Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia » Reuniones » Versiones Taquigráficas »

DEFENSA DEL CONSUMIDOR, DEL USUARIO Y DE LA COMPETENCIA

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P03 Oficina 301

Jefe SR. GUANCA JAIME FERNANDO FABIO

Martes 16.00hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2359 Internos 2359/2355/2352

cdconsumidor@hcdn.gov.ar

  • DEFENSA DEL CONSUMIDOR, DEL USUARIO Y DE LA COMPETENCIA

Reunión del día 28/10/2014

- VARIOS

- En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los veintiocho días del mes de octubre de 2014, a la hora 16 y 27:
SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Damos comienzo a la reunión de la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia.

Quiero agradecer a los que han concurrido hoy. Se encuentran presentes -y les solicito que cuando hagan uso de la palabra se presenten- empresas relacionadas con el suministro de gas, asociaciones de defensa del consumidor y diputados de distintos bloques integrantes de la comisión.

El propósito de esta reunión es escuchar y preguntar sobre lo que en este momento es nuestra inquietud, es decir, qué ocurre con las facturas de gas que están llegando con montos realmente elevados.

Recuerdo que en la comisión nos preguntábamos qué iba a pasar con la quita de subsidios, y se nos dijo que era solamente eso, que no habría aumento de tarifas, pero vemos que hay aumentos sustanciales. Entonces, queríamos conocer la opinión de los presentes para saber qué decir cuando nos exigen respuestas al respecto. De modo que nuevamente agradezco a los que han venido.

Quisiera comenzar la reunión con la explicación de los aumentos de tarifas y cómo está funcionando el tema de los subsidios, para que tengamos un cuadro completo de lo que está ocurriendo.

SR. SOBRINO Como representante de la Asociación Coordinadora de Usuarios, Consumidores y Contribuyentes, solicito que se incorpore al temario de la reunión la cuestión de las garrafas, por la que venimos luchando desde hace muchos años, y es tan importante como la quita de subsidios en el gas de cañería.

Por lo tanto, pedimos que se incorpore este tema, porque se están cobrando hasta 70 y 80 pesos las garrafas de 10 kilos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Creo que por la importancia que tiene la cuestión de las garrafas, sobre todo porque es el medio que predomina en muchas regiones de nuestro país, principalmente en el NOA y el NEA, amerita una reunión especial.

Muchos de los señores diputados hemos presentado proyectos y solicitado pedidos de informes sobre esta cuestión. Por lo tanto, considero que este tema amerita una reunión especial.

Me comprometo a realizarla lo antes posible.
SR. SOBRINO Queremos el compromiso no sólo suyo sino de toda la comisión, y que también las empresas se comprometan a venir para que, de una vez por todas, podamos terminar con ese negocio tan sucio. Esto no sólo afecta a los habitantes del norte del país sino también a los que viven en el Gran Buenos Aires, donde los funcionarios miran para otro lado y, mientras tanto, las empresas están haciendo un pingüe negocio con todo esto.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Nosotros en el sur de Córdoba también tenemos muchos problemas con las garrafas.

SR. SOBRINO En Misiones, la garrafa de 10 kilos se vende a 80 pesos.

Varios oradores hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Reafirmo el compromiso.

Ahora vamos a dar paso al tema que motiva la reunión de hoy. Nos gustaría que cada uno de ustedes se presente diciendo su nombre, el cargo que ocupa y la empresa que representa.

SR. FERNÁNDEZ Soy José Luis Fernández, gerente de Tarifas y Análisis Comercial en la distribuidora Metrogas, que hace la distribución de gas en Capital Federal y zona Sur del Gran Buenos Aires.

Como ustedes saben, el gas es un servicio que está regulado en forma federal. Es la Nación la que ha establecido el marco regulatorio para todas las distribuidoras; la misma licencia de distribución y las mismas obligaciones y derechos en cuanto a lo que es el mantenimiento de la ecuación económico financiera razonable.

Respecto de la pregunta que recién se planteaba, es verdad que a fines de marzo los ministros de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, y Economía y Finanzas Públicas anunciaron una quita de subsidios, que fue materializada mediante este mecanismo que se estableció con la resolución 226 de la Secretaría de Energía, y posteriormente con la emisión de los cuadros tarifarios que el Energas confeccionó para todas las distribuidoras del país.

En ese marco, lo que implicó básicamente la quita de subsidios es que hoy el Estado nacional está absorbiendo un menor costo del subsidio del que asumía hasta el mes de marzo. ¿Por qué? Porque si bien lo que pagaba el usuario era una mínima parte de lo que es el costo real para la República Argentina de suministrar el gas, hace aproximadamente dos años los productores de gas firmaron un acuerdo con el gobierno nacional por el cual establecieron un precio mínimo del gas que suministraban a los hogares. Ese precio es 7,5 dólares el millón de BTU, que es una unidad de energía. La diferencia entre ese precio y el que efectivamente cobraban los productores de parte de las distribuidoras, que a su vez eran las encargadas de facturar a los usuarios, la ponía el Estado.

Lo que hace el Estado con la resolución 226, dentro de un programa general de uso racional de la energía, es establecer nuevos precios del gas que van a facturar los productores a las distribuidoras. Lo hace con un mecanismo muy particular, creando un esquema por el cual, según el nivel de consumo y la posibilidad que tenga cada segmento de usuarios de reducirlo para favorecer justamente un mejor uso de la energía, tendrá distintos precios.

Hoy no paga lo mismo un usuario que logró reducir un 15 por ciento su consumo que aquel que no lo redujo, que lo redujo más de un 20 por ciento o que mantiene los mismos cuadros tarifarios que tenía en el mes de marzo. La realidad es que hay un segmento de clientes -que no podemos despreciar- que recibió importantes incrementos en su factura final.



Pero esos incrementos se generan en esto que he comentado y en el hecho de que no han logrado reducir su consumo. En el período agosto-septiembre ya se aplicó el tercer escalón, pues esta medida se puso en práctica en forma progresiva, en tres escalones: un primer escalón en el mes de abril, otro en el mes de junio, y el tercer y último escalón se aplicó en el mes de agosto.

La facturación del último bimestre prácticamente se distribuye en tres tercios: un tercio -o un 35 por ciento del total de los usuarios- pagó la tarifa máxima, es decir, el cuadro tarifario superior. Este 35 por ciento está pagando más de lo que pagaba, porque no logró reducir su consumo. Hay otro tercio que se encuentra en un cuadro tarifario intermedio, porque logró reducir su consumo, pero no más allá del 20 por ciento, y hay otro tercio que redujo su consumo más de un 20 por ciento, y en consecuencia, no recibió ningún incremento de tarifa.

Por otro lado, dentro de este mismo esquema se estableció un mecanismo por el cual los usuarios pueden presentarse a las distribuidoras y, llenando un formulario, una declaración jurada, y presentando la documentación pertinente, solicitar que se los exceptúe del pago. En efecto, con la sola presentación de la documentación que acompaña su pedido, y en la medida en que estén incluidos en alguno de los trece puntos que tiene esa declaración jurada, por la cual manifiestan que no pueden afrontar el precio de los nuevos cuadros tarifarios del gas, automáticamente se los exceptúa del pago. Esto pasa luego al análisis de las empresas y del ente regulador.

Por lo tanto, si alguien puede demostrar que tiene pocos ingresos, trayendo su recibo de sueldos, o dice tener familia numerosa y no poder afrontar el pago con su sueldo, o porque es jubilado, automáticamente queda excluido. En total son trece las excepciones que permiten esta exclusión automática, en la medida que se presente la documentación correspondiente.

SRA. SCHMIDT LIERMANN ¿Y ellos que tienen que pagar?

SR. FERNÁNDEZ Se les refactura y pagan el cuadro tarifario vigente en marzo, o sea, el más bajo de todos. Es decir que no reciben aumento de ningún tipo, pagando la misma tarifa unitaria, tal como abonaban en marzo. Después están los cambios propios derivados de la modificación de los hábitos de consumo. Es decir, si alguien consumió más que el año pasado, pagará más, pero porque consumió más. Pero unitariamente esa persona vuelve a la tarifa anterior, pagando por el metro cúbico lo mismo que pagaba en marzo y que abonó prácticamente durante los últimos catorce años. Esto último conviene remarcarlo: durante catorce años las tarifas prácticamente se mantuvieron congeladas.

Entonces, sabemos que la medida está provocando algún inconveniente. Las empresas nos fuimos adecuando: todas hemos reforzado nuestros centros de atención y aumentado la dotación de personal para atender estos casos. Al día de hoy, aproximadamente un 5 por ciento de nuestros usuarios han presentado la documentación para quedar exceptuados. Estamos hablando de un 5 por ciento sobre 7,5 millones de usuarios, aproximadamente.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Ese 5 por ciento de usuarios corresponden a la Capital Federal?

SR. FERNÁNDEZ Acabo de consultar y me dicen que algunas empresas que atienden en otras regiones están en algo más del 4 por ciento y otras en el 5,1 por ciento, pero en promedio estamos más o menos en un 5 por ciento.

SR. FERNÁNDEZ Todas. Se puede presentar cada uno.

SR. HERNÁNDEZ La empresa GASNOR distribuye gas en Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Atento a que estamos tomando versión taquigráfica de esta reunión -es importante para que esto quede como un documento para todos-, les voy a pedir que cada uno que vaya a hacer uso de la palabra se presente previamente, de modo que podamos saber quién está hablando y a qué empresa representa.

SR. HERNÁNDEZ Mi nombre es Elio Hernández y represento a GASNOR, la distribuidora del Noroeste argentino, que brinda servicios en Salta, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán.

SRA. FERNÁNDEZ Soy Andrea Fernández, represento a Gas NEA, que tiene la licencia en el área de la Novena Región del Nordeste: Entre Ríos, Formosa, Corrientes, Chaco y Misiones.

SR. FIUZA Mi nombre es Guillermo Fiuza, represento a ECOGAS, que es el nombre comercial de la Distribuidora de Gas del Centro, que distribuye gas en Córdoba, La Rioja y Catamarca, y la Distribuidora de Gas Cuyana, que distribuye gas en Mendoza, San Juan y San Luis.

SRA. D'ADAMO Soy Cecilia D'Adamo, represento a Gas Natural Ban, que es la distribuidora del Gran Buenos Aires Norte, que presta servicios en treinta partidos del norte y oeste de la provincia de Buenos Aires.

SR. MORENO Soy Juan Moreno, también de Gas Natural Ban.

SR. RODRÍGUEZ RODA Mi nombre es Rafael Rodríguez Roda, junto con José Luis Fernández representamos a Metrogas. Brindamos servicios a toda la Capital Federal y la zona sur del conurbano bonaerense.

SR. ESPINOZA Mi nombre es Rodrigo Espinoza, represento a Camuzzi Gas Pampeana, que brinda servicios en Buenos Aires, excluida la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y en la provincia de La Pampa. También represento a Camuzzi Gas del Sur, que brinda servicios en la Patagonia.

SR. LUFT Mi nombre es Carlos Luft, represento a Litoral Gas que presta el servicio de distribución en la provincia de Santa Fe y en los partidos del norte de la provincia de Buenos Aires.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Vamos a hacer la presentación de los diputados y luego de las asociaciones de defensa del consumidor.

SRA. ROSSI Me llamo Blanca Rossi, represento al partido Unión por Córdoba de la provincia de Córdoba. Vivo en la zona norte-centro de la provincia, en Santa María de Punilla, que abarca Cosquín, La Falda, Carlos Paz y otras localidades.

Nosotros no tenemos gas natural. ECOGAS es la empresa que distribuye en nuestra zona y sé que están trabajando, por lo menos en nuestro municipio, para poder brindar gas natural.

SR. DURAND CORNEJO Soy Guillermo Durand Cornejo, diputado por Salta, del PRO.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Soy Patricia De Ferrari Rueda, diputada por Córdoba, vivo en el sur de esa provincia, así que a nosotros el gas vaporizado nos lo llevan en camiones y lo recibimos por distribución domiciliaria, pero somos casi una excepción.

SRA. SCHMIDT LIERMANN Mi nombre es Cornelia Schmidt Liermann, diputada nacional del PRO por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

SR. MALDONADO Soy Hugo Maldonado, diputado por la provincia del Chaco. Pertenezco a una de las cuatro provincias -más la mitad de Santa Fe- que no tenemos distribución de gas natural. Consecuentemente, he presentado un proyecto para convertir en servicio público la producción, comercialización y distribución del gas licuado de petróleo.

SRA. SCHWINDT Soy Liliana Schwindt, diputada nacional del Frente Renovador.

Quiero informar que desde el 22 de abril, previendo esta quita de los subsidios y dado que represento a la provincia de Buenos Aires, presenté un proyecto solicitando que se considerara gran parte de la provincia de Buenos Aires, desde la Cuenca del Salado hacia el sur, por dos meses, en situación de gas dependiente. Ello, porque consideramos que nosotros tenemos temperaturas que poca diferencia tienen con las provincias gas dependiente. Esa iniciativa duerme en otra comisión, que es la de Energía y Combustibles.

SR. PAIS Soy Mario Pais, diputado de la Nación por la provincia del Chubut, integrante del Frente para la Victoria.

SRA. MAGARIO Soy Verónica Magario, diputada nacional por la provincia de Buenos Aires del Frente para la Victoria. Soy de La Matanza.



SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Por favor, preséntense las asociaciones de consumidores.

SR. POLINO Mi nombre es Héctor Polino, represento a Consumidores Libres. Luego de las presentaciones quisiera hacer una pregunta a los representantes de las empresas.

SR. BLANCO MUIÑO Soy Fernando Blanco Muiño, de la Unión de Consumidores de Argentina.

SR. DOUTRE Mi nombre es Hugo Doutre, del CEC.

SRA. SUÁREZ Buenas tardes, soy Carolina Suárez, del Centro de Educación al Consumidor.

SR. SOBRINO Mi nombre es Julio Sobrino, de la Asociación Coordinadora de Usuarios, Consumidores y Contribuyentes.

Vamos a apoyar con toda la fuerza el proyecto del diputado Maldonado para que el gas sea considerado un servicio público, algo que nos birlaron cuando sancionaron la ley anterior.

SR. ESPINOSA Soy Ricardo Espinosa, de ACUDA.

SR. MILLÁN Mi nombre es Enrique Millán, y soy el titular de la asociación de Protección a Consumidores y Usuarios de la República Argentina, Procurar.

Quiero comentarles una cosa: cuando yo era chico mi padre era muy amigo de Raúl Scalabrini Ortiz, quien decía que cuando uno no entendía una cosa, tenía que pedir que se la explicaran de nuevo; y si no la terminaba de entender, era que estaban metiendo la mano en el bolsillo.

SR. ROALES Mi nombre es Jorge Roales, y vengo en representación de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores del Norte de la Provincia de Buenos Aires.

SR. FONTELA Mi nombre es Diego Fontela, represento al CESyAC, Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria, registro 34.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Solicito a la diputada que se ha incorporado a la reunión que se presente.

SRA. RUIZ Buenas tardes, mi nombre es Aída Ruiz, soy diputada por la provincia de Santiago del Estero, y represento al bloque Frente Cívico por Santiago.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Polino.

SR. POLINO A la entidad Consumidores Libres llegaron muchas quejas de usuarios, sobre todo en el área de la empresa de Gas Natural Fenosa, de la provincia de Buenos Aires.

En el año 2008 el Defensor del Pueblo de la Nación inició una acción judicial cuestionando la constitucionalidad del decreto 2067/08 que establece un cargo específico a los mayores costos derivados de la importación de gas natural que se trae en barcos y se descarga en los puertos de Bahía Blanca y Escobar.

