LEGISLACION PENAL

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P04 Oficina 404

Jefe DR. TINTO JUAN ENRIQUE

Martes 15.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-7493/94 Internos 2403/01

clpenal@hcdn.gob.ar

  • LEGISLACION PENAL

Reunión del día 23/10/2018

- PRESUPUESTO 2019

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los veintitrés días del mes de octubre de 2018, a la hora 10:30:
SR. PRESIDENTE LASPINA Buenos días a todos. Continuamos con el cuarto intermedio y proseguimos con la consideración del proyecto de ley de presupuesto 2019, contenido en el expediente 0016-jgm-2018.

La idea es hoy seguir con el debate, escuchar propuestas, trabajar sobre el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y hacer todas las modificaciones que consideremos convenientes.

Dicho esto, daré en primer lugar la palabra al señor diputado Borsani, quien ya me lo había solicitado más temprano. Luego tengo anotados al señor diputado Vallone, a la señora diputada Del Plá y al señor diputado Grana, en ese orden.

Tiene la palabra el señor diputado Borsani.

SR. BORSANI Señor presidente: sabemos que existe la intención de dar continuidad a la reunión de esta comisión que habíamos iniciado el jueves pasado, en la que asistimos al tratamiento de varios expedientes vinculados con el paquete fiscal. Es decir, dictaminamos leyes que tenían que ver con diversos gravámenes, como por ejemplo el impuesto sobre los bienes personales y la actualización por inflación en el caso del impuesto a las ganancias.

También se consideró la modificación y la ratificación en la adenda firmada por los gobernadores conjuntamente con el Poder Ejecutivo nacional.

Además, en ese momento solicitamos la incorporación de algunas modificaciones en el proyecto de presupuesto, que ahora sí estamos tratando luego de haber analizado el jueves pasado las otras leyes. Una de ellas se refiere específicamente al caso del impuesto a los espumantes. Es decir que luego de catorce años de exenciones a través de distintos decretos desde 2005 a la fecha, pedimos que finalmente se establezca por ley la eliminación del impuesto interno a los espumantes a partir de la incorporación de un artículo en el presupuesto.

Por otro lado, también estamos solicitando la modificación de la alícuota del IVA para todos los expeller que son utilizados en la alimentación animal.

En este momento se está tributando una alícuota del 21 por ciento, y pensamos que debería reducirse al 10,5 por ciento para equipararse al resto de los alimentos que son utilizados en las cadenas de producción de carne.

Por otra parte, también en el plano de los intereses de las economías regionales, hemos impulsado la necesidad de que en materia de derechos de exportación sean diferidos los pagos que habitualmente se realizan. Es decir, que en lugar de ser a los quince días, pasen a noventa días o 120 días, facultando en ese caso al Poder Ejecutivo para esta concreción, toda vez que las economías regionales no tenían o no estaban pagando derechos de exportación.

En relación con muchos de los productos que hoy día estas producen, ha sido imperioso incorporar los derechos de importación de otros productos. En este caso para nosotros va a ser realmente muy necesario e importante incorporar esta facultad a los efectos de mejorar la competitividad de las exportaciones de nuestras economías regionales.

Agradeciendo la posibilidad de que esto sea incorporado, quiero señalar que vamos a votar en ese sentido el dictamen de presupuesto de la Nación.

Sr. Presidente (Laspina).- Tiene la palabra el señor diputado Vallone.

SR. VALLONE Señor presidente: solicito que se nos aclare un poco el panorama. Tenemos entendido que más allá del trabajo en comisión que venimos desarrollando en este cuarto intermedio que se ha dado durante esta semana, se ha avanzado en la modificación de muchos artículos.

Si bien esto no está mal en el marco de la negociación política, sí lo está en el marco de nuestras posibilidades de avanzar en el debate y en las modificaciones que hemos planteado en esta comisión.

Por otra parte, entendemos que ustedes establecieron que la de hoy será la última reunión de esta comisión antes de debatir el proyecto de presupuesto en el recinto. Sabemos que inclusive anoche, hasta última hora, hubo reuniones en la Presidencia de este cuerpo con el ministro de Transporte, Dietrich, y con algunos intendentes capitalinos de provincias argentinas para modificar el articulado en lo relativo a la transferencia de los servicios sin recursos del transporte a las provincias.

En este marco, y antes del inicio formal de la reunión -es decir, antes de que podamos debatir cada uno de los artículos y hacer nuestros aportes en función de este presupuesto-, solicito que podamos conocer realmente el texto del dictamen de mayoría. Me refiero a que necesitamos conocer, si los hubo, cuáles han sido los cambios que se acordaron con los diferentes sectores a fin de acotar el tiempo de debate y con la intención de avanzar de manera formal y mucho más eficiente.

SR. PRESIDENTE LASPINA Cuando terminemos con la primera ronda de exposiciones podemos hacer algún repaso de las cosas que se han modificado.

Se introdujeron cambios regulatorios en el articulado del presupuesto y otros que seguramente se van a discutir ahora. Pero, reitero, después podemos hacer un repaso de los cambios que por lo menos estaríamos aceptando en el dictamen de mayoría.

Tiene la palabra el señor diputado Grana.

SR. GRANA Señor presidente: en la misma dirección de quien me antecedió en el uso de la palabra, veo que todos los medios de comunicación están planteando una cantidad de acuerdos y modificaciones en torno al presupuesto. Recién el diputado Borsani planteaba otras modificaciones. Por lo tanto, nos gustaría tener alguna claridad respecto de ellas.

En ese sentido, si ya tienen resuelto el texto definitivo del dictamen, me gustaría tenerlo a fin de poder discutir sobre él. Me refiero a aquel que, aparentemente -según los medios de comunicación-, constituyen ustedes como un nuevo dictamen de mayoría. Es decir que ya existiría ese dictamen. De no ser así, por lo menos me gustaría saber a qué hora pueden darnos ese dictamen para podamos leerlo y debatirlo.

Ya dijimos en varias oportunidades que el procedimiento que se ha utilizado para discutir este presupuesto ha dejado mucho que desear, y más aun teniendo en cuenta que esta es la última sesión de esta comisión antes de debatirlo en el recinto.

Además, según trascendidos -y espero que me lo desmientan-, en menos de 24 horas después de haber dictaminado el proyecto va a ser tratado en el recinto, no cumplimentando con lo que establece el reglamento.

La verdad es que no se ha podido escuchar a la mayoría de las personas que son afectadas por este presupuesto. Hemos pedido formalmente que se escuche acá a la infinidad de gente que se manifestó frente al Congreso pero que no pudo estar en esta comisión expresando su opinión.

Creemos que ha sido muy desprolijo el trato que ha tenido este presupuesto, y obviamente no estoy entrando en la cuestión de fondo. Por lo tanto, si aunque sea en esta última oportunidad nos pudiera decir a qué hora podemos ver el dictamen, nos gustaría saberlo como para poder expresarnos como corresponde según el mandato que tenemos, conscientes de lo que se está discutiendo. Si no, parece que hay una discusión que se da en otro lado -que no es esta comisión-, que no es ilegal, pero que por lo menos deja a un montón de diputados -sobre todo aquellos que ejercemos verdaderamente la oposición a este proyecto- totalmente desinformados respecto de lo que se está tratando.

Así que me gustaría que nos dijera en qué momento podremos acceder a ese dictamen, que supuestamente ya es dictamen de mayoría, según lo dicen los medios de comunicación.

Sr. Presidente (Laspina).- Quiero aclarar que más allá de lo que digan los medios de comunicación, es en esta comisión donde debemos plantear y discutir los cambios. Personalmente, me comprometo a hacer un resumen de todo lo que discutamos aquí y de lo que aceptemos como modificaciones a lo largo del debate.

Por eso, solicito a todos los señores diputados que se anoten para hacer uso de la palabra, que formulen sus pedidos y observaciones y, desde el punto de vista del dictamen de Cambiemos -que espero sea el de mayoría-, tomaremos todas las que estén a nuestro alcance.

Insisto, me parece que debemos debatir para luego, en todo caso, analizar las modificaciones entre todos y repasar aquello que quede pendiente.

Tiene la palabra la señora diputada Alejandra Martínez.

SRA. MARTÍNEZ Señor presidente: la ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, tenía un contenido muy importante que desde 2009 hasta 2016 estuvo sin concretarse. Me refiero al plan de lucha contra la violencia de género que este gobierno puso en marcha en 2016.

Esa decisión política estuvo acompañada del presupuesto, absolutamente indispensable para que se pudiera dar cumplimiento, y ha funcionado bajo la órbita del que era el Consejo Nacional de las Mujeres, que fue jerarquizado también durante este gobierno y que hoy es el Instituto Nacional de las Mujeres, que lleva adelante este plan y que ha tenido los recursos tanto en 2016 como en 2017 en los respectivos presupuestos.

Dicho instituto este año tiene prevista una partida de 30 millones, según lo que pudimos observar en el proyecto de presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo. En la misma línea de las organizaciones de la sociedad civil, consideramos que es preciso realizar un mayor esfuerzo para que este plan pueda llevarse adelante, fundamentalmente teniendo en cuenta que la situación no ha variado y que, para que se pueda dar cumplimiento, resulta indispensable que como mínimo haya una partida que duplique esa suma.

Por lo tanto, mi consulta es si ha sido considerado este pedido que oportunamente realizáramos, en cuánto se ha definido o cuánto quedaría asignado para el plan de lucha contra la violencia de género que -reitero- está bajo la órbita del Instituto Nacional de las Mujeres.

SR. PRESIDENTE LASPINA Efectivamente, la idea es reforzar la partida.

Voy a tomar su propuesta, la voy a analizar y, cuando hagamos la primera ronda de discusión con los diputados, voy a repasar bien ese número para poder contestarle con precisión.

Tiene la palabra la señora diputada Del Plá.

SRA. DEL PLÁ Quisiera comenzar diciendo que tengo la sensación de que no tengo pasaporte y mucho menos una visa para el lugar donde se está discutiendo el dictamen del presupuesto.

Es notable que nos estemos enterando de todo por los diarios. Sabemos que los ministros se han instalado en varias oficinas y que han tomado una serie de determinaciones que tampoco se informan, a pesar de que hay tres diputados preopinantes que lo acaban de solicitar; esta es una radiografía de lo que está pasando.

Por lo tanto, desde ya anticipo nuestro voto negativo a este proyecto de presupuesto porque no solo por lo que ya conocemos, sino sobre todas las cosas por lo que no conocemos, nos queda clarísimo que es en contra de la mayoría de la población.

En este sentido, quisiera señalar dos cuestiones: este apuro por aprobar el dictamen y el proyecto de presupuesto tiene que ver con que el día viernes se celebra una reunión del directorio de FMI, que debe terminar de aprobar el préstamo de 57.100 millones. Aquí el oficialismo y la oposición, que va a ser cómplice de esta aprobación, son los responsables de entregar al FMI esta ofrenda, que es contraria a la mayoría de la población trabajadora y a los jubilados.

En ese punto, quiero hacer notar que no sé bajo qué criterio normativo le van a hacer aprobar mañana a la Cámara el proyecto de presupuesto, porque al paso que vamos necesitan dos tercios para habilitar el tratamiento y no pareciera que estén dándole los números. No sé qué otra cosa se va a manipular para tratar de hacer que lo aprueben.

El otro aspecto que me parece fundamental es que esta ofrenda se compone de algunas cuestiones. Por ejemplo, el ministro Dujovne declaró que ha ido con el ajuste fiscal incluso más allá de lo que se había solicitado. Los medios dicen que el ministro está declarando que el déficit, en lugar de 1,9 ya está en el 1,3, a costillas de una recesión brutal y de una confiscación de salarios y de jubilaciones que es pavorosa.

Probablemente el oficialismo no mida la situación pavorosa que se está viviendo porque no circula por los mismos lugares que circulamos los que somos trabajadores. Pero la realidad que se está viviendo es extremadamente grave, y por eso, mañana va a haber una movilización multitudinaria en la puerta del Congreso. Los docentes van a hacer un paro nacional absolutamente masivo porque hay un rechazo a este vaciamiento de la educación pública, hay un rechazo al vaciamiento de la ciencia y la tecnología, hay un rechazo a esta vía libre para los despidos y a todo este programa que es un verdadero plan de guerra.

En ese punto, les quiero decir a algunos funcionarios, cuyas declaraciones están citadas en los medios, que hay un secretario de Dujovne que dijo que hicieron todo esto y están vivos, respirando y aliviados.

Que no se confunda. Acá el proceso de movilización de la población contra esta política de hambre y saqueo está en pleno desarrollo y se va a profundizar.

El gobierno está demostrando con esto que es enormemente peligroso para el pueblo trabajador. Por eso cada vez nos convencemos más de que se tiene que ir y de que las medidas de emergencia van a tener que ser tomadas por una asamblea constituyente que efectivamente nacionalice la banca, el comercio exterior y todo el proceso hidrocarburífero, porque estamos yendo derecho a una catástrofe general.

En ese punto se ha dicho que se eliminaron las exenciones para el cálculo del impuesto a las ganancias sobre los salarios. No, el impuesto de conjunto queda intacto y sigue confiscando el salario de los trabajadores.

¿No era que se iba a disminuir? ¿No era que la campaña electoral la hicieron planteando la eliminación del impuesto al salario? Nada de todo esto ha ocurrido.

Los medios dicen también que van a sacar el artículo 53 o, por lo menos, esta formulación para la reestructuración de la deuda. No les creemos. Está claro que necesitan el instrumento de la reestructuración de la deuda porque vamos a una situación muy probable de cesación de pagos. Entonces, por más que modifiquen algún renglón, seguramente lo van a traer por otro lado.

Los diarios dicen que ayer el ministro Dietrich estuvo prometiendo un fondo de 5.000 millones para compensar el tema del subsidio sobre el transporte que se va a trasladar a las provincias.

Sin embargo, el ministro Dietrich todavía no pudo decirnos cuánto va a salir el kilómetro de ruta bajo el mecanismo de los PPP. Entonces, todo el presupuesto, de conjunto, es un proceso confiscatorio.

Por eso nosotros convocamos a rechazarlo y a que la población trabajadora, los jubilados y la juventud nos movilicemos masivamente mañana.

Está claro que esta reunión puede durar muchas horas, pero no es acá donde se están tomando las decisiones sino en las oficinas del Fondo Monetario Internacional.

SR. PRESIDENTE LASPINA En un hecho histórico voy a conceder el pedido a la diputada Del Plá.

Para no agitar fantasmas vamos a eliminar el artículo 53 sobre reestructuración de la deuda, que simplemente era para darle más atribuciones a la Secretaría de Finanzas. Ya que esta cuestión preocupa a la señora diputada, y es el único comentario que tomé respecto del articulado, le respondo ahora rápidamente: se elimina el artículo 53. Le agradezco por su comentario. Creo que esta es la primera vez que tomo la palabra para referirme a un pedido de esta naturaleza. En cuanto a la estatización de la banca, eso lo dejamos para otra ley. (Risas.)

No encontrándose presente el señor diputado Grosso -a quien tenía anotado en la lista de oradores-, continuamos con el resto de las exposiciones. Tampoco veo que se hayan hecho presentes quienes pertenecen al Movimiento Evita.

Tiene la palabra el señor diputado Moreau.

SR. MOREAU Señor presidente: como usted sabe, yo he integrado este Parlamento en muchísimas ocasiones y durante muchísimos gobiernos -el de Raúl Alfonsín, el de Carlos Menem, el de Fernando de la Rúa y durante los primeros dos años de la gestión de Néstor Kirchner-, y en todo ese tiempo nunca se dio un escenario de esta naturaleza en torno a la discusión de un presupuesto con estas características, y digo presupuesto eufemísticamente hablando. Todos sabemos que no este no es un presupuesto sino el anexo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y lo particular de esto es que no conocemos ni el anexo ni el acuerdo.

Los diputados estamos discutiendo sobre la nada. Solo tenemos versiones periodísticas y comentarios que usted hace de vez en cuando -por ejemplo, recién anunció que se había suprimido un artículo-, lo que constituye una circunstancia inconcebible para un Parlamento, ya que sus diputados deben tener al menos la dignidad de representar con un sentido de eficiencia al pueblo argentino desde sus respectivas bancadas. Discutir el anexo de un acuerdo que no se conoce, es realmente una burla al Congreso argentino y a los legisladores aquí presentes.

Reitero: todos sabemos por los anuncios periodísticos más que por las propuestas concretas que se han hecho, que en realidad todo esto pretende disimular una realidad insoslayable. Este presupuesto refleja la política de déficit cero, lo que no es más que una confesión de la cesación de pagos de la Argentina.

Ustedes llevaron a nuestro país a la cesación de pago, y como lo hicieron con medidas absolutamente desacertadas, ahora vienen con la teoría del déficit cero, pretendiendo que toda la sociedad argentina cargue con eso sobre sus espaldas y soslayando de esa manera la responsabilidad de los bancos acreedores y del propio gobierno.

En realidad, más que sobre déficit cero, hoy deberíamos estar hablando de "hambre cero", porque además de haber llevado a la Argentina a la cesación de pago, han producido una masacre social que tendrá sus consecuencias, como las tuvo la crisis de 2001, casi con los mismos actores y con las mismas palabras.

Este default social que ustedes están provocando en la Argentina lleva necesariamente a una profunda crisis financiera y del sector externo, como ocurrió en 2001.

Durante ese año, dos o tres meses antes de la crisis de diciembre, también se discutió en la Argentina una ley de déficit cero, lo que generó en ese tiempo una hecatombe en la sociedad, también con los mismos actores como protagonistas, como decía recién.

Ayer estuve repasando algunas de las declaraciones de esos actores. Por ejemplo, lo que decía Patricia Bullrich, quien en ese momento no era -como ahora, desgraciadamente-, ministra de Seguridad -y digo "desgraciadamente" porque ella ahora tiene más a mano la posibilidad de reprimir a la sociedad-, sino que era ministra de Trabajo.

En aquel momento Patricia Bullrich también decía lo mismo: que había que intervenir sindicatos, que los dirigentes sindicales tenían que presentar sus declaraciones juradas y se refería a las mismas políticas de apriete que ahora están llevando a cabo. Es decir que no han inventado nada nuevo.

Lo único nuevo -reitero- es que están escondiendo el acuerdo con el Fondo y el dictamen del presupuesto. ¿Qué quieren que discutamos acá los diputados? ¿Qué estamos debatiendo acá, señor presidente? ¿Sobre qué estamos discutiendo en términos reales y concretos? Lo único que sabemos es que la intención del gobierno es patear el default para adelante; en todo caso, con mucha suerte, dejárselo al gobierno que ingrese en 2019; ver si llegan con la lengua afuera a que los exportadores les liquiden las divisas, y sostener tasas de interés que son absolutamente imposibles para la producción argentina. Esto es una martingala. Están gobernando con martingala.

Ustedes deberían saber -porque algunos tienen formación, no todos-, que con estas tasas de interés no se puede llegar a diciembre y enero, que son meses demandantes de dinero. Habrá infinidad de empresas que tendrán que cerrar, porque parados frente a la opción de ir a buscar plata a los bancos, con tasas del 80, 90 o ciento por ciento para pagar el medio aguinaldo, van a preferir hacerse de esos recursos, pagar a sus trabajadores las indemnizaciones y bajar la persiana.

Por eso el que diga que está votando este presupuesto en favor de la gobernabilidad, se equivoca: este es el presupuesto de la desgobernabilidad.

Reitero: llamarlo presupuesto es un eufemismo. Este es un anexo del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que va a provocar las mismas consecuencias que produjo la crisis de 2001.

Señor presidente: los instamos a que actúen con seriedad. Necesitamos conocer los términos del acuerdo con el Fondo y el dictamen al que han arribado. No se puede discutir en estas condiciones. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA En cuanto al acuerdo con el Fondo, eso ya excede mis atribuciones...

SR. MOREAU Ya sé que las excede. Excede las del presidente...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Respecto del acuerdo con el Fondo, en primer lugar no está firmado formalmente. Además, es una atribución del Poder Ejecutivo.

Lo que sí quiero garantizar es la transparencia del debate. Por eso sugiero a los señores diputados que si prefieren analizar el proyecto artículo por artículo -son unos 140-, podemos hacerlo. No tengo ningún inconveniente porque así es como debe discutirse el dictamen.

Del mismo modo, si tienen observaciones puntuales respecto de los artículos, pueden hacerlas. Esa es la metodología de trabajo. Seguramente el señor diputado Lavagna -a quien veo ahí con una artillería pesada- estará también en esa línea de trabajo. Pero precisamente les pido que lo hagamos de esa forma para que tengamos un debate constructivo. No hay otra forma de discutirlo que no sea en la comisión, considerando artículo por artículo.

Tiene la palabra el señor diputado Lavagna.

SR. LAVAGNA Señor presidente: efectivamente, voy a ir artículo por artículo, y pido disculpas al resto de los diputados si me tomo un tiempo, pero me parece que hay varias cosas que aclarar y revisar.

En primer lugar, me gustaría saber cómo quedará redactado el artículo 8°, que es el que otorgaba superpoderes al jefe de Gabinete. A ese respecto, en reuniones anteriores habíamos acordado que se iban a eliminar tanto Estados extranjeros como la cuestión de que las erogaciones podían ser para gastos corrientes. Me gustaría saber si eso efectivamente eso quedó de esa manera.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. LAVAGNA Bueno, yo menciono aquellos en los que tengo dudas. Del artículo 1° al 7° no tengo comentarios que hacer, pero el señor presidente puede aclararlos si así lo desea. No sé cómo quiere hacerlo.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. LAVAGNA Señor presidente: no tengo problemas en ir uno por uno. Si no, le voy preguntado.

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, señor diputado. Yo le responderé al final.

SR. LAVAGNA La segunda de mis dudas tiene que ver con los artículos 37 y 38, referidos a la PUAM. Sobre esto habíamos discutido en distintas reuniones de comisión y se dijo que se iban a introducir modificaciones porque, tal como estaban planteados esos artículos, se les terminaba quitando la posibilidad de seguir trabajando a quienes accedían a la PUAM, lo que era parte del objetivo original de esa medida. Ahí iba a haber modificaciones, y me gustaría saber si se hicieron o no.

Los artículo 39 y 117 -si no me equivoco- son los que se refieren al Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Al respecto quisiera saber si hay algún cambio, ya que fueron dos artículos que discutimos mucho, porque en ellos se ponía en riesgo el Fondo de Garantía de Sustentabilidad y a su vez se daba cierta discrecionalidad en su posible uso. Quisiera saber si se ha planteado alguna modificación en relación con estos dos artículos.

Por otra parte, los artículos 40 y 41 se refieren al permiso de endeudamiento. Sinceramente, dicho permiso es muy amplio y en ningún momento contempla el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Entiendo que el proyecto de presupuesto fue elaborado previamente al acuerdo con el FMI, con lo cual todavía no estaba ese endeudamiento en cartera. Sin embargo, si aprobamos estos dos artículos y además se hace el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el aumento de la deuda externa que se estaría aprobando -o que el Poder Ejecutivo tendría posibilidad de ampliar- sería excesivo y más preocupante de lo que es en la actualidad.

Por lo tanto, propongo que agreguemos un artículo en el que se ponga un límite al stock de la deuda total, al stock de la deuda bruta, para que no se pueda utilizar el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional y además, el endeudamiento con el sector privado con títulos. De lo contrario, si se usan todos los cupos, terminaríamos en un aumento de la deuda de más de 80 mil millones de dólares para el año próximo.

La idea sería, de acuerdo con lo que dice el mensaje del proyecto de presupuesto, poner un tope al stock de la deuda bruta en 330 mil millones de pesos. Se trata de una cifra muy preocupante que mencionamos en reiteradas oportunidades. Asimismo, en la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación hemos conversado sobre el problema de sustentabilidad de la deuda que eso puede conllevar si no empezamos a tener un esquema de crecimiento. Por esa razón, planteo la posibilidad de incorporar estos límites de endeudamiento.

Por otra parte, quisiera saber si es cierto o no algún comentario que me ha llegado respecto a cuestiones que se han incorporado en el dictamen de mayoría que todavía no vi. ¿Es verdad que se está creando un fideicomiso para energías no convencionales con fondos del Estado, del Tesoro Nacional? ¿Cuánto se va a destinar para eso? ¿Cuánto es el costo fiscal y dónde se van a compensar los recursos? ¿Para qué está creándose efectivamente dicho fondo?

Desde el artículo 61 y hasta el 66 el proyecto se refiere a los PPP. Repito lo que vengo diciendo en distintas comisiones: creo que se está desvirtuando totalmente el régimen de los PPP y que se está haciendo una especie de contratación de obra pública, sin pensar los condicionantes y límites que contiene la ley de obra pública.

Considero que son muchos los artículos que se refieren a los PPP y me gustaría si saber en ellos se han incorporado cambios, sobre todo por los rumores de pasillo que me han llegado. ¿Es verdad que se están poniendo exenciones impositivas a los fideicomisos de los PPP? ¿Cuánto es el costo fiscal de esas exenciones impositivas, si es que existen efectivamente?

Por otra parte, en el artículo 72 cambian las tablas de valuación del impuesto a los bienes personales. Ello en la práctica termina siendo un aumento adicional en bienes personales, porque las tablas que proponen utilizar tienen valores más elevados de los que actualmente utiliza la AFIP. Por lo tanto, vamos a ver un aumento en la valuación, por la tabla que se está utilizando, más un aumento en las tasas de bienes personales -aspecto sobre el que hace días se firmó un dictamen que nosotros rechazamos. Es decir, vuelve a haber un impacto negativo en aumentos impositivos para la clase media. Creo que ahí...

SR. PRESIDENTE LASPINA ¿Se está refiriendo a bienes personales o al proyecto?

SR. LAVAGNA Me refiero al artículo 72, que cambia las tablas con la que se valúan los bienes personales para la presentación. Dicho sea de paso, no entiendo qué tiene que ver con el presupuesto. Las tablas que están proponiendo utilizar, tienen valores de valuación más altas que las que actualmente utiliza la AFIP. Eso, en la práctica, significa aumentar los impuestos a la gente. Me gustaría saber si hay algún cambio en eso o no.

En el artículo 83, referente a las retenciones, hay un problema que no es menor, que es que ustedes están ampliando como mercadería a los servicios. A mi entender, eso puede llegar a traer problemas legales al Estado argentino porque los servicios no son mercaderías y no están nomenclados.

Cuando uno aplica un derecho de exportación, lo que está haciendo es poner un derecho sobre ciertas partidas del nomenclador arancelario. Además, esto tiene que ver con acuerdos del Mercosur.

Entonces, cuando se pone la parte de servicios que no están nomenclados, o bien van a tener problemas legales o lo que se están haciendo es crear un nuevo impuesto con asignación específica, lo cual necesitaría mayorías agravadas.

Si es un impuesto sin asignación específica, es un impuesto que se coparticipa. Si es un impuesto con asignación específica, que es lo que están poniendo acá, necesita mayorías agravadas. Si no va por mayoría agravada, porque no lo consideran un nuevo impuesto y es un derecho, creo que el Estado argentino se va a enfrentar a problemas de judicialización en este artículo.

Asimismo, me gustaría saber cómo queda el artículo 85, que tiene que ver con las cooperativas. Hubo mucha discusión en torno a este artículo. Había algún consenso de que iba a sufrir modificaciones y sería bueno saber cómo va a ser la redacción final.

El artículo 86, que se refiera al impuesto al valor agregado, ¿queda o se elimina, como se había hablado en algún momento, señor presidente?

¿Puede ser que estén cambiando la ley de impuestos internos? Si es así, ¿en qué sentido la están cambiando? Porque acá se refiere a lo que tiene que ver con tabaco, con automóviles, con embarcaciones y con un montón de actividades. Entonces, me gustaría saber si es cierto que están modificando la ley de impuestos internos, en qué sentido y cuál va a ser el impacto que esto va a terminar teniendo.

En otro orden de cosas, le soy sincero, no termino de entender cuál es el objetivo del artículo 105. Con lo cual, sería bueno que se explique o que directamente se elimine.

Hay un fideicomiso que se crea para la Jefatura de Gabinete -que es el que yo denominé fideicomiso fantasma-, que no tiene especificaciones sobre cómo se va a financiar, para qué va a utilizarse y de dónde van a salir los recursos. ¿Ese fideicomiso sigue estando o lo eliminaron?

Los artículos 119 al 127 inclusive, son todos artículos que modifican la Unidad de Información Financiera. ¿Esos artículos van a quedar o van a volar?

Creo que sería un grave error discutir la Unidad de Información Financiera en la ley de presupuesto porque, reitero, no tiene nada que ver. No tengo ningún problema en que nos sentemos y debatamos sobre la UIF, pero discutamos en serio cómo va a ser el funcionamiento de ese organismo y cuál va a ser el control en términos de la autonomía que esta unidad tiene que tener.

En todos los lugares del mundo la UIF tiene autonomía. Hoy en nuestro país no solo no la tiene, sino que con las modificaciones que se proponen para este articulado se vulnerará, al menos, la independencia que debería tener.

Los artículos 125 a 127 se refieren a zonas patagónicas y otras zonas, y en este sentido se estaban proponiendo modificaciones. Quisiera saber si esas modificaciones van a quedar o si directamente se eliminan esos artículos.

En lo que se refiere a los cambios en el Código Aduanero, como por ejemplo la baja de cinco a tres años de la prescripción de los delitos aduaneros -no recuerdo bien el artículo-, la pregunta es si eso va a quedar o si se elimina.

En la misma línea, quiero saber qué sucederá con las modificaciones al secreto fiscal por las que se elimina la posibilidad de que se comparta la información para ser utilizada en juicios en otros países. Primero, no entiendo por qué se elimina esa posibilidad de compartir información para su utilización en juicios. Sería bueno que nos lo explicaran.

En segundo lugar, no entiendo por qué se indica esto en la ley de presupuesto. Si hubiera que hacer algún cambio en materia de secreto fiscal, creo que deberíamos discutirlo en forma separada de esta norma.

Por otra parte, el artículo 118 se refiere al Banco de la Nación Argentina, donde no solo se deja el 20 por ciento de la distribución de utilidades como estaba en el presupuesto del año pasado, sino que a su vez se le "chupan" -para decirlo de alguna manera- 15.000 millones adicionales, lo que dejará al Banco Nación con importantes problemas de liquidez.

Creo que es un error que se siga quitando liquidez al Banco Nación y que este no tenga herramientas para poder aportar a líneas de financiamiento productivo a las pequeñas y medianas empresas con capital de trabajo, que hoy la están pasando mal.

En todo caso, si esos fondos sobran, en vez de que sirvan para financiar al Tesoro, deberían destinarse a líneas de créditos subsidiadas para financiar pymes. Esta discusión la tuvimos también el año pasado.

Por otra parte, hay un par de artículos que "volaron", como por ejemplo el del control de Aerolíneas Argentinas -que estaba puesto en todos los presupuestos-; el año pasado se había eliminado la posibilidad de que la AGN intervenga en los giros que hacía el Estado, y este año directamente se "vuela" todo el artículo que se refiere a Aerolíneas Argentinas. Me gustaría saber cuál es el motivo de esa eliminación.

Asimismo, a modo de incorporación, sugiero que se prorroguen los beneficios previstos en la ley pyme que están venciendo en diciembre de este año; sería bueno hacerlo.

Señor presidente: le dejo ese primer set de preguntas. Seguiré viendo alguna otra y después, en otra intervención, me referiré a varios puntos adicionales.

SR. PRESIDENTE LASPINA Muchas gracias.

Señor diputado Lavagna: voy a aprovechar su intervención para repasar algunos puntos del articulado que se han mencionado.

No voy a contestar sobre los temas que ya se han debatido incluso con la presencia de los ministros, secretarios y demás, porque en aquellas cuestiones en las que no nos pusimos de acuerdo evidentemente tenemos visiones distintas. Pero sí voy a repasar los puntos del articulado que usted ha mencionado.

En relación con el artículo 8º, efectivamente estamos volviendo a la versión original, tal como usted ha pedido, que establece que los créditos presupuestarios provenientes del financiamiento con organismos internacionales se apliquen a gastos de capital. Ya habíamos dicho que nuestra explicación era que hay programas de transferencia para asistir en materia de programas sociales, que son transferencias corrientes del gobierno nacional financiadas con préstamos del Estado. Pero en honor a este pedido de no aumentar las delegaciones -también hemos recibido pedidos en ese sentido por parte de la Coalición Cívica- estamos modificando ese artículo.

La parte referida a acuerdos bilaterales la estamos ciñendo exclusivamente a la planilla de endeudamiento 40 y a los acuerdos país-país que hoy están firmados por la Argentina, de modo tal que quede claro que se está previendo la autorización para esos casos y no para nuevos o futuros casos que todavía el Congreso no ha aprobado.

