• AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 11/11/2015

- REUNION CONJUNTA CON PRESUPUESTO Y HACIENDA SOBRE FONDO NACIONAL CITRICOLA, FRUTAS TROPICALES, FONDO NACIONAL FRUTICOLA, RÉGIMEN DE RIEGO, REGIMEN DE COMPRA DE AGRICULTURA FAMILIAR, PROGRAMA NACIONAL DE LA CALIDAD DE LA PRODUCCION ALGODONERA Y REGIMEN DE LA PRODUCCION ORGANICA

  • AGRICULTURA Y GANADERIA
  • PRESUPUESTO Y HACIENDA

Reunión del día 11/11/2015

- REUNION CONJUNTA CON PRESUPUESTO Y HACIENDA SOBRE FONDO NACIONAL CITRICOLA, FRUTAS TROPICALES, FONDO NACIONAL FRUTICOLA, RÉGIMEN DE RIEGO, REGIMEN DE COMPRA DE AGRICULTURA FAMILIAR, PROGRAMA NACIONAL DE LA CALIDAD DE LA PRODUCCION ALGODONERA Y REGIMEN DE LA PRODUCCION ORGANICA

  • AGRICULTURA Y GANADERIA
  • PRESUPUESTO Y HACIENDA

Reunión del día 11/11/2015

- REUNION CONJUNTA CON PRESUPUESTO Y HACIENDA SOBRE FONDO NACIONAL CITRICOLA, FRUTAS TROPICALES, FONDO NACIONAL FRUTICOLA, RÉGIMEN DE RIEGO, REGIMEN DE COMPRA DE AGRICULTURA FAMILIAR, PROGRAMA NACIONAL DE LA CALIDAD DE LA PRODUCCION ALGODONERA Y REGIMEN DE LA PRODUCCION ORGANICA

  • AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 11/11/2015

- REUNION CONJUNTA CON PRESUPUESTO Y HACIENDA SOBRE FONDO NACIONAL CITRICOLA, FRUTAS TROPICALES, FONDO NACIONAL FRUTICOLA, RÉGIMEN DE RIEGO, REGIMEN DE COMPRA DE AGRICULTURA FAMILIAR, PROGRAMA NACIONAL DE LA CALIDAD DE LA PRODUCCION ALGODONERA Y REGIMEN DE LA PRODUCCION ORGANICA

En Buenos Aires, a los once días del mes de noviembre de 2015, a la hora 15 y 53:
SR. PRESIDENTE BASTERRA Damos comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Presupuesto y Hacienda, y les agradecemos por concurrir a esta convocatoria.

Se encuentran en consideración varios proyectos que fueron tratados particularmente por los asesores de la Comisión de Agricultura y Ganadería y girados oportunamente a la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Comenzamos con el tratamiento del proyecto de ley del señor diputado Rubín, por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, contenido en el expediente 1716-d-2014, teniendo a la vista los proyectos 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

Si no se formulan consideraciones u observaciones, se pasará el dictamen a la firma.

- Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA A continuación, se pone en consideración el proyecto número 6899-d-2014.

Recién tratamos el proyecto número 1716-d-2014 con proyectos a la vista: 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Perdón, aquí me corrigen. Estos dos proyectos van a la vista junto con el de la diputada Soria.

SR. FELETTI Esto de mezclar peras, manzanas y naranjas no va.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Por eso en el próximo proyecto directamente hablamos en forma genérica de frutas subtropicales y tropicales.

Repito para que quede claro: se pone en consideración el proyecto de ley número 1716-d-2014 por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, sin proyectos a la vista.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en realidad, se van a tratar varios proyectos que tienen que ver con mecanismos de incentivo o de cooperación para algunas economías regionales y sus productos.

En principio, uno siempre tendría que estar de acuerdo con buscar herramientas y mecanismos que puedan facilitar y fortalecer este tipo de productos, sobre todo aquellos que provienen de economías regionales.

Pero creo que no se está tratando lo central: la situación de cada una de las economías regionales y de cada uno de sus productos, las consecuencias positivas que han tenido en algunos de estos últimos quince años y la situación actual que atraviesan los productores de las distintas regiones.

Pienso que falta algún tipo de valoración por parte de las comisiones pertinentes. Por ejemplo, tendríamos que estar discutiendo acerca de las retenciones, de las fuentes de crédito o de cómo mejorar la situación frente a los vaivenes de los precios internacionales.

Me parece que no se hizo nada de eso en los últimos años. Por eso, señor presidente, considero que estamos llegando tarde y con herramientas muy pero muy débiles.

Es por eso que, por lo menos yo, voy acompañar los proyectos en disidencia parcial ya que creo que si la discusión no se da en las comisiones -en todos estos años esto no ha ocurrido, a pesar de las advertencias de los productores de las distintas regiones-, es necesario que este debate se dé en el recinto de cara a la sociedad.

Por lo tanto, voy a firmar en disidencia parcial la mayoría de los proyectos puestos en consideración respecto de estos temas.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Avoscan.

SR. AVOSCAN Señor presidente: voy a hacer uso de la palabra en este momento porque creo que el diputado preopinante ha extendido su objeción al resto de los proyectos que están en discusión en esta reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Agricultura y Ganadería.

Hay situaciones macroeconómicas que no son consideradas en estos proyectos porque estos apuntan a atender a uno de los actores puntuales de estas economías regionales vinculadas a la exportación.

Una devaluación para recuperar la competitividad que tiene que tener nuestra producción, como parece estar defendiendo el diputado preopinante, no es suficiente para salvaguardar los intereses de los pequeños y medianos productores a los cuales no les llega la mejoría de la rentabilidad por estos medios.

Entonces, lo que aquí estamos proponiendo son herramientas para poder trabajar entre el gobierno nacional y las provincias a fin de llegar a aquellos productores y mejorar la calidad y la competitividad de su producción.

Al hablar de mejorar la calidad y la competitividad también nos referimos a buscar formas alternativas para que los pequeños y medianos productores puedan llegar a los mercados nacional e internacional.

Uno de los problemas que tenemos en la comercialización de peras y manzanas, justamente, es que los pequeños y medianos productores no están en condiciones de quedarse con "el jamón del medio", es decir con la parte de lo que hace al tema frutícola.

Ustedes se preguntarán por qué al productor se le está pagando un peso por kilo y en el supermercado cuesta entre 25 y 30 pesos el mismo producto o un producto que muchas veces deja bastante que desear.

Estas son desnaturalizaciones del mercado comercializador que, con estas propuestas, apuntamos a resolver.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: en la línea de lo que planteaba el señor diputado Sánchez, nos preocupa muchísimo la situación de las economías regionales y su producción. Pero me parece que no es demasiado serio abordar este tema de esta manera, en este momento y en esta reunión.

Estos son asuntos que deberíamos haber discutido durante mucho tiempo para tratar de encontrar la mejor solución para las distintas economías regionales, que como se acaba de plantear aquí, tienen problemas realmente importantes.

Coincido con el diputado preopinante en el sentido de las limitaciones y los problemas que tienen los productores, en este caso de manzanas. Sabemos que es la realidad de muchos de los productores de distintas economías regionales en el país. Pero nos parece que este debería ser un debate mucho más profundo, que debería haberse hecho un estudio mucho mejor organizado y que deberíamos tener propuestas mucho más claras e integrales en este sentido.

Por otra parte, con toda honestidad, debo decir también que nos podríamos haber ocupado un poco antes de estos temas, y sobre todo creo que el oficialismo debió haber asumido esta responsabilidad algún tiempo antes. Plantear esto en el momento en que se termina una gestión me parece que no habla de la responsabilidad con la que se ha abordado el problema.

Los productores que hoy están afectados por la situación de estas economías regionales, sobre las que versan estos proyectos, vienen desde hace mucho tiempo atravesando una situación muy compleja. Y desde esta Cámara de Diputados no se impulsó la solución ni se propuso un proyecto de esta naturaleza. De manera que me parece que deberíamos abordar esto de un modo más integral, con un estudio más profundo, etcétera.

Por supuesto que coincidimos totalmente con la idea de que estas producciones deben ser fomentadas y que deben recibir beneficios de manera tal de fortalecer las economías regionales. Pero me parece que lo deberíamos haber tratado de manera distinta.

Por ello, nosotros acompañaremos con una disidencia parcial algunos proyectos, y otros, lamentablemente, no los vamos a poder acompañar precisamente porque entendemos que más allá -repito- de que coincidimos totalmente con la necesidad de generar beneficios para la producción, realmente nos parece que estamos en una situación de bastante improvisación en este sentido.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Antes de dar la palabra al señor diputado Sánchez y luego a la diputada Parrilli quisiera hacer una consideración.

Estos tres proyectos tienen cabecera en la Comisión de Agricultura y Ganadería y nosotros hemos convocado a todos los diputados del oficialismo y de la oposición, a constituir comisiones de análisis conjunto de estas temáticas. Por eso hemos puesto a la vista aquellos proyectos que tienen que ver con cada una de las iniciativas que hemos elegido como proyecto central de análisis.

Lamentablemente no hemos tenido el aporte de la oposición durante los años 2014 y 2015 con proyectos como los que están planteando el señor diputado Sánchez o el señor diputado Bazze, a quienes agradecemos su opinión. Pero en ningún caso nos han propuesto un plan integral de gestión de las economías regionales en términos genéricos.

.4No nos han propuesto planes de desarrollo de determinadas economías regionales.

Entendemos que estamos ante proyectos que han sido largamente tratados en reuniones de asesores a los que se han hecho varias modificaciones producto del aporte tanto de asesores del oficialismo como de la oposición.

Quizás en la Comisión de Agricultura y Ganadería tenemos una modalidad distinta, que consiste en que nuestros asesores trabajen en profundidad los temas, con las limitaciones que tienen quienes trabajan la agricultura y la ganadería, quizás sin la sapiencia de los que manejan los números con tanta precisión, pero sí con mucha voluntad y con disposición para tratar de encontrar soluciones, aunque más no sean progresivas, a las problemáticas que tiene cada uno de los cultivos.

