• LIBERTAD DE EXPRESION

Reunión del día 06/04/2011

- VISITA DE LOS PERIODISTAS LUIS GASULLA Y SEBASTIÁN TUTORA

INVITADOS

  • señor Marcelo Alberto Almada periodista
  • señor Sebastián Turtora periodista
  • señor Luis Gasulla periodista
  • AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 23/03/2017

- PLENARIO DE LAS COMISIONES DE AGRICULTURA Y GANADERÍA, DE ECONOMÍAS REGIONALES Y DE PRESUPUESTO Y HACIENDA. “SISTEMA INTEGRADO DE SEGUROS AGROPECUARIOS”. –SISA-

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los seis días del mes de abril de 2011, a la hora 12 y 19:
SRA. PRESIDENTA GIUDICI Damos comienzo a la reunión de la Comisión de Libertad de Expresión. Dado que esta reunión ha sido convocada para escuchar a los invitados, además del tratamiento de un expediente, si les parece bien, comenzamos con las exposiciones y luego, si reunimos el quórum necesario, damos inicio al tratamiento del tema que figura en el orden del día de hoy.

Están presentes los periodistas Marcelo Alberto Almada, Sebastián Turtora y Luis Gasulla. Les comento por qué hemos invitado a estas personas, a quienes agradezco su presencia. En la Comisión de Libertad de Expresión se reciben denuncias, que cada vez son más frecuentes, por lo menos desde que yo presido esta comisión desde el año 2006, relacionadas con restricciones a la libertad de expresión o amenazas en contra de ella en distintos medios y en distintos puntos del país.

En cuanto a la mecánica de trabajo de esta reunión, primero les voy a dar la palabra a ellos y luego abriremos el debate a los diputados que quieran formular su opinión o preguntas.

Los dos casos que tenemos hoy tienen que ver con el levantamiento de programas que estaban en la programación de distintos medios. En el caso de Luis Gasulla, el programa en la Radio Cooperativa, hecho del que hemos tomado contacto con su denuncia, formulamos un proyecto y procedimos a invitarlo a la comisión.

En el caso del señor Almada, del Canal 5 de Posadas, también tomamos conocimiento en la Comisión de Libertad de Expresión por el monitoreo que hace FOPEA; inmediatamente presentamos el proyecto -el viernes pasado- y procedimos a invitarlo a la comisión.

Tiene la palabra el señor Gasulla.

SR. GASULLA Buenas tardes a todos.

Les cuento brevemente quiénes somos y qué hacíamos. Nosotros tuvimos un programa en Radio Cooperativa hasta el 9 de marzo de este año; estuvimos trece meses en el aire en Radio Cooperativa con un programa que se llamaba "Ahora es nuestra la ciudad", programa que salió al aire en distintas radios en los últimos siete años, desde el 2002. De hecho, a muchos de los que están acá presentes los invitamos varias veces, tal es el caso de los diputados Gullo, Bullrich, etcétera.

El programa que hacíamos no era de oposición sino de debates y entrevistas, en el que estaban representadas todas las voces. Eso era lo que gustaba en la radio, porque era y es una radio asociada con el oficialismo. De hecho, tiene una gran cantidad de programas que simpatizan con las ideas del gobierno, del oficialismo.

La realidad del país y la realidad de la radio hicieron que en ella se fueran cercenando ciertos espacios de libertad. Esto comienza el año pasado, luego del asesinato de Mariano Ferreyra, tema que en la radio querían que no se tocara y que si se hacía no se lo vinculase de ninguna manera con el ex presidente Néstor Kirchner ni con los amigos de Moyano. La radio, según propias palabras de su director, Adrián Amodio, está financiada por las mutuales y los sindicatos amigos de Hugo Moyano.

Respecto de los temas que no se podían tocar, nosotros no hicimos caso y seguimos entrevistando a quienes nos parecía que eran noticia y que eran importantes, desde referentes de la Izquierda Unida, del Partido Obrero -que según el director de la radio no representan a nadie y no tienen por qué salir al aire- hasta los dirigentes del Frente para la Victoria o cualquier otro partido.



Llegamos así al mes de enero, momento en el que se nos vencía el contrato. Realmente pensábamos que no íbamos a seguir en el aire porque veíamos, y nos habían advertido, que era un año electoral y que era un año para hacer caja. En este sentido, tenemos que aclarar que nosotros pagábamos el espacio y que no nos paga nadie por decir lo que pensamos; eso estuvo en claro desde que la persona responsable escucha el demo en febrero de 2010. El señor Pablo Caruso, a mitad de 2010, es expulsado de un día para el otro en desacuerdo con lo que fue de público conocimiento en Radio Cooperativa, porque se tiró abajo una antena y cambió de dial de un día para el otro, de la 740 a la 770, donde estaba otra radio, si no me equivoco AM Amplitud.



Caruso se va y directamente Adrián Amodio toma las riendas de la línea editorial de la radio.

Hay muchas historias que se cuentan en relación con Amodio. Según él, es kirchnerista o es cercano al gobierno, obviamente por conveniencia. Antes fue duhaldista, y busquen con quién estuvo en los años 70.

En enero de 2011 pensábamos que no íbamos a seguir al aire, nos piden por favor que sigamos y nos dan una hora y media más porque el programa gustaba. De hecho, el programa tenía gran cantidad de oyentes y los había de todo tipo, desde aquellos que nos insultaban por ser críticos con algunas cosas o por sacar a personajes que no deberían estar -porque esa es la concepción que a veces se tiene de lo que debería ser el periodismo, lamentablemente-, hasta otros que veían que éramos realmente plurales y que no nos bancaba nadie.

A fines de febrero, de un día para el otro, nos informan que había una oferta de ocho a diez veces mayor del valor que nosotros pagábamos el espacio. Yo le digo al director de la radio que nos dé una semana para intentar obtener o conseguir ese dinero. Él dice que no, que ya estaba arreglado, y que además había que tener alguien que te banque, un padrino político.

Nosotros no tenemos padrino político de nada, no nos banca nadie, como pasa con otros programas. Luego de esa charla me entero de que cada programa tenía la voz de algún dirigente o de alguien. Por ejemplo, los chicos que vienen después -que comenzaron en febrero- son los chicos de La Cámpora. El director de la radio, a su vez, en el primer programa que comienza a mediados de febrero de los chicos de La Cámpora dice al aire que ellos iban a ocupar nuestro espacio.

En ese momento los oyentes nos llamaban y nos pedían por favor que dijésemos al aire a qué radio íbamos a ir. Lo que quiero decir es que nuestra salida ya estaba arreglada, ya estaba cocinada.

¿Qué pasó? Luego de la charla con el director de la radio, al lunes siguiente, nos dice que en marzo nos quedemos y que teníamos un tiempo para conseguir otro espacio en otra radio, dado que cuando comienza el año es difícil encontrar de un día para el otro un espacio en otro medio de comunicación.

El lunes arrancamos haciendo una editorial antes de hacer dos entrevistas -creo que salieron "Tati" Almeida y Daniel Muchnik-, preguntándonos qué era la censura. Por ejemplo, si a vos te suben el precio de algo que comprás en diez veces y a los que también le suben -o se lo incrementan al doble- les dan dinero por otro lado, como ser por pauta oficial. Nosotros tramitamos la pauta oficial desde hace un año y, según el director de la radio, jamás nos la iban a dar porque Mariotto tiene un expediente nuestro. Eso no lo sé. La verdad es que me considero un "4 de copas"; si hay un expediente, estamos en problemas. En fin, nos preguntábamos eso. El director de la radio inmediatamente dice que nos teníamos que rectificar de eso, que nadie nos había censurado, que las cosas eran así, que esto es un negocio y que el negocio en 2011 era éste.

De todas maneras, no fuimos los únicos porque levantaron dos programas. El programa deportivo llamado "Deportivo Fútbol Show", de Sergio Castillo, directamente fue levantado de un día para el otro y en su lugar empezaron a pasar música. Ellos no pudieron volver a ingresar porque habían hablado del periodismo durante la dictadura y habían mencionado en el informe a Aldo Proietto, quien en febrero comenzó a tener un programa en Radio Cooperativa.

Sergio Castillo -si quieren llámenlo y averigüen-, tuvo una conversación con el director de la radio. Éste le dijo que el periodismo deportivo en la radio era comentar los goles, los partidos y no hablar de estos temas que pueden molestar arriba, y que la línea editorial de la radio la maneja La Cámpora. De hecho, ellos después empezaron a tener un programa deportivo.

Luego de esta editorial me pidió que me rectifique o si no íbamos a arreglar esto de otra manera, y ese día directamente no nos dejaron ingresar al estudio, ni siquiera al edificio.

Nosotros somos diez personas que integramos el programa. Hay chicos que estudian comunicación social, hay un humorista, hay de todo. Hay integrantes del programa que simpatizan -y mucho- con el gobierno; también hay otros que tienen otra línea de pensamiento.

Yo creo de verdad en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, pero si estas personas son las que dicen defender esa ley y esto es el pluralismo en la Argentina, estamos mal. Muchas gracias.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor Sebastián Turtora, de Radio Cooperativa.

SR. TURTORA Antes que nada, quiero agradecer esta oportunidad que tenemos de expresar que éste no es el único caso. Me imagino que debe haber muchísimos casos silenciosos de estos modos de censura, y me parece que es un desafío analizarlos en un contexto democrático. Pero digo que existen, aunque nosotros llamemos censura a cosas más terribles en relación con lo que ocurría en otras épocas. En el actual contexto esta es la manera en que se censuran contenidos. Además, cada charla que teníamos con el dueño de esta radio, más allá de que no hacíamos caso, afectaba nuestra labor periodística. La presión permanente realmente nos afectaba a nosotros y a nuestra labor. No es menor analizar estos casos.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI ¿Algún diputado quiere formular alguna pregunta?

SR. BARBIERI De acuerdo con la información que tenemos de Radio Cooperativa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuando ustedes hacen referencia a un dueño, ¿me pueden explicar cómo es el concepto de administración de la radio, de quién es y por qué es cooperativa si tiene un dueño?

SR. GASULLA La radio originalmente, como su nombre lo dice, es una radio cooperativa. Hay distintas mutuales y está el centro de cooperación -situado en la Avenida Corrientes-, que tiene un programa y de allí se financiará.

Adrián Amodio es el titular que la crea en el año 2002; en ese momento la radio era muy cercana a Duhalde. De hecho, levantaban programas. Uno de los columnistas de nuestro programa es muy kirchnerista y recuerdo que decía: "No te extrañes, Adrián, es así; en el año 2002 a mí me levantan un programa con Claudio Orellano por ser kirchnerista". Luego se acerca al gobierno, y en este momento está peleando por tener la licencia oficial.

Yo tengo algunas charlas grabadas con Amodio y en internet hay información que ustedes pueden conseguir. ¿Quién es el dueño? Él decía que era el dueño. ¿Cuántas personas trabajan en la radio? Trabajan tres operadores, el sobrino de Amodio -que es Martín Cigna, conductor de un programa-, Amodio y Fernando Candeias, que ocupó el lugar de Pablo Caruso.

SR. QUIROGA ¿Ustedes firmaron un contrato?

SR. GASULLO Sí, acá lo tienen.

SR. QUIROGA ¿Y cuál es la autoridad de la contraparte del contrato?

SR. GASULLO Amodio.

SR. QUIROGA Está bien, pero Amodio es la cooperativa...

SR. GASULLO Entre Adrián Carlos Amodio, D.N.I. Nº 7.800.953, con domicilio legal en Cerrito 242 -que es la radio-, la emisora, Radio Cooperativa...

SR. QUIROGA ¿Tenía vencimiento ese contrato?

