LEGISLACION PENAL

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P04 Oficina 404

Jefe DR. TINTO JUAN ENRIQUE

Martes 15.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-7493/94 Internos 2403/01

clpenal@hcdn.gob.ar

  • FAMILIA, MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA
  • LEGISLACION PENAL

Reunión del día 17/08/2010

- REUNIÓN DE COMISIÓN

En Buenos Aires, a los diecisiete días del mes de agosto de 2010, a la hora 17 y 34:
SR. PRESIDENTE VEGA Reglamentariamente tengo que levantar la sesión por falta de quórum. En este sentido, presento como fundamento el artículo 108 del Reglamento de la Honorable Cámara.

Esto significa que, de común acuerdo con la señora diputada Claudia Rucci, presidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, vamos a convocar a otra reunión para la semana que viene, en los términos del artículo 108 del reglamento, a fin de tratar el mismo temario.

Pero antes de que se levante, a pedido de señoras diputadas y señores diputados y por razones de honestidad intelectual y de respaldo político, vamos a otorgar el uso de la palabra durante diez minutos a una señora que tiene cosas importantes que decir y que quiere buscar el respaldo político de esta comisión. Está subiendo a esta sala, por lo que solicito a las señoras diputadas y a los señores diputados que la aguardemos. Asimismo, independientemente de que la reunión de esta comisión se ha levantado, pido a los taquígrafos que registren el testimonio de esta señora.

SRA. RUCCI La señora Nancy Miño Velázquez está subiendo. Vamos a esperarla cinco minutos.

SR. PRESIDENTE VEGA Quiero aprovechar esta oportunidad para decir que en relación con el tratamiento del tema de la trata de personas se celebraron 14 reuniones de asesores y 4 reuniones conjuntas de las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. Hubo 20 exposiciones de víctimas, de representantes de organizaciones no gubernamentales, de fiscales, de académicos y de jueces. Se realizaron 8 reuniones de asesores de la Comisión de Legislación Penal; están a disposición los días. Las reuniones de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia fueron tres y están a disposición los textos.

Señalo esto para que ustedes vean que el dictamen que habíamos pensado firmar, si bien no refleja el consenso total expresa un acuerdo en los bloques principales de legalidad, que básicamente son dos. El primero es el consentimiento, es decir, hacer desaparecer el consentimiento en la configuración del hecho delictual. Y el segundo está determinado por los organismos de control y de seguimiento.

Por lo tanto, les pido que tengan un poco de paciencia mientras aguardamos la presencia de la señora Miño Velázquez.

SR. ALCUAZ Pido la palabra.

SR. PRESIDENTE VEGA Tiene la palabra el señor diputado Alcuaz.

SR. ALCUAZ Señor presidente: si bien esto no es formalmente una reunión de comisión, aprovechando esta espera y atento a que usted la semana pasada, cuando nos cruzamos en el recinto, me comunicó informalmente la intención de la comisión de tratar el tema del régimen penal juvenil en la próxima reunión de diputados, quiero expresar públicamente lo que le dije ese día en la conversación que mantuvimos privadamente.

Entiendo que es un tema que merece ser analizado por los asesores, que no lo han abordado en esta gestión de la comisión, considerando que si bien hay un dictamen del Senado también hay proyectos de diputados -entre los que me incluyo- que hasta ahora no han sido revisados y ni siquiera tenidos en cuenta por esta comisión.

Mi propuesta es que se convoque a los asesores para que ellos lo traten en una reunión y recién después pase a ser considerado por los señores diputados, como se ha hecho con todos los temas que hemos debatido este año. Sinceramente, considerando que la mitad de los diputados de esta comisión somos nuevos, me parece que ese argumento de decir que hace mucho que el tema se viene tratando realmente no es válido, cuando muchos de nosotros ni siquiera hemos tenido la posibilidad de que se discutieran nuestros propios proyectos.

Por lo tanto, quería pedirle esto públicamente. Es decir que se convoque a los asesores para tratar este asunto. Esto no es para dilatar el tema; por el contrario, quienes hemos presentado proyectos somos los más interesados en que se emitan los correspondientes dictámenes.

Pero me parece que, a fin de poder estudiar y aprender del tema, y sobre todo para respetar a quienes hemos presentado proyectos al respecto, esto tiene que pasar por asesores.

SR. PRESIDENTE VEGA En lo que concierne a la Comisión de Legislación Penal, hay una mesa directiva, es decir que le trasladaré su pedido a la mesa directiva y veremos cuál es la decisión. De todas formas, este no es un dictamen, sino un proyecto que tiene sanción del Senado.

Tiene la palabra el señor diputado Alcuaz.