Teniendo en cuenta el arduo trabajo de asesores de las comisiones que ha habido en estas temáticas, nos pareció importante presentarlos antes de que varios de los diputados culminen su mandato para que tengan la oportunidad de explicitarlos. Me refiero a los diputados Rubín, Fernández Sagasti y Harispe, para que eventualmente, puedan hacer la defensa y la presentación de sus proyectos. Así que les agradezco las opiniones.

Son proyectos que, es cierto, tienen una segmentación en su alcance y seguramente algunos tendremos la oportunidad de seguir profundizando este debate en este ámbito.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en mi breve exposición usted no me habrá escuchado decir la palabra devaluación. Así que sería bueno en un debate escucharnos entre nosotros y poder rebatir las ideas y los argumentos que decimos en el contorno de esta mesa.

Sí hablé de retenciones. Conozco su trabajo en la Comisión de Agricultura y sé que es una buena manera de trabajar, pero creo yo que hay algunos temas que no están incluidos dentro del temario de la Comisión de Agricultura y que deberían estarlo, como por ejemplo la baja o extinción de retenciones a algunos productos de las economías regionales, porque no nos alcanza decir que vamos a crear un fondo nacional frutícola que se integrará con el 50 por ciento de lo recaudado por retenciones. ¿No es más fácil dejar hacer a la gente, a los productores, que saben hacer su trabajo, sin cobrarles retenciones, en vez de devolverles el 50 por ciento de las retenciones de manera burocrática?

A mí me parece que es mucho mejor, porque la gente de nuestro país sabe hacer su trabajo. A veces nosotros creemos que estamos ayudando, pero lo que estamos haciendo es entorpeciendo su tarea. Si sabemos que no están teniendo renta, lo que tenemos que hacer es bajar retenciones para así ayudarlos. Entonces, pueden tener espaldas y no importa el tamaño de la producción para poder aguantar la baja de los precios internacionales, y una vez más no estoy hablando de devaluación.

Por eso creo que hay que discutir estos temas, como el de los créditos. Se estuvieron dando créditos; pues no son suficientes. Hay que volver a hablar de créditos. Me parece que nada de eso está acá explicitado, porque cuando se menciona la palabra créditos, el fondo que constituyen para ser distribuido no es suficiente, es minúsculo. Si los fondos que se establecen acá son para otros fines, entonces podemos decir que son fondos suficientes. Ahora, 50 o 100 millones para créditos a productores de las economías regionales más importantes, ni para empezar sirven, señor presidente.

Entonces, quiere decir que no es que estos proyectos no sirvan, quiere decir que estos proyectos hacen pasar de largo las discusiones serias de la situación de las economías regionales, peras, manzanas, cítricos, etcétera. De eso queremos hablar, porque si no nosotros vamos a ir a los productores con estos proyectos, nos los van a agradecer mucho y al otro día nos van a decir -la diputada Parrilli me va a decir si estoy equivocado o no- que van a estar en la misma situación, porque con un fondo de 50 millones no van a ir a ningún lado para la cantidad de productores que hay en nuestro país. Eso es lo que quise decir.

SR. FELETTI Pido la palabra para una una aclaración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Le concede una interrupción al señor diputado Feletti, señora diputada Parrilli?

SRA. PARRILLI Sí, señor presidente.

SR. FELETTI Después probablemente intervenga en una discusión más global, pero quiero aclarar al señor diputado Sánchez que no fue tomado el 50 por ciento de las retenciones como financiamiento del fondo. Es decir que no hay afectación específica de fondos sino que directamente surge de fondos presupuestarios.

SR. SÁNCHEZ Pero las retenciones continúan.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra la señora diputada Parrilli.

SRA. PARRILLI Señor presidente: quiero manifestar algunas consideraciones, porque me parece que aquí todavía se refleja aquella antigua lucha -que no hemos superado- entre unitarios y federales.

Nos duele que se diga que nos podríamos haber ocupado antes, porque tanto los diputados como los senadores de Río Negro, del Neuquén y de las provincias donde tenemos estas economías regionales en crisis nos hemos ocupado.

¿Hemos podido solucionar todos los problemas? No, claro que no. ¿Depende de nosotros? En algunas variables sí y en otras no, pues hay una realidad internacional que ha variado.

En la ciudad de Villa Regina, durante los años 2008 y 2009 se presentó el Plan Frutícola Integral, elaborado con los fruticultores de las provincias de Río Negro y del Neuquén. En ese momento la retención era del 10 por ciento y se consiguió disminuirla al 5 por ciento, tal como tenía el sector de los cítricos.

¿Qué dijeron los productores en ese momento? Hemos solucionado el problema de la fruta y vamos a salir adelante. ¿Se pudo salir adelante? No. Es decir que disminuimos las retenciones, pero hoy continuamos con problemas. ¿Fue por no habernos ocupado? No, señores. ¿Tenemos la varita mágica? No, no la tenemos, pero lo intentamos solucionar.

Los diputados que han presentado esta iniciativa, no lo hicieron como resultado de una noche en la que se les ocurrió sino que han trabajado mucho con los fruticultores del lugar.

Respecto de esa baja de las retenciones que se produjo -del 10 al 5 por ciento- se había quedado en que se iba a poder industrializar, crear más jugueras y sidreras, e incorporarle valor agregado. ¿Qué nos pasa con la fruta o la manzana en particular? Cae granizo o cualquier variable meteorológica y resulta que esa fruta no tiene la calidad para exportación. Entonces, tenemos que dar otro tipo de valores para que sea realmente rentable.

¿Esta baja en las retenciones fue a la industrialización? No. ¿Se hicieron inversiones desde el gobierno nacional? Sí. Por darles un ejemplo, solamente en la provincia del Neuquén se crearon tres frigoríficos con fondos del Estado nacional, que están administrados por cooperativas y por los municipios de las localidades respectivas.

¿Se han creado otras industrias para dar valor agregado? No, en la provincia del Neuquén no se han creado esas otras industrias. Entonces, hoy estamos creando ese fondo para que realmente se creen estas industrias alternativas que podrían dar una salida real a las economías regionales.

Si tuviera que opinar como legisladora respecto de las cuestiones sobre las que se ocupan o no los legisladores de la ciudad, quizás me equivocaría. Entonces, les pido a ustedes que también sean respetuosos de los diputados y los senadores de las provincias, que nos ocupamos de los intereses de nuestras economías regionales, aunque a veces no con los resultados esperados.

Por eso, considero más que oportuno que en este momento estemos tratando estos proyectos de ley presentados por legisladores de las provincias implicadas en la producción.

Otra cuestión que también me preocupa es que digan que nunca es el momento, que siempre falta más tiempo. Si hubiéramos seguido esa postura, seguramente Aerolíneas Argentinas no sería de nuestra bandera ni tampoco habríamos estatizado YPF.

En virtud de lo expuesto, les pido que cuando hagan uso de la palabra se refieran al contenido específico de los proyectos sin juzgar las actividades que realizamos los legisladores de las provincias.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si se admite, para una acotación le daré la palabra al señor diputado Marcos Cleri.

Luego, hará uso de la palabra el señor diputado Rubin.

-Asentimiento.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Cleri.

SR. CLERI Señor presidente: coincido un ciento por ciento con lo expresado por la señora diputada Nanci Parrilli.

Escuchar hablar a diputados de la ciudad puerto de Buenos Aires, que ni deben saber dónde están las economías regionales de las que estamos hablando hoy y que tienen esas producciones, que toman conceptos genéricos y hablan de cuestiones de retenciones cuando aquí se está creando un fondo, me hace acordar al discurso de un hombre de la J.P. Morgan -como Prat-Gay- que tiene que venir a la Comisión Bicameral del HSBC para tratar de justificar cómo ha fugado divisas sin pagar los impuestos debidos o cómo ha lavado dinero. Ambos fueron integrantes del mismo partido político.

Le pregunto al diputado Sánchez: ¿sabe cuáles son las economías regionales en las que se produce la pera, la manzana y los cítricos?

SR. SÁNCHEZ Si quiere, le contesto.

SR. CLERI Sí, por favor, me encantaría saber si lo sabe.

SR. SÁNCHEZ La pera y la manzana se producen en los valles de Río Negro.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI ¿Cómo se llaman esos valles?

SR. BAZZE Seguro que yo lo sé mejor que vos porque nací ahí.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Pido al diputado Cleri y al resto de los señores diputados que por favor no hablen a la vez.

Entiendo que el diputado Cleri está tomando el desafío que le propuso el diputado Sánchez, pero les pido que se circunscriban al tema argumentando a favor o en contra de los proyectos y no de las percepciones que tienen de cada uno de los que se encuentran en esta mesa. Gracias.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: quédese tranquilo que nuestra percepción es la del pueblo argentino.

Los diputados nacionales de distintas provincias, sobre todo de aquellas vinculadas con esta producción, han trabajado arduamente con los asesores y coordinado con los productores para concretar la posibilidad de tener nuevas herramientas destinadas a añadir valor agregado a esa producción e industrializar la ruralidad.

Sabemos que esta producción...

Me parece que un asesor le sigue pasando

información de costado al diputado Sánchez. Los cítricos y el limón, ¿sabe de dónde son?

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: esta es una nueva herramienta que claramente, aparte de sumar, tiene un objetivo: industrializar la ruralidad.

Esta decisión se toma para poder industrializar y diversificar la producción y no depender solamente de la exportación, en la que se cobran las retenciones, que son los derechos de exportación.

Por eso mismo se han unificado proyectos tendientes a que el mercado interno y los productores locales tengan la posibilidad de cobrar por sus productos un valor acorde con lo que el mercado interno manda y, asimismo, para que la cadena de comercialización no dependa solamente de la exportación al poder agregar valor al producto.

