• PREVENCION DE ADICCIONES Y CONTROL DEL NARCOTRAFICO

Reunión del día 29/05/2020

- INFORMATIVA

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los veintinueve días del mes de mayo de 2020, a la hora 11 y 17, comienza la reunión informativa de la Comisión de Prevención de las Adicciones y Control del Narcotráfico, llevada a cabo bajo el formato de videoconferencia.
SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Buenos días a todos, compañeros diputados, compañeras diputadas de la comisión y funcionarias que nos acompañan en representación del Poder Ejecutivo. Damos comienzo a la primera reunión de la Comisión de Prevención de las Adicciones y Control del Narcotráfico.

En primer lugar, luego de una breve presentación que realizaré, harán uso de la palabra la vicepresidenta 1° de la comisión, diputada Mara Brawer, y la vicepresidenta 2°, diputada Claudia Najul. Luego hará su exposición la secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación, Sedronar, la licenciada Gabriela Torres, y la subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa del Ministerio de Seguridad de la Nación, la doctora Silvia La Ruffa.

Por último, cada diputado tendrá tres minutos para hacer uso de la palabra y formular las preguntas que desee -ya todos disponen de la lista correspondiente-.

Esperamos -descuento poder lograrlo- desarrollar con absoluta normalidad esta primera reunión.

Esta comisión debe realizar el tratamiento de un tema verdaderamente complejo. Lo primero que quisiera decir, para contextualizar la temática sobre la que vamos a debatir a lo largo de estos años, es que la droga per se no es...

-Se interrumpe la transmisión.
SR. ASISTENTE TÉCNICO Nos hemos comunicado desde la Mesa de Ayuda con el diputado Di Giacomo, presidente de la comisión, quien no tiene actualmente señal. Hemos acordado con él que, si están de acuerdo, continúe en el uso de la palabra la vicepresidenta 1° de la comisión y que luego se siga con el orden previsto hasta tanto recupere la señal y pueda volver a comunicarse.

SRA. BRAWER Buenos días a todos.

En primer lugar, quiero agradecer la presencia de las dos funcionarias que hoy nos acompañan, Gabriela Torres y Silvia La Ruffa. Desde el bloque oficialista estamos muy orgullosos de poder contar con la presencia de los funcionarios de todas las áreas del gobierno que han concurrido a las distintas comisiones.

Creo que con esta reunión completamos todas las áreas del gobierno que dialogan sobre las distintas temáticas que nos preocupan y debe considerar este Congreso.

Ustedes saben que tanto el diputado Igón como quien les habla -tal vez haya también otros proyectos- hemos presentado en su momento una propuesta para dividir esta comisión en dos áreas: una, relativa a la prevención de las adicciones y otra, a la lucha contra el narcotráfico.

Sabemos que la prevención de las adicciones y el uso de sustancias abarcan distintas conductas, no solo la del consumo problemático de drogas legales e ilegales sino también las relativas a la ludopatía, al uso excesivo de las redes sociales, a los problemas alimenticios.

Se trata de una problemática que debe abordarse desde una perspectiva que tenga en cuenta los factores sociales, históricos, subjetivos y, fundamentalmente, todo lo que hace a la dimensión política de la construcción del lazo social y de un proyecto de vida.

Por su parte, la lucha contra el narcotráfico es un tema de seguridad, de política criminal. En este sentido, necesitamos dotar a nuestro sistema de persecución penal de los elementos legislativos para cumplir con ese cometido.

También sabemos que cuando se entremezclan las dos temáticas se produce un mayor control social y represión, fundamentalmente hacia los sectores populares, que son los más débiles en esta problemática.

En ese sentido, festejo que tanto la Sedronar como el Ministerio de Seguridad hayan hecho explícito un cambio de concepción. La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, ha dicho claramente que van a priorizar la investigación criminal orientando el esfuerzo hacia las redes criminales de mayor envergadura y evitando que el esfuerzo se centre en la persecución de los actores más débiles de la cadena de comercialización. Estos sectores más débiles generalmente coinciden con los sectores más frágiles del consumo y, muchas veces, aquellos que entran en la cadena de comercialización lo hacen por el recurso que demanda su propia problemática de consumo.

Teniendo en cuenta esta concepción distinta, desde el Estado es necesario trabajar en un sistema de prevención y no de persecución criminal.

Esto es algo que nos preocupa mucho; varias de nuestras preguntas estuvieron centradas en esta nueva concepción y en cómo se va a trabajar con las fuerzas de seguridad y en la prevención de estos sectores que -reitero- son los más débiles de la cadena y muchas veces coinciden en estar en las dos veredas: la del consumo y la de la oferta de sustancias.

Reitero el agradecimiento de contar con la presencia de las funcionarias, y espero con mucha ansiedad poder escucharlas.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Les pido disculpas, ya que en estos momentos debemos sortear las problemáticas tecnológicas. Le agradezco a Mara la presentación.

Voy a retomar lo que había comenzado a decir para contextualizar lo que pienso respecto al tema en análisis. Dicho sea de paso, creo que vamos a tener una comisión muy rica en este tipo de debates, ya que, esencialmente, se trata de una problemática con muchas aristas a discutir.

Considero que la droga es una mercancía, por lo que hay quienes viven de ella.

-Se interrumpe la transmisión.
SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Las que tienen que ver con la producción, la distribución, el consumo y la financiación, etcétera.

También debemos considerar que, cuando hablamos de drogas, nos referimos a las drogas del presente y del futuro -como son las sintéticas- y también a las que devienen de los procesos de distintos vegetales -como la cocaína, el opio y la marihuana-, al tabaco, al alcohol -quizás una de las que más daño causa a nuestra sociedad- y a los fármacos en general -y no me refiero aquí solo a los psicofármacos-.

Abordamos esta temática porque pensamos que justamente hay todo un sistema de tráfico comercial legal e ilegal alrededor de todas estas sustancias. Y estas sustancias tienen que ver con problemáticas jurídicas, culturales, sanitarias, éticas, económicas y sociales. Es necesario evitar todo tipo de reduccionismos.

Al abordar este tema, debemos pensar que es necesario encarar cuestiones que tienen que ver con sustancias y también con comportamientos. Para agregar un poco más de complejidad a la cuestión, debemos decir que, tal como mencionó Mara, también están las adicciones no químicas, relacionadas con los comportamientos.

Cabe mencionar que todas estas situaciones son tóxicas, por cuanto entran en debate cuestiones que tienen que ver, por un lado, con la libertad individual y, por otro, con el interés de la comunidad. Entra aquí a jugar un papel relevante el rol tutelar del Estado respecto de permitir, en función de una libertad individual, que cualquiera haga lo que quiera o limitar dicha libertad individual cuando se utiliza para producir un daño tóxico a la comunidad, en especial en los sectores más vulnerables, en general, justamente, el de los más pobres y los menores, a quienes muchas veces se dirige la comercialización de todas estas sustancias legales e ilegales.

Creo entonces que tenemos por delante una cuestión en la que seguramente tendremos debates técnicos. Desde ya, podremos no estar de acuerdo en muchas cosas que habrá que poner sobre el tapete en cuanto a lo que significa combatir las redes que tienen que ver con el narcotráfico, no solo las que supuestamente son las grandes redes criminales sino también aquellas en las que el expendio hace a toda la paraferanalia de distribución para operar en la sociedad.

En fin, son tantos los temas que creo que nos tenemos que dar un espacio que sea, por supuesto, civilizado y de libertad. Pero, al mismo tiempo, esto tiene que ver con que somos representantes del pueblo en el Estado. Entonces, cuando hablamos de sustancias y comportamientos que hacen daño a la sociedad, el Estado no puede abandonar su función tutelar.

Agradezco la presencia de las funcionarias de la Sedronar y del Ministerio de Seguridad y espero con mucha expectativa sus palabras.

Tiene la palabra la vicepresidenta 2ª de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico, Claudia Najul.

SRA. NAJUL Gracias, señor presidente y gracias también a la señora diputada Mara Brawer por este espacio. Me parece importantísimo que empiece a funcionar una comisión tan imprescindible en este momento.

Agradezco también la presencia de las dos funcionarias, Gabriela Torres y Silvia La Ruffa. Estamos ansiosos por escuchar este enfoque que recién nos estaba explicando Mara Brawer, de acompañar, porque en estos dos años en la comisión hemos tratado el tema de adicciones solamente como lo que es: un problema de salud mental.

En una situación tan dramática como la que estamos viviendo por la pandemia, sin duda todo el aspecto sociosanitario se ha visto afectado. En este sentido, todos los problemas de salud mental se acentúan en esta situación. La gente que trabaja en salud mental ha incrementado su trabajo debido al aislamiento que trae aparejada la intensificación de esta problemática y ni qué hablar de las recaídas. También se da una nueva modalidad de consumo porque al estar imposibilitada de adquirir drogas ilegales, mucha gente va más hacia el alcohol y a las drogas como las benzodiacepinas, cuyo consumo ha aumentado muchísimo también y nos preocupa.

En este marco de pandemia hay que ver cómo se sostienen todos los mecanismos y las redes para poder continuar con los tratamientos, pero también para comenzarlos, porque surgen situaciones dramáticas de frustraciones, ya sea por la pérdida del trabajo o porque no han cobrado su salario. Todo esto también lleva a depresiones y al consumo de sustancias.

Creo que es imprescindible que esta comisión funcione a pleno porque estamos pasando un momento muy difícil donde la salud mental de muchos argentinos y argentinas está afectada y en estos temas está incluida la problemática de las adicciones. Vamos a escuchar a la gente de la Sedronar que comente los mecanismos que están proponiendo para continuar con los tratamientos, para alertar cuando aparezcan nuevos y no llegar a las recaídas que son terribles para el paciente y su familia.

Por supuesto que también tenemos mucha expectativa por escuchar a la subsecretaria del Ministerio de Seguridad para que nos explique cómo va la lucha contra el narcotráfico. Realmente nos causó una mala sorpresa la disolución de la Subsecretaría de Lucha Contra el Narcotráfico, no porque fuera un renglón más en un cuadro de un organigrama, sino porque era toda una decisión política.

Queremos escucharlas y ojalá que de ahora en más este sea un espacio de construcción de políticas tanto para la prevención y el tratamiento, como también para la lucha contra el narcotráfico, que se agrega ahora.



SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Gracias diputada Najul, vamos a pasar a los informes del Poder Ejecutivo.

Tiene la palabra la señora Gabriela Torres, titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación, Sedronar.

SRA. TORRES Buenos días a todos. Tanto para mí como para la Sedronar es una alegría formar parte de esta reunión. Confiamos siempre en el rol del Estado. Por lo tanto, el hecho de que desde el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo podamos pensar juntos, en principio, es una alegría.

Las autoridades de la comisión dijeron algo en relación a la concepción y me gustaría hablar un poco respecto de cómo eso se pone en acto en algunos cambios de estructuras que hicimos en la Sedronar y en cuestiones que planificamos. Por supuesto que hay un capítulo sobre cómo nos fuimos adaptando a la pandemia.

Hay algo que hace mucho tiempo se viene diciendo, y hay marcos jurídicos al respecto, en relación a la complejidad del consumo problemático. El trayecto es el siguiente: consumo, uso de drogas y abuso; después, hay consumo problemático y adicción.

Hay muchas cosas que se fueron revirtiendo con los años, hay estadísticas concretas de tratamientos y también hay nuevas definiciones en relación a que no es un problema de voluntad individual, sino que el consumo problemático es una construcción que una persona hace de vincularse problemáticamente con un objeto o sustancia legal o ilegal. Ustedes contaban antes las distintas posibilidades que existen.

Siempre hay que ver a la persona en su contexto: quién es, cuál es su marco normativo, qué tipo de vida tiene y cómo se relaciona con la sustancia. Esto quiere decir que este problema tiene diversas e importantes aristas. Una es el cuerpo, otra la salud, y allí hay que retomar la relación de ese cuerpo con la salud y las posibilidades de cuidado. A veces simplifico diciendo si alguna vez alguien le dijo a una persona que se tenía que lavar los dientes. O sea, qué posibilidades y qué acceso a la salud ha tenido ese individuo, quién es, qué trayectoria de vida ha tenido y algo del contexto. El contexto y las normativas, a veces, son aquellas escritas que escriben los diputados. También hay normas no escritas que son las que una sociedad tolera. Por ejemplo, eso hace que hoy la sociedad tolere que los menores de edad tomen alcohol, porque de lo contrario no sucedería; son construcciones normativas.

Después, por supuesto, están las sustancias disponibles. En ese marco se configura un problema y eso significa que hay que brindar atención integral. Muchas veces se ha dicho esto y también se viene diciendo jurídicamente. La Ley Nacional de Salud Mental tiene diez años y menciona algunas cuestiones en relación a los derechos de las personas. La Sedronar cambió su nombre el anteaño pasado y ahora se llama Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas. Más allá de esto, a la estructura le faltaba un poco para poder ensamblar algunas cuestiones y relacionarse con otras.

Retomo algo que decía la vicepresidenta 2ª de la comisión en relación a que hay algo para trabajar con las personas en cuanto a la asistencia y al tratamiento, y por supuesto, a la posibilidad de cuidarse. En esto va a operar la prevención, pero entendemos que no todos tenemos las mismas posibilidades de cuidarnos y de elegir. Esto es algo que decía el presidente de la comisión en relación de hasta dónde llega el Estado, porque si nosotros lo dejamos a libre decisión de las personas es como si creyéramos que todos tenemos las mismas posibilidades de elegir. Existen muchas situaciones de vulnerabilidad -que pueden tener que ver con la edad o con las condiciones de vida- que hacen que no tengamos las mismas posibilidades de elegir, y por eso la necesidad de intervención.

Dicho esto, nosotros ordenamos la estructura de la Sedronar que estaba un poquito mezclada. La Sedronar hoy tiene tres subsecretarías, una de Prevención e Investigación en temas de drogas, otra de Administración y otra de Atención y Acompañamiento en temas de drogas.

La Subsecretaría de Prevención e Investigación tiene dos direcciones nacionales. Nosotros estamos abriendo una dirección nacional de investigación y abajo cuelga el observatorio de drogas. ¿Qué significa esto? Que ampliamos la mirada de los datos y de la estadística ya que no tienen que ver solamente con cuestiones cuantitativas, como venía trabajando antes el observatorio.