En relación con los artículos 37 y 38, efectivamente, en materia de la Asignación Universal por Adulto Mayor estamos incorporando la posibilidad de que los monotributistas sociales puedan gozar de dicha asignación, aun estando en actividad. No obstante, se incorpora el resto de los requisitos socioeconómicos para el otorgamiento de la pensión universal para el adulto mayor.

En cuanto a los artículos 39 y 117 -ya hemos discutido mucho sobre la cuestión contable del Fondo de Garantía de Sustentabilidad- no hay cambios.

Con relación a los artículos 40 y 41 respecto de la deuda -también lo explicó varias veces el secretario de Finanzas, Santiago Bausili-, un eventual acuerdo con el FMI no implica que se autorice un aumento del endeudamiento, sino que justamente se sustituye la planilla 40.

En lo atinente al límite de stock, deberíamos discutirlo en el marco de una reforma de la ley de administración financiera, en la cual debatamos también el artículo 65, que hoy no ha prosperado. De todas maneras, no recomiendo poner límites al stock de deuda como regla general.

Tiene la palabra el señor diputado Lavagna.

SR. LAVAGNA Perdón que entable un diálogo, pero me parece que va a ser más enriquecedor para este debate.

El problema acá es que estamos aprobando un endeudamiento como si el acuerdo con el Fondo no existiese. Entonces vamos a tener la aprobación del endeudamiento, más el acuerdo con el Fondo; es un doble endeudamiento el que se está aprobando, y ahí es donde yo veo el problema.

Yo tomo la buena voluntad que pueda tener el Poder Ejecutivo de no aumentar el endeudamiento, pero el Poder Legislativo tiene que decir hasta dónde permite que el gobierno se endeude.

Si ustedes se van a endeudar en el monto del acuerdo con el Fondo -que ya está establecido, se aprobará el día 26 de octubre, si no me equivoco-, y además se aprueba esto, el riesgo de que aumente la deuda es muy grande. De allí la discusión.

SR. PRESIDENTE LASPINA Entiendo su postura, señor diputado, pero yo tengo una visión distinta con respecto a eso.

Yo creo que el endeudamiento que le estamos aprobando al gobierno es el necesario para cubrir el déficit fiscal y renovar los vencimientos de deuda. El resto no tendría por qué ocurrir, sobre todo porque además estamos restringiendo otro tipo de operaciones que podrían eventualmente aumentar el stock nominal de deuda en una operación voluntaria de canje de deuda, etcétera. O sea que sinceramente no veo motivos para modificar eso. Además, esto históricamente ha sido así; es el artículo con el cual ha operado el presupuesto desde tiempos inmemoriales.

Con relación a los artículos 61 y 66, el único cambio que estamos haciendo respecto de los PPP es un pedido del señor diputado Llaryora de incluir a los fideicomisos de PPP de las provincias, con los mismos beneficios que la Nación. Ojalá que eso tenga costo fiscal porque quiere decir que va a haber un montón de inversiones vía PPP en las provincias.

Lo cierto es que lo único que estamos haciendo aquí es extender el beneficio de exenciones impositivas a los fideicomisos de PPP para las obras de las provincias. O sea que es una gran noticia y pueden transmitirla a los respectivos gobernadores: estamos ampliando los beneficios para que pueda haber también obras de Participación Público Privada en las provincias.

En relación con el artículo 82, sobre exportación de servicios -ahora tengo que chequearlo y podré responder sobre esto con más precisión- en principio podríamos incorporar alguna aclaración.

En cuanto al artículo 85, referido a cooperativas y mutuales, efectivamente nosotros recogimos de la mayoría de los bloques de este Congreso básicamente dos pedidos. El primero de ellos es no afectar a las pequeñas y medianas cooperativas y mutuales.

Recordemos que el artículo original se refería al impuesto a las ganancias por operaciones financieras y de seguros de las cooperativas y mutuales; no era para las cooperativas de producción, las cooperativas de granos, etcétera. Pero básicamente reflejaba el principio filosófico de no considerar ganancias a las ganancias financieras y por actividades de seguros a los fines del impuesto a las ganancias; en segundo lugar, no afectar a las pequeñas y medianas cooperativas. Con lo cual, estamos proponiendo un artículo que genere un impuesto especial al patrimonio, similar a lo que ya hoy tienen las cooperativas en particular, con un mínimo no imponible. Más que un mínimo no imponible se trata de un mínimo patrimonial, justamente para sacar de este impuesto a las pequeñas y medianas empresas y generar una alícuota progresiva al patrimonio. Luego puedo pasar los detalles del articulado para que, por lo menos, lo tengan como una propuesta alternativa.

Básicamente, implica que de aproximadamente mil cuatrocientas mutuales y cooperativas, más de mil doscientas pequeñas y medianas no van a pagar el impuesto especial al patrimonio -que son aquellas que están en los pueblos y que queremos preservar, porque están cerca de la comunidad y porque generan servicios que a veces no presta el Estado o las entidades financieras. En cuanto al resto, se va a poner una contribución progresiva a los patrimonios con una alícuota -insisto- progresiva.

En este sentido, por supuesto, no vamos a recaudar lo mismo que con el artículo anterior pero creemos que vamos a cumplir con los dos principios que nos han solicitado: no incluirlas en el impuesto a las ganancias y no afectar a las pequeñas y medianas -medianas grandes, diría yo.

Con respecto a los artículos 86 y 87, que originalmente se referían a ganancias y los habíamos aceptado en las primeras reuniones de comisión, fueron eliminados.

En cuanto a la ley de impuestos internos, lo único que hicimos fue una aclaración. Se elimina la palabra "champaña" de la nomenclatura de los impuestos internos y ahora figura dentro de las bebidas alcohólicas. De esta forma, incluimos un viejo pedido de la industria vitivinícola -que acaba de solicitar nuevamente de manera insistente el diputado Borsani- dando la exención al espumante, que en la actualidad es un vino más de los muchos que se producen en las provincias argentinas.

Respecto del fideicomiso de obra pública, lo que vamos a hacer es ampliar los alcances, las atribuciones y el detalle. Después puedo hacer circular una propuesta precisamente para que no quede tan general como estaba en la versión original.

En cuanto al artículo que incluía modificaciones a la Unidad de Información Financiera, va a eliminarse teniendo en cuenta el pedido de varios bloques de no incluir una discusión sensible dentro del presupuesto porque, a diferencia de otras oportunidades donde hemos modificado en el presupuesto la dependencia funcional administrativa de la UIF -que era un tema bastante menor-, en este caso, al haber cambios en el consejo y en la forma de recaudación, ello requiere un debate más profundo.

En relación con los artículos 125 a 127, que se refieren a las zonas patagónicas y generaron un debate al comienzo del tratamiento del proyecto de presupuesto, fueron eliminados.

Además, fueron eliminados los artículos relativos a las modificaciones al Código Aduanero, tema que tampoco será incorporado.

En cuanto al secreto fiscal, creo que fue bien explicado y tiene que ver con que hoy -por razones de secreto fiscal- no dialogan la AFIP y la ANSES. Entonces, a veces no pueden hacerse los cruces de información con la AFIP relativos a los beneficios sociales y se termina otorgando una pensión a quien no lo necesita; esto sucede justamente por no contar con información de la AFIP.

Tiene la palabra el señor diputado Lavagna.

SR. LAVAGNA Solamente quiero hacer una aclaración. No me refería a ese artículo sino al que quita la posibilidad de intercambiar información con otros Estados cuando se va a utilizarse en juicios públicos. Por ejemplo, si por un juicio en otro país se pide información a la AFIP, esta -por secreto fiscal- no la da o no puede ser utilizada en el juicio.

Quería saber a qué se debe eso. No tiene nada que ver con la relación entre ANSES y la AFIP. Si no, parecería que estamos guardando información y no estamos permitiendo que avancen otros juicios.

SR. LAVAGNA ¿El fideicomiso de energías no convencionales?

SR. PRESIDENTE LASPINA Había una propuesta de dos diputados de incorporar un fideicomiso de garantía. Ahora la van a plantear y la van explicar. No sé si están por acá el diputado Schlereth o el diputado López de Neuquén, pero seguramente lo vamos a discutir, de manera que lo dejamos para más tarde.

Tiene la palabra el señor diputado Contigiani.

SR. CONTIGIANI Señor presidente: en la línea de este diálogo y para ser más claro, permítame hacerle una pregunta. Si no le entendí mal, usted habló de retirar el artículo 85 en tanto se intentaba gravar con el impuesto a las ganancias a cooperativas y mutuales de crédito, y que estarían evaluando una propuesta.

El sector de la economía social me hizo llegar una propuesta. Quería chequear con usted si estamos hablando de lo mismo o no. Tanto las entidades que aglutinan a las cooperativas y al mutualismo en la Argentina -tanto Cooperar como la Confederación Argentina de Mutualidades- hablan de contribución especial, no de impuesto.

Ellos proponen una contribución especial solidaria de un 4 por ciento sobre el patrimonio neto de las cooperativas que prestan servicios de crédito y seguro, que se coparticipa por la ley de coparticipación federal entre Nación y provincia y que va destinado a programas sociales.

Para las mutuales se establece la misma contribución especial solidaria al patrimonio neto de las mutuales, pero se fija un criterio de segmentación donde el patrimonio neto es gravado de acuerdo a su valor. Por ejemplo, hasta los primeros 100 millones de pesos, se propone gravar un equivalente al 1 por ciento; entre 100 y 200 millones de pesos, el 2 por ciento; entre 200 y 500 millones de pesos, el 3 por ciento; y para patrimonios netos superiores a los 500 millones, se propone un aporte equivalente al 4 por ciento.

Entonces, de la misma manera que con la contribución especial solidaria para cooperativas que prestan servicios de créditos y seguro, se coparticipa entre Nación y provincia por la ley 23.548 y se destina a programas sociales.

Mi pregunta es si es esta la propuesta que ustedes están incorporando y evaluando en sustitución del actual artículo 85, si hablamos de algo similar. En definitiva, cómo quedaría concretamente redactado el nuevo artículo en este punto.

La segunda pregunta tiene que ver con lo que discutimos el jueves pasado en esta comisión. Es decir, cómo va a quedar redactado el artículo 1° del dictamen que está modificando el impuesto a los bienes personales, sobre todo a los inmuebles rurales.

SR. PRESIDENTE LASPINA Voy hacer alguna aclaración en cuanto a lo que estamos trabajando respecto del tema de cooperativas y mutuales, y en todo caso luego haré un detalle más extenso o se lo voy a acercar.

En primer lugar, debo decir que sí es una contribución especial y está en línea con lo que había pedido el sector. No es exactamente igual a lo que había pedido en términos de las escalas y las alícuotas, pero creo que contempla el pedido central del sector, que era generar una contribución especial, no un impuesto a las ganancias, y no afectar a las pequeñas y medianas empresas, que era el pedido de todos los bloques. Así que ahora les acercaré el detalle de la propuesta.

Respecto de bienes personales, es una discusión que daremos en el recinto. Nosotros públicamente dijimos que si bien había que modificar la incorporación de bienes rurales, creemos que hay que revisarla en el recinto porque estamos hablando de un sector que ha puesto el hombro durante mucho tiempo y que este año aceptó una suba del 12 por ciento adicional de las retenciones que ya paga, en el medio de una de las sequías más grandes que se ha sufrido en las últimas décadas. El campo es un sector que ha sido siempre solidario en las crisis, pero que hoy recibe una enorme presión tributaria, por lo que probablemente en el recinto pida revisar esta cuestión de los bienes rurales para que los señores diputados contemplen alguna modificación al dictamen aprobado la semana pasada en esta Comisión.

Tiene la palabra el señor diputado Bahillo.

SR. BAHILLO Señor presidente: ¿se ha calculado el costo fiscal de esta eliminación?

SR. PRESIDENTE LASPINA Vamos a pedir el dato a la Oficina de Presupuesto del Congreso, pero creo que es relativamente bajo, sobre todo considerando lo que el campo aporta por retenciones, que son miles y miles de millones de dólares. Diría que esto es insignificante comparado con el aporte que realiza el campo en materia de retenciones.

SR. LAVAGNA La cuenta me da 100.000 millones, señor presidente.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Grosso.

SR. GROSSO Señor presidente: le hemos mandado una nota para ver si podíamos escuchar la palabra de los dirigentes de las organizaciones sociales Barrios de Pie, CTEP y CCC, que tienen algunos planteos para hacer porque la Argentina que ustedes pintan en el presupuesto no se parece a la que la gente vive en la calle. De hecho, hoy a las 14 muchísimas organizaciones sociales vendrán a plantear la necesidad de que este Congreso incluya en este presupuesto los recursos para la emergencia alimentaria. Mucho han dicho otros diputados y diputadas más entendidos en la materia en el sentido de que este proyecto de ley parte de falsos supuestos: una inflación del 23 por ciento y un dólar a 40 pesos. Hoy tenemos un 45 por ciento de inflación y un dólar a 37 pesos.

La realidad es que en una situación de crisis social y económica más que grave, este presupuesto plantea un ajuste en las áreas de salud, educación, desarrollo social, infraestructura y adicciones. Ajustan en todos lados, y lo hacen para transferir. Muchas veces se dice que para muestra, hace falta un botón: en adicciones ponen exactamente el mismo presupuesto que el año pasado. Supuestamente, este es el gobierno que pelea contra la droga y el narcotráfico, pero es exactamente el mismo presupuesto del año pasado con una inflación que llegará al 50 por ciento, aunque el año pasado la calculaban en 10 por ciento. Es decir que están recortando un 40 por ciento el presupuesto de adicciones. Todo esto es para pagar intereses de la deuda por 600.000 millones.

Los compañeros de las organizaciones sociales querían plantear que en este presupuesto se omite el cumplimiento de la ley de emergencia social. Se trataría de 100.000 salarios complementarios más, que representarían 6.000 millones de pesos. Además, están omitiendo la actualización por inflación que deberían tener estos salarios sociales complementarios. Dicen que esta asignación será de 6.000 pesos. Les digo a los diputados y diputadas -sobre todo a los del oficialismo, que pretenden votar este presupuesto- que hay cooperativistas, trabajadoras y trabajadores que cobran 5.500 pesos por mes. Los zapatos que ustedes llevan puestos valen más que eso, y sin embargo pretenden llevar a cabo este ajuste en el nombre de la gobernabilidad y de la estabilidad. ¿Qué gobernabilidad puede tener un país con uno de cada tres pibes comiendo en un merendero o en un comedor? ¿Qué gobernabilidad puede tener un país si ustedes priorizan dar 10.000 millones de pesos a las empresas eléctricas para compensarle la devaluación mientras le niegan esos mismos recursos a las organizaciones, a los comedores y a todos los sectores que se hacen cargo de paliar el hambre que ustedes generan?

Se lo venimos avisando al oficialismo, señor presidente. No se puede priorizar el Fondo Monetario Internacional y los sectores financieros por sobre el hambre del pueblo. No se pueden priorizar los acuerdos con organismos internacionales por sobre las demandas internas. En momentos de crisis económica y social como la que vive nuestro país, hay que cuidar el bolsillo de los argentinos. Hay que cuidar nuestro comercio, nuestra industria y sobre todo a los que menos tienen.

Incluso, hace una semana se aprobó por unanimidad de ambas Cámaras la ley de barrios populares. No ponen un mango para eso. Nosotros contemplamos que allí tendría que haber 30.000 millones de pesos más. Por lo menos este presupuesto se queda corto: 52.140 millones es el estimado de lo que se necesita para paliar la crisis de los sectores que menos tienen, más 10.000 millones de la emergencia alimentaria. Hacemos un llamado al conjunto de los sectores opositores para que no se convalide este ajuste.

Tenemos que ser responsables. Gobernabilidad es que las argentinas y los argentinos puedan tener comida y trabajo. Gobernabilidad no es pagarle al Fondo Monetario Internacional. Por eso queremos que los compañeros de las organizaciones cuenten la realidad que ustedes no ven ni siquiera por la televisión. Queremos que las compañeras y los compañeros de las organizaciones les expliquen a todos los diputados cómo es llegar a fin de mes con 5.500 pesos y cómo hacen para parar la olla con el presupuesto de hambre que ustedes están tratando de implementar para el año que viene.

Señor presidente, señores diputados: hoy a las 14 estaremos acá abajo con los compañeros y las compañeras de las organizaciones sociales. Esperamos a todos los diputados y diputadas de la oposición. Queremos que en este presupuesto se incorporen los 10.000 millones más para la emergencia alimentaria y los fondos necesarios para implementar la emergencia social en la Argentina, que es más grave que el día en que la aprobamos en el recinto. Muchas gracias. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Torello.



SR. TORELLO Simplemente, quiero saber qué se determinó como consecuencia de los pedidos realizados respecto del capítulo de financiación al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Benedetti, que pidió la palabra sobre el mismo tema.

SR. BENEDETTI Señor presidente: quiero destacar que fruto de muchas conversaciones respecto del artículo 16 del proyecto de presupuesto, se prevé un refuerzo presupuestario de 500 millones de pesos para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Entendemos que en este enorme esfuerzo que se está haciendo con las cuentas públicas, se debe privilegiar esta asistencia para que no se vea resentido nuestro Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

En el mismo sentido, en cuanto al artículo 95 quiero destacar la modificación planteada por el señor diputado Borsani respecto del cambio de la alícuota del IVA para los derivados proteicos de las harinas de soja. Concretamente, con esta medida estamos resolviendo un tema de competitividad de la canasta de carnes de la República Argentina que tiene por objeto, por supuesto, no solo desarrollarse para bienestar de nuestra población sino para generar todos los recursos y divisas que nuestro país necesita. Entonces, queremos destacar las incorporaciones planteadas y que han sido fruto de muchas conversaciones en este recinto.

SR. PRESIDENTE LASPINA Puntualmente, en relación con su planteo vamos a evaluar la incorporación del refuerzo que está solicitando para el INTA. ¿El segundo punto era el tema de alimentos para la industria cárnica?

SR. BENEDETTI Cambio en la alícuota del IVA.

SR. PRESIDENTE LASPINA Es decir, esa alícuota que hoy es de 21 por ciento pasaría a 10,5 por ciento. De acuerdo.

Tiene la palabra el señor diputado Lavagna.

SR. LAVAGNA Quisiera hacer una pregunta porque estoy viendo una redacción de ese artículo -que me acaba de llegar- y en realidad no solo va para la industria alimenticia -para la producción- sino para todo ¿o estoy leyendo mal?

Es decir, no se lo restringe únicamente a la industria de la alimentación para la cadena de valor -con lo cual obviamente coincido- sino que estamos reduciendo el IVA para todo, incluso para la exportación ¿o estoy leyendo mal?

Si es así, me parece que los alcances de lo que recién se pedía no son los que se están poniendo en el artículo. En ese sentido, quisiera saber cuál es el costo fiscal de esto.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Benedetti.

SR. BENEDETTI La discusión de este artículo es en el sentido de los granos que intervienen para la cadena productiva local.

De cualquier manera, entendemos que aunque afecte a toda la cadena, como luego es un proceso, el 92 por ciento del extrusado de la soja va al exterior, con lo cual el grano no tributa IVA; se trata de un grano que se exporta y en todo caso, se piden reintegros sobre las exportaciones.

Si lo lleváramos al 21 por ciento, creo que es un tema que deviene en abstracto porque no es un IVA que tenga un costo fiscal; al contrario, dicho costo es el reintegro del IVA que piden las empresas que exportan.

SR. BENEDETTI Disculpe el diálogo, señor presidente.

Entiendo que si el espíritu que existe es realmente beneficiar solo a la cadena de valor para que no se vea afectada, esa discusión la podemos zanjar en las próximas horas.

Estoy convencido de cualquier manera que no hay ningún impacto fiscal en ese 92 por ciento, porque las grandes empresas que exportan adquieren el grano en un 10,5 por ciento y cuando lo exportan no tributan IVA. Por lo tanto, entiendo que no tendría ningún costo fiscal por sobre lo que significa esta reducción para la cadena de valor.

SR. PRESIDENTE LASPINA Quisiera hacer una aclaración al señor diputado Lavagna.

En primer lugar, estamos estimando el costo financiero sobre aproximadamente un stock de 400 millones de pesos de beneficio para el sector, de modo que es bastante limitado y este beneficio sería importante para toda la industria alimenticia porque actualmente acumula créditos fiscales que no puede descargar. Aclaro que porotos y cereales ya tiene el 10,5 de IVA. Esto incluye los pellets, que es la forma en la cual se alimentan los cerdos, etcétera.

En cuanto a su duda, obviamente, como el 90 por ciento se exporta, la alícuota del IVA se le reintegra a través de los reintegros de IVA y no tiene ningún impacto fiscal la baja del 10,5 para los exportadores de pellets.

Quiero llevar tranquilidad de que hemos incorporado el pedido del diputado Benedetti, del diputado por Entre Ríos Juan José Bahillo y de otros más respecto a este tema. Pero justamente al ser el costo fiscal limitado, lo podemos incorporar.

SR. LAVAGNA La baja para la industria alimenticia me parece perfecta. Ahora, la duda que tengo y que habría que ver con mucho cuidado -por eso es bueno que lo observemos en estas horas-, es el impacto que tiene en el resto de las actividades que no sea la industria alimenticia.

Si el impacto es nulo, porque después se termina, hagámoslo extensivo a todas las pymes exportadoras, por ejemplo. Hagámoslo extensivo a toda la actividad si el costo fiscal es nulo.

Me parece que hay que analizar con mucho cuidado la redacción.

Coincido ciento por ciento y me parece perfecto que sea para la industria alimenticia y para la cadena de valor argentina. Mi duda es sobre la parte que va a exportación y al resto de los productos que no forman parte de la cadena alimenticia.

SR. PRESIDENTE LASPINA La redacción del artículo responde básicamente a que es muy difícil controlar si las ventas van finalmente a alguna actividad específica o no. Creo que tiene que ver con eso.

Igual vamos a revisar la redacción. Pero efectivamente el impacto fiscal es bajo, porque precisamente después se le reintegra el IVA.

De todos modos, lo voy a analizar para ver si podemos mejorar la redacción y clarificarla.

Tiene la palabra el señor diputado Kicillof.

SR. KICILLOF Señor presidente: uno puede tratar de mantener una suerte de civilidad fingida, pero todos los que estamos acá nos damos cuenta de que la discusión de este presupuesto, desde el primer día, ha estado absolutamente viciada.

Es una discusión inconducente en sí misma. Pero además, con los diferentes pasos que hemos visto y que podríamos reconstruir, se está pasando por encima de las atribuciones de este Congreso de una forma alevosa esta vez.

Están queriendo mantenernos en una suerte de pantomima donde teóricamente estamos discutiendo el presupuesto nacional enviado por el Poder Ejecutivo para modificarlo y mejorarlo.

Lo decíamos en las primeras reuniones que tuvimos, señor presidente, cuando todavía no conocíamos la trama oculta del armado, de la preparación e incluso el cronograma de aprobación que está planteando el Poder Ejecutivo para el presupuesto nacional.

Nos enteramos hace poco que el día que van a tratar el acuerdo secreto, inconsulto e ilegal entre el gobierno nacional y el FMI, precisamente es este viernes.

Es decir que lo que ustedes pretenden no es que discutamos y aprobemos un presupuesto. Ustedes pretenden usarnos a nosotros para preparar una ofrenda para el Fondo Monetario Internacional, para llevarle al Fondo Monetario Internacional, como sucedió en otros momentos, una suerte de trofeo, que es la democracia argentina, porque estamos discutiendo un presupuesto que ha sido arreglado con el Fondo Monetario Internacional.

¡Mire la burla! No lo niegan más porque hablaron con el Fondo Monetario Internacional este tema del déficit cero. Pero lo hablaron antes de que se les cayera el acuerdo. Es decir que no solo está subordinado a decisiones que ha tomado el Ejecutivo con una agencia extranjera. Varias veces dijeron que esto autoriza mucha deuda pero que no la van a usar; que autoriza a un megacanje, que no van a hacer.

Eso es lo mismo que cuando decían que no íbamos a ir nunca al Fondo Monetaria Internacional. Ahí estamos, y ahora tenemos un presupuesto que está subordinado a una decisión del Fondo Monetario Internacional, que además ya es absolutamente obsoleta. Porque esta decisión se tomó antes de que -en tiempo récord- fracasara el acuerdo anterior.

¿Se da cuenta, señor presidente? Fuimos una vez al Fondo, hicieron un montón de compromisos, no cumplieron nada y el Fondo Monetario Internacional echó al presidente del Banco Central. Estamos en ese nivel de aberración. El Fondo los mandó a ustedes a rehacer un acuerdo muchísimo más duro, que incluye este presupuesto de déficit cero que ustedes nos quieren hacer votar. Pero resulta que ese acuerdo nosotros no lo conocemos. Esta es una nota al pie de un libro que no conocemos, y no es que no lo podemos conocer porque no existe o no es importante, sino que es porque ustedes lo están ocultando. Tienen escondido un acuerdo que el Fondo Monetario va a aprobar el día viernes luego del tratamiento de este presupuesto.

Es una vergüenza; no estamos discutiendo nada. El Fondo Monetario Internacional hizo lo mismo con el acuerdo anterior: hicieron una conferencia de prensa, después se conoció un Power Point y mucho después se dieron los documentos que contenían las verdaderas cláusulas -una peor que otra, e incumplidas-. En esas cláusulas se decía que la política monetaria y la política cambiaria quedaban bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional. Lo digo aunque parece una frase vacía: acordaron que las decisiones teóricamente soberanas que toma el gobierno argentino en términos de política monetaria y cambiaria las tiene que consultar con los empleados del Fondo Monetario Internacional. Resignaron absolutamente la soberanía monetaria y cambiaria del país, pero no contentos con eso el Fondo incumplió todo y rompió el acuerdo. Los llamaron y les cambiaron las reglas de política monetaria y cambiaria, que hoy no las conocemos porque ustedes no las informan, con un acuerdo que ustedes conocen pero que no le muestran al Parlamento.

No sé qué pretenden. ¿Cómo van a ir a buscar los votos de los que no son parte del oficialismo que los acompaña en cualquiera de estas aventuras? En este presupuesto no hay nada que indique que la situación del país va a mejorar y que el gobierno va a hacer algún esfuerzo. No lo van a hacer sino que seguirá empeorando todo.

Hoy se conoció un número que me gustaría dar a conocer, y esto ya lo discutimos en el terreno del proyecto de ley de presupuesto. Ayer Dujovne festejó que había mejorado el número del déficit fiscal primario. ¿Saben cuánto mejoró? 60.000 millones de pesos. Ese déficit cero y ajuste es todo lo que le pasa a nuestra sociedad, con escuelas sin mantenimiento, hospitales sin insumos y con baja de sueldos en todos lados. Festejan que consiguieron reducir el déficit en 60.000 millones de pesos. A renglón seguido -porque el ministro no lo dice-, uno se entera que bajaron 60.000 millones de pesos de gastos del Estado pero que creció en 80.000 millones de pesos el déficit vinculado a los intereses de deuda, es decir más de lo que ajustaron. No es algo sofisticado, no es la NASA. Es muy fácil: todo lo que ajustaron, y más, se fue en intereses por la deuda que tomaron el año pasado por 100.000 millones de dólares. Dicen que es un ajuste doloroso y un sacrificio, pero vemos que el sacrificio es inversamente proporcional al poder de lobby, porque lo que estamos escuchando acá es que determinados actores pusieron el grito en el cielo y ustedes retrocedieron, pero con otros sectores no lo hicieron.

Ustedes el año pasado hicieron un torniquete a los jubilados por 100.000 millones de pesos, y lo mismo con los trabajadores del Estado, la salud, la educación, la ciencia y la tecnología. A todos les hicieron un torniquete, y todos esos pesos fueron para pagar la deuda. Con ese ladrillo armaron la pirámide de Keops, un monumento a cómo ustedes le sacan planta a la gente para dársela a los acreedores.

Ustedes todavía dicen que este es un presupuesto de déficit cero. Es mentira, dejen de mentir. ¿Déficit cero dónde? Ajustan los gastos a los sectores que los necesitan y aumentan exponencialmente el pago de intereses a los acreedores. No es un presupuesto de déficit cero sino un despilfarro. El Fondo había pedido un sacrificio de un recorte de 500.000 millones de pesos, y estos 600.000 millones de pesos van al pago de intereses. Es un despilfarro, pero toda la plata se la llevan sus amigos del sector financiero.

Sigan pidiendo sacrificio a los que no pueden pagarse un plato de comida mientras aumenta esa cuenta, porque esos 600.000 millones de pesos junto con otros 600.000 millones de pesos o más -haciendo un cálculo conservador para el gobierno- se van a ir en pagos de LEBAC y LELIQ del Banco Central. Eso es plata del Estado. ¿Por qué no se lo dan a quienes lo necesitan? ¿Con qué cara piden que se vote este presupuesto? No es de ajuste solamente; por un lado es de ajuste, pero por otro lado hay una fiesta interminable con la bicicleta financiera. Esa especulación se paga con todos los impuestos que están subiendo.

El presupuesto en su concepto es invotable, porque además ustedes dicen que el año próximo la economía argentina va a caer 0,5 por ciento. Creo que no existe ningún presupuesto -menos en el último año de gobierno- que diga que al año siguiente la economía va a caer. Eso sería raro, porque este es el plan más optimista que tiene el gobierno. Sin embargo, indican que el año próximo se contraerá la economía argentina. El Fondo Monetario salió a decir que esto es mentira, y por eso seguramente nos están escondiendo el acuerdo. Los funcionarios del Fondo creen que la economía va a caer pero no 0,5 por ciento, sino más de tres veces más, es decir un 1,6 por ciento. El año que viene va a haber una recesión feroz. Los votaron en 2015 para vivir mejor y para la revolución de la alegría, pero tienen un año donde va a caer la economía argentina y en el presupuesto ajustan cada vez más. Ustedes son los culpables de que caiga la economía el año que viene, como son culpables de la devaluación y de la inflación. Este presupuesto no mejora nada de eso, sino que avisa que van a empeorar todos estos elementos.

Señor presidente: ¿quién puede votar un presupuesto que dice que la economía va a caer y no tiene un mango destinado a evitarlo? No puede ser, están retirando al Estado de su función básica. La economía no va a caer de manera pareja -0,5 por ciento para todos los sectores-, sino que va a bajar específicamente en los sectores más vulnerables, como son la industria nacional y el comercio, como pasa diariamente. El presupuesto maneja un montón de plata pero ni un centavo va para eso, sino que va en contra de los que necesitan al Estado.

Señor presidente: este presupuesto es absolutamente invotable en su generalidad. Además, le hemos pedido que nos muestre el acuerdo y que venga el presidente del Banco Central a explicar su política, quien ha dado conferencias de prensa sobre el tema, pero nos han dicho que no vendrá al Parlamento.

Supongo que todavía dura la política monetaria del último anuncio, aunque ya van cuatro cambios en el gobierno. Pasaron de la meta de inflación a intervenir el mercado de cambio con 5.000 millones de dólares, a soltarlo, a luego ponerle metas de agregados y ahora, bandas de flotación.

No sé si saben, si lo pueden explicar. or eso probablemente no venga el funcionario, porque este proyecto de presupuesto dice que el tipo de cambio del año próximo será de 40 en promedio. Sin embargo, cuando nos visitó el jefe de Gabinete de Ministros aceptó que sería de 50 para fin del año próximo. ¡No se lo creen ni ustedes!

Me han chicaneado por ahí diciendo que a veces no se cumplieron los presupuestos. Es normal que no se cumpla un presupuesto, pero no puede ser que eso suceda antes de votarlo; eso ya es mentira. Una cosa es que no se cumpla el año próximo y otra muy distinta es que hoy no se cumpla porque el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es lo contrario a lo que dice el proyecto de presupuesto.

Es decir, el afán es mostrar al FMI que las prioridades del gobierno van a ser solo pagar a los acreedores y no gastar un peso en nada ni en nadie. Entonces, todos los acreedores -en ese afán- quieren que este Parlamento se embarque a votar un presupuesto de déficit cero que contenía un megacanje, que contiene un endeudamiento que sumando todo llega prácticamente a los 80.000 millones de dólares.

Es decir, estamos autorizando 80.000 millones de dólares más para que un gobierno que dilapidó y despilfarró el endeudamiento externo se endeude en su último año. ¿En serio algún señor diputado puede votar esto?