Conocer acerca de esto es saber verdaderamente de lo que estamos hablando; desconocerlo es decir cualquier cosa para ser grabado y después transmitido en algún medio.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Rubin.

SR. RUBIN Señor presidente: lamento que se hagan análisis genéricos y no un análisis proyecto por proyecto, que es lo que deberíamos hacer.

Lo que sí quiero decir es que estos no son proyectos de oportunidad ni coyunturales. Por el contrario, en el caso del proyecto citrícola, por ejemplo, lleva dos años en la Cámara y ha sido recogido de otros diputados que ya habían presentado iniciativas similares y habían caducado. De manera que hace varios años que se viene trabajando en varios proyectos relacionados con distintas producciones.

Por otro lado, sería un poco más cuidadoso cuando se habla de economías regionales porque parecería que fueran menores, como si hubiera una gran economía nacional y después las economías regionales que tienen que ver con las necesidades de algunas provincias en particular y que hay que atenderlas siempre con subsidios y como una cuestión menor.

Me parece que las denominadas entre comillas economías regionales, en realidad son la gran economía nacional que tenemos que tratar, de la que forman parte distintas producciones agrícolas que tienen la necesidad de ser atendidas.

En todos los países del mundo la producción agrícola tiene una atención especial, con subsidios, etcétera. Esto no es por cualquier razón sino por los riesgos que asume.

Los riesgos que tiene la actividad agropecuaria son mucho más grandes que cualquier otra actividad. Incluso no dependen del propio productor. Hay riegos sanitarios, por ejemplo, que no tiene la producción industrial ni comercial, y que cada vez son más porque los requisitos sanitarios han aumentado en todos los mercados. Además están los riesgos del clima -que tampoco tienen la industria ni el comercio- y que con el cambio ambiental se han agudizado. Cada vez hay mayores inconvenientes climáticos ya sea por catástrofes como el granizo en el caso del cítrico o por exceso de lluvia o de sequía en épocas en que antes no existían o por heladas en momentos que no corresponden.

Además de esos riesgos tenemos aquellos de relacionados con el mercado interno y con aquellos productos de exportación, con las variaciones que ha habido en distintos mercados que han devaluado su moneda, como el ruso que lo ha hecho en una proporción realmente impresionante, y ha impedido que se acceda a determinados mercados.

A la variabilidad de los mercados externos también hay que sumar la cuestión del mercado interno, donde tenemos que analizar toda la cadena de comercialización.

Por lo tanto, es un tema muy difícil y la verdad es que lo analizamos y lo pensamos. Por eso sería importante que alguien aporte también una idea en este sentido -si es que la tiene- para ver si podría haber una ley de economías regionales. Yo creo que no. Creo que estamos en el buen camino analizando producto por producto, sobre todo, dando participación a las asociaciones de productores, creando fondos específicos con los que realmente participan de la producción para de esa manera ir encontrando las soluciones.

Creo que impugnar un proyecto porque es poco, es preferir nada. Y yo siempre prefiero poco antes que hacer nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: coincido con mucho de lo que acaba de decir el señor diputado Rubin. La única diferencia es que para nosotros el tema de las economías regionales de ninguna manera es de segunda categoría o una economía de menor importancia. Por el contrario, venimos planteando desde hace mucho que entre los errores que entendíamos que cometía el actual Poder Ejecutivo estaba el de no prestar atención suficiente a la realidad de las economías regionales.

Por otro lado -para algún diputado que ya lo dijo- algunos de nosotros conocemos perfectamente la situación de la producción de la pera, la manzana, el durazno y otras frutas. Por ello podemos discutir el tema con toda tranquilidad. Algunos de nosotros no somos de la Capital Federal. Muchos somos del interior y conocemos perfectamente la situación, es probable que incluso mucho mejor que el propio gobierno, que no ha tomado conciencia de lo que estaba pasando con estas economías regionales que hoy -como se está afirmando en esta reunión- están en una situación bastante compleja.

De manera que me parece, con toda sinceridad, que lo que está pasando es que el gobierno asume este problema con demasiada tardanza. Debió haberlo hecho con anterioridad, precisamente para que los productores no pasaran por lo que están pasando hoy.

.8 La situación de la producción también está vinculada al funcionamiento de la economía, que sistemáticamente negó el ministro de Economía de la Nación cada vez que vino a presentar un proyecto de presupuesto a este Congreso de la Nación, como lo hizo también el viceministro de Economía de la Nación cuando hace pocas semanas le señalábamos hasta dónde la inflación perjudicaba a las economías regionales, hasta dónde estaban pasando estas cosas.

Lo que acaba de decir el diputado Rubín es absolutamente cierto. Ojalá de parte del oficialismo y del Poder Ejecutivo se hubiera asumido esta realidad al mismo tiempo que lo hicieron los diputados del oficialismo, y ojalá los diputados del oficialismo hubieran convencido al Poder Ejecutivo de que había que manejarse de manera distinta para tratar de no llevar a los productores de estas regiones a la situación a la cual lamentablemente los terminaron llevando.

Esta es la realidad. Hoy el oficialismo reconoce en la Cámara de Diputados la dificultad que están atravesando los productores de estas distintas regiones. Este reconocimiento no vino nunca de parte del Ministerio de Economía de la Nación. Y es allí, en el Ministerio de Economía de la Nación, donde debieron haberse impulsado las reformas para que se resolvieran estas cuestiones. Es absolutamente imposible solucionar el tema de las economías regionales si el Ministerio de Economía de la Nación, si el Poder Ejecutivo de la Nación, no actúa en consecuencia. Y la verdad es que el actual Poder Ejecutivo no actuó en consecuencia; negó las causas fundamentales que terminaron destruyendo las economías regionales. Y este es un dato que ustedes deben asumir con toda responsabilidad.

Por eso venimos a plantear que no estamos en contra de estos proyectos, pero que esto debe ser parte de una política integral que termine resolviendo definitivamente la situación de estas economías.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Me gustaría hacer una ligera corrección técnica. En realidad, todavía solemos caer en el error de una visión centralista, centrada en la pampa húmeda. En esta visión desde la pampa húmeda hablamos de economías regionales y de otra economía. En realidad, son todas regiones, entre ellas la región pampeana. Eventualmente, podemos hablar de economías regionales extrapampeanas, como para caracterizar cuando no hablamos de esta región, que tiene una agricultura bastante más fácil que la que nos toca a los que estamos fuera de la región pampeana, que no nos llueve como llueve acá, que no tenemos los suelos que tienen acá.

Tiene la palabra el señor diputado Feletti.

SR. FELETTI Señor presidente: quiero hacer unas aclaraciones.

En primer lugar, estamos hablando de recursos importantes en la concreción de estos fondos. Estamos hablando de más de 250 millones de pesos en los distintos fondos, estamos hablando de un trabajo de microeconomía y estamos hablando de un trabajo para recuperar competitividad.

Yo creo que todos debemos ser bastante honestos intelectualmente en muchas cosas. En primer lugar, durante estos 12 años la producción regional alcanzó niveles muy altos. Entonces, mal podemos decir que este gobierno ha destruido economías regionales, porque se recuperaron regiones que estuvieron realmente abandonadas durante muchísimos años. Este es el primer dato. La producción regional alcanzó niveles muy altos, sobre todo en algunos complejos, concretamente peras -que a mí me tocó tratarlo específicamente cuando estaba en el Ministerio de Economía-, con el que llegamos a exportar el 63 por ciento de la producción, en niveles de producción muy altos. Entonces, no seamos injustos.

SR. BAZZE Hoy ya no es así.

SR. FELETTI Está bien. No seamos injustos...

SR. PRESIDENTE BASTERRA No dialoguen.

SR. FELETTI No seamos injustos con el nivel de producción alcanzado por las economías regionales. Ahora, efectivamente reconocemos que hay un problema de competitividad. No lo niega el gobierno. El gobierno siempre ha manejado las cuestiones de competitividad en la economía argentina sin acudir a la devaluación ni tocando el tipo de cambio.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. FELETTI No me interrumpa, diputado. Nunca lo ha querido hacer porque eso es extraer competitividad al salario.

En segundo lugar, como bien decía el diputado Rubin, la renta agropecuaria es fluctuante: a veces es mayor y otras menor. Esto ocurre porque los precios internacionales suben y bajan. Ahora bien, cuando el gobierno planteó una medida para administrar razonablemente la renta agropecuaria -como fue la implementación de derechos de exportación móviles-, la oposición se opuso tenazmente y la hizo derrumbar. Efectivamente, si nosotros pudiéramos administrar mucho más racionalmente la renta agropecuaria sobre la base de sistemas móviles de derechos de exportación, la cosa sería más fácil, pero esa medida no fue aceptada.

En tercer término, en relación con la recuperación de competitividad por la vía fiscal, pensamos que debe ser administrada, como bien decía la diputada Parrilli, subsidiando la producción y no la ganancia. Esto también tiene que ver -uno lo ha visto mucho en el complejo de peras y manzanas- con cómo los márgenes de intermediación, cuando se demandan fondos, terminan aumentando la ganancia de los grandes monopolizadores de la compra.

Entonces, el fondo es bienvenido, así como este tipo de manejo que se inscribe en la política de gobierno que se ha llevado a cabo todos estos años, que consiste en administrar la competitividad por la vía fiscal y no por la vía del tipo de cambio. También es bienvenida la posibilidad de discutir cómo la fluctuación de los precios internacionales no nos impacta a nivel interno. En este punto, uno podría discutir realmente los derechos de exportación, pero dándoles el carácter móvil que deberían tener, conforme las fluctuaciones de los precios internacionales. Esa sería la mejor herramienta.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Quisiera hacer una defensa similar a la que hizo el diputado Feletti, aunque de menor calidad.