SR. GASULLO El contrato tenía vencimiento el 31 de enero y luego, como lo especifica claramente, se hacía mensualmente, ¿por qué? Porque en enero y febrero -hoy saco esta conclusión- es muy difícil tener programas que te paguen.

En ese momento necesitaban que estemos al aire. Luego, con la plata que debe entrar por otros lados y para no tener problemas con los de arriba -como él mismo lo decía- no tenía necesidad de que estuviésemos al aire.

SR. QUIROGA Quiero hacer una pregunta y una reflexión. ¿Se ha incumplido alguna pauta contractual?

SR. GASULLA El contrato mismo rompe con toda la ley de medios y de libertad de expresión.

SR. QUIROGA ¿Fue firmado por ustedes el contrato?

SR. GASULLA En el último mes no estábamos con contrato ya que firmábamos contratos totalmente vencidos. Este contrato del 31 de enero creo que lo firmé el 28.

SR. QUIROGA ¿Hay algún incumplimiento contractual, independientemente del resto de las valoraciones? Pregunto esto porque cuando hay rompimiento de un contrato en un aspecto -que se supone se hace para ser honrados-, también es una herramienta para utilizar. Entonces, ¿hay incumplimiento contractual? Porque los contratos tienen principio y fin.

SR. GASULLA O sea que si el contrato avala o genera una situación de censura y nosotros lo firmamos, no podemos reclamar nada.

SR. QUIROGA Eso es un problema de ustedes, porque están aceptando la censura premeditadamente.

Lo que yo estoy preguntando es si hay incumplimientos contractuales. Un contrato es un acuerdo de partes; es decir, la coincidencia o la concurrencia de dos partes para celebrar un acuerdo por el cual se van a regir en el marco de una relación de carácter comercial, que en este caso tiene como objetivo un programa periodístico.

SR. GASULLA Le pregunto: ¿no le parece raro que no nos hayamos podido ni despedir de los oyentes y que no nos dejaron entrar a la radio y nos sacaron con un matón?

SR. QUIROGA Eso es otra cosa. La pregunta ya se la formulé.

En cuanto a la reflexión que quería hacer, me produce escalofríos cuando se mencionan cosas como "nosotros no somos opositores o no somos oficialistas". Yo concibo que en una República, los medios de difusión y de opinión tienen la honestidad intelectual y la convicción ideológica para que todo el mundo tenga la posibilidad de expresarse. Si empezamos con la dinámica perversa de "no soy oficialista o soy oposición", este concepto sagrado que uno tiene del ejercicio de la profesión periodística no existe.

Por ello creo que verdaderamente no es una virtud una posición ni la otra. La única virtud es la coherencia con las propias convicciones que uno pretende comunicar y que son producto de un montón de motivaciones.

Lo que en principio no me queda claro es si hay incumplimiento contractual.

SR. GASULLA No. Hecha la ley, hecha la trampa.

SR. TURTORA Si nos quedamos con ese razonamiento tan concreto y frío no se puede avanzar en un análisis más profundo de lo que significa la censura o la presión psicológica.

SR. QUIROGA Para avanzar en cuestiones profundas hay que avanzar sobre los hechos concretos.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Señora presidenta: en primer lugar, quiero expresar mi solidaridad con los periodistas y con el programa "Ahora es nuestra la ciudad", cosa que ya hice a través de un proyecto de declaración.

En segundo lugar, quiero plantear que existe una indudable violación del derecho fundamental de libertad de expresión en esta forma de levantar un programa.

Esto ya lo hemos visto en infinidad de oportunidades en esta comisión; hemos recibido, en todo momento, planteos de este tipo y hemos expresado nuestro repudio a aquellos que, escudándose en una medida aparentemente comercial, impiden que haya voces distintas por cuestiones ideológicas o políticas.

En el caso de Radio Cooperativa es clara la descripción que están haciendo los periodistas. Había directivas de tener una determinada mirada, y con aquellos que no tuvieron esa visión se terminó haciendo algo que es absolutamente ilegal, como es cobrarles a quienes están acá denunciando este atropello un producto ocho o diez veces más que lo que cobran al que tiene la franja horaria anterior o posterior.

Por eso, como Comisión de Libertad de Expresión, creo que tenemos que expresarnos y llamar a los directivos de Radio Cooperativa para que concurran a exponer el caso, y tomen nota de que esta comisión tiene una política concreta que es la que hemos implementado en otras oportunidades; es decir, llamar a los directivos para que vengan a expresar por qué han tenido esta actitud discriminatoria de cercenamiento de la libertad de expresión con el programa "Ahora es nuestra la ciudad".

En cuanto a los temas comerciales nos gustaría saber cuál es el precio que cobran a otros programas, porque si yo a todos los programas les cobro una tarifa de dos mil o tres mil pesos y a uno en particular le cobro quince mil, lo que le estoy diciendo con eso es "a vos no te quiero tener acá".

Existe un caso conocido donde la Justicia actuó; me refiero al caso de la oficina que alquilaba la Embajada de Israel en un edificio. Luego del atentado que destruyó la embajada en la calle Arroyo, los dueños de la oficina, por miedo y con discriminación, quisieron cobrar a la Embajada de Israel, por el alquiler de ese piso, diez veces más de lo que valía. Ante esto, la embajada fue al INADI y a la Justicia, y ésta le dio la razón a la embajada planteando que por medio de un contrato abusivo había intento de discriminación.

El caso que estamos tratando es similar al que conté. Si en la radio un espacio vale dos mil y yo le cobro a un determinado programa diez veces más, lo que estoy haciendo es impidiendo que ese programa pueda estar en esa radio.

Todos sabemos que hay radios que venden espacios y uno puede averiguar cuál es el monto de dinero que cobran aquellos que venden los espacios en una determinada franja.

Me parece que los periodistas tendrían que hacer una denuncia en el INADI, ya que se trata de una discriminación, y también hay que presentar un recurso de amparo frente a una situación de evidente discriminación contractual.

Desde la comisión tenemos que llamar a los directivos de Radio Cooperativa para que informen por qué realizaron esta discriminación a un programa que tenía una mirada -no sé si distinta o no, tampoco me importa- que las autoridades analizaron evidentemente como distinta o diferente.

Esto es producto de varios años en los que se ha planteado una lógica en nuestra prensa en la que se separan medios oficialistas de medios opositores.

La Argentina nunca tuvo esa tradición. Hay países que sí tienen esta tradición donde los medios de comunicación, antes de una elección, deciden por un candidato. Es el caso de los medios en Estados Unidos -la diputada Quiroz me dice que también de los medios de Uruguay- que deciden apoyar a Obama o a McCain.

En el caso de Argentina esto fue diferente. A partir de los últimos años ha habido una clara construcción de este tipo de ideas en el sentido de que los medios tienen que verticalizarse con un determinado concepto.

Así es como lo vemos, y tenemos la misma apreciación respecto de las pautas publicitarias, el canal oficial, etcétera.

Quiero plantear estas medidas para que la cuestión se resuelva antes de pasar al segundo tema. Solicito la convocatoria del director de Radio Cooperativa y el acompañamiento al programa -si ellos están de acuerdo- en una denuncia ante el INADI. Asimismo, la realización de una presentación judicial por discriminación y abuso contractual, porque existen antecedentes claros, como el que mencioné anteriormente vinculado con la Embajada de Israel.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Quiroz.

SRA. QUIROZ Señora presidenta: la señora diputada Bullrich realizó un desarrollo muy preciso. Voy a avalar absolutamente el proyecto, así como las medidas propuestas, para que efectivicemos nuestra responsabilidad en relación con los periodistas, trabajadores, la radio; en definitiva, a los medios que sean.

Nosotros no tenemos la atribución de calificar de oficialistas o no oficialistas ni de opositores o no opositores. No es nuestra esa atribución para calificar. Sin embargo, cuando vemos claros hechos de persecución, intimidación o discriminación, tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad, sea quién fuere el perseguido, el afectado o la víctima. Esto por un lado.

Por otro lado, más allá de la lectura gruesa o fina de la letra del contrato, quiero decir que en términos generales es muy difícil que se plantee de manera precisa y literalmente perfecta la irregularidad, la violación o la superposición de elementos que hacen confuso un contrato. El que hace este tipo de cosas no deja la firma puesta.

Entonces, más allá de que los periodistas hayan leído gruesa o finamente el contrato, me parece que esta es una cuestión absolutamente secundaria en relación con la prioridad que tiene la denuncia que ellos están realizando. Quiero recalcar que ni la firma ni la pista del que comete irregularidades vamos a encontrarlas en un papel.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Gullo.

SR. GULLO Señora presidenta: quisiera hacer una reflexión. Una cosa es que invitemos a los compañeros periodistas y ellos manifiesten lo que escuchamos, y otra que la Comisión de Libertad de Expresión tenga un espacio tan amplio como para constituirse en un tribunal de alzada.

Estamos nombrando a una radio privada, que además es una radio cooperativa, y me imagino que deben tener una estructura de funcionamiento y de decisión que no tiene que pasar por un banquillo puesto por esta comisión. Pido que reflexionemos en este sentido.

Me parece muy importante la invitación cursada a los compañeros periodistas, porque la cuestión constituye un tema a trabajar. De todos modos, hay algunos aspectos que hacen a situaciones políticas delicadas.

SRA. BULLRICH ¿"Políticas"?

SR. GULLO Sí.

SRA. BULLRICH Quería saber si había escuchado bien...

SR. GULLO El asesinato de Ferreyra fue unánimemente repudiado por parte de nosotros, está actuando la Justicia, hay gremialistas presos...

SRA. BULLRICH ¿Y por eso ellos no pueden invitar a quien quieran?

SR. GULLO En relación con el tema de la libertad de expresión o discriminación, tenemos que sopesar como eje el asesinato de Mariano Ferreyra.

Si hubiese habido, además de lo que han descripto, una persecución de un discurso donde se incumple un contrato, la cosa sería más conversable, razonable y habría más elementos.

Propongo que nuestros invitados analicen de qué manera podemos trabajar esta experiencia, en función de evitar estas situaciones -si efectivamente existen a lo largo y ancho del país-, pues significan cercenar, discriminar, etcétera.

En relación con la propuesta de la señora diputada Bullrich quiero señalar que no tenemos quórum, pero estamos aquí sentados escuchando. Por eso digo que busquemos un mecanismo para que estas cuestiones puedan ser reflexionadas en el tiempo, con el medio y la forma que correspondan.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Barrandeguy.

SR. BARRANDEGUY Señora presidenta: me parece que empezando el calendario parlamentario del año en curso no estaría mal que esta comisión reflexionara acerca de sus funciones explícitas o implícitas, y su competencia. Y si fuera el caso, podríamos ir dejando la idea -producto de un debate, como debemos tener, sin concesiones- de confeccionar lo que podría llegar a ser un manual de actuaciones ante esta comisión, el cual debería ser aprobado por la Cámara.

Entre tanto, quiero manifestar que observo -y esto contiene una involuntaria desviación autoritaria, como ocurría en los siglos XII o XIII- un procedimiento de base inquisitorio. ¿Cuál es la naturaleza del procedimiento inquisitivo? ¿Será por ventura que el juez de instrucción dicte sentencia? La naturaleza es que se asume a la denuncia como expresión de la verdad revelada. Esto claramente es una concesión a un sistema de pensamiento antigarantista y absolutamente autoritario.

Considero que lo que deberíamos hacer en estos casos -en el supuesto de que acordemos que le incumbe como función a la comisión, dentro de una competencia que también habría que delimitar- es instruir este tipo de denuncias en nuestra comisión y mínimamente citar a la persona denunciada. No tengo dudas de que la situación debe ser como el señor periodista aquí la ha enunciado, pero tampoco sería responsable aceptarlo como la verdad revelada.