Consumidores Libres, que es la entidad que represento, también llevó a cabo una acción judicial cuestionando la constitucionalidad de dicho decreto. En el juicio se sostenía que bajo el eufemismo de un cargo específico, en realidad se trataba de un impuesto, y como tal, debía ser implementado mediante una ley sancionada por el Congreso de la Nación y no a través de un decreto del Poder Ejecutivo.

En ambos juicios recayó la siguiente resolución que está vigente, y que me voy a permitir leer para que no quede duda alguna. En el expediente 16.901/09, de Consumidores Libres, contra decreto del Poder Ejecutivo 2067/08 sobre amparo, la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, Sala V, revocó la resolución de primera instancia que había denegado la medida cautelar.

¿Qué resolvió la Cámara? Lo siguiente: "Asimismo se hará saber al Enargas que hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo..." -la constitucionalidad o no de ese decreto- "...deberá instruir a los agentes de recaudación del cargo tarifario para que permita que los usuarios afectados por los efectos propios del decreto 2067/08 y normas complementarias puedan continuar pagando sus facturas de acuerdo con el régimen tarifario anterior al dictado de las normas impugnadas en la presente causa con el carácter de pago a cuenta, y que en el caso de falta de pago del cargo tarifario, las empresas prestadoras se abstengan de suspender, interrumpir o cortar el servicio público de gas."

Más claro, imposible.

Con los usuarios de Gas Natural Fenosa está sucediendo lo siguiente. Les dicen: "Muy bien, es cierto lo que ustedes dicen, pero compensan...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Le solicito que formule la pregunta, doctor Polino.

SR. POLINO La pregunta es por qué razón no cumplen con esta resolución. El argumento es que ese monto que tendrían que descontar en virtud de este cargo fijo por mayores costos de la importación se compensa -eso dicen a los usuarios- con el subsidio que aún les queda. En consecuencia, no les permiten pagar la factura descontando el monto total de ese cargo específico. La pregunta concreta es por qué razón esta empresa ha adoptado esa actitud, en clara violación de la resolución judicial que está plenamente vigente.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Creo que la pregunta es muy compleja.

SR. POLINO No; es muy fácil. ¿Por qué razón no cumplen con una orden judicial?

SRA. D'ADAMO No conozco cuál es el antecedente que usted está mencionando, pero Gas Natural inclusive informa en la factura que los clientes pueden optar por adherirse a la medida cautelar del Defensor del Pueblo de la Nación, a la que usted hace referencia. De hecho, la gente se acerca a nuestros centros de atención al cliente, y está estipulado que ese trámite tiene que ser personal, conforme lo fijó el Enargas, que exige que este trámite de adhesión a la medida del defensor -que permite un pago a cuenta, como bien dice usted- tiene que ser realizado personalmente con cada factura. Tenemos cantidad de usuarios que se acercan a nuestros centros de AMBA a optar por ese pago a cuenta. Es decir, Gas Natural cumple con esa medida.

SR. POLINO Tengo infinidad de denuncias concretas que señalan esto que estoy diciendo.

SRA. D'ADAMO Insisto; nosotros cumplimos con esa medida y en nuestras facturas se especifica que los clientes pueden optar por pagar de esta forma en concepto de pago a cuenta. Todo esto después se lo informamos al Enargas en nuestras declaraciones juradas. Ustedes saben que este cargo lo cobramos y lo liquidamos al fiduciario. No es dinero que ingresa a Gas Natural. Lo que hace Gas Natural, como las demás licenciatarias, es una cobranza de este cargo por cuenta y orden. Efectivamente, se cumple en cada ocasión, a raíz de cada pedido de los usuarios que se acercan para optar por este beneficio.

Hay otras instancias, no del Defensor del Pueblo de la Nación sino de algunos municipios, que a raíz de acciones particulares también surgieron medidas cautelares, y esos casos la compañía también los cumple.

Cualquier consulta puntual que tenga por este tema, le dejo mi tarjeta y podemos analizarlo oportunamente.

SR. POLINO Tenemos infinidad de denuncias de la provincia de Buenos Aires, de que no cumplen con esa resolución, con este argumento de que compensan con el subsidio; eso le dicen a los usuarios...

SR. MORENO Cuando empezamos así, entramos a hablar en abstracto.

SR. POLINO Esto es algo muy concreto.

Varios oradores hablan a la vez.
SRA. D'ADAMO Contesté la pregunta, pero entiendo que la reunión es por otra situación tarifaria. Este cargo del que está hablando el señor Polino es de 2008, y ahora estamos hablando...

SR. POLINO Pero se sigue cobrando...

SRA. D'ADAMO Le dejo mi tarjeta; no hay ningún problema.

SR. MORENO Lo hablamos luego, pero no es el tema por el que fuimos convocados.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA La pregunta que queríamos formular es la siguiente. Aquí se consigna el costo del gas importado. ¿Cómo se estima ese valor? ¿Es fijo? ¿Depende de la variación del dólar o del costo que tienen los barcos?

SR. FERNÁNDEZ Lo que pasa es que estamos mezclando conceptos. El costo del gas importado, que la señora presidenta señala, es el mismo cargo que está mencionando el doctor Polino. El cargo de gas importado es el que corresponde al decreto 2067/08.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Está bien, pero respecto de aquellas personas que no han hecho el reclamo, quisiera saber cómo impacta ese valor en el total de la factura.

SR. FERNÁNDEZ El denominado cargo 2067 o costo de gas importado comienza en el año 2008 y, al respecto, se ha presentado un amparo general, por parte del Defensor del Pueblo, que tiene que ser efectivizado en cada factura.

SR. POLINO Y de Consumidores Libres...

SRA. SCHWINDT Y de mi municipio...

SR. DURAND CORNEJO Si me permiten, quiero aclarar que hay varios amparos presentados, tanto por parte del Defensor del Pueblo de la Nación como por asociaciones de consumidores de todo el país. Entonces, quiero aclarar al señor Polino que la asociación a la que representa no es la única que lo ha presentado.

En relación con nuestra zona -me refiero a Salta y Jujuy-, el usuario puede elegir la opción de pagar sin el "impuestazo" o el costo del gas importado. O sea que no hay ninguna novedad. En este momento, o mejor dicho, desde hace tres años, el tema está en la Corte de Justicia para sentencia, pero no ha pasado nada.

Eso quería aclarar, sobre todo al señor Polino, porque el país es grande y existen distintas presentaciones.

SR. POLINO Permítame una aclaración, señora presidenta.

En los juicios iniciados por el Defensor del Pueblo y por Consumidores Libres -que tiene personería nacional-, las resoluciones abarcan a todo el país. Después hay asociaciones particulares que han hecho planteos en sus respectivas provincias.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tratemos de discutir el tema en general. Está claro que se han presentado muchas de estas acciones, pero queremos conocer el impacto de la medida. Si se trata de un costo-dólar, quisiera saber cómo está calculado y, además, cómo se calcula cuando la gente deja de pagarlo. ¿Alguien paga eso? ¿Entra ese valor en algún subsidio extra?

SR. FERNÁNDEZ El cargo del gas importado que se está facturando surge del decreto 2067/08. Como bien decía el doctor Polino, existe un amparo a nivel nacional por el cual cada usuario puede hacer uso del derecho de dirigirse a la distribuidora con cada factura y decir que no quiere pagar eso. Entonces, automáticamente se le refactura, se le cobra sin el cargo por gas importado, y esa diferencia queda en stand-by en los registros de la distribuidora hasta que se resuelva la cuestión de fondo. El hecho de no pagar no significa que se habilite el corte; queda en stand-by; la factura fue cumplida.

Esos fondos que cobra la distribuidora por cuenta del fideicomiso -hay un fondo fiduciario constituido- son derivados luego desde el fideicomiso hacia no sé qué dependencia del Estado nacional, que es la que debe afrontar el pago por el costo de los barcos o del gas que se trae de Bolivia, pero esa no es la causa del último incremento tarifario. El amparo que rige para el cargo fijado por el decreto 2067 sigue rigiendo sin ningún problema; si alguien hace uso del amparo a nivel nacional, tiene que presentarse en la distribuidora en cada oportunidad que se le factura.

Como bien se decía aquí, hay otras regiones o municipios donde se iniciaron acciones individuales. En nuestra área tenemos dos municipios donde directamente ni siquiera facturamos el cargo, porque la orden judicial fue la de suspender la facturación, y así se hizo.

Pero eso no significa que el tema esté resuelto; sigue la vía judicial correspondiente. Esa modalidad del subsidio que aparece en la factura del costo del gas importado no es el mismo cargo por el que fuimos convocados. Porque hay otro valor, que es cuánto se paga por lo que es de producción nacional. Allí también el Estado está afrontando parte de la diferencia que significaba explotar los yacimientos nacionales.

Entonces, lo que se anunció a fines de marzo no estaba relacionado con el costo del gas importado sino con el otro subsidio, el que el Estado pagaba a los productores porque había reconocido un precio que no podía recaudar de los usuarios. Por este tema se han iniciado acciones individuales. En Mar del Plata hay un amparo que cubre a los clientes de Mar del Plata. En Quilmes sabemos que se ha iniciado otro, pero todavía no tiene resolución.

SR. SOBRINO Pero hay un amparo, porque no lo facturan...

SR. FERNÁNDEZ Estamos mezclando los conceptos...

SR. SOBRINO La macana es que tienen que ir todos los meses, lo cual es una vergüenza...

SR. FERNÁNDEZ Entiendo lo que ustedes dice, pero lamentablemente, ahí nosotros somos agentes de recaudación.

La instrucción que nos vino dada desde Enargas fue que quedan amparados, hacen uso de la opción, pero tienen que hacerlo en cada oportunidad, con cada factura. No puede haber una excepción general, es decir, no quiere pagar y no paga nunca. De hecho, veamos cómo se calcula ese valor. En realidad, son los metros cúbicos que se consumieron por un precio que está establecido en una resolución del Enargas, en base a instrucciones que recibió de la Secretaría de Energía, es decir que no sigue la evolución del dólar. Hubo un primer valor que se estableció en 2008, y después hubo una modificación de los valores en 2011. Desde ese año hasta el presente, el valor del costo del gas importado por metro cúbico y por categoría de usuario está regido por esa resolución del Enargas y no tuvo modificación.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Quiero hacer una aclaración. Vamos a preguntar cosas que parecen obvias pero, en realidad, estamos trasladando las inquietudes que recibimos y queremos escuchar las respuestas.

SR. FERNÁNDEZ Lo que facturan hoy las distribuidoras no tiene nada que ver con el valor del dólar. El valor nos lo informa el Enargas y la última que lo estableció es una resolución de 2011. Por lo tanto, de 2011 hasta el presente se cobra el mismo valor por metro cúbico por costo de gas importado.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Se puede saber cómo se llega a ese valor?

SR. FERNÁNDEZ También hubo cambios en la modalidad de facturación que fue establecida en ese momento por el Enargas. Al comienzo, por cada metro cúbico consumido, se facturaba el cargo que correspondía al costo del gas importado. A su vez, se estableció un mecanismo por el cual en ciertos períodos del invierno, un segmento de clientes -los de más alto consumo- tenía una excepción del ciento por ciento en mayo y junio, y del 70 por ciento en julio y agosto. Ese mecanismo funcionó por tres años.

Como había algunas quejas respecto del valor que se acumulaba en el invierno para aquellos que tenían que pagar, lo que hizo el ente regulador fue anualizar el concepto. Se estableció lo siguiente: si un cliente consume aproximadamente 1.500 metros cúbicos en el año, vamos a distribuir esa cantidad por los seis bimestres. Entonces, en cada bimestre vamos a cobrar la sexta parte de esos 1.500 metros cúbicos. Por eso, podía ocurrir que en algunas facturas de verano el cargo del gas importado que aparecía fuera más alto que lo que era el propio consumo; pero esto se debía a la anualización de los 1.500 metros cúbicos por el tarifario que está vigente.

Eso puede verse en las resoluciones del ente en las que figuran los mecanismos por los que se estableció esta modalidad; no lo impusimos las distribuidoras. Lo que podemos hacer las distribuidoras es lo que de alguna forma fue aprobado por Enargas. Yo no puedo cambiar ni una coma de la factura si el cambio no fue previamente aprobado por Enargas.

En este caso, la modalidad de facturación de anualizar el cargo, dividirlo por los seis bimestres y cobrar una sexta parte del consumo teórico anual en cada factura, nos vino dado.

SRA. ROSSI Es decir que en enero algún desprevenido se pudo sorprender de lo que pagó, pero en realidad se trataba del prorrateo que se hizo en esos seis meses.

SR. FERNÁNDEZ Exacto. Si ese usuario fuera a la oficina comercial de la empresa con la factura de enero y dijera: "Esto no lo quiero pagar", no lo paga, amparándose en el fallo que menciona el doctor Polino. Lo que hicieron fue aplanar las cifras para que en el invierno no quedaran muy grandes.

Lógicamente, no todos consumen la misma cantidad de metros cúbicos a lo largo de los años. Por ejemplo, este año consumí 1.500 metros cúbicos y quizás el próximo consuma 1.600. El ajuste de esos 100 metros cúbicos se computa en la cuenta del año que viene. Se hace una nueva relación; es una especie de cuenta corriente.

SR. POLINO Es una especie de factor de estabilización.

SR. FERNÁNDEZ Sería un mecanismo muy similar al factor de estabilización eléctrico; pero en el gas no se estableció una línea independiente en la factura.



SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra la señora diputada Schmidt Liermann.

SRA. SCHMIDT LIERMANN Creo que lo que voy a consultar debería preguntárselo a la gente de Enargas. Quisiera saber si ustedes tienen conocimiento de si esta modalidad de facturación anualizada se mantendrá en el tiempo.

SR. FERNÁNDEZ Mientras que no haya un fallo de la Justicia declarando la inconstitucional del decreto, supongo que se mantendrá.

El génesis de este decreto es el Poder Ejecutivo nacional, por lo cual es él quien decide hasta cuándo se mantiene. Lo que puede pasar, independientemente de los deseos del Poder Ejecutivo nacional, es que la Corte Suprema de Justicia decida que este amparo es válido y que a su vez declare inconstitucional el decreto. En ese caso, habrá que ver qué se hace, porque hay sumas percibidas e ingresadas al fondo fiduciario. De todos modos, por ahora tenemos la instrucción de continuar facturándolo momentáneamente, no hay una contraorden al respecto.

El fallo del Defensor del Pueblo dice que cada empresa tiene que dar la oportunidad a los usuarios de no pagarlo. En algunas jurisdicciones hubo jueces que directamente dijeron que no podía ser facturado, y no se está facturando. Sí informamos al Enargas los montos que se devengan y que no están facturados, porque no están en ningún registro.

Esto nada tiene que ver con el anuncio de la quita de subsidios que se hizo en marzo; conviven los dos sistemas. El del costo del gas importado convive con este otro de reducción de los subsidios a determinado grupo de usuarios con la modalidad que les mencionaba anteriormente: en la medida en que el usuario logre reducir su consumo va a pasar por distintos estados tarifarios, pudiendo quedar incluso con el tarifario viejo, si consigue reducirlo en un 20 por ciento.

En el último bimestre tenemos un 30 por ciento de los usuarios que estuvieron en el tarifario de marzo; hay otros que quedaron en el intermedio, y otro 30 o 35 por ciento que quedaron en el tarifario máximo. En definitiva, casi el 70 por ciento no está pagando el máximo, eso no quita que haya un 30 por ciento de usuarios que sí está pagándolo.

