catedral.
Este mes Karina fue cesanteada de ANSES sin causa alguna. Si bien su contrato vencía el 31 de diciembre, como los contratos de muchos de sus compañeros y compañeras, las nuevas autoridades decidieron dar de baja sólo el suyo y antes de tiempo (26 de septiembre).
No nos cabe ninguna duda que las razones de este injusto despido es su identificación con el proyecto político conducido por Cristina Kirchner y su identidad de mujeres lesbianas visibles. Actualmente, se encuentran luchando por la reincorporación a su puesto de trabajo con apoyo de ATE y otras fuerzas sindicales, es momento también de que la Cámara de Diputados de la Nación apoye también este justo reclamo, repudiando este despido marcado por el revanchismo político y la homofobia.
Por los motivos expuestos le solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
ESTEVEZ, GABRIELA BEATRIZ CORDOBA FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
LEGISLACION DEL TRABAJO (Primera Competencia)
DERECHOS HUMANOS Y GARANTIAS