LEGISLACION PENAL

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P04 Oficina 404

Jefe DR. TINTO JUAN ENRIQUE

Martes 15.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-7493/94 Internos 2403/01

clpenal@hcdn.gob.ar

  • ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA
  • LEGISLACION PENAL
  • SEGURIDAD INTERIOR

Reunión del día 18/10/2016

- REUNIÓN CONJUNA - USO MEDICINAL DEL CANNABIS

VERSIÓN TAQUIGRAFICA REUNIÓN CONJUNTA DE LAS COMISIONES DE SEGURIDAD INTERIOR, DE ACCIÓN SOCIAL Y SALUD PÚBLICA Y DE LEGISLACION PENAL SOBRE CANNABIS MEDICINAL
En Buenos Aires, a los dieciocho días del mes de octubre de 2016, a la hora 19 y 5:
SR. PRESIDENTE PETRI Queda abierta la reunión.

Conforme a la reunión celebrada el jueves pasado, las tres comisiones que intervienen en la discusión y debate de la utilización del cannabis con fines medicinales acordaron una reunión conjunta este martes a las 18.30 horas a los efectos de proceder al dictamen de los expedientes de referencia.

Previo a dar el uso de la palabra a los señores legisladores, voy a leer los expedientes que están en tratamiento y algunos expedientes que van a estar a la vista. En total, son once los expedientes que tratan este tema.

Ya sea de proyectos que están a la vista o aquellos sobre los que se va a emitir dictamen, estamos hablando de los proyectos de ley contenidos en los expedientes 2157-d-2016, de la diputada Gaillard y otros; 2427-d-2016, del diputado Barreto y otros; 3438-d-2016, del señor diputado Masso y otros; 3726-d-2016, de la diputada Garré; 4584-d-2016, de la diputada Molina; 4795-d-2016, de la señora diputada Martínez (A.L.); 5618-d-2016, de las señoras diputadas Gaillard y Conti; 6165-d-2016; de los señores diputados Di Stefano y Franco; 6899-d-2016, de los señores diputados Giustozzi y Caviglia; 6965-d-2016, de la señora diputada Villavicencio y otros; 7052-d-2016, del señor diputado Wechsler; 7076-d-2016, de la señora diputada Martínez (S.A.). En este sentido, se ha solicitado la unificación de los giros.

Los expedientes sobre los que se va a emitir despacho son los siguientes: 4795-d-2016; 2427-d-2016; 3726-d-2016; 5618-d-2016; 6899-d-2016 y 6965-d-2016.

Habiendo pasado revista y dado cuenta de los expedientes sobre los que se va a emitir dictamen y los que están a la vista, a continuación van a hacer uso de la palabra los señores diputados. La Presidencia aclara que estamos llevando a cabo esta reunión para proceder a dictaminar.

SRA. CONTI Por eso, que el oficialismo haga su propuesta, señor presidente.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la presidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública.

SRA. GAILLARD Señor presidente: en primer lugar, nos gustaría saber cuál es la propuesta del oficialismo, del bloque de Cambiemos, porque no hemos recibido el dictamen que hoy se está sometiendo a debate y nos parece que si hoy los diputados estamos prestos a debatir el uso medicinal del cannabis un tema que preocupa y que requiere que lo tratemos con muchísima seriedad, hubiese sido bueno que tengamos el dictamen y saber cuál es la propuesta del oficialismo que hoy no está.

Para nosotros la legalización del uso medicinal del cannabis es un tema de salud; no es un tema de seguridad ni un tema penal. Según lo que pudimos conocer del dictamen que propone el oficialismo, nos parece que es una falta de respeto que hoy el dictamen que nos plantee el oficialismo se limite a realizar o proponer un protocolo de investigación con los pacientes que padecen de las patologías que se tratan con aceite de cannabis.

Hoy estamos discutiendo el tratamiento con cannabis medicinal, que ya se ha legalizado en otras partes del mundo, como en Canadá, Chile, Uruguay, Israel y Australia.

Tenemos que debatir y dar una solución concreta a los cientos de pacientes que esperan una respuesta por parte de los legisladores acá presentes.

El dictamen del oficialismo, que pudimos conocer hace minutos, estaría limitado a la investigación, cuando en nuestro país está permitida la investigación del cannabis por la ley de psicotrópicos.

El problema de la investigación de las propiedades del cannabis es que las universidades no pueden hacerse de la sustancia porque su cultivo está penalizado.

Otro de los inconvenientes que vemos en el dictamen -reitero, lo conocimos hace minutos- es que el Estado plantea y propone que el programa que se crea al efecto del uso medicinal del cannabis, está basado solo en la investigación pero no establece cómo van a abastecer a los pacientes del aceite de cannabis.

En ese sentido creemos que es fundamental que se contemple y se abastezca a los pacientes del tratamiento. Para eso entendemos que es primordial tener en cuenta la posibilidad del autocultivo, como se hizo en Canadá. (Aplausos de los asistentes.)

El abastecimiento por parte del Estado solo es posible si el Estado produce. De modo que se garantiza el tratamiento, si es acompañado en esta transición del autocultivo y nosotros lo regulamos. De otra manera no hay ninguna posibilidad y lo que estamos discutiendo hoy es una mentira. Estamos creando falsas expectativas a los cientos de miles de pacientes que hoy esperan una respuesta por parte del Estado. (Aplausos y manifestaciones de los asistentes.)

Por eso, cuando vi el dictamen del oficialismo hace minutos, me provocó mucha angustia, porque veo que habla mucho de la promoción de la salud, de la prevención y se preocupa mucho por los efectos adversos del cannabis pero no veo que estemos tan preocupados por los cientos de medicamentos que hoy se comercializan en el mercado que tienen muchísimos más efectos adversos que los que tiene el cannabis. Si hay algo que se comprobó del cannabis, es que tiene un bajísimo nivel de toxicidad. (Aplausos y manifestaciones de los asistentes.) Eso es lo único que está comprobado científicamente.

Así lo manifestó cuando vino a la comisión la doctora Silvia Kochen –consta en la versión taquigráfica- que es una epileptóloga reconocida no solo en nuestro país sino también en el exterior.

Digo esto desde el lugar de presidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública y de legisladora, al igual que ustedes, que tiene la necesidad de dar una respuesta integral que contemple todas las aristas del tema.

La investigación sola es insuficiente. La investigación sin autorizar el cultivo es imposible. La producción pública que no está contemplada en el dictamen de la mayoría sin autorizar el cultivo también es imposible.

¿Cómo pretenden abastecer para los tratamientos? ¿Importando desde Israel? ¿Importando de otros países la sustancia? No creemos que sea el camino. Por eso vemos muchos defectos en el dictamen de la mayoría.

SR. AMADEO Tiene otro dictamen, señora diputada.

SRA. GAILLARD Estoy marcando las cuestiones con las que no acordamos y por eso vamos a presentar otro dictamen donde sí se contemple la autorización del cultivo para investigación y donde sí se contemple la autorización para la producción pública, a través de los más de 30 laboratorios de producción pública de medicamentos que hay en nuestro país, que tienen capacidad instalada y recursos humanos calificados.