SRA. SCHMIDT LIERMANN Yo sí lo pago, pero es mi culpa porque no ahorro.

SR. FERNÁNDEZ La posibilidad está.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA De todas maneras, las ecuaciones matemáticas de lo que estamos hablando no da para los montos que se están cobrando.

Tiene la palabra el señor Blanco Muiño.

SR. BLANCO MUIÑO Quiero agradecer a las empresas por concurrir. Para nosotros es casi un momento de gloria tenerlos a todos juntos.

Como entiendo que lo que la presidenta quiere es ir aclarando temas, sólo voy a hacer una pregunta vinculada con el costo del gas importado y la operatividad bimestral para el usuario que quiere no pagar el cargo por el gas importado.

Entendemos que la sentencia judicial da una orden y establece un piso. ¿Es posible que el usuario, luego de que concurre a sus oficinas comerciales, pueda ratificar vía web el pedido de exención, en vez de tener que estar sistemáticamente, con frío o con calor, padeciendo cada bimestre en las puertas de las oficinas comerciales?

SR. FERNÁNDEZ La respuesta la di antes. La posibilidad existe, lo que pasa es que necesitamos que la orden venga del agente fiduciario. Yo facturo eso por cuenta y orden de otro.

SR. BLANCO MUIÑO Usted me responde con una cuestión de facturación y yo le estoy preguntando acerca de una cuestión operativa, porque el resultado es el mismo. El usuario manifiesta que no quiere pagar el costo del gas importado. No se lo van a facturar ni yendo personalmente, ni haciéndolo por esta vía que les estoy preguntando si es factible hacerlo, con el objetivo de simplificar la vida al usuario, que bastante complicada la tiene. Imagínense lo difícil que es entenderlos a ustedes y a los muchachos del Enargas cuando tratan de explicar, que a veces ni ellos entienden lo que han resuelto.

La pregunta es operativa: si ustedes están en condiciones técnicas de recibir, posteriormente a que el usuario haya ido una vez a sus oficinas comerciales, el mismo pedido a través de medios electrónicos como la modernidad nos lo permite en la actualidad.

SR. FERNÁNDEZ Vuelvo sobre el tema. Yo tengo que facturarlo siempre. Lo que está exento es el cobro. Si el usuario se presenta y manifiesta su intención de no pagarlo, se materializa en ese momento. Esa fue la orden que recibimos.

Nosotros no podemos cambiar esa modalidad; eso lo tiene que decidir el Enargas. En algún momento tratamos de implementar otro procedimiento, pero nos dijeron que el sistema era ese: con cada factura tienen que solicitar eso. Es más, esa solicitud tiene que venir acompañada de un formulario. Para nosotros es un trabajo administrativo muy grande...

SR. BLANCO MUIÑO Podrían ser aliados nuestros ante el Enargas, y pedimos todos juntos lo mismo.

SR. FERNÁNDEZ Por cada factura que el cliente dice que no quiere pagar, tengo que generar un comprobante, hacerle firmar, tiene que dirigirse a la caja y pagar la diferencia; pero ese comprobante donde manifiesta su voluntad de no pagar, es lo que después sirve si el día de mañana el fallo determina que este cargo es válido y el Estado tiene el derecho de recuperar las cifras que no se pagaron. Hay gente que paga y hay gente que no paga.

SR. SOBRINO El que se cansa de ir, paga.

SR. FERNÁNDEZ Puede ser, pero justamente la modalidad que implementó en algún momento el Enargas fue aplanar el cargo, dividiendo el consumo anual en seis facturas. Eso también provocó que menos gente fuera a reclamar, porque esa distribución a veces hace que las cifras resultantes sean insignificantes. A veces es más caro tomar el colectivo o el tren para ir a la oficina comercial que lo que se ahorra por no pagar el cargo.

SRA. ROSSI Pero si se pudiera hacer por web sería mucho más fácil...

SR. FERNÁNDEZ Nosotros no podemos implementarlo. Técnicamente pueden hacerse un montón de cosas, pero hoy no estamos autorizados para hacerlo.

SR. SOBRINO Hay una contradicción, porque cuando ustedes reciben un amparo o lo que fuera, ya no lo facturan. Usted dijo hoy que eso lo facturaban directamente...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Les pido que no dialoguen, porque si no...

SR. SOBRINO No, yo no quiero dialogar; yo quiero preguntar.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Estamos dando la palabra en orden y hay gente que está esperando su turno.

SR. FERNÁNDEZ Quiero aclarar el malentendido que hubo.

Hay jurisdicciones donde la orden fue no facturar, y no facturamos. No obstante, en estos casos informamos al Enargas todo el dinero que no pudo facturarse en determinado municipio.

SR. SOBRINO Perfecto, pero en el caso de un cliente que va a decir que renuncia al pago, podrían hacer lo mismo: no facturar al cliente y facturar como lo hacen en ese municipio.

SR. FERNÁNDEZ Es que en ese municipio directamente no lo facturo.

SR. SOBRINO ¿Y cómo hace usted para decir si se cumplió?

SR. FERNÁNDEZ Es que no rindo los fondos. Estoy diciendo: "Señores: yo cobré 100 pesos de este municipio, de este otro y de aquel, pero de Quilmes no cobré nada", siguiendo el ejemplo que aquí se dio, y no cobré porque no facturé.

SR. FIUZA Quisiera hacer una última aclaración.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero breve, porque necesitamos entrar en el tema de los aumentos y no de la facturación.

SR. FIUZA Lo que ocurre es que hay distintas órdenes judiciales. En el ámbito nacional, la Justicia no nos instruyó a no facturar, sino a abstenernos de cobrar, que es diferente. Otros jueces nos instruyeron específicamente a no facturar. En esos casos, en las zonas en que esos jueces determinaron no facturar, no lo estamos haciendo.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor diputado Maldonado.

SR. MALDONADO Señora presidenta: aquí tengo una factura, del barrio de Villa Ortúzar, en la Capital Federal, cuyo monto asciende a 2.121,04 pesos. La usuaria denuncia que el mes pasado pagó 700 pesos.

Quisiera que me evacuaran la siguiente duda: ¿cuál es la causa del "tarifazo"?

SR. FERNÁNDEZ En primer lugar, no puedo dar una respuesta particular a un caso puntual.

SR. MALDONADO Aquí tengo esa factura, que es de la empresa Metrogas.

SR. FERNÁNDEZ El mecanismo de facturación funciona comparando el consumo de este período con el consumo de igual período del año anterior, no del bimestre anterior. Entonces, si estamos en un mes de invierno, el bimestre julio-agosto hay que compararlo con lo que el usuario pagaba en julio y agosto del año pasado.

SR. MALDONADO Con lo que "pagaba", no con lo que "consumía".

SR. FERNÁNDEZ La comparación se hace por consumo. De acuerdo con el consumo se determina si el usuario está en el rango de quienes ahorraron más del 20 por ciento, de los que ahorraron entre el 5 y el 20 por ciento o de los que no ahorraron o lo hicieron por debajo del 5 por ciento. Dependiendo de lo que haya pasado con el consumo actual respecto de igual período del año anterior -no del bimestre anterior, porque podemos mezclar períodos de verano con los de invierno, que tienen consumos totalmente distintos...

SR. MALDONADO Si me permite, voy a seguir leyendo esta factura.

Aquí dice que el consumo de agosto de 2013 fue de 1.046 metros cúbicos, y el de agosto de 2014, unos metros cúbicos menos: 1.029. Entonces, la diferencia aquí estaría fundada en que no ahorró.

SR. FERNÁNDEZ No llega al 5 por ciento. Si el año pasado el consumo era de 1.060 y ahora de 1.020, significa que no llegó a una reducción superior al 5 por ciento. Entonces, por ese período paga de acuerdo al tarifario máximo.

En cuanto a la comparación, cuando usted habla de 700 pesos, ¿se refiere al mismo período del año anterior?

SR. RODRÍGUEZ RODA ¿Usted tiene el valor que tenía esa persona el mismo período del año anterior? Hay que compararlo con eso.

Varios oradores hablan a la vez.
SR. FERNÁNDEZ La mención del "tarifazo", quita de subsidios o como quieran llamarlo, es una apreciación en función del impacto que tiene en cada tipo de segmento. Es innegable que el segmento que no logró reducir consumo tuvo un importante impacto en el bolsillo; eso no lo podemos ocultar. Forma parte de este mecanismo por el cual el Estado está buscando reducir el consumo para nivelar sus cuentas públicas.

SR. MALDONADO Quiero formular otras dos preguntas. Usted dijo que esto es variable, porque depende de la cantidad de usuarios que vayan a plantear la exención, el no pago; pero, ¿tienen una estimación de lo que se recauda? Entiendo que es variable, porque depende de cuántos vayan a hacer la solicitud.

SR. FERNÁNDEZ ¿Se refiere a cuánto se recauda por el decreto 2067? Puedo dar los números de lo que recauda Metrogas...

SR. MALDONADO ¿No tienen una estimación general?

SR. FERNÁNDEZ No; Nación Fideicomisos es la que recibe los fondos que envía cada distribuidora. Incluso, Metrogas no deposita la misma cifra todos los meses.

SR. MALDONADO En el presupuesto para 2013 se crea otro cargo para el financiamiento de Gas NEA.

SR. FERNÁNDEZ Usted habla del gasoducto que llevaría gas a toda la región este mesopotámica de la Argentina. Ese es un proyecto. Yo represento a una distribuidora que está en Capital Federal. No sabemos qué va a pasar con ese proyecto, si se va a hacer o no.

SR. MALDONADO Puedo explicar todo el proyecto...

SR. FERNÁNDEZ Dependemos de que el día de mañana Bolivia pueda suministrar gas...

SR. MALDONADO La pregunta es...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Por qué no contesta la representante de Gas NEA?

SRA. FERNÁNDEZ No se está facturando ese cargo...

SR. MALDONADO Esa es la respuesta. Está bien que usted sepa mucho, pero algo he leído sobre la cuestión.

Lo que estoy preguntando es si se está cobrando el cargo que se fijó en los artículos 56 y 57 del presupuesto para el año 2013, aprobado por este Congreso. La señora me acaba de contestar.

SR. FIUZA Quiero hacer una aclaración. Nosotros cobramos y depositamos en Nación Fideicomisos no sólo el cargo establecido por el decreto 2.407/12 sino que también facturamos otros dos cargos fideicomisos, que son fideicomisos transporte 1 y fideicomisos transporte 2. Yo no sé si dentro de nuestros fideicomisos está incluida la financiación de este proyecto; puedo averiguarlo y respondérselo en otro momento.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra la señora diputada Schwindt.

SRA. SCHWINDT Quiero aclarar, aunque ya pasó casi una hora desde que comenzó la reunión, la situación que se planteó sobre el decreto del gas importado.

Quiero plantear la posición que tenemos. En definitiva, ustedes son empresas privadas distribuidoras de gas que cumplen una función, hacen un trabajo y tienen que cobrarlo. Aquí hubo un aumento de tarifas, que el Estado nacional trató de disfrazar con una situación de quita de subsidios, con castigo por el consumo. De tan injusta manera se castiga el consumo, que hay situaciones sociales que no se tienen en cuenta.

Específicamente, hemos hablado de lo que ha pasado con esta situación en la provincia de Buenos Aires. Hablo en mi provincia, que es donde vivo, de lo que nos pasó a nosotros, y del reclamo de los usuarios que he recibido, porque en mi ciudad soy una referente de esta situación.

Quizás los representantes de Camuzzi me conocen bastante por esta situación; no tengo nada contra Camuzzi, pero sí contra el Estado nacional y particularmente contra Enargas, porque esto fue una falla de Enargas. De lo único que les podría hacer cargo a ustedes es que este ajuste era para hacerlo en otra Argentina y en otro país con crecimiento, no en esta situación, y menos castigando al usuario que consume, porque uno no sabe por qué consume más. No sabe si la persona consume más porque tiene una enfermedad, porque la situación social cambió, porque tiene un hijo que se separó y se fue a vivir con ella; pero lo cierto es que consume más y no tiene cómo pagarlo.

Ahora tenemos el grave problema de que hay varias ciudades de la provincia de Buenos Aires que están amparadas. Entiendo el problema de Camuzzi que pierde dinero por el gasto que incurre en volver a facturar, pero creo que el problema es de Enargas, de la persona que está a cargo de Enargas, que para mí no ha hecho nada, no ha escuchado a nadie, no escucha a las asociaciones ni a los consumidores.

Personalmente, he pedido siete entrevistas de diferente modo, cuando empezaba esta problemática, en los primeros días de abril, y advertí que esto iba a pasar. Nunca me atendieron, ni telefónicamente ni por e-mail; quizás tendría que haberme encadenado para que me llevaran el apunte. Yo quería preguntar cómo iba a ser la quita de los subsidios.

Ustedes dijeron que la gente fue a hacer colas durante horas para plantear una realidad y la empresa no estaba preparada para atender una situación de este tipo. La empresa está para prestar un servicio de distribución de gas y cobrar, no para hacer una encuesta social sobre si un individuo está o no incluido en las excepciones para no pagar.

Uno de los representantes de las distribuidoras dijo que automáticamente el usuario queda sin pagar el nuevo valor. No sé si es tan así, porque tengo casos particulares, y por eso hemos presentado un amparo en la Justicia. Me tomé el trabajo de buscar las facturas del bimestre anterior y la actual, para que se viera el desfase en el cobro, así como el recibo de sueldo de la persona.

También ocurrió que muchos usuarios fueron e igualmente tuvieron que pagar el total de la factura de gas, porque la quita no fue automática sino que el valor del metro cúbico a 22 centavos quedó para el siguiente bimestre. En nuestro caso, que estamos amparados, no queda nada; eso tiene que reverse, porque para la gente las excepciones a los subsidios no quedan en claro. Dijeron que es un bajo porcentaje el de la gente que fue a hacer el reclamo, pero hay que tener en cuenta que en muchos lugares están amparados y la gente no lo está haciendo.

En la ciudad donde estoy trabajando con esto, le digo a la gente que, de todos modos, haga el trámite, porque uno no sabe si el año que viene esto estará vigente y no tendrá el mismo problema.

Me parece que lo que habría que hacer -o tendríamos que hacer todos- y debería surgir hoy acá, es una reunión con miembros de Enargas a fin de plantear esto juntamente con ustedes ya que, en definitiva, también se ven perjudicados.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra Ricardo Espinosa.

SR. ESPINOSA ¿Cuántos usuarios son los que no utilizaron un 20 por ciento menos de gas en relación con el año pasado y, por ende, no pudieron acceder al subsidio?

SR. FERNÁNDEZ Más o menos entre el 30 y 35 por ciento de los usuarios no lograron bajar su consumo respecto del año anterior y entonces se les aplicó el tarifario full. El otro 60 o 65 por ciento redujo de alguna forma su consumo. Es decir, sólo un tercio de los clientes están recibiendo sus facturas con el cuadro tarifario más alto.



SR. ESPINOSA En relación con la factura que mostró el diputado Maldonado, también hay que agregar que hay un aumento del precio del metro cúbico, no se trata sólo de la quita del subsidio. Es por eso que aumenta de setecientos a dos mil y pico, si no estoy equivocado.

SR. FERNÁNDEZ Lo que pasa es que el subsidio del cargo 2067 es distinto al subsidio que está contenido en el precio del metro cúbico.