SR. FELETTI ¿Por qué va a ser de menor calidad?

SR. HARISPE Lo digo así porque tengo aprecio y admiración por su aporte teórico en esta y en otras comisiones.

Vale la pena remarcar que es a este gobierno, y no a los anteriores, que se le debe las mejores condiciones de intercambio y, por ende, la competitividad de las economías regionales. Recuerdo a las Mujeres en Lucha reclamando por el precio de las tierras, por los campos que estaban improductivos, por la situación incómoda en que habían quedado frente el sector financiero. Cuando asumió este gobierno, la mayoría de las economías regionales estaban quebradas.

Habría que repasar los avances que hemos tenido. Por ejemplo, hemos puesto en marcha un Ministerio de Agricultura, así como la recuperación de organismos como el INTA, por ejemplo. Hemos puesto en marcha registraciones como el RENAF y todo lo que refiere a políticas en favor de los pequeños productores. Deberíamos armar una agenda de políticas públicas surgidas del programa agropecuario y agroindustrial que se puso en marcha después de 2008. Y deberíamos entrar en el debate aquél de las retenciones móviles al que se refirió el diputado Feletti.

Por estas razones, no deberíamos ponernos a contestar las chicanas, como lo estoy haciendo yo en este momento. Solo deben ser aclaradas las cosas que merecen serlo. Pero sabemos que estamos debatiendo sobre la posibilidad de una nueva política de devaluación, que servirá para fortalecer a los sectores exportadores. Este debate debería ser incluso penalizado en la Argentina, ya que estamos en el medio de una corrida cambiaria que se puso en marcha hace un par de días. El propio Rodríguez Larreta ha confirmado hoy la voluntad de profundizar la corrida cambiaria.

Estamos en el medio del debate sobre el rol de las economías regionales, sobre las retenciones, sobre el valor del dólar. Y lo que están haciendo los bloques opositores es solamente propaganda que va en este sentido.



Por lo tanto, yo diría de continuar con esta reunión de comisiones si bien, por supuesto, usted es quien conduce.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que de ninguna manera queremos desmerecer la calidad de los proyectos que se han presentado. Quienes han argumentado, lo han hecho desde el punto de vista de que con estos proyectos no se resuelve la situación de las economías regionales. Los autores de los proyectos han reconocido las dificultades por las que atraviesan estas economías.

En segundo lugar, todos los que estamos acá sabemos la importancia de las economías regionales ya que no son economías menores. No hay desarrollo armónico del país si no funcionan las economías regionales.

Sin embargo, creo que varios de estos proyectos llegan tarde. Por ejemplo, mi provincia -que tiene una parte de pampa húmeda y tres cuartas partes semiáridas y áridas- tiene una pequeña proporción de riego en el Río Colorado, pero ya no hay más manzanas. En 25 de Mayo nos hemos quedado casi sin montes de manzanas; quedan seis hectáreas, si es que en estos meses que han transcurrido no han sido totalmente desmontadas.

Entonces, pienso que lo que está haciendo falta es una política global agresiva que pueda tener en cuenta estos proyectos, pero no alcanzan.

Lo expresado ha sido reconocido por el diputado preopinante cuando mencionó que al productor se le está pagando a razón de un peso por kilo de manzanas. En realidad el kilo de manzanas cuesta 80 centavos en tierra y 25 o 30 pesos en góndola. Ese es el problema que tiene la Argentina.

Pero acá estamos más preocupados por ver cómo recuperamos competitividad en la producción mientras somos el país en el que existe mayor diferencia entre el precio de góndola y el precio de tierra en el mundo.

Con respecto a esta corriente devaluatoria que ahora se anuncia, podemos discutir si han habido mini o maxi devaluaciones pero en los últimos doce años el tipo de cambio se ha devaluado en un doscientos por ciento. Entonces, tampoco hagamos un cuco de esto; la historia económica argentina tiene una historia de devaluaciones.

De esta forma, quiero dejar sentado que con estas iniciativas no alcanza. Hace falta una política global que ponga otra vez en funcionamiento las economías regionales.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Hay una propuesta del diputado Alegre respecto al Fondo Nacional Citrícola por la que se sugiere que en el artículo 4° del proyecto, después de donde dice: "Establézcase como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de Agricultura, ganadería y Pesca de la Nación", se agregue: "a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- como organismo especializado en la materia."

Se consultó al diputado Rubin, autor del proyecto, quien aceptó esa modificación. Por lo tanto, si están todos de acuerdo pasamos a la firma de estos tres proyectos relacionados con fondos y programas relativos a peras, manzanas, cítricos y frutas tropicales y subtropicales.

Agradezco a los diputados preopinantes que nos han auspiciado una buena gestión a partir de diciembre de 2015. Tendremos en cuenta estas consideraciones que nos han hecho acerca de un plan general.

-Se pasa a la firma los expedientes 1716-d-2014, 6899-d-2014 y 0262-d-2015.
SR. PRESIDENTE BASTERRA En consideración el proyecto de ley contenido en el expediente número 8800-d-2014, de la diputada Anabel Fernández Sagasti y otros, por el que se instituye el régimen para la eficientización del riego agrícola destinado a lograr la tecnificación y modernización de los sistemas de riego intrafinca.



Tiene la palabra la señora diputada Fernández Sagasti.



SRA. FERNÁNDEZ SAGASTI Señor presidente: este proyecto ha sido arduamente elaborado en reuniones de asesores. Hemos recibido todas las observaciones y hemos introducido las modificaciones que han propuesto los distintos bloques.

A los que no han tenido oportunidad de leer en profundidad el proyecto, les comento que lo que propone es crear un programa para modernizar y tecnificar el riego en el que se prioriza a los pequeños y medianos productores a través del asociativismo. Su objetivo es reducir la brecha de competitividad con los grandes productores y también promover el arraigo rural.

El dictamen que ha circulado tanto en la Comisión de Agricultura y Ganadería como en la Comisión de Presupuesto y Hacienda tiene incorporadas todas las observaciones. Sin embargo quisiera agregar un párrafo al artículo 3° a continuación del primer párrafo, que diría lo siguiente: "Así mismo, los beneficiarios del presente régimen deberán dar preferencia a adquirir para la ejecución de las actividades previstas en el artículo 2° de la presente ley, bienes de capital de origen nacional en los términos definidos en el artículo 2° de la ley 25.551".

Motiva esta preferencia la necesidad de estimular el compre nacional de productos de la metalmecánica de la Argentina. Como mendocina puedo decir que tenemos un polo industrial muy importante y deseamos que esa tecnificación, con las nuevas tecnologías que podamos llegar a producir -de acuerdo a nuestros investigadores y a los técnicos que tenemos trabajando- sea de compre nacional.

De esta manera no solamente estimulamos el riego tecnificado sino también nuestra industria nacional. Ese el motivo de la incorporación de este párrafo.

Espero que vean reflejadas en el articulado del dictamen todas las observaciones que han enviado y que nos acompañen con el presente proyecto.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: nosotros vamos a apoyar este proyecto. Creemos que la Argentina paulatinamente tiene que ir mejorando la eficiencia en el riego. Es un recurso escaso, estratégico y sin duda necesario.

Por ese motivo vamos a acompañar esta iniciativa.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Julio César Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Señor presidente: acompañamos esta idea ya que creemos que es necesaria.

El riego agrícola es algo sumamente importante, sobre todo en nuestras regiones y en muchas provincias argentinas.

Sin embargo, ya que está en debate el tema, quiero pedir algo, sobre todo al señor diputado Feletti, que es el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

En el riego agrícola cada vez es mayor el porcentaje que se hace por bombeo del subsuelo de donde se extrae el agua para regar. Para ese bombeo se utiliza energía de riego.

En mi provincia el 80 o 90 por ciento de la producción se hace con ese tipo de energía, que es cara, quedando reducido al 10 o 20 por ciento el riego de superficie, el canon de riego. Pero hay otras provincias como Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro, donde no sé cuál es el porcentaje pero que también riegan con riego de subsuelo extraído con energía.

En este punto se produce una gran injusticia, que tiene que ver con el IVA a la energía del riego.



.12 Mientras el canon de riego está exento de IVA, la energía de riego paga 27 por ciento de IVA, porque es la energía de los grandes consumidores. Entonces, eso trae una gran iniquidad. Hay un productor, por ejemplo de Mendoza, que riega con canon de riego muy barato y exento de IVA y al lado hay un productor que produce el mismo producto -uva, olivo o lo que sea-, que además de pagar una energía cara tiene que pagar un IVA del 27 por ciento.

He presentado durante muchos años un proyecto para bajar el IVA al 10,5, que es lo que pagan los productos del agro, porque de lo contrario se crea un crédito fiscal que no sirve para nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Por qué 27 por ciento?

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Normalmente, el consumo que tiene una bomba de energía de 100 HP a una profundidad de 70 u 80 metros pasa a la categoría de gran consumidor y el IVA es del 27 por ciento. Y esa es una gran iniquidad que están teniendo con los productores vecinos, con los que tienen que competir, que producen el mismo producto, y no puede competir quien tiene que parar energía cara. Hemos presentado varias veces el proyecto y nunca fue tratado. Me parece que es absolutamente necesario tratarlo.

SR. FELETTI Veámoslo.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Vamos a analizar esa situación. Pensaba que era un IVA del 21 por ciento y no por el 27, pero es un aporte para el análisis.

Si no hay otra consideración, pasa a la firma el proyecto de la diputada Fernández Sagasti.

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Es el IVA más la percepción.

SR. FELETTI Ahora entiendo. La percepción se puede aplicar. Se genera un crédito fiscal.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Ahora entiendo.

Vamos a considerar a continuación el proyecto de ley 4036-d-2015, del diputado Gastón Harispe, sobre creación del régimen de compra a la agricultura familiar para fortalecimiento del sector.

Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Señor presidente: el proyecto que aquí se trata es el primer proyecto del Frente Parlamentario Contra el Hambre, que este año se ha constituido con integración de siete diputados y siete senadores a partir de la institucionalización de una construcción ya sostenida desde hace tres años por otros legisladores, lo cual hace que siempre digamos que no es que aquí ha empezado la historia sino que continuamos lo que han hecho los legisladores, fundamentalmente de la oposición y también, por supuesto, del oficialismo. Participan compañeros de la Comisión de Agricultura, como es su caso, como es el caso de la compañera Andrea García y compañeras como Graciela de la Rosa, que es presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Senadores, e integrada, por supuesto, por representaciones parlamentarias de bloques opositores.

Así que este proyecto viene a dar cuenta de una construcción colectiva puesta en marcha durante el año, atendiendo una de los cinco o seis propuestas políticas programáticas de la FAO, que con el correr del tiempo fuimos compartiendo, como es la cuestión de la compra pública de alimentos. Es uno de los ejes que la FAO ha sostenido, como otras propuestas, como la cuestión de los precios de los alimentos, que ha llevado a que la FAO premie a nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la lucha contra el hambre y ha caracterizado que la Argentina cumplió con los objetivos planteados como objetivos del milenio y las metas de lucha contra el hambre planteadas por la FAO.

Así que la cuestión de los precios casi nunca está mencionada. En general se mencionan las opiniones favorables de la FAO respecto de la política llevada adelante por nuestro gobierno, pero también se ha reconocido la lucha por el sostenimiento de los precios de la canasta básica de alimentos.

En lo que respecta a la agricultura familiar y a la compra pública de alimentos, hemos puesto en marcha un mecanismo de debate que nos llevó mucho tiempo. Queremos que sea un proyecto de consenso, no solamente entre bloques opositores y oficialistas, sino fundamentalmente entre organismos públicos. En él también intervinieron tanto representantes del Poder Legislativo como funcionarios de organismos de compra del Estado nacional. También hemos recogido la opinión de la SIGEN, de organismos provinciales y, fundamentalmente, de organismos sociales o de la sociedad civil, como se definen generalmente.

Este régimen de compras por supuesto está sostenido en un fondo de compras para la agricultura familiar, pero contiene mecanismos para la intervención en licitación y en compra directa por parte de los que serían proveedores del Estado, que son fundamentalmente agricultores familiares. Estos mecanismos de compra por parte del Estado hacen que el pequeño productor y el agricultor familiar no puedan ser parte de licitaciones o satisfacer la demanda que en general tiene el Estado. El Estado nacional compra productos a la agricultura familiar mediante lo que conocemos como servicio penitenciario, o bien mediante el sistema público de salud, ya que los hospitales consumen alimentos. Las escuelas también consumen alimentos, en los casos de aquellas que tienen comedores escolares. Es una buena cantidad de divisas la que derogan los Estados municipales en la provisión de alimentos. Y por supuesto que las estructuras de los Estados provinciales tienen esta demanda. Este tema ha pasado por la reunión de asesores y a todo el mundo le ha parecido algo novedoso y atendible, ya que el agricultor familiar podría ser parte de una propuesta de licitación o de una compra directa. Por los mecanismos previstos, intervendría en forma directa.

Otra cosa que está incluida en el proyecto y merece ser atendida es la puesta en marcha a fines del año pasado de la ley de agricultura familiar. Esta ha sido una de las leyes más consensuadas y debatidas a lo largo de nuestra historia. Desde que hemos descubierto que la Argentina tiene campesinado y economías regionales, como se ha dicho aquí, esta norma vendría a cumplir con una serie de artículos que tiene la ley de agricultura, cuyo proceso de reglamentación está previsto. La compra pública de alimentos diría que es la cuestión central por el nivel de erogación que tienen los Estados nacional, provinciales y municipales.

De esto se trata este proyecto de ley que se pone en consideración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si ningún diputado hará uso de la palabra, quiero hacer un reconocimiento a quien fuera nuestra colega, la señora diputada Liliana Parada. Ella presidió la Comisión Coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre y nos estimuló mucho para que esta temática tome visibilidad.

Asimismo, quiero destacar que el diputado Harispe ha sido quien tomó esa posta dándole una impronta ejecutiva muy amplia, reconociendo a los actores intervinientes, tanto de la oposición como del oficialismo y de las organizaciones sociales.

En consideración el proyecto de ley número 5459-d-2015 por el que se crea el Programa Nacional de Calidad de la Producción Algodonera -PROCALGODON-. Se trata de un proyecto de mi autoría. Se encuentra aquí presente el ingeniero Pablo Urdapilleta del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, para aquellos que deseen ampliar alguna cuestión sobre este proyecto.

Como hombre del sector y coautor del anteproyecto oportunamente presentado y que fuera convertido en ley, permítanme esbozar lo que ha significado la ley de producción algodonera aprobada en el año 2005 a instancias del senador Capitanich en la Mesa Algodonera.

En ese mismo espacio se aprobó el funcionamiento del programa de calidad del algodón llevado adelante por el INTA, que probablemente es el programa más estratégico que tiene la economía regional del algodón en el Norte.

Hemos representado un canal para ese espacio de debate en el que intervienen productores, consejos profesionales y gobiernos provinciales. Ese espacio se define como un ámbito de debate de una visión para el sector, soslayando lo que pueden ser los aspectos relacionados con los movimientos de precios -que son considerados por la ley de sustentabilidad algodonera- y adentrándose en la definición de un protocolo para la producción algodonera con criterios de calidad y de sustentabilidad y con el reconocimiento del impacto sobre el ambiente y sobre el trabajo rural.

Con mucha alegría y mucho orgullo por mi sector, hemos presentado este proyecto; repito, no como de autoría específicamente mía sino como canal de lo que ha significado el trabajo en la práctica durante muchos años.

De hecho, hoy es un programa que forma parte del ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del INTA, y a todos los integrantes del sector nos ha parecido relevante convertirlo en ley en esta instancia.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Para concluir, se pone en consideración el proyecto de ley número 5794-d-2015 por el que se crea el Régimen de Promoción de la Producción y/o Elaboración de Productos Orgánicos.

En la comisión se ha debatido una representación de este proyecto por más de tres años debido a que, efectivamente, tiene impacto fiscal. También fue tratado en esta misma Cámara.

En dicha oportunidad vinieron al edificio del Anexo "C" todos los representantes del movimiento de productores de cultivos orgánicos quienes, además, son los impulsores de este proyecto. En efecto, nosotros hemos sido el canal dándole forma y, obviamente, las consideraciones de relacionamiento a esta alternativa elaborada en el marco de la Mesa de Producción Orgánica del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Nosotros convertimos en proyecto de ley a este anteproyecto.

También se encuentra presente el responsable de producciones orgánicas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca por si alguien requiere alguna ampliación al respecto.

No habiendo más diputados para hacer uso de la palabra se pasan los dictámenes para la firma.

-Se pasa a la firma de los dictámenes.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Agradezco a los señores diputados la cordialidad para el tratamiento de los distintos temas en los tiempos que se viven, entendiendo la vehemencia de quienes somos actores protagónicos de la realidad política que se está definiendo en nuestro país en estos momentos.

No habiendo más asuntos que tratar damos por levantada la reunión. Muchas gracias.

En Buenos Aires, a los once días del mes de noviembre de 2015, a la hora 15 y 53:
SR. PRESIDENTE BASTERRA Damos comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Presupuesto y Hacienda, y les agradecemos por concurrir a esta convocatoria.

Se encuentran en consideración varios proyectos que fueron tratados particularmente por los asesores de la Comisión de Agricultura y Ganadería y girados oportunamente a la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Comenzamos con el tratamiento del proyecto de ley del señor diputado Rubín, por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, contenido en el expediente 1716-d-2014, teniendo a la vista los proyectos 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

Si no se formulan consideraciones u observaciones, se pasará el dictamen a la firma.

- Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA A continuación, se pone en consideración el proyecto número 6899-d-2014.

Recién tratamos el proyecto número 1716-d-2014 con proyectos a la vista: 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Perdón, aquí me corrigen. Estos dos proyectos van a la vista junto con el de la diputada Soria.

SR. FELETTI Esto de mezclar peras, manzanas y naranjas no va.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Por eso en el próximo proyecto directamente hablamos en forma genérica de frutas subtropicales y tropicales.

Repito para que quede claro: se pone en consideración el proyecto de ley número 1716-d-2014 por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, sin proyectos a la vista.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en realidad, se van a tratar varios proyectos que tienen que ver con mecanismos de incentivo o de cooperación para algunas economías regionales y sus productos.

En principio, uno siempre tendría que estar de acuerdo con buscar herramientas y mecanismos que puedan facilitar y fortalecer este tipo de productos, sobre todo aquellos que provienen de economías regionales.

Pero creo que no se está tratando lo central: la situación de cada una de las economías regionales y de cada uno de sus productos, las consecuencias positivas que han tenido en algunos de estos últimos quince años y la situación actual que atraviesan los productores de las distintas regiones.

Pienso que falta algún tipo de valoración por parte de las comisiones pertinentes. Por ejemplo, tendríamos que estar discutiendo acerca de las retenciones, de las fuentes de crédito o de cómo mejorar la situación frente a los vaivenes de los precios internacionales.

Me parece que no se hizo nada de eso en los últimos años. Por eso, señor presidente, considero que estamos llegando tarde y con herramientas muy pero muy débiles.

Es por eso que, por lo menos yo, voy acompañar los proyectos en disidencia parcial ya que creo que si la discusión no se da en las comisiones -en todos estos años esto no ha ocurrido, a pesar de las advertencias de los productores de las distintas regiones-, es necesario que este debate se dé en el recinto de cara a la sociedad.

Por lo tanto, voy a firmar en disidencia parcial la mayoría de los proyectos puestos en consideración respecto de estos temas.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Avoscan.