El oficialismo tendría que darse cuenta de que hasta ahora el propio gobierno sostiene que esos 100.000 millones son un error, que se equivocaron. Lo mencionó hace unos días la gobernadora María Eugenia Vidal y también el presidente Macri al decir "pasaron cosas". Es decir, tomaron 100.000 millones de dólares para nada útil para el pueblo argentino, porque no hay mejoras en las obras y de hecho este año fue de enorme ajuste. Tomaron 100.000 millones pero no van a hacer obras, no van a mejorar la inclusión social ni tampoco la infraestructura.

En fuga de capitales se fueron 60.000 millones y ahora desataron nuevamente -léanlo en los diarios- el carry trade con esa tasa del 72 por ciento. Para que todos entiendan: los especuladores cambian los dólares a pesos, esos pesos los ponen al 72 por ciento, toman un seguro cambiario y después se van.

Ustedes tuvieron ganancias del 12 o del 15 por ciento y eso no pasa en ningún lugar del mundo. Esa es la bicicleta que estalló en las últimas corridas, que ustedes han puesto a rodar con una tasa altísima que ahoga a los negocios y al consumo.

Este presupuesto significa la profundización de las políticas que ustedes admiten que son errores y que fracasaron sin traer ningún resultado. En tres de los cuatro años de gobierno admiten caída de la economía; la inflación -si les sale bien- habrá subido 220 por ciento, es la época en que más creció desde la hiperinflación; y el tipo de cambio creció 333 por ciento. Esto es un desastre.

Entonces, tenemos la oportunidad de discutir en este presupuesto algo que este gobierno puede hacer por alguno de los sectores que necesita a un Estado presente. Sin embargo, no es así. Se ajusta en salud, en educación, en todos los programas vinculados a la ciencia y también en infraestructura, pero no en el pago de interés.

No se trata de un ajuste parejo sino una incremental fuga de recursos argentinos hacia los acreedores y los especuladores.

Por otra parte, debemos ver el procedimiento. Ustedes están apurados para votar no porque hayamos discutido o acordado algo, de hecho -lo leemos en los diarios y lo vemos acá- el dictamen todavía está abierto. ¿Están dando vueltas todavía con el dictamen buscando un voto? ¿No podemos verlo? ¿Por qué no paramos la pelota y nos traen el dictamen?

Ya cambiaron el presupuesto, nos juntamos, lo discutimos y vemos qué quedó. Estamos en el aire, fíjense en la oposición preguntando y mendigando alguna información sobre lo que arreglaron con el FMI y en los pasillos. No es así como se discute un presupuesto. Está mal.

Recién tomaba nota de algunas cuestiones del articulado porque nos vamos enterando a ver con qué excusa ustedes tratan de conseguir esos dos o tres votos con los que piensan aprobar este presupuesto y lograr una mayoría.

Estamos viendo en vivo un mercado persa para conseguir los votos que necesitan para aprobar el presupuesto del año que viene.

Lo vemos en vivo, pero no lo conocemos. Entonces, no sé qué parte de este presupuesto es la que podemos discutir acá.

No ha venido el presidente del Banco Central, no tenemos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, no han dejado venir a ningún representante de los sectores sociales de la niñez o de las mujeres. Ninguno de los sectores sociales perjudicados ha podido venir a decir una sola palabra.

Sin embargo, ustedes están apurados porque le van a llevar como regalito envuelto este presupuesto.

En realidad, lo que va a ir envuelto es cómo empaquetaron al Parlamento para que les vote un presupuesto escandaloso. Le van a decir: ven, podemos hacer esto.

Este presupuesto es absolutamente invotable más allá de lo que ahora y al vuelo estamos cazando de las cuestiones ya demasiado obscenas y ridículas que habían incluido y que han decidido bajar. Pero eso quiero verlo en un dictamen firmado, si no estamos halando en el aire.

Yo voy a protestar por los mismos artículos escandalosos que están en el proyecto de ley, porque yo no he visto el dictamen de mayoría ni los otros dictámenes. Conozco solamente un proyecto de ley de presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo que contiene un megacanje.

Entonces, señor presidente, no alcanza con que usted nos diga acá que ese megacanje está muy bueno pero que lo bajan.

Tenemos que ver el dictamen. Si ustedes consiguieron una mayoría y estamos discutiendo o pretenden que discutamos sobre el dictamen conseguido con esa mayoría, deberíamos poder conocer ese dictamen.

Han cambiado redacciones de artículos muy sensibles para la vida de millones de argentinos. Lo están cambiando ahí, en un pasillo, para conseguir un voto.

No corresponde -y lo ha dicho la Oficina de Presupuesto- hacer modificaciones del régimen impositivo. Es ilegal.

Hay montones de artículos que modifican el régimen impositivo que están contenidos -yo decía traficados, ocultos y contrabandeados- en este presupuesto. Algunos de esos artículos se han caído porque claro, ¿cambiar el Código Aduanero en el presupuesto anual? ¿En serio? Era un "si pasa, pasa". Si conseguían la mayoría o que algún distraído se lo dejara pasar, cambiaban el Código Aduanero, el régimen de IVA, el régimen de ganancia, etcétera. Todo, adentro del presupuesto de su último año de gobierno, seguramente.

Poner en el presupuesto del año que viene el cambio del régimen tributario está prohibido. Tienen que sacar todos los artículos vinculados a cuestiones tributarias. Lo dice hasta la Oficina de Presupuesto. Está prohibido, es ilegal, no se puede contrabandear una reforma en un presupuesto.

Creo haber oído -porque no sé si esto es así- que los artículos 40 y el 41 quedan igual. Pese a todo lo que se discutió, quedan igual.

Entonces, a ver si algún diputado con los que están hablando para ver si les dan su voto para conseguir la mayoría, le piden que bajen el artículo 40 y el 41. Así, hacen un servicio a todos los argentinos, limitándoles y restringiéndoles la capacidad de endeudamiento.

Nosotros acá no estamos discutiendo. Este es un proyecto de presupuesto que conlleva un acuerdo con el Fondo que ustedes conocen y no muestran, no traen a los funcionarios relevantes y además lo quieren votar a las apuradas para que el directorio del Fondo diga: Bueno, es todo un desastre, ¡pero al menos el Parlamento está bajo control!

Vamos a ver qué pasa en la votación, porque esta no es una agresión a nosotros como diputados. Es una agresión a todos los ciudadanos argentinos que dependen de lo que ustedes van a hacer el año que viene. Ustedes le están diciendo uno por uno que van a vivir peor. Su frase tendría que ser "Van a vivir peor". Todos van a vivir peor, menos un grupito muy pequeño de favorecidos. Pregunto nuevamente: ¿el artículo 8° será eliminado? Me refiero a nuestro reclamo.

Señor presidente: en cuanto al artículo 58, este gobierno le había prometido a los jubilados no solo vivir mejor sino el 82 por ciento móvil. Sin embargo, le dio el 82 por ciento móvil -pero negativo- a los que caen en la pensión universal, porque van a cobrar 20 por ciento menos que un jubilado de la mínima. Ese desastre ya lo hicieron mediante la llamada reparación histórica, y ahora lo que pretenden hacer es poner restricciones perversas para acceder a la PUAM, con una asignación 20 por ciento que la de un jubilado de la mínima. Es decir, bajaron la mínima en lugar de darles el 82 por ciento.

Además, ahora le ponen restricciones; tengo entendido que la única restricción que sacan es la de monotributista social, pero todas las demás continúan. Es decir, con estas restricciones le afanaron la jubilación a millones de personas con un artículo en el presupuesto. Antes había inclusión jubilatoria: quien no había podido hacer los aportes se pudo jubilar pagando lo que debía. Ahora no solo le dan una jubilación menor sino que se la impiden a la inmensa mayoría. Están dejando en la calle a millones de ancianos. ¿Quién va a votar este presupuesto? ¿Quién va a mirar después a estos ancianos diciéndole "la pensión te la saqué yo; ya te la había bajado, ahora te la saqué"?

Señor presidente: usted mencionó que dejarán tal como estaban los artículos 64 y 65, sobre PPP. Voy a ser breve porque ya lo discutimos en reuniones anteriores. Los programas de participación público-privada se anunciaron como la solución mágica para el futuro de la Argentina. Mientras acá ustedes decían que los PPP eran buenísimos, en Gran Bretaña y en España -que vienen usando este sistema- hubo un colapso y un desastre de juicios contra el Estado, con más precauciones que las que ustedes ponen. Pero con el régimen de PPP decían que vendrían muchísimos inversores a traer la plata que ustedes no quieren poner del presupuesto porque se aumentaría la deuda, pero las participaciones público-privadas que ustedes hicieron ya se están cayendo por el desastre financiero que armaron. Recuerden que el objetivo era que se presentaran sectores privados que trajeran la plata, y después se privatizaría el bien y le devolveríamos el dinero. Ya era un desastre, porque era con garantía del Estado, y eso es lo que fracasó en todos lados. Pero ahora también se les cayeron las licitaciones que hicieron. ¿Entonces para qué son estos artículos? Presten atención todos los diputados que votaron a favor de las PPP para que llegara dinero desde el sector privado. Ahora lo que está cambiando es que la plata que iba a traer el privado que ganó la licitación, ahora la pone el Estado nacional a través de un fideicomiso del Banco Nación. Es decir que no va a ser más plata privada sino que la plata la pondrá el Estado nacional y quienes van a cobrar serán privados. Los artículos de PPP son absolutamente invotables porque son una estafa que va a generar un grave problema y un "choreo".

Paso a los artículos en materia previsional. Tal como venimos pidiendo, ya se retiró el ataque a la Patagonia, según se nos dijo. ¿Es así esto? ¿Está retirado? Entonces, ponga de nuevo el reintegro a los puertos y todos los otros beneficios que le sacaron a la Patagonia.

Mis compañeros de bloque van a desarrollar las críticas al artículo 118, pero brevemente quiero decir que este artículo es prácticamente un intento de fundir el Banco Nación. No sé si los señores diputados se enteraron que mañana habrá un paro porque van a fundir el Banco Nación, porque le van a sacar 15.000 millones de pesos más. Ya le sacaron 20.000 millones de pesos y le sacan parte de las ganancias. Están manoteando la plata del Banco Nación para hacer el ajuste que les pide el Fondo y para pagar a los inversores extranjeros por la deuda que el gobierno contrajo.

En cuanto a cooperativas y mutuales, la intención de cobrarles ganancias es un incordio. Las cooperativas y mutuales tienen un régimen especial sin ganancias, por eso están excluidas de ese impuesto, pero ya es la tercera vez que intentan cobrarles y ahora dicen que modificaron algo. La verdad que no conocemos cuál es la modificación, pero sí conocemos la intención del Ejecutivo de destruirlas. Veremos si logramos pararlo. Señor presidente: le pido que lea cómo quedó ese artículo, si es que lo modificaron.

En relación con el deporte, el artículo 124 propone derogar la ley 27.201, de creación el Ente Nacional de Desarrollo Deportivo. Atacan el deporte. Ese artículo es invotable, hay que sacarlo.

Señor presidente: usted dice que eliminan los artículos de la UIF. Es la segunda vez que tratan de traficar cambios en la UIF. El año pasado, durante la sesión y en horas de la madrugada, introdujeron un cambio, lo votaron y cambiaron la dependencia de la UIF. No puede haber algo más oscuro que la UIF de este gobierno. Ahora, de nuevo, cambian sus requisitos.

Nuestro bloque seguirá mostrando artículo por artículo que este presupuesto es obsoleto. Es un presupuesto de ajuste. Sin embargo, ahora nos estamos enterando de que los sectores que tienen poder de influencia sobre el gobierno han conseguido mejoras, pero todos los demás no. Es un proyecto que está en contra de todos los sectores de la clase media, sectores populares, trabajadores, pymes, comercios, estudiantes, la ciencia y la tecnología. No es un eufemismo: bajan las partidas en términos reales, es un ajuste y un ahogo a todos esos sectores. Pero además contiene artículos que no corresponden a una ley de presupuesto, y habrá problemas si se votan. Tienen que sacar todos los artículos, señor presidente.

Nuestro bloque ya marcó cuál es su opinión. No es que no queremos discutir, sino que queremos hacerlo con los elementos reales. Queremos ver el acuerdo que ya firmaron con el Fondo, del cual solo están esperando su aprobación. Lo conocen pero lo esconden, y vaya a saber de qué nos enteraremos. Veremos si es incompatible con lo que estamos votando, como ocurrió con el acuerdo anterior, lo que sería otra burla al Congreso. El presupuesto anterior se aprobó con una inflación del 10 por ciento, y al día siguiente vino el propio Ejecutivo a decir que en realidad sería del 15 por ciento. Algunos dicen que la inflación será del 45 por ciento, por su parte la tapa de "Clarín" publicó que sería del 50 por ciento, es decir 5 veces más de lo que se votó en este Congreso.

Ahora sabemos que el FMI, quien inspira este acuerdo, también piensa distinto. Por eso tal vez lo quieren ocultar, porque les conviene políticamente. Hay muchísimos sectores de la sociedad que están movilizados contra este presupuesto, por culpa de ustedes, porque no los quisieron atender acá. Si además de escuchar a los lobbistas y a Washington, hubieran oído a los sectores reales de la economía y de la sociedad argentinas, probablemente mañana no estarían convocando a una movilización.

Este presupuesto es invotable y lo tienen que rehacer, porque el ajuste no sirvió y el endeudamiento nos hundió hasta el Fondo Monetario Internacional.

No vamos a votar este presupuesto y queremos conocer los elementos secretos que esconden porque deben ser inconfesables. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el diputado Fernández Langan.

SR. FERNÁNDEZ LANGAN En nombre del interbloque Cambiemos, para garantizar la promoción de la ciencia y la tecnología, queremos proponer un aumento de 500 millones de pesos para el Conicet.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el diputado Campos.

SR. CAMPOS En el mismo sentido, en nombre del interbloque Cambiemos vamos a solicitar un aumento de 500 millones para el área de cultura.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Frana.

SRA. FRANA Señor presidente: antes de comenzar mi exposición quisiera hacer una primera consulta. ¿Ustedes tienen ya la redacción definitiva del artículo 85? ¿Podemos conocerla?

Tengo varias preguntas, pero hubo mucha confusión con la respuesta que usted dio a los señores diputados Lavagna y Contigiani. Usted precisó un concepto, pero no mencionó no cómo había quedado redactado el artículo. En ese sentido, lo primero que queremos saber es cuál es la redacción definitiva porque hay mucha gente esperando al respecto.

Digo esto para tener una definición sobre un artículo que muchos, tanto del oficialismo como de la oposición, pretendemos que no se hubiera incorporado.

Seguramente, no hay mucho más para agregar a lo ya dicho por los distintos sectores de la oposición. Sin embargo, quiero reiterar algo que dije al señor ministro Dujovne, que lamentablemente no me contestó en ese momento. En mi opinión, antes de debatir este proyecto de presupuesto, deberíamos haber conocido en este recinto las condiciones que se estaban estableciendo con el Fondo Monetario Internacional.

Claramente, la imposición del déficit cero -que si uno analiza el presupuesto no es cero pero el déficit primario sí lo es-, tiene que ver con la reducción de muchísimos créditos a lugares sensibles de nuestra economía y de nuestro esquema social.

Por eso, el primer reproche es por no habernos dado respuesta a muchas de las preguntas que hicimos tanto al jefe de Gabinete de Ministros como a los ministros Dujovne y Dietrich. En este sentido, quiero recordar que el día que nos reunimos con el ministro Dietrich para tratar el tema de los PPP, en las últimas preguntas -cuando fue mi turno para hablar- se pusieron de pie y dijeron que ya había sido mucho el tiempo de exposición. Creo que esa no es la forma de debatir un presupuesto para quienes pretendemos hacerlo, que es la mayoría de esta Cámara.

Otro reproche es porque en este mismo lugar y en dos oportunidades solicité la presencia del presidente del Banco Central. Usted quedó en resolverlo con los miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación y lamentablemente tampoco tuvimos respuesta.

Además, hubo muchísimas notas de distintos sectores que se sintieron afectados por este proyecto y que hubieran querido tener la posibilidad de debatir los temas relacionados con la reducción de su presupuesto. Por eso, hubo notas para el ministro de Educación y también para el secretario de Cultura. Celebro que con tanta facilidad desde el oficialismo se pidan 500 millones para estos sectores; ojalá se los concedan.

Por otra parte, la presidenta de la Federación Argentina de Municipios, la intendenta Verónica Magario, quería participar de este debate para reclamar por aquel fondo sojero que intempestivamente quitaron a los municipios y comunas.

Pedíamos la presencia del Secretario de Salud, de representantes de organizaciones del Frente Nacional por la Salud por las personas que viven con VIH.

También pidieron venir representantes de gremios educativos a nivel nacional. Pidieron estar presentes las asociaciones de defensa del consumidor.

¿Sabe por qué, señor presidente? Lamento que no me escuche.

Cuando vino el ministro Marcos Peña, le leímos un conjunto de nomencladores de la economía nacional elaborados por el INDEC de ustedes, el que aparentemente ahora sirve, que demostraban claramente...

Voy a ver si el señor presidente me puede escuchar.

Como le decía, señor presidente, cuando vino el ministro Marcos Peña, le señalábamos un conjunto de indicadores preocupantes de nuestra economía, elaborados por el nuevo INDEC, el que aparentemente dice la verdad. Esos indicadores mostraban claramente que había bajado el consumo, que había gente desempleada, que había bajado la producción, los índices de la economía, etcétera.

¿Por qué se lo planteábamos? Porque le preguntábamos de qué manera se iba a revertir esa situación, porque viendo la situación actual y analizando el presupuesto, claramente no había ninguna medida concreta para revertir los esquemas de producción y de empleo que necesita la República Argentina. Pero tampoco tuvimos respuesta.

También, señor presidente, la propia Oficina de Presupuesto del Congreso, observó que no se estuviera violando en ese presupuesto el artículo 20 de la ley 24.156, al incorporar artículos que tenían que ver con política tributaria. Pero tampoco allí hubo respuesta.

Además, planteamos otras cosas de las que hasta ahora no tenemos respuesta, porque tampoco conocemos el articulado definitivo de lo que aparentemente se va a debatir esta semana en el recinto.

Personalmente había pedido por la deuda que mantiene la Nación con la provincia de Santa Fe, solicitando la incorporación de un artículo para que se autorice al jefe de Gabinete a efectuar las modificaciones para que esa deuda se salde.

¿Por qué me refiero a eso? Porque cuando el año pasado nuestra provincia adhirió al pacto fiscal, hubo un compromiso del gobierno nacional de resolver esa deuda. Ese compromiso no se cumplió a lo largo del año y, hasta la fecha, y en este presupuesto, tampoco hay nada asignado para que se cumpla.

La semana pasada recibimos en la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico a muchas organizaciones, y agradezco la presencia de legisladores del oficialismo que asistieron, porque pudimos escuchar las realidades con las que se están enfrentando muchas organizaciones de la sociedad como los curas villeros, el Movimiento Evita, Ni un Pibe Menos por la Droga, la CCC, etcétera, que trabajan territorialmente con esta problemática. Ellos plantearon que en este presupuesto no hay un solo peso más para la Sedronar. Eso significa que hay más de un 40 por ciento menos de lo que se obtuvo este año. Hasta el momento, no tenemos respuesta.

También, señor presidente, le presenté una nota por aquellas obras que no están incorporadas en el presupuesto para la provincia de Santa Fe. Asigné un detalle a esas obras, que no voy a repetir porque acá hay diputados de todas las provincias y está por escrito. Tampoco hubo respuesta y tampoco sé si se incorporaron, ya que hoy venimos a debatir a la comisión y no conocemos el texto definitivo.

Además, hubo pedidos por aquellos jardines de infantes que en algún momento se plantearon y hoy no están en el articulado.

El artículo 37, a nuestro juicio, le otorga discrecionalidad a la ANSES para negar el derecho a la PUAM. Lamentablemente, su respuesta al diputado Lavagna no satisfizo este planteo que veníamos haciendo.

En el artículo 110, que también es materia extrapresupuestaria, entendemos que no se cumple con el requisito del artículo 5° de la ley 21.499. Es demasiado genérico y plantea expropiar bienes que, en muchos casos, son fundamentales para las infraestructuras de las provincias y las ciudades. Tampoco tuvimos respuesta a esto.

Planteamos la derogación lisa y llana del artículo 118 por la descapitalización que significa para el Banco Nación.

También, señor presidente, una de las tantas cosas que manifestamos al ministro Dietrich es que, por ejemplo, en mi provincia, las obras planteadas para PPP son aquellas que seguramente van a tener una recaudación porque están planteadas para zonas muy ricas de la provincia. Lamentablemente, hasta ahora se ve que no han conseguido financiamiento. Entonces, si es el Banco de la Nación el que va a financiar, además de ser algo legalmente cuestionable, vamos a perder la oportunidad de que una banca oficial financie aquellas obras que les den desarrollo a las áreas más postergadas. Yo lo digo desde mi provincia, pero seguramente esto debe pasar en todas.

También, señor presidente, vemos en el presupuesto una suerte de licuación del Fondo Nacional de Incentivo Docente. El gobierno nacional pretende congelar esta partida.

Asimismo, observamos con preocupación -y usted recién lo ratificó; por eso lo menciono- la posibilidad de que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad forme parte de los recursos de capital de este presupuesto. Claramente, tienen que cerrar los números y ya no importa cómo.

Quiero recordarle, señor presidente, que cuando el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, vino al recinto le preguntamos si él podía confirmar que nuestro sistema jubilatorio, tal como está planteado y con el conjunto de recortes que tuvo y que se plantea tener, iba a ser sustentable en el tiempo. Tampoco recibimos respuesta, señor presidente.

Solamente quiero dar algunos ejemplos de aquellas cosas que hoy significan ajustes, para que usted vea por qué era necesario recibir a otros ministros, a protagonistas del trabajo social y decirle, por ejemplo, que en el Programa de Atención de la Madre y el Niño, la asistencia nutricional de leche fortificada para 2019 será de 12 millones de kilos menos que en 2018 y un 33 por ciento menos que 2017. Le comento solo para darle algunos ejemplos de lo que significa este ajuste, porque a veces en números fríos no se entiende.

Asimismo, en asistencias con medicamentos, los tratamientos entregados disminuyeron un 50 por ciento en dos años.

En cuanto al Programa de Atención Sanitaria en el Territorio, no hay referencia en el presupuesto 2019 a la prestación de ciertas asistencias. En todos los casos se registra una disminución del 50 por ciento. Por ejemplo, un 50 por ciento menos de dosis de operativos realizados de vacunas aplicadas.

También registra una disminución el Programa de Promoción y Asistencia de Espacios de Primera Infancia.

En cuanto al Programa de Atención de la Madre y el Niño, el presupuesto para 2019 es de 476.247.000 pesos, mientras que en 2018 fue de 1.784 millones.

Así podríamos mencionar muchos ejemplos, señor presidente, para que quede claro a quien está escuchando esta reunión de comisión que el déficit cero que le vamos a ofrecer al Fondo Monetario Internacional -para que se aseguren el cobro de los empréstitos que nos dieron para la fuga de capitales que se generó en nuestro país- tiene que ver con el perjuicio a la dignidad de los ciudadanos de este país. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Najul.

SRA. NAJUL Desde el interbloque Cambiemos, habiendo asistido a la última reunión de la Comisión de Prevención de Adicciones, a la que concurrieron distintas organizaciones que están con la problemática del día a día, y viendo que esto viene de hace muchísimos años y que es una lucha que debemos dar entre todos, vamos a solicitar un incremento presupuestario, pero afectado directamente a la asistencia, de 100 millones de pesos para la Sedronar.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Fregonese.

SRA. FREGONESE Queríamos saber cómo quedó el tope de los derechos de exportación para la soja.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Wechsler.

SR. WECHSLER En el mismo sentido, quisiera plantear el tema de una rebaja para lo que dijo la diputada preopinante, por lo menos de un 10 o 20 por ciento sobre el monto que originalmente se había hablado, del 33,5.

SR. PRESIDENTE LASPINA Con respecto a la incorporación de 500 millones que pidieron para el Conicet, voy a responder.

¿El señor diputado Benedetti me quiere decir algo?

SR. BENEDETTI Señor presidente: quiero hacer referencia al tema en consideración en el mismo sentido de lo manifestado por los señores diputados preopinantes.

El artículo 83 ha generado mucha preocupación en los sectores productivos. Por ello, concretamente pido que en este caso fijemos límites precisos. Entiendo que debemos fijar un límite de un 30 por ciento a los derechos de exportación de la soja, para que no excedan el valor vigente en este momento, y de un 12 por ciento para el resto de los productos.

SR. PRESIDENTE LASPINA Vamos a incorporar al menos al dictamen del oficialismo este pedido de rebaja del 33 al 30 por ciento, como así también los pedidos de la señora diputada Najul para la Sedronar, del señor diputado Fernández Langan para el Conicet y del señor diputado Campos para el área de Cultura, de 500 millones de pesos cada uno.

Tiene la palabra la señora diputada Cerruti.

SRA. FRANA Pido la palabra, señor presidente.

SRA. CERRUTI Lo mío es únicamente metodológico, señor presidente.

SR. PRESIDENTE LASPINA Perdón, me olvidé de responder algo a la señora diputada Frana.

SRA. CERRUTI Se olvidó de responder todo a la diputada Frana y al diputado Kicillof.

SR. PRESIDENTE LASPINA La señora diputada Frana le pide una interrupción.

SRA. CERRUTI Sí, claro.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Frana.

SRA. FRANA Pido solamente si puede leer el artículo 85 del proyecto de ley de presupuesto porque me están preguntando. Eso es todo.

SR. PRESIDENTE LASPINA En un segundo terminaremos la redacción del artículo 85 y luego lo leeré. Es un poco extenso porque tiene algunas cuestiones complejas de técnica tributaria.

Tiene la palabra la señora diputada Cerruti.

SRA. CERRUTI Señor presidente: quiero plantear dos temas metodológicos. Acabo de mencionar el primero, y el señor jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, hizo lo propio en la última sesión. Le pedimos que tenga el mismo celo en responder pregunta por pregunta lo expuesto por todos los bloques.

Estamos esperando las respuestas a todos los planteos y preguntas -en muchos casos sobre cuestiones concretas- que le hicieron el diputado Kicillof y la diputada Frana anteriormente. Entendemos que fueron muchos y largos. Tome nota y responda con la misma prontitud con la que lo hace respecto del resto de los bloques.

La segunda cuestión metodológica, relacionada con esto, es que no sabemos cuál es el acuerdo con el Fondo Monetario. Tampoco vino a hablar a esta comisión el presidente del Banco Central ni dejaron que vinieran a hacerlo las organizaciones políticas, sociales y educativas. Estamos acá participando de una suerte de puesta en escena en la cual de repente un diputado propone asignar 100 millones al INTA y usted dice que acepta. Entonces, estamos todos en este circo en el cual lo único que hacemos es desprestigiar a las instituciones.

Queremos que lea artículo por artículo cómo va a quedar el dictamen que quieren discutir mañana en el recinto y que artículo por artículo vayamos discutiendo cada uno de los puntos, porque esta suerte de circo en el que la verdad está escondida y es secreta hace un enorme daño a las instituciones.

El presidente Macri y la gobernadora Vidal se cansan de decir en sus discursos que ahora hablan con la verdad. Ni siquiera tenemos la verdad del presupuesto. No solo este presupuesto está dibujado, ya no existe y no sirve, sino que incluso está hecho sobre un pacto con el Fondo Monetario que tampoco conocemos. Pero, además, ninguna de estas dos cuestiones tienen sentido porque lo que llevarán a votar mañana es algo distinto que se está discutiendo en otro lado.

Entonces, por el mínimo respeto a las instituciones, a la verdad y a los que estamos sentados alrededor de esta mesa, por lo menos le pedimos lo que llevará mañana a debate en el recinto, aunque sea lo acordado con el Fondo Monetario sin haber escuchado al pueblo, a las instituciones ni a las organizaciones sociales.

Entonces, aceptando su propuesta de ir artículo por artículo, señor presidente, lea artículo por artículo cómo quedará la redacción de cada uno de los artículos que llevarán mañana a discusión al recinto y vamos discutiendo artículo por artículo con toda la paciencia del mundo. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Solanas.

SR. SOLANAS Señor presidente: en ese mismo sentido quiero dejar sentada una posición con respecto al artículo 85. Considero que debe ser eliminado, tal como se hizo en el presupuesto anterior.

Filosóficamente la ley de mutualidades y cooperativas tiene que ver con que las utilidades van a las mutuales y cooperativas. En todo caso, si hay desvíos de esas utilidades, el Estado nacional es quien debe velar fundamentalmente por su funcionamiento.

Por eso no concuerdo con la nueva redacción. Solicito que hagamos lo mismo que en el presupuesto anterior, es decir, que se elimine el artículo 85, que grava con impuestos a las mutuales y cooperativas.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Grandinetti.

SR. GRANDINETTI Señor presidente: si efectivamente queremos cambiar las formas societarias de las mutuales y las cooperativas, hagamos una discusión separada del presupuesto. La verdad es que no se tiene en cuenta el impacto de este artículo en provincias como Santa Fe, Entre Ríos o Córdoba.

El señor presidente es de la provincia de Santa Fe, al igual que yo. El día viernes nos reunimos con mutualistas en la provincia de Santa Fe; Rosario es la capital del mutualismo a nivel nacional, y Sunchales, de las cooperativas. Algunos de los presidentes comunales con los que nos reunimos me pidieron que hiciéramos gestiones para tener un banco o un cajero automático en su localidad, ya que con una población de 4.000 habitantes ni siquiera cuentan con un cajero automático.

El año pasado también escuchamos, cuando se discutió sobre este tema, que el problema eran las cuevas que prestaban dinero a tasas exorbitantes; persigámoslas, entonces. Pero incluir este tema en el presupuesto y cambiar una ley que expresa una forma de asociarse y de cooperar es algo muy grave.

Para finalizar, les comento que Colonia Esperanza es la primera colonia de suizos y alemanes que vinieron como inmigrantes en 1850 y se instalaron en la provincia de Santa Fe. La primera forma de vincularse para conseguir los granos fue a partir de las cooperativas.

En cuanto al artículo 85, usted informó recién con mucha honestidad que todavía no está redactado. Es decir que pretenden que mañana en el recinto nos enteremos y discutamos si sancionamos una norma que va a afectar a miles de colonos, a miles de pueblos de la República Argentina que tienen como único vínculo en su localidad a esa cooperativa que les permite desarrollarse económicamente.

Por lo tanto, en el mismo sentido que el señor diputado Solanas, solicito que dejemos de lado este tema y nos comprometamos a discutir un proyecto sobre cooperativas y mutuales.

SR. PRESIDENTE LASPINA En un rato voy a leer el artículo que estamos proponiendo sobre esta cuestión y por supuesto escucharemos contrapropuestas. Asimismo, los invito a acompañar el dictamen de presupuesto.

Con respecto a esta cuestión de cooperativas y mutuales estamos tratando de diseñar un mecanismo para que, de las 1.400 cooperativas y mutuales que realizan actividad financiera -insisto que no son cooperativas de trabajo, de granos, de productores, etcétera, sino las que hacen actividad financiera-, más de 1.200 queden fuera del alcance de la contribución especial; es decir, van a pagar las grandes cooperativas y mutuales, alguna de las cuales tienen domicilio en Capital Federal, no en Pozo Borrado, Santa Fe.

Aclaro esta cuestión porque a veces, detrás de la defensa de las cooperativas y mutuales chiquitas, de las que prestan servicios, de los colonos, de los inmigrantes, etcétera, se esconde la defensa de las grandes.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Estamos de acuerdo en que son legales, pero tienen domicilio en la Capital Federal, a un par de cuadras de acá, y tienen unas carteras de préstamos impresionantes.

Entonces, los que quieren defender a esas cooperativas, pueden votar en contra. Lo que nosotros estamos proponiendo es que de las 1.400...

SR. SOLANAS Señor presidente: usted está defendiendo la timba financiera con este presupuesto. Nosotros estamos defendiendo las mutuales de nuestro país. No chicanee. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Eso es otra cosa. Las pequeñas cooperativas y mutuales están contempladas en este artículo.

SR. GRANDINETTI La tasa más alta de interés la tiene el Banco Central, con el 76 por ciento.

SR. PRESIDENTE LASPINA Si quieren incorporamos un artículo que le ponga un tope a la tasa de interés de las mutuales y vemos cuántos votan ese proyecto. Hablemos con la verdad. Nosotros estamos proponiendo, a través de este proyecto, dejar a 1.200 de las 1.400 mutuales, que son las que nos preocupan, afuera del alcance del proyecto y que hagan una contribución solidaria las más grandes. Eso es lo que estamos proponiendo en un momento en que...

SRA. SORIA ¿Qué es una contribución solidaria?