Hay un canon de derechos y principios que emergen del corazón de la Constitución que nos lleva a que cualquier persona, en cualquier lugar donde pudiera ser sancionada, sea previamente escuchada.

Desde este punto de vista, si cada una de estas denuncias ameritara que la comisión endilgue responsabilidades sobre el hecho, no lo podríamos hacer sin escuchar antes a la persona denunciada, por más que pudiera impresionarnos mucho y lo repudiáramos, como por ejemplo, el caso de un explosivo en la casa de un periodista.

Entonces, en cualquiera de estas denuncias -con mayor certeza y seriedad, o incluso menor, todas igualmente valoradas-, no tengo ningún inconveniente en escuchar a la persona denunciada. Lo que me parece es que deberíamos contener, de aquí y para siempre, ese furor por sumarnos al impulso de oficio que motoriza la denuncia y realizar condenaciones previas a cualquier tipo de acreditación, porque verdaderamente es mucho más lo que vamos a romper que lo que vamos a defender.

Entonces, con esas aclaraciones y con la mejor buena voluntad para encontrar puntos de acuerdo que nos lleven a tener defensas eficaces, inscriptas dentro del canon constitucional de cada una de las denuncias que se pudieran aquí plantear, dejo formulada mi oposición -dentro de la exigencia que el quórum plantea- a que se haga lugar a la propuesta de la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH ¿Estaría de acuerdo con invitar a los funcionarios de Radio Cooperativa?

SR. BARRANDEGUY Yo estoy de acuerdo con invitar a cualquier denunciante, pero en lo que no estoy de acuerdo es en pedirle explicaciones sobre lo que ha hecho. Sí le plantearía que hemos recibido una denuncia y que nos gustaría escuchar qué le parece.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Señor diputado: no entendí bien si usted estaba cuestionando a la Presidencia de la comisión.

SR. BARRANDEGUY No, de ningún modo; al contrario.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Quisiera que quede claro: aquí no hay ninguna práctica autoritaria. Esta comisión funciona de esta manera desde el año 2006, cuando yo asumí por primera vez la Presidencia, y como viene funcionando desde hace tiempo. Lo que sucede es que quizás en los últimos años esta comisión no tuvo un protagonismo tan importante como ahora, ya que las denuncias de libertad de expresión no eran lo frecuentes y graves como las que han aparecido en esta última etapa.

Por otra parte, quería decirle que se obra así porque esta comisión tiene competencia para recibir las denuncias y, de hecho, a nuestra casilla de la comisión...

SR. BARRANDEGUY ¿De dónde surge la competencia de la comisión?

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Del mismo reglamento de la Cámara.

SR. BARRANDEGUY Yo no la he encontrado, pero este no es el momento de debatir eso.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Esta comisión está abocada a tratar los temas que puedan restringir o amenazar la libertad de expresión y para eso hay un trámite parlamentario. Este trámite parlamentario está empezado porque, en mi caso, presenté un proyecto por el tema de Radio Cooperativa -creo que la diputada Bullrich también presentó el suyo-, y entre nosotros tenemos que debatir si consideramos que la Cámara debe pronunciarse en un sentido o en otro, si consideramos que hay censura o si consideramos que no la hay.

Primero quiero aclarar este contexto: hay un trámite iniciado, que surge de la denuncia que han formulado los periodistas que hoy concurren a la comisión y que acaban de hacer nuevamente.

Hechas estas aclaraciones, debo decir que nosotros siempre hemos tenido el mismo criterio: hemos invitado a una parte y luego hemos invitado a la otra. Les recuerdo que esto ya ha sucedido el año pasado. Quizás con alguna malicia he visto que algunas noticias periodísticas relacionadas con los últimos acontecimientos de la semana pasada decían que nosotros en la comisión trabajábamos con un doble estándar. Todo lo contrario: hemos invitado siempre al que denuncia y al que tenía posibilidad de venir.

Esto es muy importante decirlo, porque la verdad es que el oficialismo no se maneja de la misma en la Cámara. En estos casos yo les puedo demostrar claramente cómo hay discriminación también en los temas que se envían a la Comisión de Libertad de Expresión y los que no se envían, y se ponen a pasear por cuatro o cinco comisiones.

El caso de Radio Cooperativa, que tiene una denuncia formulada, aparece en la Comisión de Comunicaciones. En el caso del siguiente proyecto -que he presentado yo y que tengo aquí el giro asignado-, sólo hay tratamiento en la Comisión de Libertad de Expresión. En el caso de los bloqueos a los diarios, seguramente lo que va a volver a suceder cuando presentemos los proyectos por pedidos de informes sobre los bloqueos a "La voz del interior" y del diario "El Día" -que se han producido esta semana- es que vuelvan a girar por cuatro o cinco comisiones.

Entonces, el resultado del trámite parlamentario no depende de esta comisión; lo que sí depende de esta comisión es tratar todo lo que va llegando. En este caso, los dos denunciantes que están invitados hoy han formulado sus denuncias, las cuales también han sido tomadas, en el caso del periodista Marcelo Almada, por FOPEA. Usted sabe que nosotros, como Comisión de Libertad de Expresión, trabajamos relacionados con el monitoreo de libertad de expresión que hace FOPEA. Todas las denuncias que FOPEA formula terminan en proyectos presentados por diputados de esta comisión, los cuales también son tratados aquí.

Quiero dar mi parecer a los señores Gasulla y Turtora, porque me parece que aún no lo hice. En primer lugar, me parece muy grave la formulación que ellos hacían hace un rato respecto de que alguien les dijo en la radio que este año era para hacer caja. Creo que estas cuestiones no pueden quedar simplemente en que ellos las cuenten y nosotros las escuchemos. Con este tipo de cosas ustedes tienen los elementos necesarios para ir a la Justicia, si es que como decía recién el señor Gasulla lo tienen documentado o grabado. Es un tema que excede a esta comisión, pero es una sugerencia que les hago.

En segundo lugar, yo anoté que ustedes dijeron que Mariotto tenía un expediente, pero no entendí si respecto a ustedes, a su programa, a la producción o a la radio. Luego pueden aclarármelo.

También escuché que su programa no podía seguir y que el contrato estaba vencido. Por el debate que se produjo recién debo decir que ningún contrato puede contener una cláusula restrictiva. Si ustedes han firmado un contrato con una cláusula restrictiva respecto de la libertad de expresión, no es válido porque ningún contrato comercial entre partes puede limitar un derecho que surge de nuestra Constitución y de los tratados internacionales respecto de la protección de la libertad de expresión y de pensamiento.

Este contrato, firmado o no firmado, tampoco les puede imponer la obligación de no decir lo que ustedes quieren.

Después entendí que había como una especie de prórroga por la cual ustedes funcionaron durante dos meses sin contrato firmado. Eso también es una situación irregular y evidentemente habría que preguntar a la AFSCA si lo advirtió, si el resto de la programación de Radio Cooperativa funciona de la misma manera, y si hay alguna irregularidad en el tema de las contrataciones de las producciones privadas o de la cesión de espacios, porque según la nueva ley de medios esto está regulado de otra manera. Entonces, me parece que también ahí se está incumpliendo y que alguien no está mirando si se ajusta a la normativa y a lo estricto que tiene que ser eso. Esto sí se hace con algunos medios y no con otros. De modo que no entiendo la situación, y por eso vamos a pedir informes.

No sé realmente por qué no deberíamos seguir el tratamiento de esto si tiene proyecto. Como les decía, esta comisión no es la cabecera, pero como miembro de la Comisión de Comunicaciones e Informática voy a impulsarlo en esa comisión.

Por último, coincido con la posibilidad de invitar a los responsables de Radio Cooperativa, pero previamente voy a preguntar a la AFSCA quiénes son realmente, ya que no podemos formular una invitación cuando no sabemos con precisión quién es la contraparte. Digo esto en base a lo que dijeron los periodistas presentes de que no está claro quién es el dueño registrado de la emisora.

SR. GASULLA A propósito del otro programa que se levantó, tendrían que hablar con Sergio Castillo; sí tenía contrato y el programa se levantó de un día para el otro porque hicieron un informe sobre el periodismo deportivo durante la dictadura en el que mencionaron a Aldo Proietto, quien comenzó a tener un programa en Radio Cooperativa en febrero de este año.

Gabriel Levinas, un periodista con treinta o cuarenta años de trayectoria, se fue de la radio en buenos términos. Él no habla de censura, pero lo cierto es que al comenzar este año el director de la radio le dijo: "Gabriel, sacá el pié del acelerador, si no se te van a caer las pautas". A Levinas no le interesó seguir ni sacar el pié del acelerador.

Yo hablé esto con Levinas y él cree que no es censura. Son cosas a las que uno se va acostumbrando.

La verdad es que a mí estas cosas no me habían pasado en ninguna otra radio ni de la forma patoteril en que me pasó, con tantas advertencias y con temas que no se podían tocar.

En cuanto a lo que decía el diputado Gullo quiero decir que hoy es fácil hablar del asesinato de Mariano Ferreyra, pero en la semana posterior al asesinato Radio Cooperativa no quería que se tocara ese tema. Nosotros puntualmente sacamos a todos los protagonistas y la nota que molestó fue la que hicimos con Marcelo Ramal, que no podía salir en la radio, porque según dijo textualmente el director, no representaba a nadie y no podía tener problemas con los amigos de Moyano. Yo tengo esto grabado, pero pregúntenle a Amodio.

Esta situación me pareció grave, pero nosotros seguimos haciendo periodismo como hicimos siempre.

La aclaración de que no somos ni oficialistas ni opositores es porque en ese juego entramos todos; la sociedad en general ha entrado.

Tampoco digo ni denuncio que me levantó el programa Mariotto, Moyano, La Cámpora o quien sea. Cuento lo que nos sucedió en Radio Cooperativa y lo que nos dijo el director de la radio.

La radio puede decir lo que quiera, inventar o anticiparse a lo que puede llegara a sucederle. Esto es lo que nos pasó a nosotros, pero me gustaría que también conozcan lo que le pasó a la gente del programa deportivo que llevaba tres años al aire, no pagaban un peso y tenían contrato.

O sea que el tema económico es en realidad una excusa, porque no sólo está lo que uno paga por el espacio sino lo que uno recibe por el espacio. No es lo mismo nuestro caso -ya que nosotros no íbamos a tener jamás una publicidad oficial ni de ningún amigo o conocido del director de la radio-, que el de otros que pueden pagar lo que nosotros pagamos o más porque tienen el apoyo de una mutual, de un sindicato o de algún dirigente.

SR. QUIROGA Falta lo de la caja, que es una buena pregunta y coincido...

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Di Tullio.

SRA. DI TULLIO Señora presidenta: quiero referirme a dos cuestiones. La primera es que yo también estoy de acuerdo con citar a los directivos o al director, dueño o quien sea que haya firmado el contrato con los periodistas que hoy nos visitan en la Comisión de Libertad de Expresión, en el mismo sentido en que se expresó el señor diputado Barrandeguy.

Concuerdo, además, con la visión del señor diputado Quiroga. Me parece que hay algunos puntos que hay que ver en términos de cuestiones contractuales entre partes privadas. Sería muy bueno poder dilucidar eso, siempre y cuando no se trate de una exposición en carácter de acusado, porque no es facultad de esta comisión hacerlo así con el directivo de la radio.

Hay que tener mucho cuidado en ese sentido, o cuando usted dice, señora presidenta, que cita a las otras partes. Hay que tener mucho cuidado de qué forma se cita para que eso no se convierta en una especie de acusación avalada por esta comisión. Escuchar a ambas partes en un conflicto es posible, pero hacerlo en carácter de acusado me parece que tiene una mirada y una posición diferentes.