En general, nuestras encuestas surgen de acuerdos internacionales y tienen que ver con la prevalencia de consumo y sustancia, pero no había registro de motivaciones de consumo y trayecto de vida, es decir, de lo que le pasa a las personas y de la complejidad del problema. Entonces, definimos algunos ejes prioritarios en el área de investigación.

Uno de estos ejes tiene que ver con la trayectoria de vida y con el tránsito por tratamientos. Estamos empezando a diseñar una investigación en relación con esto. ¿Qué pasa con el tránsito por los tratamientos de día y comunitarios? ¿Qué pasa con los tratamientos en comunidades terapéuticas? Hay gente que ha estado solo en comunidades terapéuticas -quizás lejos de sus casa- y que ha entrado y salido, intentando muchas veces el mismo tratamiento en su trayecto de vida. ¿Qué pasa cuando eso cambia?

Estamos haciendo una investigación en relación con los tratamientos porque nos faltan más datos para poder afirmar lo que decimos.

Otra investigación está relacionada con las motivaciones del consumo adolescente de alcohol. Prácticamente todos ustedes hablaron de alcohol.

El alcohol es una droga y es la que más consumimos los argentinos. Somos los terceros consumidores de alcohol en América pero somos los primeros en la franja de 12 a 17 años de edad. En efecto, tenemos esta problemática de baja de edad en el inicio de consumo de alcohol. En ese sentido, hay que desarmar un poco las cuestiones rituales adolescentes que se han instalado. A tales fines, necesitamos investigación más cualitativa, por lo que estamos abriendo una relacionada con el alcohol.

Por otro lado, el observatorio está trabajando en encuestas que se habían dejado de hacer. En efecto, se discontinuaron algunas encuestas que debemos realizar en virtud de acuerdos internacionales; por ejemplo, la relacionada con las motivaciones de consumo adolescente que se realiza con estudiantes de enseñanza media no se hace desde 2014, mientras que el último estudio de consumo general de población de drogas se hizo en 2017. Estamos retomando estas encuestas en el observatorio.

En el área de prevención armamos un esquema entendiendo que es necesaria la prevención universal pero también considerando más específicamente algunas poblaciones, ya sea por su vulnerabilidad, edad o condiciones. Armamos una Coordinación de Juventudes -que no existía específicamente- ya que hay algo para decirles a los y las jóvenes y para trabajar con ellos.

Nuestro objetivo reside en interpelar las prácticas de consumo por el arraigo que tienen. Como dijimos al inicio, siempre los problemas de consumo y el crecimiento del consumo de sustancias tienen que ver con cómo vive una sociedad, cómo se instalan temas y cómo todos consumimos, y nuestros jóvenes son hijos nuestros. Encontramos en esto algo para trabajar.

Abrimos una Coordinación de Género y Diversidades Sexuales que no existía, ya que se puede hacer una intervención específica en esta área. Hay dos grandes títulos al respecto.

En general, el consumo en mujeres está invisibilizado. Hay muy pocos espacios específicos de tratamiento para mujeres, para mujeres con hijos o para travestis. Además, el rol histórico de la mujer es el de cuidadora, casi como un deber ser y no como un cuidado de par. Entonces, por ejemplo, el 70 por ciento de las llamadas que recibimos en nuestra línea 141 son mujeres que piden ayuda para otro y no para ellas. Por lo tanto, hay un montón para desarmar y construir.

Por eso armamos esta coordinación de género específica en el tema del alcohol, ya que no se estaba trabajando. Este esquema ya armado todavía no se puede trasladar a un modo virtual porque tiene que ver con una intervención más territorial en relación con los municipios y las mesas de trabajo. Se basa en esquemas de foros de alcohol en los que se piensan los aspectos legislativos necesarios en el territorio y las interpelaciones de prácticas de consumo, analizando qué pasa ahí, quién controla y todo eso que después se nos hace un combo en el verano o en Bariloche cuando los chicos van de viaje de egresados. Hay momentos en donde esta problemática explota, y por eso la idea es planificarlo de otra manera.

Todo esto se corresponde con nuestra área de prevención.

También tenemos un área de ámbitos en la que, por supuesto, el educativo es el privilegiado para así acompañar las buenas prácticas de nuestros niños y adolescentes.

En virtud de la ley 26.586 -que obliga al Ministerio de Educación a trabajar con la Sedronar-, en 2015 se armaron lineamientos curriculares con acuerdo del Consejo Federal de Ministros; sin embargo, después no se pusieron dentro de la currícula sino que quedaron en unos cuadernillos que la Sedronar trabajó en las escuelas pero no tuvieron sostenibilidad. Si la escuela no asume esta tarea todos los días, termina siendo un taller en el espacio del docente que tenga tiempo o ganas, es decir, una cuestión voluntaria en vez de curricular. Nosotros ya estamos trabajando con el Ministerio de Educación para que esto forme parte de la currícula.

También estamos armando una red de referentes provinciales. Si bien ya existía una en el Ministerio de Educación y otra en la Sedronar, ahora estamos armando una red en conjunto luego de haber consensuado con todas las provincias que es necesario trabajar juntos. Esto es en lo referente al ámbito educativo.

Asimismo, nos parece muy importante considerar dos ejes más. En primer lugar, el de las personas en situación de calle ya que hay poco escrito sobre cómo acompañarlas. La segunda cuestión tiene que ver con los pueblos originarios; también hay muy poco investigado y escrito al respecto. Hay problemáticas que tienen su especificidad. Esto es en materia de prevención.

No voy a hablar de la Subsecretaría de Gestión Administrativa porque no fue modificada. Continúan las mismas áreas ya que son las que requiere la estructura administrativa.

En el área de atención tenemos dos grandes direcciones: la Dirección de Acompañamiento Comunitario y la Dirección de Atención Crítica. Son direcciones nacionales; también tenemos la Dirección de Asistencia Inmediata.

Estas direcciones dan cuenta de la concepción del problema y de que es necesario, no solo en la Sedronar sino también cuando las provincias o cualquier territorio arman sus áreas -esto ya lo venimos trabajando-, que exista un espacio de primera escucha y de atención inmediata. Es decir, un espacio que tenga que ver con el día y con el alojamiento de la persona en todas sus dimensiones.

Como ustedes saben, en los barrios más vulnerados hace falta acompañar a las personas en la multiplicidad de aspectos de su vida, porque el consumo siempre es el síntoma de un montón de situaciones que hay detrás. Entonces, son necesarias las casas de acompañamiento, los espacios de día y trabajar con las personas no solo en un tratamiento específico sino también brindando alimentación, tramitando documentos, acompañando la recuperación de lazos con su familia, etcétera. Se necesita integralidad en esto.

Antes, trabaja rápidamente nuestra Dirección de Asistencia Inmediata -que nosotros llamamos Cedecor-, que aquí atiende en la Sedronar pero este sistema también está en muchas provincias.

Antes de la pandemia, estábamos trabajando en descentralizar estos espacios en varios lugares, en principio en el AMBA, para así no atender solamente en la Sedronar. Ya habíamos llegado a un acuerdo interesante con el área de trenes para trabajar en las estaciones de Constitución, Once y Retiro -ya sabemos cómo termina eso- y en lugares específicos de algunos municipios del AMBA, porque se necesita este espacio de primera escucha y atención inmediata.

Alguien que tiene un problema de consumo y un trayecto de vida muy vinculado a refugiarse en esa sustancia para calmar su malestar de vida, no es que todo el tiempo sabe que necesita ayuda, sino que la necesita en momentos específicos, y es muy importante que existan espacios que puedan actuar rápidamente en esos momentos. Esa es la dirección que tienen el 141, el Cedecor y los ingresos a Sedronar. El área de acompañamiento comunitario tiene lo que llamamos dispositivos comunitarios: CAAC y DIAT. Las comunidades terapéuticas están en otra área. También hay otros centros que se llaman de otra manera, como centros barriales y demás.

La red de Sedronar tiene 407 dispositivos entre CAAC, que son las Casas de Atención y Acompañamiento Comunitario -creadas mediante la resolución 266/2014-, y DIAT. Existen 61 DIAT en todo el país, que son espacios conveniados en general con municipios o con provincias, y Sedronar subsidia ese personal. De esos 61, hay solo 16 que tienen convenio institucionalizado. Empezamos a trabajar también en eso desde que llegamos, y algunas cuestiones se nos van trabando ahora con la pandemia.

En la otra dirección nacional tenemos las comunidades terapéuticas y la relación con el Ministerio de Salud. Acá me gustaría hacer algunas aclaraciones porque hay varias preguntas relacionadas con esto. La ley de salud mental no dice que hay que cerrar las comunidades terapéuticas -que siempre parece que es un debate-, sino que da adecuaciones al tratamiento y marca algunas cuestiones en relación con el tiempo de internación. No es que no van a existir las comunidades, sino que tienen que adecuarse a un modo, que también es como la evolución de la concepción del problema que fue avanzando.

Para que se queden tranquilos, nosotros venimos trabajando con las comunidades que ya venían funcionando. En general, las comunidades terapéuticas están asociadas, tienen una federación y vienen trabajando con el órgano de revisión de la ley de salud mental en un proceso de que hay que adecuar algunas cuestiones. La ley habla de 2020, pero la verdad es que durante muchos años no se hizo mucho al respecto, y señala que hay que tener más dispositivos -medio camino y casa de día- para que podamos compensar la lógica del tratamiento: si tenés que estar menos tiempo acá, tenés que estar más tiempo en otro lado.

En esto tenemos en un bache porque en estos diez años no se ha hecho mucho al respecto. Por eso está en proceso y había un acuerdo de un plazo de entregar un plan en relación con la adecuación a la ley, que debía concretarse en agosto. De hecho, le pedimos al órgano de revisión de la ley de salud mental que se extienda el plazo por la pandemia, así que lo venimos trabajando con las comunidades.

El otro aspecto es el sistema sanitario y la posibilidad de desintoxicar rápidamente casos que requieren del sistema de salud y las guardias de salud mental.

Algo que también se viene recuperando, y que para nosotros es un orgullo -porque tuve una reunión con el ministro de Salud y sacamos la cuenta de que en los treinta años que tiene la Sedronar nunca un secretario o secretaria de Sedronar se había reunido con el ministro de Salud-, es la atención rápida del sistema de salud en los casos en que se necesite desintoxicación y después entrar al sistema de día o de internación. Hay una red necesaria que nosotros estamos trabajando como mapa territorial de complementariedad de los dispositivos que no podía no estar en el sistema de salud.

Así que estamos trabajando mucho con el sistema de salud en relación con esto. Incluso teníamos la invitación para participar en el COFESA de marzo pasado -que fue planificado en diciembre- para hablar con todos los ministros de Salud en relación con la necesidad de que el sistema de salud desintoxique casos de salud mental y adicciones. Todavía no se realizó, y no sabemos cuándo se podrá realizar porque tenemos una situación de pandemia que por supuesto es priorizable. Tenemos conveniadas 93 comunidades terapéuticas, y 31 de ellas trabajan con tratamiento ambulatorio.

Esa es nuestra red y nuestra estructura en relación con los ejes que hacemos, para que quedara más claro.

En relación con el presupuesto y con quiénes venimos sentándonos, quiero decir que Sedronar tiene 1.708.192.891 pesos de presupuesto. Esta es una extensión del año pasado; como ustedes saben, no hubo debate del presupuesto. Este año llevamos ejecutado el 52 por ciento del presupuesto. Hicimos algunas adecuaciones en relación con la pandemia -sobre lo que ahora me explayaré-, y encontramos varias deudas: una deuda de 38 millones de pesos con las CAACs desde agosto del año pasado; una deuda de 9 millones con la Gendarmería, que hacía seguridad en algunos espacios; una deuda de 7 millones de pesos con los servicios digitales e informáticos; una deuda de 2 millones de pesos de servicios generales; una deuda de 1,5 millones de pesos con el Correo Argentino y una deuda de 1,5 millones de pesos con Argentina Previene.

Encontramos una Sedronar con muchas deudas y también muy fragmentada en relación con la división de áreas. Los DIATs no conversaban -por decirlo de alguna manera- con las CAACs, ni las CAACs con una comunidad, o sea, no había esta lógica de pensar un territorio en relación a qué dispositivos son necesarios.

Nosotros decimos que esta es nuestra red pero que existe una red más grande en relación con lo que cada provincia tiene, que recién ahora la estamos recuperando, para que todas las provincias nos lo manden y podamos armar un gran mapa. Esto nos permitirá mapear el país con los servicios que tenemos y planificar a cinco años un plan en relación a qué debe tener un territorio y cómo ir cuidando esta entrada.

La vicepresidenta de la Comisión mencionó lo que cuesta volver cuando se cae un tratamiento. Los tratamientos tienen esa intermitencia -que alguien deja y vuelve, deja y vuelve-, pero si el espacio es alojador y puede acompañar, esto tiene un impacto más saludable en la vida de la persona.

¿Con quiénes trabajamos? Además del Ministerio de Salud, la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones tiene un área de adicciones con la que venimos trabajando juntos -ahora, por supuesto, con capacitaciones virtuales-, entendiendo con qué lógica hay que cuidar. La Dirección de Salud Mental tiene un órgano; el órgano revisor de la ley tiene un consejo. Ellos se ponen en diálogo con los dispositivos Sedronar. Nos sentamos a la misma mesa de trabajo. Nosotros hemos participado en sus espacios federales, y ellos participan en los nuestros. Esto naturalmente pasa en las provincias: en general, la mitad son los mismos que participan en el Consejo de Salud Mental y en el Consejo de Sedronar.

Hay provincias que tienen más separada el área de salud mental con la de adicciones, pero en otros casos todo está a cargo de las mismas personas. De igual modo, todos entendemos que hay que dialogar sobre estas cuestiones porque no será aisladamente que podamos dar la integralidad que requiere el problema.

Nosotros nos sentamos a trabajar con funcionarios del Ministerio de Salud y del Ministerio de Seguridad por la historia conjunta que tenemos: cuando nace la Sedronar, tenía bajo su órbita el tema de los precursores químicos y lucha contra el narcotráfico, pero después se fueron dividiendo. Aquí está Silvia para contarnos más detalles.