SR. PRESIDENTE LASPINA Una contribución solidaria del patrimonio similar a lo que hoy pagan las cooperativas y mutuales. Ahora voy a leer el artículo.

Veo que hay muchísima inquietud con este tema, que observo es sensible para muchos de ustedes, así que lo vamos a leer bien en detalle. Pero lo importante es que vamos a cumplir con los dos principios que pidieron todos los bloques, e incluso las entidades mutuales y cooperativas: que no se los considere que ganan por las actividades financieras, cuando ganan, y se deje preservadas a las pequeñas y medianas -y a las medianas grandes-, que son las que hacen a la vida de un pueblo y de la comunidad en el interior. Y que sí que hagan una contribución solidaria las que son poderosas y grandes en materia de seguros. Estamos hablando quizás de ocho compañías, muchas de mi provincia, pero son grandes y pueden hacer una contribución.

SR. GRANDINETTI Tenemos que gravar el reaseguro, hagamos todo parejo.

SR. PRESIDENTE LASPINA Bueno, después podemos discutirlo. Y les recuerdo que esto del impuesto a las ganancias a las cooperativas y mutuales era parte de la adenda fiscal que se firmó con los gobernadores.

Tiene la palabra el señor diputado Solanas, aunque usted ya habló.

SR. SOLANAS Quiero hacer otra pregunta.

Según una noticia aparecida en los portales, ayer estuvieron reunidos intendentes aquí, en el Congreso de la Nación -no sé si también estuvieron gobernadores, no me consta- para tratar el tema de subsidios en el transporte público de pasajeros.

¿Usted me puede informar si es verdad que intendentes de todo el país estuvieron reunidos ayer con el presidente de la Cámara, debatiendo y discutiendo sobre el tema de los subsidios que les correspondían a ellos?

¿Es verdad que se llegó a un acuerdo de alineamiento -entre comillas- de 5.000 millones contra 43.000 millones, que era lo que les correspondía por subsidios al transporte público de pasajeros en la República Argentina? ¿Usted me puede informar si esto es verídico?

Porque a mí me da toda la impresión, señor presidente, que es un alineamiento real y concreto de los intendentes de todo el país; no hay duda de que lo es. Y que además no tiene una mirada decidida en defensa de los ciudadanos más vulnerables de la República Argentina; 43.000 millones contra 5.000 millones, evidentemente, pone en jaque el servicio público de pasajeros, sobre todo en los municipios y en las intendencias.

Decididamente también quiero entender -y usted me lo puede aclarar- que es arbitrio del Poder Ejecutivo nacional decidir cómo se destinan esos subsidios. Más grave aún porque en épocas de elecciones, de una u otra forma, alinea a los intendentes de la República Argentina con un subsidio sobre el cual el Poder Ejecutivo nacional tiene la potestad de decidir. ¿Usted me puede informar al respecto?

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, ahora le informo.

Quiero hacer una consideración metodológica y reglamentaria. Nosotros estamos trabajando sobre el proyecto que venimos debatiendo y, obviamente, a partir de eso estamos incorporando modificaciones a nuestro proyecto de dictamen. Quienes no acompañen el dictamen del oficialismo pueden hacer uno propio. Sobre la marcha estamos estableciendo en este debate las modificaciones que están siendo planteadas. Por supuesto, algunas las hemos trabajado y discutido fuera de comisión con algunos de ustedes, como se hace siempre de manera informal en el Parlamento, pero este es el ámbito donde debemos discutir las modificaciones y las incorporaciones de los artículos, y esto es lo que estamos haciendo.

Yendo concretamente a la pregunta del diputado Solanas, ayer sí hubo una reunión del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, y algunos intendentes. Se llevó a cabo de la misma forma que habíamos recibido inquietudes por el nuevo sistema de subsidios al transporte urbano de pasajeros, sobre todo por parte de bloques opositores que sí tienen una actitud de diálogo para poder llegar a un acuerdo en materia de presupuesto.

Como todos sabemos, y esto fue parte de la firma de la adenda fiscal, el gobierno nacional deja de inmiscuirse en las cuestiones de regulación de transporte de las jurisdicciones provinciales y de las ciudades y le transfiere la plena potestad de la regulación y los subsidios a las provincias. A cambio de eso, se han generado una serie de recursos compensadores para que las provincias tengan los recursos.

De cualquier forma, observo que hay una inquietud con respecto a los mecanismos y a los tiempos de transición de los fondos que pasan del viejo sistema al nuevo sistema. En el viejo sistema, los fondos los aportaba directamente el Estado nacional en jurisdicciones sobre las cuales no tenía ningún poder de control o regulación; poco tenía que ver con el federalismo meternos en cómo se gastan los recursos de algunas ciudades del interior y cómo prioriza la provincia establecer o no una tarifa social de transporte, a quiénes darles una tarifa social y a quienes no. Lo que hicimos fue transferir los recursos, y la provincia ahora, con más federalismo, va a ponerse de acuerdo, dentro de la propia provincia o con los municipios, para poder subsidiar el transporte. Pero reconociendo que hay dudas razonables respecto de la transición de un esquema a otro, estamos creando un fondo de unos 6.500 millones de pesos en el presupuesto, destinado precisamente a financiar o a asistir en esta transición.

Si ustedes quieren, les puedo leer la propuesta de artículo que estaríamos incorporando, siempre considerando que las provincias están compensadas desde el punto de vista de los fondos que han recibido. Eso quedó claro en la adenda fiscal. Algunas de esas modificaciones tienen que ver con cambios que hemos dictaminado ya, como por ejemplo, en el caso de bienes personales.

En cuanto a bienes personales, recordemos que 6 por ciento va como una precoparticipación a las provincias que tienen cajas jubilatorias no transferidas y el resto se distribuye en un 60 por ciento a las provincias y un 40 por ciento a la Nación, aproximadamente.

De modo tal que hay mecanismos de compensación que hemos ideado, entre ellos, por ejemplo, el impuesto a las cooperativas y mutuales. Eso estaba previsto como un mecanismo de compensación para que las provincias no sufrieran fiscalmente por las mayores responsabilidades en materia de subsidios.

Por eso, el artículo 85 es un artículo que les preocupa mucho a los que tienen responsabilidad de gestión. Si bien no van a recaudar lo mismo que estaba previsto originalmente, por lo menos va a ser una contribución en este caso, justamente, para poder mantener los subsidios al transporte en las provincias, que tanto está pidiendo el diputado Solanas. O sea, por un lado pedimos el tema del artículo 85, pero por otro lado pedimos mantener el subsidio al transporte, lo cual estamos haciendo: mantenemos el artículo 85 y vamos a poder compensar los subsidios al transporte.

Lo leo rápidamente, es muy largo, pero me lo piden. El sentido más o menos lo expliqué. Dice así: "Créase el Fondo de Compensación al transporte público de pasajeros por automotor urbano del interior del país por la suma de 6.500 millones de pesos, para compensar los desequilibrios financieros que pudieren suscitarse a raíz de las modificaciones producidas por la aplicación del artículo 111 de la presente ley de la siguiente manera: asígnese 5.000 millones de pesos a aquellas jurisdicciones que nos son beneficiarias de la compensación por atributo social interior, comprometiéndose las provincias a asegurar a todos los municipios comprendidos en sus respectivas jurisdicciones, sean estos beneficiarios o no de la compensación por atributo social interior, como mínimo un monto igual al 50 por ciento de las compensaciones abonadas por el Estado Nacional, tanto a través del Sistema Integrado del Transporte Automotor y su compensación complementaria provincial, como asimismo en concepto de combustible durante el período anual 2018. La distribución de este fondo se realizará de acuerdo con la participación de cada una de las jurisdicciones sin considerar los montos liquidados en el marco de la compensación por atributo social, respecto del total de compensaciones abonadas por el Estado Nacional a la totalidad de dichas jurisdicciones en el año 2018. El Ministerio de Transporte de la Nación será el encargado de dictar toda la normativa reglamentaria y aclaratoria que resulte pertinente.

"Asígnese 1.500 millones de pesos con el objeto de brindar un marco transicional que tienda a compensar posibles desequilibrios financieros a aquellas jurisdicciones que reciben al 31 de diciembre de 2018 compensaciones por parte del Estado nacional. El Ministerio de Transporte de la Nación será el encargado de establecer los criterios de asignación y distribución de dicho fondo, como asimismo toda la normativa reglamentaria que resulte menester.

"Facúltese al jefe de Gabinete de Ministros a realizar las adecuaciones presupuestarias necesarias para la conformación de este fondo."

Lo que dice, pasando en limpio, es que básicamente hay un mecanismo automático de distribución por 5.000 millones y un mecanismo compensatorio, en función de los desequilibrios de cada jurisdicción, de otros 1.500 millones. Esto es básicamente lo que incluye.

Este artículo permitirá generar una transición suave de un sistema al otro que estamos implementando, de modo tal de evitar saltos innecesarios en la tarifa del transporte, hasta tanto las provincias puedan establecer con las ciudades nuevos mecanismos de compensación, cuando así correspondiese, o nuevos esquemas tarifarios con las empresas de transporte.

Será muy importante que, con estos nuevos recursos, las provincias puedan administrar mejor las tarifas sociales existentes en muchos distritos -las cuales a veces han sido usadas de manera exagerada, por ahí dando beneficios a quienes no correspondía- y revisar exactamente cuáles son esos cuadros tarifarios. Creemos que con este nuevo sistema estamos fortaleciendo el federalismo en materia de transporte en las provincias.

SR. SOLANAS En Paraná el boleto cuesta 40 pesos.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Romero.

SR. ROMERO Señor presidente: actualmente el sistema de subsidios al transporte al interior del país equivale a alrededor de 25.000 millones de pesos. Usted dice que se va a compensar con 6.500 millones. ¿Quién pone la diferencia?

SR. PRESIDENTE LASPINA Ya lo aclaré. Cuando se firmó la adenda fiscal y se debatió con las provincias el nuevo sistema se discutieron una serie de compensaciones que tendrían aquellas no solo por la transferencia del transporte, sino por la tarifa social eléctrica e incluso la eliminación del FOFESO.

Son variados mecanismos, entre los cuales, por ejemplo, se incluye la reducción de reintegros, que mejora las transferencias de IVA a las provincias por coparticipación; como dije antes, impuesto a las mutuales y cooperativas, bienes personales y otros. Con lo cual, las provincias cuentan, en promedio, con los recursos para hacer frente al nuevo sistema.

Aun así puede haber situaciones en las cuales la compensación no es total, todavía no se ha producido o hay un desfasaje en la nueva renegociación tarifaria que requiera asistencia de la Nación. De modo tal que este fondo que estamos creando precisamente va a asistir en esa transición. No es un fondo que compense lo que estamos transfiriendo de recursos y de requisitos de gasto a las provincias. Es un fondo de transición cuyo objetivo es ayudar en la transición para evitar saltos bruscos. Además, en los casos en los cuales no hay una transición razonable, un equilibrio financiero adecuado o una discusión cerrada entre la Nación y el municipio, garantiza la asistencia del Estado nacional para que los usuarios no se vean perjudicados por esa falta de acuerdo entre la Nación y las provincias o por el desequilibrio circunstancial que pueda tener una provincia hasta implementar el nuevo sistema de tarifa de transporte. Está pensado en ese sentido.

En nuestra visión, las provincias han sido suficientemente compensadas no solo por el transporte sino por la tarifa social eléctrica y la eliminación del FOFESO, según nuestros números y lo que se ha firmado en la adenda fiscal. El espíritu de esta última precisamente era el de no desfinanciar a las provincias con las medidas que estamos tomando para llegar al equilibrio fiscal.

SR. ROMERO Señor presidente: no es lo que piensa la mayoría de los gobernadores, pero usted dijo que este fondo saldría de la aplicación de bienes personales, ¿no?

SR. PRESIDENTE LASPINA No.

SR. ROMERO Escuché mal, entonces.

Con respecto a eso, se dice que se va a quitar el impuesto a los bienes personales al sector agropecuario, que en principio estaba incluido. ¿Es así o no?

SR. PRESIDENTE LASPINA Quiero aclarar que el dictamen de mayoría aprobado la semana pasada establecía la quita de la exención a bienes rurales que antes pagaban impuesto a la ganancia mínima presunta, y por eso estaban exceptuados del pago del impuesto a los bienes personales.

A partir de esto se suscitó una genuina discusión política respecto de no seguir incrementando la carga impositiva del sector agropecuario, ya que hace mucho tiempo que el campo viene aportando en nuestro país. Este año se aceptó una nueva suba de retenciones de 12 puntos para los cultivos que no sean soja, aun en medio de una sequía histórica.

Así que -como dije- plantearemos este tema en el recinto para que entre todos votemos por mantener o eliminar la exención. Es una cuestión que votaremos en el recinto cuando lo discutamos, quizás mañana, si logramos sesionar. Pero no hay ninguna decisión que yo pueda tomar unilateralmente. Lo que planteo es la genuina vocación política, al menos de nuestro espacio, de no seguir incrementando la carga impositiva al sector.

Tiene la palabra la señora diputada Vallejos.

SRA. VALLEJOS Señor presidente: la verdad es que esta discusión agobia un poco. Tengo la sensación de que somos muchos los diputados y diputadas que a esta altura de la discusión y con varias jornadas de debate sobre las espaldas sentimos casi una cuota de vergüenza por lo que se está discutiendo.

Quiero reiterar algo -porque uno lo repite y lo repite y no deja de sonar inverosímil- porque no tengo memoria de que se haya producido una situación de estas características en algún otro momento. Estamos discutiendo un proyecto de presupuesto que ustedes elaboraron con base en un acuerdo que se firmó en el mes de junio, no solamente a espaldas de este Congreso sino a espaldas del conjunto de la sociedad argentina, con unas previsiones y unos recursos estipulados fundados en aquel acuerdo que se cayó en tres meses porque no se cumplió absolutamente nada de lo que ustedes, de manera unilateral, habían acordado con el Fondo Monetario Internacional. En el medio negociaron un nuevo acuerdo por el cual no solamente expandieron la magnitud del endeudamiento con el que están comprometiendo a los argentinos y argentinas, y a los futuros gobiernos que los argentinos y argentinas nos demos a partir de 2019, pasando de un monto de 50.000 millones de dólares planteados en el primer acuerdo a 57.100 millones, sino que además adelantaron los desembolsos que estaban previstos para los años posteriores al gobierno del presidente Macri. Es decir, los desembolsos que se preveían que originalmente ingresaran y estuvieran disponibles durante los años 2020 y 2021, cuando la administración de Cambiemos deje de estar al frente del Estado nacional en la Argentina, fueron adelantados para lo que le queda a este gobierno en una suerte de salvada de papas que le hace madame Lagarde a Mauricio Macri.

Partiendo de ese punto es inaceptable que sigamos insistiendo con dar esta discusión; este debate es un chiste, señor presidente, es una falta de respeto, es una burla a la inteligencia no solamente de estos diputados y diputadas, que ya sería suficientemente grave. Le recuerdo que estos legisladores y legisladoras que estamos aquí sentados somos los y las representantes que la ciudadanía argentina ha elegido para defender sus legítimos intereses en el marco de este Congreso, que es uno de los tres poderes del Estado.

Pero todavía hay algo más grave, porque este chiste de presupuesto, este mamarracho que nos están haciendo discutir desde hace semanas, es una burla a la inteligencia de todos los argentinos y argentinas, donde incluso con la bestial subestimación de todos los recortes en absolutamente todas las áreas se cristaliza la vocación de ajuste sobre ajuste que ustedes tienen, sostienen y se proponen profundizar.

No vamos a hablar del escenario macroeconómico porque es uno de los chistes más grandes de este presupuesto. Tampoco vamos a hablar del programa monetario cuando este presupuesto está construido sobre la base de una política monetaria que tampoco existe, porque era la política monetaria que había antes de que Macri firmara el nuevo salvataje con el Fondo Monetario. Ahora cambió el presidente del Banco Central, "lo fueron" a Caputo, "lo entraron" a Sandleris, parece que Lagarde está muy contenta, cambiaron las reglas de la política monetaria y las metas de inflación de Sturzenegger ya no existen más. Ahora hay un esquema monetario que no sé de qué manual lleno de naftalina lo habrán sacado, porque la verdad es que este monetarismo vetusto no se aplica en ningún lugar del mundo. Hay que ir a manuales de monetarismo de no sé qué décadas -del 50 o del 60- para encontrarse con estas teorías que, en los lugares donde se aplicaron, fracasaron rotundamente y hubo que volver atrás.

Lo único que consiguen -y es lo mismo que va a suceder aquí y a lo que ustedes están sometiendo a todos los argentinos y a las argentinas- es viabilizar una profunda recesión, todavía mucho más profunda de la que ya tenemos; porque en la Argentina estamos técnicamente en recesión y ustedes lo reconocen con este presupuesto.

No hablan ya del crecimiento del 3,5 por ciento que le hicieron votar a este Parlamento el año pasado, sino que reconocen una caída de casi 2,5; pifiaron la previsión de crecimiento por 6 puntitos. Ahora dicen que caemos 2,5 este año y 0,5 el año que viene. ¿Cómo vamos a creer en esa previsión de recesión de 0,5 si tenemos una política monetaria que congela la emisión de dinero en un contexto ya recesivo y con una inflación que galopa en la Argentina? Mientras tanto, una de las políticas en la ustedes sí han puesto mucho empeño -y esto hay que reconocerlo- es la de mantener congelados o a la baja los salarios de los trabajadores y las jubilaciones de los adultos mayores en la Argentina.

Es decir, estamos ante una recesión galopante que va a profundizar la caída del consumo y que va a profundizar la retracción de la demanda.

Cuando hablamos de recesión -y esto también lo quiero decir porque si no parece un debate entre economistas-, hablamos de una mayor destrucción de fuentes de trabajo en nuestra economía. Por eso es que este presupuesto les importa a todos los argentinos y las argentinas, quienes se van a movilizar masivamente el día de mañana, señor presidente, cuando demos este debate.

Nuestra economía tiene una tasa de desocupación del 9,6 por ciento. Le recuerdo que ustedes tomaron el gobierno con el 5,9, por lo que han incrementado la tasa de desocupación más de tres puntos porcentuales en nuestro país y van por más; vamos por los dos dígitos de desocupación y no se les mueve un pelo.

La última intervención pública que hizo el presidente fue para reconocer cuánto había crecido la pobreza en la Argentina desde que él asumió. ¿Cómo no va a crecer la pobreza con esta política económica? Y mientras reconocen la recesión, la desocupación y el avance de la pobreza y de la indigencia en nuestro país, uno no encuentra en este proyecto de presupuesto ni un solo artículo que se proponga por lo menos morigerar los nefastos impactos de esta política económica. ¡Ni uno, señor presidente! ¡Es todo ajuste, es todo recorte!

Le voy a leer algunos números que hemos preparado. El recorte sobre los gastos de capital, es decir -traducido-, sobre la inversión del Estado, es bestial. Y esto también significa la destrucción de todas las fuentes de trabajo que van asociadas a la obra pública, con todos los derrames que significa esta cuestión en los efectos macroeconómicos -a ustedes que tanto les gusta hablar de derrame- sobre la realidad económica y social de nuestro país.

En el período 2018-2019, que es el ejercicio que estamos contemplando en este presupuesto que ustedes han presentado, estamos hablando de una caída del 13 por ciento, siempre en términos reales, por supuesto. En términos reales y con los números que ustedes están previendo, con esa inflación del 34,8 por ciento que estiman para el año que viene, que como siempre, puede fallar, como siempre ha fallado en los ejercicios anteriores. Entonces, no dudamos en tener la previsión de que incluso pueda ser mayor a lo que ustedes están previendo en este proyecto.

Pero supongamos que esta vez aciertan en el cálculo de la inflación, a diferencia de lo que ha sucedido en todos los años anteriores. Recordemos que el año pasado, en este presupuesto que está vigente, se dijo -y así se votó en este Congreso- que la inflación iba a ser de un 10 por ciento. Estamos cerrando con un piso de 45 por ciento el año 2018. "Nada".

Tenemos un 13 por ciento de caída real en el gasto primario, donde el 11 por ciento de caída se lo llevan los gastos corrientes, y del 42 por ciento en los gastos de capital. ¡Un 42 por ciento, señor presidente! Cae todo: los servicios sociales, 23 por ciento de caída real en educación y cultura, 48 por ciento en vivienda y urbanismo. Este gobierno hizo campaña diciendo que les iba a dar vivienda digna y que iba a construir no sé qué y no sé cuánto a todos los argentinos.

También cae el 20 por ciento en promoción y asistencia social; el 8 por ciento en salud; el 17 por ciento en ciencia y técnica; el 20 por ciento en agua potable y alcantarillado, y el 30 por ciento en lo que está destinado a trabajo.

¿Cuáles son las prioridades de este gobierno, señor presidente? ¿Qué tenemos que interpretar de estos números escandalosos que nos han presentado en este presupuesto?

Le quiero mencionar algunos artículos porque uno desglosa y va artículo por artículo y permanentemente se encuentra con el ajuste. Por ahí aparece también el endeudamiento y la timba, porque son las marcas de calidad, la marca registrada de este gobierno.

En tal sentido podemos mencionar el ajuste universitario que se expresa en el artículo 12 de este proyecto o las restricciones para el acceso a la PUAN, que es la pensión universal. Ustedes la crearon: una jubilación de segunda categoría, que crea jubilados de segunda en nuestra Argentina, que apenas tienen derecho a percibir el 80 por ciento de la mínima, porque en realidad -digamos la verdad, para terminar con los eufemismos-, ustedes lo que han hecho, con la mal llamada "reparación histórica" -porque más que reparación fue una estafa histórica a las jubilados-, fue crear un nuevo piso. Hay una nueva jubilación mínima en la Argentina que, en realidad, es el 80 por ciento de la mínima.

No les alcanzó con eso, no les alcanzó con la segunda reforma previsional del año pasado, donde modificaron la fórmula para la actualización de los haberes y les han hecho perder a los jubilados un haber al año con esa modificación, a la que también nos opusimos y advertimos lo que iba a pasar. Lamentablemente, una vez más no nos equivocamos.

Pero no les alcanzó con eso y entonces ahora van por más restricciones y más recortes sobre los más vulnerables de la Argentina, en este caso, los adultos mayores.

Entonces, uno ve que a través de los artículos 36, 37 y 38, ahora les piden a los jubilados de las PUAN que sean sometidos a evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales sobre criterios que fije la reglamentación. Ya sabemos cómo termina esta historia. Nadie puede ser tan ingenuo. Esto significa que en la práctica van a restringir el acceso a un derecho que, según ustedes mismos y como les dieron a llamar a esta pensión, se pretendía universal. Ahora no sé para quiénes va a ser. ¿Para los que estén muriendo de hambre? ¿Tienen que llegar a ese nivel? ¿Se tienen que estar muriendo de enfermedad porque no pueden acceder a los medicamentos? ¿Se tienen que estar muriendo de una neumonía o de frío en el invierno porque no pueden pagar la factura de gas? ¿Cuál sería ese límite que fije la reglamentación para acceder a un derecho que está garantizado como derecho social en nuestra Constitución?

Al margen de ello, habría que discutir la constitucionalidad de este articulado, porque nuestra Constitución establece la progresividad de los derechos sociales, pero desde que Mauricio Macri asumió, lamentablemente no hacemos más que retroceder en ese sentido.

¿Qué más sobre los jubilados? Antes, reconociendo la harto evidente insuficiencia de esta miseria del 80 por ciento de la mínima que les pagan, por lo menos les permitían que tuvieran otra actividad para complementar los ingresos. Ahora se lo prohíben. Así que, como claramente se expresó ayer en la Comisión de Previsión y Seguridad Social -cuya vicepresidenta, aquí presente, la diputada Volnovich, tuvo que convocar porque esa comisión no se había reunido ni una sola vez en todo el año, con todos los problemas que tienen nuestros adultos mayores-, están empujando entonces a los jubilados, a los adultos mayores, a la inanición o por lo menos a la informalidad.

Esto es algo que a mí me llama la atención porque ustedes han sido el gobierno que incluso quiso sacar de la galera una reforma laboral con la excusa de la formalidad, de la formalización, de terminar con la economía informal y el trabajo en negro. La verdad es que dicen una cosa de la boca para afuera, pero vemos permanentemente que en la letra, y a la hora de ejecutar las políticas, hacen todo lo contrario de lo que dicen.

¿Qué más puedo decir sobre los jubilados? Con respecto a las pensiones graciables hicieron copy-paste del artículo de 2013, donde las valuaciones de los bienes inmuebles que pueden tener quienes tienen derecho a acceder a esas pensiones tienen un tope de 100.000 pesos. Pasaron cosas en la Argentina, señor presidente. ¿Se acuerda? ¿Le parece que, en 2018, después de una inflación galopante, de la devaluación que ustedes promovieron y de todas estas políticas, podemos mantener vigentes los mismos valores de 2013? Esto me parece tan insensato como todo el resto del articulado de este proyecto de presupuesto.

Continúo y me detengo en el artículo 40, porque aquí está de uno los nodos de lo que estamos discutiendo en este proyecto de ley de presupuesto y, tal vez, una de las principales preocupaciones o intereses de este gobierno. No conformes con el bestial endeudamiento al que nos han sometido en lo que va de su mandato, están solicitando al Congreso de la Nación autorización para endeudarse en 60.000 millones de dólares más. Ya tomaron 57.100 millones del Fondo Monetario y quieren 60.000 millones de dólares más de deuda. ¿Para qué quieren esta deuda? ¿Van a seguir financiando la fuga de los amigos? Hay 3.000 millones de dólares mensuales que se van por la canaleta de la fuga. ¡Esa sí que es una canaleta y una fiesta que nos están haciendo pagar a todos los argentinos y de la que ninguno de nosotros participamos! ¡Eso sí, señor presidente, es un despilfarro! ¿Para qué quieren esta deuda?

Y si este nivel de endeudamiento lo plantearon con el acuerdo viejo con el Fondo Monetario, que se cayó en tres meses porque no cumplieron nada, y ahora tienen más recursos y ampliaron el endeudamiento, ¿cómo no corrigen la planilla del artículo 40? ¿Cómo siguen pidiendo el mismo nivel de endeudamiento, si ahora madame Lagarde les ha prestado muchos más recursos de los que estaban planteados en este dibujo de presupuesto?

Además, siguiendo con la cuestión del endeudamiento, quiero referirme a los artículos 52 a 55, donde hay más liberalización de las condiciones para que exista mayor endeudamiento y se plantea la posibilidad de tomar deuda indexada. El artículo 53, con olor a megacanje, nos deja una sensación de déjà vu a los diputados y a las diputadas. Ya sé; dijo que lo van a eliminar. ¿Dónde está el dictamen de mayoría, señor presidente? Lo queremos leer y ver escrito. Discúlpeme, pero estamos tan acostumbrados a que este gobierno nos mienta, a que diga una cosa y al otro día aparezca otra diferente, que si no lo vemos escrito y firmado, nos cuesta mucho creer en la palabra del oficialismo y de los miembros de este gobierno. Se lo digo con todo el aprecio que le tengo.

En cuanto a los artículos 61 a 66, con los cambios en el régimen de PPP, esto es un escándalo. Lo ha explicado muy bien el señor diputado Kicillof, quien me antecedió en el uso de la palabra. ¡Un escándalo! Lo va a terminar pagando más caro el Estado, lo vamos a terminar pagando todos los argentinos y se siguen beneficiando siempre las mismas empresas amigas del gobierno.

Además, llama la atención, porque ustedes dicen que todo este desaguisado se produce debido a que ahora no tienen el financiamiento que habían comprometido -que iban a traer los privados- porque existen causas de corrupción en las que esas empresas están envueltas. Entonces, si les preocupa tanto la corrupción, ¿por qué no bajan esas licitaciones y barajamos y damos de nuevo? Esto sería lo más lógico. Por el contrario, ustedes avanzan emparchando -como emparchan siempre- con los recursos de todos los argentinos, mientras se los están sacando a los jubilados y a los niños.

A propósito de esto, hubo un 11 por ciento de caída real en la Asignación Universal por Hijo, señor presidente.

Ya sé que no le gusta lo que le estoy diciendo, pero lamentablemente es la realidad de lo que ustedes han planteado en este presupuesto y lo tenemos que discutir.

Este proyecto contempla un 11 por ciento de caída real de la Asignación Universal por Hijo, porque no solamente están ensañados con los viejos, sino que parece que también lo están con los niños. No se puede creer. ¿Cómo puede ser con estos niveles de pobreza? ¿Cómo puede ser, cuando son los niños los más afectados? ¿Cómo puede ser que recortemos la Asignación Universal por Hijo, que es un derecho de los niños más vulnerables, de los niños y las niñas pobres de la Argentina? ¿Cómo puede ser que pretendan que se convalide este recorte fenomenal sobre la educación básica, sobre la educación inicial?

El presidente nos decía que iban a construir no sé cuántos jardines de infantes, que son parte del marketing que también ha quedado en el pasado.

En cuanto al capítulo tributario...

SR. PRESIDENTE LASPINA Señora diputada: el diputado Vallone, le solita una interrupción. ¿Se la concede?

SRA. VALLEJOS Sí, señor presidente.

SR. PRESIDENTE LASPINA Para una interrupción, tiene la palabra el señor diputado Vallone.

SR. VALLONE Señor presidente: escucho a la señora diputada Vallejos con el énfasis y la claridad con que se expresa y con el respeto del estudio sobre este presupuesto del ajuste y de la recesión, y la verdad es que si le digo que esta situación me da bronca es poco. Estamos en medio de un acting, donde usted es el Tinelli que lo lleva adelante. Lo digo con mucho respeto. Nos acaba de llegar por teléfono la citación para la sesión de mañana. Nos acaba de llegar por teléfono también cómo van a ser los cortes para la sesión que tienen prevista para el día de mañana cuando todavía no se ha firmado dictamen.

Nos hemos bancado que no venga nadie de los que hemos solicitado que citen a esta comisión para explicar el presupuesto; nos hemos bancado que el Senado comience a estudiar el presupuesto cuando aquí todavía no cuenta con media sanción; nos hemos bancado que gasten dinero en los empresarios amigos con la impresión de un presupuesto que al otro día ya no servía para nada, porque fue modificado al día siguiente de entregado. (Aplausos.) Pero no nos vamos a bancar que nos sigan tomando el pelo. Si hay dictamen, muéstrenlo, léanlo y definamos si mañana va a haber sesión o no.

Agradezco a la diputada por la interrupción.

SRA. VALLEJOS Retomo las expresiones del señor diputado para insistir en que nos hagan llegar el dictamen.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Pido silencio, por favor.

SRA. VALLEJOS Terminemos con la hipocresía en esta Cámara. Todos sabemos que tienen el dictamen y que está firmado. Entonces, muéstrenlo; lo queremos leer.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Continúe, señora diputada. Después voy a contestar la pregunta del señor diputado Vallone.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. VALLEJOS Continúo porque es importante que los argentinos y las argentinas conozcan el desastre al que nos están sometiendo con esta política económica, pero no porque los diputados y diputadas seamos tan ingenuos de pensar que algo de lo que digamos -una palabra o una coma- será tomado en consideración. Sabemos que ya tienen cocinado el dictamen, como tenían cocinado este proyecto de presupuesto y como tienen cocinados los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Castagneto. Todos pueden hablar acá, no hace falta que griten.

SR. CASTAGNETO Señor presidente: en verdad, coincido con el diputado preopinante. Hace una hora que veintisiete diputadas y diputados firmaron el dictamen. Entonces, sería oportuno...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PIETRAGALLA CORTI ¡Cipayos, todos cipayos! ¡Están entregando la patria! ¡Devuelvan la que se robaron, devuélvanla!

SR. PRESIDENTE LASPINA Señor diputado Pietragalla, ahora le doy la palabra para que nos diga cipayos por el micrófono, porque si no, no se escucha.

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Castagneto.

SR. CASTAGNETO Sí, señor presidente...

SR. PRESIDENTE LASPINA Ahora le doy la palabra, estaba hablando Castagneto. Somos tan democráticos que los dejamos que nos insulten por el micrófono.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CASTAGNETO No, yo no lo voy a insultar...

SR. PRESIDENTE LASPINA Usted no, el diputado Pietragalla.

Continúe en el uso de la palabra, señor diputado Castagneto.

SR. CASTAGNETO Le decía que ya hace cuarenta y cinco minutos que el dictamen de ustedes cuenta con veintisiete firmas...

SR. PRESIDENTE LASPINA No está firmado.

SR. CASTAGNETO Usted ha sido muy gentil en estas reuniones, en las cuales no hemos ido ni para atrás ni para adelante, porque la verdad es que estamos ante el presupuesto más duro de los últimos años y no lo hemos podido debatir. Sinceramente, esta es la octava reunión, pero en cada una de las reuniones a las que venimos nos enteramos de que hubo otras reuniones en las cuales nosotros no pudimos participar.