En segundo lugar, como sé que usted se refería a mí cuando habló hace dos minutos en términos de lo que libremente he expresado acerca de lo que es mi visión de su conducción como presidenta de esta comisión, quiero reafirmar lo que digo frente a usted y frente a todos en esta comisión.

Yo creo que usted tiene una conducción y una visión sesgadas en relación con la libertad de expresión en este Parlamento y, en especial, en esta comisión. Lo digo, lo sostengo y se lo he dicho. Además, lo he mencionado en varias oportunidades en que he tenido el gusto de estar frente a usted en esta comisión, aunque usted diga que no vengo. Es legítimo el juego de dar o no quórum en una comisión de la Cámara de Diputados de la Nación, y eso usted lo sabe bien.

En verdad, señora presidenta, a veces usted cree que alguna denuncia -que no sé si ha llegado a la comisión-, amerita hacer un show mediático; y si usted la promueve en otros casos, su visión es muy sesgada. Esto es así, incluso, en términos del tamaño de las salas en que se reúnen y de las personas invitadas.

Esta es mi visión personal, particular y política acerca de su conducción; es mi visión personal, particular y política de esta comisión. También lo es de su visión sesgada y de su actuación política en la conducción de esta comisión. Tengo derecho a decirlo, y otros periodistas tienen derecho a escribir lo que yo digo.

SRA. CONTI Pido la palabra.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Voy a contestar a la señora diputada Di Tullio.

SRA. CONTI Estoy pidiendo la palabra...

SRA. PRESIDENTA GIUDICI ¿Por qué? ¿Piensa decir lo mismo?

SRA. CONTI Voy a hablar de la competencia de la comisión.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Déjeme contestar a la diputada preopinante.

Yo creo que la formulación de la diputada Di Tullio sobre mi persona, sobre mi actuación política y personal, en todo caso es algo que se dirimirá en los carriles que corresponda. La verdad es que no la nombré antes. Yo hice una apreciación personal.

Señora diputada Di Tullio: usted está puntualizando sobre mi persona; no es el ámbito de esta comisión el apropiado para hacer esto. En todo caso, si yo considero que usted no tiene razón -como lo considero-, tendré los canales apropiados para contestarle. No me voy a enganchar en este juego que nos propone, porque no es sobre mí que se está discutiendo hoy. Se está debatiendo sobre dos casos de posible censura acerca de los cuales tenemos que escuchar, opinar, preguntar y actuar dentro de los carriles parlamentarios.

Entonces, si para el caso de Radio Cooperativa, que acaban de comentar los periodistas afectados, existe consenso en esta comisión a fin de que se invite a este ámbito a las autoridades de la radio -ya tenemos quórum para hacerlo-, yo no creo que sea ninguna invitación inquisidora ni acusatoria. Nadie lo está diciendo.

Nadie está diciendo esto y nadie está juzgando, ni tenemos competencia para hacerlo. Me parece que se podría invitar a los funcionarios de la radio y por eso aclaré que tenemos que ver en el acta quiénes son los propietarios. Eso ya debe estar resuelto, porque existe una regulación que exige claramente la especificación de quiénes son los propietarios de la radio.

Entonces, sugiero conectarnos con los propietarios, para invitarlos a una reunión de comisión. Ellos tendrán el derecho -como tiene todo el mundo- de asistir o no, o de contestar por escrito. Nadie está juzgando ni colocando ninguna valoración política en esta cuestión. Me parece que hasta aquí estamos en claro.

Hay que continuar con el tratamiento del proyecto, que está en la Comisión de Comunicaciones, e invitar a las autoridades de la radio, que tendrán la potestad de venir.

Tiene la palabra la señora diputada Conti.

SRA. CONTI Señora presidenta: estoy leyendo las competencias de esta comisión y no quiero desautorizar a nadie, ni siquiera a mis colegas de bloque, pero debo señalar que no es una comisión investigadora.

El texto dice así: "Compete a la Comisión de Libertad de Expresión asesorar y dictaminar en toda legislación o norma jurídica de cualquier orden que sea atinente a la libertad de expresión, de las ideas y creencias que garantiza la Constitución Nacional, tendiendo al respeto y la seguridad de quienes se manifiesten por cualquier medio, con arreglo a las disposiciones vigentes, tanto las resultantes de la Carta Magna, cuanto las contenidas en los tratados internacionales suscriptos por la República; expresadas en declaraciones y compromisos con organizaciones de derecho internacional o con países en particular, a las cuales adhiera la Nación".

Más allá de que ustedes quieran decidir, porque hay quórum, veo que la mayoría se ha expresado por hacer citaciones que yo no comparto. Ante una situación entre un trabajador de prensa que se siente censurado y una patronal, yo lo primero que haría sería repudiar las agresiones laborales. Eso me parece lo contundente de esta comisión.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Yo tengo el proyecto de repudio presentado, pero no lo giran aquí, señora diputada.

SRA. CONTI Si no lo giran, presentemos un dictamen y repudiemos y, si no, que quede constancia de que estamos haciendo el repudio público a Radio Cooperativa, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, porque se están afectando los derechos de los señores Luis Gasulla y Sebastián Turtora.

Todo lo demás me parece que abona la postura de la señora diputada Di Tullio en cuanto a que, cuando venimos a esta comisión, en general hay que escuchar más a la señora presidenta que a los invitados.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Si viniera más, escucharía más a todos, señora diputada.

SRA. CONTI No vengo porque usted me ha aburrido, señora presidenta.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Veo que las señoras diputadas Di Tullio y Conti tienen una enorme visión de mí.

- Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. CONTI ¡Usted tiene una visión sesgada! ¡Usted ha actuado en esta comisión como empleada de Clarín!

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Señora diputada Conti: ya le hice varias formulaciones y cuestiones de privilegio.

SRA. CONTI Entonces, continúe, presidenta.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Lo que vamos a hacer, señora diputada Conti, es poner todo esto en términos de la Justicia, porque las formulaciones que realiza la señora diputadas Di Tullio y usted son muy graves.

SRA. CONTI Vaya a la Justicia.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Por supuesto.

Vamos a continuar.

Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Señora presidenta: en primer lugar quiero decir que el levantamiento del programa no los involucra sólo en su carácter de trabajadores sino también de periodistas.

El estatuto del periodista garantiza que los trabajadores no pueden ser discriminados por su manera de pensar. Esa es una garantía que ya está establecida. En consecuencia, este no es un problema laboral porque los dejaron sin trabajo...



SRA. CONTI Gracias por la cátedra.

SRA. BULLRICH De nada. Me lo va a agradecer toda la vida.

SRA. CONTI Siempre contribuye a mi crecimiento intelectual.

SRA. BULLRICH No estamos planteando un problema laboral ni ellos han venido a plantear un problema de este tipo. Es posible que los periodistas puedan continuar con su programa en otro medio. Lo que estamos planteando es un problema de cercenamiento de la libertad de expresión.

SRA. CONTI Repudiemos en ese sentido.

SRA. BULLRICH Señora presidenta: que quede claro eso.

SRA. CONTI Acuerdo totalmente.

SRA. BULLRICH ¿Vio que aprendió de la cátedra?

SR. GULLO Quiero insistir en mi planteo. Creo que nos estamos excediendo y generando, desde lo que es o puede ser un tema laboral, una situación política que desborda los alcances de trabajo de esta comisión.

Insisto -con mucho respeto hacia los señores Gasulla y Turtora- que si el eje que ustedes nos plantean es que la radio quiere cercenar la libertad de expresión por el tema Ferreyra, yo les propongo que piensen junto a nosotros lo que ha significado para el gobierno nacional y para todos los que actuamos el repudio unánime contra el asesinato de Mariano Ferreyra.

Creo que se están victimizando y nos están poniendo en una situación complicada. Se trata de una investigación que nos excede porque es una radio privada...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. GULLO ¿Por qué no se callan? ¿Las chicas tienen que ir a cocinar?

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. GULLO Nosotros escuchamos con tranquilidad...

Varios señores diputaos hablan a la vez.
SRA. BULLRICH ¡No puede decir lo que está diciendo, señor diputado! Marcelo Ramal es del Partido Obrero.

SR. GULLO Estamos viviendo en una República en la que, honestamente, la Justicia no pone en libertad a un dirigente afectado por el asesinato de Mariano Ferreyra. Entonces, ustedes vienen acá y nos quieren convencer de que la supuesta radio o el director de la radio les dijo que estaban afectando a los amigos de Moyano y nos ponen en una situación extremadamente delicada. No sé si lo entienden.

Yo les pido, además, que reflexionemos juntos cómo ubicamos el problema que ha pasado con su programa y con Radio Cooperativa.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Vamos a continuar con el trámite parlamentario. El repudio está en la Comisión de Comunicaciones y pediremos que allí sea tratado. Como decía la diputada Conti, no tengo duda de que el oficialismo va a acompañar un pronunciamiento de la Cámara en relación con el repudio sobre las denuncias que aquí se formulan.

No obstante ello, vamos a...

SRA. BULLRICH La diputada Conti dijo que lo escribamos acá.

SRA. CONTI Yo quiero hacer, por lo menos, una declaración de preocupación.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI No sé por qué a determinados temas no les dan giro a esta comisión, pero no importa.

SRA. CONTI Hagamos lo reglamentario, ¿o no se pueden hacer expresiones?

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Vamos a bajar un poco de tono. Hemos tenido recién un momento de mucha tensión, en el que se acusó directamente a mi persona de actuar en determinados intereses; otro momento de tensión cuando se envía a la diputada "Tata" Quiroz a cocinar o a lavar los platos, entonces, bajemos un poco...

SR. GULLO Yo no la mandé a cocinar, dije si tenía que ir a cocinar, que es distinto.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Esta es una comisión de la Cámara de Diputados. Entonces, tratémonos con respeto porque la verdad es que las cosas que ustedes plantean son para intentar que esta comisión no funcione. Digámoslo sinceramente.

Pasamos al siguiente tema. El periodista Marcelo Alberto Almada...

SRA. DI TULLIO Perdón, pero no entendí qué vamos a hacer con la citación.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Vamos a hacer el repudio ahora y con respecto a la citación entiendo que como presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión puedo hacer dos cosas: primero, preguntar o mandar una esquela a Mariotto, sin valoración, sin ningún tipo de presión política -si eso le preocupa- para que él nos diga qué es lo que están haciendo o si hay alguna determinación sobre el contrato. Debemos tener algunas precisiones sobre cómo es. Si Mariotto está en el tema del programa de Gasulla, mejor. Se está haciendo alguna apreciación sobre el contrato que, por lo que yo entiendo, es irregular respecto de lo que establece la AFSCA, por lo que también creo que habría que hacerle un giro de las actuaciones.

SRA. DI TULLIO Con todo respeto le digo: usted ni siquiera vio el contrato.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Los periodistas dicen que Mariotto, y lo dijeron acá en una denuncia, tiene un expediente de ellos. Entonces, simplemente se trata de darle giro a la AFSCA para que nos conteste.

SR. GASULLA Yo no lo digo, lo dijo el director de la radio.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Vamos a firmar el repudio, que redactaremos ahora. Asimismo, invitaremos a Radio Cooperativa y si no quiere venir, no vendrá.

SR. GULLO ¿Por qué un repudio y no un pedido de informes?

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Mi repudio está en la Comisión de Comunicaciones, así que yo puedo esperar a que se trate allí.

SR. BARRANDEGUY Hay que esperar su proyecto.

SR. QUIROGA ¿Esta denuncia también fue formulada al sindicato de prensa? ¿Qué opina el sindicato de prensa respecto de esto? Porque se supone que tiene que denunciarlo si fuera necesario y apoyar a sus pares. Yo no sé si está colegiada o no la profesión, pero deben de tener alguna representación. ¿Qué hizo el sindicato de prensa?