Tal como señaló el presidente de la comisión, tenemos la necesidad de analizar el tema grande en relación a qué circula, qué hacemos, etcétera. Siempre hay que distinguir que por un lado está el trabajo con la persona, saber qué le pasa y cómo acompañar eso, y por otro lado está la cuestión de quién hace un delito o un negocio del narcotráfico. Que no caiga siempre en los reemplazables de la cadena del negocio, que son los más vulnerables, porque a ellos la cadena del delito los reemplazan rápidamente. Entonces, estamos trabajando mucho para que sean dos cuestiones bien diferenciadas.

Cabe mencionar que hemos participado juntos en instancias internacionales donde la Argentina forma parte, como la Copolad, que es el Programa de Cooperación entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en Políticas sobre Drogas, y la CICAD, que es la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas en la OEA.

En este momento, realizamos reuniones virtuales -porque, por supuesto, los encuentros internacionales están suspendidos- con la CICAD y con las áreas específicas a las que les interesa trabajar con la Argentina. Este año se realizará la octava ronda de evaluación sobre qué pasa en estos temas y lo estamos planificando. Además, acordamos priorizar algunas cuestiones, como el tema jóvenes y el tema género, porque ellos están inaugurando esas áreas y están muy interesados en trabajar con nuestro país.

También participamos, junto con el Ministerio de Seguridad, de un primer encuentro con la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas, que llegamos a concretar antes de la pandemia. Este año la Argentina no vota, porque eso es circular y va cambiando, pero participamos de las discusiones. Se trata de organismos que tienen muy claramente definido cuáles son los trabajos a realizar para la reducción de la oferta y cuáles para la reducción de la demanda.

En la JIFE, que es la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, tiene más injerencia el Ministerio de Seguridad, pero participamos juntos. Ayer firmamos un convenio con la ministra de Seguridad en relación con varios temas vinculados a cómo acompañar y que las fuerzas de seguridad tengan elementos para saber qué se hace cuando aparece una persona con consumo problemático, con la concepción de que no es un delincuente sino alguien que está padeciendo una situación.

Sobre la base de la idea de revisar protocolos existentes, sensibilizar y preguntarnos cómo intervenir, ayer iniciamos una capacitación para todas las fuerzas de seguridad destinadas a trabajar en los barrios de CABA en relación con la lógica de qué se hace y cómo. Después, esa capacitación se continuará ampliando a todas las fuerzas. Ayer trabajamos con el personal de Gendarmería, la PSA y la Policía que fue destinado a la villa 1-11-14, seguiremos con la villa 21 y con algunos otros que están trabajando en otros barrios. La verdad es que fuimos armando recursos en común y fue un primer encuentro interesante de trabajo.

He nombrado al Ministerio de Educación porque se necesita que de verdad los lineamientos curriculares estén dentro de la currícula. La escuela claramente tiene dos grandes funciones, algo para hacer y algo para decir, en términos de enseñanza, información e interpretación de la práctica del consumo. Reitero que la escuela tiene mucho para hacer, porque es el actor que está cotidianamente en contacto con los jóvenes y puede analizar antes la situación.

Al principio de mi intervención dije que hay algo que tiene que ver con cómo un uso o abuso de drogas se va convirtiendo en un consumo problemático, pero esa situación no pasa de un lunes a un martes sino que es un problema que se va construyendo. Por eso, si hay alguien que mira a ese niño o a ese joven antes, la buena noticia es que se puede intervenir. Nos parece que la escuela tiene mucho para hacer en ese aspecto, así como también en la lógica de trabajar en acuerdos de convivencia, de red con otras instituciones, etcétera. El rol de la escuela es muy importante.

Por otro lado, estamos trabajando con medios públicos para armar una campaña masiva de sensibilización en relación con el problema del consumo excesivo de alcohol. Hubo una convocatoria de medios públicos a las empresas tecnológicas y televisivas que trabajan en estos temas, así como también a agencias de publicidad. Hubo representantes, como el CEO de Clarín, de Telefe, de Google y grandes agencias de publicidad, que escucharon nuestras preocupaciones y empezamos a trabajar una propuesta de una campaña multiplataforma que pueda interpelar a distintos sectores con estrategias diferenciadas. Esa campaña está trabajándose, aunque tuvimos que interrumpir la labor por un tiempo porque la situación de la pandemia nos llevó a poner el eje y priorizar otras cuestiones, pero ahora estamos tratando de retomarla.

Nos vinculamos con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, por algo que empezamos a hacer en la pandemia, en relación a su red del Conicet y las universidades, para ordenar lo relativo al observatorio y al área de investigación. Me refiero puntualmente a un estudio que empezamos a realizar -que en breve les comentaré en detalle- vinculado con el área de desarrollo social, para pensar algunas cuestiones.

En este sentido, existe una línea de trabajo referida a cómo acompañar a esa persona -ese joven o esa joven- que está en una situación más vulnerable para ayudarle a rearmar su vida, además del acompañamiento que pueda realizar la Sedronar. Esto lo estamos trabajando con Desarrollo y además le estamos pidiéndole un refuerzo alimentario para algunos espacios nuestros.

En enero estuvimos reunidos con funcionarios del Ministerio de Turismo y Deporte para planificar, para el próximo año, un trabajo más sistemático que nos adelante al verano de las ciudades turísticas en relación con los jóvenes, el consumo y la violencia. La idea es empezar a trabajar tempranamente esa lógica, con un esquema más integral.

Asimismo, nos sentamos a dialogar con todos los sectores que vienen trabajando en el tema de las adicciones y del consumo problemático. Cabe mencionar que hay mucha sociedad civil trabajando en estas cuestiones. Nosotros trabajamos con la mesa de organizaciones sociales, que abarca a las organizaciones sociales y las eclesiales. Nos sentamos a trabajar con UNIFE, con Madres territoriales contra las drogas, con Madres de lucha contra el paco, con la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas y con la Serpaj, entre otros.

Del mismo modo, nos sentamos a trabajar con muchas intermediaciones, como el Foro de Organizaciones de Santa Fe, foros locales, la mesa de trabajo en Córdoba, además de los intendentes, gobernadores; es decir que, además de lo estatal, hay mucha intermediación que consideramos que es muy necesaria.

Así como la Sedronar tiene programas y acciones conveniadas con organizaciones intermedias -y eso también lo empezamos a trabajar en nuestro Cofedro con la red de provincias-, también es muy importante que donde el Estado solo no llega, se trabaje con las intermediaciones existentes. Se necesita la integralidad, espacios que estén abiertos los fines de semana y atención al que necesita ayuda las 3 de la mañana. Si en los territorios trabaja el Estado articuladamente con las organizaciones intermedias, esto funciona bien.

Pero no solamente es un tema de los barrios vulnerables. Otro gran desafío que tenemos todos -la comisión y el Poder Ejecutivo- tiene que ver con la estigmatización del consumo. Con medios públicos estamos trabajando un protocolo para medios en relación con no estigmatizar el tema, es decir, analizar cómo se dicen determinadas cosas y cómo se habla de determinados temas.

Por ejemplo, existe una resolución de 2016 del ENACOM que señala que cuando se incautan sustancias debe publicarse el teléfono de la Sedronar. La verdad es que cuando se incautan sustancias debería aparecer la Línea 134 de Seguridad, y cuando se trata de una persona que efectivamente tiene problemas de adicciones, debe aparecer la Línea 141.

Es por eso que nos sentamos con el ENACOM, para reformular dicha resolución y también para elaborar una guía de términos y diversas cuestiones, a fin de que no se estigmatice a nadie, como si solamente hubiera un sector social que consume sustancias.

Lo cierto es que, como decían ustedes, el problema más grande que tenemos los argentinos y argentinas tiene que ver, en primerísimo lugar, con el consumo de alcohol y de medicamentos. Todos los problemas son importantes, pero esta cuestión trasciende las clases sociales.

Por otra parte, quiero señalar que nosotros emitimos cuatro resoluciones, que se vinculan con recomendaciones sobre nuestros espacios abiertos, casas de día y demás. En ese sentido, si bien las recomendaciones están trabajadas con el Ministerio de Salud, nunca pasamos por encima de ellas. Es decir que todas las recomendaciones que nosotros decimos tienen que ser las nuestras, más las que diga el territorio. Si la provincia de Jujuy, por ejemplo, dice: "Se cierra el DIAT", no es lo que dice Sedronar; eso está claro.

Asimismo, dictamos dos resoluciones importantes, una de las cuales tiene que ver con el aumento presupuestario. En el marco de la pandemia de COVID-19, aumentamos a las CAC -que son las comunidades terapéuticas- su presupuesto mensual en un 30 por ciento, como refuerzo. Esa resolución salió el mes pasado; en abril ya se cobró con aumento.

En cuanto al debate que también se generó en relación con los centros de internación, debo decir que hubo un momento en el que, por supuesto, no se incorporó a nadie nuevo porque, por indicación del Ministerio de Salud -que es el órgano que rige la conducción epidemiológica en este caso-, no se podía. Es decir, teníamos que hacer cuarentena antes.

Por lo tanto, y hasta que se tomaron las medidas por todos conocidas, hubo un momento en el que seguimos atendiendo remotamente. Nosotros atendemos remotamente a través de la Línea 141 con el Cedecor. También compramos cuarenta líneas telefónicas nuevas y hubo compañeros evaluando y atendiendo.

Además de la Línea 141 -que funciona-, tenemos psiquiatras supervisando casas de día y garantizamos medicación para todo el que esté haciendo tratamiento. Tenemos casi 4.000 personas haciendo cuarentena en nuestras comunidades terapéuticas y en nuestras casas comunitarias con residencia.

A partir del protocolo del Ministerio de Salud -que salió el 1º de mayo- las comunidades o las casas de atención y de acompañamiento con residencia tienen que entregar un protocolo en relación con las recomendaciones nacionales y las de su provincia. La provincia de Buenos Aires, por ejemplo, ya lo sacó; otras provincias también lo hicieron. Hay veintitrés comunidades que ya presentaron sus protocolos y esta semana ya hubo veinte internaciones nuevas.

Digamos que la actividad se frenó en un momento porque teníamos la indicación de encontrar el modo de cumplir la cuarentena con tratamiento en adicciones y de elaborar una adecuación específica de cada sitio porque, como saben, la tasa de propagación del virus en lugares de convivencia es mucho más rápida, así que teníamos que ser muy cuidadosos en esto. Eso es todo.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchísimas gracias, licenciada Torres, por su alocución. Hemos tomado nota de lo que ha dicho. Además, como todos los diputados contaremos después con la grabación de esta reunión, vamos a poder debatirlo.

Tiene la palabra la señora subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa del Ministerio de Seguridad de la Nación, doctora Silvia La Ruffa.

SRA. LA RUFFA Buenos días a todas y a todos. Quiero agradecer la invitación a esta reunión y también la presentación que hicieron tanto el presidente de la comisión como las señoras diputadas Brawer y Najul.

Creo que la presentación que hizo Gabriela Torres fue lo suficientemente extensa como para dar cuenta de que la secretaría a su cargo, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina -que seguimos denominando Sedronar-, es el órgano rector de las políticas de prevención y asistencia a las personas que tienen consumos problemáticos de algún tipo de sustancia, sean estas lícitas o ilícitas, y que es el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de la doctora Sabina Frederic, el órgano rector de las estrategias y políticas públicas de reducción de la oferta de aquellas drogas o sustancias que son consideradas ilegales en nuestro país.

En ese sentido, en la nueva organización interna del ministerio -en el contexto del Gabinete nacional diseñado por el presidente Alberto Fernández-, es la Secretaría de Seguridad y Política Criminal, hoy a cargo del doctor Eduardo Villalba, la que tiene la tarea central de planificar estrategias de investigación y persecución del delito de narcotráfico en todas sus fases. Es decir, producción, tráfico y comercialización de estas sustancias que son ilegales.

Obviamente que la planificación de estas estrategias se hace con el asesoramiento de la Subsecretaría de Investigación Criminal y Cooperación Judicial, pero también con otras áreas del Ministerio de Seguridad, como la Dirección Nacional de Estadística Criminal, la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico y la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal. Dicha planificación se hace, además, con la concepción de que las fuerzas de seguridad federales son centrales en la persecución criminal de las organizaciones que se dedican a este tipo de actividades, como la comercialización de drogas consideradas ilícitas.

Desde que asume la ministra, establece como ejes a tener en cuenta al momento de la planificación de estrategias, que estas deben tener una mirada interagencial. No solo la que ya dio cuenta Gabriela Torres, de articulación permanente con la Sedronar -después seguramente reiteraré alguno de los conceptos que señaló sobre el final, pero para la ministra son muy importantes-, sino también a todo lo que hace en materia de cooperación con los poderes judiciales y los ministerios públicos. Esto, no solo en cada caso en particular -donde la Justicia pide la colaboración de una o varias fuerzas de seguridad-, sino también en espacios de diálogo que nos permitan conocer cuáles son las buenas prácticas que dan resultado. Es decir, cuáles son satisfactorias en otras localidades o regiones, dónde están funcionando mejor y dónde se requiere algún tipo de ajuste, fundamentalmente en lo que hace a la distribución de los recursos humanos y logísticos de las cuatro fuerzas de seguridad que dependen del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Este aspecto de la mirada interagencial obviamente también implica a la UFI, al Ministerio de Economía, trabajar con la SENAF. Es decir que se trata de problemas que requieren un múltiple abordaje de manera permanente, al menos en la etapa de elaboración de las estrategias. Después cada agencia, a su vez, tiene sus responsabilidades específicas en cuanto a la implementación de dichas estrategias.

Disculpen, quisiera saber si se escucha bien.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Acérquese un poco al micrófono, por favor.

SRA. LA RUFFA ¿Ahí se escucha un poco mejor? Sigo hablando entonces. Si no, por favor, avísenme. Disculpen, me distraje porque vi la pregunta de la diputada Mara Brawer.

Les decía que, además de este aspecto multiagencial, para nosotros es fundamental el anclaje federal en toda la gestión de la seguridad, y obviamente también en lo que hace a la reducción de la oferta de estupefacientes y sustancias ilegales.

Esto ya fue planteado así en la primera reunión del Consejo de Seguridad Interior en la ciudad de San Miguel de Tucumán en febrero, donde las provincias, además, reconocieron la situación y solicitaron que sea permanente esa interacción. Primero, porque es imposible que cualquier estrategia de intervención funcione si no se conoce el terreno sobre el que se va a operar; segundo, porque se debe contar con los recursos disponibles y la necesaria articulación, no solo con otro poder provincial, sino también con los gobiernos provinciales y municipales.