Además, hay modificaciones de las que también nos enteramos de casualidad o directamente no nos enteramos.

Por otra parte, y como dijo el señor diputado Vallone, está citada la sesión para mañana, pero usted dijo hace una hora que iba a modificar algunos artículos.

Entonces, ya que está el dictamen firmado por veintisiete diputadas y diputados, le solicito, si es tan amable, que lo lea para ver si lo acompañamos o no. Porque realmente no sabemos si nosotros vamos a presentar otro dictamen o no. Quizá el dictamen de ustedes es tan bueno que nosotros lo terminamos acompañando, pero queremos saber cuáles son las conclusiones y qué artículos se modificaron. De lo contrario, mañana vamos a estar treinta y siete horas debatiendo sobre algo que ustedes ya discutieron con quienes firmaron, regalando plata para un lugar y para otro no.

La sensibilidad de ustedes es la de sacarle plata al coro de los ciegos. Entonces me pregunto de qué estamos hablando aquí. ¿Vamos a repartir plata cuando les están sacando recursos a todos? ¿Por qué no leemos un presupuesto en serio? Este presupuesto es vetusto, cruel y es el presupuesto más duro de todos.

Por otro lado, hacen una especie de comisión bicameral con algunos diputados y les sacan 10,5 del IVA a un sector del campo, cuando estamos pidiendo para salud, para educación o para la AUH del deporte. Entonces, ¿usted podría leer el dictamen, que ya se pasó a la firma, para ver si nosotros lo acompañamos o no?

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Del Caño.

SR. DEL CAÑO Señor presidente: como ya mencionaron otros diputados y diputadas, no solamente es un escándalo este debate...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. DEL CAÑO No solamente es un escándalo este debate que se está realizando.

SR. GIOJA ¡La lista de oradores, señor presidente!

SR. DEL CAÑO Esta discusión del presupuesto, señor presidente, está viciada desde el comienzo, por el pacto que han hecho con el Fondo Monetario Internacional. Y quiero recordarle que cuando hicieron ese acuerdo, distintas consultoras -muchas afines al gobierno de Cambiemos- señalaron claramente que el 75 por ciento de la población estaba en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Entonces, este presupuesto plantea un aumento del 50 por ciento en el pago a los especuladores, en el pago de la deuda, mientras que, como ya lo hemos dicho y también acá, propone una caída en los presupuestos reales en materia de educación, de salud y de una infinidad de aspectos sustanciales para las grandes mayorías populares, con lo que se va a producir un ajuste brutal.

Mientras estamos discutiendo acá, no solamente llega la citación a la sesión sino que además están vallando los alrededores del Congreso porque le temen a la movilización popular. Como pasó en diciembre, cuando ustedes mentían descaradamente diciendo que la reforma previsional no era un ajuste a los jubilados. Sí era un ajuste de 100.000 millones de pesos a los jubilados.

Este presupuesto es un ajuste brutal para pagarles a los especuladores y por eso han trasladado las oficinas del Fondo Monetario Internacional a los pasillos del Congreso, donde han terminado, como si fuesen cadetes del FMI, de ver la letra chica sin cuestionar esa orientación central con los gobernadores de Cambiemos y los del PJ, que son los que le van a dar los votos. Porque además de que es ilegítimo este presupuesto, el pacto con el Fondo Monetario Internacional, no tienen mayoría propia.

Por eso es fundamental denunciar a todos los que han votado todas las leyes de ajuste y entrega de este gobierno, que son los que han permitido hundir el salario de los trabajadores. Los que votan esto también están votando la devaluación que pidió el Fondo Monetario Internacional este año; están avalando el ajuste brutal de 2018 y el que vendrá en 2019.

Entonces, como nosotros lo hemos planteado claramente, es un verso lo del déficit cero cuando en realidad esto es en lo que hace a partidas fundamentales, como salud y educación, pero va a haber un déficit récord, de alrededor de 8 puntos del PBI, para pagarles a los especuladores, para pagar la deuda y los bonos que tienen los bancos. Para eso no hay ningún déficit.

Este presupuesto es una estafa. Está hecho a la medida de los especuladores en su contenido y en su forma. Están apurados y entonces un diputado dice: "Me llegó la redacción de un artículo por mensaje", "Recién acabo de ver otro artículo que me está llegando". Es decir, lo están escribiendo; están consultando con Lagarde a ver si está bien o si está mal. Entonces, hacen toda una puesta en escena, como si fuesen a modificar algo sustancial. En realidad, no van a modificar lo sustancial de la orientación que está planteando este presupuesto.

Por eso, señor presidente, por cualquier situación de represión que se dé en el día de mañana, y por la integridad física de los manifestantes, queremos responsabilizar al gobierno, a Patricia Bullrich, porque es increíble que ya estén vallando, como hicieron en diciembre, para montar un operativo represivo para aquellos que se van a movilizar, trabajadoras y trabajadoras que ya han convocado a medidas para el día de mañana, que van a movilizarse para repudiar y rechazar este presupuesto que, insisto, es completamente ilegítimo.

Esto no sucede ahora solamente, sino que sucedió en diciembre; sucedió con la ley del aborto legal, seguro y gratuito, donde el Congreso también dio la espalda al reclamo de las mujeres.

Entonces, para nosotros, la legitimidad está en esa movilización y por eso vamos a rechazar -como lo hemos hecho desde el comienzo de esta discusión- el presupuesto en el recinto y también lo vamos a hacer en la calle.

Quiero decir algo más. Están apurados por lograr la sanción antes de que venga la misión del FMI, para que después pase al Senado, donde ya tienen todo cocinado con Pichetto. Como decía el diputado preopinante, ya empezaron a discutir en el Senado porque está todo cocinado con los gobernadores que han avalado este pacto, y además lo quieren tener cuando se realice la cumbre del G20. O sea, todo, desde los contenidos hasta las formas; los tiempos están pensados no en función de las necesidades de las grandes mayorías populares, sino de quedar bien con los especuladores y de poder entregarles como un trofeo este brutal ajuste que van a llevar adelante.

Por eso, señalamos con claridad no solamente toda la denuncia que hemos hecho al contenido de este presupuesto, sino también a este método, ya que ni ustedes mismos, que se llenan la boca hablando de república, respetan la que dicen defender. Y, por favor, lea el dictamen.

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, ahora voy hablar de eso.

Tiene la palabra el señor diputado Amadeo. Después vuelvo con la señora diputada Vallejos, que estaba en el uso de la palabra.

SR. AMADEO Señor presidente: aquí se han dado varias discusiones. Una de ellas, con la cual es difícil dialogar, tiene que ver con los insultos personales, el cipayismo, etcétera. Yo me divertiría mucho recordando algunas otras formas de cipayismo como, por ejemplo, ser cipayo de los bolsos. Podría decirlo.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SRA. VOLNOVICH ¡Vos no tenés derecho hablar! ¡Les robaste a los viejos! ¡Sos un caradura! ¡Te llevaste todo!

SR. PRESIDENTE LASPINA Silencio, por favor.

SR. AMADEO Aprovechando mi historia parlamentaria, podría recordar la última votación a la que asistí en 2013, donde la diputada Camaño mostró el tamaño relativo de los presupuestos anteriores y un cuaderno de cincuenta páginas que nos fue entregado en ese momento para discutir el presupuesto de 2014.

SR. PIETRAGALLA CORTI ¡Sos un mamarracho! ¡Sos una marioneta del Fondo Monetario!

SR. PRESIDENTE LASPINA Silencio, por favor. No insultemos.

SR. GROSSO ¡Miren lo que está pasando ahora!

SR. PRESIDENTE LASPINA Mantengamos la calma.

SR. AMADEO Señor presidente: quiero rescatar...

SR. GROSSO ¡Hay gente que se está muriendo de hambre, Amadeo! ¡Háganse cargo! ¡Sinvergüenzas!

SR. PRESIDENTE LASPINA Señor diputado Grosso: le pido silencio, por favor. Ahora le doy la palabra.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA Le di el uso de la palabra al señor diputado Amadeo.

SR. GROSSO ¡La gente se muere de hambre, Amadeo! ¡Háganse cargo! ¡Recortan partidas!

SR. PRESIDENTE LASPINA A ver si nos escuchamos. Cuando ustedes hablan nadie les grita ni los interrumpe. No entiendo por qué...

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA Usted ya habló, diputado.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA Señores diputados: todos tienen la libertad de hacer uso de la palabra. Les pido que escuchemos cuando hablan.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA No, pero ¿vamos a hacer una movilización acá adentro, diputada Ferreyra? Por favor, seamos serios. No podemos hacer una movilización acá dentro. No entramos. ¿Quiere que hagamos acá adentro la de la Basílica de Luján también? Escúcheme, por favor.

SR. AMADEO Señor presidente: quiero rescatar su trabajo y el de esta comisión, un trabajo donde se han respetado todas las reglas del funcionamiento parlamentario, donde han venido los funcionarios públicos a informar...

SR. PIETRAGALLA CORTI ¡Una vergüenza!

SR. AMADEO ...donde se han dado cuarenta días de discusión, donde, señor presidente, todos aquellos que...

SR. PIETRAGALLA CORTI ¡En el Banco Central hay una oficina del Fondo Monetario Internacional, Amadeo! ¡Explicámelo, Amadeo!

SR. AMADEO Señor presidente: como usted lo ha mostrado hace un rato, han sido receptadas buena parte de las demandas sectoriales y puntuales que algunos señores diputados presentaron concretamente para determinados sectores, como pasó con los temas del INTA, de cultura, de mujer, de transporte para las provincias, del campo y de mutuales y cooperativas.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. AMADEO Este ha sido un presupuesto discutido, abierto y escuchado.

SR. PIETRAGALLA CORTI ¡El Estado está en fuga!

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. AMADEO El diputado Pietragalla Corti no puede soportar que alguien diga algo diferente de lo que él piensa.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA ¡Silencio, por favor!

Señor diputado Pietragalla Corti: ahora le va a tocar el turno de hacer uso de la palabra.

SR. AMADEO Quiero rescatar, señor presidente, que no solamente se ha escuchado a los señores diputados que trajeron propuestas concretas relacionadas con impactos sectoriales relevantes y que han sido recibidas, sino también que esta conversación ha sido dada con los gobernadores, quienes representan los legítimos intereses de sus provincias.

Por lo tanto, todas aquellas observaciones que queden pendientes, no me cabe ninguna duda señor presidente, que usted va a encontrar el tiempo, las motivaciones y las posibilidades para que sean escuchadas.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. AMADEO Yo me represento a mí mismo, pero insisto en invitar a aquellos señores diputados de la oposición que ahora están gritando que traigan no solamente las propuestas concretas de tipo sectorial, sino aquellas cuestiones que tienen que ver con el equilibrio general del presupuesto. Estamos trabajando en un presupuesto sobre el que no tenemos mejores alternativas macroeconómicas que las que hemos presentado nosotros sino solo protestas.

Entonces, señor presidente, estamos discutiendo y esperamos aprobar este presupuesto con la conciencia tranquila de que hemos respetado el reglamento, hemos dado toda la información necesaria, hemos escuchado las demandas puntuales y estamos preparados para seguir conversando, no para seguir gritando. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Estaba en el uso de la palabra la diputada Vallejos y después siguieron una serie de interrupciones. Así que, continúa en el uso de la palabra la señora diputada Vallejos.

SRA. VALLEJOS Continuo, señor presidente, después de este "interregno", porque usted ha dicho que no tenemos voluntad de diálogo y la verdad es que hemos dado sobradas muestras de voluntad de diálogo. Digo esto porque este presupuesto es una tomada de pelo y, sin embargo, fíjese que hace muchísimas jornadas que permanecemos aquí sentados dando la discusión, a pesar de que por muchos momentos sentimos que nos están tomando el pelo.

Incluso ninguno de los funcionarios que ha venido -que por cierto han sido muy pocos, creo que solo tres, si no me equivoco: Dujovne, Frigerio y Bausili, el secretario de Finanzas- ha podido responder satisfactoriamente las preguntas de los diputados y las diputadas. Es más, creo que no me equivoco si digo que la solicitud que más enfáticamente hemos reiterado desde todos los bloques de la oposición a esta Presidencia tenía que ver justamente con la presencia en la Comisión del presidente del Banco Central, nuestro colega el señor Guido Sandleris. Hemos solicitado que lo convoquen, junto con el diputado Amadeo, presidente de la comisión de Finanzas, que vicepresido, y que como la de Previsión y Seguridad Social, se reúne muy poco.

Hemos pedido que convoquen al presidente del Banco Central para que aunque sea venga a presentar su informe anual, como lo estipula la norma, y en ese contexto podamos discutir seriamente por lo menos una parte de este presupuesto dibujado como es el programa monetario que, como usted sabe bien, es obligación del gobierno presentarle a este Congreso. Se supone que debe ser un programa monetario en serio, no uno de mentiritas como este.

Pero además hemos pedido en reiteradas oportunidades -en todas las que hemos tenido- que sean escuchados, aunque sea brevemente, los verdaderos damnificados por las políticas que están expresadas en este presupuesto, que son muchísimos colectivos; prácticamente todos.

Aquí, los representantes de los trabajadores tenían la vocación de estar presentes y ser escuchados, y lo mismo los representantes de los jubilados, de las pymes, los intendentes, los gobernadores, los representantes de las pequeñas y medianas empresas, y los de la industria. Como dije antes, todos los que son afectados por esta política de ajuste, recesión, pobreza, indigencia y desigualdad que deteriora día a día el desenvolvimiento de nuestra economía y las condiciones sociales en las que vive nuestro pueblo, y que por lo tanto, atenta contra los trabajadores, contra nuestro comercio y contra nuestra industria. Con esta política no se salva nadie, señor presidente. Ninguno de estos damnificados ha podido estar.

A las provincias les están transfiriendo una carga insoportable en materia de servicios de transporte y de servicio eléctrico. Todos y todas, incluso los que se hacen los distraídos, sabemos que esa carga pone en jaque la sostenibilidad de la tarifa social, que atiende a los más vulnerables de la Argentina. No se ha hecho más que restarles recursos a las provincias permanentemente. Lejos de estar compensadas, como se ha dicho, no van a poder sustentar esos nuevos gastos y esas nuevas cargas que se les están transfiriendo. Entonces ¿quién va a soportar ese peso? Los usuarios y los consumidores. Pero tampoco han podido estar aquí las asociaciones de representantes de los usuarios y consumidores, quienes también tenían muchísimas cosas para decir sobre las políticas tarifarias y otras que aquí estamos discutiendo.

En ese marco, he escuchado que usted, señor presidente, dijo que por esa carga terrible que les traspasan a las provincias -que en definitiva va a terminar recayendo sobre las espaldas de todos los argentinos y las argentinas, porque todos vivimos en alguna parte del territorio federal; las provincias no son una abstracción ni estamos hablando de la casa del gobernador o de la gobernadora; estamos hablando del pedazo de territorio federal de nuestra nación donde habitan los argentinos y las argentinas, que son los verdaderos damnificados- ahora les van a cobrar más impuestos a las cooperativas y mutuales, para compensar una partecita de todo lo que les sacan o las cargas que les transfieren.

La verdad es que es indignante escuchar esto, porque en este proyecto de presupuesto están contrabandeando -como ha dicho el diputado Kicillof-, entre otras cosas, una reforma tributaria que, como hemos discutido en esta misma sala, claramente vuelve a cargar el peso sobre los mismos que ya soportan la inflación, la devaluación, los tarifazos. Volvemos a afectar a los mismos de siempre.

Ahora otra vez lo mismo: van sobre los más débiles. Cargan con más impuestos a las cooperativas y a las mutuales para compensar a las provincias. Sabemos que dicha compensación no es tal porque además usted dice que va a haber más recaudación por esto y por aquello. ¡Mentira! En una economía recesiva, donde la recesión va a ser muchísimo más profunda que la que está volcada en este proyecto, no va a haber más, sino que va a haber menos recaudación. Va a haber menos recursos coparticipables para las provincias, va a haber más vaciamiento de las arcas provinciales y municipales y va a haber más dificultades para atender las necesidades -que van a ser mayores- de los argentinos y de las argentinas.

Si quieren compensar, ¿por qué no le cobran impuestos extraordinarios al sector financiero, a los ganadores de este modelo económico? Porque es mentira que no hay ganadores. Hay algunos; pocos, pero hay.

¿Por qué no les cobran impuestos extraordinarios a ellos en lugar de cobrárselos a la clase media o a las cooperativas? No sé, es una idea, porque si todo pesa siempre sobre los mismos, vamos hacia un esquema cada vez más regresivo donde lo único que prospera en esta Argentina es una desigualdad cada vez más grande.

Señor presidente: ustedes decían que venían a saldar la grieta, y esa es la verdadera grieta que tenemos en la Argentina, con unos pocos ricos que son cada vez más ricos, unos muchos pobres que son cada vez más pobres y una clase media -de la que históricamente nos hemos enorgullecido en este país- que está cada vez más diezmada, donde cada vez más millones de argentinos y de argentinas que habían logrado pasar a formar parte de esa clase media en los años que antecedieron al gobierno del presidente Macri, con esta política son empujados nuevamente por debajo de la línea de pobreza.

Quiero seguir con algunos artículos que me habían quedado pendientes; por ejemplo, el artículo 106, donde se plantea seguir despidiendo personal de la administración nacional, trabajadores del Estado, siempre con la pátina de los retiros voluntarios que no se pueden reemplazar. Es decir que echan a los que están y no volvemos a contratar a trabajadores nuevos.

Hasta agosto de este año han echado a 10.400 y se jactan de los que van a seguir despidiendo, cuando tenemos una tasa de desocupación que tristemente está llegando otra vez a los dos dígitos en nuestro país.

Entonces, uno se pregunta con qué manuales de economía habrán estudiado los que escribieron este presupuesto o el ministro Dujovne, quien ayer se vanagloriaba de los ajustes que implementan sobre el gasto, como los que están planteando en este presupuesto. En una economía que está en recesión, con una recesión que avanza, cualquier estudiante del CBC sabría perfectamente recomendar que lo correcto es aplicar políticas contracíclicas, y que el mal llamado gasto -usted lo sabe muy bien, señor presidente, porque también es economista- es uno de los componentes de una demanda que necesitamos expandir, no seguir contrayendo.

Entonces, la verdad es que, más que alegrarnos por el recorte del mal llamado "gasto", que en realidad es inversión pública, que están retrayendo en más del 40 por ciento, casi el 50, o la inversión social, que es la que viene a atender a los argentinos y a las argentinas que más necesitan la mano tendida del Estado, tendríamos que estar preocupados por ver cómo expandimos y utilizamos esta herramienta de política pública de la que disponen los Estados nacionales y de la que ustedes han decidido prescindir, ofrendándola en el altar del Fondo Monetario Internacional.

Asimismo, continúan con la política de vaciamiento del Fondo de Garantías de Sustentabilidad, pues se habilita la venta de títulos y acciones del Fondo de Garantías, que como su nombre lo indica, es el que le da sustentabilidad a nuestro sistema previsional.

Esto se agrega a los 15.000 millones que le quitan al Banco Nación. Están vaciando a nuestra banca pública nacional, la están saqueando.

También podemos mencionar el ajuste -que ya se ha dicho aquí- de los artículos 125 a 128, sobre los argentinos y las argentinas que habitan en nuestra Patagonia y en las zonas desfavorables.

Y quiero volver sobre esto, señor presidente: el problema no son solamente los artículos que están escritos en el presupuesto. El problema también son los artículos que no están escritos en el presupuesto, porque aquí no hay ni medio artículo que diga cuál es la política que el gobierno propone para el año 2019 para mitigar el hambre, para mitigar el frío, para mitigar la falta de vivienda, para mitigar las dificultades de muchísimos argentinos para acceder a la salud o a los medicamentos; cuál es el programa que propone el gobierno para mejorar el acceso a la educación pública de calidad de nuestros niños y jóvenes; cuál es el programa del gobierno para resolver los problemas de desocupación y de la pobreza; qué piensa hacer el gobierno para que la desigualdad no siga avanzando en nuestra Nación.

Este presupuesto nada dice sobre eso, y lo que dice lo hace exactamente en el sentido contrario en el que debería avanzar la Argentina.

Entonces, la verdad es que, en medio de este enchastre de esta discusión, de este mamarracho que es este presupuesto, que es una mentira más, que es un dibujo, que no guarda ninguna relación con la realidad ni con el acuerdo que han firmado con el Fondo Monetario, que lo tienen guardado en el más absoluto secretismo, que no conocemos los diputados, que no conocen los argentinos, están apurados para votar esto. Ya han convocado a sesión para mañana cuando ni siquiera hemos terminado de dar la discusión en esta comisión y, sin embargo, están apurados porque hay otros compromisos, como los que tienen con el Fondo Monetario, que evidentemente sí están compelidos a cumplir.

Nos preocupa que, en medio de todo este desastre, se deja traslucir del rumbo de la política económica que nos vienen a proponer. En este sentido, lo único que inexorablemente podemos concluir es que en 2019 vamos a estar peor. Ya estamos peor; año tras año estamos peor en la Argentina. Nos proponen que en 2019 estemos peor al cuadrado o al cubo.

La propuesta del gobierno para los argentinos es que se sacrifiquen. No piden sacrificios a los que especulan ni a los que nos están saqueando la economía y se llevan 3.000 millones de dólares por mes a través de la fuga. Por el contrario, se los piden a los laburantes, a los jubilados y a los niños; siempre a los mismos. A ellos les piden sacrificios.

¿Para qué es todo esto a lo que están sometiendo a los argentinos y a las argentinas? Para cubrir tal vez el único contenido real que tiene este presupuesto, que son los compromisos de la deuda externa, los 600.000 millones de pesos que están desesperados por juntar para pagar a los acreedores externos por la deuda monstruosa que ustedes contrajeron para financiar la fuga de sus amigos; pero la tienen que pagar los argentinos y las argentinas.

Entonces, este es el presupuesto del ajuste, del endeudamiento, de la recesión, de la pobreza, de la indigencia y de la desigualdad, pero también de la injusticia, porque quieren hacer pagar el costo del desastre que ustedes engendraron con su desastrosa política económica a los argentinos y las argentinas, quienes no tienen nada que ver con el desastre que han hecho. Además, ni siquiera quienes los votaron los eligieron para hacer esto. Los votaron para que hicieran lo que les dijeron en las mentiras de campaña, que ustedes no cumplieron e hicieron todo lo contrario.

Por lo tanto, se han creído que tienen un cheque en blanco y han hecho cualquier cosa. Pero nadie los votó para hacer esto. Sin embargo, les piden el sacrificio a ellos.

Entonces, me parece que esencialmente es un presupuesto de injusticia y no podemos votarlo, porque es política, económica y socialmente invotable, y porque es técnicamente inconsistente y también invotable. Este presupuesto no se puede votar desde ningún punto de vista.

No sé qué modificaciones habrán hecho. Capaz que ahora están acordando más modificaciones al dictamen, ya que veo que están de reunión mientras estoy haciendo uso de la palabra. Cuando terminen de cuchichear y a lo mejor tengan la nueva redacción, estaría bueno que después del cotorreo nos presenten el dictamen de mayoría, así lo podemos ver. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, efectivamente estamos incorporando las modificaciones que se están proponiendo, algunas de las que ya acepté, y en cuanto tenga la versión definitiva la distribuiré. Ojalá nos acompañen con la firma.

Tiene la palabra el señor diputado Grana.

SR. GRANA Señor presidente: seré breve porque ya hemos planteado esto de mil maneras. Hace quince minutos Infobae dijo que el dictamen ya está y que convocan a sesión para mañana a las 11. Los medios tienen lo que usted todavía no tiene.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. GRANA Que no lo tengamos nosotros es casi lógico con esta política del oficialismo, pero usted todavía no tiene el dictamen y los medios dicen que ya está. ¿Qué es lo que está? ¿Qué es lo que no sabemos? ¿Qué es lo que no sabemos que ya está para los medios de comunicación? ¿Qué otras cosas nos están ocultando, aparte de lo que hicieron con el Fondo Monetario Internacional? ¿De qué diálogo nos hablan?

El señor presidente dijo hace unos minutos que hay una oposición que no quiere dialogar. Yo le respondo que queremos dialogar, pero para dialogar queremos saber lo que ustedes nos están ocultando.

Lo único firme que hay hasta ahora es esta propuesta que hicieron circular desde el Poder Ejecutivo; todo lo demás es una incógnita.

Esto que se repartió ya era una porquería, de principio a fin, y ya lo dijeron algunos diputados de todas las maneras posibles. Ahora, de repente uno pide 500 millones para el INTA, y le contestan: "Aceptado"; otro dice: "500 millones para cultura", y le responden: "Aceptado". ¿De qué estamos hablando? ¿Qué es esto? Parece el bingo de un centro de jubilados. Es una barbaridad.

Señor presidente: le pedimos un poco de seriedad. Hay mucha gente no solamente detrás del Frente para la Victoria, sino de todos los diputados, porque hay un mandato popular.

Varios señores diputados.- Menos del diputado Amadeo.

SR. GRANA El diputado Amadeo se representa a sí mismo. No sé cómo hizo para ser electo. Pero la mayoría de los que estamos acá nos sentimos con un mandato y tenemos que dar cuenta de lo que hacemos. Si ustedes no nos dan la información no podemos rendir cuentas, y eso no es democracia. Están poniendo en riesgo las instituciones.

¡Basta de tomarle el pelo al pueblo -no solo a los diputados y diputadas, sino a todo el pueblo! ¡Por favor, ponga sobre la mesa lo que están discutiendo, lo que están negociando, para que se sepa qué estamos tratando y cómo vamos a votar mañana!

¡Por favor, presidente, recapacite! (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Reitero que estamos trabajando sobre el dictamen con las modificaciones que se están introduciendo en este momento. Hay diputados que con las modificaciones que yo ya acepté acompañarán con su firma, tanto de mi bloque como de otros. Si hay más modificaciones, eventualmente se firmará de nuevo el dictamen o no.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA El dictamen lo puede firmar el que quiera, cuando quiera.

SRA. VOLNOVICH Queremos ver el dictamen.

SR. PRESIDENTE LASPINA El dictamen que estamos discutiendo, con las modificaciones.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. VALLEJOS ¿Por qué no volvemos a discutirlo después del 26 de octubre, cuando tengan firmados los acuerdos con el Fondo y lo hacemos en serio?

SR. PRESIDENTE LASPINA No sé si ustedes están trabajando en un dictamen de minoría.

SRA. MENDOZA No importa eso, queremos conocer el dictamen que están pasando a la firma ahora.

SR. PRESIDENTE LASPINA Yo quiero ver el dictamen de minoría, con ese mismo criterio. ¿Cuál es el dictamen de minoría? En este momento estamos trabajando sobre el dictamen. Los diputados que quieren acompañar...

SR. KICILLOF Pero, ¿está firmado o no?

SR. PRESIDENTE LASPINA No sé si está firmado porque yo estoy acá con ustedes.

SR. PIETRAGALLA CORTI ¿Pero usted no es el presidente?

SR. PRESIDENTE LASPINA Pero yo no estoy firmando el dictamen, no estoy pasando a la firma el dictamen. Si hay diputados que se tienen que ir de la comisión y quieren firmar el dictamen aceptando los cambios que yo ya he notificado, lo pueden hacer.

SRA. VOLNOVICH Pero léalo, señor presidente.

SR. PRESIDENTE LASPINA Son 120 artículos; en un rato se los paso.

Me acaban de acercar el dictamen de minoría, lo voy a tratar de leer.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Estoy diciendo que acabo de recibir el dictamen de minoría, lo voy a estudiar en unos minutos.

En un rato les voy a mandar lo que nosotros estamos trabajando en esta sesión, que es nuestro dictamen.

SR. GRANA Señor presidente: yo le acerqué el dictamen para que pueda leerlo, porque como tenemos una opinión al respecto hicimos un dictamen que está sin firmar porque justamente lo estamos discutiendo.

SR. GIOJA Señor presidente: en un diario digital hasta aparecen los nombres de quienes han firmado. Hay veintisiete firmas y hay tres o cuatro que firman en disidencia. Denos a conocer el despacho, señor presidente. Denos a conocer porque tenemos que saber qué es lo que se va a discutir mañana. No queda mucho tiempo. No estamos faltando el respeto ni nada; estamos diciéndole que de esta forma no se puede.

Hemos dicho -y no quiero ser reiterativo- que este presupuesto no se puede votar porque es antiguo y porque no han venido quienes tenían que venir.

Señor presidente: voy a insistir en un concepto que dijo el señor diputado Kicillof: el déficit cero es mentira, porque hay que tomar el financiero más el primario. Hoy está por encima del 3,5 por ciento del producto bruto. Entonces, hay que decirle la verdad a la gente.

Quiero hablar especialmente del tema de las provincias. Están castigando a las provincias y lo justifican con el 15 por ciento que van a completar de la masa coparticipable; y eso es por ley, porque todas las provincias le habían hecho juicio a la Nación y arreglaron de esa manera. No es una dádiva ni mucho menos. Hay una forma de trabajar que no nos gusta.

El fondo solidario de la soja son 26.000 o 30.000 millones de pesos. Les dieron 5.000 para este año y es como que arreglaron, "hasta luego".

Usted nos acaba de leer el artículo del transporte. El transporte más energía eléctrica, en cuanto a los subsidios que les pasan a las provincias, son 116.000 millones de pesos. Y les van a dar 4.000 o 5.000 millones, según nos ha leído usted.

En mi provincia, el transporte son casi 1.000 millones de pesos, y están dando 5.000 millones para las veinticuatro provincias. Y lo que es más lamentable -y no se justifica con el tema, que es interjurisdiccional, lo dice alguien que es del interior- es que al AMBA, que es el Gran Buenos Aires, provincia de Buenos Aires más Capital Federal, le han dejado el ciento por ciento del subsidio. La verdad que eso es una cachetada para los que somos del interior.

Por eso, con mucho respeto, señor presidente, le pido que seamos serios con estos temas. Estamos afectando a las instituciones.

A los compañeros de la oposición les pido que veamos a fondo cómo es esta cuestión y le digo que este presupuesto le va a hacer daño al país. Este presupuesto es regresivo, este presupuesto es de ajuste, este presupuesto es para que ustedes puedan cumplir con el Fondo Monetario, pero nada tiene que ver con los intereses ni de los argentinos ni de los trabajadores ni de ningún sector productivo de la Argentina. No hay recursos para la producción ni hay promoción de nada.

Entonces, señor presidente, con mucho respeto le pido que nos dé una copia del despacho que ya tiene firma a los miembros de esta comisión para empezar a estudiarlo. Porque además ya está convocada la Comisión de Labor Parlamentaria para esta tarde; o sea que ya está convocada la sesión de mañana. Entonces no perdamos más tiempo, denos el informe final y tendremos que ponernos a estudiar; pero no hagamos como que estamos debatiendo o como que ustedes nos escuchan, porque la verdad es que no nos escuchan.

De aquí va a salir un dictamen que va a afectar los intereses del pueblo argentino, y especialmente, los de cada una de las provincias. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Antes de darle la palabra al diputado Cano, si ustedes quieren, y dado que sienten que no hay más debate, propongo que lo cerremos y pasemos el dictamen a la firma. Y contamos las firmas.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA El dictamen se los voy a traer, por supuesto. Por eso digo esto: paso la última versión del dictamen a la firma, se lo damos y cerramos el debate. De lo contario, no puedo pasar el dictamen para la firma. Si cerramos el debate, yo paso el dictamen para que ustedes lo vean; si el debate continúa, tenemos que seguir introduciendo cambios en el dictamen. ¿Es así o no? Así se trabaja en una comisión.

En 2015, mientras yo era diputado, no se trabajaba así en la comisión de Presupuesto y Hacienda, pero no importa. Desde 2016 a la fecha trabajamos así: consideramos el dictamen, se analiza, se cambia. No puedo distribuir un dictamen que todavía no está terminado. Es así. Si cerramos el debate, paso el dictamen de mayoría. Estoy leyendo el dictamen de minoría y con algunas cosas coincido.

SRA. CERRUTI Los que firmaron, ¿lo hicieron en blanco?

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Cano, por el mismo tema.

SR. CANO La verdad es que uno entiende que haya una bancada que tenga una mirada totalmente distinta de este presupuesto o del rumbo del país. Me parece que forma parte del debate democrático que naturalmente se tiene que dar en el ámbito en el cual estamos discutiendo, que es el Congreso.