Para nosotros es muy importante que haya un marco regulatorio de este tema, porque lo tratamos con seriedad y entendemos que hay que dar cuenta de todas las aristas. Entonces, en ese marco regulatorio, proponemos autorizar investigación y producción y también planteamos crear un registro para que, en el marco del Estado, se controle y se haga un registro de los pacientes que hoy pueden cultivar por tener distintas afecciones que se tratan con cannabis.

En Canadá hubo autocultivo y luego el Estado decidió suspenderlo. Sin embargo, la Corte Suprema, en el mes de abril, obligó al Estado canadiense a que vuelva a autorizar el autocultivo. ¿Por qué lo hizo? Porque no había manera de que el Estado abasteciera la demanda de tratamientos con cannabis que requerían los pacientes que tenían distintas patologías y necesitaban del tratamiento.

Por eso quiero dejar planteada nuestra posición.

Debemos resolver el tema de manera integral. Para ello pedimos autorizar la investigación y la producción, y que se permita cultivar para tratar a los pacientes, padres o familiares.

El autocultivo no es algo que se nos ocurre a nosotros. Tampoco es que las madres están ensañadas con cultivar. Las madres cultivan porque no tienen otra manera de tener el aceite para que sus hijos tengan el tratamiento. (Manifestaciones y aplausos de los asistentes.)

No prever el autocultivo es una manera de dar la espalda a los cientos de pacientes que están en nuestro país, que no son solo los niños que tienen epilepsia refractaria; estamos hablando de pacientes oncológicos, de pacientes que padecen fibromialgia, el mal de Alzheimer o el mal de Parkinson.

¿Saben qué es lo que me preocupa? Que el dictamen que plantea el oficialismo acota el uso medicinal del cannabis, como lo acotó la ANMAT el 7 de octubre, a través de una resolución, que decía: “De ahora en más, el aceite importado, solo lo vamos a autorizar para los chicos que tienen epilepsia refractaria”. Así, se restringe el universo de pacientes que pueden acceder al aceite.

¿A ustedes les parecer que estamos legislando para ampliar derechos? ¿A ustedes les parece que estamos legislando para contemplar el dolor de estas madres y de los miles de pacientes que están desesperados por acceder al tratamiento?

Nosotros planteamos en el proyecto autorizar el cultivo para investigación, producción y crear el registro para los pacientes que puedan cultivar en el marco del Ministerio de Salud. Pero también proponemos que se modifique el artículo 15 de la ley de estupefacientes, para que al igual que la hoja de coca, el consumo y el uso de cannabis con fines medicinales, no sea considerado como consumo de estupefacientes.

El dolor no puede esperar. Nosotros, como legisladores, tenemos que dar respuesta. Lo que hoy nos están planteando es insuficiente. Somos conscientes de eso y por eso vamos a hacer otra propuesta. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra el señor diputado Wisky.

SR. WISKY Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que me hubiera gustado poder comunicar el proyecto y la propuesta del oficialismo a mí y no que lo haga la presidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública.

También nos hubiera gustado mucho más escuchar la propuesta de ellos, así nosotros después podíamos opinar sobre la misma.

En concreto, nosotros pusimos el foco en esa necesidad transformada en demanda, que no tuvo respaldo por parte de las políticas públicas desde hace muchos años y que estamos tratando de resolver en este período.

Para ello nos pusimos al frente de este tema e intentamos encontrarle la solución. Algo que se contrapone totalmente con lo que planteó la presidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública cuando tratamos el tema de los medicamentos de PAMI y el oficialismo propuso sacar 160 medicamentos del Vademécum de PAMI, porque no tenían la debida respuesta académica y científica y, por lo tanto, no tenían los respaldos debidos.

Celebro que hoy la diputada esté en la misma línea que el oficialismo, porque creemos que los medicamentos deben tener una calidad adecuada y eso es algo que debe garantizar el Estado. Por eso lo proponemos en nuestro proyecto de ley.

Esta iniciativa además de crear un programa de investigación, por el artículo 6°, autoriza al Estado para que sea el proveedor. Para ello se le da todas las facultades, ya sea produciendo o importando cuando sea necesario, para darle cobertura a todos los pacientes que lo necesitan. De manera que no se limita a una patología en específico. Por el contrario, se abre el protocolo y se van a investigar todas las enfermedades que hoy estén usando el cannabis en nuestro territorio.



Por otro lado, se autoriza un registro voluntario de pacientes y familiares que estén utilizando este medicamento. Asimismo, se le otorgan facultades al Poder Ejecutivo para crear un Consejo en el que estarán representados todos los organismos internacionales, ya sean científicos, hospitales u organizaciones intermedias que puedan participar en el consejo consultivo, a fin de hacer el seguimiento del programa.

En lo que respecta a lo que manifestó la doctora Kochen, lo que ella dijo fue que debía haber un registro nacional y que debíamos tener la seguridad de que esos medicamentos fueran los adecuados para que reciban nuestros pacientes. Ella misma recomendó la creación de este programa de investigación y felicitó al Poder Ejecutivo en este sentido.

Cabe señalar que no solo existirá el beneficio de brindar a los pacientes los medicamentos que hoy están necesitando –que hace doce años vienen pidiendo y que aún no recibieron, sino que también los van recibirán gratis. El Estado se los va a brindar y los va a producir en sus laboratorios y universidades públicas.

Creo que con esta medida estamos saldando mucho más que lo que inicialmente se puso en consideración. Y creemos que, más allá de que se puedan dar más, estamos dando muchos pasos hacia adelante. Este es un salto en calidad.

Respecto de aquellas personas que no quieran ingresar en el programa de investigación, la ANMAT tendrá la facultad de autorizar la entrada de los medicamentos que se encuentren bajo investigación.

Creemos que con esta iniciativa estamos dando una respuesta mucho más amplia y pegando un gran salto en la política pública relacionada con la protección de los derechos de todas las personas. Es por eso que nosotros proponemos este proyecto, que dejamos a disposición para que firmen todos los diputados. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO Gracias, señor presidente, pero considero que ya he sido interpretado.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Ferreyra.

SRA. FERREYRA Señor presidente: en primer lugar, quiero aclarar que solo tengo borradores y que, por lo tanto, voy a trabajar dando por hecho que esto es lo que luego será firmado como dictamen. Si cometo algún error, pido disculpas, pero esto es lo que nos entregaron hace un ratito. Creí que los dictámenes serían leídos para tener conocimiento de cada uno de ellos.

SR. PRESIDENTE PETRI Vamos a leerlos...

SRA. FERREYRA Sería bueno hacerlo así tenemos certeza sobre cada uno.

SR. PRESIDENTE PETRI Señora diputada: ¿usted está proponiendo que se lean todos los dictámenes?

SRA. FERREYRA Sí.

SR. PRESIDENTE PETRI Solicito, entonces, a los autores de los dictámenes que los presenten a fin de que sean leídos por Secretaría. Aquí tenemos el dictamen del bloque Cambiemos, por lo que solicito al Frente para la Victoria que entregue el suyo.