SR. ALCUAZ En realidad, todas las comisiones tienen mesa directiva. Las decisiones obviamente se toman entre todos los diputados; no es que existen diputados de primera y diputados de segunda en la Comisión de Legislación Penal. Me parece que todos los diputados y asesores tienen derecho a participar en este tema.

Si la mesa directiva, como usted dice, insiste sobre ese tema, desde ahora aviso que en la próxima reunión de diputados me veré obligado a proponer que la cuestión sea girada a asesores. Yo prefiero evitar los conflictos por vaguedades entre los diputados y que lo resolvamos desde ahora.

Sinceramente no entiendo el motivo por el cual algunos temas pasan a los asesores y se tratan durante 60 o 90 días mientras que con otros no sucede lo mismo porque en algún lado se decidió de ese modo. En todo caso, quiero que esto lo discutamos los diputados.

SR. PRESIDENTE VEGA Entiendo, señor diputado. De todas formas, la regla sigue siendo la misma en las democracias, la mayoría es la que toma la decisión en la medida en que sea reglamentario.

SR. ALCUAZ No cabe duda.

SR. PRESIDENTE VEGA Tiene la palabra la señora diputada Storni.

SRA. STORNI Comparto absolutamente lo expresado por el señor diputado Alcuaz y además quiero aclarar que, como ya lo ha leído el diputado Vega, lleva mucho más tiempo de trabajo.

Concretamente ahora me voy a referir al tema de trata de personas que se discute en las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. Por lo tanto, pido que primero se procese la información de los expertos que hemos invitado y la que nos han brindado las distintas instituciones que han concurrido, de otro modo no tendría ningún sentido invitar a personas que no vayan a ser escuchadas. Esto permite no solamente escuchar aquí en el seno de la comisión a nuestros invitados sino también poder plasmar sus sugerencias e inquietudes a fin de lograr el mayor de los consensos a la hora de emitir dictamen.

Digo esto porque solicito que primero se convoque a asesores a fin de procesar esa información y que después podamos arribar al dictamen.

Quiero poner en conocimiento de todos ustedes que pasé por escrito un pedido a la señora diputada Rucci, en su carácter de presidenta de la Comisión de Familia, para que reúna previamente a esa comisión.

SRA. RUCCI En respuesta a lo solicitado por la señora diputada Storni -luego se van a enviar los mails- la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia se va reunir para seguir trabajando sobre el tema de trata de personas.

Si me permiten, le doy la palabra a la señora Nancy Miño Velázquez y le agradezco por estar aquí con nosotros.

SRA. MIÑO VELÁZQUEZ Les agradezco por esta oportunidad.

Mi nombre es Nancy Graciela Miño Velázquez y hasta el día de la fecha, provisoriamente, todavía sigo formando parte de las filas de la Policía Federal. A partir de octubre de 2008 la Jefatura dispuso que, aun siendo personal administrativo, preste servicio en la División Trata de Personas. Humildemente quiero exponer -aprovechando que las ONGs y familiares de víctimas de trata han manifestado la problemática- desde la óptica de una funcionaria policial.

Quiero aclarar que lamentablemente fui testigo de las anomalías y que de hecho he presentado el 11 de mayo una denuncia ante el Juzgado Penal 1, del juez Sergio Torres, que fue ratificada ante el juez Ariel Lijo el 13 de mayo, sobre la corrupción en la División Trata de Personas. He aportado pruebas y fotos sobre los procedimientos fraguados en donde se introducían elementos, por ejemplo drogas, armas limadas, para incriminar a tratantes, a veces a proxenetas, porque no siempre estábamos combatiendo la trata de personas sino precisamente para sacar un rédito.

He sido comisionada en dos oportunidades por el jefe de la División Trata de Personas, Jorge Omar Fernández, para localizar a dos tratantes de blancas. Uno fue localizado en jurisdicción de Comisaría 5ª, una pareja de americanos, y otro en Lanús.

Esto ya había sido trabajado por la Justicia. Ya tenían librado pedido de captura. Sin embargo, al ser localizados, como no soy personal de seguridad, la División Trata de Personas, el comisario, comisionó a una brigada para que fuera, no a detenerlos, sino a cobrarles una suma de 50 mil pesos, que es lo que cuesta infringir la ley de trata.

He hecho labores inteligencia, de agente encubierto, siendo que la ley de trata no lo contempla, y ustedes lo saben mejor que yo al ser idóneos en la materia legislativa. Y acá es donde humildemente yo quiero hacer una sugerencia, que gracias a Dios ya la he escuchado de varios exponentes en el debate anterior: que traten de contemplar, de introducir figuras, no como la del agente encubierto, sino como la del testigo encubierto, el arrepentido. Y también que pongan hincapié en los funcionarios policiales o de las diferentes fuerzas de seguridad que quieran denunciar -como he denunciado yo- hechos de corrupción, pero con las garantías.