En mi experiencia parlamentaria -cuatro años en el Senado de la Nación y dos años en la Cámara de Diputados-, jamás vi, por ejemplo, que se haya convocado a los gobernadores de las distintas provincias de la Argentina con el presidente -o con la expresidenta- a discutir las pautas presupuestarias, o que se haya convocado a los ministros de Economía de todo el país, como lo hace el ministro del Interior, Frigerio, o que haya 18 gobernadores que hayan firmado, entre ellos el gobernador de la provincia...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Silencio. Cada vez que habla un diputado que no es de su espacio, gritan todos. ¡Por favor!

SR. CANO El gobernador de la provincia del espacio preopinante firmó el consenso fiscal.

Inclusive, veo que algunos de los que están opinando ni siquiera se han tomado el trabajo de leer, por ejemplo, lo que se acordó en materia de subsidio al transporte. El acuerdo que firmaron los gobernadores claramente compensa los montos del subsidio al transporte. En el consenso firmado están compensados los montos. Lo que se hace en esta transición es crear un fondo especial para que -como lo explicó el presidente de la comisión- el Ministerio de Transporte pueda utilizarlo frente a algún desfasaje que se produzca.

Se habló también de la deuda del 15 por ciento. El 22 de diciembre de 2009 estuve con 40 senadores ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, acompañando a tres gobernadores que fueron los únicos que reclamaron al gobierno anterior ese 15 por ciento, que nunca se lo dieron. Ellos fueron los gobernadores de Córdoba, de Santa Fe y de San Luis. A muchos de los que hoy declaman y levantan la bandera del federalismo, no les escuché decir absolutamente nada de ese legítimo reclamo de los gobernadores de las provincias de la Argentina por el 15 por ciento.

Ese acuerdo que se firmó, y al que el presidente convocó a los pocos días de asumir, en medio de una situación fiscal compleja, hizo que mi provincia haya recibido el primer año 3.500 millones de pesos; el segundo año, 4.200 millones de pesos, y este año, 6.500 millones de pesos, que los maneja autónomamente, como cada una de las provincias argentinas. Al 31 de julio de este año el monto total asciende a 350.000 millones de pesos, que antes lo manejaba discrecionalmente el jefe de Gabinete, por las facultades delegadas.

Esto es algo que tampoco se quiso discutir nunca durante los seis años que estuve en el Congreso. El jefe de Gabinete hacía las reasignaciones de partidas que disponían el señor De Vido o el señor López, para decir a dónde se hacían las obras y qué empresas las harían, obras que muchas veces figuraban hechas pero que nunca se hicieron.

SR. PIETRAGALLA CORTI ¡Decime una obra que no se haya hecho!

SR. CANO Te digo una sola, con denuncia en la Justicia Federal: el tren de la capital de Tucumán a Concepción. Esa obra figura terminada y pagada en agosto de 2017, firmada por un informe que me dio Abal Medina, como jefe de Gabinete, donde la Secretaría de Transporte de la Nación decía que la obra estaba terminada y me adjuntó -por ser senador nacional- el certificado de entrega de obra.

Además, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, en el mismo expediente que el jefe de Gabinete informó al Senado, decía que la obra no estaba hecha. La primera orden de detención que tuvo Ricardo Jaime fue por esa causa: obra que figura terminada y pagada, pero que no se hizo.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. CANO Está en la Justicia.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. CANO Entonces, uno puede aceptar todas las críticas y planteos legítimos que se han hecho. Lo que de ningún modo podemos aceptar es que no se ponga en valor la manera en la que se discuten los presupuestos desde que asumimos, convocando a los gobernadores, a los ministros de Economía, y con la firma de dieciocho gobernadores, que representan a sus provincias.

Por lo tanto, me parece que con respecto a las formas el debate está totalmente agotado. No se puede tolerar que ahora se enarbolen banderas que durante muchos años estuvieron absolutamente silenciadas.

Además, nunca acompañaron a los gobernadores de esas tres provincias. A Córdoba casi la incendian cuando tuvo la osadía de reclamar lo que reclamó durante el conflicto con el campo. Entonces seamos serios.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. CANO A ninguno de los que aquí habla lo vi en diciembre de 2009 ante la Corte Suprema pidiendo que se reintegre el 15 por ciento a las provincias. No los vi.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. CANO A usted sí, porque -repito- fueron las provincias de San Luis, Santa Fe y Córdoba.

Como senador de la Nación pedí a mi gobernador de ese momento que reclamara esos fondos, y obviamente no lo hizo porque iban a incendiar la provincia. En consecuencia, los tucumanos perdimos, desde 2010 para atrás, todos esos recursos por no reclamar.

Entonces, hay que poner en valor la metodología para discutir el proyecto de presupuesto. No es la que aplicaron ustedes, que luego de dos reuniones de comisión se emitía dictamen y se votaba a libro cerrado. ¡Muchachos, esto es así!

SR. IGON ¡Diputado Cano, todavía no dijo nada del presupuesto actual!

SR. CANO ¡Ustedes tampoco! Lo que hacen son consideraciones políticas.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. CANO Señor presidente: para cumplir con la manda legal, voy a acercar unas modificaciones relacionada con un conflicto que viene desde 2003, que inclusive tiene fallo de Cámara y llegó a la Corte, vinculado con la utilización de los aportes patronales para el pago a cuenta del IVA para todos los medios de comunicación. De hecho, se está aplicando; existe una manda del Poder Judicial para que el Ejecutivo cumpla con normalizar esta situación.

Así como tuvimos en cuenta medidas de excepción vinculadas a la producción de carne, a la exportación, a los pequeños productores tabacaleros y cañeros -las cuales aprobaremos mañana-, también pido un diferencial en relación con el IVA para los medios gráficos del interior que están atravesando una situación complicada.

Asimismo, solicito que se modifique la escala de aplicación del IVA, vigente desde 2014, con respecto a los montos de publicidad.

SR. PRESIDENTE LASPINA Le pido me acerque eso, señor diputado Cano.

Tiene la palabra el señor diputado Rossi.

SR. ROSSI Señor presidente: no hablaré sobre el fondo del proyecto de presupuesto -mis compañeros han sido bastante exhaustivos-, sino sobre la metodología que se está llevando adelante en el tratamiento.

Nosotros hemos dicho -y lo ratificamos- que estamos discutiendo un proyecto de presupuesto cuyas variables han sido modificadas por el propio gobierno. De hecho, recién el diputado Kicillof hacía referencia a que, según el gobierno, hoy tenemos tres tipos de cambio: el que indica el proyecto de presupuesto, el que dice el jefe de Gabinete -40 y 50 cada uno-, y el que maneja el Banco Central entre bandas.

Nos parecía claramente más serio y responsable esperar, para el tratamiento del proyecto de presupuesto, al menos a la reunión del día viernes en donde el Bureau del Fondo Monetario Internacional va a tratar el memorándum de entendimiento que firmó con el gobierno argentino, el cual desconocemos. Incluso no sé si algún diputado del oficialismo sabe qué firmó el gobierno argentino con el Fondo Monetario Internacional.

Entonces nosotros vamos a intentar debatir el presupuesto el día de mañana, pero el hecho más importante en materia de política económica que va a condicionar la vida de los argentinos se va a resolver el día viernes en los Estados Unidos mientras nosotros estamos acá discutiendo un presupuesto de ficción.

La verdad es que la señora de la cual nos tenemos que enamorar no solamente parece que condiciona la política económica, sino que también nos marca la agenda parlamentaria, la agenda legislativa.

Es decir, no solamente tenemos un presupuesto influido por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, sino que la señora Lagarde nos dice cuándo tenemos que tratarlo. Porque teóricamente esa es la condición o la ofrenda como para que el Bureau del Fondo Monetario Internacional trate el memorando de entendimiento que tiene con el gobierno argentino.

Durante muchos años fui presidente del bloque oficialista del anterior gobierno, y la verdad es que en esa época la descalificación más habitual que nos hacían era decir que habíamos convertido al Congreso en una escribanía del Poder Ejecutivo. Les quiero comunicar que ustedes han convertido al Congreso en una escribanía del Fondo Monetario Internacional. Hoy somos una escribanía del Fondo Monetario Internacional: sesionamos cuando lo dice el Fondo y votamos lo que nos pide el Fondo. (Aplausos.) Esto es lo que han hecho.

Entonces todas las tensiones que hay se deben a que ustedes han hecho un tratamiento irregular del presupuesto. ¿Puede explicarme por qué el presidente del Banco Central no ha venido a esta comisión? ¿Por qué el presidente del Banco Central no ha venido a responder las inquietudes de los señores diputados? El ministro de Transporte tampoco vino. Sí fue a la reunión que trataron el tema de los PPP, pero no vino a la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Entonces, el escenario en el cual estamos debatiendo es claramente irregular.

Yo le tengo que preguntar a usted cuál va a ser el tipo de cambio que va a defender mañana en el recinto para el año que viene. ¿Qué me va a contestar? ¿Lo que me contestó el jefe Gabinete, lo que hace el presidente del Banco Central o lo que dice el presupuesto? Seguramente encontrará una respuesta política, porque todos las tenemos, pero la realidad es que estamos discutiendo sobre una ficción y estamos debatiendo apretados por el Fondo Monetario Internacional.

Reconózcanlo: están apretados por el Fondo Monetario. Por eso quieren sesionar mañana, porque el viernes tienen la reunión con el Fondo en donde teóricamente van a firmar el acuerdo.

Por otro lado, quiero preguntarles si alguno de ustedes conoce el memorándum de entendimiento. ¿Alguno de los 257 diputados de la Nación conoce el memorándum de entendimiento que se va a tratar el viernes con el Fondo Monetario Internacional? Lo más probable es que la respuesta sea negativa.

Entonces, la preocupación de nuestro bloque, o si se quiere, el enojo de nuestro bloque, es por todas estas cosas, porque no hemos tenido un debate regular, porque tampoco se entiende el apuro si no es por la reunión con el Fondo, ya que el año pasado aprobamos el presupuesto en diciembre. Lo debatimos en diciembre porque les convenía a ustedes, ya que habían ganado las elecciones y se había modificado la composición de la Cámara. Y ahora tenemos que tratarlo antes de que finalice octubre.

Esta es la verdad: convirtieron al Congreso de la Nación en una escribanía del Fondo Monetario Internacional. La señora Lagarde no solamente es la señora de la cual nos tenemos que enamorar, sino que es quien marca la agenda legislativa de este Congreso. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Martínez.

SRA. MARTÍNEZ Señor presidente: en primer lugar le quiero agradecer mucho que haya decidido, junto a todo el equipo y, por supuesto, al gobierno, duplicar la partida destinada al plan de lucha contra la violencia de género. Es muy importante esa modificación con respecto al proyecto que ingresó al Congreso, ya que acaba de decir en esta reunión que se ha decidido duplicar esa partida.

Por otro lado, también quiero plantear que hay una intención del gobierno -que la viene manifestando claramente- en relación con la necesidad de fortalecer las partidas destinadas a infancia.

Hay un programa de Promoción y Asistencia a Espacios de Primera Infancia que merece una mención especial. Tal como lo indica un informe de las organizaciones nucleadas en Infancia en Deuda, el período de vida entre los cuarenta y cinco días y los cuatro años es la base de la salud física y mental de niñas y niños; también de su seguridad emocional, de su identidad cultural y personal y del desarrollo de sus aptitudes.

Por este motivo, por la importancia que tiene la posibilidad de ir rompiendo la situación de pobreza en la infancia, le pido un incremento de 900 millones de pesos para este sector más necesitado, el de la primera infancia.

SR. PRESIDENTE LAPINA Señora diputada Martínez: como me distraje en el último tramo de su discurso por un tema administrativo, le solicito que me repita el pedido que hizo en la última parte de su intervención.

SRA. MARTÍNEZ Se trata del Programa 47, de Promoción y Asistencia a Espacios de Primera Infancia.

SR. PRESIDENTE LASPINA ¿Ese es del SENNAF?

SRA. MARTÍNEZ Sí, del SENNAF.

SR. PRESIDENTE LASPINA Gracias, cómo no; vamos a modificar el dictamen que está siendo elaborado en este momento y lo vamos a incorporar.

¿Señor diputado Rossi tiene algo para solicitar?

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE LASPINA Esto se llama oposición interna. Está muy bien, había que fortalecer esa partida. De hecho, quiero decir que, en el caso de cultura, el primero que pidió reforzar fue el señor diputado Filmus, quien me vino a ver por las orquestas y las bibliotecas populares. O sea que, nobleza obliga, ha habido pedidos de todos.

En este caso lo pidió el diputado Campos, pero era un pedido de todos; lo que pasa es que no se había incorporado hasta ahora.

Para mantener el clima de armonía, tiene la palabra la señora diputada Ferreyra.

SRA. FERREYRA Estábamos mirando el impacto de los números que avisó la diputada; después lo vemos de nuevo.

En un gobierno que vino y dijo en marzo que iba a fortalecer las políticas de género, tener que estar pidiendo acá por el recorte drástico habla de la poca consideración que merecemos las mujeres para este gobierno.

Eso no quita el mérito de las bancadas de mis pares y del oficialismo que han peleado por revertir esa situación de ajuste y desconsideración hacia las mujeres y niños de este país.

Yendo al tema, justamente hoy, señor presidente, estaba buscando algo vinculado a la Ley de Administración Financiera y encontré que en julio de 2001 el Congreso también sancionó una ley de déficit cero -por suerte, no fue esta composición- y todos sabemos lo que sucedió.

Esta no es una ley de déficit cero, como han planteado con todas las letras los pares preopinantes. Esta es una ley que establece un déficit productivo, un default social y es el exponente de que seguimos financiando -como en 2001 con el megacanje y el blindaje- la timba financiera y la fuga de capitales.

Estamos en un mundo que ha cambiado, como bien decía la diputada Vallejos, quien hablaba de los monetarismos vetustos. Y la verdad es que es cierto: estamos aplicando medidas económicas que fracasaron en los 90 y en los 2000, y ahora van a volver a fracasar. Con el agravante de que estamos entrando en una etapa en la que el mundo está discutiendo la cuarta revolución laboral. ¿Y nosotros qué hacemos? Reducimos los presupuestos que justamente tienen que ver con promocionar los empleos del futuro: bajamos ciencia y técnica, bajamos educación, golpeamos muy fuertemente a las universidades, a cuyos representantes se niegan recibir. Se negaron a recibir a los representantes de las organizaciones sociales, quienes sostienen con merenderos a aquellos que no cuentan con alimentación suficiente en su casa porque los padres no pueden sostenerse con salarios de 5.000 o 6.000 pesos.

Queremos condenar a nuestros hijos a vivir así y que el empleo juvenil lo vaya a combatir el ministro Triaca con el acuerdo que hizo con Mc Donalds, para que sepan pelar papas, freírlas y hacer comida insalubre. Ese el modelo de país y la perspectiva laboral que nos dan con este presupuesto de ajuste sobre ciencia y educación.

En cuanto al tema de mujeres, saludo y celebro la modificación acordada, pero sigue siendo insuficiente.

Con respecto al tema tarifas, quería preguntarle al señor presidente qué pasa con la derogación de la resolución 20/2018, que transfería a los usuarios los problemas financieros y los negocios entre las distribuidoras y las proveedoras. Me refiero a esa transferencia a pagar en 24 cuotas, que no correspondía y que no se puede aplicar retroactivamente. Las empresas incluso hicieron previsiones, porque algunas de las distribuidoras que reclamaban se habían hecho un colchoncito con el dólar futuro.

También le quiero decir algo con respecto a este incremento producido como consecuencia de la devaluación de este año. La dolarización de las tarifas no es herencia de de otros gobierno, de Kicillof ni de los 90 ni del marco regulatorio original, sino que la estableció el ministro Aranguren. Tan así es que cuando se produce la megadevaluación, con el cambio de gobierno, entre 2015 y 2016, ni las distribuidoras ni las transportistas vinieron a pedir ese tipo de compensación porque no estaban dolarizados los precios del combustible ni de las tarifas ni tenían ese marco licencioso de regulación que ahora existe.

En este sentido, me parece que ya no podemos hablar más de Enargas; hay que hablar de Empregas, porque está copado y colonizado por los representantes de las empresas petroleras en lugar de los usuarios. Los que deberían ser objeto de control son los que controlan toda la estructura del ente del Estado y de los ministerios.

Quiero saber qué va a pasar con esos 10.000 millones de pesos. Derogada la resolución 20/2018, no hay ningún instrumento que la reemplace. ¿Eso se va a incluir de alguna manera en el presupuesto para 2019? Porque lo que había salido como noticia y anuncio del propio presidente es que se iba a financiar vía impuestos. Es ahí donde queremos hacer una seria objeción, porque las provincias que no tenemos el beneficio de la red de gas ni acceso a ese servicio no tenemos por qué pagar a esas empresas prestadoras por un servicio del que no nos beneficiamos. Eso es lo que va pasar si ese monto se financia vía impuestos o con alguna previsión dentro del presupuesto.

Se habla mucho de ajustes de gastos, pero la verdad es que yo veo que los ajustes, como lo dijeron acá, vienen por las jubilaciones, por las pensiones de los discapacitados, por el salario social, por la asistencia a los merenderos. Acaba de anunciar Dujovne que ese bono de 1.200 pesos tampoco se va a entregar a los beneficiarios de la asignación universal. Nos vamos así a un escenario ya no de conflictividad social sino de masacre social.

Ahora bien, yo me pregunto algunas cuestiones. Supuestamente había congelamiento de salarios y, de golpe, la ministra Bullrich contrata a una dirigente de la oposición -con un sueldo bajo, pero la contrata-, cuando existen prohibiciones y recortes de gastos en todos lados. Pero el "club del millón de pesos" sigue vigente, por contrataciones directas de ONG.

Incluso el diputado Laspina tenía una ONG, y por más que presentó documentación de la empresa fundada por usted -que tenía una contratación directa para servicios de consultoría-, eso tiene que estar prohibido expresamente. No podemos seguir ajustando las partidas sociales y que alegremente se contrate consultoras que no tienen ninguna función real. Porque contratan consultorías para que te digan cómo van a ser los contratos que el Estado va a firmar con empresas públicas o privadas. Eso tiene que estar expresamente prohibido. No se puede seguir, con las contrataciones directas, violando las normas vigentes.

No puede ser que tengamos que seguir discutiendo presupuestos de ajuste y que el señor Aguad todavía siga contratando mediante OPD elementos que se pueden producir en los astilleros locales, para dar 1.200 empleos en Francia, violando las leyes vigentes. ¿Dónde está garantizado que ese tipo de fondos no van a seguir erogándose mientras se le pide al pueblo argentino un esfuerzo monumental? Siguen los sueldos de 300.000 y 400.000 pesos pagados a gente que no tiene antecedentes ni capacidades, violándose así la ley de empleo público.

La Dirección de Movilidad en Bicicleta fue ascendida y ahora es la Dirección de Proyectos No Motorizados, lo cual obviamente habrá implicado un aumento de los salarios de los trabajadores que en ella se desempeñan.

Realmente no veo dónde están reflejadas estas cuestiones en este proyecto de ley de presupuesto, porque por un lado se pide a los discapacitados, las mujeres y los beneficiarios de las asignaciones universales un esfuerzo monumental, mientras que por el otro no se ve que ocurra lo propio respecto de los funcionarios de este gobierno.

SR. PRESIDENTE LASPINA Señora diputada: le voy a pedir que aclare esa estupidez que dijo respecto de la consultora.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA No es ninguna estupidez y se lo voy a aclarar. Salvo que haya publicado ahora la información que usted suministró de esa consultora con relación a que ya no le pertenecía más a usted. Esto no fue publicado en el Boletín Oficial, como tampoco estuvo publicada la transferencia de la titularidad ni la suplencia de Díaz Frers, la directora de Relaciones Fiscales.

SR. PRESIDENTE LASPINA Veo que está consumiendo cualquier porquería...

SRA. FERREYRA Una contratación directa de una ONG o fundación fundada por usted.

SR. PRESIDENTE LASPINA Escúcheme. Primero, no tiene idea de lo que está hablando.

SRA. FERREYRA Sí, tengo idea.

SR. PRESIDENTE LASPINA No tiene idea porque no es una ONG.

SRA. FERREYRA Es una consultora, perdón. Es una empresa.

SR. PRESIDENTE LASPINA Usted está diciendo cualquier barbaridad.

SRA. FERREYRA Es una contratación directa de una empresa.

SR. PRESIDENTE LASPINA Usted está diciendo cualquier barbaridad y vamos a ir a la Justicia si la sigue diciendo.

SRA. FERREYRA Vamos a ir a la Justicia. Encantada.

SR. PRESIDENTE LASPINA Vamos a ir a la Justicia.

SRA. FERREYRA Es más, ya que estamos, vamos a hablar.

SR. PRESIDENTE LASPINA Esa sociedad a la que usted se refiere yo no la integro desde 2011, cuando ni siquiera éramos gobierno.

SRA. FERREYRA No. Ustedes hicieron las modificaciones y no están publicadas en el Boletín Oficial.

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, señora diputada, están en la IGJ.

SRA. FERREYRA Si no están publicadas en el Boletín Oficial es porque fue todo trucho.



SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, están publicadas en la IGJ y esa causa tiene veinticinco años.

SRA. FERREYRA Quiero que quede claro. Vamos a ir con gusto a la Justicia.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SRA. FERREYRA Sí, porque si le pedimos una opinión a Laurita Alonso va a decir que técnicamente no es delito.

Para que quede claro -tiene razón-, no fue una ONG, sino que fue Macro Vision Consulting S.A. Nos vemos en la Justicia, diputado Laspina.

También quiero decir que las operaciones de crédito público, tratadas en todo el Capítulo VII de este proyecto de ley de presupuesto, son nulas de nulidad absoluta. Esto es así debido a que la Constitución, en su artículo 75, incisos 4 y 7, pone en cabeza de este Congreso arreglar el pago de la deuda interior y exterior, y prohíbe la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo, salvo en materias determinadas de administración o de emergencia pública con plazo fijado para su ejercicio y dentro de las bases de la delegación.

Este tema se quiso mejicanear con el famoso artículo 60 de la ley 24.156, que no está vigente. Por eso, el acuerdo con el Fondo es nulo de nulidad absoluta. ¿Por qué no está vigente? Personalmente me enteré de esto a través de la presentación que hizo el diputado mandato cumplido Claudio Lozano, quien fue a la Justicia y la causa todavía está tramitando allí. Tomé conocimiento del fallo que emitió el doctor Ercolini y eso me obligó a ponerme a estudiar qué pasaba con esta ley.

Lo tengo acá y, si quiere, se lo acerco a la comisión o mañana lo voy a incorporar para que quede registrado en la versión taquigráfica, para cuando lleguen los juicios de responsabilidades por este pacto espurio con madame Lagarde, quien también está procesada por corrupción en su país.

La ley de administración financiera fue sancionada antes de la reforma constitucional de 1994. Todas las leyes que tenían una delegación de facultades del Congreso en el Poder Ejecutivo debían ser ratificadas dentro del plazo de cinco años establecido por la disposición transitoria octava de la Constitución. Pasaron los cinco años y aquella no fue ratificada.

A posteriori, en 2009, se convocó a la Comisión Bicameral Permanente del Digesto Jurídico Argentino, y a partir de ahí surgieron dos interpretaciones. El doctor Manuel Garrido, también diputado mandato cumplido de la UCR, sostiene que desde 2010 está vencido el plazo para que la bicameral pueda accionar legalmente. Hay otros que sostuvieron que no; había una interpretación que indicaba que se contabilizaba el plazo del reglamento.

De la manera que fuera, el digesto argentino no tuvo ratificación legislativa. Ambas Cámaras aprobaron una primera versión, pero cuando venía la etapa de revisión y de objeciones no tuvo tratamiento ni aprobación. De hecho, al día de hoy la Comisión Bicameral Permanente del Digesto Jurídico está vigente y está esperando el nombramiento de los representantes de la Cámara de Diputados para completar la tarea, porque los senadores sí lo hicieron. Como esta ley no fue ratificada de modo expreso ni tácito ha perdido vigencia.

Así que no había ninguna posibilidad de que el ministro Dujovne encarase negociaciones sin pasar por el Parlamento, así como tampoco es posible que oculten información y el envío de los términos concretos del acuerdo, los montos o las condiciones; las condiciones que se pueden escribir, porque también están las otras, como las que negoció el ministro Aguad. Todo eso, que tendría que haber venido para su aprobación, no se suple poniendo unos artículos y unas planillas en un presupuesto que es un dibujo desde antes, y mucho más ahora. Por eso digo que es nulo de nulidad absoluta.

También es nulo de nulidad absoluta porque el Fondo Monetario, en el artículo 6° de su estatuto, prohíbe que se envíen fondos a los países miembros para financiar corridas cambiarias. Eso es lo que ha pasado con los 15.000 millones de dólares que fueron enviados en junio, de los cuales ya se patinaron y desaparecieron 14.600 millones.

Así que, señor presidente, este presupuesto es nulo de nulidad absoluta por donde se lo mire, y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, que es la base del endeudamiento, también es nulo de nulidad absoluta del lado que se lo mire. Y acá va a haber responsabilidades.

Lamento profundamente que este cuerpo no haya recibido a los representantes de las organizaciones sociales para que expliquen lo que es vivir con 5.000 pesos -lo que acá algunos se gastan en un almuerzo, en una cena o en un par de zapatos-, y escuchar el dolor del pueblo argentino, que no tiene por qué seguir padeciendo, no ya errores políticos, porque en eso coincidido con Marcos Peña en que este es un modelo exitoso, pero de saqueo.

Por eso vamos a votar en contra y llamamos a los miembros del Congreso a que hagan lo mismo, porque este no es un presupuesto más, este es el presupuesto del Fondo Monetario Internacional. O votamos con soberanía y responsabilidad o la historia va a juzgar a los que apoyemos esto, que es la representación de la masacre social para las próximas generaciones de argentinos.

Espero que reconsideren esto y nos permitan invitar a esas mujeres que son las que dan de comer con dos mangos, todos los días multiplican panes y peces haciendo realidad el milagro del amor, porque la plata que mandan ustedes es nada. Ojalá que nos permitan terminar el día recibiéndolos, y si no, mañana van a escucharlos porque va a venir el pueblo argentino de decirles que no está de acuerdo con este presupuesto ni con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Los van a tener que escuchar acá, dentro de la burbuja legislativa, o en las calles de toda la Argentina. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Rauschemberger.

SR. RAUSCHEMBERGER Señor presidente: quiero insistir en un tema relacionado con las pensiones contempladas en el artículo 36.

En una de las reuniones anteriores de la comisión habíamos dicho que uno de los requisitos para cobrarlas es que el beneficiario no sea titular de un inmueble que supere los 100.000 pesos de valuación fiscal.

Atento a lo que tratamos en el impuesto a los bienes personales, y como todavía no está constituido el organismo fiscal federal que valúe los inmuebles, se va actualizar por el índice precios al consumidor a partir de diciembre de 2017. Por lo tanto, planteamos que se incrementen esos 100.000 pesos porque de lo contrario vamos a estar excluyendo a una gran cantidad de pensionados.

La otra propuesta es en relación al Fondo Compensador del Transporte de Pasajeros. Atento a que las provincias reciben recursos y existen compromisos, y en el marco del régimen federal, quisiera saber si es posible la incorporación de un artículo que plantee la adhesión de las provincias a dicho programa.

SR. PRESIDENTE LASPINA Señor diputado: con respecto al tema inmuebles, estamos revisando la redacción para ver si se pueden actualizar las valuaciones.

En cuanto al segundo punto, ¿cuál era la pregunta?

SR. RAUSCHEMBERGER Quisiera saber si podemos incluir un párrafo que plantee la adhesión de las provincias en el programa del Fondo Compensador del Transporte de Pasajeros.

SR. PRESIDENTE LASPINA Bueno, lo vemos. Está bien, está perfecto. De hecho, para recibir el fondo compensador hay un compromiso de aporte por parte de las provincias, pero eventualmente lo agregamos. Sí, perfecto.

Tiene la palabra la señora diputada Alonso.

SRA. ALONSO Como ya lo dejaron en claro todos los compañeros de mi bloque, estamos frente a un dibujo.

A esta altura queda claro que este presupuesto no es ni más ni menos que la continuidad y la profundización de una política de ajuste estructural, que es la condición que está poniendo el FMI para seguir financiando la política de saqueo que vienen llevando adelante desde el primer día de gobierno.

La verdad es que, a pesar de esta situación, y a pesar de que queda claro que estamos discutiendo algo que en definitiva no terminamos de conocer, en mi carácter de vicepresidenta primera de la Comisión de Educación tengo la obligación de hacerle algunas preguntas específicamente referidas a este capítulo del presupuesto.

Diputados de distintas bancadas hemos pedido por nota que se reciba a los actores de este sector y a los representantes gremiales. Asimismo, hemos pedido que se haga presente el ministro Finocchiaro porque queríamos escuchar cuál era la justificación y cómo van a llevar adelante la política educativa frente al brutal ajuste que están planteando en esta área.

Quiero decirle que ayer en este Congreso se hizo una audiencia pública, que fue multitudinaria, en la que han participado y se han congregado decenas de representantes del ámbito de la educación y la cultura de todos los niveles y modalidades. Nos han pedido a todos los diputados que por favor no convalidemos y que no acompañemos este presupuesto.

A pesar de las inconsistencias generales, yo quiero hacerle algunas preguntas que espero nos puedan contestar.

La primera tiene que ver con el ajuste y la reducción brutal de todas las partidas vinculadas sobre todo a las áreas de educación obligatoria, a las áreas de educación inicial, primaria y secundaria; partidas fundamentales que tienen que ver con infraestructura y equipamiento escolar, que se están reduciendo casi en un 80 por ciento.

Asimismo, el programa nacional de Educación Digital se está reduciendo prácticamente en un 70 por ciento, y las acciones de formación docente están llegando a casi un 40 por ciento de reducción.

Quisiera saber, señor presidente, de qué manera van a paliar esta reducción de partidas y cómo van a suplir este desfalco que le están haciendo a la educación pública en su conjunto.

También quiero saber si han decidido incumplir definitivamente la Ley Nacional de Educación Técnico Profesional. Sabemos que por ley el Estado Nacional está obligado a destinar 0,2 puntos del presupuesto a esta modalidad educativa, y estamos por debajo de los 4.000 millones de pesos para poder cumplir efectivamente esta ley. ¿Qué es lo que van a hacer? ¿O acaso están tomando la definición de incumplir de modo flagrante esta ley nacional?

Tampoco quiero dejar de mencionar que están llevando adelante un brutal ajuste al programa Progresar, que tiene que ver con los pibes, protagonistas del sistema educativo. Ustedes han recibido en 2015 casi un millón de pibes, titulares de derecho en este programa, y están deliberadamente planteando para el presupuesto del año que viene, como meta física, llegar a algo más de 500.000 jóvenes.

¿Qué les vamos a decir a medio millón de pibes que están perdiendo el derecho y la posibilidad de sostener sus estudios o de poder iniciarlos y así tener un horizonte de vida distinto?

El otro punto fundamental hace al salario de los docentes, que hace tres años que tienen congelados los recursos para el FONID. Queremos saber, señor presidente, de qué manera suponen que las jurisdicciones van a poder pagar salarios docentes dignos frente al contexto restrictivo que estamos viviendo; de dónde van a sacar las jurisdicciones las partidas para afrontar el desfinanciamiento brutal y sostenido que desde hace tres años vienen llevando adelante con el FONID.

Voy a plantear las últimas dos preguntas, señor presidente, y espero que me las responda porque mucha atención no me está prestando. Le voy a hacer dos preguntas respecto del sistema universitario.

Sabemos que en el capítulo del sistema universitario ustedes vienen planteando que el número global del presupuesto destinado al sistema universitario se asemeja al planteado por el CIN.

Estudiando el presupuesto, observamos que en realidad hay un ajuste encubierto en este capítulo porque hay partidas respecto de las cuales se desconoce cuál va a ser efectivamente su destino. Además, en la planilla A, que es donde aparecen los destinos y donde se vuelcan cuáles van a ser los fondos que se destinarán para los gastos de cada universidad, hay una inequidad brutal en la distribución.

Frente a esa situación, sabemos que días atrás el presidente y el vicepresidente del CIN se han reunido con usted -para ser más exactos, el 16 de octubre- y le han presentado una propuesta de redistribución de esos fondos, donde toman 3.500 millones que figuraban en una partida de gastos varios. Además, han planteado la posibilidad de redistribuir esos gastos haciendo que ninguna universidad quede sin el 32,9 de incremento de partidas, lo que haría posible el funcionamiento de las universidades. Queremos saber si le van a dar lugar a esa modificación.