SR. AVOSCAN Señor presidente: voy a hacer uso de la palabra en este momento porque creo que el diputado preopinante ha extendido su objeción al resto de los proyectos que están en discusión en esta reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Agricultura y Ganadería.

Hay situaciones macroeconómicas que no son consideradas en estos proyectos porque estos apuntan a atender a uno de los actores puntuales de estas economías regionales vinculadas a la exportación.

Una devaluación para recuperar la competitividad que tiene que tener nuestra producción, como parece estar defendiendo el diputado preopinante, no es suficiente para salvaguardar los intereses de los pequeños y medianos productores a los cuales no les llega la mejoría de la rentabilidad por estos medios.

Entonces, lo que aquí estamos proponiendo son herramientas para poder trabajar entre el gobierno nacional y las provincias a fin de llegar a aquellos productores y mejorar la calidad y la competitividad de su producción.

Al hablar de mejorar la calidad y la competitividad también nos referimos a buscar formas alternativas para que los pequeños y medianos productores puedan llegar a los mercados nacional e internacional.

Uno de los problemas que tenemos en la comercialización de peras y manzanas, justamente, es que los pequeños y medianos productores no están en condiciones de quedarse con "el jamón del medio", es decir con la parte de lo que hace al tema frutícola.

Ustedes se preguntarán por qué al productor se le está pagando un peso por kilo y en el supermercado cuesta entre 25 y 30 pesos el mismo producto o un producto que muchas veces deja bastante que desear.

Estas son desnaturalizaciones del mercado comercializador que, con estas propuestas, apuntamos a resolver.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: en la línea de lo que planteaba el señor diputado Sánchez, nos preocupa muchísimo la situación de las economías regionales y su producción. Pero me parece que no es demasiado serio abordar este tema de esta manera, en este momento y en esta reunión.

Estos son asuntos que deberíamos haber discutido durante mucho tiempo para tratar de encontrar la mejor solución para las distintas economías regionales, que como se acaba de plantear aquí, tienen problemas realmente importantes.

Coincido con el diputado preopinante en el sentido de las limitaciones y los problemas que tienen los productores, en este caso de manzanas. Sabemos que es la realidad de muchos de los productores de distintas economías regionales en el país. Pero nos parece que este debería ser un debate mucho más profundo, que debería haberse hecho un estudio mucho mejor organizado y que deberíamos tener propuestas mucho más claras e integrales en este sentido.

Por otra parte, con toda honestidad, debo decir también que nos podríamos haber ocupado un poco antes de estos temas, y sobre todo creo que el oficialismo debió haber asumido esta responsabilidad algún tiempo antes. Plantear esto en el momento en que se termina una gestión me parece que no habla de la responsabilidad con la que se ha abordado el problema.

Los productores que hoy están afectados por la situación de estas economías regionales, sobre las que versan estos proyectos, vienen desde hace mucho tiempo atravesando una situación muy compleja. Y desde esta Cámara de Diputados no se impulsó la solución ni se propuso un proyecto de esta naturaleza. De manera que me parece que deberíamos abordar esto de un modo más integral, con un estudio más profundo, etcétera.

Por supuesto que coincidimos totalmente con la idea de que estas producciones deben ser fomentadas y que deben recibir beneficios de manera tal de fortalecer las economías regionales. Pero me parece que lo deberíamos haber tratado de manera distinta.

Por ello, nosotros acompañaremos con una disidencia parcial algunos proyectos, y otros, lamentablemente, no los vamos a poder acompañar precisamente porque entendemos que más allá -repito- de que coincidimos totalmente con la necesidad de generar beneficios para la producción, realmente nos parece que estamos en una situación de bastante improvisación en este sentido.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Antes de dar la palabra al señor diputado Sánchez y luego a la diputada Parrilli quisiera hacer una consideración.

Estos tres proyectos tienen cabecera en la Comisión de Agricultura y Ganadería y nosotros hemos convocado a todos los diputados del oficialismo y de la oposición, a constituir comisiones de análisis conjunto de estas temáticas. Por eso hemos puesto a la vista aquellos proyectos que tienen que ver con cada una de las iniciativas que hemos elegido como proyecto central de análisis.

Lamentablemente no hemos tenido el aporte de la oposición durante los años 2014 y 2015 con proyectos como los que están planteando el señor diputado Sánchez o el señor diputado Bazze, a quienes agradecemos su opinión. Pero en ningún caso nos han propuesto un plan integral de gestión de las economías regionales en términos genéricos.

.4No nos han propuesto planes de desarrollo de determinadas economías regionales.

Entendemos que estamos ante proyectos que han sido largamente tratados en reuniones de asesores a los que se han hecho varias modificaciones producto del aporte tanto de asesores del oficialismo como de la oposición.

Quizás en la Comisión de Agricultura y Ganadería tenemos una modalidad distinta, que consiste en que nuestros asesores trabajen en profundidad los temas, con las limitaciones que tienen quienes trabajan la agricultura y la ganadería, quizás sin la sapiencia de los que manejan los números con tanta precisión, pero sí con mucha voluntad y con disposición para tratar de encontrar soluciones, aunque más no sean progresivas, a las problemáticas que tiene cada uno de los cultivos.

Teniendo en cuenta el arduo trabajo de asesores de las comisiones que ha habido en estas temáticas, nos pareció importante presentarlos antes de que varios de los diputados culminen su mandato para que tengan la oportunidad de explicitarlos. Me refiero a los diputados Rubín, Fernández Sagasti y Harispe, para que eventualmente, puedan hacer la defensa y la presentación de sus proyectos. Así que les agradezco las opiniones.

Son proyectos que, es cierto, tienen una segmentación en su alcance y seguramente algunos tendremos la oportunidad de seguir profundizando este debate en este ámbito.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en mi breve exposición usted no me habrá escuchado decir la palabra devaluación. Así que sería bueno en un debate escucharnos entre nosotros y poder rebatir las ideas y los argumentos que decimos en el contorno de esta mesa.

Sí hablé de retenciones. Conozco su trabajo en la Comisión de Agricultura y sé que es una buena manera de trabajar, pero creo yo que hay algunos temas que no están incluidos dentro del temario de la Comisión de Agricultura y que deberían estarlo, como por ejemplo la baja o extinción de retenciones a algunos productos de las economías regionales, porque no nos alcanza decir que vamos a crear un fondo nacional frutícola que se integrará con el 50 por ciento de lo recaudado por retenciones. ¿No es más fácil dejar hacer a la gente, a los productores, que saben hacer su trabajo, sin cobrarles retenciones, en vez de devolverles el 50 por ciento de las retenciones de manera burocrática?

A mí me parece que es mucho mejor, porque la gente de nuestro país sabe hacer su trabajo. A veces nosotros creemos que estamos ayudando, pero lo que estamos haciendo es entorpeciendo su tarea. Si sabemos que no están teniendo renta, lo que tenemos que hacer es bajar retenciones para así ayudarlos. Entonces, pueden tener espaldas y no importa el tamaño de la producción para poder aguantar la baja de los precios internacionales, y una vez más no estoy hablando de devaluación.

Por eso creo que hay que discutir estos temas, como el de los créditos. Se estuvieron dando créditos; pues no son suficientes. Hay que volver a hablar de créditos. Me parece que nada de eso está acá explicitado, porque cuando se menciona la palabra créditos, el fondo que constituyen para ser distribuido no es suficiente, es minúsculo. Si los fondos que se establecen acá son para otros fines, entonces podemos decir que son fondos suficientes. Ahora, 50 o 100 millones para créditos a productores de las economías regionales más importantes, ni para empezar sirven, señor presidente.

Entonces, quiere decir que no es que estos proyectos no sirvan, quiere decir que estos proyectos hacen pasar de largo las discusiones serias de la situación de las economías regionales, peras, manzanas, cítricos, etcétera. De eso queremos hablar, porque si no nosotros vamos a ir a los productores con estos proyectos, nos los van a agradecer mucho y al otro día nos van a decir -la diputada Parrilli me va a decir si estoy equivocado o no- que van a estar en la misma situación, porque con un fondo de 50 millones no van a ir a ningún lado para la cantidad de productores que hay en nuestro país. Eso es lo que quise decir.

SR. FELETTI Pido la palabra para una una aclaración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Le concede una interrupción al señor diputado Feletti, señora diputada Parrilli?

SRA. PARRILLI Sí, señor presidente.

SR. FELETTI Después probablemente intervenga en una discusión más global, pero quiero aclarar al señor diputado Sánchez que no fue tomado el 50 por ciento de las retenciones como financiamiento del fondo. Es decir que no hay afectación específica de fondos sino que directamente surge de fondos presupuestarios.

SR. SÁNCHEZ Pero las retenciones continúan.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra la señora diputada Parrilli.

SRA. PARRILLI Señor presidente: quiero manifestar algunas consideraciones, porque me parece que aquí todavía se refleja aquella antigua lucha -que no hemos superado- entre unitarios y federales.

Nos duele que se diga que nos podríamos haber ocupado antes, porque tanto los diputados como los senadores de Río Negro, del Neuquén y de las provincias donde tenemos estas economías regionales en crisis nos hemos ocupado.

¿Hemos podido solucionar todos los problemas? No, claro que no. ¿Depende de nosotros? En algunas variables sí y en otras no, pues hay una realidad internacional que ha variado.

En la ciudad de Villa Regina, durante los años 2008 y 2009 se presentó el Plan Frutícola Integral, elaborado con los fruticultores de las provincias de Río Negro y del Neuquén. En ese momento la retención era del 10 por ciento y se consiguió disminuirla al 5 por ciento, tal como tenía el sector de los cítricos.