¿Ahí se escucha mejor, sin los auriculares? Perfecto, sigo. Incluso, me resulta más cómodo.

Este es un compromiso permanente que asumimos en la gestión en general, pero también desde el punto de vista particular en el abordaje de la persecución criminal de los delitos vinculados con el narcotráfico.

Estas estrategias, así definidas, obviamente requieren de una constante profesionalización del personal de nuestras cuatro fuerzas de seguridad, que tiene que ir acompañado del equipamiento necesario y de la tecnología que se requiere para intervenir sobre las organizaciones criminales que se dedican, como ustedes saben, a uno de los tres ilícitos más redituables como es, además del narcotráfico y la trata de personas, le venta ilegal de armas.

El narcotráfico genera ganancias a nivel mundial que muchos de los Estados ni siquiera podrían imaginar. Es necesario que a partir de la tecnología, el equipamiento y la organización de aquellos que son responsables de la investigación criminal y de la persecución en el territorio se transforme en algo permanente tratando de ir siempre por delante de la propia lógica criminal.

Por ello, entendemos que en este tema como en tantos otros, es fundamental generar estas estrategias sobre la base de los datos disponibles. Allí, el rol de la Dirección Nacional de Estadística Criminal es muy importante ya que recibe a través del SINIC, es decir, el Sistema Nacional de Información Criminal, los reportes que realizan las fuerzas pertenecientes a las veinticuatro jurisdicciones que integran nuestro país sumado a los informes que elaboran las cuatro fuerzas de seguridad con las que contamos. Esta información siempre es publicada bajo el rótulo de infracciones a la ley 23.727. Dado que es una información pública, la tendencia histórica nos muestra un constante crecimiento de estos delitos entre los años 2001 a 2019, siendo los años 2009 y 2018 los que, usando una expresión muy popular en estos días, generaron los picos.

Lo interesante de esa información desde la perspectiva del diseño y la política de persecución del narcotráfico es que cuando desagregamos dichas estadísticas, vemos que el 45 por ciento de las causas iniciadas en estos años terminan siendo calificadas como causas por tenencia simple atenuada para uso personal. Un 15 por ciento es tenencia simple y solo un 10 por ciento, comercialización y entrega. El otro 30 por ciento se refiere a otro tipo de delitos vinculados a infracciones a la ley 23.727.

En ese sentido, nosotros creemos que en esta etapa es muy importante reforzar esta mirada interagencial, de anclaje federal y profesionalización permanente de las distintas fuerzas federales. Es decir, la idea es que la mayoría de las causas tengan que ver con la comercialización. O sea, poder producir más daños a las organizaciones que se dedican al tráfico, producción y comercialización y no solamente tropezarnos con algunas otras sustancias porque un proceso penal para quienes las están transportando puede dar cuenta de que eran para consumo personal.

Concretamente, cuando la ministra Sabina Frederic se hace cargo del Ministerio de Seguridad a los pocos días produce un informe -que ya tuvo publicidad- que da cuenta, por ejemplo, que en el año 2019 se habían incautado 128.050 kilos de marihuana. Pero, solo en el 7 por ciento de los procedimientos, se habían incautado más de 100 gramos en cada uno de ellos. Nuestro desafío como política es generar un cambio en ese tipo de intervención, donde la incautación por procedimiento sea mayor. Eso quiere decir que vamos a poder avanzar sobre el eslabón de comercialización, gracias a la articulación con la UFI y otras áreas vinculadas con lavado de activos. La idea es ir donde más les duele a este tipo de organizaciones, es decir, a la renta económica.

Estos cambios no se realizan de un día para el otro. Se trata de un trabajo de todos los días. Primero, con la elaboración del análisis a partir de las estadísticas regionales, en permanente capacitación y en articulación con las distintas fuerzas y con los gobiernos provinciales, que nos vimos afectados en nuestra planificación inicial por la emergencia sanitaria dispuesta a partir del 20 de marzo. Todos los sectores tuvieron que reformular su planificación original porque no está permitido el traslado para un abordaje territorial. En consecuencia, el Ministerio de Seguridad de la Nación y los veinticuatro ministerios de seguridad o de gobierno de las distintas jurisdicciones tuvieron que asumir tareas excepcionales, vinculadas con el control de lo dispuesto en el decreto de necesidad y urgencia que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En este sentido, quiero retomar lo planteado por la licenciada Gabriela Torres en el sentido de que la ministra de Seguridad entiende que la articulación con la Sedronar es fundamental para poder tener un abordaje integral de la problemática, señalando lo que dije al principio respecto de que cada área tiene sus funciones específicas. Pero la complejidad en la materia hace que sea mucho más enriquecedor si podemos articularlo de manera permanente.

En los encuentros celebrados en el mes de enero, cuando todavía era posible la presencia física, se elaboró un convenio, al que la licenciada Torres hizo referencia y que se firmó esta semana. Se trata de un convenio marco de cooperación y asistencia entre la Sedronar y el Ministerio de Seguridad, con el objeto de colaborar y asistirnos recíprocamente, participar en iniciativas, programas y proyectos conjuntos que tiendan obviamente al abordaje integral de las sustancias a través de la prevención y atención de la salud y el desarrollo humano y, fundamentalmente, a la formación, capacitación y entrenamiento de los recursos humanos.

Dentro del marco de este convenio, la licenciada Torres dio cuenta de que en el día de ayer se realizó el primer encuentro para el fortalecimiento de las buenas prácticas de interacción en consumos problemáticos destinados a las fuerzas federales. Esto se inició -tal como señaló la licenciada- en el cinturón sur porque la ministra Frederic entiende que es importante la idea de que los integrantes de las fuerzas de seguridad son trabajadores que requieren de un acompañamiento para desarrollar su vida laboral y personal. El objetivo es que reciban herramientas que les permitan interactuar en situaciones que no necesariamente son las habituales. Entonces, esta capacitación se inicia en aquellos lugares donde las fuerzas de seguridad están brindando el servicio de seguridad ciudadana. Esto se da en los espacios territoriales con los que tienen mayor contacto cotidiano y permanente con la población en su conjunto. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires seguramente se avanzará con las fuerzas federales desplegadas, luego se seguirá con las fuerzas de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, con la idea finalmente de llegar en un plazo medio a todos y todas las integrantes de las cuatro fuerzas federales.

Anteriormente, el 16 de abril, a través del sistema de videoconferencia y en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación, brindamos una capacitación y entrenamiento rápido en cuidado y autocuidado de la salud mental. El hecho de hacerlo en forma virtual nos permitió además ofrecérselo a las veinticuatro policías jurisdiccionales.

Esto es así porque entendemos que los operativos de control COVID-19 hacen que sea cada vez mas frecuente la interacción con personas que necesitan asistencias por problemas de salud mental o situaciones vinculadas con el consumo problemático. Por eso, toda la fuerza nacional de policía requiere de esta capacitación.

Además, dicha capacitación estaba pensada para que el personal policial pudiera reflexionar sobre su propia experiencia en este contexto donde vamos aprendido día a día de qué se trata el coronavirus y donde muchas veces la información -la mala información- genera temores y tensiones que hacen que impacte sobre el trabajo específico que tienen las fuerzas policiales y las fuerzas de seguridad.

A pesar de este esquema particular vinculado con el COVID-19, que nos llevó a tener que desplegar nuestras fuerzas por todo el territorio y a que algunas de ellas hicieran tareas que no son específicamente de seguridad, de prevención o de investigación judicial, pero que tenían que ver con el abordaje integral de seguridad en el marco de la pandemia, las fuerzas federales siguieron haciendo investigación criminal.

De hecho, se han producido importantes incautaciones tanto de marihuana como de cocaína en estos más de dos meses que llevamos de aislamiento, pero obviamente en la propia evaluación de quienes se dedican a estos delitos tampoco...

No se alcanzan a percibir las palabras expresadas debido a fallas en la transmisión.
SRA. LA RUFFA ...al haber tantos controles, al estar cerradas las fronteras, es más complejo y también hay ahí una imposibilidad.

Sin embargo, en el marco específico de los operativos de control por el coronavirus, se detectaron personas que intentaron comercializar sustancias prohibidas.

Voy a dar dos ejemplos. Hace dos días, Gendarmería Nacional detuvo a una persona que viajaba en un colectivo en una zona de una ciudad importante de la región de Cuyo. Esta persona llevaba entre sus pertenencias, sus bolsos y en los bolsillos de su pantalón, casi un kilo y medio de marihuana y 28 envoltorios con 12 gramos de cocaína. El lunes pasado, la misma fuerza, Gendarmería, detuvo a una persona que llevaba 319 kilos en la parte de atrás de su camioneta, en un control habitual que tiene Gendarmería sobre la ruta 14 en la zona noreste de la Argentina.

De manera que, regularmente, se van encontrando situaciones de comercialización que son detectadas gracias también a los controles que se realizan en el marco del COVID-19.

Quizás fui un poco rápido para después poder compartir las preguntas. Espero haber podido contestar a la mayoría de las preguntas que nos adelantaran hasta aquí, principalmente las referidas con la articulación con la Sedronar.

Tanto Gabriela como yo dimos cuenta de esa necesidad, de la voluntad política y de la acción concreta que las autoridades de ambas carteras llevan adelante desde que asumieron.

También espero haber podido responder satisfactoriamente las preguntas sobre las directivas para evitar la criminalización de los sectores vulnerables a través de las herramientas que estamos construyendo de manera conjunta y consensuada con la Sedronar, así como también las específicas sobre la capacitación que reciben las fuerzas de seguridad y también las que hacen a la interacción con el Ministerio Público Fiscal, la Justicia en general y de las otras agencias que se encargan del lavado de activos.

En ese punto, además, quería contarles que desde este lunes 26 de mayo y hasta el 30 de junio, oficiales de las cuatro fuerzas federales y de las veinticuatro policías provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están participando del curso "Contraste a la economía ilegal e investigaciones sobre los flujos financieros". El curso se dicta bajo la modalidad on line -por eso lo pueden realizar en todo el país- y fue ofrecido por la Escuela de Policía económica-financiera de la Guardia di Finanza de Ostia, Italia.

Algunas preguntas hacían referencia a la necesidad de actualización normativa. En ese punto, la ministra de Seguridad Frederic siempre ha sido clara en que entiende que estas son cuestiones que requieren abordarse de manera multidisciplinaria y multiagencial. Ella había adelantado en esa reunión del Consejo de Seguridad -a la que ya hice referencia- que estaba por constituirse, cuando nos agarró la pandemia, un grupo de trabajo interministerial sobre consumo de sustancias y cuidados, en el que iban a participar expertos y organizaciones de la sociedad civil y también legisladores, con el objeto de desarrollar políticas ajustadas y hacer un análisis del plexo normativo respecto a diferentes cuestiones, no solo de las sustancias ilícitas sino también del alcohol, psicofármacos, etcétera.

Esa construcción colectiva puede llevar o no a la necesidad de una reforma legislativa o de varias porque, anteriormente Gabriela dio cuenta de la ley...

No se alcanzan a percibir las palabras expresadas debido a fallas en la transmisión.
SRA. LA RUFFA En ese sentido, entendemos que es muy importante hacer nuestros aportes individuales a la construcción de ese diagnóstico integral en una propuesta que nos permita establecer políticas de largo plazo y no que sean imposiciones que, con los cambios de gobierno, no se sostengan en cuanto a la caducidad temática a la que ya hicimos referencia.

Por último, la cuestión de la desfederalización del narcomenudeo. Nosotros entendemos que es claramente una atribución de cada una de las provincias. Fue un tema planteado en Tucumán, donde las provincias que ya habían adherido tienen una evaluación sobre la experiencia de la provincia. Esto llevó a que se nos propusiera la realización de un estudio que pueda analizar esa implementación. Está en marcha, pero está un poco ralentizado, obviamente por el impacto que tuvo la pandemia hacia dentro de cada uno de los ministerios. Pero, más allá de esta cuestión de las provincias que decidan o no adherir a la desfederalización, la ministra y todo el equipo, el secretario...

No se alcanzan a percibir las palabras expresadas debido a fallas en la transmisión.
SRA. LA RUFFA ...tenemos el compromiso de colaborar y articular en la persecución del delito del narcotráfico con todos y cada uno de los gobiernos provinciales, sin importar qué decisión hayan tomado en relación a la desfederalización, porque hayan o no adherido siempre se requiere de esta articulación.

Esta fue la primera idea que planteé en mi presentación y es con la que quiero concluir. Estamos seguros y seguras de que si no es desde una perspectiva federal, esta cuestión, vista desde el punto de vista de las personas, en lo que hace al consumo...

Se interrumpe el audio.
SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchísimas gracias por la exposición, Silvia La Ruffa.

Seguramente los diputados podrán formular nuevas preguntas, así que va a haber un pequeño tiempo final para que ambas funcionarias den un cierre a esta reunión.

Ahora pasamos a las exposiciones y preguntas de los distintos diputados integrantes de la comisión. Tenemos tres minutos por diputado para que formulen sus preguntas. En un principio comenzamos con el diputado Santiago Igon.

SR. IGON Buenos días.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Adelante, diputado.

SR. IGON Buenos días a todos los diputados. En primer lugar, quiero agradecer a nuestras dos funcionarias por la exposición que brindaron.

Varias de las preguntas que tenía para hacer las fueron respondiendo a medida que las iba escuchando. Así que me quedan por realizar un par de apreciaciones relacionadas con algún trabajo anterior que veníamos haciendo dentro de esta Comisión de Prevención de las Adicciones y Control del Narcotráfico.

Como bien decía la compañera diputada Mara Brawer ni bien comenzamos la reunión, hay un proyecto referido a dividir el trabajo de la comisión, nosotros así lo entendemos. No es un proyecto de hoy y tampoco se había presentado solamente en la gestión anterior; es un proyecto que tiene larga data. Entendemos que básicamente es necesario para empezar a dar algunas discusiones en términos más específicos.

Digamos que son dos grandes problemáticas que tenemos en la Argentina y, a veces, me parece que la comisión tiene la obligación de ir un poco más al hueso, de ser más específica en lo que se quiere trabajar.