Por último, señor presidente, le quiero preguntar por una partida de 9.500 millones de pesos que también de forma inédita aparece en el presupuesto universitario para pagos de salarios de modo adelantado. Queremos saber si efectivamente están planteando un techo a las paritarias del próximo año, que estaría rondando el 10 por ciento del incremento salarial.

SR. PRESIDENTE LASPINA No hay ningún cambio respecto al artículo de universidades.

SRA. ALONSO ¿Y con respecto a las otras preguntas que formulé? No me escuchó.

SR. PRESIDENTE LASPINA Sí, escuché una parte.

SRA. ALONSO Le repito la pregunta, ya que lo vi ocupado en otro tema y esto es importante.

Existe una ley nacional, la ley de Educación Técnico Profesional -la 26.058-, que establece que el 0,2 por ciento del presupuesto tiene que estar destinado a esta modalidad educativa y le faltan 4.000 millones de pesos para llegar a ese monto.

Entonces, quería saber si efectivamente la van a compensar de algún lado o van a poder garantizar de alguna manera el cumplimiento de esa ley.

SR. PRESIDENTE LASPINA No hay cambios en ese sentido. Igual, si usted tiene una propuesta para acercar 4.000 millones de pesos al presupuesto, lo podemos considerar.

SRA. ALONSO Otra pregunta, señor presidente, tiene que ver con el FONID. Para poder sostener mínimamente el poder adquisitivo de cara al año que viene respecto de la devaluación que hubo, le estarían faltando 10.000 millones de pesos a esa partida. La tienen congeladas hace tres años. ¿Van a hacer alguna modificación respecto de esa partida? ¡Tres años de congelamiento frente a la devaluación que tuvimos!

SR. PRESIDENTE LASPINA Terminamos acá con el interrogatorio y después podemos seguir con el resto de los oradores.

En cuanto al FONID, ya se ha hablado con las provincias y ya se ha explicado en las reuniones a las que concurrieron los funcionarios de Hacienda. Básicamente, lo que se hace es ir generando un mecanismo de compensación que hasta ahora pagaba la Nación. Las provincias pasarán a hacerse cargo gradualmente, y por eso lo del FONID se mantiene estable. Pero la verdad es que no tengo muchas precisiones al respecto.

Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO Señor presidente: quisiera solicitar que aumente la partida destinada a la Sedronar, al programa de los centros de atención -CAAC-, en un monto de 100 millones de pesos que contribuirá a la excelente tarea que está haciendo la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas. Dejo planteado el pedido.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA Ya se hizo un pedido.

SR. AMADEO Entonces acompaño ese pedido.

-Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Soria.

SRA. SORIA Señor presidente: cansa ser parte de esta farsa y desgasta prestarse a este circo. Esta es la cuarta reunión en la que participo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y sus prioridades no han cambiado.

Yo escuchaba recién a algunos diputados pidiendo un poco más de dinero para algunas obras. Entonces, también vine con una listita de supermercado de aquellos fondos para obras de la provincia de Río Negro que me gustaría que mejorasen.

En este sentido, pido los siguientes montos: 1.152 millones para la Universidad Nacional del Comahue; eso haría que por lo menos no cierre sus puertas; 300 millones de compensación por la quita de subsidios al transporte, y de esa manera, el boleto no pasaría a costar de 16 a 45 pesos en mi provincia; 1.600 millones para que terminen la obra pública que abandonaron en 2018. Algunos diputados me preguntaban sobre la obra pública de mi provincia. El año pasado la presupuestaron, se votó la ley, comenzaron a hacerla y la abandonaron.

Déjenme decir a aquellas diputadas que se preocupan mucho por la primera infancia, que hay jardines abandonados, tanto en mi ciudad como en ciudades vecinas de la provincia de Río Negro. Comenzaron durante su gobierno. Son estos de metal, que son como jaulitas donde meten a los chicos. Les cuento que los abandonaron. Esa es la realidad.

Tengo una listita de supermercado. Si tienen ganas de afilar el lápiz, me gustaría si pueden agregar estos millones, y entonces vamos a considerar el presupuesto.

Señor presidente: venimos a este Congreso con mucha seriedad a plantear la agenda de nuestro pueblo y nuestras realidades, entre ellas la de mi provincia, por ejemplo, para ser escuchada.

Sin embargo, una vez más mi provincia será una de las grandes perdedoras en este proyecto de presupuesto. Como dije recién, mi provincia viene de sufrir el presupuesto del año pasado, y va a sufrir el doble -más de lo que está sufriendo con su gobierno- con este nuevo. No es novedad que la inflación no impacta de la misma manera en la Capital Federal, en Recoleta, que en el sur de nuestro país, en la Patagonia; y su política económica nos está llevando a una inflación de más del 50 por ciento.

Sinceramente duele que algunos diputados del oficialismo se rían cuando decimos estas cifras, porque esto trae más hambre, más pobreza y más recesión. Duele que se hagan los zonzos o que algunos se rían como si esto fuera una chicana; no lo es. Esta es la realidad que nos está pegando en la cara a cada uno de nosotros.

Duele que no se den cuenta de que se están cerrando comercios, se están fundiendo las fábricas, los galpones de frutas están cerrando para no volver a abrir y cada vez hay más desocupación en la calle. Espero que no sea muy tarde cuando tomen nota de lo que les estamos diciendo. Esta puesta en escena, señor presidente, duele.

Este es el presupuesto del ajuste, del Fondo Monetario -como decimos siempre-, pero también el de la mentira, porque nació muerto. Lo que hoy estamos discutiendo es letra muerta, no solo porque ya tienen firmado el dictamen y esto es toda una puesta en escena, sino porque las proyecciones y las variables que tiene son incumplibles.

Esto no tiene que ver solamente con que no cierran las cifras sino también porque dichos números no son de fiar. No cumplieron con el presupuesto del 2017 ni tampoco hicieron lo propio con el del 2018. Al día siguiente de esa votación cambiaron las metas inflacionarias. Todo ese debate -que duró hasta las ocho de la mañana- fue letra muerta en poco tiempo y perdió vigencia. Es una falta de respeto que estemos discutiendo un proyecto de ley de presupuesto. El día viernes vamos a conocer el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y tendremos un presupuesto que no se va a ajustar a la realidad.

Sabemos que el "poroteo" ya está, tienen los votos para aprobarlo porque, de lo contrario, no estaríamos haciendo esta especie de acting ni tampoco tendríamos un edificio vallado. Es claro que ya tienen los votos.

Sí les recuerdo a los diputados que se presten a "transar" con los intereses de su pueblo y su gente, que este gobierno incumplió todas y cada una de las promesas. Se ríen de los presupuestos votados con anterioridad y lo mismo hacen con los gobernadores que ya comprometieron su apoyo.

Insisto en que no pienso ser parte de este circo. Este proyecto de ley de presupuesto ni siquiera amerita el voto en contra. Esta discusión no tiene ningún sustento técnico, económico y legal; lo perdió todo.

Señor presidente: los vecinos de Río Negro, que los han castigado en las urnas en el año 2017, lo van a volver a hacer. Tome nota de ello. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra la señora diputada Raverta.

SRA. RAVERTA Señor presidente: soy secretaria de la Comisión de Acción Social y Salud Pública. Por lo tanto, voy a hacer hincapié en lo que tiene que ver con esa temática.

El presupuesto es una ponderación numérica sobre un modelo económico, social y cultural en materia de salud y de derechos humanos. Sabemos que un presupuesto muestra cuáles son las prioridades y los intereses de un gobierno a la hora de ponderar ese dibujo económico.

Me voy a referir a dos áreas: políticas públicas en salud y políticas de infancia. Son dos áreas muy sensibles a la hora de pensar qué tipo de Argentina estamos viviendo o qué clase de país este gobierno nos quiere hacer vivir.

En términos de política de salud -recuerdo que no nos dejaron ni ministerio- quiero señalar que en el año 2018 el porcentaje total del presupuesto era de 1,55 por ciento mientras que para este año proponen el 1,38 por ciento. Cuando degradaron el Ministerio de Salud en secretaría nos quisieron hacer creer que no tenía que ver con un cambio presupuestario. Sin embargo, está claro que hay un recorte presupuestario en toda el área de salud y en sus respectivas políticas.

Es un presupuesto respecto del cual no podemos confiar si tenemos en cuenta que hoy tendríamos que vivir con un 15 por ciento de inflación. Sin embargo, estamos llegando casi al 50 por ciento. Si lo proyectamos con esa inflación, se observa una reducción para las políticas de salud de un 8,1 por ciento para el próximo año.

No solamente estamos hablando de porcentajes sino de personas, de vidas y de familias. Cuando digo que el gobierno propone una pauta de interés en cuanto a las prioridades, quiero manifestar que este presupuesto estipula para el pago de deuda lo siguiente. Por ejemplo, si la ponderación se diera en base a unos cien pesos, ese pago de deuda sería de 17,80 pesos mientras que para salud se destina 3,50 pesos.

No estamos hablando de porcentajes sino de personas, metas, programas y vidas. Por ello, haré una caracterización de cada una de las cuestiones que hoy atiende la Secretaría de Salud, que fue un ministerio desde hace poco tiempo.

En relación con el programa de desarrollo de la atención médica este presupuesto propone una reducción real para el año que viene de 37,8 por ciento.

Cuando hablamos de un programa, que es una actividad en términos de cómo está propuesta en este presupuesto, como es el Programa Nacional de Seguimiento Postrasplante, vemos que se reduce un 41 por ciento. Cuando hablamos de la atención de la madre y el niño, se propone una reducción del 76,4 por ciento. Cuando hablamos de salud integral en la adolescencia -y este año hubo una particular atención en relación al tema-, este presupuesto propone una reducción de 45,2. Cuando se habla de sanidad escolar, la reducción que se propone es del 97,6; por lo tanto, ya no va a haber salud en las escuelas.

Cuando se habla de detección temprana y atención a enfermedades poco frecuentes, anomalías congénitas, que hay una cantidad muy importante de personas que están pidiendo a la Comisión de Acción Social y Salud Pública que trate un proyecto que está listo para ser considerado, la reducción es del 41,1. Cuando se habla de formación de recursos humanos sanitarios asistenciales, la reducción es del 17 por ciento. Cuando se habla de planificación, control, regulaciones, estudios, investigación y fiscalización de la política de salud, la reducción es del 43,7.

Cuando se habla de promoción de calidad en hemoterapia, la reducción es de 78,8; se elimina la distribución de reactivos de los bancos de sangre. Cuando se habla del desarrollo en estudios e investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, no sé si recuerdan que este Congreso aprobó una ley sobre esta cuestión y por supuesto era paradójico pensar que durante este gobierno existiera la posibilidad de que se ampliara algún derecho, esto no era posible. Claramente se votó la ley y el presupuesto, acorde con lo que piensa este gobierno, le ha asignado 360 mil pesos. A esta área de políticas de salud, a esta nueva ley le ha destinado 360.000 pesos, casi como una broma.

Cuando se habla de lucha contra el sida y enfermedades de transmisión sexual, quiero decirle al presidente esta Comisión que las organizaciones que se integran en la red de organizaciones de personas viviendo con VIH, han solicitado por nota que sean escuchados porque en su proyección durante el 2019 habrá 15.000 personas que no van a acceder al tratamiento. Y sabemos la gravedad que esto tiene porque sabemos qué pasa cuando una persona viviendo con VIH no accede al tratamiento y a la medicación. Sin embargo, no fueron escuchados.

Sería muy bueno que ocurra lo mismo que hace un rato, en el que se fueron aumentando algunas partidas; tal vez alguien se sensibiliza y piensa en las partidas de VIH.

Quiero decirles que en cuanto a la partida de VIH, para que sea acorde a lo que esta área necesita, tendríamos que replantearnos las metas, porque todas las metas que propone este presupuesto han sido disminuidas: habrá 10 por ciento menos de niños y niñas que reciban asistencia nutricional o recién nacidos con madres con VIH; asistencia con medicamentos de primera elección contra tuberculosis, de 13.000 personas con tratamiento ahora piensan atender a 12.000; y la asistencia con medicamentos para hepatitis viral, de 2.500 personas previstas en el presupuesto del año pasado ahora pretenden atender a 2.000. Así van disminuyendo meta por meta.

También disminuyen la promoción de la salud y reducción de los factores de riesgo en enfermedades no transmisibles en 34,27. En cuanto al desarrollo de la salud sexual y procreación responsable -que parecía que era un tema de interés de este Congreso-, la partida se reduce en 14,7. En relación con el apoyo a la reproducción médicamente asistida -otra cosa que hemos escuchado mucho este año- reducen la partida en 60,7.

Cuando hablan de la cobertura universal de salud, lo que nosotros llamábamos Programa Remediar, la reducción es de 36,6. Y así puedo ir mostrando cómo van reduciendo absolutamente todo.

Pero quiero hacer especial hincapié en la reducción que van a hacer en el INCUCAI. Este año también, a contramano de la creíamos hubo creíamos iba a suceder en este Congreso, porque este gobierno, insisto, difícilmente piensa en ampliar derechos votamos la ley Justina.

En ese momento advertimos desde nuestro bloque que no solamente necesitábamos tener una ley de donantes presuntos y que efectivamente tuviéramos más posibilidades de contar con órganos, sino que si no tenía un presupuesto adecuado no iba a haber más trasplantes ni salvar más vidas. Al Incucai le recortan el 33 por ciento en este presupuesto.

Por su parte, 13 hospitales nacionales han sido perjudicados en su presupuesto: Malbrán, 15 por ciento; Posadas, 22 por ciento; Montes de Oca, 25 por ciento, pero particularmente hago hincapié en el Inareps, que es el de rehabilitación de mi ciudad, en el orden del 1,3 por ciento.

Tal vez se sensibilice el presidente y aporte alguna partida en lo que tiene que ver con los niños, que es la segunda cuestión de la que quería hablar en términos de salud. En la Argentina hoy por hoy la tercera dosis de meningococo está suspendida, es decir que los niños que tienen que aplicarse a los 11 años una tercera dosis para no tener meningitis, el Estado no lo da. También destaco la reducción de un millón de kilos de leche en polvo para niños con problemas de peso y madres embarazadas con problemas de salud.

Esto se enmarca en un momento de niñez en emergencia. Las ONG del tercer sector y organizaciones libres del pueblo han pedido a esta Comisión que los escuche, porque nos parece importante saber qué piensa este gobierno en relación con los nenes, las nenas y los adolescentes de las Argentina, cuál es su proyecto y cómo lo ponderan en este presupuesto. Lamentablemente, el Programa 47 -en el que la señora diputada Alejandra Martínez pedía 900 millones más- el año pasado tenía previstos 1.500.000.000 pesos, pero solo se ejecutaron 480 millones. No necesariamente los 900 millones de pesos nos pondrán en igualdad de condiciones, o sea que no vamos a tener el 34,8 por ciento que aumente esa partida sino que esos centros de primera infancia padecen subejecución. Se trata de chicos de 45 días a 4 años. En junio el Observatorio la UCA nos contaba que el 48 por ciento de los chicos en la Argentina es pobre y que el 33 por ciento de los nenes come en comedores escolares o barriales. Esta es la situación dramática de los nenes y las nenas en la provincia.

Antes de que -con suerte- me proponga aumentar alguna de las partidas, que vendría de manera que bien, decimos que este presupuesto se enmarca en un momento en donde hay 11 millones de argentinos por debajo de la línea de pobreza, eso quiere decir que no acceden a la canasta elemental de alimentos. Hay un 1.900.000 argentinos en indigencia. Esta situación es absolutamente grave pero mientras tanto este presupuesto no resuelve ni siquiera la inflación, porque sabemos que la medición de septiembre ha sido de 6,5 por ciento, la más alta desde el 2002 a la fecha. Si efectivamente este pronóstico de los 50 puntos de inflación sucede, va a ser la más importante en 27 años.

Este presupuesto tampoco resuelve el tema de la desocupación, porque llegará a los dos dígitos y solo tuvo un lugar igual en el indicador en 2006. Tampoco va a resolver el tema de la pobreza ni de la indigencia, como decíamos, por lo tanto es un presupuesto que tiene otro problema más allá de la asignación de partidas presupuestarias. El problema que tiene es el modelo económico que este gobierno ha decidido para los argentinos y las argentinas, un modelo económico que deja a millones y millones de argentinos afuera de las posibilidades de crecer o de pensar que sus hijos accedan a cosas que no han accedido sus padres.

Ante cualquiera de las partidas que me proponga aumentar -VIH, Asignación Universal, para niños o para salud-, quiero decirle que este modelo deja a muchos millones de argentinos afuera de las posibilidades de crecer. En Mar del Plata, en este momento en la Feria de Empleo -y les muestro una foto a todos-, hay algo parecido a una caminito de hormigas alrededor de este lugar, pero son personas pidiendo trabajo. Son los desocupados de mi ciudad. Esta foto que imprimí es de hace dos horas, pero ahora tengo otra imagen con 100 metros de extensión.

El problema del presupuesto es en la forma en que se piensan y diseñan las partidas presupuestarias de un Estado, que cada vez es más chico. El problema es el modelo económico que han decidido hacer vivir a los argentinos y que, efectivamente, nos pone en un lugar de infierno del que ya habíamos salido.

Sr. Presidente (Laspina).- Tiene la palabra la señora diputada Polledo.

SRA. POLLEDO Señor presidente: escuchamos varias veces un discurso que habla de la degradación del Ministerio de Salud a Secretaría. Tengo un gran respeto por la señora diputada preopinante, pero le recuerdo que cuando Néstor Kirchner era gobernador en Santacruz, su hermana, Alicia Kirchner, durante 8 años compartió el Ministerio de Salud con el de las áreas sociales. De manera tal que no pasa por degradar, sino por poner a la persona de más confianza del presidente en cuestiones sociales, la ministra Carolina Stanley. Así que de ninguna manera se degrada nada; simplemente, se sigue trabajando de una manera articulada que busca mejores resultados.

También quiero hacer referencia a lo que significa la presencia del Estado. Nosotros jamás dicho y nunca hemos defendido que el Estado no tenga que estar cada vez cada vez más donde deba. Así que no nos digan que el Estado se retira; será otra forma de que ver la manera en que participa el Estado, y quizás no compartan la manera en que nosotros creemos que el Estado tiene que estar presente, pero les diría que su visión no ha tenido mucho resultado porque hoy tenemos una Argentina que nos duele, con 29 por ciento de indigencia.

Me pone muy mal escuchar insultos, aunque no de la diputada preopinante. Los epítetos corren por cuenta de cada uno, y he escuchado los discursos con total atención. Simplemente, defiendo un gobierno que quiere estar junto con gente vulnerable, y lamento decirles que si ustedes no lo comparten, honestamente no me mueve el amperímetro. Serán distintas maneras de ver la situación y la realidad, pero no nos subestimen, no nos falten el respeto y piensen antes de hablar. Mediten un poco cómo hablan y quizás merezcan el respeto de más argentinos. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Schlereth.

SR. SCHLERETH Señor presidente: quisiera mencionar una cuestión que para los neuquinos es muy importante y sensible, que tiene que ver con el desarrollo del Neuquén pero también de manera estratégica para la Argentina. Me refiero particularmente al desarrollo de Vaca Muerta, los yacimientos no convencionales, y que en este presupuesto con buen tino se generan nuevas herramientas para que ese crecimiento y desarrollo puedan continuar.

Vaca Muerta existe hace millones de años, y hace 11 años atrás, a partir de la investigación y del trabajo de mucha gente -del gobierno de la provincia de entonces, de empresarios y de organizaciones- se logró tomar conciencia y cabal dimensión de este reservorio para los neuquinos y los argentinos.



Esto sucedió en un contexto de creciente déficit energético. En los últimos años la Argentina tuvo un superávit energético que le permitió autoabastecerse. Luego de algunos años y por determinadas decisiones pasamos a tener déficit energético. A partir del descubrimiento de los yacimientos no convencionales los neuquinos escuchamos que su desarrollo sería inminente, que prontamente se generarían nuevos puestos de trabajo por la instalación de nuevas empresas y que esto produciría efectos positivos para todos. Los argentinos y los neuquinos tuvimos durante varios años reiteradas frustraciones al ver que esos yacimientos no generaban el potencial que realmente tenían, pero esto comenzó a cambiar.

Quiero resaltar dos o tres hitos que me parecen importantes. En primer lugar, el acuerdo logrado por vocación e iniciativa del gobierno nacional con el gobierno provincial, con los empresarios y con los sindicatos que son parte del desarrollo necesario de Vaca Muerta. Esto sucedió hace prácticamente dos años y permitió abrir las puertas de un nuevo escenario de desarrollo para los yacimientos no convencionales.

En 2007 el entonces Ministerio de Energía dictó la resolución 46 por la que creó un programa de estímulo a las inversiones para el desarrollo del gas no convencional -la gran riqueza que hay en Vaca Muerta-, y las resoluciones 419 y 447 que provocaron y permitieron que lo que por mucho tiempo fue una expectativa y un potencial dormido comience lentamente a transformarse en una realidad.

Hoy podemos decir que estamos transitando el camino del desarrollo de Vaca Muerta. Reitero, esto implica una oportunidad para los neuquinos pero también significa algo mucho más trascendente como es salir del déficit energético para el país. Probablemente antes de fin de año comencemos nuevamente a exportar gas a la República hermana de Chile. Esto seguramente traerá aparejado determinados beneficios para todos los argentinos.

Celebro que el proyecto de ley en consideración, al que quizá muchos intentan quitarle valor, abarque de manera expresa y puntual este tema. La iniciativa genera el fideicomiso de garantía para sostener el programa de estímulo para las productoras de gas no convencional en la cuenca neuquina -donde su ubica el yacimiento de Vaca Muerta- y en la Austral. Esto es muy importante, porque es muy trascendente dar certeza, previsibilidad, un marco jurídico y un sostén a este crecimiento y desarrollo que ya es una realidad. Por supuesto, todavía falta mucho por hacer, porque resta desarrollar más del 85 por ciento del yacimiento, pero vamos en ese camino.

La resolución 46 establece una reducción del precio mínimo actual de 7,5 a 6 dólares el millón BTU en 2021, que podrá ser viables y sostenible en la medida en que podamos mantener esta senda de trabajo.

Por eso me parece importante resaltar que el proyecto de presupuesto considera esta situación al crear el fondo de garantía para sostener el programa de estímulo a las inversiones para el desarrollo de gas no convencional.



Entonces, de esta manera podamos sostener las condiciones entre el gobierno nacional y el gobierno de mi provincia, que no pertenece al signo político al cual yo pertenezco. De todas formas, hemos encontrado -de manera positiva y constructiva- puntos de encuentro para desarrollar lo que nos puede traer un mejor bienestar a todos. Considero que encontrar puntos encuentro es un gran ejemplo, que deberíamos tomar para otras áreas.

Lejos de renegar, que no se hace, y lejos de subestimar la legitimidad de los acuerdos, de las conversaciones y de los avances que se han logrado con las provincias a través de sus representantes legítimos, que son los gobernadores, ojalá podamos tomar este guante en el Congreso de la Nación, cumpliendo con nuestra responsabilidad, que es representar a quienes nos votaron.

En ese marco podremos seguir dando pasos firmes, precisos, sostenibles, racionales y jurídicamente aceptados por todos los que somos parte, lo cual nos permitirá continuar con este camino de desarrollo. En este caso, con el desarrollo del gas no convencional, que es una muy buena noticia para los neuquinos y también para todas las provincias argentinas.

SRA. CASTRO Señor presidente: la verdad que a esta altura, con un dictamen supuestamente firmado, etcétera, no sé cuánto vamos a poder incidir, pero lo que no vamos a hacer es callarnos.

El gobierno prometió, a sus electores y a todos los argentinos, fortalecer la República, pero no ha hecho más que ponerse la República de sombrero todos los días.

En materia de ciencia y tecnología, la semana pasada, varios diputados y diputadas de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y de esta Comisión de Presupuesto y Hacienda, giramos una nota -como se hace todos los años- especificando los recursos que le faltan al sector.

Quiero precisar que a la ciencia le faltan 7.230 millones de pesos. Asimismo, tal como está distribuido todo en el proyecto, al CENEA le faltan 2.500 millones de pesos, al INTA le faltan 450 millones de pesos -aunque adelantaron en el debate de esta mañana que se le van a otorgar 500 millones de pesos más-, al Conicet le faltan 2.130 millones de pesos, pero también anunciaron que se le van a otorgar 500 millones de pesos más en este proyecto presupuesto.

Por su parte, al Consejo Federal de Ciencia y Tecnología le faltan 500 millones de pesos, dicho por las propias autoridades del Cofecyt, a quienes recibimos aquí hace tiempo.

Cabe mencionar que un punto central es la biblioteca digital, a la que le faltan 650 millones de pesos para sostenerse, pues se le han asignado 31 millones de pesos, que es una cifra irrisoria. Supongo que es un error de tipeo y que 310 millones de pesos fue lo que quisieron poner en la planilla correspondiente a la biblioteca. Lo cierto es que figuran 31 millones de pesos y no alcanza para nada.

Además, no se corresponde con los 430 millones de pesos asignados en el pasado. Considero que claramente hay un error o habrán dicho que no habrá más biblioteca digital y la dejaron con ese número irrisorio. Asimismo, a la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica le faltan 1.000 millones de pesos.

Estos son, en concreto, los números que la ciencia argentina no tiene. Reitero, tal como lo he hecho en todas las reuniones de comisión previas, que estos números son para que el sistema sobreviva, no es un extra para abrir convocatorias o para profundizar la política científica del país. Dicho sea de paso, todos los sectores del país están reclamando por estos recursos.

Nos hemos dado la tarea de recibirlos en las reuniones de comisión y de visitar las provincias a las que les atañen estos temas, pero además hoy mil científicos del mundo se han preocupado por la situación crítica de la Argentina.

El año pasado, en el artículo 16, se sumaron algunos montos extras para el sector. Hace rato se dijo que se asignan 500 millones de pesos al INTA y 500 millones de pesos al Conicet. ¿En qué artículo va a estar especificado eso, señor presidente? Lamentablemente, ya pasó esto con las universidades. Me refiero a que la planilla B del famoso presupuesto del año pasado nunca se ejecutó.

Entonces, si vamos a modificar las planillas de la función "Ciencia y Tecnología" y volcaremos allí las partidas que ustedes dicen que van a conceder, quisiera saber si se van a agregar estos recursos reasignados en el artículo 16, tal como se hizo el año pasado. Es importante aclarar esto porque el debate en el recinto va a ser muy largo. Nos ha pasado con algunas leyes que, en el momento de la votación en particular, hubo muchas confusiones.

Otro punto que quiero destacar es que en Argentina ha ganado la banca privada. Vaciaron el Banco Nación -15.000 millones menos- y aquí tengo en mi poder un petitorio del sector sindical que se refiere a esto. Además, se van a vaciar las bancas cooperativas con el consiguiente perjuicio que les representará. Hay lugares de nuestro país donde la gran banca no llega, no presta y las pymes no califican. Allí es donde está la participación de las cooperativas. Tampoco quedó claro -en un tramo del debate celebrado durante la mañana- qué va a pasar con ese artículo. Entonces, quisiera saber cómo van a quedar redactados los artículos 118 y el 85, relativos a las cooperativas.

Quiero recordarles que fue el propio presidente Macri el que les prometió a los argentinos el 1,5 por ciento del PBI para Ciencia y Tecnología. Sin embargo, con este presupuesto ese número es inalcanzable. Lo digo porque solamente vamos a alcanzar el 0,23 por ciento del PBI para Ciencia y Tecnología.

Finalmente, en referencia a lo que planteó la señora diputada Raverta, quiero precisar lo siguiente. No creo que sea posible la gobernabilidad con hambre. Esto lo venimos diciendo desde hace un cierto tiempo. No creo que sea posible la gobernabilidad cuando la indigencia crece todos los días, al margen de lo que también sucede con el incremento de la pobreza. Hay miles de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores que no comen en este país. Esta es la realidad del presupuesto. Estamos hablando de un presupuesto que no es soberano ni responde a los intereses de los ciudadanos. Aquí hay vidas en juego. Cuando no hay salud se pone en riesgo la vida; cuando no hay educación ni ciencia, se pone en riesgo el futuro; cuando no existen políticas sociales crece el hambre. Con hambre no hay gobernabilidad, señor presidente. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Martínez.

SR. MARTÍNEZ Señor presidente: antes de formular algunas observaciones al proyecto quiero precisar que me llamaron la atención dos cosas. Una de ellas tiene que ver con lo expresado por el señor diputado Amadeo acerca de que él se autorepresentaba. Me parece que los diputados que estamos sentados aquí no nos autorepresentamos...

SR. AMADEO No, no represento al bloque.

Varios señores diputados hablan a la vez.

SR. MARTÍNEZ Asimismo, se refirió al excelente desempeño llevado a cabo por la comisión cuando planteó que el despacho se trabajó durante cuarenta días. Es increíble que, luego de cuarenta días, no podamos tener el despacho. O se trabajó mal durante ese tiempo o estamos analizando algo que no sabemos bien qué es.

Toda mi función pública la desempeñé como concejal y nunca discutíamos algo si no teníamos el despacho en la mano. Este raro ejercicio de ocultar algunas cuestiones le otorga una desprolijidad muy grande al debate de estos 40 días en los que supuestamente se trabajó muy bien.

Tampoco conocemos cuál es el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Pero sí sabemos que el objeto principal perseguido por el gobierno en el armado de este presupuesto es el de cuantificar una decisión política. Eso es en realidad un presupuesto. Se trata de un plan de gobierno cuantificado en un número. El objeto principal era cumplirle al Fondo Monetario Internacional. Pero desconocemos cuál es el alcance del acuerdo.

Señor presidente: le propongo un ejercicio al revés. Vayan, pídanle dinero al Fondo pero no le digan para qué es y entonces nosotros diseñaremos un dictamen que esté pensado para el pueblo argentino, que asegure la ley de movilidad jubilatoria, la paritaria nacional docente, el Fondo Federal Solidario. También debería asegurar que las universidades -como el caso de la Universidad Nacional del Comahue- no va perder en la distribución nuevamente con respecto a la UBA. También tiene que asegurar que las economías regionales van a poder sostenerse.

También debe asegurarse que las economías regionales puedan sostenerse. Pero el presupuesto no puede combatir el hambre con más pobreza, o los despidos con más desocupación, o abandonando la educación y la salud. Este no es el camino a seguir. Claramente, hay más recesión, más ajuste, más inflación. Macri decía que "la inflación es la inoperancia de un gobierno". Entre tantas otras cosas que no pudo cumplir, creemos que este presupuesto va a asegurar recesión con inflación.

En cuanto al dictamen -que es como Dios, que está pero no lo vemos-, nos gustaría saber qué va a pasar con los artículos 125 a 128. Esos temas están resueltos, dijo usted al pasar, señor presidente; pero no los podemos ver y queremos saber cómo han escrito el articulado. Los artículos 127 y 128 se refieren a las zonas desfavorables en la asignación familiar. Ya en su momento habían emitido un decreto, luego dieron marcha atrás y finalmente lo volvieron a presentar. Esto genera hay desconfianza, pero no de los diputados hacia ustedes, sino del pueblo hacia el gobierno.

Usted se refería a que estaban negociando si sacaban o ponían un artículo. Los derechos no se negocian; los derechos se cumplen. Al tener asegurados los derechos, recién ahí podemos hablar de promoción de determinada actividad o economía regional, pero de ninguna en una mesa de negociación vamos a resignar derechos que ya son de los protagónicos para apoyar un presupuesto. Es como ponerle un revolver en la cabeza y pedirle que me agradezca que no le dispare. No es así cómo se discute un presupuesto.

Como diputado nacional por Neuquén, necesitamos 611 millones del Fondo Sojero, que fue eliminado por este gobierno en relación para el Neuquén. Necesitamos recursos para la Universidad Nacional del Comahue y 500 millones para la PIAP, Planta Industrial de Agua Pesada, parada por una decisión de este gobierno de no seguir con el plan nuclear.

Señor presidente: le voy a pedir que me conteste, porque usted dijo "ya acepté" en dos oportunidades, lo tengo anotado acá. Esos recursos serán importantes y no le estoy pidiendo cosas nuevas, sino que son partidas que no tenemos por consecuencia de decisiones políticas de ustedes. Estos 500 millones para la PIAP permitirán producir las 300 toneladas de agua pesada pensando en la vida útil de las plantas que ya están. No me refiero a la construcción de nuevas plantas en el marco del convenio con China.

Necesitamos 500 millones para los jardines de infantes que empezaron a construir y desaparecieron. Dejaron la obra parada. En algunos casos, la Justicia ya habilitó a los trabajadores a vender los materiales.