SR. GASULLA FOPEA tiene el conocimiento de todo. De hecho se comunicaron con nosotros.

SRA. BULLRICH FOPEA no es el sindicato.

SRA. CONTI ¿Ustedes están afiliados?

SR. GASULLO Yo soy licenciado en comunicación social y trabajo en canal 7, un dato importante también.

SR. GULLO ¿Por qué es un dato importante?

SR. GASULLO Porque el común denominador de las personas dicen: "No jodas con esto, porque te vas a quedar sin trabajo". No seamos sínicos.

SR. GULLO ¿Canal 7 te dijo esto?

SR. GASULLO No, Canal 7 no me dijo nada. Canal 7 se está enterando en este momento de mi denuncia.

Yo tengo un trabajo en Canal 7 y un programa de radio donde ejerzo la profesión que estudié.

También escribí un libro por el cual me llamaron de varios medios ya que era un libro contra Clarín; no precisamente contra Clarín, estudiaba la relación de los grandes medios -Clarín y La Nación- durante las privatizaciones de Carlos Menem.

Respecto del tema de Radio Cooperativa, lo de Mariano Ferreyra fue el primer momento en el que empezamos a tener problemas con el director de la radio, diputado Gullo. Luego fueron varias cosas más, por ejemplo, hablar o llamar a alguien relacionado con alguna denuncia de alguna causa de Hugo Moyano, lo de Juan Cabandié...

SR. TURTORA ...por una pregunta que se le hizo.

SR. GASULLA Sí, a raíz de una pregunta, el director de la radio, dijo que Juan Cabandié había preguntado quiénes éramos nosotros.

Estas cosas se las tienen que preguntar al director de la radio, porque para mí es una ridiculez. Yo decía: "¿Tan importantes podemos llegar a ser por una simple pregunta?" Si esto es así estamos en problemas.

Yo tengo mi conclusión de qué es lo que pasa. Esta persona no quiere tener problemas arriba, no quiere que se le corten distintas cosas y quiere que se legalice su emisora que está totalmente ilegal y volteó a otra radio, momento en el cual varios de sus empleados se fueron, por ejemplo, el gerente de programación Pablo Caruso.

Después sería bueno que averigüen el tema de los otros dos programas.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Yo voy a usar el mismo argumento que usaron los diputados del Frente para la Victoria. Si no queremos acusar, inquirir o constituirnos en tribunal no lo hagamos con los denunciantes. Ellos están contando una situación y queda en cada uno de los bloques políticos actuar de acuerdo con lo que consideren.

Si les parece, vamos a continuar con el segundo invitado.

La semana pasada, por un informe de monitoreo de FOPEA, nos enteramos de una denuncia en Posadas del periodista Marcelo Alberto Almada que tenía un programa de debate y debía hacer su renovación de contrato, similar a las características del caso que hablamos recién. Es decir, se terminaba un contrato y se tenía que firmar otro para continuar en el próximo período. En esa instancia él formula una denuncia de censura o posibilidad de censura previa y por eso lo invitamos a la Comisión de Libertad de Expresión.

Hay que escuchar lo que plantea el periodista y después me gustaría que nos quedemos para el debate. Sobre todo lo digo por las diputadas Di Tullio y Conti, que tanto se preocupan por las cosas de la comisión.

SR. DI TULLIO Acá estoy señora presidenta, no me voy a ningún lado.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor Marcelo Alberto Almada.

SR. ALMADA Buenos días y muchas gracias por esta invitación. Voy a relatar brevemente el caso que me trajo hasta aquí.

Soy periodista, ejerzo mi profesión en la provincia de Misiones, tengo un programa de radio, un portal de noticias en internet, soy director de un diario, y además conduzco desde hace cuatro años un programa de televisión en la señal local de Cablevisión.

Cablevisión funciona en Buenos Aires, pero según me dijeron -no lo sé exactamente-, tiene casi doscientas señales en toda la Argentina. Posadas tenía dos operadoras de cable locales y hace más de una década Cablevisión las compró, se constituyó en la única operadora de cable en la capital de la provincia y brinda alrededor de setenta y cinco señales, a las que mucha gente -yo, entre ellos-, estamos abonados y miramos.

De esas señales tiene una de generación local, porque incluso la actual ley obliga a que así sea. Se trata de Canal 5, que tiene dos noticieros. El resto de los espacios son comercializados.

Desde hace cuatro años yo compro el espacio de los miércoles a la hora 22 y hago un programa que se llama "Debate sobre el Futuro". Se trata, como su nombre lo indica, de un programa de debate político y de actualidad en general, que a mi entender muestra la manera más pluralista y ecuánime que se pueda concebir como formato periodístico en los medios de la actualidad, ya que para hacer un debate sí o sí necesitamos por lo menos dos personas que piensen distinto sobre un mismo tema. La ecuanimidad se debe a que cada uno tiene tres minutos por ronda.

A modo de ilustración, en ese programa han debatido el actual gobernador de la provincia -Maurice Closs- con el ex gobernador Ramón Puerta. Han debatido durante dos horas, turnándose para hablar cada tres minutos. A partir de ese debate todos los ministros, diputados, intendentes, concejales, empresarios, gremialistas y representantes de distintas organizaciones sociales pasaron por el programa durante los cuatro años.

Todo lo que digo está documentado. Alguien decía por ahí que no quedan cosas escritas, pero en este caso realmente es llamativo porque ha quedado todo escrito. La nueva tecnología permite eso.

Al comenzar la relación precontractual para este quinto año, en una ciudad capital de provincia que es chica y donde nos conocemos, por mail me formulan la propuesta desde Cablevisión -como siempre lo hicimos- para saber si iba a seguir con el programa, a lo que contesto que sí; me formulan la invitación a que continúe en el mismo horario, a lo que contesto que sí; me dicen cuánto va a salir este año el programa -con la característica de que si sube el abono el programa va a subir-, a lo que también digo que sí.

En los cuatro años anteriores siempre he pagado por adelantado y esa es la modalidad de contrato. En este caso, de igual modo les digo que sí.

También me recuerdan un par de normativas de la AFSCA respecto de las cuales a partir de ahora hay que inscribirse como productor, a lo que digo que sí. De hecho, ya estoy inscripto. Así, me mandan el contrato por escrito y por mail, como todos los años.

Cuando abrimos el contrato vemos una cláusula que me llamó mucho la atención, que es la cláusula 20. Se las voy a leer porque es la que originó esta situación, y dice lo siguiente: "Obligaciones del productor..." -yo aquí funciono como productor y como conductor-. "El productor se abstendrá de verter en el programa toda manifestación, sea ésta verbal o de otro tipo, que afecte de cualquier manera la imagen o los derechos de Cablevisión y/o sus empresas vinculadas, controladas o controlantes, sus directivos, gerentes, personal jerárquico en general, dependientes y/o terceros.

"Asimismo, el productor velará para que esta obligación sea cumplida por sus dependientes, contratados y/o cualquier persona que aparezca en el programa.

"En el caso de que el productor incumpla la presente obligación, lo cual quedará a criterio exclusivo de Cablevisión, será absoluto y único responsable de los daños que ocasione, y el hecho dará derecho a Cablevisión a rescindir la vinculación sin que el productor tenga derecho a indemnización alguna.

"Cablevisión queda facultada a iniciar las acciones legales correspondientes en contra del productor y/o del responsable de la manifestación".

Este es el contrato que recibí este año, que incluía esta cláusula, el cual me negué a firmar. Todo lo que dije hasta ahora está documentado. De hecho, esa documentación está incluida en la denuncia que formulé ante la AFSCA.

Lo que no está documentado es lo que relataré a continuación. Llamé por teléfono y les dije: "Discúlpenme, pero qué pasa con esta cláusula que me mandaron; porque no corresponde". Me contestaron que eso viene así ahora y que es un formato de Buenos Aires.

Les dije que entendía a los representantes de Posadas respecto de que ellos no pueden modificar el texto, pero les pedí que hicieran saber en Buenos Aires que yo no podía firmar eso, porque de ese modo renunciaría a mi profesión. Es decir, no sólo me violenta moralmente y me cercena profesionalmente sino que me coloca en el papel de censor de mis invitados. Me hace acordar a la figura de la tijera en la época de la dictadura.

Me ubican en la posición de que cada vez que llega un invitado al programa le tenga que decir: "No hables de Cablevisión, de Clarín, de Papel Prensa..." y no sé de quiénes más porque se nombra a las empresas "vinculadas, controladas o controlantes" y sus dependientes, que no tengo ni idea quiénes son. De todos modos, aunque supiera quiénes son, no puedo firmar esto. Está muy mal que ellos lo ofrezcan, pero es peor que un periodista lo firme.

Me dijeron: "Mirá, fijate; lo voy a consultar." La respuesta a mi inquietud fue otro mail que decía: "Lamentablemente tenemos que informarte que dejamos sin efecto la propuesta del programa. Es una decisión que no pasa por mí, pero lamentablemente no podremos firmar ningún acuerdo por el momento. Te pido, mil disculpas". Lo firma el representante de Cablevisión en Posadas.

No podía creer esta situación. Insistí por teléfono varias veces y fui atendido una sola vez, en la que me ratificaron que la decisión ya se había tomado y que el programa quedaba fuera del aire. Pasaron unos días y envié una carta documento, asesorado por mi abogado, donde dijimos que aceptábamos la propuesta que nos habían realizado respecto del día del programa, la emisión, el precio, etcétera, pero que no aceptábamos la cláusula número 20.

Además, especificamos que me gustaría saber quiénes son las empresas vinculadas, controladas o controlantes, y el personal directivo y jerárquico, a efectos de analizar la dimensión de lo que nos estaban ofreciendo. Por supuesto, nunca recibí ninguna respuesta.

Esperé unos días más y todavía estoy esperando que la carta documento tenga algún tipo de contestación, pero esto no ocurrió. Mi programa empezaba el lunes 28, el último fin de semana largo, esperé hasta el sábado -porque el correo funciona también ese día-, llamamos al subgerente local y me dijo: "Mirá, Marcelo, las condiciones son iguales".

Durante todo ese tiempo, la audiencia -cuando hacés un programa de televisión te reconocen en la calle- me preguntaba qué pasaba que no estaba en el aire, que hay elecciones en menos de tres meses, y ese era el único programa de debate político. No sé si hubo muchos lugares donde se pudo lograr esa convivencia durante una hora, donde discutían todos los sectores políticos tres minutos; ha habido debates entre todos los candidatos a vicegobernador y entre todos los candidatos a diputados nacionales.

Realmente la gente preguntaba cuándo volvía el programa y yo les decía que no sabía. Llegado el sábado 26 me planteé hacer público que el programa no iba más y por ello publiqué una solicitada en tres diarios de Misiones, en el que soy director y en los otros de la competencia, en la cual doy a conocer esta situación.

En dicha solicitada digo lo que estamos haciendo ahora y manifiesto: "Esta grave censura de Cablevisión será informada en todos los foros, estrados y organismos que corresponda con el solo fin de salvaguardar mi derecho de ejercer la profesión de periodista libremente y sin censura de ninguna naturaleza y el consecuente derecho de la sociedad a informarse."

La verdad es que la situación tuvo muchísima repercusión. El día que salió esta solicitada también hubo una situación aquí, en Buenos Aires, por el tema del bloqueo a los diarios. Ese mismo domingo me llama la gente de FOPEA, me pide todos los antecedentes -que le alcanzo- y saca un pronunciamiento repudiándolos.