Es muy difícil tener una mirada, desde la comisión, para prevenir y asistir en adicciones cuando hay asuntos que se mezclan, justamente, con cuestiones de narcotráfico que entendemos, claramente, pertenecen al ámbito de seguridad interior. Lo dejo planteado porque me parece que es un tema a debatir, a charlar.

Sí me parece que tenemos también la posibilidad de empezar a profundizar algunas cuestiones. A mí hay algo que me preocupa -sobre lo cual también estuvimos trabajando extensamente-, que tiene que ver con la disposición, con cómo se trata a las mal llamadas "mulas". Empezar a pensar si esto tiene que ver con un delito y si se vincula con la trata de personas. Me parece que esa también es una discusión que, si bien a veces se está dando en términos más informales o menos institucionales, la comisión tiene el deber de abordar.

Básicamente espero que tengamos este ida y vuelta permanentemente con el Ejecutivo. Lamento muchísimo que en la gestión anterior se nos hizo un poco más difícil.

Uno viene con un trabajo de larga data en adicciones y lamento mucho que la licenciada Gabriela Torres haya encontrado una Sedronar con deudas, con algunos lugares que no están funcionando dentro de la propia estructura; porque eso hace que haya que poner el primer trabajo -y el primer empeño- en hacer funcionar una secretaría que, como bien decía, no estaba funcionando del todo bien.

Hay mucho para trabajar, hay muchos proyectos presentados. Es una comisión que tiene mucha presentación de proyectos, pero que rara vez llegan al recinto. Me parece que, todos aquellos que somos autoridades ligadas a la comisión, tenemos que trabajar en esa particularidad para poder aceitar la comunicación con el resto de las comisiones e interactuar de la mejor manera.

Así que me doy por respondido a partir de lo que dijeron nuestras dos funcionarias y dejo planteado esto para poder empezar a trabajarlo.

Como último tema -ayer también lo planteé en la Comisión de Derechos Humanos y Garantías, a veces, estos temas tocan muy de cerca algunas cuestiones-, me parece que en la medida que podamos, presidente, tenemos la necesidad de federalizar la comisión, de alguna manera, y poder constituirnos en las distintas provincias. Sobre todo, en aquellas que tengan mayor problemática para tratar estos temas.

En ese sentido, considero importante poder invitar también a representantes del Ejecutivo para que nos acompañen a sesionar, informar y charlar. Pero me parece que tenemos que pasar a una nueva etapa, que es poner el cuerpo en el territorio para empezar a charlar y a debatir este tipo de temas, porque se está necesitando. Se trata de un flagelo que está golpeando muy fuerte.

Me parece que es necesario...

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Vaya cerrando su exposición, señor diputado, ya se pasó casi dos minutos del tiempo establecido.

SR. IGON Perdón, termino con esto.

Básicamente, esta posibilidad de poder encontrarnos en el territorio trabajando también junto al Ejecutivo nacional, a los Estados provinciales y a los municipales. Seguiremos discutiendo los demás temas en comisión. Le agradezco mucho este tiempo, presidente.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchísimas gracias, Santiago.

Tiene la palabra Gisela Scaglia.

SRA. SCAGLIA Buenas tardes a todos.

Es un gusto estar en esta reunión de comisión y haber recibido la presencia del Ejecutivo.

Soy de la provincia de Santa Fe. Tengo mucho orgullo por la gestión de Roberto Moro. Creo que ha hecho mucho y me parece que no hay que olvidarse que entre las personas que precedieron a Roberto Moro estaba el padre Molina. Antes de hablar, nunca hay que olvidarse quién estaba a cargo de la Sedronar y que pasó allí.

Voy a ir a tres cuestiones bastante concretas sobre las cuales sí me gustaría tener respuesta.

Primero, pedirles que, por favor, todas las preguntas que formulamos las presentemos de manera escrita. Me parece que es algo que podría ser muy bueno para toda la comisión, ya que, seguramente, aquí no alcance el tiempo para responderlas.

Tengo algunas cuestiones bastante concretas que quiero plantear. La primera, saber cuál es el presupuesto de la Sedronar para este año. ¿Qué presupuesto tiene? Me gustaría que me dé esa respuesta al finalizar esta reunión de comisión o cuando lo quiera disponer el presidente.

Por último, también quisiera saber cuál fue la última reunión del Cofedro y, si se organizó, cómo se hizo. Me parece que es un tema importante.

Después, dos temas que tengo en agenda. Uno lo venía trabajando durante el año pasado la ex presidenta de la comisión -una persona del peronismo, no es de mi espacio político, de Santa Fe-, quien buscó, a lo largo de mucho tiempo, declarar la emergencia en adicciones. Ese proyecto está y yo también presenté un proyecto al respecto.

Quiero tener la mirada de la presidenta de la Sedronar acerca de esta declaratoria de emergencia. Fue un objetivo que se persiguió mucho, tanto el año pasado como el anterior. Me gustaría que pudiéramos tratar ese proyecto en la comisión y también tener la perspectiva de la titular de la Sedronar al respecto, ya que es un tema más que importante.

Por otro lado, en lo que refiere al Ministerio de Seguridad, ustedes saben que el tema de narcotráfico y adicciones, en el caso de Santa Fe, es más que complicado. Es conocido que en Rosario y en Santa Fe estamos ante los delitos más altos de homicidio por peleas entre las bandas narcos y que es un tema muy recurrente de la provincia.

Con el diputado Angelini hemos presentado una declaración de emergencia en seguridad para la provincia de Santa Fe. También me gustaría que se analice este tema donde hay que poner todos los recursos que se tienen a mano para terminar con este flagelo, el narcotráfico.

Por ahora estas son mis preguntas; tengo otras que fueron enviadas por escrito. Por favor, les pido que sean respondidas puntualmente de manera escrita también. Muchas gracias.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchas gracias, diputada Scaglia. Tomamos nota de los pedidos y agradecemos que haya cumplido con el tiempo estipulado porque estamos bastante extendidos y hay otras comisiones a posteriori; no se trata solo de un problema nuestro.

Tiene la palabra el diputado Paulo Cassinerio.

Luego de unos instantes.
SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Si no está en este momento, tiene la palabra a la diputada Leonor Martínez Villada.

SRA. MARTÍNEZ VILLADA Muchas gracias a las dos funcionarias, al presidente y a todos los diputados presentes.

En primer lugar, quiero decir que en la exposición de las funcionarias se respondieron las preguntas que hice a través de la Presidencia de la comisión, pero al igual que la diputada Scaglia necesitaría que me fueran contestadas por escrito a la comisión. Eso sería importante para analizarlas y tenerlas. Sin embargo, el grueso de las preguntas ya ha sido respondido.

Por lo tanto, simplemente voy a hacer una observación o una moción pensando que la salud mental y la Sedronar están muy unidas, ya que realmente la adicción es una problemática de salud mental. ¿En qué forma podrían fusionarse dentro de la Secretaría de Salud Mental lo que es la Sedronar para no quedar aislado y solo en su funcionamiento? Por más que, de acuerdo con lo que dice la funcionaria, están cooperando e interactuando de manera correcta.

En segundo lugar, en el mes de marzo de este año se habían iniciado unas reuniones con el Cedecor para el desarrollo de un sistema integrado de registro de Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial de la Secretaría en el país. ¿Se ha avanzado mucho en eso? ¿Cuándo estarían listos esos registros para implementar las políticas públicas?

Por último, la subsecretaria del Ministerio de Seguridad, La Ruffa, dijo hace unos instantes que los decomisos que se hicieron de droga el año pasado habrían sido de pequeños gramos de sustancias, o sea, de un menudeo chico. Quiero saber cuál es la inteligencia que se realiza para saber cuáles son los grandes tenedores de sustancias y eliminar todos los chicos, porque presumo que muchas veces se hace un operativo por venta de droga y no se sabe con qué se puede encontrar. ¿Cuál es el procedimiento, la inteligencia, que se va haciendo para descartar unos y ganar en los otros? Muchas gracias.



SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchas gracias, diputada Leonor Martínez Villada.

Tiene ahora la palabra el diputado Danilo Adrián Flores.

SR. FLORES (D.A.) Muchas gracias, presidente. No sé si me están escuchando.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Sí, perfectamente.

SR. FLORES (D.A.) Muchas gracias. Celebro que esta comisión empiece a tener actividad, dado que son problemáticas y temas muy sensibles dentro de cualquier comunidad.

Mi inquietud ronda especialmente en los Centros de Atención y Acompañamiento de los que hablaba la secretaria. Si bien muchos de estos centros siguieron trabajando mediante los comedores, ¿se estableció algún protocolo a través de la Secretaría o directamente las Casas de Atención implementaron sus protocolos?

También quiero saber sobre las dificultades que esas Casas han tenido -tal como fue expresado- para poder llevar a cabo un programa que es tan importante y que se está llevando adelante en varias partes de las provincias.

Como diputado de la provincia de La Rioja me interesa saber si mediante la Sedronar o el Ministerio de Seguridad existe algún programa o algo establecido para combatir especialmente el narcomenudeo. La droga está interfiriendo en muchas de nuestras provincias y está abocada a intervenir mucho en nuestra sociedad.

En general, me interesa saber si especialmente en el Ministerio de Seguridad hay algún programa establecido con el que se pueda combatir al narcomenudeo. Nada más, presidente. Muchas gracias.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Muchas gracias, Danilo Flores.

Acá me dicen que ya tiene sonido el diputado Cassinerio. Entonces, adelante, por favor, si ya está en condiciones.

SR. CASSINERIO Gracias, presidente. ¿Me escucha ahora?

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Perfectamente.

SR. CASSINERIO Muchísimas gracias.

También agradezco la presencia de las autoridades nacionales, tanto de la licenciada Gabriela Torres como de la doctora Silvia La Ruffa.

En la provincia de Córdoba, al igual que en todo el país, estamos atravesando la contingencia vinculada al Covid; no obstante, la temática referida a la prevención y asistencia al consumidor de droga sigue siendo de gran importancia.

Entendemos que la gestión actual de la Sedronar enfrenta los mismos desafíos que son propios al inicio de una gestión y más todavía en esta situación de pandemia mundial.

Antes de avanzar con las preguntas quiero compartir mi parecer ante lo expresado por las diputadas Mara Brawer y Claudia Inés Najul en relación con que yo también interpreto que...

Se interrumpe el audio.
SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Me parece que de nuevo estamos sin sonido, Paulo.

Si te parece, pasamos al próximo diputado y después vemos cómo solucionar el problema técnico.

Entonces, tiene la palabra el diputado Juan Martín.

SR. MARTÍN ¿Me escuchan?

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Sí, diputado.

SR. MARTÍN Gracias, presidente.

Ante todo, buenos días. Celebro la convocatoria a la primera reunión de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. Agradezco también las exposiciones de las funcionarias del Poder Ejecutivo nacional que nos acompañan.

También soy diputado de la provincia de Santa Fe, una provincia que se encuentra desde hace mucho tiempo azotada por el flagelo del narcotráfico y de las economías del delito.

En esta época de pandemia no se puede perder de vista que la Organización de las Naciones Unidas habla de epidemia cuando las muertes superan las 10 de cada 100.000 habitantes. La realidad es que en nuestra provincia hace tiempo que venimos sufriendo las consecuencias de una epidemia: no se trata precisamente del coronavirus, se trata de la epidemia de la inseguridad y del narcotráfico, que les aseguro se cobran muchísimas más vidas.

Esto se debe, en gran parte, a que durante muchos años se escondió el problema que vivíamos en el país y en la provincia en particular. Argentina dejó de ser un país en el que se decía que la droga estaba solamente de paso o que Santa Fe se estigmatizaba por los medios nacionales.

Cuando asumió el gobierno de Cambiemos se tomó una determinación política firme, se puso el problema arriba de la mesa y se comenzaron a hacer las cosas que había que hacer para transformar esa indiferencia y esa pasividad con compromiso activo.

Esta realidad sigue siendo una constante en mi provincia, presidente. Sin ir más lejos, doy algunos números que tenemos de estos días: 47 homicidios en el departamento de la capital, 17 durante la cuarentena; en Rosario, 76 en el año y 15 durante la cuarentena.

Por eso se necesita más que nunca un acompañamiento activo del Estado nacional, un Estado que esté presente en condiciones de articular las políticas de seguridad y su implementación en el territorio.

La verdad es que hasta el momento no hemos conocido aún cuáles son las directrices, las líneas rectoras de la política del gobierno nacional en materia de seguridad y control del narcotráfico. Hay que ver qué cosas se hicieron bien hasta el 10 de diciembre pasado, cuando terminó la gestión de Cambiemos, y que por tanto merecen tener continuidad como políticas de Estado, y qué otras iniciativas concretas respecto de programas de seguridad y de lucha contra el narcotráfico se piensan implementar, porque este drama está incrementándose entre los santafesinos, es un flagelo que venimos sufriendo desde hace mucho tiempo.

Yo fui testigo en la ciudad de Santa Fe, capital de nuestra provincia, más precisamente en el distrito de Alto Verde, de un convenio que se suscribió entre la ministra Patricia Bullrich y el intendente capitalino José Corral. Se elaboró un programa a partir del cual la realidad del barrio cambió rotundamente. Como nunca antes, se tomó la determinación política de ir a fondo para erradicar el narcotráfico que estaba enquistado en el distrito. Es lo que sucede siempre, ¿no? Ya no se trataba únicamente de una situación aislada de consumos problemáticos. Se había extendido al narco del barrio, que era muy famoso en la ciudad de Santa Fe y lo llamaban el Zurdo Villarroel. Él fue mucho más allá. Logró cooptar al club y al videocable local, y pretendió ser el dueño del distrito. Pero luego, con la determinación del programa de "Barrios Seguros", esta persona fue puesta a disposición de la Justicia y hoy se encuentra presa.

No quería dejar de poner esto en contexto, pero lo cierto es que a partir de esa realidad que vivimos en Santa Fe somos más conscientes de lo que falta por hacer. Quiero aprovechar la oportunidad para consultar a los funcionarios que nos acompañan y poner el foco en esto que, insisto, sigue siendo una de las principales preocupaciones de los santafesinos. ¿Tienen pensado continuar como política de Estado con este programa que empezó a cambiar la realidad y le devolvió la paz a los vecinos de Alto Verde? Además, el programa se podría replicar en otros puntos del país, y en nuestra provincia, donde hace mucha falta. Hubo una primera experiencia en el Barrio Grandoli de la ciudad de Rosario, que si bien empezó a dar sus frutos, no logró terminarse. Pero es una buena punta como para empezar a transitar ese camino.