¿Qué dijeron los productores en ese momento? Hemos solucionado el problema de la fruta y vamos a salir adelante. ¿Se pudo salir adelante? No. Es decir que disminuimos las retenciones, pero hoy continuamos con problemas. ¿Fue por no habernos ocupado? No, señores. ¿Tenemos la varita mágica? No, no la tenemos, pero lo intentamos solucionar.

Los diputados que han presentado esta iniciativa, no lo hicieron como resultado de una noche en la que se les ocurrió sino que han trabajado mucho con los fruticultores del lugar.

Respecto de esa baja de las retenciones que se produjo -del 10 al 5 por ciento- se había quedado en que se iba a poder industrializar, crear más jugueras y sidreras, e incorporarle valor agregado. ¿Qué nos pasa con la fruta o la manzana en particular? Cae granizo o cualquier variable meteorológica y resulta que esa fruta no tiene la calidad para exportación. Entonces, tenemos que dar otro tipo de valores para que sea realmente rentable.

¿Esta baja en las retenciones fue a la industrialización? No. ¿Se hicieron inversiones desde el gobierno nacional? Sí. Por darles un ejemplo, solamente en la provincia del Neuquén se crearon tres frigoríficos con fondos del Estado nacional, que están administrados por cooperativas y por los municipios de las localidades respectivas.

¿Se han creado otras industrias para dar valor agregado? No, en la provincia del Neuquén no se han creado esas otras industrias. Entonces, hoy estamos creando ese fondo para que realmente se creen estas industrias alternativas que podrían dar una salida real a las economías regionales.

Si tuviera que opinar como legisladora respecto de las cuestiones sobre las que se ocupan o no los legisladores de la ciudad, quizás me equivocaría. Entonces, les pido a ustedes que también sean respetuosos de los diputados y los senadores de las provincias, que nos ocupamos de los intereses de nuestras economías regionales, aunque a veces no con los resultados esperados.

Por eso, considero más que oportuno que en este momento estemos tratando estos proyectos de ley presentados por legisladores de las provincias implicadas en la producción.

Otra cuestión que también me preocupa es que digan que nunca es el momento, que siempre falta más tiempo. Si hubiéramos seguido esa postura, seguramente Aerolíneas Argentinas no sería de nuestra bandera ni tampoco habríamos estatizado YPF.

En virtud de lo expuesto, les pido que cuando hagan uso de la palabra se refieran al contenido específico de los proyectos sin juzgar las actividades que realizamos los legisladores de las provincias.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si se admite, para una acotación le daré la palabra al señor diputado Marcos Cleri.

Luego, hará uso de la palabra el señor diputado Rubin.

-Asentimiento.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Cleri.

SR. CLERI Señor presidente: coincido un ciento por ciento con lo expresado por la señora diputada Nanci Parrilli.

Escuchar hablar a diputados de la ciudad puerto de Buenos Aires, que ni deben saber dónde están las economías regionales de las que estamos hablando hoy y que tienen esas producciones, que toman conceptos genéricos y hablan de cuestiones de retenciones cuando aquí se está creando un fondo, me hace acordar al discurso de un hombre de la J.P. Morgan -como Prat-Gay- que tiene que venir a la Comisión Bicameral del HSBC para tratar de justificar cómo ha fugado divisas sin pagar los impuestos debidos o cómo ha lavado dinero. Ambos fueron integrantes del mismo partido político.

Le pregunto al diputado Sánchez: ¿sabe cuáles son las economías regionales en las que se produce la pera, la manzana y los cítricos?

SR. SÁNCHEZ Si quiere, le contesto.

SR. CLERI Sí, por favor, me encantaría saber si lo sabe.

SR. SÁNCHEZ La pera y la manzana se producen en los valles de Río Negro.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI ¿Cómo se llaman esos valles?

SR. BAZZE Seguro que yo lo sé mejor que vos porque nací ahí.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Pido al diputado Cleri y al resto de los señores diputados que por favor no hablen a la vez.

Entiendo que el diputado Cleri está tomando el desafío que le propuso el diputado Sánchez, pero les pido que se circunscriban al tema argumentando a favor o en contra de los proyectos y no de las percepciones que tienen de cada uno de los que se encuentran en esta mesa. Gracias.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: quédese tranquilo que nuestra percepción es la del pueblo argentino.

Los diputados nacionales de distintas provincias, sobre todo de aquellas vinculadas con esta producción, han trabajado arduamente con los asesores y coordinado con los productores para concretar la posibilidad de tener nuevas herramientas destinadas a añadir valor agregado a esa producción e industrializar la ruralidad.

Sabemos que esta producción...

Me parece que un asesor le sigue pasando

información de costado al diputado Sánchez. Los cítricos y el limón, ¿sabe de dónde son?

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: esta es una nueva herramienta que claramente, aparte de sumar, tiene un objetivo: industrializar la ruralidad.

Esta decisión se toma para poder industrializar y diversificar la producción y no depender solamente de la exportación, en la que se cobran las retenciones, que son los derechos de exportación.

Por eso mismo se han unificado proyectos tendientes a que el mercado interno y los productores locales tengan la posibilidad de cobrar por sus productos un valor acorde con lo que el mercado interno manda y, asimismo, para que la cadena de comercialización no dependa solamente de la exportación al poder agregar valor al producto.

Conocer acerca de esto es saber verdaderamente de lo que estamos hablando; desconocerlo es decir cualquier cosa para ser grabado y después transmitido en algún medio.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Rubin.

SR. RUBIN Señor presidente: lamento que se hagan análisis genéricos y no un análisis proyecto por proyecto, que es lo que deberíamos hacer.

Lo que sí quiero decir es que estos no son proyectos de oportunidad ni coyunturales. Por el contrario, en el caso del proyecto citrícola, por ejemplo, lleva dos años en la Cámara y ha sido recogido de otros diputados que ya habían presentado iniciativas similares y habían caducado. De manera que hace varios años que se viene trabajando en varios proyectos relacionados con distintas producciones.

Por otro lado, sería un poco más cuidadoso cuando se habla de economías regionales porque parecería que fueran menores, como si hubiera una gran economía nacional y después las economías regionales que tienen que ver con las necesidades de algunas provincias en particular y que hay que atenderlas siempre con subsidios y como una cuestión menor.

Me parece que las denominadas entre comillas economías regionales, en realidad son la gran economía nacional que tenemos que tratar, de la que forman parte distintas producciones agrícolas que tienen la necesidad de ser atendidas.

En todos los países del mundo la producción agrícola tiene una atención especial, con subsidios, etcétera. Esto no es por cualquier razón sino por los riesgos que asume.

Los riesgos que tiene la actividad agropecuaria son mucho más grandes que cualquier otra actividad. Incluso no dependen del propio productor. Hay riegos sanitarios, por ejemplo, que no tiene la producción industrial ni comercial, y que cada vez son más porque los requisitos sanitarios han aumentado en todos los mercados. Además están los riesgos del clima -que tampoco tienen la industria ni el comercio- y que con el cambio ambiental se han agudizado. Cada vez hay mayores inconvenientes climáticos ya sea por catástrofes como el granizo en el caso del cítrico o por exceso de lluvia o de sequía en épocas en que antes no existían o por heladas en momentos que no corresponden.

Además de esos riesgos tenemos aquellos de relacionados con el mercado interno y con aquellos productos de exportación, con las variaciones que ha habido en distintos mercados que han devaluado su moneda, como el ruso que lo ha hecho en una proporción realmente impresionante, y ha impedido que se acceda a determinados mercados.

A la variabilidad de los mercados externos también hay que sumar la cuestión del mercado interno, donde tenemos que analizar toda la cadena de comercialización.

Por lo tanto, es un tema muy difícil y la verdad es que lo analizamos y lo pensamos. Por eso sería importante que alguien aporte también una idea en este sentido -si es que la tiene- para ver si podría haber una ley de economías regionales. Yo creo que no. Creo que estamos en el buen camino analizando producto por producto, sobre todo, dando participación a las asociaciones de productores, creando fondos específicos con los que realmente participan de la producción para de esa manera ir encontrando las soluciones.

Creo que impugnar un proyecto porque es poco, es preferir nada. Y yo siempre prefiero poco antes que hacer nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: coincido con mucho de lo que acaba de decir el señor diputado Rubin. La única diferencia es que para nosotros el tema de las economías regionales de ninguna manera es de segunda categoría o una economía de menor importancia. Por el contrario, venimos planteando desde hace mucho que entre los errores que entendíamos que cometía el actual Poder Ejecutivo estaba el de no prestar atención suficiente a la realidad de las economías regionales.

Por otro lado -para algún diputado que ya lo dijo- algunos de nosotros conocemos perfectamente la situación de la producción de la pera, la manzana, el durazno y otras frutas. Por ello podemos discutir el tema con toda tranquilidad. Algunos de nosotros no somos de la Capital Federal. Muchos somos del interior y conocemos perfectamente la situación, es probable que incluso mucho mejor que el propio gobierno, que no ha tomado conciencia de lo que estaba pasando con estas economías regionales que hoy -como se está afirmando en esta reunión- están en una situación bastante compleja.

De manera que me parece, con toda sinceridad, que lo que está pasando es que el gobierno asume este problema con demasiada tardanza. Debió haberlo hecho con anterioridad, precisamente para que los productores no pasaran por lo que están pasando hoy.

.8 La situación de la producción también está vinculada al funcionamiento de la economía, que sistemáticamente negó el ministro de Economía de la Nación cada vez que vino a presentar un proyecto de presupuesto a este Congreso de la Nación, como lo hizo también el viceministro de Economía de la Nación cuando hace pocas semanas le señalábamos hasta dónde la inflación perjudicaba a las economías regionales, hasta dónde estaban pasando estas cosas.

Lo que acaba de decir el diputado Rubín es absolutamente cierto. Ojalá de parte del oficialismo y del Poder Ejecutivo se hubiera asumido esta realidad al mismo tiempo que lo hicieron los diputados del oficialismo, y ojalá los diputados del oficialismo hubieran convencido al Poder Ejecutivo de que había que manejarse de manera distinta para tratar de no llevar a los productores de estas regiones a la situación a la cual lamentablemente los terminaron llevando.