Solicito que por Secretaría se lean todos los dictámenes indicando a qué bloque o frente pertenecen.

Tiene la palabra la señora diputada Conti.

SRA. CONTI Señor presidente: con todo respeto, quisiera orden un poco el debate. Usted, como presidente del plenario de comisiones y por el oficialismo –entiendo, hace una propuesta de dictamen. El resto de los legisladores que no estamos de acuerdo estamos formulando propuestas de dictámenes y queremos conseguir el mayor número posible de firmas.

En las demás propuestas de dictamen el autocultivo no va a ser resignado. El autocultivo de marihuana para uso terapéutico tiene que ser legalizado en el país. Esa es la necesidad donde tenemos que ir a poner un derecho. Los que tienen la necesidad saben perfectamente quiénes estamos a favor de resolvérsela y quiénes no dejan conforme sus pretensiones. Entonces, yo digo cuáles son las propuestas de dictamen. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Conforme lo solicitado por la señora diputada Ferreyra, se van a leer por Secretaría los dictámenes, anunciándose al bloque o frente al que corresponden.

SRA. FERREYRA Hay un tema técnico, porque no son dictámenes todavía.

SR. PRESIDENTE PETRI El secretario tiene en su poder el dictamen que va a poner en consideración el frente Cambiemos y me imagino que los dictámenes que va a poner en consideración han sido los que la diputada Conti y Gaillard…

.

SRA. CONTI Son propuesta

SR. PRESIDENTE PETRI Son propuestas de dictamen.

Esas propuestas van a ser leídas por Secretaría.

SR. SECRETARIO La primera propuesta de dictamen dice así:

Se lee.
SR. SECRETARIO (AMERICE) La segunda propuesta de dictamen dice así:

Se lee. (Aplausos.)
SR. SECRETARIO (AMERICE) La tercera propuesta de dictamen dice así:

Se lee. (Aplausos.)
SR. SECRETARIO (AMERICI) A continuación, pasaré a leer la cuarta propuesta sobre cannabis medicinal.

Dice así:

Se lee.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Sosa.

SRA. SOSA Señor presidente: nosotros estamos acompañando el dictamen de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, porque consideramos, como lo hemos dicho desde un principio, que este es un problema de salud pública.

Creemos que no se puede seguir hostigando a quienes durante muchísimos años porque por lo menos desde 2003 comenzaron de manera organizada todos los familiares y los propios pacientes con el uso del cannabis medicinal han visto mejorar su calidad de vida y han sido durante todos estos años realmente ignorados y, al mismo tiempo, también han sido castigados por una legislación punitiva, por una legislación criminalizadora.

Entonces, creo que lo único que se puede hacer en este momento por parte de todos los legisladores que están presentes, es reparar el daño que han hecho los distintos gobiernos al haber desconocido esta demanda. Vuelvo y sigo insistiendo en que si se ha llegado a esta situación en la que avanza el debate por la legalización del cannabis medicinal ha sido en función de la organización y de la movilización que han llevado adelante.

El dictamen de la Comisión de Acción Social y Salud Pública… (Aplausos.) …contempla justamente este espíritu, que es el de respetar el derecho al acceso a la salud, que plantea que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Salud, que plantea terminar con una legislación punitiva sobre el cannabis medicinal y, al mismo tiempo, plantea un registro para que el autocultivo deje de ser penalizado y hay demasiadas pruebas en la legislación de otros países y ejemplos. No podemos negarlo.

Yo quisiera saber por qué el oficialismo está negando la legislación del autocultivo. ¿Qué quieren imponer? ¿El ministerio de Patricia Bullrich? ¿Qué pasa acá? ¿Por qué no están escuchando que, incluso, ni siquiera dejaban que ingresaran la organizaciones con los hijos que tienen distintas situaciones de enfermedad? (Aplausos.)

Nosotros creemos que esto tiene que avanzar. Llamo a todos los legisladores a acompañar el dictamen de la Comisión de Acción Social y Salud Pública y que se contemplen estas situaciones, el registro de las personas que han visto mejorar su calidad de vida, que necesitan el cannabis medicinal y el autocultivo, también contemplado en un registro, y modificar la legislación penal que lo está impidiendo.

Ese es el planteo y ese es el espíritu con que acompañamos… (Aplausos.) …desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Ferreyra.

SRA. FERREYRA Señor presidente: mucho se discutió y se debatió. Soy autora de un proyecto pero no soy miembro de la Comisión. Si lo fuera estaría adhiriendo y firmando el de la diputada Gaillard, porque tengo que decirle, señor presidente, el objeto que define el artículo 1° del proyecto de Cambiemos es viejo, es algo que está en la legislación argentina desde el año 1968. Permítame leerle el artículo 3° de la ley 17.818, del 29 de julio de 1968 yo tenía dos años, y gobernaba Onganía, que dice así: “Artículo 3°: Queda prohibida la producción, fabricación, exportación, importación, comercio y uso de los estupefacientes contenidos en las listas IV de la Convención Única sobre Estupefacientes del año 1.961, con excepción de las cantidades estrictamente necesarias para la investigación médica y científica, incluidos los experimentos clínicos con estupefacientes que se realicen bajo vigilancia y fiscalización de la autoridad sanitaria.”

Este artículo 3° del año 68 es lo que ustedes vienen a proponer como novedad a través del artículo 1°, y por eso me parece que es vetusto. El mundo ha avanzado bastante y hay antecedentes a lo largo y a lo ancho de América latina y del mundo que dicen que el consumo de cannabis con fines medicinales no tiene contraindicaciones.

Cuando sancionamos la ley de precursores se incluyó a las semillas de cannabis. Esto es algo que no tiene nada que ver, porque las plantas de marihuana y las semillas de cannabis son absolutamente naturales y, para ser precursores o para poder generar drogas, tienen que tener un componente químico o producirse una síntesis química. (Aplausos del público asistente a la reunión). Entonces estamos yendo a contramano del mundo.

Pero además hay un problema. Cuando en el artículo 3° se establecen los objetivos, la accesibilidad de la que se habla, es con relación a la investigación. No hay libertad.

Quiero compartir una experiencia personal que tal vez ya he contado. Después de la dictadura, el otro gran golpe de mi vida fue cuando me diagnosticaron cáncer. Pude atravesar sin mayores problemas la quimioterapia porque manos amigas me acercaron aceite de cannabis. No lo llegué a usar, pero me dio la fortaleza de espíritu y la templanza necesaria como para atravesar uno de los momentos más complicados por los que pasamos las mujeres cuando nos operan casi toda una mama.

Mi caso no entraría en lo que hace a investigación, porque no llegué a consumirlo. Fue la certeza de saber que había algo que me iba a dar humanidad, si el tratamiento me desapoderaba de mi misma, lo que me permitió pasar por esta situación que no fue tan grave ni tan cruenta como pensaba que iba a ser.

Sin embargo, si me dijeran que nuevamente tengo cáncer yo no entraría en esta ley que están aprobando. No podría disponer del remedio…

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA …porque tenés que someterte a la investigación.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA Me dicen que no, pero podemos leer todo.