La distribuidora factura su parte -que es el margen de distribución-; el costo del transporte -que es lo que se le paga al transportista por traer el gas desde Neuquén o desde Tierra del Fuego, por ejemplo-; el gas de los productores y, a su vez, los impuestos y cargos. Todos estos rubros integran la factura.

Lo que es el ingreso propio de la distribuidora es el 20 por ciento de esa factura, lo demás no es nuestro sino que lo tenemos que pagar. Pagamos el impuesto al Estado; pagamos el gas que adquirimos al productor; pagamos al transportista y lo que queda es el margen de distribución. Es decir, lo nuestro pesa un 20 por ciento en eso.

Aquí el problema es que se confundió el subsidio del cargo 2067 con este otro subsidio que no era tan explícito para la gente. Era lo que el Estado estaba pagando a los productores por el gas de producción local. El gas de Bolivia se estaba pagando 10 dólares el millón de BTU, el de los barcos se pagaba 17 dólares y el del productor local, 80 centavos de dólar.

Entonces, hace dos años más o menos se acordó que el Estado estaba absorbiendo esa diferencia con un valor razonable para la producción local, que se estimó en siete dólares y medio. Esa diferencia que el Estado estaba poniendo hoy se redujo. No es que no hay más subsidios. Todavía el Estado sigue poniendo un montón de dinero.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Hay un 33 por ciento.

Me parece tan importante lo que está diciendo que le pido si puede repetirlo para que podamos anotar de qué manera está compuesta la facturación y las distintas incidencias, y así más o menos nos quede bien claro.

La distribuidora se lleva el 20 por ciento del cargo total de la factura.

SR. FERNÁNDEZ Ese es el ingreso de la empresa. Voy a dar un ejemplo, aunque no debería generalizar porque cada tipo de cliente tiene una tarifa distinta.

En promedio, el 20 por ciento del monto de una factura es el ingreso de la distribuidora, que no es la ganancia. Con ese ingreso la distribuidora tiene que pagar su estructura, su personal, los call centers que atienden a los clientes, las reparaciones en vía pública, las inversiones y los impuestos. O sea, con ese 20 por ciento hay que absorber todo esto.

SR. ESPINOSA Me parece que tenemos que ayudarlos y hacer una vaquita entre todos. (Risas.)

-Varios oradores hablan a la vez.
SRA. SCHMIDT LIERMANN ¿Y los productores cuánto reciben?

SR. FERNÁNDEZ Quiero aclarar que los catorce años de ingresos congelados provocó un desfinanciamiento de las distribuidoras.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero 2.000 pesos para un sueldo promedio de entre 8.000 y 10.000 pesos constituye una parte muy significativa. Hay una ecuación que hace a los ingresos familiares que no está cerrando.

SR. FERNÁNDEZ Es perfecto lo que usted dice, si la relación es esa. Este esquema por el cual se puede presentar la declaración jurada y pedir la excepción está habilitado a todo el mundo. Ahora bien, si alguien manifiesta que tiene pocos ingresos, yo lo tomo en cuenta y automáticamente lo exceptúo, pero paso los antecedentes al Enargas. Después el Enargas consultará con las bases de datos de la AFIP, etcétera, para ver si realmente esa persona no puede solventar la factura con sus ingresos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero como hay una ecuación económica en cuanto a los costos de distribución y demás, cuando una persona no paga, alguien tiene que aportar ese dinero. Eso es lo que a nosotros nos preocupa.

Pero quisiera seguir con el tema de la composición de las facturas, porque veníamos bien con la explicación. Teníamos un 20 por ciento de ingreso de las empresas distribuidoras.

SR. FERNÁNDEZ Pensemos que solamente el IVA, sin considerar los impuestos provinciales, implica un 21 por ciento.

SRA. SCHMIDT LIERMANN Si se bajara el IVA, ¿ustedes automáticamente lo reducirían de la facturación?

SR. FERNÁNDEZ Sí.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿O depende del Enargas?

SR. FERNÁNDEZ Si bien no soy especialista en impuestos, supongo que el IVA tiene que ser modificado por el Congreso, porque es una ley. El Enargas no puede decirme a mí que baje el IVA al 10 por ciento. El Estado, vía la AFIP y vía el Congreso, es el que puede decirme que la alícuota del IVA es otra.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Sigamos con la composición de la factura. ¿Qué ocurre con el transporte del gas?

SR. FERNÁNDEZ Depende de cada tarifa, pero estimo que estará en aproximadamente un 6 a 7 por ciento de la factura.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Y el gas?

SR. FERNÁNDEZ Depende de la categoría del usuario.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero hasta aquí hemos explicado el 50 por ciento de la factura.

SR. FERNÁNDEZ El otro 50 por ciento es el costo del gas. Lo que pasa es que para nosotros esto también se ha convertido en algo impredecible. Como el comportamiento de los clientes va cambiando factura a factura, para nosotros los ingresos también son variables. La verdad es que hoy a las distribuidoras nos han hecho variable el margen.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Además del 20 por ciento de ingreso, ¿cuál es el margen de ganancia que tienen las distribuidoras?

SR. FERNÁNDEZ Hoy ninguna tiene ganancia. Todas las empresas están desfinanciadas.

Lo que ha hecho el Estado es comenzar un camino hacia la recomposición del sector, y ese camino se inició con esta medida, pero todavía no estamos en el punto óptimo.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Es que han pasado catorce años. El Estado se ha acordado tarde y mal.

SR. RODRÍGUEZ RODA Nosotros no podemos opinar sobre políticas de Estado. Somos distribuidores de gas.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Perfecto, pero yo estoy señalando que con esto los usuarios no están para nada contenidos ni representados. Son una variable de ajuste en todo esto.

SR. FERNÁNDEZ Lamentablemente, esa demora en comenzar la recomposición provocó que el gas empezara a perder peso relativo en la canasta de los hogares. Por estadísticas que he visto, hoy el 70 por ciento de los hogares cuenta con banda ancha. ¿Cuánto pagan por una banda ancha de Internet?

Por otra parte, el 80 por ciento de los hogares tiene hoy televisión paga, bajo distintas modalidades: satelital, cable...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero hoy se paga algo más de 400 pesos por el servicio de televisión por cable.

SR. FERNÁNDEZ Se paga fijo todos los meses. Haga la cuenta de cuánto paga de televisión y de Internet en el año. Luego, fíjese cuánto paga de gas.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Sigue siendo el 50 por ciento de lo que se paga por gas. Si usted tiene una factura de dos mil pesos...

SR. FERNÁNDEZ Pero esa factura es de agosto. Mire cuánto pagó de gas y cuánto pagó de Internet y televisión en todo el año.

SR. RODRÍGUEZ RODA No se olvide que la factura de gas es bimestral.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA No me olvido de eso. Pero el 33 por ciento que todavía falta...

SR. RODRÍGUEZ RODA Además de ser bimestral, la factura es estacional. La factura que mostró el diputado es del mes más caro del año. No es algo anualizado; no hay tarifa fija todo el año. En enero y febrero se utiliza muchísimo menos gas.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Si ustedes nos dijeran que a lo largo del año el monto de la factura sube un 50 o 60 por ciento y luego vuelve a bajar, entonces uno entendería, sería una respuesta más sencilla. Pero al depender todo de tantas cuestiones, no tenemos ninguna respuesta clara todavía.

Tiene la palabra el señor Espinosa.

SR. ESPINOSA Quería preguntar cuál fue el impacto del aumento en el precio del metro cúbico.

Tengo entendido que para que esa factura pase de setecientos a dos mil pesos no fue solamente por la quita del subsidio sino que también hay que contemplar el aumento del precio del metro cúbico.

-Varios oradores hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Entonces, ¿el metro cúbico pasó de 0,22 pesos a cuánto?

SRA. SCHWINDT Depende de cómo fueran consumiendo...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA O sea, un 33, un 20 o un 5 por ciento...

SRA. SCHMIDT LIERMANN Cuanto menos se consume, menos impacto hay.

SRA. SCHWINDT Como dije en otra oportunidad, el Estado nacional me subsidió a mí, que soy diputada de la Nación, y pagué 0,22 pesos el metro cúbico de gas. En cambio, a mi vecina que es pensionada, vive en la línea de pobreza y cobra 2.700 pesos, le vino una factura de gas de 2.400 pesos. Ella pagó el metro cúbico 1,38 pesos.

Es decir, el monto de la factura varía de acuerdo a como uno fue consumiendo. Esta mujer es una señora mayor que está enferma y, por supuesto, no puede tener apagado el calefactor que tiene en su casa.

Ese es el sistema injusto que determinó Enargas y que varía de acuerdo con el consumo. Si la persona ahorra, va a pagar 0,22 pesos el metro cúbico de gas. Si no ahorra, va a tener un incremento tarifario, a modo de castigo, por haber consumido más y no haber cuidado el gas. Esta es la realidad, y yo la planteé muchas veces aquí.

Por otro lado, también quiero decir que el usuario no fue debidamente informado por el Estado nacional de esta situación de ahorro de gas. La gente no sabía que esto iba a pasar sino que recién se informó cuando le llegó la factura. Nunca antes supo que esto iba a ocurrir.

No hago responsables a las distribuidoras de gas por esto. Sin embargo, ya que ustedes tenían la oportunidad de sentarse con Enargas, tendrían que haber exigido al Estado nacional que informe lo que iba a pasar con la factura de gas; especialmente si se considera que tiene los medios para poder hacer propaganda de todo tipo las veinticuatro horas del día.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Roales.

SR. ROALES Quiero decir cuatro cosas muy breves.

En primer lugar, la primera pregunta que hizo la señora presidenta quedó sin contestar: ¿el aumento producido en las facturas se debe exclusivamente a la quita de subsidios o hay un agregado de rentabilidad de empresa? Esa es una pregunta concreta.

En segundo término, aparentemente a las asociaciones de consumidores nos robaron el poncho; según ustedes, a las distribuidoras también, y el poncho lo tiene el Enargas. Entonces, pregunto a los miembros de esta comisión porque no está el Enargas aquí presente, siendo el organismo de control. Es algo fundamental en esta reunión y les voy a explicar por qué.

No sé si sabe la señora diputada que el Enargas es un organismo autárquico cuyos fondos provienen de las empresas distribuidoras, de las empresas transportadoras, y de las empresas productoras de gas. Dicho en criollo: los que le pagan son a los que tiene que controlar.

Me parece que esta comisión tiene que intervenir en ese tema y que el Enargas sí debe ser autárquico con fondos del Tesoro Nacional y no con fondos aportados proporcionalmente por las empresas que debe controlar.

En cuanto al otro tema, tengo una nota de Enargas, que recibimos hace tres meses, firmada por el gerente de Recursos Humanos, Claudio de la Fuente, en la que preguntaba a la Asociación de Defensa del Usuario y del Consumidor del Norte de la Provincia de Buenos Aires, que trabaja con Litoral Gas, si estábamos dispuestos a ayudar en el relevamiento de las personas que estaban dentro de los trece puntos de las excepciones, a los cuales nos adherimos.

Por una nueva nota oficial, el Enargas nos nombró encargados de efectuar el dictamen de a quienes les correspondía el subsidio. Ese dictamen se lo debíamos acercar a la empresa distribuidora para que automáticamente diera de baja el cargo del aumento.

Nuestra zona abarca 350 kilómetros alrededor de Pergamino, con lo cual se imaginarán la complejidad de toda la distribución. Empezamos con Arrecifes; juntamos 758 antecedentes, en unas carpetas grandes con muchos datos, e hicimos un informe, que voy a dejar al señor de Litoral Gas, donde figuraba número de usuario, dirección, nombre de la persona que efectivamente vive, y número del medidor. Esto fue acompañado de un dictamen, como lo pidió Enargas, en el cual nos hacíamos responsables de tener los datos en nuestros archivos -porque yo emito el dictamen y debo tener la documentación respaldatoria-, diciendo que teníamos la documentación respaldatoria y la asociación, según lo determinado por Enargas, se hacía responsable de dictaminar que correspondía el mantenimiento del subsidio.

¿Saben qué contestó la agencia Pergamino de Litoral Gas? "Lo que hace la asociación de consumidores no sirve para nada, los usuarios tienen que venir para acá". Ahora hay 758 familias que quieren ahorcarme, porque la factura les llegó con el aumento.

Entonces, pongámonos de acuerdo entre el Enargas, las distribuidoras y las asociaciones de consumidores, porque el representante de Metrogas habla muy bien, pero Buenos Aires no termina en la Capital Federal y Gran Buenos Aires. Yo no escuché a ninguna de las distribuidoras del interior tomar posición sobre este tema. Aparentemente, todo se decide en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, y no es así.

Es muy fácil plantear que el usuario tiene que ir a la distribuidora, cada dos meses, a pedir que no le cobren el costo del gas importado, en Capital Federal o el Gran Buenos Aires; pero imagínense cuando un vecino de Arrecifes tiene que hacer 49 kilómetros para ir a la oficina de Pergamino de Litoral Gas para que lo atiendan, si tienen ganas, porque de lo contrario le dicen que debe remitirse a Rosario, donde está la sede central. En ese caso, tiene que hacer otros 110 kilómetros e incluso cruzar de jurisdicción e ir a otra provincia. Si hacemos un planteo jurídico, en Pergamino nos encontramos con que la sede central de Litoral Gas tiene jurisdicción en Santa Fe, y entonces los jueces se declaran incompetentes.

En el año 2002, justamente por este problema de incompetencia, por datos informados por Litoral Gas y el propio Enargas, nuestra asociación inició una querella contra Litoral Gas, porque demostró con datos oficiales que en el término de diez años había pasado de comprar un 3 por ciento menos de metros cúbicos de gas a la transportadora, y a vender un 38 por ciento más de metros cúbicos al consumidor. Entonces yo pregunto, si compro un litro de vino, ¿cómo hago para vender un litro y medio si no le agrego agua? Esa causa está cajoneada hace ocho años en los Tribunales de Pergamino, porque el señor presidente de Litoral Gas concurrió tres veces con diputados nacionales y provinciales a frenarla.

Si vamos a trabajar, hagámoslo en serio: que venga la gente de la Comisión de Energía, de Enargas, de las distribuidoras y las transportadoras, los productores y representantes del Ejecutivo, y definamos quién tiene verdaderamente el poncho.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Quiero hacer tres aclaraciones breves.

En primer lugar, el Enargas no responde si quiera nuestros pedidos de informes. Por lo tanto, primero queríamos tomar contacto con toda la realidad, tal cual está planteada, entre las distribuidoras y productores de gas y los usuarios, para luego ver qué se va a hacer con el Enargas, ya que lamentablemente este cree que está aparte y nada tiene que ver con todas estas cuestiones.

Es importante que sea un ente autárquico y, obviamente, no puede cobrar de quienes tiene que controlar, porque entonces se pierde totalmente el sentido. Me parece que justamente este es uno de los puntos a tratar.

También quiero decir que hay diversos proyectos presentados por varios diputados de distintos bloques que pretenden transformar los controles de los servicios públicos domiciliarios. Estos proyectos están en comisiones -por ejemplo, en la Comisión de Obras Públicas- desde hace dos años, pero no se tratan.

Por otro lado, en relación con todos los accidentes que hay, la Comisión de Transportes tendría que trabajar para que haya representantes de los usuarios en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, ya que no los hay.

SR. ESPINOSA Lo hemos pedido varias veces.



SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Por eso, hay problemáticas que no se están atendiendo y los controles no están funcionando como deberían, sino todo lo contrario.