Cumplo con lo que han manifestado, voy a la AFSCA, entrego toda esta documentación y formulo denuncia pidiendo a la AFSCA que se pronuncie en el sentido de si esto está bien o no. Además, si está mal -como yo así lo creo-, le solicito que tome las medidas necesarias en su calidad de autoridad en la Argentina para que esto sea eliminado de mi contrato y de los contratos de todos los periodistas de la Argentina que tendrían situación similar, con producciones similares, quienes me han estado llamando desde distintos lugares del país y que no menciono porque no tengo la prueba ya que sólo estoy mencionando lo que tengo por escrito. Lo que sí digo es que recibí llamados de distintos lugares de la Argentina con este tipo de situaciones y contratos que estaban firmados; yo me negué a firmarlo.

Además, he sido invitado por la presidenta -con quien estuve ayer casi una hora- y también por la presidenta de la Comisión de Comunicaciones -también una hora-, en todos los casos haciendo esto: informando y entregando la documentación, y la verdad es que estoy esperando o aspirando a que haya un pronunciamiento que permita superar esta situación a futuro.

Es mi obligación decirles también -y además porque quiero contarlo- que a partir del revuelo que ha tenido esta situación, Cablevisión, desde Buenos Aires, me ha llamado cinco veces, me ha ofrecido que vuelva al programa, se han disculpado telefónicamente, me han reconocido que fue un error, y de hecho, me dijeron que el asesor legal que escribió esto ya no está en la empresa. Las personas que se reunieron conmigo fueron Sebastián Delgui, gerente de relaciones institucionales de Cablevisión, y ayer lo hizo el señor Ricardo Pipino -colega a quien he conocido en mis años de cronista parlamentario en esta Cámara antes de volver a mi provincia- en representación de Cablevisión y todo el grupo de cables del interior que tienen, con la idea de ofrecerme volver al programa en las condiciones de libertad con las que había trabajado siempre. Esto me lo mandaron por carta documento, que también recibí.

En todos los casos yo dije que aceptaba y que podíamos charlar cuando lo quisieran. Recibí dos cartas documento en las últimas horas. En la primera de ellas se rechazan por falsos, inexactos e improcedentes los términos de mis comunicaciones. Cablevisión emitió un comunicado de prensa hace una semana dando a conocer que mis aseveraciones eran falsas e improcedentes porque el contrato estaba vencido. Yo siempre he respondido que era cierto; venció el de 2010, el de 2009, todos estaban vencidos. Lo que estábamos haciendo era negociar por escrito el de este año.

En ese sentido, y para no hacerlo largo, leo la documentación que voy a dejar a disposición de la comisión. Dice así: "Por todo lo expuesto, mi mandante procedió oportunamente a disponer de los espacios por usted pretendidos. Finalmente, y amén de los términos precedentes, destaco que todos los canales de comunicación de la empresa se encontraban anteriormente, al igual que ahora, a vuestra disposición, por cualquier inquietud y/o contacto que vuestra parte desee entablar". Esto lo recibí el 29 de marzo.

Ayer recibo otra con fecha 1º de abril que dice lo siguiente: "Ampliando nuestro anterior envío, nos dirigimos a usted a los efectos de dejar formalmente expresada nuestra más amplia voluntad negocial y nuestra propuesta para la utilización del espacio para la emisión de vuestro programa "Debate sobre el futuro" en la localidad de Posadas, con el mismo espíritu de libertad con el que de hecho hemos transcurrido los años de relación que nos vincularan. Es así que, a vuestra solicitud, le haremos llegar nuestra propuesta contractual para su revisión".

Es decir que por carta documento me invitan a que vuelva al programa en las condiciones de libertad con las que trabajé siempre y que no incluyen esta cláusula.

Yo fui varios años cronista parlamentario y este ámbito es para mí muy familiar. Ayer, antes de reunirme con las diputadas, mi abogado y yo nos reunimos en el bar de la esquina con Ricardo Pipino y Sebastián Delgui. Mantuvimos una charla durante dos horas donde me reconocen que fue un error grave y me piden que tratemos de encauzar las cosas.

Me ofrecieron que recupere el programa sin la cláusula 20. Yo pedí que esa cláusula fuera eliminada en toda la Argentina y me dijeron, "Olvidate, ya está", a partir de ahora recuperemos la relación, que -debo decir- anteriormente era muy buena hasta que ocurrió esto. Yo hacía mi programa, no hablaba con nadie y nos daban el cheque.

Les dije que mi planteo era recuperar mi programa en condiciones de libertad, pero que no me sentiría muy bien si yo recuperaba mi programa pero había colegas de otras partes del país que tenían esta cláusula, y por eso quería el compromiso de la empresa de eliminarla. Ellos me dijeron nuevamente que la cláusula ya estaba eliminada, que fue un error.

Finalmente les dije que faltaba poner esto por escrito y que lo publicaran en los diarios de Misiones, que es mi ámbito. Ellos aceptaron y me dijeron que en las próximas 48 horas, en Misiones, va a aparecer una solicitada reconociendo que fue un error. De hecho ya me enviaron un borrador, porque les dije que después yo tenía que aceptar volver al programa.

¿Por qué todo esto? Porque yo recuperaría el programa con todo gusto si no hubiera mediado el comunicado de prensa de ellos que salió en los diarios de Misiones y también en algunos lugares de Buenos Aires. Entonces, les dije que tenían que corregir el contrato, porque yo tengo una trayectoria, y me sentía muy afectado por lo que habían puesto.

Concretamente el comunicado de prensa decía: "Frente a los dichos inexactos de Marcelo Almada, la compañía quiere aclarar los siguientes puntos. En primer lugar, rechazamos por falsos, inexactos e improcedentes los términos de la comunicación, porque no se ajustan a la realidad de los hechos...", se refieren a mi solicitada. "Nuestra relación contractual con el señor Almada feneció indefectiblemente el 31 de diciembre de 2010". Esto es cierto y nunca lo puse en discusión; estamos hablando de la negociación para este año. Continúa diciendo: "Actualmente no existe contrato vigente...", cosa que también es cierta. "Por lo tanto, es absurdo utilizar los términos de levantamiento y/o censura para un programa que no está presente en nuestra pantalla.

"Más inexacto aún al referirse a cláusulas y/o condiciones de un instrumento legal no suscrito", que no está suscrito porque yo me negué. Eso es lo que estoy planteando.

El texto continúa diciendo: "Durante cuatro años el programa 'Debate sobre el Futuro' estuvo en nuestra pantalla y nunca recibió comentario alguno...". Esto está en el comunicado. Ellos indican en su actuación que en los cuatro años anteriores fue así, excepto en un episodio que también he contado públicamente en noviembre del año pasado, en que el senador nacional misionero Eduardo Torres estuvo en el programa y criticó a Cablevisión y a Clarín. Ahí sí por primera vez en cuatro años me llaman por teléfono para reprocharme la nota. No fue una conversación muy prolongada. Simplemente, le dije a quien me llamó: "Perdoname, quedás mal vos llamándome; realmente ni siquiera tengo que atender lo que vos me decís. No me vuelvas a llamar por esta circunstancia porque, insisto, quedás mal vos; no corresponde que llames".

Ese es el único tema en el que realmente puedo decir algo. La verdad es que los años anteriores fueron impecables, hasta que pasa esto.

Hoy mi programa no está al aire. Yo tengo la propuesta de Cablevisión por escrito para que recupere el programa, donde figura monto de dinero que me quieren cobrar. Se los he aceptado, pero el programa no está al aire producto de esta situación.

En este momento, ellos se han comprometido a reparar públicamente en el ámbito de la actuación de mi provincia este comunicado, expresando que fue un error administrativo. Al menos lo que piensan ellos es que se trata de un error administrativo del área legal de la compañía y que la cláusula ha sido eliminada. También se comprometieron a expresar eso por escrito, a devolverme el programa en los términos en que lo veníamos haciendo siempre, y me invitan a volver.

Si eso realmente se cumple -me dijeron que a más tardar el día viernes va a estar publicada la solicitada en tres diarios de Misiones-, y si me mandan el contrato sin esa cláusula 20, quiero recuperar el programa. No obstante, les dije que voy a cumplir con todas las cosas que iba a hacer y que había anticipado en Misiones.

Dije en Misiones a la gente que si el programa sigue voy a hacer las denuncias en carácter de información para que los organismos se pronuncien en la AFSCA -ya están hechas- y ante el Congreso de la Nación. La semana pasada estuve hablando con los senadores; ahora lo hago con ustedes.

Si recupero el programa -y quiero hacerlo- debe ser en esas condiciones. Esto es lo que ha pasado y vengo a contarles, además de agradecerles su atención.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH señora presidenta: considero que el caso que describe el periodista Almada es absolutamente claro, donde una cláusula contractual viola un principio constitucional, como el que permite a los periodistas expresarse con la más amplia libertad, sin ningún tipo de censura previa ni posterior a sus dichos, palabras, ideas, invitados o desarrollo de un programa.

Evidentemente, una cláusula contractual que plantee si se puede o no hablar bien o mal de una determinada empresa o grupo empresarial, expresa una limitación concreta a esa libertad de expresión. Por lo tanto, como bien señala el periodista Almada, no solamente es importante que haya denunciado su caso, sino también analizar si en los contratos de Cablevisión existe algún periodista que haya firmado en esas condiciones. Si así fuese, la empresa deberá anular esa cláusula de todos los contratos vigentes.

Me parece que dicha cláusula debe ser nula de nulidad absoluta, porque va en contra de un principio constitucional. Creo que eso es lo que corresponde y lo que nosotros debemos plantear.

En el caso de quién lo ha denunciado y en el caso de la empresa Cablevisión, si existiesen contratos firmados sobre la base de esa cláusula, deben ser anulados totalmente. Considero que esto es lo que debemos plantear en esta comisión.

Para ello, debemos convocar a las autoridades de Cablevisión para exigirles que ningún contrato esté basado en estas restricciones que ha planteado el señor periodista, puesto que la situación denunciada es muy importante. Me parece muy bien la forma en que ha resuelto pedir la publicación de una solicitada en los medios de Misiones, para contrarrestar ese comunicado que ellos han emitido.

De esta manera, si convocamos a la empresa y le planteamos la necesidad imperiosa de anular cláusulas de estas características en todos los contratos, estaríamos avanzando realmente en nuestro cometido, que es garantizar a lo largo y ancho del país, en todos los medios de comunicación, la libertad de expresión y la posibilidad de los periodistas de trabajar en la cobertura que les dan la Constitución, las leyes vigentes y el estatuto del periodista.

Agradezco mucho al señor Almada que haya venido, que haya hecho toda esta recorrida y se haya negado a firmar ese contrato. Me parece una actitud bien importante y digna de un periodista, que es lo que necesitamos en la Argentina.

Espero que podamos transitar el camino que estoy describiendo -si la comisión lo acepta y a la presidenta le parece bien- para que podamos analizar la existencia o no de estas cláusulas contractuales, restrictivas de la libertad de expresión.

Nuevamente agradezco al señor Almada por haber concurrido a esta reunión.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Gullo.

SR. GULLO Señora presidenta: la exposición del periodista Almada es más que elocuente.

Quiero decir que ni bien se conoció la situación del Canal 5, en la provincia de Misiones, y la situación que sufría el periodista Almada con su programa "Debate sobre el Futuro", presenté un proyecto de resolución solicitando que las comisiones de Libertad de Expresión y de Comunicaciones e Informática repudiasen y explicitasen cuál ha sido el manejo de la cláusula número 20, que obviamente genera una situación muy particular y especial, de profundo debate de nuestra parte.

Incluso considero que esta comisión tendría que indagar sobre la cantidad de situaciones en las cuales se ha hecho firmar a los colegas este tipo de medidas.

Considero que tenemos que acompañar este repudio y obviamente ponernos a trabajar en función de lo que ha sido la descripción del periodista Almada, a quien le agradecemos mucho su postura seria y contundente. Además, evidenció una situación de avasallamiento por parte de un grupo que hace años insiste en querer acallar voces.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Quiroz.