El uso medicinal del cannabis no se pido solo para los que están acá, sino también para todos los que tienen otras enfermedades y que ni siquiera saben si lo van a necesitar.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA Nos someten a ser conejillos de indias con algo que tengo derecho a usar. Lo dio la naturaleza y yo perfectamente podría utilizar esa herramienta, sin tener que acceder a un médico, al Estado o a alguien que me autorice. (Aplausos de los asistentes.) Las personas somos libres; lo dice el artículo 19.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA Yo dejo planteada esta posición, que los señores diputados saben que es más amplia, porque también creo que hay que despenalizar todo consumo, incluso todo el consumo de cannabis, no sólo para el consumo medicinal. (Aplausos de los asistentes.)

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE PETRI Le pido al público asistente a la reunión que guarde silencio.

SRA. FERREYRA A la misma edad que prendí un cigarrillo de Marlboro –ese que me acompaña; fumo dos paquetes por día-, prendí un porro. El Marlboro me acompaña desde hace 40 años. El porro de marihuana no me generó ninguna adicción. Fumé dos veces en mi vida y nunca me dieron ganas de seguir fumando, como sí me pasó el cigarrillo de tabaco, que es de venta legal y tiene sustancias mucho más adictivas. (Aplausos de los asistentes.)

SRA. FERREYRA Con el alcohol pasa lo mismo.

Las mamás y los pacientes que necesitan cannabis no pueden autocultivar, pero resulta que tenemos de ministra a Patricia Bullrich, que manda estos proyectos que van a contramano de las tendencias mundiales. Es más, creo que a contramano de las cosas que ha dicho el propio presidente Macri.

Sin embargo, la ministra no pudo pasar un test de alcoholemia, hecho por el que mantuvo una fuerte polémica con Guillermo Montenegro. (Aplausos de los asistentes.) Eso es mucho más grave que el hecho de que las mamás cultiven para salvar la vida de sus hijos.

La ministra Bullrich manda esta catarata de leyes sin sentido; no sabe, no es experta y lo único que consiguió fue que murieran 60 gendarmes que mandó para reprimir a Río Negro arriba de un colectivo que ni siquiera tenía la verificación técnica en condiciones.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FERREYRA A raíz de la fiesta electrónica, Time Warp, donde murieron varios jóvenes, el presidente Macri y la canciller Malcorra, llegaron a un acuerdo con una ex presidenta de Suiza, Ruth Dreifuss -que también es miembro del Comité Global de Políticas de Drogas-, para que asesore al gobierno argentino en materia de lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, este proyecto va a contramano de lo que dice, porque los pilares que ellos proponen son la salud, los derechos humanos, la no restricción y el no punitivismo. Es decir, todo lo contrario a lo que estamos haciendo con este proyecto.

El programa que suscribió el presidente Macri con los gobernadores, miembros del Parlamento y la Corte Suprema, “Argentina sin narcotráfico”, plantea justamente avanzar en reducir la penalización del consumo en general, y por lo tanto, con más razón para el consumo medicinal.

Sin embargo, acá estamos tratando un proyecto que va en contra de lo que el propio presidente Macri dice.

No me queda mucho más por decir. Se ha hablado todo. Hemos escuchado testimonios que nos desgarraron el alma y nos hicieron ver que estamos llegando tarde con esta ley, que además va a ser insuficiente y no va a solucionar lo que estas mamás reclaman.

Por ello, va a seguir el autocultivo, legislemos lo que legislemos y sea cual sea el dictamen de hoy. (Aplausos de los asistentes.)

SRA. FERREYRA Pero, como creo que se puede llegar a consensuar, existen aportes que hace el proyecto del oficialismo.

Tomando el articulado como planteaba el segundo de los dictámenes, se le puede agregar el artículo 2°, que es el programa que se ha detallad y el artículo 8°, que es importante porque esta ley del año 1968 lo que necesitaba era la imputación presupuestaria y la despenalización.

Ese artículo 8° puede ser incorporado en el dictamen de la diputada Conti o de la diputada Gaillard para completarlos, pero no puede quedar solamente restringido a la investigación.

En el artículo 6°, sobre las formas de aprovisionarse para realizar las investigaciones, se habla de importación o producción estatal. Ahí casi nos ponemos de acuerdo. Debería ser importación y producción estatal. De lo contrario, parece que mientras estemos importando no puede haber producción estatal. Si a eso le agregamos “y autocultivo”, estaríamos todos contentos y nos iríamos felices esta noche. (Aplausos de los asistentes.)

También habría que agregar un párrafo especial en todos los dictámenes sobre una amnistía ya, para todos los que están presos por cultivar, los que han cultivado en forma solidaria y los que han estado abasteciendo a cada una de las madres y pacientes de la Argentina mientras el Estado estaba ausentes. Ellos no pueden seguir sometidos a procesos penales. Por eso pido que se incorpore ya a todos los dictámenes esta amnistía. (Aplausos de los asistentes.)

Ojalá, con estas pocas correcciones, haciendo un mix de los despachos, podamos resolver y salir todos contentos con un despacho aprobado por unanimidad, que dé cuenta de las necesidades y los problemas de la gente que está fuera de nuestra burbuja legislativa.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO Señor presidente: creo que estamos cumpliendo con todas las reglas del buen funcionamiento de este Congreso, tal como lo manda no solamente la Constitución sino nuestra obligación como representantes.

Hemos tenido muchas sesiones informativas, sesiones informales, diálogos, búsqueda de la construcción común y hemos llegado con los deberes hechos a este momento, previo a que se trate en el recinto. Y usted, señor presidente, ha demostrado que los bloques han hecho sus aportes.

Por lo tanto, creo que ha llegado el momento de pasar a firmar los dictámenes, de modo que podamos acelerar el camino de este proyecto de ley hacia el recinto.

Pido formalmente, señor presidente, que pasemos a firmar los dictámenes.

SR. PRESIDENTE PETRI Si hay asentimiento, se pasará a firmar los dictámenes.

Asentimiento.
SR. PRESIDENTE PETRI Se pasan a la firma.

Tiene la palabra la señora diputada Bianchi.

SRA. BIANCHI Señor presidente: en primer, siento que un tema tan sensible, otra vez se ha politizado.

He sentido poco debate en relación al tema y sí muchas ofensas -a las que estamos acostumbrados- y a faltas de respeto, que pensé no iba a volver escuchar en este Congreso.

Me gusta el debate pero me parece que no está bueno politizar. También les quiero recordar a estos señores diputados, que insultan y le faltan el respeto a mujeres y hombres, que estuvieron 12 años en el poder y nunca se debatió esta ley en este recinto ni en esta Cámara. (Aplausos.)

Entonces, no nos rasguemos las vestiduras respecto de este tema, que es muy sensible. Lo que tenemos que hacer es acordar y lograr un dictamen lo más consensuado que sea posible.

Tengo tres dudas que me gustaría que el oficialismo me aclare.

La primera se refiere al artículo 7° que establece que se presenten las patologías contempladas en el programa. No encontré en ninguna parte del dictamen que se hable de cuáles son esas patologías. La verdad es que quisiera saber si se puede incluir el nombre de esas patologías para, por lo menos, saber a qué nos referimos.