Entonces, es arduo el trabajo para, de alguna manera, obligar al Estado a que dé la cara y se haga responsable de las decisiones que toma. Esto se corta por lo más cercano al usuario. Por eso, somos los representantes del pueblo -desde el Congreso y desde las asociaciones- y ustedes -que son la cara visible de los que venden y los que cobran-, los que tenemos que dar este primer paso importante.

Había otro comentario más que se hizo, pero no pude registrarlo.

Por último, quiero preguntar a cuántos usuarios abastecen. Más allá de las modalidades que tengan para facturar, ¿a cuántos usuarios venden gas?

- Varios oradores hablan a la vez.
SR. FERNÁNDEZ A nivel nacional, a más de siete millones y medio de usuarios, no llegan a ocho millones.

Varios oradores hablan a la vez.
SR. FERNÁNDEZ Estamos hablando de ocho millones de viviendas, no de personas físicas.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Hay que multiplicarlo por cuatro.

SR. FERNÁNDEZ Son ocho millones de viviendas. Para dimensionar cuál es el grado de penetración del gas, hay que compararlo con las viviendas que existen a nivel nacional. Luego, hay que sacar aquellas viviendas que no están en condiciones de recibir gas natural. Ese es un tema también importante.

SR. ROALES ¿Los ocho millones son usuarios residenciales o son generales e incluyen comercios, industrias, estaciones de GNC, entre otros?

SR. FERNÁNDEZ Los ocho millones incluyen a todos, pero no hay un millón de industrias ni de estaciones de GNC. No tengo el número acá...

SR. ROALES Una estación de GNC representa 3.200 casas de consumo...

SR. FERNÁNDEZ Ese es otro tema. Yo estoy hablando de a quiénes abastezco...

Varios oradores hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Eso es Metrogas o todo el país? Insisto para que quede en claro de qué estamos hablando.

Varios oradores hablan a la vez.
SR. FERNÁNDEZ Los nuestros son residenciales.

Según estadísticas del ente que tengo aquí, a nivel país hay siete millones novecientos mil usuarios residenciales. Todos los demás usuarios no llegan a cuatrocientos mil, incluyendo estaciones de GNC. Que después estas abastezcan a siete millones de automóviles, no es asunto nuestro; nosotros simplemente entregamos el gas a la estación.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Estamos hablando de que tenemos cuatrocientas mil industrias en la Argentina?

SR. FERNÁNDEZ No. Tenemos cuatrocientos mil usuarios comerciales, industriales, centrales eléctricas, estaciones de GNC, entes oficiales, etcétera.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA O sea, ¿muchísimo más?

SR. RODRÍGUEZ RODA Un restaurant es un usuario comercial, por ejemplo; también están las estaciones de GNC, las industrias, las escuelas, los hospitales, etcétera.

SR. ESPINOSA Las entidades civiles tienen tarifa general, no sería residencial.



SR. FERNÁNDEZ Ese es otro tema. Dentro del Servicio General P están las asociaciones civiles, que no recibieron un impacto importante dentro de este esquema de readecuación. O sea, además de los exceptuados tenemos que agregar a todas aquellas entidades de bien público que tengan una personería conocida -hogares, comedores escolares u otras entidades similares que brindan un servicio a la comunidad-, en la medida en que estén reconocidas y tengan la documentación correspondiente, a las que no se les está aplicando un cuadro tarifario con incremento -mantienen el cuadro tarifario que tenían en marzo- ni tampoco pagan el cargo del decreto 2067/08.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Existe una medición de cuál es el consumo residencial argentino medio y cuál el comercial o industrial? ¿Están desglosadas esas cifras?

SR. FERNÁNDEZ Yo no lo tengo presente a nivel nacional, pero se puede obtener la información, porque los datos son públicos. En la web del Enargas figuran, porque todas las empresas debemos informar mensualmente la cantidad de clientes, el gas entregado y a quién va dirigido. Esa información es pública.

En la página web de Metrogas pueden encontrar algunos datos, pero a nivel país, en la página web del Enargas está toda la información agregada.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Podemos establecer el aumento real que ha sufrido la facturación en el gas?

SRA. SCHWINDT Depende del consumo. Lo que ha sucedido es que el Estado nacional culpabilizó al usuario con esto; el problema es del usuario que consumió.

SR. FIUZA Si me permiten, puedo responder la pregunta que han formulado.

La respuesta depende de la categoría del usuario, porque este sistema se implementó en forma gradual, en función de la cantidad de consumo anual que tiene cada cliente. Los clientes residenciales están divididos en las categorías R1, R2, R3 y R4, en función del volumen de gas que consumen anualmente. Hubo aumentos progresivos e incrementales por categoría. Los que más pagan son los usuarios R3-4; se estableció un plan de consumo mínimo para determinar esta categoría, dependiendo de la zona. Esto es diferente para cada una de las distribuidoras. Así como para nosotros, en centro, pueden ser 1.100 metros cúbicos anuales, en distribuidoras del sur esa cifra puede llegar a ser de 2.000 metros cúbicos anuales o más, para determinar las categorías de más altos consumos.

El incremento en el valor del metro cúbico de gas, como ya se dijo, se compone de varios aspectos, principalmente del valor gas, que es lo que nosotros pagamos a los productores y sobre lo cual no tenemos ningún margen ni aplicamos ningún mark up. Es decir que nosotros cobramos por un servicio de distribución, pero no percibimos ningún margen por el precio del gas que se incluye en las facturas. Esto significa que si aumenta el precio del gas, no aumentan nuestras ganancias. Para ello, el Enargas nos tiene que autorizar a incrementar el componente de distribución de nuestras tarifas.

Aclarado esto, lo que quería decir es que este incremento fue diferencial por categoría. Voy a hablar del caso de Distribuidora de Gas del Centro, donde para categorías de menor consumo, comparando un consumo promedio anual en la categoría R1, que es la de bajo consumo, el incremento puede alcanzar al 89 por ciento en el año, llegando casi al 280 por ciento para una R3-4. Eso es con respecto al incremento que va desde marzo hasta agosto de este año.

También cabe aclarar que estos son muchos clientes, principalmente en R1, más en la Distribuidora de Gas del Centro, que anteriormente no tuvieron ningún aumento del valor gas ni del cargo FOCE Gas. Este incremento del 89 por ciento es el primer aumento de valor que recibe desde el año 1999.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra la señora Suárez.

SRA. SUÁREZ Quiero consultar a los representantes de las empresas si ellos fueron llamados antes del anuncio oficial de la decisión del gobierno, ya que los dos actores que representamos de un lado y del otro a los consumidores no fuimos llamados a ninguna mesa.

Me gustaría saber si las empresas fueron consultadas, porque recordemos que esta decisión fue a fines del mes de marzo para aplicarse el primero de abril, el primero de junio y el primero de agosto. De esta manera, terminaron castigando a los usuarios que no están acostumbrados a ahorrar, lo sabemos nosotros de este lado.

Por eso, es muy importante saber si ustedes fueron consultados. ¿Por qué? Porque después se vieron desbordados, como es de público conocimiento.

Como asociación de consumidores, nosotros conformamos la Comisión de Usuarios del Enargas y recibimos los reclamos de la gente. Hago esos reclamos personalmente con autorización de las empresas. En promedio, me han llevado cuatro horas en las que he tenido que estar parada.

Quisiera saber si van a implementar algún sistema que mejore esto en la cuestión operativa, como lo ha hecho últimamente la telefonía móvil a través de plataformas de Internet en las que se puede acercar la documentación escaneada o foto en alta, y se puede constatar la firma de las personas.

Finalmente, es llamativa la cantidad de reclamos que nos llegan últimamente donde se disparan los consumos. Analizamos los últimos dos años de facturas y vemos que la gente se mantiene en un consumo y de pronto se dispara a igual bimestre del año anterior. Por ejemplo, hoy, antes de venir para acá, recibí un caso en el que en julio de 2013 se consumieron 34 metros cúbicos y en julio de 2014, 1.567 metros cúbicos. Vi el promedio de los últimos dos años y me di cuenta que no era la primera vez. En lo personal, también me sucedió; es llamativo.

SR. RODRÍGUEZ RODA En el caso de Metrogas, para la presentación de las declaraciones juradas, además de las oficinas comerciales hemos abierto nuevas bocas en once municipios y en la Capital Federal.

Es cierto que estamos demorados, pero hemos hecho todos los esfuerzos para brindar un mejor servicio al usuario.

Respecto de la situación que mencionó en el que el consumo se incrementó de 34 a mil y pico de metros cúbicos, es un caso puntual...

SRA. SUÁREZ Es un caso puntual, pero no es el único.

SR. RODRÍGUEZ RODA Lo que llama la atención es que aumente de 34 a mil y pico de metros cúbicos. Allí pareciera que hay una pérdida de gas infernal o cambio de habitantes en el lugar. Es decir, ha habido un cambio rotundo. Es imposible que no haya pasado algo, porque de 34 metros cúbicos -que es nada- a mil y pico -que es muchísimo- algo tiene que haber ocurrido.

SRA. SUÁREZ Sí, lo sé; pero me pasó personalmente. Mi padre, que es gasista matriculado, realizó los controles correspondientes, por lo que sabemos que no había ninguna pérdida. Además, vimos que no es un caso único y es llamativo que se repita en estos últimos meses.

En la empresa lo resolvieron diciendo que seguramente pasó algo con el medidor, y me hicieron una refacturación en el lugar. No fueron a chequear sino que me hicieron una factura nueva con un promedio.

SR. RODRÍGUEZ RODA Sí, es un caso puntual. Realmente algo pasó; pero habría que analizarlo, no es algo común. A mí, que trabajo en la distribuidora, me llama la atención.

Es un caso raro, porque es por metro cúbico, no por plata. No es que cobraron mil pesos y después cinco mil pesos; sino que lo que aumenta es el consumo. Hay una conducta que cambió. Realmente, tendría que analizarse; puede ser que el medidor funcione mal.

SRA. FERNÁNDEZ ¿Puedo aclarar algo?

SR. RODRÍGUEZ RODA Sí, por favor.

SRA. FERNÁNDEZ Es un caso puntual, como hay un montón de casos.

No es la primera vez que hay un reclamo por altos consumos, cada tanto siempre hay. Puede haber algún error en el medidor o puede haber una pérdida interna, pero en todos los casos se analiza.

Primero se verifica la lectura; después se va al lugar y se verifica si hay alguna pérdida en la instalación interna. Si no la hay, generalmente se ofrece al usuario hacer un contraste del medidor para descartar que haya alguna falla mecánica.

En todos esos casos se analiza particularmente; no es algo sistemático, es algo que siempre ha ocurrido, no empezó a ocurrir ahora.

SRA. SUÁREZ Por eso, siguiendo ese procedimiento, me llama la atención que lo resuelvan en el momento en que uno va hacer el reclamo, y que refacturen en el lugar sin chequearlo en el domicilio.

SRA. FERNÁNDEZ No conozco el caso concreto, pero quizás se habrá hecho un promedio para que pueda hacerse algún pago parcial hasta que se resuelva el reclamo o se verifique el resultado del contraste del medidor, que no se hace en el momento sino que se manda a un laboratorio.

SRA. SUÁREZ No fue así, porque esto fue hace unos meses.

SR. MORENO Habría que analizarlo después, porque no es de lo que estamos hablando.

SRA. SUÁREZ Lo que es llamativo es que se dé en muchos casos. Lo planteo en este lugar, porque no tengo la posibilidad de mantener un diálogo con las empresas, como la tenemos en el día de hoy. Hay muchas cuestiones que aprovechamos hoy. Lamentablemente, como representante de los usuarios, no puedo cruzarme con todos los representantes de las empresas en otro momento por las consultas que tenemos constantemente.

SR. MORENO Podría llevarse la tarjeta de cada uno de nosotros y lo charlamos oportunamente.

SR. FIUZA Hay casos puntuales; no sé cuál será éste. Habría que estudiarlo y presentar un reclamo formal para que se averigüe y se dé una respuesta formal. La distribuidora seguramente dará una respuesta, ya que es su obligación hacerlo.

También, para dar una explicación, puede haber ocurrido que hayan ido al domicilio para acceder al medidor y leerlo, y como no lo pudieron hacer se haya hecho una estimación de consumo.

Entonces, ante el reclamo generalmente se promedia y se corrige la medición en la próxima factura. Pero no quiero dar la respuesta, porque es una presunción de cómo pudo haber sido el caso y cómo pudo haberlo solucionado la persona que lo atendió en ese momento.

SRA. SUÁREZ La pregunta más importante es si fueron consultados antes de la decisión oficial.

SR. FIUZA Sobre la metodología de este aumento, no fuimos consultados.

Quiero aclarar que todas las distribuidoras, dentro del marco de la ley de emergencia económica, en el año 2008, firmamos acuerdos con la UNIREN, Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, que fueron refrendados por decretos del Poder Ejecutivo nacional.

Desde el año 2008 se definió un esquema de aumentos transitorios de tarifas con miras hacia una regularización y revisión tarifaria integral, que en el caso de ECOGAS debería haberse implementado en 2009.

Estos acuerdos estuvieron pendientes de implementación. A fines del año 2012 hubo un principio de implementación a través de lo que se denominó FOCE Gas, que es un fondo fideicomiso que se destina a obras de mantenimiento e infraestructura de las distribuidoras.

Nosotros presentamos notas al Enargas solicitando la urgente implementación de estos acuerdos para garantizar la cadena de pagos de las distribuidoras, porque muchos nos encontrábamos en serias dificultades financieras. La resolución del Enargas efectuó estos nuevos cuadros tarifarios, que se hicieron dentro de la implementación parcial de dichos acuerdos; es decir, estamos en vías de implementación. Se trata de un aumento dentro de este reconocimiento de regularización tarifaria.

- Varios oradores hablan a la vez.
SR. FIUZA Todo esto se realiza dentro del marco de los acuerdos firmados con la UNIREN en el año 2008, y está reflejado en las audiencias públicas que se realizaron en aquella oportunidad para estos acuerdos que nunca fueron implementados.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Estamos hablando de que en el año 2008 hubo audiencias públicas, que llevan seis años sin ponerse a funcionar, y ahora aparece todo esto?

Varios oradores hablan a la vez.
SRA. SCHWINDT Nosotros hicimos reclamos ante el juez federal de Azul, quien dictó amparos para trece ciudades del interior de la provincia Buenos Aires. En su resolución, el juez aduce que no hubo audiencia pública para esta situación.

Justamente, uno de los motivos es porque es inconstitucional. Se considera que viola derechos y, además, que no está respetando el llamado a audiencia pública para este aumento tarifario.

Esto es lo que el juez consideró, y aquí está Camuzzi que puede corroborar lo que estoy diciendo.

SR. ESPINOSA En el acuerdo del año 2004 también se prevé la tarifa social que nunca se implementó.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra la señora diputada Schmidt Liermann.

SRA. SCHMIDT LIERMANN Quiero agradecer a todos por su presencia. Como ya dijo el representante de la Unión de Consumidores Argentinos, es muy importante que hayan venido los diversos actores de las empresas, porque cuesta mucho reunirse con ellos, así que muchas gracias por venir. También deseo agradecer la presencia de las organizaciones que nos defienden como usuarios.

Quiero preguntar a los representantes de las empresas algo concreto sobre el tema de la tarifa social. Si no pueden contestarlo ahora, nos pueden hacer llegar la información; también es valedero. En este sentido, me gustaría saber qué está pasando con la tarifa social, que realmente es importante para aquel sector de la población que no puede pagar y que también debe ser tenido en cuenta.