Por otro lado -y con esto termino-, escuché el otro día a la ministra de Seguridad en una entrevista afirmando que no se iba a perseguir al narcomenudeo. Es lo que decía también una de las diputadas preopinantes. Quiero consultarlo expresamente porque, escuchando a Silvia La Ruffa, me parece que quedamos un poco a mitad de camino. ¿Va a ser una definición política del gobierno nacional impulsar la despenalización del narcomenudeo? Porque, si no, podemos quedar a mitad de camino. Donde el Estado nacional se retira, los Estados provinciales no van y los búnkeres se multiplican en nuestros pueblos y ciudades.

Con esto termino, señor presidente. Patricio Serjal, que fue el fiscal regional de Rosario, en la presentación de su informe de gestión del año 2018 aseveró que el 90 por ciento de los homicidios estaba vinculado con disputas territoriales por narcotráfico. Esa es la importancia del narcomenudeo. Esa es la importancia de la otra pandemia, la pandemia de la inseguridad y del narcotráfico. De ella no se habla tanto en estos días, pero necesitamos atenderla de forma urgente. Por eso, necesitamos definiciones contundentes que además nos ayuden a ver cuál es la línea política del gobierno nacional. Desde nuestro lugar, si las cosas se hacen bien y permiten restablecer la paz en nuestra provincia y en nuestros barrios más conflictivos, vamos a acompañar claramente.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Diputado Cassinerio: ¿tiene sonido ahora? ¿Puede hablar?

SR. CASSINERIO Probemos. ¿Me escucha?

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Sí, se escucha perfectamente.

Tiene la palabra el señor diputado Paulo Cassinerio.

SR. CASSINERIO Voy a ver breve por si se vuelve a cortar.

Lo que les decía es que acuerdo con las exposiciones de las diputadas Mara Brawer y Claudia Inés Najul en relación con la necesidad de dividir la comisión de Prevención de las Adicciones y Control del Narcotráfico en dos, porque entiendo que la naturaleza del trabajo en ambos temas es totalmente distinta.

En cuanto a las preguntas, y si bien algunas ya las ha respondido la licenciada Gabriela Torres en su exposición, principalmente quisiera saber si ya se cuenta con el Plan Nacional de Acción para el período 2019-2023. Dijo que estaban trabajando en ese sentido. Celebraremos que así sea. La idea también es que nos adelante algunos ejes, si es posible.

También celebro a que la Sedronar esté realizando un estudio nivel nacional sobre Covid y consumo y haya dispuesto la actividad de participación de los efectores provinciales en el mismo, al punto de sostener económicamente a una persona por provincia.

Ahora bien, me gustaría consultarle si la Sedronar cuenta con algún mecanismo de apoyo económico a la provincia que posea redes de asistencia, en sus diferentes niveles.

Finalmente, quisiera agradecerle a la licenciada Torres la reciente visita que hizo a nuestra provincia de Córdoba. Aprovecho la oportunidad para consultarle si la Sedronar cuenta con representantes directos en las provincias y, en caso de que sea así, me gustaría saber quién es la persona representante de dicha institución en nuestra provincia.



SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Tiene la palabra el señor diputado Francisco Guevara.

SR. GUEVARA Señor presidente: muy buenas tardes y gracias. Agradezco también a Mara Brawer. Un saludo desde San Juan a todos los colegas diputados.

Quiero contarles que previamente a esta reunión de comisión me reuní con la directora de Adicciones y con el secretario de Seguridad de mi provincia, con el fin de tomar contacto directo con las realidades que se están viviendo en las diferentes áreas.

Agradezco también a las funcionarias que están acompañándonos en esta primera reunión de comisión. Para mí es un honor que estén aquí presentes.

En lo que respecta a las adicciones, comparto la propuesta de dividir la comisión en dos para poder trabajar las diversas problemáticas, no digo de manera diferente, porque sin duda hay que hacer una articulación con políticas públicas que, en materia legislativa, estén diferenciadas. Esto nos permitirá realizar acciones más concretas, así como agilizar desde la normativa herramientas del Ejecutivo para afrontar estas problemáticas.

Una de las preguntas que queríamos realizar junto con la directora de Adicciones de mi provincia ya fue claramente respondida. Se refería a la ley de salud mental. Tiene que ver con los hospitales monovalentes, los mal llamados "hospitales psiquiátricos", que se deberían descentralizar para generar una red de servicios con base en la comunidad. Eso es lo que plantea la ley a partir de enero de 2020. Ella explicó cómo se va a trabajar con estos dispositivos. Me contó que necesitaban refuerzos, así como trabajar mucho con los centros de día -que en mi provincia existen y funcionan muy bien-, para poder tomar a todas las personas con esta problemática que iban a pasar a esa red intermedia.

En función de eso, otra de las situaciones que conversábamos era cómo, en el marco de pandemia, las personas que están en tratamiento dentro de esos centros de día llevaban ya meses sin tener contacto con sus familias. Ella explicó algo de los protocolos. Me gustaría que pudiera especificar, para bajarlo a la provincia, cuáles son los protocolos de contacto con las familias, dado que el tiempo que llevan esos chicos sin contacto con sus seres queridos genera una situación emocional compleja.

Otro de los temas que me interesan y que celebro es la coordinación de juventudes. Como legislador joven, y sin caer en el estigma de que siempre somos los jóvenes los que generamos, o somos los clientes de ese flagelo, comparto información sobre la aprobación social del consumo de alcohol en la juventud, por ejemplo, esto que existe con las famosas previas antes de los boliches, con todo lo que genera, ya que el joven luego va a un local bailable y ocurren situaciones muy complicadas en materia de seguridad.

Esa es una situación a abordar. Hay que trabajar mucho. Estoy a disposición como legislador joven.

Por otro lado, me gustaría plantear la situación de las personas que están en tratamiento en los centros de día. Esto debe de ocurrir en muchas de las provincias. Más allá del tratamiento médico y terapéutico, son personas que generan diferentes productos, pueden ser muebles o panificados. Teniendo en cuenta los talleres de oficio y de trabajo que se le brindan, habría que ver cómo se puede conectar a la persona con el sector privado, luego de haber superado el tratamiento, desde ya.

Considero conveniente que, a partir de esos productos generados en esos centros de día, recaiga alguna normativa de beneficio para el sector privado, o alguna situación para que puedan subsistir esas personas y tener un proyecto de vida. Es a lo que apunta el centro de día: generar la esperanza de un proyecto de vida.

Entonces, entre aquellas personas que trabajan en carpintería, panificación o huertas -que es lo que más se hace en los centros de día de mi provincia-, habría que ver cómo inyectar sus productos en el sector privado.

Por otro lado, en materia de seguridad, una de las cosas que me ha planteado el secretario de Seguridad de mi provincia, en el marco de la persecución criminal y hacia el narcotráfico, es cómo se puede trabajar o facilitar a través de un convenio marco o alguna normativa que las policías de las provincias sean parte de las cabinas de escucha. Dado que existe una demora en el resultado de las cabinas de escucha de algunos días hasta que pasan a las policías provinciales, para trabajar más articuladamente que las policías de las provincias tengan algún representante dentro de la cabina de escucha para actuar de manera inmediata en la circulación y desactivar la red narcotráfico, que debe ser de manera muy rápida a veces y así no esperar el resultado de la Policía Federal de las cabinas de escucha. Ese es otro de los planteos...

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Vaya cerrando, diputado.

SR. GUEVARA Voy cerrando, muchas gracias.

El otro planteo que está un poco fuera de lo que es la situación del narcotráfico pero que se da en este marco de pandemia que lo hablé con el secretario de Seguridad de mi provincia es que me transmitió que consultara sobre el bono de 5.000 pesos que el gobierno nacional dispuso para las fuerzas federales de seguridad. Les dijo que el Poder Ejecutivo nacional tenía la intención y había pedido a las provincias las planillas con las cuentas bancarias de las policías provinciales porque existía la posibilidad y la intención de generar también un bono nacional a las policías de las provincias. Tengo entendido según lo que me dijo el secretario de Seguridad de San Juan que les habían pedido las planillas de las cuentas bancarias para generar este bono en el marco de que las policías provinciales también junto con la Federal son los que están dando batalla a esta pandemia que está azotando el mundo.

Así que quisiera saber qué pasó con ese bono económico, si se va a llevar adelante y si se va a generar desde Nación a las policías provinciales, dado que habían pedido los números de CBU de las cuentas y las planillas de las policías de las provincias. Muchas gracias.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Tiene la palabra la señora diputada Adriana Cáceres.

SRA. CÁCERES Buenas tardes a todos y a todas. Agradezco a las autoridades de la Comisión por organizar este encuentro de información y a las dos funcionarias por participar de esta reunión.

La verdad es que no en todas las comisiones participan funcionarios del gobierno nacional, por eso quiero agradecerles ambas. Ayer en la Comisión de Derechos Humanos y Garantías no participó el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla ni tampoco nadie de su equipo. Así que lamento esa situación de no poder tener este contacto de ida y vuelta con los funcionarios nacionales, que es clave en este momento particular por el que todos los argentinos estamos atravesando.

En cuanto al comentario que se hizo sobre el Observatorio Argentino de Drogas, quiero comentar que cuando comenzó nuestra gestión no había información de datos estadísticos de los últimos ocho años previos al 2015. Y esto también lo tenemos que decir: en nuestra gestión hicimos el estudio nacional sobre consumos y se realizaron más de trescientas investigaciones que subimos a la página, pero lamentablemente hoy no están publicadas.

Entonces, quiero pedir a la secretaria de la Sedronar que se vuelvan a publicar estas investigaciones que realizamos desde nuestra gestión y que es muy importante para conocer el diagnóstico de una problemática que es esencial trabajar en nuestro país.

Por otro lado, una cuestión central es que la lucha contra el narcotráfico y la prevención de adicciones fue un lineamiento central en la gestión de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal. Es así que encontramos que el gobierno nacional decomisó en los últimos cuatro años más de 35.000 kilos de cocaína y más de 450.000 kilos de marihuana y que en la provincia de Buenos Aires, que es donde vivo, se derrumbaron 150 bunkers de droga.

La secretaria comentaba que se viene trabajando articuladamente con distintos organismos del gobierno nacional, que es algo para celebrar porque es sumamente importante, y que también se pone el foco en la población joven, otro hito que también celebramos. Sin embargo, no se mencionó que se esté articulando con el Instituto Nacional de Juventud y es importante que se pueda llevar adelante esta articulación.

En nuestra gestión, el INJUVE trabajó de manera constante con la Sedronar. Tanto es así que juntos creamos y llevamos adelante el programa "Hablemos de todo", que es una plataforma digital ideal para que, en este momento por el cual estamos atravesando, los jóvenes puedan acceder a información y hacer consultas a través del chat. Hoy este programa la actual subsecretaria del INJUVE lo sigue desarrollando y tiene un equipo interdisciplinario y profesional por detrás, así que es importante que puedan seguir articulando y trabajando juntos.

Por otro lado, dentro de las preguntas que tengo para hacer una se refiere a que cuando nosotros llegamos en el 2015 existían solamente 35 CAAC y logramos aumentar la red a 225. No me quedó en claro cuántas están operativas hoy -esa sería la pregunta-, ya que se habló de 407 dispositivos en total, pero quiero saber bien de cuántas CAAC estamos hablando.

Otra situación es que ante este contexto muchas de las organizaciones están haciendo frente también a la necesidad de generar alimentos para las poblaciones que están atravesando situaciones totalmente difíciles. En este sentido queremos preguntar qué apoyo brinda la Sedronar para fortalecer estos dispositivos sin que ellos vean afectados su labor principal, que es la de prevención y asistencia en las adicciones, y cuál es el monto total de los subsidios otorgados a las CAAC por parte de la Sedronar.

También se habló de iniciativas que se están desarrollando en el ámbito de la comunicación que es, de nuevo, para celebrar. En esto quiero comentarles que diputados y diputadas de Juntos por el Cambio hicimos una presentación de un proyecto de ley que viene en la misma sintonía, que completaría y complementaría lo que se viene desarrollando. Esperamos que se pueda trabajar en la Comisión y, a través del acuerdo y del consenso, institucionalizar estos canales de comunicación que generen más herramientas a la hora de la prevención de las adicciones. Muchas gracias, señor presidente.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Tiene la palabra la diputada Rosa Muñoz.

SRA. MUÑOZ Señor presidente: agradezco a Gabriela Torres y Silvia La Ruffa por la exposición.

Apoyo la propuesta de Mara Brawer y Santiago Igón de separar las comisiones. Creo que si separamos esta comisión le daríamos un trabajo más especializado porque son dos temas importantes.

También quiero decirle que había preparado muchas preguntas y la mayoría fueron contestadas, pero hay algo que me preocupa también. Quería hacer una pregunta sobre presupuesto y recién Gabriela Torres dijo que se había prorrogado el presupuesto del año pasado, así como también que ya se había ejecutado casi el 50 por ciento. Recuerdo el año pasado cuando se discutía el presupuesto 2019 al diputado Felipe Solá, que reclamaba que se había desfinanciado el sector de la lucha contra las drogas y en ese momento con el diputado Massot hicieron un arreglo y agregaron 100 millones de pesos. O sea, siempre fue una preocupación de todos los que estamos aquí el tema de las drogas, porque todos tenemos hijos, nietos y creo que es preocupante.

Mi gran preocupación es que, más allá del trabajo que realizó uno u otro gobierno antes o después, el tema sigue creciendo. Yo soy de la Patagonia, de Chubut y ahora, aun estando con esta pandemia, detuvieron dos cargamentos que vinieron del norte, de Jujuy, con droga. No pasaron por los controles, o sea que se las ingenian para traer la droga de cualquier manera. Ha florecido en nuestra provincia y en el sur, en la Patagonia, el consumo de la droga y más que todo el narcomenudeo.

Hemos tenido en Puerto Madryn temas de muertos por droga y narcomenudeo. Creo que eso es muy doloroso, porque nosotros antes no sufríamos. La semana pasada se descubrió una plantación de marihuana impresionante en mi provincia, en Trelew. Más allá de todo el esfuerzo que se pone en los diferentes gobiernos, todos hemos sido conscientes y hemos escuchado que siempre hay alguno que se metía, tanto de la Justicia como de la Policía, que siempre encuentran en el negocio en las drogas, que a mí me preocupa mucho cómo ha ido creciendo. Por eso yo pido a los responsables, principalmente a Silvia, que tiene ese gran trabajo con la ministra de Seguridad, coordinar con las provincias y con la juventud para ver cómo podemos ir afinando el lápiz para tratar esta problemática.