El artículo 9° establece la creación de un consejo consultivo, pero no dice dónde va a funcionar ni quién lo va a designar.

Por último, tengo una duda respecto de la distribución. Entendí que se hará a través de la ANMAT, pero mi pregunta es –y la hago práctica: si yo, mamá, lo necesito para mi hijo, presento la historia clínica y la autorización es decir, hago todos los trámites de la ANMAT, ¿quién me provee el aceite? ¿Tengo que ir a la Aduana a hacer todo ese tramiterío imposible? ¿Cómo hago para que llegue rápidamente eliminando todo ese movimiento terrible para los padres? Estas son las tres dudas que tengo.

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Frana.

SRA. FRANA Señor presidente: creo que debemos ver la cuestión positiva del debate: estamos tratando el tema. Aplaudo esto porque, hace un mes, esta discusión era impensable. En este sentido, agradezco a mis pares por esta oportunidad de debatir sobre una temática muy importante para la sociedad.

Creo que hubo mucho debate y, tal como debe ser en tiempos de democracia, de la mano de la política. Se han presentado distintos proyectos y yo soy autor de uno de ellos, el número cuatro. En ese proyecto planteo una cuestión más abierta e incorporo al sistema de la seguridad social para la provisión. Doy por hecho que esto es necesario y que la sociedad así lo va a tomar.

El problema es que en algunos proyectos que andan dando vueltas –ojalá podemos llegar a una conclusión recolectando las diferentes ideas hay un aspecto que no se está teniendo en cuenta. Me refiero al mientras tanto, es decir, a qué hace esa mamá que necesita el aceite, que en este momento consigue mediante el autocultivo, hasta tanto las reglamentaciones empiecen a funcionar. (Aplausos.)

Mientras se hace la investigación, ¿qué hace esa señora que le duele la espalda por su fibromialgia? Mientras se hace la investigación, ¿qué hace esa persona que tiene un cáncer, que sufre dolor y que para lidiar con su enfermedad necesita del aceite, porque su vida es una cuestión de calidad y no de cantidad?

No podemos dejar de lado este aspecto ni soslayarlo. Si se quiere establecer una especie de período de transición hasta tanto se resuelvan las cosas, en el mientras tanto no podemos dejar de lado la posibilidad de que esto suceda.

Creo que está muy bien la creación del registro porque ello significa un avance. Pero este registro tiene que servir para dar protección legal a quien hoy está cultivando; el registro por sí solo no ayuda, sino que tiene que ser una herramienta para que la policía no detenga a la persona o le inicie alguna acción porque no tiene los elementos en la mano. (Aplausos.)

Con respecto a las patologías –respondiendo a lo que planteó la señora diputada preopinante, en mi proyecto incluyo un listado. En este sentido, no solo está la epilepsia refractaria sino también la fibromialgia, el cáncer, el Mal de Parkinson, la esclerosis en placa y todas las enfermedades que tengan que ver con la regulación de los movimientos voluntarios e involuntarios, que pueden ser tratadas entre otras.

Pero lo que yo pretendo y vengo discutiendo desde el primer día es que nosotros no podemos poner en un mismo marco de igualdad a una madre que cultiva para que su hijo esté mejor que a un narcotraficante; no es lo mismo. Tengan claro que no es así. (Aplausos.)

Hay que dar un marco legal porque una mamá que tiene a su hijo o hay una persona que está enferma, están jugados, y no le va a importar la situación. Ya lo están demostrando cuando arriesgan su libertad con tal de que su hijo esté mejor. (Aplausos.)

Ocupa la Presidencia la señora presidenta de la Comisión de Legislación Penal, doctora María Gabriela Burgos.
SR. FRANCO Para finalizar, le pediría que tratemos esto como un problema sanitario, porque hoy estamos tratando un problema sanitario con criterios de seguridad y no es la misma la forma en que se va a llevar adelante en la medida en que sigamos en esta línea, porque el tema es cómo se interpreta la ley a la hora de tomar una decisión, ya sea judicial o cualquier otra.

Yo presenté el proyecto número 4, pero en honor a que se buscan consensos, estoy dispuesto a bajar mi proyecto y a acompañar otro proyecto con la idea de que hoy los miles y miles de argentinos que necesitan una respuesta para un problema de salud puedan salir tranquilos, satisfechos y en paz. (Aplausos.)

SRA. PRESIDENTA BURGOS Tiene la palabra la señora diputada Frana.

SRA. FRANA Señora presidenta: no voy a agregar mucho más a lo que se dijo en esta reunión, pero sí me parece que todos tenemos que llamarnos a la reflexión. Claramente se valora la vocación de tener un programa a nivel nacional.

Lamentablemente el tiempo transcurrido y las evidencias traídas por todas las asociaciones de mamás y papás hacen que sean, por decir así, víctimas de lo que pasa con un Estado que seguramente estuvo ausente, y vuelven a ser castigados. Tenemos la costumbre los argentinos de castigar a las víctimas en lugar de recastigar a lo mejor a los que fueron responsables. Hoy si el proyecto de ley que se vote o salga es el del oficialismo claramente el problema de fondo no se resuelve, porque hay mucha gente que resolvió su tema a partir del autocultivo y acá no hay nada previsto para el autocultivo.

Además, el proyecto de ley del oficialismo, si es que tiene mayoría, no es un proyecto nacional, es una ley convenio, porque tiene la adhesión de las provincias. Si nosotros esto no lo tratamos solamente como un tema de salud pública, sino que claramente se está tratando como un tema de salud pública y de seguridad interior, equiparamos la situación de quienes tienen autocultivo con aquellos que son penalizados por el tráfico de marihuana y creo que nos seguimos equivocando.

Nosotros cuando tuvimos la reunión la semana pasada, a diferencia de lo que dijo una diputada, creo que tuvimos una reunión muy rica y tuvimos profesionales que trajeron evidencias de las ventajas, incluso del aceite que se obtiene a través del autocultivo. Pregunto por qué no prevemos en la ley una normativa donde se contemplen estas situaciones. El proyecto de ley, tal como la prevé el oficialismo, puede tener un avance en lo científico, pero de ninguna manera contempla la realidad y creo que acá se demostró que hay una realidad que nos supera, que se contempla y que resuelve un montón de situaciones. (Aplausos.)

Ocupa la Presidencia, el señor presidente de la Comisión de Seguridad Interior, doctor Luis Alfonso Petri.
SRA. FRANA Entonces, sería muy bueno que podamos consensuar un dictamen en el que, además de los avances del Estado, de la intervención y seguramente cubrir baches que vienen de lejos, podamos ir más allá, entendiendo realidades, porque de lo contrario, como dijo alguien recién, seguimos en la burbuja legislativa y no entendemos lo que pasa afuera de estas cuatro paredes. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra el señor diputado Solá.

SR. SOLÁ Señor presidente: quisiera recordar que lo que estamos discutiendo se deriva del propósito de un proyecto de ley que presentó el oficialismo y que fue enviada al Senado modificada, si no digo mal, sobre el tema de los precursores, sobre el que no había marco legal suficientemente claro en la Argentina.