Por su parte, pedimos un monto más grande para Chihuidos. ¿Por qué se lo pido a usted? Chihuidos necesita 5.000 millones, no 500 millones. Chihuidos es una obra adjudicada y una de las primeras acciones del gobierno de Macri fue echar para atrás esa adjudicación con financiamiento ruso. El fundamento fue que la tasa del 5 por ciento era alta.



Resulta llamativo que luego de dos meses tomaron deuda a 100 años a una tasa del 7,5 por ciento anual. Si la tasa del 5 por ciento para construir la Central Chihuidoss era alta -por lo cual hoy la provincia no cuenta con esa represa-, imagínese cómo será la del 7,5 por ciento a cien años a la que se tomó deuda. Nos imaginábamos en manos de quiénes quedarían esos bonos y lamentablemente no nos equivocamos.

Necesitamos 5000 millones de pesos para la central Chihuidoss que daría trabajo a la zona centro de nuestra provincia y le brindaría energía a los porteños que siguen teniendo cortes de luz. Ya que podemos hacer requerimientos, como diputado nacional solicito esos fondos en representación de los intereses de la provincia de Neuquén.

Otras obras que necesita la provincia y que no están contenidas en el presupuesto son, por ejemplo, el Puente La Rinconada y la finalización de la ruta que conecta la localidad de Barrancas con Mendoza.

Recién nos consultaron si tenemos alguna propuesta para formular. Efectivamente, proponemos que la Justicia pague impuesto a las ganancias y rever la rebaja de las retenciones a la soja porque la manera en que lo hicieron fue equivocada. Ya que vamos a gravar nuevamente a los bienes personales, podríamos duplicar la tasa a los bienes en el exterior llevándola al 2,5 por ciento porque nos aseguraría la generación de recursos para el fisco. Esta medida contemplaría a aquellos que blanquearon los bienes pero que no los repatriaron. Así podríamos conseguir recursos que fondeen lo que estoy mencionando y otros asuntos más.

El sector financiero, otro de los grandes ganadores de los últimos dos años, también podría poner el hombro, porque, de lo contrario, bajo este programa de gobierno siempre ponen el hombro los mismos. Voy a dar un solo ejemplo en este sentido. Cuando asumieron el gobierno el boleto de colectivo en Neuquén costaba 4,90 pesos y hoy cuesta 21,50 pesos. Se ha decidido quitar el subsidio al transporte, o sea, en pocas palabras y para terminar, la idea es que el laburante -quienes utilizan el colectivo- o el estudiante tengan que bancar el rendimiento extraordinario de las LEBAC, de las Letras o el interés de la deuda que este gobierno ha tomado y que no nos trajo ningún beneficio.

Me parece bueno contemplar lo que acabo de indicar en el famoso dictamen que hasta el momento, cuando está por terminar la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, todavía no conocemos.

SR. PRESIDENTE LASPINA Ojalá todas las provincias fuesen como Neuquén que es la que mayor desarrollo ha tenido durante estos años. Este presupuesto incluye varias cosas y me parece bueno que se las mencionemos al pueblo de Neuquén. En principio, se expropian las tierras para realizar el tren de Vaca Muerta, que es clave para la región y para la llegada de insumos.

SR. MARTÍNEZ El tren interurbano que une Neuquén y Cipoletti está parado porque no tienen dinero para mantenimiento. Este tren recorre un trayecto muy cortito y se rompe todos los días porque le han eliminado la partida para mantenimiento. Hace mucho tiempo que hicimos haciendo esta solicitud. El tren de Vaca Muerta es para llevarse los recursos de los neuquinos, mientras que el tren de transporte interurbano -que solicitamos extender su recorrido 7 kilómetros más pero no lo aceptan- es para que se trasladen los vecinos de la provincia de Neuquén. Siempre piensan en llevarse los recursos, lo cual es propio de esta gestión.

SR. PRESIDENTE LASPINA Nunca nos vamos a poner de acuerdo si usted cree que Vaca Muerta va contra los neuquinos.

SR. MARTÍNEZ No dije eso, señor presidente. Solicitamos una partida adicional de 200 millones de pesos para el tren interurbano. Hace mucho tiempo que planteamos la necesidad de extender el ramal de tren entre Cipoletti y Neuquén -hoy no tiene dinero para mantenimiento- y llevarlo hasta Plottier o Senillosa. El objetivo de esta línea es que se trasladen los trabajadores.

El desarrollo de Vaca Muerta se hace con profesionales que se forman en la Universidad Nacional del Comahue, la que no tiene plata para pagar la luz ni el gas. Entendemos que Vaca Muerta es el motor de la zona y es la única buena noticia que dio el presidente actual, pero hoy hay menos equipos perforando que en 2015. Aprovecho para pasarle este dato porque los equipos que perforan son los que llevan trabajadores. Sería bueno que tengan en cuenta que los profesionales, los ingenieros que se van a formar para realizar las tareas en dicho yacimiento, deberían tener una universidad con el presupuesto necesario.

SR. PRESIDENTE LASPINA La Presidencia solicita al orador preopinante que no interrumpa, porque si no se hace muy complicada la reunión.

El yacimiento de Vaca Muerta con el desarrollo del gas no convencional hace que hoy volvamos a exportar gas. Esto es gracias a Neuquén y a su desarrollo lo cual se publica en la revistas de todos lados. Hemos agregado en la planilla plurianual una partida e incorporamos un aval de 500 millones de dólares para la represa Chihuidoss. O sea, si aparece el financiamiento arrancaremos con la obra.

Sr. Martínez.- Son 500 millones de pesos y no alcanzan.

SR. PRESIDENTE LASPINA No; el aval es de 500 millones de dólares, ahora se lo mostraré especificado en el dictamen. Se está incorporando un fideicomiso de garantía para Vaca Muerta, para que el pago de lo que es el programa de incentivos a la producción de gas en Vaca Muerta se realice solo en caso de que las obras comprometidas en Neuquén se realicen.

Esto es un incentivo para que las obras que fueron comprometidas en su momento se realicen efectivamente. Generalmente, el 12 por ciento de las regalías de Vaca Muerta van a Neuquén, con lo cual debería empezar a haber muchísimos recursos para realizar todas las obras que necesitan.

Para que una provincia tenga recursos hay que producir, generar esos recursos y después destinarlos a la gente. Es difícil tener los recursos antes de que se genere la riqueza. Esta es una cuestión sobre la cual, filosóficamente, nunca vamos a estar de acuerdo y es lo que ha mantenido a la Argentina en un círculo de pobreza, queriendo repartir lo que no existe, antes de tenerlo. En esto, probablemente, no vamos estar de acuerdo.

Considero que Vaca Muerta es una bendición para los neuquinos y para los argentinos. Me hubiese gustado nacer en Neuquén y vivir allí, porque en los próximos diez años probablemente la situación sea muy diferente allí.

Tengo anotados en la lista de oradores a los señores diputados Filmus y Romero.

Tiene la palabra el señor diputado Filmus.



SR. FILMUS Señor presidente: en reuniones previas de esta comisión pude plantear los temas vinculados a la educación y a la ciencia y tecnología. Hoy me quiero referir a mi situación como presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

Después de haber realizado distintas actividades, en el día de ayer realizamos una audiencia donde estuvieron presentes todos los organismos vinculados a la cultura. Allí expresaron fuertemente sus demandas, que se las voy a transmitir a continuación. Ellos habían solicitado reuniones con el presidente de la Cámara y con usted, como presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, cuya finalidad eran plantearles su perspectiva, pero no se concretaron.

Hemos escuchado a muchos señores diputados y señoras diputadas referirse el terrible significado del ajuste que se está planteando y que conlleva la aprobación de este proyecto de presupuesto en relación con la pobreza, la indigencia, la comida, los problemas de salud y de trabajo.

A veces pareciera que temas tan fundamentales como la supervivencia cotidiana, llegar a fin de mes y tener trabajo fueran más importantes que los temas de la cultura.

En el proyecto de presupuesto que nos ha llegado de parte del Poder Ejecutivo los programas no solo disminuyen la inversión en cultura en términos constantes sino que, en su mayor parte, bajan en valores nominales. Realmente, cuando uno lo lee, le preocupa y casi da vergüenza tener que discutir estos temas, por la evidencia del impacto del ajuste.

Respecto a lo señalado por la señora diputada preopinante en cuanto a si es una falta de respeto este tipo de expresiones, considero que no es ninguna falta de respeto, porque es simplemente exponer en qué condiciones se encuentra la cultura frente un presupuesto de ajuste que la golpea fuertemente.

Voy a mencionar algunas cifras oficiales. La función educación y cultura ha bajado por cuarto año consecutivo. Esta función tenía el 1,6 por ciento del PBI en el presupuesto nacional y ahora se le destina el 1,25 por ciento. Es preciso mencionar cuál es el agravante. Me refiero a que tenemos un PBI más chico. Tenemos una porción más pequeña de un PBI más pequeño para la educación y la cultura, y particularmente para la cultura. Esto se refleja claramente si actualizamos el presupuesto 2018, de acuerdo con los propios valores que fija el gobierno hacia el 2019. En ese caso, necesitaríamos 1.066 millones de pesos más, solo para actualizarlo y mantener los valores que ya eran escasísimos en 2018. Esto se da en un contexto en el cual la Cámara Argentina del Libro -que estuvo presente en la audiencia celebrada ayer- nos indica que este año tenemos 18 millones de libros impresos menos que el año pasado. Quizás este dato no les preocupe a algunos.

Hace unos días escuchábamos al señor presidente de la Nación decir que Netflix atentaba contra la lectura. Lo que atenta contra la lectura es la enorme baja en la producción y distribución de libros de parte del Ministerio de Educación sumado a lo que veremos más adelante respecto de la situación de las bibliotecas populares.

Los representantes de la Cámara del Teatro nos relataron ayer que este año tienen un 27 por ciento menos de venta de entradas respecto del año pasado. En valores, esto significa casi el 50 por ciento menos de entradas. El INCAA, en sus cifras oficiales -no tenemos los números de este año- tiene tres millones menos de venta de entradas.

Quisiera saber cuál es el papel que cumple el Estado. La industria del libro dejó de imprimir 18 millones de ejemplares, el teatro tiene la mitad de la recaudación y vende casi un tercio menos de entradas, el cine nacional tiende a ser golpeado por la situación económica de nuestro pueblo. Por eso, considero que el Estado tendría que tener una actitud contra-cíclica. Si el mercado, por las condiciones socioeconómicas generales, golpea a la cultura, el Estado tendría que acudir en su apoyo. Ello no ocurre. Insisto en remarcar los 1.066 millones de inversión.

Además, no sé quién es el que redactó el proyecto de ley de presupuesto. No sé si fue Christine Lagarde la que decidió, por ejemplo, que las actividades de la Banda Sinfónica de Ciegos cuenten con un 75 por ciento menos de presupuesto. Quizás Christine Lagarde habrá entrado en el proyecto de presupuesto y vio que se le dio tres millones a la Banda Sinfónica de Ciegos durante el 2018. Entonces, le pareció mucho y dijo: "Vamos a darle solamente un millón".

¿A quién se le ocurrió bajarle a la Banda Sinfónica de Ciegos el monto de 3 millones de pesos y llevarlo a un millón para el año que viene? ¿A quién se le ocurrió bajar el presupuesto de la Orquesta Sinfónica Nacional? Lo llevaron de 7 millones a 1.100.000 pesos. Se trata de una orquesta que no puede salir de su lugar. Ayer nos contaban los integrantes de la orquesta -quienes vinieron a tocar el himno la semana pasada- que no tienen director y que lo contratan cuando se lleva a cabo alguna función en especial. No tienen ni para hacer una gira. Este año llevaron a cabo una sola y no tuvieron recursos para hacer otra.

Estamos orgullosos de tener a la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto. Pero, ¿a quién se le ocurrió bajarles el 87 por ciento del presupuesto? Tenía siete millones y hoy tiene un millón.

¿Qué sucedió con el Coro Polifónico Nacional? Bajó de 4 millones a 1.280.000. ¿Quién se puso a redactar este presupuesto diciendo "a éste le sacamos tal cifra y al otro le quitamos tal otra".

Quiero comentarles la situación de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea. Es otro orgullo de la Argentina. Lo bajaron de 3.500.000 a 1.400.000 pesos. ¿Qué sucedió con el Ballet Folklórico Nacional? Le redujeron de 4 millones a 1.400.000 pesos. Lo mismo sucedió con el Coro de Niños.

¿Quién se sentó a redactar este presupuesto tan grave para nuestra cultura? La puesta en valor del Centro Nacional de la Música es para tomar en cuenta. Tenían 50 millones pero ahora se los han quitado. El presupuesto es cero.

¿Existe un mayor orgullo en nuestro país que el Museo Nacional de Bellas Artes? ¿Por qué baja de 113 millones a 71 millones? No hay un aumento proporcional al ritmo de la inflación. Les sacan recursos sin los cuales no pueden funcionar.

Todos los museos -salvo uno- están a la baja. ¿Quién le saca la plata al Museo del Cabildo? ¿Quién le quita el dinero al Museo Justo José de Urquiza? También habría que agregar al Museo Histórico Sarmiento, al resto de los museos provinciales y a la casa histórica de Tucumán. Estoy hablando en cifras reales y no constantes.

Los argentinos estamos orgullosos de nuestro patrimonio cultural. Todos los presupuestos están a la baja. No creo que Christine Lagarde o el Fondo Monetario Internacional se hayan puesto a analizar el patrimonio cultural argentino diciendo que es nocivo para el pago de la deuda externa y por eso hay que quitarle dinero. Concretamente, baja de 441 millones de pesos a 258 millones. Le redujeron el 56 por ciento en cifras reales. Parece una mentira.

Hay programas enteros, fundamentalmente a los que hacen al apoyo de los centros culturales comunitarios y de barrio, lo que permite la expresión de nuestro pueblo. Algunos como Accesibilidad Cultural bajan a cero. El apoyo nacional a los festivales nacionales baja a cero. El impulso a la economía creativa, que son las industrias culturales, tenía 25 millones en 2018. ¿Saben cuánto tiene en 2019? De 25 millones baja a 4 millones. ¿Quién decide que nosotros no tenemos que tener industriales culturales ni apoyar programas tan importantes como el MICSUR, MICA y (MATRA)?

Las intervenciones se dan en momentos de crisis económicos. El Estado Cerca de tu Barrio baja de 41 a 22 millones. Quien realizó este presupuesto, lo hizo con saña contra la cultura. Una señora diputada decía recién que es degradación cuando uno quita el Ministerio y lo transforma en Secretaría, pero sí es degradación quitarle el presupuesto.

Termino señalando unos últimos datos que nos duelen muchísimo. Si hay algo de lo que estamos orgullosos los argentinos es de la historia de nuestras bibliotecas populares, que permiten acceso al libro a quienes no tienen posibilidad de comprarlo. El fomento y apoyo a las bibliotecas populares baja de 155 millones del año pasado a 135 millones, 20 millones menos, es decir una variación real del 45 por ciento para las bibliotecas.

Señor presidente: realmente este presupuesto habría que rehacerlo y habría que incorporarle 1.066 millones más. Habría que hacerlo en los programas específicos, no como una partida general si se incorpora -porque no sabemos si llega después a cada uno de estos organismos que después quedan totalmente maniatados-, y nosotros estamos convencidos de que la cultura genera la posibilidad de expresión de un pueblo y soberanía de una Nación. Debemos atender la pluralidad y diversidad de nuestras culturas, incluyendo las originarias y migrantes. Esa es nuestra identidad.

Fui integrante del Consejo Directivo de la UNESCO durante ocho años. La Argentina firmó el acuerdo de rango constitucional que establece que hay que destinar el 1 por ciento del PBI a la cultura, pero no estamos llegando al 10 por ciento de ese compromiso. Realmente, me parece que es algo que está por encima de los partidos políticos. Por ejemplo, en educación hemos hecho leyes transversales que vemos que no se cumplen y que fueron votadas casi por unanimidad por todas las fuerzas que marcan cuál es la inversión.

Voy a recitar las palabras de León Gieco: "La cultura es la sonrisa que brilla en todos lados / en un libro, en un niño, en un cine o en un teatro / (...) La cultura es la sonrisa con fuerzas milenarias / ella espera mal herida, prohibida o sepultada / a que venga el señor tiempo e ilumine otra vez el alma. / La cultura es la sonrisa que acaricia la canción y se alegra todo el pueblo. / ¿Quién le puede decir que no? / Solamente quien quiera que tengamos triste el corazón."



Con esta poesía de León Gieco claramente quiero indicar que hay números que golpean fuertemente las condiciones de supervivencia de nuestro pueblo. Como dice León Gieco, la cultura es tan importante como el alimento: "¿Quién le puede decir que no a la cultura?". Por favor, agreguemos una partida de 1066 millones de pesos tal como hemos planteado. Ya hemos elevado el detalle para hacerlo, así, brindaremos la posibilidad de expresión cultural a nuestro pueblo. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA En honor al lema "Alpargatas no, libros sí", hemos agregado 500 millones de pesos a la partida de Cultura por pedido del diputado preopinante. Esto permitirá asistir a la Orquesta de Música Argentina, a la Compañía de Danzas, al Coro Polifónico Nacional, al Ballet de Folklore, al Centro Nacional de la Música, al Museo de Bellas Artes y fundamentalmente a las bibliotecas populares. De esta manera habrá fondos suficientes para, por lo menos, asistir a los ítems más sensibles que ha mencionado el diputado preopinante.

Los recursos son limitados y las necesidades ilimitadas. Con esa partida de 500 millones de pesos entiendo que estamos atendiendo a los sectores de la cultura mencionados.

SR. FILMUS Quiero saber si existe la posibilidad de que trabajemos participativamente con los otros sectores para distribuir equitativamente la partida en los programas mencionados por la Presidencia.

SR. PRESIDENTE LASPINA Acá me dicen que si nos acompaña con el voto, podemos discutirlo.

SR. FILMUS Si agrega una partida de 1066 millones de pesos, nosotros la acompañaríamos.

SR. PRESIDENTE LASPINA Son decisiones de índole administrativa. Vamos a conversar esto con la Secretaría de Cultura porque los fondos van orientados precisamente en esta dirección, la de asistir a los programas que han quedado de alguna forma desfinanciados en el proyecto ley de presupuesto original.

Tiene la palabra el señor diputado Romero, que hace varias horas está esperando.

SR. ROMERO Señor presidente: con respecto al sistema de subsidios al transporte, sería lógico quitar el artículo 111 porque es totalmente negativo y perjudicial para la clase trabajadora, porque son los que van a sufrir el incremento del boleto de transporte de pasajeros en el interior del país. Hoy, si uno recorre las ciudades de la Argentina verá que en los colectivos dice que a partir de enero en la Ciudad de Buenos Aires, o en el AMBA, el precio de boleto será de 13 pesos y en las ciudades del interior, sobre todo las capitales, será de 40 o 45 pesos.

La Presidencia dijo que hay un fondo compensador por un monto de 5000 millones de pesos por un lado y de 15.000 millones de pesos por otro lado. Quiero saber si el fondo de 5000 millones de pesos es para todos los distritos del país o simplemente para aquellos que no tienen la tarjeta SUBE -Córdoba y Santa Fe- mientras que los demás distritos no contarán con esos fondos. ¿La partida de 1500 millones de pesos será para todos los distritos de la República Argentina?

Quiero hacer esta consulta porque me llegó la versión de que la partida de 5000 millones de pesos únicamente será usufructuada por las provincias de Córdoba y Santa Fe.

SR. PRESIDENTE LASPINA No quiero volver a la discusión del artículo 111, porque este artículo se refiere a la derogación de los subsidios al transporte. Estamos implementando un nuevo sistema de subsidios en toda la República Argentina.

SR. ROMERO Señor presidente: mi consulta se refiere a las partidas de 5000 millones de pesos y de 1500 millones de pesos. Tengo la versión de que la partida de 5000 millones de pesos se destinará únicamente a las provincias que no tienen SUBE -Córdoba y Santa Fe-, excluyendo al resto de las provincias, y que la partida de 1500 millones será distribuida entre todos los distritos del país. Esta es mi duda.

SR. PRESIDENTE LASPINA El sistema de distribución automática toma en cuenta los parámetros de distribución excluyendo lo que reciben las jurisdicciones por la tarjeta SUBE, o sea toma en cuenta las contribuciones de subsidios por el lado de la oferta y no por el lado de la demanda. Me refiero a los parámetros de distribución. Ahora se lo voy enviar, y en todo caso lo releemos y aclaramos. Los coeficientes de distribución que se utilizan, toman en cuenta los parámetros de distribución de subsidios excluyendo la SUBE. Eso es lo que estoy diciendo.

SR. ROMERO Con ese criterio vamos a tener ya tres discriminaciones. Es decir que una es el AMBA, donde el Estado nacional se hace cargo del total de los subsidios. Por otro lado, vamos a tener provincias como Córdoba y Santa Fe que se verán beneficiados más que el resto de las provincias argentinas.

SR. PRESIDENTE LASPINA Ahora chequeo bien esa parte técnica pero creo que los coeficientes de distribución automática responden a los parámetros de los subsidios al transporte sin incluir los subsidios a la tarifa social, que son los subsidios de la SUBE.

Tiene la palabra el señor diputado Fernández Patri.

SR. FERNÁNDEZ PATRI Señor presidente: tal como lo indica el inciso 8) del artículo 75 de la Constitución Nacional, es atribución del Congreso de la Nación establecer un proyecto de ley de presupuesto, indicando los gastos y las fuentes de recursos para un plan de inversiones y un plan sustentable de gobierno.

Este presupuesto, que fue presentado por el jefe de Gabinete de Ministros, no cumple con un plan sustentable de gobierno Y no está acompañado del mismo. Entendemos que este presupuesto, sin dudas, tiene una reforma fiscal encubierta.

En este sentido quiero mencionar algunos ejemplos. En sus artículos 70 y 71 se establece la modificación de la ley de procedimiento tributario, el artículo 72 se refiere al impuesto a los bienes personales, los artículos 74 y 75 tienen que ver con el régimen del IVA, desde el artículo 76 hasta el 79 siguen con el tema del IVA, desde el artículo 80 al 84 se refieren al Código Aduanero, desde el artículo 85 al 87 se trata el impuesto a las ganancias y así sucesivamente, puedo continuar hasta el artículo 109.

Esta situación lleva una técnica legislativa deplorable, ya que en caso de ser aprobado este proyecto de presupuesto implicaría un grave perjuicio en el sistema jurídico argentino y el sistema jurídico tributario de nuestro país.

Las leyes tributarias tienen un objeto constitucional propio y de carácter permanente. Sin embargo, la ley de presupuesto tiene un objeto constitucional distinto, limita el cálculo de los tributos y tiene un carácter periódico anual.

Por lo tanto, el proyecto presentado lesiona gravemente el principio de seguridad jurídica en perjuicio de los ciudadanos y de los agentes de económicos en general, que no podrán saber qué tributos están vigentes, si son permanentes o periódicos, o si en cada proyecto de presupuesto de la Nación anual habrá modificaciones a los tributos de los contribuyentes.

Este presupuesto lesiona gravemente el federalismo. El haber eliminado el Fondo Federal Solidario de la Soja, el haber disminuido el subsidio al transporte y el haber eliminado el subsidio a las tarifas sociales de la energía eléctrica provoca que en provincias como la mía, Formosa, se nos haga muy difícil explicar al ciudadano que tenemos que apoyar este proyecto de presupuesto.

Es decir, se nos hace muy difícil porque podría decirles que logramos obras estratégicas para la provincia, pero voy a la planilla de obras y veo que no hay ninguna obra nueva para mi provincia, salvo una, vinculada con el sector turístico. Como hombre que vengo de ese sector, hasta podría verla con mucho agrado, pero es la única obra y uno no puede responder con esa visión de desarrollo, no puede dar un voto porque le dieron 500.000 pesos para un sector o un millón de pesos para otro.



Entonces, voy al detalle de una obra que ya estaba en el presupuesto. Se llama Acueducto del Desarrollo Formoseño. Al tomar la planilla del año 2019, noto que no se les destina ni un solo peso; voy a los años 2020, 2021 y 2022 y sucede lo mismo. Recién aparece presupuestada en el año 2023. Se trata, repito, de una obra estratégica para mi provincia.

¿Cómo le digo a mis conciudadanos que tengo que apoyar un presupuesto en el cual está incluida una obra para la provincia que recién tiene presupuesto para el año 2023?

Concretamente, empezará con un sistema moderno, es decir, el de las PPP, que fracasó en Inglaterra y en España, pero que va a ser exitoso en mi provincia. ¿Quién va a poner el dinero? No estamos hablando de la autopista Rosario-Córdoba sino de un acueducto que va a llevar agua desde el río Paraguay hasta el final de la provincia en el límite con Salta. Está dirigido a los pequeños productores para que puedan tener acceso a la potabilización de sus localidades.

¿Cuál es la rentabilidad económica que puede tener para una empresa? Son obras vitales que tienen una rentabilidad social y que hacen a la integración de los pueblos, al arraigo, a la mejora en la calidad de vida. Nos permitirá producir biocombustible porque vamos a tener agua para desarrollar bioetanol, uno de los proyectos estratégicos que están en carpeta. Sin embargo, les tendré que decir a los habitantes de mi provincia que recién en el año 2023 va a comenzar a desarrollarse esa obra mediante el sistema de las PPP.

El día viernes, en el marco de una de las tantas visitas que llevo a cabo en mi provincia, visité a una señora llamada Elvira. Ella, junto a su marido jubilado, iniciaron en el año 2005 un emprendimiento relacionado con una fábrica de pastas. Me contactó para que vaya a verla con el propósito de sostener ese emprendimiento. Entonces, fui y recorrí lo poco que queda de esa fábrica, veo a dos operarios haciendo tapas de empanadas y le pregunto a esta señora cuál era el problema concreto que tenía. Me contesta que desde el año pasado disminuyó la venta en una gran proporción. Le pregunté dónde vendía y me cuenta que lo hacía en distintas bocas de expendio. Es decir, le devuelven la mercadería debido a que los almacenes y los supermercados no venden. Y allí me cuenta que ya tiene dos juicios laborales debido a los empleados que tuvo que despedir para poder sostener la fábrica y quedarse con dos trabajadores más. Entonces, comenzamos a analizar el punto de equilibrio y una cantidad de soluciones que podíamos llevar a cabo. Hablar de un crédito era algo imposible. Esto le hubiera permitido tecnificar su empresa y aumentar la producción. La salida más práctica era vender las máquinas que tiene o buscar ayuda en el gobierno provincial, que ha lanzado un plan nutricional. La idea era comprar parte de su producción para entregarle a los sectores más vulnerables.

¿Qué les decimos a los pequeños productores? El motor de la economía -con un dólar alto- tiene que ser el campo y las exportaciones. Pero nosotros no tenemos a los productores estructurales que son los realmente llevan a cabo las exportaciones. En la provincia de Formosa hay 8.000 pequeños productores cuya unidad de producción son, en promedio, diez hectáreas. Es un productor de subsistencia, que vende en la provincia y, si tiene suerte, lo hace en el Mercado Central. Hoy, ese productor no está siendo beneficiado y debe ser atendido por un gobierno que le compra al pequeño productor para entregarles gratuitamente a las familias. Es imposible hablar de tomar un crédito.

Uno quisiera hacer un ejercicio para ver de qué forma podemos fundamentar un voto positivo a este proyecto. Entonces, analizo cuánta plata se va a derivar a mi provincia. Por ejemplo, en gastos de capital, la provincia de Formosa tuvo durante el año 2018 la suma de 2.854 millones; en el año 2019 tendrá 1.327 millones. Es decir, en términos reales, las partidas disminuyen en un 53 por ciento.

Cuando uno se pregunta cuál es el plan de gobierno que acompaña este presupuesto, lo único que puede responderse es que se trata de un ajuste tremendo para lograr un déficit cero. ¿Para qué? Si el pueblo no puede ni siquiera llegar al alimento; es el déficit cero pero a costa del hambre del pueblo.

Escuché a una diputada preopinante que dijo que quiere estar junto con los sectores más vulnerables de la Argentina. Le creo su palabra, y la invito a recorrer mi provincia y sus comunidades aborígenes. Le puedo asegurar que con este presupuesto el año que viene van a estar peor. No tengo una señal de esperanza para decirle que acompañando este presupuesto van a estar mejor. A doña Elvira no le pude decir que espere al año que viene, que va a ser mejor.

Realmente, veo que las provincias periféricas vamos a ser más castigadas con este presupuesto y que realmente, así como está, se nos hace muy difícil acompañarlo. Si ustedes tienen la respuesta para doña Elvira y los pequeños productores de mi provincia, yo me podría ir con una respuesta a esa gente. Ojalá puedan dármela. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE LASPINA Tiene la palabra el señor diputado Grana.

SR. GRANA Señor presidente: habíamos trabajado para incluir una propuesta de eliminación de los artículos 61 a 66, que son todos los referidos a PPP. Recién el señor diputado preopinante habló de estas cuestiones vinculadas con la provincia de Formosa, pero la verdad es que entendemos que cuando se votó la ley 27.328, de PPP, se ofrecían cuatro cuestiones fundamentales sobre las que se basaba esta norma: mayor transparencia, más rapidez, abaratamiento de costo y, fundamentalmente, financiamiento privado. La ley de PPP fue muy discutida, y nosotros votamos en contra porque a priori nos parecía que esto no iba a ser así y porque la experiencia internacional demostraba que las obras eran siempre más caras y no generaba ninguna garantía de transparencia, porque las trampas se podían generan de la misma manera. El único tema en el que quizás nos quedábamos con menos elementos era el tema del financiamiento privado. Es decir, la Argentina iba a tener obra pública sin poner plata, y una vez terminada la obra pública, en uso por los argentinos y argentinas, empezábamos a pagar.

Estos artículos vienen a corregir estas acciones que no se dieron con la implementación de la ley. Ya tenemos muchas obras licitadas, pero después de dos años de vigencia de la ley, a la fecha no hay un solo metro construido. Por lo tanto, lo de la rapidez no va.

Están generando y forzando leyes desde la Oficina Anticorrupción y con el procurador del Tesoro para que las empresas cuestionadas por la investigación judicial, sospechadas de corrupción o de formar parte de una trama de corrupción, puedan quedar desligadas, solamente haciendo responsable a algunos de sus accionistas. Por lo tanto, forzando la norma se pierde cualquier intento de lograr transparencia.

El tercer punto es el abaratamiento del costo. Claramente no existe tal abaratamiento, porque a través de la modificación propuesta estamos pagando la ejecución, el financiamiento y el gerenciamiento potencial de la obra. Por lo tanto, siempre será más caro. Encima, a partir de ahora el financiamiento no es privado sino que puede ser público.

Es por esto que solicitamos la derogación de estos artículos porque intentan resolver las cuestiones que la ley no pudo cubrir y qué tienen que ver con los cuatro artículos y los cuatro basamentos planteados.

No sólo queremos excluir el sistema de PPP del proyecto de ley en tratamiento sino que además queremos rediscutir la ley respectiva porque ya no sirve más. A tal punto esa norma no sirve que la quieren modificar a través del proyecto de ley de presupuesto para el año 2019. Queremos discutir nuevamente dicha iniciativa, de forma tal de que asuman el fracaso de esa modalidad y conversar nuevamente el asunto para los tiempos que corren. De esa manera veremos cómo podemos avanzar.

En caso de que se lleven adelante las modificaciones planteadas en el proyecto de ley de presupuesto para el año 2019, generaremos entre otras cosas desigualdad ante la ley para una cantidad de empresas que quizás perdieron las licitaciones o no se presentaron porque no encontraban financiamiento y, ahora, el financiamiento lo otorga el Estado.

Quiero hacer una última reflexión. Si levantamos la mirada y observamos lo que ocurre en este recinto -faltan apenas 18 horas para la sesión del día de mañana- veremos que estamos discutiendo este proyecto y casi no hay ningún diputado ni diputada. Esto se debe a lo que denunciamos durante toda la tarde: este presupuesto se está discutiendo en otro lugar. No tenemos el dictamen en nuestras manos. Este es el efecto de constituir al Congreso en la escribanía del Fondo Monetario Internacional tal como decía el señor diputado Rossi.

He tenido la posibilidad de ser legislador municipal durante ocho años, legislador provisional durante cuatro años y hace dos años que soy legislador nacional. Nunca he visto un tratamiento tan escandaloso de un proyecto de ley de presupuesto como este. Esto es escandaloso. Así están llevando las instituciones de la Argentina.

SR. PRESIDENTE LASPINA Insisto en que los bloques presenten los dictámenes lo antes posible -creo que el FPV ya lo ha hecho- dado que los están pidiendo desde la administración de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Habiendo agotado el temario del día, queda levantada la reunión.