SRA. QUIROZ Señora presidenta: me parece que ya están planteadas la mayoría de las cuestiones vinculadas con la situación.

Después de lo manifestado por la señora diputada Bullrich quiero expresar dos cuestiones. En primer lugar, quiero rescatar la conciencia y la responsabilidad solidaria y colectiva del periodista.

Cuando yo sufro algún daño, aunque me lo reparen, pero hay otro que sufre el mismo daño, también tengo que hacerme cargo de eso. Esa actitud me parece absolutamente rescatable.

Por otro lado, también está el hecho de reclamar a quien fue protagonista responsable de esa afectación, sea una irregularidad, sea una imposición, sea una violación, la cual quedó absolutamente plasmada y no se les escapó absolutamente nada en relación con la violación de garantías y derechos que le corresponden a otros. Poner eso en evidencia y exigir una reparación, haberlo hecho es haber logrado esa solicitada. Ello contribuye a que los caminos se corrijan y a que las cosas que no tienen que pasar no pasen nunca más.

SRA. ALMADA Una cosa nada más. Yo espero que lo hagan. Eso me dijeron. Felizmente fui a esa reunión con testigos...

SRA. BULLRICH Igualmente nosotros vamos a actuar independientemente de eso.

SR. ALMADA Sin duda. Yo les expliqué a ellos que me sentiría reparado si publican la solicitada en mi provincia. Si lo hacen, analizo de nuevo el contrato. Ellos se comprometieron a que el viernes, a más tardar, lo iban a hacer.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Di Tullio.

SRA. DI TULLIO Expreso mi solidaridad para con el periodista. Yo tengo una versión particular acerca del espíritu del Grupo Clarín y lo que éste considera como exigencias para sus trabajadores o periodistas, pero lo voy a dejar de lado.

Creo que la forma más prolija de poder expresarse desde esta comisión por su competencia -esta es una visión particular- es pedir al Poder Ejecutivo, o a quien corresponda del Poder Ejecutivo, que investigue acerca de este tipo de cláusulas en los diferentes contratos a lo largo y ancho del país. Resalto lo que dice la diputada Quiroz en el sentido del espíritu solidario del periodista que nos acaba de contar su mala experiencia con parte de una de las empresas de este grupo.

Tampoco me niego a que los directivos de Cablevisión vengan y expongan, con el mismo espíritu que me manifesté en el caso anterior, aunque este es un poco más claro, a todas luces.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Quiroga.

SR. QUIROGA Creo que es destacable la conducta del periodista Almada, quien además de haber hecho la valoración económica del contrato -de lo que también se trata porque son cuestiones empíricas que únicamente quien firma un contrato las evalúa-, conjuntamente ha ido de la mano del ejercicio responsable de su profesión.

Indudablemente, en la cuestión económica se pusieron de acuerdo, en la forma de pago también, pero había algo que era una piedra en el zapato que no le permitía ejercer dignamente su responsabilidad profesional. Creo que esto es destacable y valorable, más aún cuando lo ha hecho extensivo y con un criterio de solidaridad para que no le ocurra lo mismo a otro colega suyo.

Yo soy de los que creen que los contratos no se leen ni profundamente ni ligeramente; se leen bien, porque los contratos son la voluntad de las partes y uno se encuentra en libertad de firmarlo o no.

Creo que lo que debe ser motivo de preocupación de esta comisión es si hay alguna otra circunstancia de esta naturaleza, en la que evidentemente existe una cuestión clara que avasalla el derecho de la libertad de expresión, porque está dentro de las pautas de ese contrato: "señor, usted no puede entrevistar a quien se le dé la gana o si lo hace debe tener en cuenta que no puede expresarse en contra de esto y esto".

Esto es absolutamente claro, por lo tanto me parece que merece un repudio para esta circunstancia especial, y debe ser motivo de interés averiguar y hacer público que esta comisión está dispuesta a recibir denuncias de esta naturaleza, sea de ese grupo o de cualquier grupo, porque esta Argentina termina convirtiéndose en una suma de grupos. Si nosotros vamos a la esencia de las cosas no vamos a tener problemas.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Barbieri.

SR. BARBIERI Señora presidenta: para adherir a la nota de repudio. Felizmente esta acusación que hace el periodista o esta información que nos da pone un poco de equilibrio, luego de un análisis pormenorizado de las dos denuncias, y propone un poco de equilibrio con las respuestas dadas por la comisión ante las dos denuncias.

Lo que no quiero dejar pasar por alto son algunas cuestiones que se han dicho y que si bien se han hecho de manera personal quiero dejar en claro que estoy honrado de pertenecer a esta comisión con todos los miembros. Aquí hemos tenido la posibilidad de escuchar la pluralidad de voces y lo que permanentemente se ha dado que es una concreta afirmación a través de la libertad de expresión. El trabajo de la presidenta ha sido cuidadosamente llevado adelante, recopilando siempre todos los trabajos, citando sistemáticamente a todos los involucrados, trabajando sobre todos los proyectos de ley y creo, señora presidenta, que usted debe seguir trabajando en la misma dirección, por lo menos, es mi consideración personal al respecto.

La otra cuestión que he escuchado sistemáticamente y hasta el cansancio en esta dirección, y que me duele mucho, es el argumento de que es falaz -con toda la dimensión de la palabra-, provocador, cuando se dice "ustedes, los empleados de Clarín". Este argumento es sostenido en una tesis que me parece goebbelsiana porque repite muchas veces una mentira hasta construir una verdad.

Estamos hablando de Cablevisión, y en ese sentido les recuerdo que en el año 2007 el gobierno, a pesar de un informe de la Comisión Nacional de la Competencia, aprobó y convalidó la fusión de Multicanal y Cablevisión. Entonces, me pregunto por esta convalidación a pesar del informe en contra. Bueno habría que pensar en las tapas de Clarín del año 2007 para recordar cuál era el pensamiento genuino del matutino en esa época.

¿Qué pasó desde ese momento hasta ahora? No lo sé. ¿Hubo una pelea? No lo sé. ¿Hubo una intención del gobierno de compartir los monopolios para democratizar la información? Tampoco lo sé. Lo que si sé es que hubo un divorcio contradictorio entre el gobierno y el multimedio en defensa de los intereses de cada uno, que no representan los intereses del pueblo. La pelea personal no se debe canalizar por los poderes del Estado.

De todas maneras no me voy a detener en esto porque no quiero provocar ni tampoco detenerme mucho en este análisis. La verdadera pregunta que a veces me hago y encuentro respuesta recorriendo la historia es quiénes fueron los verdaderos socios de Clarín que ahora acusan con tanto conocimiento.

SRA. CONTI Señora presidenta: quisiera contestar e informar al diputado.

El monopolio no es sólo un monopolio mediático, señor diputado, como usted sabrá. Esto obviamente ha condicionado a muchos de los gobiernos democráticos en la Argentina. Por supuesto también fue connivente con la dictadura y el genocidio que ocurrió en la Argentina.

Usted también lo sabrá.

Entonces, es difícil para un gobierno pulsear con un monopolio de esa naturaleza. A comienzos del gobierno de Néstor Kirchner la situación del país, las crisis financiera, social, política y de toda índole impedían ir limpiando el panorama y rompiendo la concentración del poder real, cosa que estamos haciendo hasta ahora. Pero la ruptura -y lo digo porque a veces en los programas de televisión no tengo tiempo de decirlo- no se dio por las tapas del diario o por cómo el diario nos criticaba, sino que se dio porque la apetencia monopólica iba también por los "decos", por lo telefónico y por el triple-play. Se trataba de dinero, diputado. Y ahí es donde Kirchner puso el límite a la apetencia de aquellos que, para pena de la política, tienen a legisladores de esta Cámara por empleados, o que por lo menos actúan como sus voceros.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Gracias, señor diputado Barbieri.

La verdad es que voy a tomar la misma actitud de antes. No voy a contestar agravios personales porque lo que me interesa es que la comisión cumpla el día de hoy con el cometido de analizar las dos situaciones planteadas.

En el caso del periodista Almada, quiero decir públicamente lo que le dije ayer. Me parece que esta cláusula es improcedente y restrictiva. Es increíble que se pueda plantear tal cosa en un contrato en democracia. Creo que el alcance de esta cláusula puesta siquiera como borrador de un contrato es ofensiva para cualquier persona en la Argentina.

Por otra parte, al igual que mis compañeros de comisión, destaco la integridad que tuvo el periodista no sólo al denunciar esta situación a través de todos los medios de comunicación que pudo, sino también al formular la solicitud de que se revise el resto de los contratos para que se compruebe que esa cláusula no se haya firmado en algunos contratos al iniciar este año. Ello, porque se puede suponer que al comenzar este año con las contrataciones de la programación se haya intentado poner esta cláusula, que a mi modo de ver es absolutamente una herramienta de censura previa y que no debe estar en ningún contrato de ninguna naturaleza, ni de Cablevisión ni de ningún otro medio de comunicación.

En este momento no tenemos quórum, pero hay un proyecto que presenté el viernes y me gustaría que lo podamos firmar, que lo acompañemos. También hay otras dos iniciativas de otros diputados por los que se expresa repudio.

Creo que todos estamos de acuerdo con que esta cláusula no tiene que existir ni debe trasladarse a ninguno de los otros medios de comunicación. Si hay acuerdo del bloque del Frente para la Victoria, me gustaría que pasemos el dictamen a la firma. No sé quiénes son los autores de los otros dos proyectos. Hay uno de mi autoría y otro de un diputado de Misiones...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA GIUDICI Si hay asentimiento, propongo que las tres iniciativas pasen a asesores para que allí se pueda consensuar una propuesta y que luego pasemos el dictamen a la firma.

Asentimiento.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Quiero pedir al señor Almada que nos diga si el programa se va a volver a emitir, ya que nos ha dejado la respuesta en suspenso. No sabemos si finalmente se van a cumplir las apreciaciones que le hicieron para que el programa vuelva a salir al aire.

SR. ALMADA Con todo gusto se los diré. Es más, lo voy a anunciar en Misiones con avisos. Pero por supuesto, si ustedes me indican cómo, les haré llegar la noticia de si realmente se publica la solicitada, como realmente se comprometieron a hacerlo. Si el programa vuelve al aire, desde ya que va a ser un gusto tenerlos como invitados.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Seguramente, si las invitadas somos las señoras diputadas Di Tullio, Conti y quien habla será interesante.

SR. ALMADA Espero que esta situación contribuya a una mejor manera de ejercer el periodismo en la Argentina y que ustedes puedan plasmar de alguna manera la cuestión para que esto no le ocurra nunca más a ningún colega en ninguna modalidad de contrato. Les agradezco mucho.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Entonces, hacemos la síntesis de los proyectos, los pasamos a la firma, invitamos a las autoridades de Cablevisión para consultar sobre este punto y también para verificar que no exista esta cláusula en ninguno de los otros contratos que se hayan firmado, en los canales de generación propia o distintas programaciones.

SRA. DI TULLIO Yo había hecho la propuesta de que esta comisión pida al Poder Ejecutivo o a quien corresponda para que estas cláusulas constitucionales estén en algún espacio de canal de noticias o lo que fuere. Le formulo la pregunta, señora presidenta.

SRA. BULLRICH Yo no estoy de acuerdo.

SRA. DI TULLIO ¿Por qué?

SRA. BULLRICH No creo que el Poder Ejecutivo...

SRA. DI TULLIO ¿Lo vamos a hacer nosotros?

SRA. BULLRICH Sí.

SRA. DI TULLIO No tenemos capacidad para hacerlo.

SRA. BULLRICH Yo siento que tenemos capacidad, y no estoy de acuerdo...

SRA. DI TULLIO No quiera ir más allá, señora diputada.