Incluso pensamos que debe haber una clasificación de precursores que no está. Pero la voluntad de la mayoría de la Cámara fue mejorar el marco jurídico en la lucha contra las drogas adictivas y sus consecuencias.

A raíz de eso, “Mamá Cultiva” y otros grupos de madres, padres, parientes de jóvenes, y niños o personas mayores que sufren de epilepsia refractaria, vinieron a esta Cámara a decir que si modificábamos la vieja ley de 1968 de estupefacientes lo hiciéramos teniendo en cuenta la situación real de cultivadores con fines terapéuticos, específicamente teniendo en cuenta la llamada epilepsia refractaria.

Nosotros legislábamos ese miércoles pensando en millones de habitantes y surgieron miles de habitantes de la Argentina con esta problemática. Se nos plantea un problema muy serio. El primero es el derecho individual de la gente a hacer lo que le plazca dentro de su casa mientras no perjudique a un tercero. (Aplausos de los asistentes.) No me aplaudan que tal vez me tienen que chiflar después. (Risas.)

El otro punto es que nosotros tendemos a tener una mirada humanitaria sobre cada uno de los grupos, que si bien son minoritarios, se ha legislado muchísimo sobre los derechos para las minorías y fue una bandera del gobierno anterior.

La suma de los derechos de las minorías no constituye un aumento del derecho de la mayoría. ¿Está claro, no? Y nosotros, legislamos para las mayorías.

Ahora bien, el Estado no legisló nunca en los años anteriores y eso es algo que deben admitir los diputados y diputadas del Frente para la Victoria. Por eso entendemos que a raíz de esta demanda se proponga introducirse en el problema, investigar a fondo y producir aquellos derivados del cannabis que tengan relación directa con la patología de la que hablamos y de otras. Esto no lo sabemos, pero el avance de una investigación -que tenga como marco central la actitud y la acción del Estado a través de todos sus organismos de investigación y de control- puede llevar a descubrir la posibilidad de usar el producto en otras patologías, que son mencionadas por muchas personas, pero que no son conocidas todavía -más allá de lo que dijo la compañera Ferreyra- y que yo creo que deben quedar abiertas al mundo de la investigación.

Estamos de acuerdo con que haya un programa, que haya investigación con las funciones que se le dan, que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Salud y que exista un consejo consultivo donde queremos que no existan instituciones o personas que tengan patrocinio comercial ni cualquier conflicto de intereses que afecte la transparencia o la buena fe de la participación. Queremos que ese consejo sea honorario, y así lo hemos especificado.

¿Pero qué pasa mañana con las madres si este proyecto de ley se promulga en el Senado? ¿Qué pasa con aquellos que se acostumbraron a cultivar -ya sea porque no tiene otra salida o porque aman esa salida-, para darle a sus hijos con problemas, a los hijos de los vecinos o de los conocidos el aceite de cannabis? Porque estas personas comprueban y creen fervientemente que la frecuencia de las convulsiones desciende abruptamente, y están más que autorizados como testigos a hacerlo, aunque no sea un argumento científico sino humano.

El problema es que no podemos ser hipócritas y decirles: “Miren, como desde 1989 el artículo 1° prohíbe la siembra, el cultivo, la cosecha, la producción, la acumulación, el estoqueo y la venta de varios productos entre ellos el cannabis sativa o la marihuana, nosotros les proponemos que intervenga el Estado”.

Pero nosotros no tenemos un Estado como el de Suecia; tenemos un Estado que tarda lo que tardó, por ejemplo, en dar AZT a los enfermos de SIDA.

No podemos ignorar eso y decirles a estas personas que sigan haciendo lo que hacen, contraviniendo la ley. De todos modos, han sido pocas las veces que los han intervenido policialmente y mientras tanto el Estado, con su velocidad habitual, va a producir el aceite correspondiente o la gama de productos correspondientes. Porque además, parece ser que hay diferentes productos para diferentes situaciones, necesidades y edades.

Por lo tanto, no podemos ignorar la transición. Y no lo podemos hacer porque nos han puesto el problema sobre la mesa. Tenemos que decir algo y tenemos que hacer algo legal respecto a esta transición.

Nosotros proponemos que exista una transición: que se decida tener un registro obligatorio de usuarios de productos derivados del cannabis, que se usen con fines terapéuticos para la epilepsia refractaria, que es lo que está bastante probado según lo dijeron profesionales importantes el jueves pasado.

Al mismo tiempo, hasta que el Estado no esté en condiciones de dar en todo el país la calidad y cantidad necesaria de los productos mencionados no pueden quedar en esa situación, que no es un limbo; es una situación prohibida. Un limbo es cuando no se sabe.

Por eso proponemos un artículo para la transición que establezca que el uso privado de los productos quede fuera de la penalización. Que sea el consejo consultivo honorario -del que habla la ley que ustedes presentaron- el responsable.

En ese consejo consultivo tienen que estar representados todos los actores: el Estado, la investigación, la práctica y el saber empírico, que son las madres y el resto de las personas que han venido.

Queremos que sea ese consejo consultivo el que diga cuándo el Estado está en condiciones. A partir de ese momento, entonces sí entregarles a todos los productos que necesitan y levantar la despenalización sobre el cultivo. (Aplausos.)

¿Por qué pensamos así? Nosotros creemos que el uso de la marihuana, el fumar marihuana, no debería estar en el Código Penal sino en el Código de Faltas. ¿Por qué? Por el tipo de producto, la adicción que produce y sobre todo porque es el producto que produce menos cambios de conducta, en el sentido de perjudicar al que no fuma o no se droga.

La verdad es que esto no ocurre con el alcohol, ni con la heroína, ni con el paco, ni con la cocaína. Allí, el interés es social porque el problema lo tiene el que se droga y el que no lo hace, porque este último puede sufrir las consecuencias. Y hablo del alcohol en primer lugar.

Pero lo que nosotros no queremos es que se instale la producción y comercialización en el sector privado de productos derivados de cannabis. No queremos que se instale y que se abra al sector privado. Sabemos que Monsanto, por ejemplo, ya tiene cannabis transgénico y está esperando eso.

Las grandes entidades mundiales de investigación ligadas a los laboratorios grandes o multinacionales proponen la despenalización total, pero no viven en la Argentina, donde hay un 35 por ciento de personas, sobre todo, jóvenes totalmente vulnerables no solo respecto a este tema sino a cosas mucho peores, como el paco, por supuesto.

Nosotros no podemos controlar el gran cultivo. Y como agrónomo llamo “gran cultivo” a aquello que se va de control. Y lo que se va de control es aquello que empieza con una planta y termina con cien hectáreas escondidas en el medio de la soja. Se trata de algo con mucho mayor valor que el común.

Es por esto que nosotros hablamos de transición. ¿Cuánto durará? Lo que deba. No podemos decir que será por seis meses o un año, porque no sabemos cuándo van a estar bien atendidas. Si ocurriera –como planteó una señora diputada preopinante que para contar con el producto, el cultivo en gran escala o en escala mayor se prohíbe generando en consecuencia que no haya materia prima suficiente, entonces tendremos que mirar nuevamente la situación. Nosotros no estamos dispuestos a que todos estos pacientes dependan de la importación de un producto que no tenemos. ¿Está claro?