Hoy por hoy no se tienen garantías. Fíjense que en el caso mío estoy sufriendo dos juicios. Primero he puesto mi denuncia sobre la corrupción ante el juzgado federal. Y también la Policía Federal, por sobre todas las cosas, se está tomando la atribución de hacerme un sumario administrativo, siendo que yo he denunciado a toda la cúpula de Investigaciones Federales y no solamente al comisario Jorge Omar Fernández. Porque lo que todo el mundo supo públicamente a partir del 13 de mayo la Policía Federal lo sabía a partir del 15 de febrero, porque ya Miño Velázquez, cuando fue el 12 de marzo a declarar en forma testimonial por los prostíbulos -18 prostíbulos allanados, prostíbulos que desembocaron de la investigación de una ONG, de la Fundación Alameda- a la Policía Federal no le constaba. Y sin embargo Miño Velázquez estuvo introducida en uno de los prostíbulos, donde había una chica oriunda de Paraguay que estaba siendo increpada por otra de la misma nacionalidad y que Miño supo -digamos, como soy oriunda de Paraguay- interpretar el diálogo en guaraní.

Se lo transmití en ese momento a la licenciada del Grupo de Rescate, que se llama Betina. No hizo oído obviamente a mi exposición porque se limitó a decirme que ella era licenciada y que ella determinaba cuándo había trata o no, siendo que no había ninguna tercera persona que interpretara el guaraní.

He dado detalles de cómo se ha traído a esta chica, quién era la captadora, cómo la habían bajado en Retiro, cómo la habían llevado hasta Mar del Plata. Y lo que es peor, que en todos los procedimientos que participé fui testigo de cómo el Grupo de Rescate -y a mí no me pueden desmentir- no funcionó. ¿Por qué no funcionó y por qué yo sí le voy a pedir a los legisladores que se contemple la posibilidad de evaluar que por ley se revea el tema de asistencia integral, pero de verdad? Porque en uno de los procedimientos de Mar del Plata, en la calle Falucho al 4.000, precisamente, fue rescatada una persona, un travesti de 17 años, que solamente se optó por llevarla porque era menor, no porque había trata. Sin embargo, esta chica, habiendo tomado mi número de celular... El 6 fue el procedimiento, el 6 de febrero; el 10 de febrero ya estaba en su seno familiar.

Entonces, ¿de qué rescate, de qué contención estamos hablando cuando decimos "Sí, se rescata, se contiene"? Ni se rescata ni se contiene. Y yo he presentado pruebas a la Justicia.

Yo he viajado con la señora Zaida Gatti, la supervisora del Grupo de Rescate y Acompañamiento, a la provincia del Chaco cuando sonaba con bombos y platillos un megaoperativo que se hizo simultáneamente con allanamientos en Córdoba, Tandil, Río Gallegos. Río Gallegos y Tandil dio negativo, siendo que nos consta, ya por los medios periodísticos, y es lamentable decir que hasta los periodistas investigan y les da positivo y a la Policía Federal no le puede dar positivo. Y acá estoy hablando específicamente de la División Trata de Personas, porque me honra la institución y no es para ensuciar a la institución. Acá yo estoy siendo muy puntual y he sido puntual también ante la Justicia.

Dio negativo. Sin embargo, con la señora Zaida Gatti y el comisario Jorge Omar Fernández nos apersonamos a detener a una persona, a una proxeneta de sexo femenino, donde la casa era precaria. De ahí no sacamos ni una menor porque solamente el Grupo de Rescate consideraba víctima de trata a las menores.

A mí me gustaría saber quién les enseñó esa filosofía o quién les enseñó que la ley se interpretaba así. Porque si bien he estado escuchando el tema del consentimiento, en trata siempre hubo mayores y menores.

Después, también hice públicos los procedimientos con respecto a un prostíbulo en el conurbano bonaerense, a la vuelta de la casa del señor Jefe de Gabinete Aníbal Fernández. ¿Por qué hice mención de esto? Porque es tanta la impunidad que tiene la División Trata de Personas que ni siquiera habiéndome infiltrado como prostituta -y acá estamos hablando de que la ley de trata no contempla, como la ley de drogas, al agente encubierto-, es tal el desprecio por la vida, que tampoco se me contuvo. Hasta los medios que tenía que utilizar como agente de inteligencia me los proveía yo: celular, cámaras. Me acompañaba solamente una dotación que se quedaba riendo en un auto, una dotación de tres personas de sexo masculino, compañeros míos, mientras yo entraba, sacaba la información, a la vuelta de la casa del Jefe de Gabinete.