SRA. BULLRICH No, no es que quiera ir más allá. Lo primero que me gustaría es que el justicialismo midiera con la misma vara todos los temas.

Señor Almada: ¿estuvo con la presidenta de la Nación?

SR. ALMADA No.

SRA. BULLRICH ¿Con qué presidenta?

SR. ALMADA Estuve con las presidentas de las comisiones de Libertad de Expresión y de Comunicaciones e Informática.

SRA. BULLRICH Me gustaría que el oficialismo midiera con la misma vara los dos casos que se expusieron aquí.

De ninguna manera se puede imponer un límite a un periodista en su mirada respecto de lo que pasó en el asesinato de Mariano Ferreyra. De ninguna manera se le puede prohibir la voz a un dirigente del Partido Obrero en la Argentina. Me parece absolutamente improcedente ese comentario.

Reitero que me gustaría que el oficialismo tuviera la misma mirada con el señor Almada, por estar involucrada una empresa del medio Clarín, y con la Radio Cooperativa. Por el contrario, creo que no ha tenido la misma mirada sino una actitud diferencial respecto de los dos problemas y me parece un tema complejo.

Entonces, si la empresa es enemiga del gobierno, se tiene una mirada en relación con qué se hace con esa empresa. En cambio, si la empresa no es tan enemiga del gobierno no se tiene la misma mirada.

Considero que esta es la síntesis de lo ocurrido en esta reunión, lo cual manifiesta una discriminación contra los periodistas de la Radio Cooperativa, dado que no se llevan la misma lectura que tuvieron con el periodista Almada, de la provincia de Misiones. Se midieron las dos temáticas con varas distintas.

Considero que debería haber un correctivo para que los periodistas de Radio Cooperativa puedan sentir que esta comisión mira los problemas con independencia de quiénes son las empresas y si son amigas o enemigas del gobierno o de los diputados, y podamos medirlos con la vara de la libertad de expresión, que es nuestra realidad como diputados que pertenecemos a esta comisión.

Quiero puntualizar estos aspectos, porque siento que se utilizó una vara distinta para analizar estas cuestiones y no quiero que termine esta reunión de comisión sin expresar esta preocupación por haber respondido con tanta celeridad al segundo tema y tan lentamente al primero.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra la señora diputada Di Tullio.

SRA. DI TULLIO Señora presidenta: opino lo mismo que la señora diputada Bullrich. Yo también solicito ecuanimidad y el mismo rigor, incluso en el discurso, porque en los distintos casos se tiene una carga verbal diferente, con expresiones contundentes de lo que es censura y libertad de expresión. Pido lo mismo.

La verdad es, diputada Bullrich, que yo fui en la misma dirección suya. Cuando usted abrió su opinión respecto de lo ocurrido con Cablevisión dijo que era una cláusula anticonstitucional o inconstitucional. Yo corro en la misma dirección, y lo dije, pero si no se quiere hacer, lo acepto. Mi propuesta clara, contundente y precisa fue que esta comisión no tiene competencia para hacer la investigación. En tal sentido, habría que ver si esta cláusula existe a lo largo y a lo ancho del país. La diputada Quiroz resaltó el carácter solidario del periodista Almada, respecto del cual todos tenemos la misma calificación. Por ello digo que hay que pedir al Poder Ejecutivo, o a quien corresponda del Poder Ejecutivo, que investigue. La misma vara para todos.

SRA. BULLRICH A mí me parece que lo que nosotros tenemos que hacer, y lo planteé, es convocar a la empresa Cablevisión y preguntarle si tiene algún tipo de contrato firmado con esta cláusula. No me parece que sea el Poder Ejecutivo quien haga un análisis de constitucionalidad. Me parece que no es el Poder Ejecutivo el que hace estos análisis, ya que de acuerdo con nuestra Constitución estos son realizados por el Poder Judicial. En consecuencia, no puede el Poder Ejecutivo plantear un modelo de constitucionalidad.

La empresa -y por eso me parece que hay que convocarla- debe plantear sus contratos de acuerdo a derecho. Eso es lo que nosotros tenemos que decirle. En caso de que no lo haga, deberán ser los individuos, los periodistas, los que planteen la salida. De lo contrario, lo que va a terminar pasando es que el Poder Ejecutivo va a establecer que a partir de ahora el contrato modelo es uno determinado. A mí me parece que este sería un paso totalmente inconveniente; es decir, dar a la Secretaría de Comunicaciones ese poder o esa herramienta.

Nuevamente planteo la convocatoria de la empresa Cablevisión a esta comisión para que nos diga si estas cláusulas existen y para plantear una fuerte recomendación de esta comisión para que no exista ningún tipo de cláusula restrictiva para la libertad de expresión en esa empresa. Es la empresa la que tiene que tomar la determinación de hacerlo y en caso de que no lo hiciera, nosotros tenemos que ir a la Justicia y denunciarlo, porque hay una cláusula inconstitucional. Ese es el camino correcto; de lo contrario, vamos a dar al Poder Ejecutivo un control de constitucionalidad que en nuestro país no tiene. En nuestro país no lo tiene y yo no se lo voy a dar de ninguna manera; no voy a aceptar darle un control que no tiene.

SR. QUIROGA Quiero partir de la absoluta convicción de que cada uno de los diputados tiene opinión propia. De lo contrario, parecería que se quiere encontrar una simplificación que hasta considero inadecuada.

Creo que los elementos objetivos que tuvimos para evaluar las dos situaciones fueron elementos distintos. No es cuestión de poner a uno en un lugar y a otro, en otro, ligeramente, como si cada uno de nosotros fuéramos piezas sin vida que se ponen de una manera u otra. Quiero decir con toda honestidad que he encontrado elementos de peso distinto en una situación y en otra. Lo que sí creo es que en este caso hay que citar a ambos medios, a Radio Cooperativa -que tendrá su responsabilidad- y al Grupo Clarín, Cablevisión, o quien sea. De esta manera sí podríamos ir sumando los elementos, pero me parece muy importante que siempre partamos de la valoración de que cada uno de los diputados tiene opinión propia.

Yo no pertenezco y tengo serias diferencias con el Frente para la Victoria. Obviamente, frente a esta situación hemos hecho valoraciones distintas. Yo hice la mía, personal, porque esto no es una estrategia en la que nos juntamos antes. Yo tengo mi propia opinión y es que hay elementos de valoración distintos en una circunstancia y en otra, y no parto de la duda porque no tengo derecho a no creer a los señores periodistas del programa de Radio Cooperativa y al otro señor periodista en cuanto a su relación contractual. Hay elementos distintos, nada más.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Tiene la palabra el señor diputado Gullo.

SR. GULLO Estoy en total acuerdo con el colega y quiero explicar que hemos escuchado con atención a Sebastián Turtora y a Luis Gasulla.

Lo que yo dije es que en la denuncia que hacían había una pronunciación política muy fuerte con apreciaciones que, honestamente, nos ponen a todos en una situación que amerita la reflexión.

Esto no significa que no podamos invitar a la gente de Radio Cooperativa y exigir toda la información necesaria para corroborar si efectivamente hay una censura y una proscripción en especial respecto de ustedes. Démonos tiempo y reflexionemos sobre este tema, y no le den una connotación tan política que nos obliga a repensar y ser cautos.

Por otro lado, tenemos que decir que el tema Ferreyra es una cuestión que a toda la Argentina, hombres y mujeres, nos obligó a ser muy serios y muy contundentes. No hubo caso de censura que conozcamos en función de ese tema.

Decir "los amigos de Moyano" es una ligereza que no vamos a permitir, por lo menos muchos de nuestra bancada. La Cámpora y el compañero legislador Juan Cabandié nunca han actuado en función de cercenar la libertad.

Por estas razones, queremos ser reflexivos, invitar a las autoridades, y después si hay elementos y reflexionamos el tema, podemos actuar en correspondencia.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Yo no lo apuro, señor diputado. Cada uno toma sus decisiones.

Aquí se han dicho cosas muy graves, ofensivas y agraviantes, y por eso quiero que quede claro que nosotros actuamos con ecuanimidad.

Analizamos el caso de Radio Cooperativa y el caso del periodista Almada porque llegaron a esta comisión como denuncias. A la hora de formular los proyectos que ya están presentados tratamos ambos. Lo que ocurre es que lamentablemente en el caso de Radio Cooperativa no se dio giro a esta comisión cuando es un caso similar al otro ya que se está denunciando un caso de censura. Por lo menos, Almada va a tener la posibilidad de una reparación y de volver al aire; el señor Gasulla no va a poder volver al aire.

Entonces, me parece que la valoración distinta que estamos haciendo es por motivos políticos, y cuando nos están acusando de manejar de manera distinta los temas de la comisión, queda claro que no somos los que estamos manejando los casos en forma sesgada.

Estamos ante un caso de denuncia de censura en Cablevisión y en Radio Cooperativa. Con uno estamos de acuerdo, vamos a firmar un repudio y vamos a invitar a la empresa; con el otro no podemos firmar el repudio porque un bloque se opone y porque esta Cámara le ha dado...

- Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. PRESIDENTA GIUDICI Quiero aclarar a la diputada Conti que este proyecto de declaración, que pido que usted encabece así yo lo acompaño, lamentablemente no puede ser tratado en esta comisión como dictamen porque no tengo expediente, no está aquí el expediente de mi repudio o el de la diputada Bullrich. Por lo tanto, nosotras la vamos a acompañar a usted en su proyecto de repudio y va a ir a la Comisión de Comunicaciones e Informática.

Lamentablemente, a los periodistas Gasulla y Turtora, vamos a tener que pedirles que vuelvan a concurrir a la Comisión de Comunicaciones e Informática y que repitan lo que aquí han dicho para que esa comisión elabore un dictamen.

La práctica sesgada en esta Cámara lamentablemente tiene que ver con que el giro de determinadas cuestiones que molestan al oficialismo no son giradas a esta comisión.

SR. GULLO Quiero hacer una aclaración.

Esta comisión no es la que determina que el periodista Almada vuelva a canal 5 o que los compañeros vuelvan a Radio Cooperativa. No está decidiendo eso.

Como ya dije creo que nos excedemos en cuál es el rol y la función. No nos haga cargar con la culpa, porque supuestamente hemos dicho que el periodista Almada sí vuelve a canal 5 y los jóvenes no vuelven a Radio Cooperativa.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Yo estoy diciendo cómo es el trámite, diputado Gullo.

Vamos a sacar el repudio que compartimos sobre Cablevisión y no podemos sacar el repudio sobre lo ocurrido en Radio Cooperativa -que también es grave y ha dejado ciertas acusaciones en el aire que yo quiero que se profundicen en los carriles que corresponda, porque así debe ser-, por el simple hecho de que no está en esta comisión. De eso estoy hablando.

Pedimos disculpas por este debate y solicitamos al periodista Almada que por favor nos tenga al tanto respecto de cómo termina este asunto, y a los periodistas de Radio Cooperativa...

SR. GASULLO Quería decir algo al diputado Gullo.

No es que yo digo y tengo la certeza de que esto sea así; no creo que nadie de arriba haya cerrado o levantado un programa. Acá les dejo la copia del diálogo con el director de la radio. Es uno de los tantos diálogos con Adrián Amodio, director de Radio Cooperativa.

Seguramente algunos de ustedes, señores diputados, habrán escuchado Radio Cooperativa. Escuchen lo que es hoy y lo que era el año pasado. Si llegan a encontrar un programa que tiene una crítica a lo que sea, los felicito.

SRA. PRESIDENTA GIUDICI Pido que hagan llegar esa información a la comisión, así podemos distribuirla a los señores diputados.

Agradeciendo nuevamente la presencia de nuestros invitados, damos por finalizada la reunión.

Es la hora 14 y 26.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.