Este es el proyecto que presentamos hoy y hasta aquí llegamos. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Donda Pérez.

SRA. DONDA PÉREZ Señor presidente: tanto mi posición personal como la de Libres del Sur, del Interbloque Progresistas, es pública: estamos a favor de la autorización del uso de cannabis con fines medicinales. Creemos que el dictamen del oficialismo no termina de contemplar la situación que durante largas jornadas las madres, médicos, científicos, estuvieron explicando en las reuniones informativas que se hicieron a este respecto.

Hay que discutir seriamente y contemplar la situación de aquellas familias que están al margen de la ley, llevando adelante una actividad que es ilícita. Hoy hay un joven preso, con una causa penal, en la provincia de Córdoba por hacer crema con cannabis para las personas que tienen fibromialgia, problemas musculares y para algunas otras patologías. Ese chico está preso y tiene una causa penal.

Esta es la situación real. Estamos arrojando a las personas a la clandestinidad y corriéndolas con el derecho penal, cuando aquí estamos ante un problema de salud. Realmente, me parece que no solo no se termina de entender la situación, sino que se está desperdiciando la oportunidad de que el Congreso de la Nación abra los ojos y preste sus oídos ante una situación que tiene enfrente: mamás, papás, familiares, médicos, científicos, personas que solidariamente lo que están haciendo es decirnos que esta sustancia que está prohibida ayudan a mejorar la calidad de vida de nuestros hijos, de nuestros bebés.

No comprendemos muy bien por qué se quiere llevar la discusión así. Nosotros vamos a insistir con el dictamen presentado en la Comisión de Acción Social y Salud Pública, que también fue largamente discutido y comparado con experiencias internacionales de países muy cercanos a los nuestros, como Chile, por ejemplo.

Vamos a insistir con ese dictamen. Lo vamos a llevar al recinto y vamos a pelear porque si hay algo que tenemos que garantizar como legisladores nacionales es una vida digna, y si no es una vida con salud, la dignidad no existe. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE PETRI Tiene la palabra la señora diputada Bregman.

SRA. BREGMAN Señor presidente: voy a ser muy breve, pero no quiero dejar de hacer público que he firmado el dictamen que se discutió en la Comisión de Acción Social y Salud Pública, que lo acompaño y también ya hemos hecho pública nuestra postura en todas las reuniones que se hicieron.

No deja de asombrarme lo que aquí se dice. Recién el diputado Solá dijo que, de última, miraríamos de nuevo. Nosotros no queremos mirar de nuevo. Queremos que estas madres tengan una solución ya. (Aplausos de los asistentes.)

Mientras el Estado investiga y se hace todo lo que se cree necesario, tenemos que reivindicar lo que ellas hicieron, porque han sido las que fueron al frente, las que hoy dicen “estamos por el autocultivo”. Entonces, las tenemos que escuchar, porque ese autocultivo es hoy el que le provee de medicina a sus hijos.

Todo lo que se contraponga a ello nosotros no lo vamos a acompañar y no lo vamos a comprender porque está en juego la vida de chiquitos y de pacientes. (Aplausos de los asistentes.)

Lejos podemos estar nosotros, desde el Frente de Izquierda, en querer hacerle el juego a Monsanto. Acá el juego a Monsanto se lo hacen las grandes cerealeras, el negocio de la soja y tantos otros negocios que en la Argentina solamente reciben beneficios del Estado pero el Estado hasta este momento no le dedicó un minuto de su interés a resolver este problema.

Como dije antes, hemos firmado el dictamen de la Comisión de Acción Social y Salud Pública. Seguiremos peleando para que el autocultivo esté contemplado mientras se realicen todas las investigaciones que quieran, pero que debemos contemplar que las madres tengan la manera de proveer de medicina a sus hijos hoy sin que sean criminalizadas. (Aplausos de los asistentes.)

Es increíble que esto siga siendo criminalizado, perseguido. El ejemplo que ponía recién la diputada Donda Pérez es significativo, así que nosotros estamos en contra de todo tipo de criminalización y acá no podemos caer en discusiones que distraigan la atención de lo principal.

Lo hemos dicho muchas veces: nosotros estamos por la legalización integral de la marihuana. Hemos presentado un proyecto, pero no lo discutimos en este momento porque creemos que este caso tiene una particularidad, que es un tema de salud pública, y eso es lo que se tiene que discutir. Si quieren discutir los negocios de Monsanto, organicen todas las reuniones que quieran que nosotros tenemos mucho para decir. (Aplausos.)



SR. PRESIDENTE PETRI No habiendo más oradores anotados para hacer uso de la palabra, brevemente quiero decirles que el dictamen de la mayoría, o el dictamen del frente Cambiemos, lo que receptó fueron muchas de las observaciones y de las recomendaciones que se realizaron en la reunión informativa pasada pero, además, de muchos de los proyectos que ya se habían presentado en esta Cámara de Diputados de larga data.

¿Por qué digo de larga data? Porque lo decíamos el jueves pasado y lo volvemos a decir ahora. Es necesario que esto se sepa ya que no es un problema nuevo, pero sí lo estamos enfrentando ahora y estamos intentando solucionar con distintas visiones, con distintas características, de distinta manera, porque viene de muchos años atrás, y el primer proyecto, como dije, data del año 2003.

Respecto del dictamen de la mayoría, del frente Cambiemos, nosotros lo que estamos garantizando a partir de la implementación de este programa es el acceso gratuito de todos y cada uno de los pacientes que se incorporen al programa.

Es importante decir esto, porque hasta ahora no existía absolutamente nada. Hasta ahora, el Estado había mirado para el costado. Hasta ahora, el Estado se había desentendido de la problemática de aquellos pacientes, usuarios o personas que utilizaron aceite de cannabis. Prácticamente los había dejado a la buena voluntad de las intenciones y de las posibilidades que efectivamente tuvieran.

Algunos optaron por autocultivar; otros optaron por importar y otros quizás intentaron con algún otro tipo de medicamento.

Lo cierto es que desde hace muchísimo tiempo no tenían respuesta alguna por parte del Estado a la problemática que tenían, ya sea epilepsia refractaria, fibromialgia, pacientes oncológicos, pacientes de HIV-SIDA o con otras patologías, como autismo. No encontraban un Estado que se hiciese cargo del problema y les planteara algún tipo de alternativa como solución.

He escuchado a algunos legisladores que intentan tergiversar las cosas diciendo que la incorporación a este programa es solamente para la investigación científica. Esto no es cierto.

La incorporación al programa, desde el minuto uno, va a posibilitar el aprovisionamiento de cannabis, ya sea porque lo fabrique el Estado -a partir de los estudios clínicos que se hagan y a través del consentimiento informado que tiene que dar el paciente- o porque en una primera instancia el Estado tenga que importar. Pero estamos asumiendo la responsabilidad que como Estado nos compete.