Yo no tengo más preguntas, porque ya me las respondieron, pero mi gran preocupación es esta, cómo podemos trabajar -y nosotros desde la Cámara- sobretodo en las escuelas. Yo he sido docente en el secundario y cuando entra la droga es impresionante el daño que hace a los chicos. Creo que se dejó de trabajar en las campañas a través de los medios. Los chicos se van renovando, van creciendo, y creo que es importante esa campaña y también pido por eso.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Tiene la palabra el señor diputado Luis Petri, de Mendoza.

SR. PETRI Señor presidente: gracias por la reunión y gracias a la funcionaria Torres de la Sedronar, gracias a Silvia La Ruffa que la conozco hace ya un tiempo.

Lo primero que quiero decir, señor presidente, es que cuando uno analiza particularmente lo que ha venido ocurriendo en el Ministerio de Seguridad en la lucha contra el narcotráfico, uno ve que se ha abandonado esa lucha, una lucha de la cual nosotros nos sentíamos muy orgullosos, a partir del lanzamiento del programa estratégico Argentina Segura y el plan estratégico Argentina sin narcotráfico, que permitió, entre otras cosas, que se incautaran 805 toneladas de marihuana, 33 toneladas de cocaína, y drogas sintéticas por 635 mil unidades; que, además, se hicieran 100.000 detenciones -107.000 detenciones, para ser precisos- y se hicieran 102.000 procedimientos. Los números son elocuentes y hablan de una exitosa tarea en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Lo primero que ocurrió, la primera noticia que tuvimos, ni bien asumió esta gestión es que suprimió la Subsecretaria de Lucha contra el Narcotráfico, lo cual ya para nosotros parece un gran retroceso. Lo decimos no porque hayamos creado esa subsecretaría, porque esa subsecretaría se creó en 2014, pero es valiosísimo, porque eso habla de las prioridades de una gestión.

Señor presidente: además de la supresión de la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico, que de por sí es un hecho grave, lo que nos preocupa, por ejemplo, es que la Dirección de Política Criminal, la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, la Dirección de Control de Fronteras, pero no solamente la Dirección de Control de Fronteras, la Coordinación de Administración de Pasos Fronterizos, la Coordinación de Desarrollo y Abordaje Multidimensional en Zonas de Fronteras, se encuentran todavía acéfalas. Entonces, esto claramente demuestra que hay un abandono respecto de las políticas de seguridad destinadas a la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado y esto nos parece grave. Si están nombradas estas personas, al menos no figuran en la página web del Ministerio de Seguridad y figuran muchos funcionarios.

A partir de esas ausencias pero también de esas presencias, da cuenta de las prioridades que tiene esta gestión respecto al control de fronteras, la lucha contra el narcotráfico y las políticas contra la criminalidad.

Por eso yo quiero en principio que me digan quiénes son los funcionarios responsables, si es que los hay, porque no están en las páginas web y tampoco en las publicaciones, pero también quiero que me digan cuáles son los frutos de la lucha contra el narcotráfico en estos seis meses de gestión. Yo quiero saber cuántas incautaciones ha habido de drogas; ya que se dice que, en definitiva, se va por las organizaciones criminales de gran envergadura, cuántas han sido las detenciones, qué drogas se han incautado y en qué porcentajes, cuántos procedimientos se han efectuado y en qué causas se han constituido como querellantes.

Yo le voy a contar algo, señor presidente. En el año 2019, se creó un sistema estadístico en donde se unificaron las estadísticas del Ministerio de Seguridad. Ese sistema se llamaba Sistema Único Informático de Gestión y Seguimiento de Causas Judiciales por Delitos Vinculados al Narcotráfico y Desvío de Precursores Químicos. ¿Qué permitía? Sistematizaba la información, entonces, nosotros sabíamos cuando se constituía como querellante la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico y pedía, por ejemplo, el decomiso o pedía la extinción de dominio de los bienes.

Yo quiero saber en cuántas causas nos hemos constituido como querellantes con el Ministerio de Seguridad desde el 10 de diciembre, porque esto también es indicador y estos números tienen que estar porque se creó este sistema único con una resolución, que es la Disposición 2/2019. Esta información es valiosísima.

También quiero saber cuál va a ser el rol del Congreso, porque yo sabía que en el Plan Argentina sin Narcotráfico el Congreso era protagonista, como era protagonista el Poder Judicial y eran protagonistas los gobernadores de provincia. Así fue que nosotros sacamos las leyes del arrepentido, del agente encubierto, del agente revelador, de la entrega vigilada, así como sacamos el procedimiento de flagrancia, donde verdaderamente era una política de Estado, donde intervenían los tres poderes del Estado, y que tuvo sus resultados concretos en los datos y las estadísticas que di recién, que hablan por sí solas respecto de la magnitud que tuvo la política contra el narcotráfico y los éxitos que logramos en la gestión pasada.

Yo quiero saber dónde se inserta el Congreso de la Nación en la agenda de lucha contra el narcotráfico, si vamos a modificar el Código Penal, si vamos a modificar las escalas penales, fundamentalmente en lo que tiene que ver con la organización y financiación del crimen organizado y el narcotráfico. ¿Cuál es la política y la visión que tiene y el lugar que ocupa el Congreso de la Nación para el Ministerio de Seguridad? Me parece que es central.

Por estas cuestiones lo que voy a solicitar básicamente es que me sean respondidas mis preguntas, porque para mí conocer las incautaciones, las detenciones, los procedimientos, conocer quiénes son los funcionarios, conocer en cuántas causas el Ministerio de Seguridad se ha constituido como querellante dan cuenta de las prioridades y dan cuenta del enfoque que se le está dando en esta gestión a la lucha contra el narcotráfico, que, en mi percepción, es que la hemos abandonado.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Tiene la palabra el señor diputado Germán Martínez.

SR. MARTÍNEZ (G.P.) Señor presidente: gracias a las funcionarias que nos están acompañando hoy.

Cuesta hacer un discurso moderado después de algunas intervenciones, señor presidente, que van absolutamente en contra de la idea de poder trabajar en conjunto, tratando de rescatar lo positivo de las diversas gestiones y cuidando de no plantear los términos en cuestiones de blanco y negro político partidario de gestión. En primer lugar, no se ha abandonado ninguna lucha ni ninguna política. Aquí lo que hay es un nuevo gobierno con su impronta particular, que seguramente trabajará sobre lo bueno que se haya hecho antes y corregirá la gran cantidad de cosas pendientes que hay en la Argentina.

Invito a cualquier legislador o legisladora a que nos acompañe -las diputadas Scaglia, Massetanni, Jimena García y el diputado Juan Martín, todos ellos santafesinos que integran esta comisión- a ver los "resultados" de la lucha contra el narcotráfico; vengan y vean, podemos acompañarlos a los barrios.

Aquí no hablo en tercera persona: yo vivo en el barrio de Tablada, en la ciudad de Rosario, el que cuenta con veinticinco homicidios cada 100.000 habitantes; tampoco hablo en tercera persona cuando me refiero al narcotráfico y la narco-criminalidad instalada en nuestro territorio.

Quiero valorar enormemente lo expresado tanto por Gabriela Torres como por Silvia La Ruffa, por la precisión en cada uno de los datos. Si bien puede haber interés en alguna pregunta puntual, se mencionó perfectamente: la estructura de trabajo en cada una de las áreas, la red propia construida en cada organismo, la línea de trabajo planteada, la articulación con otros actores institucionales, la cooperación internacional y el presupuesto. Gabriela Torres lo mencionó con precisión: 1.708 millones de pesos es el techo presupuestario para 2020 relacionado con el presupuesto reconducido de 2019; de lo contrario, parece que no escuchamos las intervenciones de las funcionarias.

Por otra parte, también mencionaron la tarea con la sociedad civil, la articulación Nación-provincias y el marco federal. Personalmente, participé de varias de estas reuniones y considero que ambas funcionarias han sido muy precisas en sus exposiciones. Obviamente, todo lo que haya que aclarar o ampliar, bienvenido sea.

Por último, creo que el señor diputado Igón hizo una muy atinada reflexión al plantear qué pasa con una comisión que trabaja tanto y sin embargo, sus proyectos no llegan al recinto. Creo que debemos plantearnos esa inquietud y probablemente usted, señor presidente -junto con la vicepresidenta primera de la comisión-, tendrá por delante una enorme tarea de articulación con otras comisiones que sabemos deben trabajar a la par nuestra en muchos de estos temas.

Específicamente, hago este planteo porque hablamos mucho del control del narcotráfico y quiero tomar algo que recién mencionó al pasar el diputado preopinante. Se habla poco de la economía criminal y delictiva y de cómo actividades legales generan rentas en negro que se colocan en el narcotráfico -que genera una renta adicional en negro y que busca nuevamente colocarse en blanco en actividades, si se quiere, de pantalla.

Por lo tanto, hablemos de todo lo que haya que hablar, pongámonos de acuerdo pero no dejemos de mencionar el dinero que genera este enorme movimiento. Se estima que en la ciudad de Rosario un búnker de droga genera por fin de semana una renta de aproximadamente un millón y medio o dos millones de pesos. ¿Dónde va ese dinero y en qué otras actividades se coloca? ¿Vamos a hablar de todo eso?

Quiero agradecer a la Presidencia y Vicepresidencia de la comisión por celebrar esta reunión, y expresar a las funcionarias mi satisfacción que creo transmite la de todos nuestros compañeros y compañeras del Frente de Todos.

No me cabe la menor duda de que durante el año tendremos una gran tarea para llegar a la mayor cantidad de acuerdos posibles, en la búsqueda de todas las formas trabajar juntos, con la mirada hacia adelante, aprendiendo de lo que se pudo haber hecho bien -venga de quien venga- y tratando de mejorar aquellas cosas que indudablemente hoy, son deudas pendientes para la sociedad argentina.

SR. PRESIDENTE DI GIÁCOMO Gracias, señor diputado Germán Martínez. Debo decir que por eso señalábamos en un principio las cuestiones económicas, dado que estas mercancías son tales y funcionan fundamentalmente con el criterio de la búsqueda de ganancias. Considero que es un tema que debemos tener en cuenta en esta visión integral con la que coincidimos.

Por otra parte, ya que usted lo planteó, creo que también es un desafío ver qué pasa que los proyectos de esta comisión no llegan al recinto. Tendremos que hacer que lleguen y para eso, superada esta situación, quizás tengamos que trabajar más intensamente todavía para cristalizar en iniciativas distintas cuestiones que hacen a una comisión que -insisto- es muy importante y además, en la que ya se avizoran debates significativos.

Creo que soy el único que no está de acuerdo con que se divida la comisión, pero también tendré que defender esta idea. En mi opinión, desde lo legislativo una cosa está muy atada con la otra y con el tiempo estaremos debatiendo entre todos.

Me pidió la palabra el señor diputado Grosso, que llegó un poco más tarde y en un principio estaba anotado pero no pudo tomarla. Nobleza obliga, si alguien más quiere hacer una pequeña aclaración, por supuesto también tendrá la palabra.

Aclaro que necesitamos terminar antes de las 14 horas y el cierre está a cargo de las dos funcionarias.

Tiene la palabra el señor diputado Grosso.

SR. GROSSO Gracias, señor presidente.

Trataré de ser breve. En primer lugar, es una alegría que se reúna la comisión. Saludo a su presidente, a su vicepresidenta y agradezco la presencia de las funcionarias Gabriela Torres y Silvia La Ruffa.

Estos espacios que se vienen generando en el Congreso a través de reuniones virtuales "modo coronavirus" han sido muy productivos para parar la pelota, reflexionar y entender cómo se vienen desarrollando las políticas públicas -en una situación tan compleja como es enfrentar una pandemia global- y también, cómo se enriquecen con el ida y vuelta de diputados y diputadas de distintos partidos políticos, con diversas experiencias y trayectorias junto con las funcionarias.

En segundo término, en mi opinión es muy difícil jactarse de alguna política que haya desarrollado el gobierno anterior. En el mismo sentido y sin ánimo de generar un debate al respecto, resulta mucho más difícil jactarse de la política de prevención de las adicciones y de la política de seguridad de la gestión anterior.

En tercer lugar, antes de desarrollar este asunto, quiero decir que coincido con la idea de separar la comisión. Resulta muy difícil hablar del abordaje de un plan nacional o de una política pública de prevención de adicciones cuando se mezcla con lo penal. Ese es parte del problema que encontramos constantemente en el territorio y es uno de los puntos débiles de la política de seguridad del gobierno anterior. Por lo tanto, es posible hablar de muchas toneladas de droga incautada y de miles de personas presas, pero la realidad es que no se han desarticulado ni desactivado ninguna de las redes de narcotráfico en la Argentina.

Como recién decía mi compañero de bancada, los diputados y diputadas que caminamos los territorios vemos cómo han crecido las redes de narcomenudeo, que tienen otras redes más grandes y poderosas por detrás.

Es así que cuando la política criminal de un gobierno consiste en atacar al último eslabón de la cadena -que son los pibes y pibas pobres, la mayoría con situación de consumo que terminan siendo víctimas, explotadas por esas redes y que concluyen sobrepoblando nuestros penales a lo largo y ancho del país-, dicho eslabón rápidamente se recompone. Por lo tanto, allí existe un problema de política pública que debemos encarar y es muy difícil plantearlo todo junto.

Asimismo, resulta muy difícil jactarse de la política de prevención de adicciones del gobierno anterior cuando hubo intentos de cerrar la Secretaría de Prevención de Adicciones. En tal sentido, como decía la señora diputada Muñoz, algunos diputados y diputadas junto con curas y organizaciones sociales, tuvimos que articular la posibilidad de la asignación de recursos en el tratamiento del presupuesto, ya que en el proyecto enviado por el gobierno se condenaba a la Sedronar a la extinción. No había posibilidad de funcionar con los niveles de inflación que vivía la Argentina y los recursos destinados por el Poder Ejecutivo nacional en ese entonces.