Encontré una chica embarazada y dos chicas menores esa tarde, porque a la vuelta también vivía el subcomisario Rodera, segundo Jefe de la División Trata de Personas. Las chicas no aparecieron porque si yo hacía las tareas de inteligencia no podían hacer un allanamiento, para no ser reconocida y, supuestamente, para no violar el procedimiento, no viciar el procedimiento.

Entonces, estoy dando hechos puntuales que ojalá les sirvan a ustedes para evaluar. Ya el hecho de si es, y ya no por mí... Lamento mucho lo ocurrido ayer, que se dio a conocer en los medios periodísticos. En prostíbulos de Mar del Plata fueron rescatadas chicas y se utilizó a la Policía Aeroportuaria. Si vamos a tener una división específica, con todo lo que eso conlleva, a solicitar recursos, a que el Estado dé recursos, porque así como yo públicamente he criticado tanto al gobierno por no hacerse eco de mi denuncia, porque no es el bienestar o el malestar para Nancy Miño, acá estamos hablando de una sociedad, de contener a una sociedad, de una de las tantas problemáticas, acá estamos hablando de vida. Se están comprando y vendiendo vidas en nuestro país y Nancy Miño no está reclamando el hecho de que se me haya utilizado para hacer este trabajo, sino que estoy reclamando que mientras hacía mi trabajo idóneamente, conmigo y atrás mío se lucraba. Mi trabajo no se elevaba en forma conjunta, o sea en su totalidad, al Poder Judicial. Por eso no me consta que el Poder Judicial estuviera funcionando mal, por eso no necesito defensores, pero lo he dicho y lo sostengo. Yo aporté justamente copias de expedientes, sumarios judiciales y causas, para que el Juzgado Federal de Ariel Lijo compare que de ninguna manera las informaciones que Nancy Miño sacaba de los prostíbulos eran totalmente valoradas ni tampoco elevadas en su totalidad. Así que estamos hablando también de que no era que el Poder Judicial funcionaba mal. Acá está funcionando mal nada más y nada menos que una dependencia de una institución que tiene el poder, tiene el monopolio en estos momentos.

Por eso hablo de que evalúen la posibilidad de una división interfuerzas. Por eso digo que también hay que dar apoyo al Poder Judicial, crear una policía judicial y ya no por mí. Yo lo viví, es la tercera fuerza que me está custodiando. Gendarmería no me quiso custodiar porque está en trato de cordialidad con el jefe de policía. Prefectura se enojó y yo pedí que levanten la custodia porque tenía que volver a mi casa a contener a mi hijo de 13 años.

Entonces, sí les pido que me den elementos, los elementos los tienen. Acá no se trata del juego del Gran Bonete, dicen que no es culpa de la policía. Acá la policía está actuando mal. La Policía Federal, la División Trata de Personas, está actuando mal.

Entonces espero que todos estos elementos, mínima y resumidamente aportados por mí, sirvan para poder cambiar.

Me quedó grabado, y humildemente trasmito, lo que dijo Gustavo Vera en la audiencia de las ONGs. Tienen que evaluar el cómo y quién va a llevar a cabo la ley que ustedes están tratando de completar, porque la ley de trata de personas, pese a quien le pese -y acá estoy hablando del grupo de rescate y del secretario, que me tendría que haber escuchado el otro día, el señor Masquelet, fue la primera vez en mi vida que lo vi en persona y a lo lejos-, ya se enojó todo el mundo conmigo, se enojó el gobierno porteño, se enojó el gobierno nacional, la ley de trata está incompleta. El grupo de rescate no cumplió, la División de Trata no cumplió y acá sí que hay que evaluar cambios.

Si ustedes ahora sancionan una ley completa pero no se sanean ni la División de Trata de Personas ni las fuerzas -porque acá tampoco tienen que lavarse las manos la Policía Bonaerense, la Gendarmería ni la Prefectura- no vamos a obtener ningún resultado. Y no es que el trabajo que realicen ustedes será en vano, sino que siempre costará más y nunca llegará a obtener buenos resultados.

SR. PRESIDENTE VEGA Si bien no está prohibido, si los señores diputados están de acuerdo, podemos darle una copia de la versión taquigráfica a nuestra invitada ya que ha denunciado irregularidades.

Asentimiento.
SR. PRESIDENTE VEGA En consecuencia, la señora Nancy Miño Velázquez tiene derecho a contar con una copia de la versión taquigráfica.

De este modo, queda levantada la reunión.

- Es la hora 17 y 57.