Por eso, desde el punto de vista del empresariado -con una concepción de responsabilidad social, etcétera-, pido si pueden hacernos llegar alguna recomendación acerca de qué podríamos solicitar al Enargas, o a quien sea, para que no sea el usuario el que deba asumir todo el costo de esta variable de ajuste. Sería bueno si, de alguna forma, pudieran pensar qué es lo que nosotros deberíamos pedir y qué es lo que se puede hacer. Les estaríamos muy agradecidos. No tiene que ser ahora sino que pueden pensarlo con tranquilidad, pero se trata de ser un poco constructivos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor diputado Cano.

SR. CANO Quiero plantear una sola pregunta.

Para el mismo período del año pasado, ¿el consumo en general de gas está por debajo del promedio o por arriba?

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA En este documento figura el consumo medio del domicilio residencial argentino.

SR. FERNÁNDEZ De alguna forma, eso queda implícito en lo que dijimos anteriormente: está por debajo. O sea, hay un 30 o 35 por ciento, depende de la zona, que está pagando la tarifa máxima, porque está consumiendo lo mismo o más que el año anterior; pero el otro 60 o 65 por ciento está pagando cuadros tarifarios intermedios o directamente el cuadro tarifario viejo, porque lograron reducir su consumo, algunos más del 20 por ciento y otros, entre el 5 y el 20 por ciento.

SR. CANO ¿Y la actividad industrial?

SR. FERNÁNDEZ Los cuadros tarifarios de la actividad industrial no se tocaron en esta oportunidad, siguen los mismos.

SR. CANO Me refiero al consumo.

SR. FERNÁNDEZ El consumo depende del sector; en algunos ha habido una baja del consumo, porque dependen básicamente de la producción, mientras que otros están consumiendo más. Eso depende de cada rama de actividad, por lo que no es homogéneo.

Algunos sectores están consumido más y otros menos, por lo que en promedio diría que están consumiendo lo mismo. Globalmente, no ha variado demasiado el consumo de la industria, pero eso no quita que haya ramas de la actividad que sí han tenido una caída de la producción.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Antes de dar la palabra al señor Polino, quiero plantear una duda.

Dado que la actividad es tan dispar y de acuerdo con casos particulares, ¿la facturación, la venta y la distribución de gas en otros países son igualmente complicadas o hay criterios más uniformes para estimar consumos, aumentos y tarifas?

SR. FERNÁNDEZ Entendemos que el sistema de facturación -con los fondos fiduciarios, el fondo de fideicomiso, el subsidio y el no subsidio- complica el entendimiento de la factura por parte de la gente pero, en definitiva, en todos los países pasa lo mismo. En relación con cuánto paga un usuario final -independientemente de cómo está compuesto- por los metros cúbicos que consume, la tarifa que hay en la Argentina es la más baja de la región.

En Brasil y en Uruguay, por ejemplo, se paga muchísimo más por el gas.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Cuánto más?

SR. FERNÁNDEZ Tres o cuatro veces más, en algunos casos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Pagan el equivalente a 8.000 pesos de gas?

SR. FERNÁNDEZ Puede ser.

SR. SOBRINO Esas comparaciones son odiosas. Nosotros vivimos en la Argentina.

SR. ROALES Habría que ver cuánto gana una persona en Brasil y en Uruguay, para hacer la comparación.

SR. FERNÁNDEZ Yo estoy contestando la pregunta que me han formulado. Es cierto también que los ingresos no son los mismos.

SR. SOBRINO En las facturas siempre nos aclaran lo que se paga en otros lugares, pero nosotros vivimos en la Argentina y la gente cobra y sufre en nuestro país.

Aclaro que ustedes no tienen la culpa de eso.

SR. FERNÁNDEZ Lo invito a que haga un ejercicio. Si encuentra una factura vieja, fíjese cuánto pagaba de gas en los años 2000 o 2001 y cuánto pagaba por el servicio de cable o de Internet, si lo tenía; haga la comparación y después dígame si hoy es caro el gas.

SR. ROALES Una factura de 2.000 pesos es cara.

SR. FERNÁNDEZ Anualícelo y vea cuánto paga por doce meses de televisión o Internet.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pedimos por favor que no dialoguen.

Tiene la palabra el doctor Polino.

SR. POLINO Quisiera formular una pregunta. Los aumentos que aparecen en las facturas no se deben solo a la quita de subsidios sino también a aumentos en la tarifa. Por ejemplo, en la categoría R3-4, el metro cúbico pasó de costar 0,307 a 1,824, es decir, un 494 por ciento de aumento. Además aumentó el cargo fijo, que pasó a costar 18,15 pesos, lo que significa un incremento del 80 por ciento.

Según la información de que dispongo, el aumento para la empresa GASNOR -que presta el servicio en la provincia de Tucumán- fue el más alto del país, porque para la categoría R3-4 el valor del metro cúbico pasó a costar 1,86, cuando el promedio en el país es de 1,824, lo que evidencia un aumento muy superior.

Si esto es así, la conclusión es que lo que se refleja en la factura es no solo la quita del subsidio sino también un aumento de tarifa tanto en el valor del metro cúbico como en el cargo fijo. ¿Es así?

SR. FERNÁNDEZ Sí, se acaba de explicar aquí y lo dije yo antes. Lo que pasa es que depende de cada categoría de usuario.

SR. ASESOR ¿Cuál es el promedio para R1?

SR. FERNÁNDEZ Depende en qué segmento esté.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Dijeron que el aumento era de un 89 por ciento.

SR. FERNÁNDEZ Puede llegar al 89 por ciento o puede ser cero.

SR. ASESOR Pero eso es aumento de tarifa, no quita de subsidio.

SR. FERNÁNDEZ Ahí adentro está todo combinado. Es el precio final, lo que se paga finalmente.

SR. FIUZA Aquí se explicó al principio que una cosa es el cargo de la resolución 2.407, que es el subsidio que figura en la factura. Olvidémonos del cargo por gas importado y de lo que figura en la factura como consumo subsidiado. Estamos hablando del subsidio que daba en forma directa el Estado nacional a los productores de gas, porque había firmado un acuerdo -que está vigente- según el cual el Estado nacional paga a los productores la diferencia entre lo que recauda -vía lo que nos factura a las distribuidoras- y el precio definido en ese acuerdo. Esa diferencia es abonada por el Estado nacional en forma directa a los productores. Ese es el subsidio que disminuye, porque aumenta el valor-gas que recaudan los productores a través de las distribuidoras. Como dije, el gas es un componente pass-through; a nosotros nos definen el precio. Ese precio lo cobramos y lo trasladamos a los productores. Esa diferencia de precio disminuye, y es por eso que disminuye el subsidio que aporta el Estado a los productores.

Por eso, esto se define como una disminución de subsidios.

Subsidiariamente, y con el mismo aumento del valor-gas, también se dispusieron incrementos muy inferiores en la implementación de los acuerdos firmados con las distribuidoras en el año 2008.

Para que se den una idea, en el caso de la Distribuidora de Gas del Centro, este aumento que se definió nos impacta en el año 2015 y sólo representa un incremento del margen de distribución -de nuestros valores- de alrededor del 30 por ciento.

Esto demuestra cómo impacta este ingreso adicional que se factura principalmente a los usuarios residenciales, en la facturación e ingresos propios de la distribuidora; es decir, representa un ingreso adicional de aproximadamente un 30 por ciento.

En nuestro caso, desde el año 1999 -y considerando el cargo FOCE Gas, respecto del cual no podemos tener libre disponibilidad-, hemos recibido incrementos del precio del valor marginal -que ustedes llaman "incrementos de tarifas"- de aproximadamente el 90 por ciento.

SR. POLINO ¿En qué categoría?

SR. FIUZA Estamos hablando del promedio de todos nuestros clientes, tanto los residenciales como...

SR. POLINO La categoría R3-4 registra un aumento del 654 por ciento.

SR. FIUZA Eso incluye el valor-gas -sobre el cual nosotros no tenemos un mark up-, además de los impuestos, el componente de distribución y el de transporte.

Como ya expliqué, para la Distribuidora de Gas del Centro, el incremento promedio de una R3-4 -no sólo considerando el valor-gas sino también el cargo fijo y el cargo gas importado que no aumentó- es de alrededor de un 289 por ciento; mientras que el incremento promedio de una R1 sólo es de un 89 por ciento. No sé si fui claro al responder la pregunta.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Blanco Muiño.

SR. BLANCO MUIÑO Es muy valioso para nosotros poder conversar con ustedes.

Mi primera conclusión está relacionada con el hecho de que el productor argentino de gas recibía 0,80 dólares por millón de BTU y el resto era subsidiado por el Estado nacional. El gas importado de Bolivia lo pagamos 10 dólares por millón de BTU y el gas que viene en barcos lo pagamos 17 dólares.

Entre 0,80 y 17 dólares hay una diferencia abismal para el mismo producto. Si a eso le sumamos la multa diaria que nos cobran, porque los barcos se quedan en el puerto ya que no bajamos el gas -parece que no tenemos la plata para hacerlo-, y el riesgo ambiental y de vida para todos los vecinos de Bahía Blanca y Escobar -donde están los dos buques regasificadores-, les diría que la ecuación para la Argentina en general -y para los usuarios del servicio de gas en particular- es temible.

Creo que a todos nos corresponde -ya sea desde las empresas o como legisladores o representantes de la sociedad civil- exigir a las autoridades una mesa de diálogo para modificar esta situación, que es insostenible.

En relación con el precio, creo que -por un defecto profesional, soy abogado- hay que leer las normas. La resolución 226 de 2014 estableció el nuevo régimen y claramente habla en sus considerandos de precios nuevos.

Después de establecer este principio general -es decir que hay precios nuevos para el metro cúbico de gas-, fija un régimen por el cual aquel usuario que ahorra en su consumo será beneficiado. Ahorro del que nos enteramos en ese mismo momento, no es que se fomentó a través de una campaña de educación al consumidor que permitiera prevenir lo que pasaría en el bimestre siguiente del año 2014. Para el caso del 20 por ciento de aumento -tal como dijo muy bien el representante de Metrogas-, si el usuario ahorraba en su consumo se le iba a mantener la misma tarifa que se encontraba vigente previamente a la resolución.



La propia resolución es clara; no lo digo yo, lo dice el texto que firmó el secretario de Energía.

Sólo a modo indicativo, en R1 que ustedes preguntaban, lo que determina la resolución es el valor del metro cúbico; no habla de subsidio, ni de quita, ni nada de eso. Sólo establece el valor del metro cúbico, la unidad de medida del servicio de gas. Claramente acuerda la diferencia entre la resolución vigente -antes de la actual- y el nuevo cuadro tarifario; para esa categoría, el aumento es del 78,92 por ciento.

De manera tal, lo quiero decir para que conste, el director del Enargas y el jefe de Gabinete de Ministros, que se burla de nosotros todos los días, llegaron a decir que se trataba solamente de quita de subsidios y que no había aumento de gas. Esto lo firma el secretario de Energía del gobierno, que conduce el jefe de Gabinete, por lo menos, administrativamente.

Por otro lado, quisiera saber si como empresas tienen campañas para educar al consumidor en este uso racional del gas. Indudablemente, un usuario de gas informado permitirá acceder a estos niveles de ahorro del 5 o del 20 por ciento. La desinformación, por lo menos, la que vemos hasta el momento, es muy grande, y el primer contacto que tiene el usuario es con la factura, que ya incluye el consumo. De manera tal que no puede volverse atrás, pero sí mirar para adelante.

Entonces, me parece importante en esta instancia con ustedes, sin la presencia del Poder Ejecutivo, preguntar si tienen en mente realizar campañas, y en qué podemos ayudar o compartir en esas campañas para educar al consumidor en un uso responsable del gas.

SR. MORENO Creo hablar por todas las empresas. Desde que surgieron las nuevas tarifas hemos trabajado a través de la prensa en tratar de concientizar sobre la importancia de este tema; hemos hecho campañas de publicidad informando no sólo las excepciones sino también las recomendaciones sobre lo que podría hacerse para ahorrar y generar un consumo más eficiente.

En nuestra empresa damos charlas de capacitación con personal docente que concientiza sobre las cuestiones del día el día, que pueden mejorarse en la casa y llevar al ahorro y al uso más eficiente del gas, ya que como recurso no renovable debemos ser conscientes de su uso.

En cuanto a esos cursos -agradezco por el ofrecimiento de colaborar-, nosotros como compañía podemos ponernos a disposición y trabajar con ustedes para dictarlos donde dispongan.

SR. RODRÍGUEZ RODA Nosotros como empresa todas las herramientas de comunicación que tenemos disponibles las estamos dedicando al uso racional del gas, porque más allá del aumento tarifario es importante su uso racional, algo que por cuestión de tarifas bajas -hace catorce años que no aumentaban-, los consumidores, los usuarios, no le daban la importancia que debían.

A través de la factura contamos con un elemento que se llama "Notigas", donde brindamos toda la información, a nivel de la página web. En los programas de televisión y de radio estamos informando sobre el uso racional del gas. También hemos hecho una solicitada en los principales medios del país a nivel nacional. Como bien dijo mi colega, a nivel programas de RSE, estamos yendo a todo el territorio, a colegios, capacitando a los chicos y enseñándoles el uso racional de gas.

Quedan abiertas nuestras puertas para cualquier asociación de consumidores que necesite capacitación o quiera brindar este servicio a los usuarios para que podamos trabajar en conjunto.

Siempre se puede informar más, y tomamos ese compromiso.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Sobrino.

SR. SOBRINO En relación con el tema que estaban tratando, quiero contarles que desde hace cuatro años nuestra asociación realiza trabajos en conjunto con AYSA acerca del uso racional del agua en las escuelas primarias, porque en las escuelas secundarias le escapan a este asunto.

AYSA lleva un camión al que suben los chicos y en donde les informan todo acerca de las pérdidas, etcétera. Luego, organizamos un concurso de dibujo para que los chicos se identifiquen y puedan apreciar lo que acaban de ver. Ustedes se llevarían una gran sorpresa, porque el resultado es extraordinario.

Cuando los chicos de las escuelas primarias del Estado -que son las más pobres- van a saludar a la "seño" o a la directora, lo primero que les dicen es que cuando lleguen a sus casas van a decir a sus papás que arreglen todos los artefactos porque pierden agua.

Entonces, como dijo Blanco Muiño, ¿por qué no hacemos reuniones, como ésta, juntos y programamos qué se puede hacer mejor?

Nuestra asociación también desarrolló con un equipo de la Policía Federal actividades relacionadas con el uso racional del gas y el grave problema de las malas instalaciones. Asimismo, hicimos actividades en torno al uso racional de la energía eléctrica y los problemas que hay en las casas muy económicas por las instalaciones mal habidas.

Me parece que la propuesta es hermosa y felicito a Blanco Muiño. Esto es algo que nosotros venimos haciendo y me parece que tenemos que trabajar juntos.

Concluyendo, quiero decir que si bien les tiramos algunos palos, es la primera vez que tenemos la suerte de poder hablar delante de representantes de las empresas ya que, por lo general, esquivan el bulto. Los felicito por haber aguantado todo lo que dijimos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Espinosa.

SR. ESPINOSA Tengo unas preguntas acerca de este aumento bastante puntual del que recién hablaba Blanco Muiño. ¿Fue consultado con las empresas? ¿Es un porcentaje caprichoso? ¿De dónde se sacó ese porcentaje? ¿Las empresas fueron convocadas a reuniones con el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios o con la Secretaría de Energía? ¿De dónde sale ese porcentaje?

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Es una respuesta de la Secretaría de Energía...