Otra cuestión que me parece importante destacar es la capacitación a los médicos, porque también se mencionaba recurrentemente que uno de los principales problemas que tenían los pacientes es que no tenían médicos que tuviesen la valentía, el coraje o el conocimiento para indicar y prescribir el cannabis para uso medicinal. Por eso nuestro proyecto también establece la capacitación permanente y continua de todos aquellos médicos que se incorporen al programa.

Una de las cuestiones que nos parecía central, y que mencionó todos y cada uno de los especialistas que vinieron aquí –ya sea que venían propuestos por el oficialismo o por la oposición-, es la necesidad de que el Estado nacional genere evidencia científica que avance en las investigaciones.

Hasta ahora el Estado nacional nunca había generado investigaciones científicas respecto de la utilización del cannabis para, eventualmente, incorporarlo a distintas patologías o como cuidado paliativo. Esto no se había hecho y todos festejaron que se generara investigación y evidencia científica por parte del propio Estado.

También establecemos que la autoridad de aplicación es el Ministerio de Salud, que no solamente puede investigar sino que también puede supervisar investigaciones de facultades y universidades que, como la universidad de La Plata, han avanzado mucho en la investigación del cannabis para uso medicinal.

Otra cuestión sobre la que legislamos apunta a dar amplias facultades para que el Estado nacional pueda aprovisionarse de todos y cada uno de los insumos necesarios para producir este aceite de cannabis que ustedes están reclamando, ya sea a través de la producción por parte del propio Estado nacional o a través de la importación.

Nosotros queremos un Estado que tenga las manos libres, para que a partir del minuto 1 desde que esta ley se apruebe pueda rápidamente adquirir los insumos necesarios para la fabricación del aceite de cannabis.

Otra cuestión que se dijo, y de la que tomamos nota -por eso lo van a encontrar en este despacho-, es que la ANMAT había resuelto solamente restringir las importaciones de aceite de cannabis para aquellas personas que habían sido diagnosticadas con epilepsia refractaria, pero negaba las posibilidades de importación para otro tipo de patologías.

Por eso creímos imprescindible establecer con toda claridad que la ANMAT tiene que autorizar la importación de todas y cada una de las patologías que estén incorporadas en el programa. Como en definitiva las patologías del programa van a exceder a la epilepsia refractaria –esta era una de las preguntas que hacía la diputada Bianchi-, no se enumeran taxativamente las patologías para no encerrar a la autoridad de aplicación en cinco o seis patologías. De manera que si es necesario generar evidencia científica, si es necesario establecer que se incorporen al programa pacientes que no solamente tengan epilepsia refractaria o fibromialgia o sean pacientes oncológicos, el Poder Ejecutivo tendrá la posibilidad de ampliar ese listado. Y sobre ese listado que amplíe el Poder Ejecutivo, la ANMAT se va a ver obligada a ampliar la cobertura y garantizar la importación.

Otra cuestión que nos parecía fundamental era la creación del registro. Por eso lo proponemos y lo van a encontrar en este proyecto.



Nosotros nos enfocamos en un registro de pacientes y sus familiares. Aquí nos parece central no solamente incorporar al paciente como el objeto central de la regulación de esta ley.

Muchos dicen que venimos a regular algo que ya está autorizado en 1968. Esto no es así, porque este es el marco regulatorio que instrumenta una vieja autorización que nunca este Congreso se abocó a tratar.

En 1968 se estableció la facultad genérica para las investigaciones médicas o científicas, pero el marco regulatorio que posibilitara esas investigaciones y que garantizara la cobertura, durmió el sueño de los justos.

Aquí estamos hablando de que ingresen a este programa todas y cada una de las personas que les interese y que la cobertura sea universal a la hora de ingresar al programa, sin cortapisas y sin limitantes. Es decir que si todas y cada una de las personas que tienen diagnosticada epilepsia refractaria deciden ingresar al programa, el Estado va a estar obligado a incorporarlas al programa.

De manera que no es algo que desde 1968 este Congreso había autorizado y que ahora estamos repitiendo esa vieja disposición. Al contrario, la estamos operativizando, la estamos haciendo efectiva y estamos estableciendo las condiciones para garantizar que todos y cada uno de los pacientes puedan ingresar al programa.

También estamos estableciendo partidas presupuestarias. Porque una ley sin financiamiento, una norma que tenga un objetivo tan ambicioso, que no solamente prevea la importación gratuita para todas aquellas personas que se incorporen al programa -y también onerosa para aquellas personas que no lo hagan- y que prevé la cobertura del aceite de cannabis, tiene que tener los recursos presupuestarios suficientes para hacer frente a todas y cada una de las personas que se incorporen a este programa.

Por todas estas cuestiones, nuestro objetivo no es dilatar esta discusión. Muchos pensaban que el enfoque que íbamos a darle era de seguridad.

Todos los legisladores que integran las comisiones de Seguridad Interior, de Acción Social y Salud Pública o de Legislación Penal estamos preocupados por la salud de todos y cada uno de los chiquitos. Todos nos conmovimos con los videos que pasaron. Todos dijimos que teníamos que encontrar una solución, que esto no podía seguir pasando en la República Argentina, que no podía seguir pasando que el Estado no asumiera la responsabilidad que tiene como tal.

Por eso dijimos que íbamos a hacer el plenario de las comisiones el día de hoy, martes. Algunos me dijeron que quizás nos estábamos apresurando al firmar dictamen hoy y que deberíamos prolongar un poco más la discusión. Lo que respondimos es que habíamos asumido un compromiso público de llegar a hoy, martes, con una solución para un colectivo de personas que hace mucho tiempo vienen exigiendo una respuesta, que las vienen pateando para adelante y que les vienen diciendo que van a sancionar una legislación y no lo hacen. (Aplausos).

Por eso dijimos que íbamos a llegar a hoy, contrarreloj, buscando los consensos que sean necesarios y permitiendo que todos y cada uno de los bloques se expresen, escuchando a todos y cada uno de los actores que intervienen en el sistema.

Por estas cuestiones, creo que se ha dado un saludable debate en el Congreso, que seguramente se va replicar en las sesiones de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores.

Lo que estamos generando es una respuesta posible para garantizar la cobertura de un montón de personas que hace mucho tiempo fueron dejadas de lado. Porque no solamente fueron dejadas de lado las personas que autocultivan -muchas de ellas están aquí-, también fueron dejados de lado los pacientes que reclaman el tratamiento de cannabis medicinal y que para ello lo importan, lo autocultivaran o que se los provee terceros. El Estado siempre dejó de lado a todos ellos.

Hoy lo que estamos haciendo es lograr que el Estado acompañe a todos y cada uno de los pacientes.

SRA. ASISTENTE ¡A todos no!

SR. PRESIDENTE PETRI Yo he sido respetuoso. He tratado de garantizar que todos se manifiesten con respeto y he tratado de garantizar un debate que sea constructivo. Pido exactamente lo mismo.



Para concluir, esperamos que esta iniciativa sea tratada prontamente en el recinto de la Cámara y que de una vez por todas el Estado asuma la responsabilidad que le compete.

Muchas gracias a todos por su participación.

No habiendo más asuntos que tratar, queda levantada la reunión.