Ahí está lo que recuerda la señora diputada Muñoz en cuanto a la articulación que se pudo hacer con Felipe Solá. Yo participé de eso, al igual que otros diputados y diputadas. Inclusive, después, sobre el final, diputados del oficialismo como Massot, reconocieron que si esa era la asignación de recursos que se le iba a destinar a la Sedronar, prácticamente ni siquiera iba a poder pagar los servicios de los edificios que tenía a cargo. Por lo tanto, para poner los puntos sobre las íes, me parece que hay que decir las cosas como son.

Por último, para no extenderme más, quiero agradecerle a la secretaria Gabriela Torres. Yo vivo en José León Suárez, Partido de General San Martín. Este último siempre sale en el diario como zona caliente. Conocemos los problemas que viene atravesando nuestro pueblo desde hace mucho tiempo, la crisis que viene atravesando la Argentina y cómo eso impacta en los sectores populares y también en las situaciones de consumo.

Durante esta pandemia, muchos lugares se cerraron. Al principio, cuando se estableció la cuarentena, fue muy difícil conseguir espacios y redes de contención para nuestros pibes y pibas. Sí estuvieron abiertos los comedores comunitarios, las iglesias de los curas villeros y también los CAAC, porque hubo la Sedronar logró establecer los protocolos para que esos espacios no se cierren, ya que hay funcionarios y funcionarias que tienen conciencia de lo que esos lugares significan para nuestros pibes y pibas que están en el último eslabón de la cadena, un poquito más allá de los últimos de la cadena.

En San Martín tenemos la Casa Puentes, el Hogar de Cristo y el Kuña Guapa, que son tres CAAC, cada uno con sus especificidades. Realmente han hecho un trabajo excepcional que podemos apreciar todos los días cuando vemos que están llenos de gente que va a comer, asistirse, alimentarse, bañarse o que tiene un lugar donde alguien la puede ayudar a seguir enfrentando esta situación, que es tan difícil para todos y todas.



SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Ya estamos con los tiempos muy avanzados. Son las 13 y 42, y antes de las 14 tenemos que cerrar.

Si ningún otro diputado o diputada quiere hacer uso de la palabra, las funcionarias efectuarán sus intervenciones de cierre.

Tiene la palabra la licenciada Gabriela Torres.

SRA. TORRES Señor presidente: entiendo que tengo poco tiempo. En principio, había una moción de que mandáramos las respuestas a las preguntas por escrito. Entonces, si usted está de acuerdo, haremos eso para que quede todo contestado.

Por otro lado, me parecen importantes dos grandes cuestiones de las preguntas planteadas. Una de ellas tiene que ver con el presupuesto. Nosotros tenemos el presupuesto prorrogado. Claro que llevamos más del 50 por ciento del presupuesto ejecutado porque dimos aumentos a las CAAC para sostenerlas durante la pandemia y resolver las situaciones que puedan presentarse, sobre todo en los barrios más populares.

La otra cuestión tiene relación con la emergencia en adicciones. Al respecto, quiero decir que la Ley de Emergencia en Adicciones nunca fue reglamentada ni tuvo un peso asignado. Entonces, fue un gran anuncio sin ninguna consecuencia en cuanto a la posibilidad de mejorar y ampliar la política de prevención de adicciones.

Esto es algo referido al presupuesto en general y a la integralidad y que a nosotros nos gusta decirlo convencidos, porque lo que expresamos implica ponerlo en acto. Concretamente, no hay una propuesta de prevención de adicciones ni de asistencia de la Sedronar por fuera de un proyecto de país que vuelva a tener escuelas y éstas vuelvan a cuidar, donde vuelvan los ministerios de Desarrollo Productivo y de Salud y donde vuelvan un montón de cosas. Lo digo porque no puede haber una política de prevención de adicciones mientras se fueron cerrando otros ámbitos, al tiempo que por la falta de trabajo y la situación económica se fue expulsando a los sectores populares a una situación aguda.

Entonces, realmente nosotros tenemos muchas iniciativas que, por supuesto, tienen que ver con aumentar el presupuesto. Vamos a estar siempre a disposición de esta comisión para trabajar e ir al territorio juntos.

Además, en referencia a lo que plantearon al principio en el sentido de que los temas de esta comisión no llegan al recinto, quiero decir que, lógicamente, todos nosotros tenemos que instalarlos y me encanta que hablemos de esto porque hay algo del cuidado. Hay consumo y éste es problemático porque tiene que ver con el malestar de la vida. Todos nosotros tenemos que instalar esto como un modo de a quién cuidar y, por supuesto, cuidar a las nuevas generaciones porque si no estamos hipotecando mucho a futuro. Así que, bienvenido que instalemos temas.

La Dirección de Salud Mental y Adicciones y la Sedronar no son exactamente lo mismo. Para nosotros, los problemas de consumo son una cuestión de derechos humanos, es decir, hacen a la integralidad de temas de las personas. La Dirección de Salud Mental y Adicciones trabaja sobre un tema; está muy bien que trabajemos juntos, pero no somos exactamente lo mismo. El Ministerio de Salud no tiene, por la Ley de Salud, dispositivos en todos los territorios, pero nosotros sí tenemos la posibilidad de trabajar con situaciones que se presentan en ellos.

También trabajamos con la INJUVE, a la que no nombré, al igual que muchos otros ministerios, como el de Justicia y Derechos Humanos, y otras áreas con las que ya estamos haciendo muchas cosas.

El señor diputado por La Rioja planteó algo en relación con los CAAC. Por supuesto que con los ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y de Desarrollo Social ya estamos pensando en algo que tenga que ver con imaginar nuevamente qué acompaña a esas personas en el marco de levantar la producción y la economía del país en relación con lo que dijimos antes, acerca de cómo lo hemos encontrado. En consecuencia, estamos trabajando en eso.

Con respecto a la familia, los protocolos dicen que alguien que está cumpliendo la cuarentena en adicciones debería tener garantizado el teléfono y alguna instancia virtual de contacto. Por supuesto que la angustia del aislamiento la padecemos y buscamos muchas maneras de alivianarlo.

Por otra parte, me gustaría aclarar algo respecto de los estudios que planteó una diputada preopinante. En 2017, durante la gestión anterior, solo se hizo un estudio nacional, mientras que el segundo de universidades no se terminó de consolidar. Además, tenían que hacerse catorce estudios pequeños de ventanas epidemiológicas por barrio, que no tienen alcance nacional ni son los que figuran en los compromisos internacionales. Digo esto no para contestar con mala intención, sino para que todos sepamos que fue muy difícil. También el Observatorio Argentino de Drogas estaba desfinanciado.

En relación con las deudas, tuvimos que parar un corte de luz por deuda en la Sedronar. Alguien se refirió al mantenimiento de los edificios, y yo pensé que no había mencionado que vinieron a cortarnos la luz a una semana de asumir. Entonces, claro que todo el Estado tiene que decidir cómo vamos a cuidar a las personas que padecen consumos problemáticos y cómo vamos a hacerlo para que los jóvenes y todas las personas -los adultos también, por supuesto- elijamos vivir mejor y no tener que tapar la vida con ninguna sustancia. Así que todo lo que sea para ampliar la red, fortalecernos, aumentar el presupuesto y trabajar juntos es bienvenido.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Gracias, licenciada Torres. Ahora sí ha sido realmente breve, ya que no llegó a los cinco minutos como habíamos dicho.

Tiene la palabra la doctora Silvia La Ruffa.

SRA. LA RUFFA Señor presidente: quiero decirles a usted y a la señora diputada Brawer que, como entre mis tareas está la articulación legislativa, cuenten no solo con esta funcionaria, sino con todo el plantel con el que trabajo desde la ministra Frederic, para las diferentes actividades e iniciativas que puedan surgir. Desde el primer día nuestra intención es que la articulación entre los poderes Ejecutivo y Legislativo sea constante.

Así lo intentamos reflejar en la primera reunión del Consejo de Seguridad Interior, a la que fueron invitados diputados y diputadas de los distintos bloques. Como no se habían conformado las comisiones, la propia Cámara tomó la decisión de quiénes participarían. Las siguientes reuniones de dicho organismo se realizaron solo por videoconferencia y en el marco del COVID-19. Por eso fueron solo con los gobiernos provinciales, porque hablamos de los operativos de seguridad. Pero entiendo que a nivel presencial las comisiones van a participar, y los diputados y las diputadas lo harán muy activamente.

Quiero ser clara y tomar un concepto del diputado Germán Martínez: el gobierno del presidente Alberto Fernández no abandonó ninguna lucha.

Estamos convencidos de que la estructura de la Secretaría de Seguridad y Defensa Nacional tiene la fortaleza suficiente a nivel organizacional para planificar las estrategias que nos permitan reducir la oferta de todas las sustancias que son consideradas ilícitas.

Además, en relación con las consultas sobre narcomenudeo, no solamente el presidente de la Nación se compromete a perseguir estos delitos que traen las consecuencias a las que la licenciada Gabriela Torres hizo referencia en materia de desarrollo,...

- Por interferencias en el audio, no se alcanzan a percibir las manifestaciones de la oradora.
SRA. LA RUFFA ...integridad psicofísica, sino que se trata de obligaciones impuestas por ley al gobierno. Además, vamos a investigar y perseguir todas las conductas contempladas en el Código Penal.

Cuando hacemos referencia a que los modos de incautación per se no reflejan todo lo que la realidad muestra, lo hacemos porque la tendencia histórica muestra que cada vez hay más incautación y causas iniciadas. Asimismo, si la tendencia histórica muestra que cada vez hay mayor consumo de sustancias lícitas y no lícitas, quiere decir que hay alguna instancia de intervención estatal que al menos merece ser revisada.

En ese punto, aquellos que se dedican al narcomenudeo, también tienen que ser investigados e imponérseles las correspondientes sanciones.

El diputado Igón se refirió a si las "mulas" son víctimas de trata de personas. Poniéndole algo de perspectiva de género, efectivamente esta es una problemática muy compleja.

Aún en los lugares donde hay organizaciones de narcomenudeo, las leyes solamente hacen referencia a cuál es la Justicia que tiene competencia en la investigación y resolución de la causa.

Nuestras fuerzas, las fuerzas federales, las cuatro policías de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están permanentemente en el territorio y deben intervenir apenas detectan la comisión de un delito.

El desafío que nos estamos planteando, que queremos conversar con ustedes, la Comisión de Seguridad Interior, las asociaciones de la sociedad civil y las universidades nacionales es de qué forma lograremos terminar con esas organizaciones o hacerles las cosas cada vez más difíciles. Me refiero específicamente al comercio, que como plantearon varios diputados y diputadas es una actividad no lícita, pero rentable. Entonces, me pregunto cómo reduciremos esa rentabilidad para dificultar la relación comercial. La idea es que dentro de un tiempo no tengamos que seguir hablando de cómo aumentó esto o lo otro, sino de cómo aumentamos la cantidad de...

- Por interferencias en el audio, no se alcanzan a percibir las manifestaciones de la oradora.
SRA. LA RUFFA En relación con Santa Fe, obviamente las diferentes identidades partidarias pueden tener una visión distinta sobre lo que se está haciendo. De todos modos, quiero decir que el gobernador Omar Perotti y el presidente de la Nación tomaron el tema de la seguridad como una cuestión central en su agenda común.

A la vez quiero mencionar que conformamos el Consejo Provincial de Complementación, que funciona regularmente y que durante mucho tiempo lo hizo de manera presencial. Diferentes funcionarios del Ministerio de Seguridad...

- Por interferencias en el audio, no se alcanzan a percibir las manifestaciones de la oradora.
SRA. LA RUFFA ...sino con el resto del gabinete de seguridad provincial. Últimamente lo hacemos de manera virtual porque así lo permite la pandemia, articulando no sólo los operativos de control COVID-19, sino todo lo que hace a la cuestión.

Este tema podríamos tratarlo durante mucho más tiempo. Pero como teníamos pocos minutos, vamos a enviar las respuestas por escrito, tal como dijo la licenciada Gabriela Torres.

Por otra parte, como siempre sucede, el Ministerio de Seguridad seguramente tendrá listo el informe general del primer semestre a fines de julio o principios de agosto. Aclaro que se sostiene todo lo relacionado con la estadística criminal y, además, se difundirá el programa Barrios Seguros.

La actividad que realizamos con la licenciada Torres no solo se aplica a la ciudad de Buenos Aires, sino también a todas las fuerzas federales que están desarrollando tareas de seguridad ciudadana en diferentes provincias argentinas.

SR. PRESIDENTE DI GIACOMO Quiero expresar mi agradecimiento a la doctora La Ruffa y a la licenciada Torres, como así también a las dos vicepresidentas de la comisión que me acompañan y a todos los diputados que participaron de la reunión.

Para cerrar, y tomándome la libertad de no pertenecer a ninguna de las dos grandes fuerzas mayoritarias, sino de provenir de una provincia federalista y de un partido provincial, voy a adoptar las palabras y la acción llevada a cabo por el presidente en estos últimos tiempos.

El presidente recurrió en primer lugar a los especialistas para que dieran opiniones basadas en la ciencia y no solamente opiniones parcializadas y sustentadas en determinados intereses económicos. Tenemos la posibilidad de escucharlos, lo que nos muestra que el concepto federalista impera en todas las provincias y que el accionar comprende a todo el país.

A continuación, como tercer elemento, agregaría que en esta especialidad en la que estamos trabajando -y debemos seguir haciéndolo- tenemos que escuchar a las organizaciones de la comunidad. Mientras durante muchos años el Estado estuvo ausente respecto de la problemática del alcohol, del tabaco y de las drogas lícitas e ilícitas vivida en el país, fueron los recuperados, las organizaciones de las madres y las distintas fundaciones y lugares que trabajaron intensamente sin ningún tipo de apoyo los que forjaron la experiencia que tenemos y queremos rescatar.

A pesar de que como representantes de la comisión tomaremos las decisiones finales, creo que coincidimos en la intención de reuniremos con todos los estados porque tenemos que sostener el federalismo representado por el Cofedro u otra entidad, para contar con la opinión de todas las provincias. A la vez, tenemos que llamar a participar de nuestro seno a todas esas organizaciones de la comunidad que sin ninguna duda podrán aportarnos muchísimo.

Muchas gracias a todos.

No habiendo más asuntos que tratar, queda levantada la reunión.

Es la hora 13 y 57.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.