SR. FERNÁNDEZ Lo que se refiere al precio del gas en boca de pozo, surge de la resolución de la Secretaría de Energía que se acaba de mencionar. Ahí figuran los precios que pagamos las distribuidoras a los distintos productores, dependiendo de cuál sea la cuenca de la que nos abastecemos.

No todos nos abastecemos en la misma proporción y de las mismas cuencas. Todas tienen precios distintos, por lo cual es muy difícil. Se hacen promedios de promedios, porque no existe un único precio, depende de qué cuenca es, del transporte, etcétera. Los precios del gas salieron de ahí.

En lo que se refiere al cuadro tarifario final -que es el que se publicó- surge de lo que publicó Enargas, y fue determinado en función de las actas-acuerdo que cada empresa había firmado con la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos.

Para esto también se analizó de alguna forma la situación financiera y económica de cada empresa, porque no todas estamos en la misma situación. Hay empresas que están más delicadas financieramente que otras, por lo que se trató de ecualizar. Eso no significa que un usuario de R1 de Metrogas tenga una tarifa muy distinta a la de Gas Natural Ban o de Litoral Gas. Esas diferencias ya existían; hoy pueden estar un poquito más arriba o un poquito más abajo. Nunca hubo una tarifa de gas uniforme a nivel país, porque es un trabajo de legislación nacional y cada empresa tiene su particularidad en su zona de distribución que hace que no todas tengamos el mismo margen de distribución o la misma segmentación de negocio.

Por ejemplo, para mí es importante el cliente residencial, porque tenemos dos millones doscientos mil. Para otra empresa puede ser más importante el sector industrial, porque está radicada en una zona donde abundan las industrias.

Así es cómo se fue, de alguna forma, equilibrando la necesidad financiera de las empresas, los acuerdos que tenían firmados y su composición de clientes. En nuestro caso, se tomó en cuenta que Metrogas tiene muchos clientes residenciales, por lo que recibe a nivel global distinto posicionamiento del que recibe Litoral Gas. Individualmente puede ser la misma tarifa, pero en términos de ingresos genuinos para la distribuidora al final del día va a depender de cómo esté segmentado su negocio.

Es más, hoy el accionista nos pregunta cómo vamos a terminar el año, y no lo sé porque lo que voy a terminar reconociendo como ingresos depende del cuadro tarifario en que me caen los clientes. Entonces, yo no puedo hacer una proyección de largo plazo porque este es un sistema nuevo, que recién se implementa.

De modo que al comienzo de este proceso yo no tenía ni idea de cuál iba a ser el nivel de ahorro de la gente. Hoy puedo tener al respecto una idea algo mejor, pero no sé qué va a hacer la gente el bimestre siguiente. Puedo intuir que, en función del verano, etcétera, los clientes estén posiblemente en este nivel. Las campañas que se están realizando están sirviendo de alguna forma para que la gente reduzca su consumo, si es que tiene la posibilidad de hacerlo. Aquel que no tiene posibilidad de hacerlo ni tampoco de pagarlo, cuenta con un mecanismo establecido para pedir la excepción. El mecanismo existe.

Hubo una última pregunta que se formuló, pero no fue contestada, que fue la vinculada con la tarifa social.

En las actas-acuerdo que en su momento firmaron las empresas hay un punto referido a la tarifa social. Lo que allí se definía, desde el punto de vista conceptual, es que tenía que venir una indicación desde el Estado hacia las empresas acerca de cómo debía armarse ese modelo de tarifa social. Lamentablemente, esto nunca se hizo. Es más, Metrogas ha venido a una reunión de comisión en el Senado, hace unos cuatro años, porque había varios proyectos sobre tarifa social. Se hizo entonces una audiencia, de la cual conservo la versión taquigráfica. Justamente, lo que en ese momento se señalaba al respecto es que debíamos empezar a ver lo que la gente estaba pagando por el gas licuado de petróleo -la garrafa-, que eran valores muy superiores a los del gas natural. Entonces, entendimos que la verdadera tarifa social era el gas natural, porque la gente que no tiene acceso al gas natural está pagando sumas mucho mayores.

De manera que el problema consiste en ver cómo vamos penetrando para que las empresas puedan hacer las inversiones que necesitan y ampliar así la red de gasoductos.

SR. CANO Está la garrafa social...

SR. FERNÁNDEZ Sí, la garrafa social ayuda, pero...

SR. SOBRINO No hablen de la garrafa social, que no existe.

SR. CANO El problema es que no se cumple. Las secretarías de Comercio de las provincias no cumplen con el rol de controlar que la garrafa social se venda al precio que corresponde, y los municipios -ya que también se firmó un convenio con la FAM- tampoco cumplen con ese rol.

En mi provincia -aquí está presente el gerente de GASNOR- se paga 80 pesos por la garrafa, por lo que nosotros hicimos una presentación ante la Secretaría de Comercio. No es que la garrafa social no llegue subsidiada, porque llega; lo que ocurre es que hay una ausencia del Estado en cuanto a su responsabilidad de controlar que esto efectivamente se cumpla.

SR. SOBRINO ¿Sabe por qué yo decía que no hay que hablar de la garrafa social? Porque quienes las distribuyen o las llevan a los domicilios se escudan señalando que tienen un cupo para la gente, pero mienten diciendo que el otro cupo lo venden más caro. Todas las garrafas valen 16 pesos, pero hay que ir a buscarlas a los depósitos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Quedamos en que por el tema de las garrafas haríamos otra reunión.

Aunque sea metafórico que la tarifa social resulte ser el gas natural, lo que queda claro es que hay una ausencia de política del Estado para que aquellos que no pueden pagar el gas que les llega a su domicilio a los precios que hoy se está vendiendo tengan una tarifa diferenciada.

Por un lado, la gente dice que no puede pagar estas sumas y entonces hace los trámites correspondientes todos los bimestres para que no le cobren. Pero aquí se acaba de reconocer que el Estado tenía que decir a las empresas cómo iba a impulsar una tarifa social, algo que no se ha hecho.

SR. ROALES Eso fue en el acuerdo del año 2004.

SR. FERNÁNDEZ Quiero aclarar que el tema de concurrir todos los meses a la empresa se vincula con el cargo por importación del gas. Para pedir la excepción la gente no tiene que concurrir todos los meses a la empresa, sino que basta con hacerlo una vez, pues dura un año. En ese año las empresas elevamos al Enargas los pedidos de los usuarios que dicen no poder pagar, y de allí nos vendrá la orden de si continuamos o no con el subsidio.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Entonces, la tarifa social no existe como tal.

SR. FERNÁNDEZ Puede ser que este trabajo que se está haciendo termine consolidando la tarifa social.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Perfecto, pero hoy no existe.

-Varios oradores hablan a la vez.
SR. ESPINOSA Estaba a cargo del Ministerio de Desarrollo Social implementar esta tarifa, pero nunca lo hizo.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Fiuza.

SR. FIUZA Este mecanismo gradual de implementación de una tarifa claramente diferenciada para un R1 -que es de bajo consumo- y para un R3-4, complementado con el mecanismo de excepción, puede interpretarse que favorece a los sectores sociales más desprotegidos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Me refiero a lo que se estipuló en el acuerdo que se firmó, es decir, que la tarifa social iba a ir del Estado a la empresa. ¿Eso no se ha hecho en esos términos?

-Varios oradores hablan a la vez.
SRA. D'ADAMO No se hizo.

Efectivamente, las actas-acuerdo contemplaban la realización de una revisión tarifaria integral -de una RTI- y de la tarifa social. Esto no se terminó de implementar. Tampoco se implementó el período de transición que contemplaba ajustes periódicos, por eso este atraso tarifario.

Entonces, si bien es correcto que esta tarifa social todavía no se formalizó, las pocas veces que ha habido algún ajuste tarifario siempre vino de la mano de la atención de excepciones para todos aquellos que no estaban en condiciones de pagar, ya sea por enfermedad, por temas socioeconómicos, etcétera.

A nuestro entender, la cantidad de exceptuados hoy sería equivalente más o menos a la gente que estaría en condiciones de acceder a la tarifa social. Realizamos estudios para saber cuánta gente en nuestra zona podía entrar dentro de la tarifa social y el resultado fue equivalente a la cantidad de exceptuados que tenemos hoy en día.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿Cuánto representa proporcionalmente esa cantidad de exceptuados en el total de usuarios que ustedes tienen?

SRA. D'ADAMO Más o menos, el 5 por ciento.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿No sube más de eso?

SRA. D'ADAMO No.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Polino.

SR. POLINO Quiero agradecer a la comisión que ha facilitado esta reunión que, por lo menos para mí, ha sido muy útil.

También quiero expresar mi reconocimiento a los representantes de las empresas por todas las explicaciones que dieron. Por eso, me gustaría contar algo que me acabo de acordar antes de que la reunión sea levantada.

A raíz de este tema de la compensación con el subsidio, nuestra filial en la localidad de Mercedes me puso en contacto telefónico con la representante local de la empresa. Tuvimos una larguísima discusión en la que ella insistía en que tenía la orden de compensar la parte del subsidio que quedaba con la parte de los mayores costos derivados de la importación.

Este es un dato concreto que estoy dando. Tuve una discusión telefónica con la representante de ustedes en la localidad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, quien decía que esas eran las órdenes que le ha habían bajado.

SRA. D'ADAMO Como dije anteriormente, el cargo 2067 y la posibilidad de acceder a su no pago existe en forma independiente de las nuevas tarifas.

SR. POLINO Pregúntele a su representante en la localidad de Mercedes, que tiene un criterio totalmente distinto.

SRA. D'ADAMO Creo que probablemente debe haber habido un mal entendido; mucha gente pensó que cuando se hablaba de reasignación de subsidios se hacía alusión al cargo 2067.

Algunos decían que como ya habían estado en zona de quita del cargo 2067, ahora no iban a tener ajuste tarifario. Esto sí es incorrecto, porque la nueva tarifa no se relaciona ni ha habido movimiento con el cargo 2067.

Debe haber habido algún malentendido.

SR. POLINO Para los usuarios de Mercedes y otras localidades de la provincia, la información fue esa, concretamente. No se le descontaba y el argumento era que la información que tenían se las daba la dirección de la empresa.

SRA. D'ADAMO Quizás ocurrió eso, porque eran usuarios que no estaban en zona de quita o no tenían posibilidad de hacer ese descuento. Vuelvo ponerme a disposición; si quieren lo conversamos en forma puntual.

Con el caso concreto lo conversamos y seguro que vamos a poder aclararlo.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tengo dos preguntas para hacer. Por un lado, la quita de subsidios y el esquema de premios y castigos aparentemente es la razón del aumento que se paga por el consumo del gas. Eso es lo que queda claro.

Ahora hemos agregado, por la resolución de la Secretaría de Energía, que en realidad sí hubo un nuevo esquema de tarifas que se firmó el 31 marzo; es decir que cuando en abril nos decían que no había aumento de tarifas nos estaban engañando vilmente. No se trata solamente de una cuestión de premios y castigos, de acuerdo con el consumo, sino que también hubo un aumento de tarifas, reconocido debidamente por la Secretaría de Energía.

Entonces, quiero hacer mi primera pregunta relacionada con esto. Todavía falta sacar el 33 por ciento de los subsidios. ¿Eso va implicar aumento de tarifas? ¿Va a implicar un costo mayor? ¿Cómo tienen previsto hacer esa quita del 33 por ciento?

SR. FERNÁNDEZ No comprendo la pregunta. No hay una quita del 33 por ciento. ¿A qué se refiere con ese 33 por ciento?

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Lo que falta sacar. El subsidio se iba a realizar en tres etapas...

SR. FERNÁNDEZ Ya está en la calle; fue implementado el 1° de agosto...

- Varios oradores hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Perfecto. Quería que eso quedara bien en claro.

La segunda cuestión que necesito que quede bien en claro es la siguiente: ¿ha habido audiencias públicas para tratar estos aumentos de tarifas que venimos hablando de 2004 a la fecha o nunca hubo audiencias públicas para consultar a los usuarios sobre el aumento que se venía, como corresponde, cuando se dispuso aumentar las tarifas? En definitiva, ¿hubo o no audiencias públicas?

SR. FERNÁNDEZ Hubo audiencias públicas.

Con el doctor Polino nos hemos visto -yo también soy viejo en el sector- en varias audiencias públicas en el Enargas. Las audiencias públicas se hacían por dos motivos; una era por variación de precios del gas en boca de pozo, que se hacían dos veces al año. Esto fue hasta el año 2002 o 2003.

Quiero aclarar que se hacían dos veces al año, porque había tarifas de verano y de invierno; había dos precios de gas en boca de pozo, pero en ese momento el mercado estaba totalmente desregulado. Es decir, el precio que cobraba YPF era distinto al de Petrobras, y cada uno tenía sus precios en sus cuencas.

Las audiencias públicas servían al Enargas para escuchar a todas las partes y ver por qué el precio de cuenca de un productor de Neuquén era distinto al de otro productor en ese lugar. Las audiencias no eran vinculantes, el ente escuchaba a todos y después resolvía en función de los antecedentes de los contratos que tenían las empresas.

A partir del año 2005 hubo un cambio en el mercado; se modificó por los famosos decretos 180 y 181 de 2004, y a partir de ahí se estableció, por ejemplo, el cronograma por el cual las empresas distribuidoras dejamos de comprar el gas para las grandes industrias.

Comprábamos el gas para el residencial, para el comercial y para la pequeña industria, pero los grandes clientes industriales fueron obligados a comprar el gas directamente al productor.

A partir de ese momento no hubo más audiencias públicas sino un precio regular consensuado entre el Estado y los productores para definir una política energética.

Yo no soy el que establece la política energética; la establece el Estado. En este caso, se llegó a distintos acuerdos en distintos momentos con los productores para incrementar el precio del gas en boca de pozo.

Ese valor que aparece en la resolución 226 tiene como antecedentes la resolución de noviembre de 2008 y otra de septiembre de 2008. Previo a estas, creo que se emitió otra resolución en el año 2004. Fueron acuerdos de precios entre el Estado y los productores; distinta es la modalidad en que los precios los fija cada empresa en forma particular. Acá fue el Estado el que intervino.

En relación con la distribución, luego de la sanción de la ley de emergencia económica, todas las distribuidoras tuvimos que ir a la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos a establecer los términos de cómo continuaba el marco regulatorio a partir del momento en que se pesificaron las tarifas. En un primer momento, se estableció que las tarifas quedaban congeladas.

En el año 2005 se hicieron audiencias públicas en diferentes regiones, dependiendo de las empresas. El Estado -vía la unidad de renegociación- escuchó a todos y de alguna forma lo fue plasmando en los distintos acuerdos que firmó, pero no hubo una audiencia por cada acuerdo en forma individual.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA No hubo audiencias por los acuerdos, pero en esos acuerdos ¿abolieron totalmente el uso o recurrir a audiencias públicas no vinculantes?

SR. FERNÁNDEZ No. Si uno lee la resolución del ente que establece el nuevo esquema tarifario, advierte que se citan como antecedentes los acuerdos que las empresas firmamos.

La resolución del ente relativa a cada empresa tiene un pilar. Dice la resolución 226 de la Secretaría de Energía, que fija el precio del gas en boca de pozo...

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Pero las audiencias públicas representan la posibilidad de que la gente participe y se entere, más allá de que no sean vinculantes; sin embargo, no se hicieron.

SR. FERNÁNDEZ Por este tema no; pero por transporte y distribución, se hicieron en el año 2005.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Después de eso, ¿se volvieron a hacer?

- Varios oradores hablan a la vez.
SRA. D'ADAMO En las actas-acuerdo que sí pasaron por audiencia pública en 2005, por el Congreso de la Nación, por la Procuración del Tesoro, y por la SIGEN, se contemplaba la necesidad de la recomposición de la ecuación financiera de las licenciatarias, producto de la ley de emergencia del año 2002. Debía realizarse en un plazo que no se concretó y en el medio debía existir un período de transición, en el cual debían hacerse ajustes semestrales por variaciones de costos, en función de determinadas circunstancias.

Entonces, esto estaba ya establecido en el acta-acuerdo, y para esto sí se hizo una audiencia pública que contempló este esquema tarifario, es decir, una revisión tarifaria integral y, en el ínterin, ajustes parciales en función de la variación de costos.

SR. CANO Lo que está diciendo es que para esta resolución no hacen falta audiencias públicas.

SRA. D'ADAMO Estos ajustes no se fueron concretando pese a los pedidos de las licenciatarias. El Enargas no autorizó nuevos cuadros tarifarios a partir de estos ajustes.

Entonces, esto que nos están autorizando en este momento -lo mismo que fue el cargo fijo FOCE Gas hace dos años-, son ajustes a cuenta de toda esta otra deuda o atraso tarifario que se sigue registrando en la actualidad. Es decir, este esquema -o la necesidad de estos ajustes transitorios para permitir a las licenciatarias afrontar sus cadenas de pago, ofrecer el servicio y demás- ya estaba contemplado y tratado en esta audiencia pública.

Efectivamente, no se hizo en forma concreta en este caso, pero está dentro del marco del esquema tarifario previsto inicialmente.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Entiendo -y creo que no soy la única- que una cosa tiene que ver con la participación de los usuarios en la discusión del cambio de sistema, pero también es cierto que cuando se afectan derechos o cuestiones que hacen a la ciudadanía, como usuarios y consumidores, lo lógico es que el Estado escuche al sector y por lo menos explique algunas cuestiones. Cómo será de enrevesado el tema, a partir de la toda la complejidad que ustedes nos cuentan, que nos cuesta entenderlo. Fíjense lo importante que hubiera sido entonces organizar audiencias públicas. Nadie va a negar que si durante catorce años las tarifas han estado congeladas tienen todo el derecho del mundo de pedir los aumentos y que el Estado los reconozca.

También es muy importante que participen los usuarios y que como mínimo sean escuchados. Pero acá vemos que ellos están ausentes, y por lo tanto, se les genera una serie de inconvenientes que tienen que ir a solucionarlos de una manera personal y engorrosa, sin que nadie piense cómo hacer para que tengan menos complicaciones a la hora de pagar un servicio. El Estado tendría que preguntarse si realmente ha sido exitosa toda la ecuación que ha armado, a la luz de los resultados que se están viendo.

Me parece que nos queda una serie de temas pendientes, que vamos a tratar más adelante.

Quisiera agradecer muchísimo la presencia de todas las empresas. Cuando tenemos esta posibilidad de estar mano a mano se clarifican muchísimas cosas y se entiende con mucha precisión, pero también con mucho respeto, cuál es el rol del otro y cuáles son los temas que se debaten.

Lamento mucho que una vez más, salvo tres diputados que estuvieron al principio, quienes toman decisiones por el conjunto, es decir, cómo tienen que funcionar las empresas y cómo tienen que pagar los usuarios por los servicios que reciben, no sean parte de los debates. Por la responsabilidad que les cabe, y porque toman decisiones acerca de cómo tienen que trabajar las empresas, cómo tienen que conseguir el gas, cómo lo tienen que distribuir y cuánto tienen que cobrar, y respecto de los usuarios, cuánto tenemos que pagar -sin que nadie nos consulte-, aquí deberían haber estado, primero que nadie, los diputados del Frente para la Victoria. Sin embargo, solo estuvieron tres al principio de la reunión y luego se fueron. Lamento mucho esta situación, porque cuando queremos hablar de diálogo, de consenso, de escuchar al otro y de entender qué nos pasa, ellos son los grandes ausentes.

Quiero reiterar nuestro agradecimiento a las empresas y ponernos a su disposición. Considero que es necesario generar un mecanismo de trabajo conjunto que permita, por una parte, que el Enargas empiece a cumplir con algunas cuestiones que tienen que ver con transparentar decisiones, permitiéndonos ser parte de las consecuencias que genera, que además deben ser tenidas en cuenta.

Al margen del compromiso que tengo con el señor Sobrino por el tema del gas, me parece que debemos trabajar firmemente en lo que hace a garrafas y a tarifa social, así como en una factura que, sea como fuere, hoy impacta muy fuertemente en el bolsillo los argentinos.

Les agradezco muchísimo por la predisposición puesta de manifiesto en estas tres horas que llevamos de debate, y espero que esta sea la primera pero no la última vez que nos reunamos.

Tiene la palabra el señor Hernández.

SR. HERNÁNDEZ Quisiera aclarar algo sobre el tema de las audiencias públicas.

Cuando se dictó la ley de emergencia y los contratos que las empresas teníamos con el gobierno quedaron fuera de servicio, el Estado nacional nos mandó a negociar con la UNIREN. Voy a hablar del caso particular de GASNOR y brindaré fechas precisas de cuándo se firmaron todos los documentos.

El 27 de junio de 2005 se firma con la UNIREN una carta de entendimiento que pone de nuevo un marco a la relación de GASNOR con su público consumidor o con sus clientes. El 2 de septiembre de 2005 se hizo la audiencia pública. A partir de esa fecha, el 5 de julio de 2007 obtenemos dictamen favorable de la Procuración del Tesoro de la Nación, y el 11 de septiembre de 2007, de la Sindicatura General de la Nación. El 19 de diciembre de 2007 la Cámara de Senadores aprobó la propuesta de acuerdo, con fecha 12 de diciembre de 2007. La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el 19 de diciembre de 2007 el acuerdo marco que se había firmado con la UNIREN.

A continuación, el 26 de marzo del 2009 la presidenta de la Nación firmó un decreto. El 3 de diciembre de 2009 se firmó otro decreto -el número 1919 del 2009- por el que se ratificó el acuerdo.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA ¿De alcance provincial o nacional?

SR. HERNÁNDEZ De alcance nacional, pero para GASNOR porque estamos en las cuatro provincias.

Si bien este decreto fue firmado por la presidenta de la Nación, no se llegó a concretar el acuerdo porque el gobierno nunca emitió, a través del Enargas, el cuadro tarifario. Tanto el FOCE Gas -dispuesto hace dos años- como este incremento tarifario son a cuenta de esto; quiero que quede claro.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Eso se entendió. Lo que me parece que no se entendió es lo siguiente.

Entendemos que las audiencias públicas quedaron claras con los acuerdos firmados y suspendidos en su cumplimiento por disposición del Estado, en su parte ejecutiva y operativa.

Pero las audiencias públicas no solamente sirven para tomar contacto con una realidad particular y que el Estado pueda o no suspenderlas o nunca llevarlas a la práctica. Si bien no son vinculantes, también sirven para que el público -como consumidor, usuario y ciudadano- tome contacto con las políticas del Estado nacional que van a impactarle, y al menos esté al tanto de lo que va a sucederle.

Tendrían que haber hecho ese tipo de audiencias públicas -más aún hoy, cuando la gente se ve obligada a pagar facturas realmente muy altas-, porque su realización no cambia el sentido de lo que hace el gobierno, pero sí se cumple con respetar a los usuarios.

Es decir, no solamente nos importa que paguen los impuestos y las tarifas que fijamos sino que al menos sabemos cómo va a impactarles. Justamente, como no se cumplieron los acuerdos, como no se cumplió con la educación al consumidor o al usuario, como no se hizo una explicación más acorde con lo que está pasando, cuando uno sale hoy a la calle la gente nos tortura con todo lo que le está ocurriendo.

Esto también se replica a nivel de la energía eléctrica y de la telefonía. La gente se pregunta qué va a hacer y con qué afrontará lo que está cobrando el Estado.

Entendemos qué audiencias públicas se hicieron y porqué no fueron efectivas, pero también entendemos que acá hay un gran ausente que es el usuario, ya que no se lo está respetando. No se tiene en cuenta que es a quien voy a pedirle que me pague 2.000 pesos por bimestre y quien ni siquiera entiende en concepto de qué. Esto es lo que quiero que también quede en claro.

Tiene la palabra el señor diputado Cano.

SR. CANO En primer lugar, me parece que hay que valorar la presencia de los representantes de las empresas y la convocatoria de la Presidencia de la comisión, porque ha habido un proceso desde hace bastante tiempo, por el que el Estado ha subsidiado, tanto a los que pueden pagar como a los que no. De alguna manera este se cortó y hoy estamos en otra etapa de la economía argentina.

Sin lugar a dudas, rescato lo que plantea la presidenta. Tucumán no es el mejor ejemplo. Acá deberían estar los organismos que supuestamente marcan un equilibrio entre el usuario y la empresa.

En el caso de Tucumán nosotros hemos tenido incrementos retroactivos de la energía eléctrica de facturas pagadas y lo frenamos con un amparo. Es decir, los entes de control deberían jugar su rol, pero lamentablemente no lo hacen. Por eso, las organizaciones son las que levantan la voz.

Considero que aquí falta una pata fundamental que es el Poder Ejecutivo, porque de eso se trata. Nosotros creemos que ellos son los que claramente han fracasado en su política energética.

Yo hacía una pregunta, porque la información que tenemos es que ha habido una merma en el consumo de gas, respecto de la misma época de años anteriores, por los buques a los que hacía referencia el señor Blanco Muiño, que por una cuestión de caja no se están pagando. En este sentido, abonamos 1.500 dólares de multa por día. Esto tiene que ver con un Estado que, desde el punto de vista de su política energética, no planificó, y los usuarios son los que hoy están pagando las consecuencias.

Como no ha habido instancias previas, como la audiencia pública, donde esto pueda explicarse y queden delimitadas las responsabilidades, obviamente los usuarios accionan contra las empresas. Ante esto, las empresas dan explicaciones que tienen que ver con lo que nos han manifestado.

Con una audiencia pública de 2005, como explicaba el señor Hernández, tienen aval para tomar las decisiones, pero el tremendo impacto que ha sufrido el usuario por el aumento de las tarifas del gas ameritaba un ámbito donde todo esto se explique y la gente no se informara cuando recibe la factura y tiene que pagarla.

Ustedes saben que si a esto sumamos un proceso de enfriamiento de la economía, un proceso inflacionario y de devaluación, obviamente se genera un cóctel que ha hecho que la vía de la resolución de estos conflictos sea el amparo, es decir, la Justicia, cuando esto tendría que ser resuelto por la política y no por la Justicia.

Tampoco es una responsabilidad inherente a las empresas sino que el Poder Ejecutivo tiene una clara responsabilidad, porque debería explicar después de once años de gestión, de superávit fiscal, de grandes inversiones en subsidios, por qué hoy nos encontramos en la situación actual.

Yo felicito a la presidenta de la comisión por la convocatoria, y creo debemos tratar el tema de la garrafa social, porque estamos hablando de los sectores más vulnerables. Nosotros sabemos claramente que no hay cupo, no hay control y la garrafa social que deberían cobrar 16 pesos la están cobrando a 80. Esta es la realidad, y esto pasa en un país donde supuestamente durante todo este proceso hemos recuperado el Estado. Para unas cosas el Estado está muy presente y para otras cuestiones como éstas, donde tiene que defender a los que menos tienen, vemos que está ausente.

Entonces, esto termina siendo una pelea entre los usuarios y las empresas, donde falta la pata fundamental, que es el Estado.

SR. SOBRINO Luego quiero hacer una invitación a las empresas.

SR. BLANCO MUIÑO Creo que estamos en presencia de un caso imperioso de audiencia pública. El gas es un servicio público así declarado, y el aumento de tarifas necesita imprescindiblemente de la audiencia pública. Carece de validez legal si no se somete a tal procedimiento.

Resulta absolutamente irrazonable pensar que una audiencia realizada en el año 2005 pueda tener validez para aumentos en el año 2014 de la proporción que hemos visto en la resolución 226.

En este sentido, apelo a la responsabilidad de ustedes como empresarios; no puede avalarse y justificar cualquier cosa. Han pasado nueve años, se trata de un país distinto y, casi les diría, de un mundo distinto.

Esto lo digo en relación con el gas, pero también ha sucedido en la ciudad Buenos Aires con el traspaso del subterráneo. Ustedes se acordarán que de un día para el otro el jefe de gobierno aumentó un 127 por ciento la tarifa del subte, sin audiencia pública.

La audiencia pública no es vinculante, pero da visibilidad a un tema. En este caso, el aumento de tarifas del gas se ha querido ocultar. El discurso oficial de anuncio fue que íbamos a ahorrar el 20 por ciento con la quita de subsidios. Ustedes recordarán la conferencia de prensa del Ministerio de Economía. Ese fue el título que se quiso instalar; y no fue así.

Las autoridades del Enargas, hasta el día de hoy, siguen negando el aumento de tarifas.

El jefe de Gabinete también lo niega, pero nosotros sabemos -y lo hemos confirmado acá- que ha habido aumentos tarifarios. La audiencia pública hubiera servido para que los funcionarios dieran a la sociedad civil y al conjunto de los ciudadanos las explicaciones técnicas de porqué pasábamos a pagar semejante cantidad de dinero por el servicio de gas.

No opino sobre si la audiencia pública correspondía o no, pero sí digo que, en este caso, era imprescindible y no se hizo porque se ha querido ocultar.

Cuando sucedió esto, hablé con la Defensoría del Pueblo de la Nación, aprovecho para pedir que si hay una próxima reunión también se la cite. Sus autoridades están desde hace cinco años en su titularidad y el cargo lo ejerce un gerente general sin facultades ni legitimación para defendernos como ciudadanos. La letrada que se ocupa de este tema me dijo que sí correspondía audiencia pública. Es por ello que mandamos una exhortación al Ministerio de Planificación Federal para que se convoque a una. Por supuesto, esta exhortación no tuvo respuesta.

Es decir, hay herramientas en la administración pública y en nuestro sistema de derecho que permiten que las cosas se hagan bien. Lo que desde la sociedad civil propongo a los legisladores y a los empresarios que están aquí, es que empecemos a hacer las cosas bien en beneficio de todos los argentinos, no sólo de un sector.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Tiene la palabra el señor Sobrino.

SR. SOBRINO Como la próxima vez nos veremos por el tema de las garrafas, quiero hacer una invitación a las empresas. ¿Por qué no nos reunimos antes?

Varios oradores hablan a la vez.
SR. RODRÍGUEZ RODA Nosotros no hacemos garrafas ni las distribuimos.

SRA. PRESIDENTA DE FERRARI RUEDA Quiero agradecer muchísimo a todos. Esta reunión trató de ser lo más amigable posible, ya que no estamos en bandos distintos.

Nuestra función es ayudar a que el usuario y el consumidor se sientan defendidos pero, además, esta comisión es de la competencia; no hay forma de generar un buen servicio ni un buen producto si no hay competencia.

Al haber venido, nos han permitido ver cómo funciona la competencia y un sistema que no ha dado los frutos que debía. Ello, nos plantea trabajar en conjunto por el bien de los usuarios y los consumidores para que realmente podamos tener una actividad -política o empresarial- que dé mejores resultados.

Les agradezco muchísimo. Espero que tengamos otra reunión para tratar temas puntuales que ustedes consideren habría que mejorar. Quedamos a su disposición.

Queda levantada la reunión.

Es la hora 19 y 13.