Esta es la realidad. Hoy el oficialismo reconoce en la Cámara de Diputados la dificultad que están atravesando los productores de estas distintas regiones. Este reconocimiento no vino nunca de parte del Ministerio de Economía de la Nación. Y es allí, en el Ministerio de Economía de la Nación, donde debieron haberse impulsado las reformas para que se resolvieran estas cuestiones. Es absolutamente imposible solucionar el tema de las economías regionales si el Ministerio de Economía de la Nación, si el Poder Ejecutivo de la Nación, no actúa en consecuencia. Y la verdad es que el actual Poder Ejecutivo no actuó en consecuencia; negó las causas fundamentales que terminaron destruyendo las economías regionales. Y este es un dato que ustedes deben asumir con toda responsabilidad.

Por eso venimos a plantear que no estamos en contra de estos proyectos, pero que esto debe ser parte de una política integral que termine resolviendo definitivamente la situación de estas economías.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Me gustaría hacer una ligera corrección técnica. En realidad, todavía solemos caer en el error de una visión centralista, centrada en la pampa húmeda. En esta visión desde la pampa húmeda hablamos de economías regionales y de otra economía. En realidad, son todas regiones, entre ellas la región pampeana. Eventualmente, podemos hablar de economías regionales extrapampeanas, como para caracterizar cuando no hablamos de esta región, que tiene una agricultura bastante más fácil que la que nos toca a los que estamos fuera de la región pampeana, que no nos llueve como llueve acá, que no tenemos los suelos que tienen acá.

Tiene la palabra el señor diputado Feletti.

SR. FELETTI Señor presidente: quiero hacer unas aclaraciones.

En primer lugar, estamos hablando de recursos importantes en la concreción de estos fondos. Estamos hablando de más de 250 millones de pesos en los distintos fondos, estamos hablando de un trabajo de microeconomía y estamos hablando de un trabajo para recuperar competitividad.

Yo creo que todos debemos ser bastante honestos intelectualmente en muchas cosas. En primer lugar, durante estos 12 años la producción regional alcanzó niveles muy altos. Entonces, mal podemos decir que este gobierno ha destruido economías regionales, porque se recuperaron regiones que estuvieron realmente abandonadas durante muchísimos años. Este es el primer dato. La producción regional alcanzó niveles muy altos, sobre todo en algunos complejos, concretamente peras -que a mí me tocó tratarlo específicamente cuando estaba en el Ministerio de Economía-, con el que llegamos a exportar el 63 por ciento de la producción, en niveles de producción muy altos. Entonces, no seamos injustos.

SR. BAZZE Hoy ya no es así.

SR. FELETTI Está bien. No seamos injustos...

SR. PRESIDENTE BASTERRA No dialoguen.

SR. FELETTI No seamos injustos con el nivel de producción alcanzado por las economías regionales. Ahora, efectivamente reconocemos que hay un problema de competitividad. No lo niega el gobierno. El gobierno siempre ha manejado las cuestiones de competitividad en la economía argentina sin acudir a la devaluación ni tocando el tipo de cambio.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. FELETTI No me interrumpa, diputado. Nunca lo ha querido hacer porque eso es extraer competitividad al salario.

En segundo lugar, como bien decía el diputado Rubin, la renta agropecuaria es fluctuante: a veces es mayor y otras menor. Esto ocurre porque los precios internacionales suben y bajan. Ahora bien, cuando el gobierno planteó una medida para administrar razonablemente la renta agropecuaria -como fue la implementación de derechos de exportación móviles-, la oposición se opuso tenazmente y la hizo derrumbar. Efectivamente, si nosotros pudiéramos administrar mucho más racionalmente la renta agropecuaria sobre la base de sistemas móviles de derechos de exportación, la cosa sería más fácil, pero esa medida no fue aceptada.

En tercer término, en relación con la recuperación de competitividad por la vía fiscal, pensamos que debe ser administrada, como bien decía la diputada Parrilli, subsidiando la producción y no la ganancia. Esto también tiene que ver -uno lo ha visto mucho en el complejo de peras y manzanas- con cómo los márgenes de intermediación, cuando se demandan fondos, terminan aumentando la ganancia de los grandes monopolizadores de la compra.

Entonces, el fondo es bienvenido, así como este tipo de manejo que se inscribe en la política de gobierno que se ha llevado a cabo todos estos años, que consiste en administrar la competitividad por la vía fiscal y no por la vía del tipo de cambio. También es bienvenida la posibilidad de discutir cómo la fluctuación de los precios internacionales no nos impacta a nivel interno. En este punto, uno podría discutir realmente los derechos de exportación, pero dándoles el carácter móvil que deberían tener, conforme las fluctuaciones de los precios internacionales. Esa sería la mejor herramienta.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Quisiera hacer una defensa similar a la que hizo el diputado Feletti, aunque de menor calidad.

SR. FELETTI ¿Por qué va a ser de menor calidad?

SR. HARISPE Lo digo así porque tengo aprecio y admiración por su aporte teórico en esta y en otras comisiones.

Vale la pena remarcar que es a este gobierno, y no a los anteriores, que se le debe las mejores condiciones de intercambio y, por ende, la competitividad de las economías regionales. Recuerdo a las Mujeres en Lucha reclamando por el precio de las tierras, por los campos que estaban improductivos, por la situación incómoda en que habían quedado frente el sector financiero. Cuando asumió este gobierno, la mayoría de las economías regionales estaban quebradas.

Habría que repasar los avances que hemos tenido. Por ejemplo, hemos puesto en marcha un Ministerio de Agricultura, así como la recuperación de organismos como el INTA, por ejemplo. Hemos puesto en marcha registraciones como el RENAF y todo lo que refiere a políticas en favor de los pequeños productores. Deberíamos armar una agenda de políticas públicas surgidas del programa agropecuario y agroindustrial que se puso en marcha después de 2008. Y deberíamos entrar en el debate aquél de las retenciones móviles al que se refirió el diputado Feletti.

Por estas razones, no deberíamos ponernos a contestar las chicanas, como lo estoy haciendo yo en este momento. Solo deben ser aclaradas las cosas que merecen serlo. Pero sabemos que estamos debatiendo sobre la posibilidad de una nueva política de devaluación, que servirá para fortalecer a los sectores exportadores. Este debate debería ser incluso penalizado en la Argentina, ya que estamos en el medio de una corrida cambiaria que se puso en marcha hace un par de días. El propio Rodríguez Larreta ha confirmado hoy la voluntad de profundizar la corrida cambiaria.

Estamos en el medio del debate sobre el rol de las economías regionales, sobre las retenciones, sobre el valor del dólar. Y lo que están haciendo los bloques opositores es solamente propaganda que va en este sentido.



Por lo tanto, yo diría de continuar con esta reunión de comisiones si bien, por supuesto, usted es quien conduce.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que de ninguna manera queremos desmerecer la calidad de los proyectos que se han presentado. Quienes han argumentado, lo han hecho desde el punto de vista de que con estos proyectos no se resuelve la situación de las economías regionales. Los autores de los proyectos han reconocido las dificultades por las que atraviesan estas economías.

En segundo lugar, todos los que estamos acá sabemos la importancia de las economías regionales ya que no son economías menores. No hay desarrollo armónico del país si no funcionan las economías regionales.

Sin embargo, creo que varios de estos proyectos llegan tarde. Por ejemplo, mi provincia -que tiene una parte de pampa húmeda y tres cuartas partes semiáridas y áridas- tiene una pequeña proporción de riego en el Río Colorado, pero ya no hay más manzanas. En 25 de Mayo nos hemos quedado casi sin montes de manzanas; quedan seis hectáreas, si es que en estos meses que han transcurrido no han sido totalmente desmontadas.

Entonces, pienso que lo que está haciendo falta es una política global agresiva que pueda tener en cuenta estos proyectos, pero no alcanzan.

Lo expresado ha sido reconocido por el diputado preopinante cuando mencionó que al productor se le está pagando a razón de un peso por kilo de manzanas. En realidad el kilo de manzanas cuesta 80 centavos en tierra y 25 o 30 pesos en góndola. Ese es el problema que tiene la Argentina.

Pero acá estamos más preocupados por ver cómo recuperamos competitividad en la producción mientras somos el país en el que existe mayor diferencia entre el precio de góndola y el precio de tierra en el mundo.

Con respecto a esta corriente devaluatoria que ahora se anuncia, podemos discutir si han habido mini o maxi devaluaciones pero en los últimos doce años el tipo de cambio se ha devaluado en un doscientos por ciento. Entonces, tampoco hagamos un cuco de esto; la historia económica argentina tiene una historia de devaluaciones.

De esta forma, quiero dejar sentado que con estas iniciativas no alcanza. Hace falta una política global que ponga otra vez en funcionamiento las economías regionales.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Hay una propuesta del diputado Alegre respecto al Fondo Nacional Citrícola por la que se sugiere que en el artículo 4° del proyecto, después de donde dice: "Establézcase como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de Agricultura, ganadería y Pesca de la Nación", se agregue: "a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- como organismo especializado en la materia."

Se consultó al diputado Rubin, autor del proyecto, quien aceptó esa modificación. Por lo tanto, si están todos de acuerdo pasamos a la firma de estos tres proyectos relacionados con fondos y programas relativos a peras, manzanas, cítricos y frutas tropicales y subtropicales.

Agradezco a los diputados preopinantes que nos han auspiciado una buena gestión a partir de diciembre de 2015. Tendremos en cuenta estas consideraciones que nos han hecho acerca de un plan general.

-Se pasa a la firma los expedientes 1716-d-2014, 6899-d-2014 y 0262-d-2015.
SR. PRESIDENTE BASTERRA En consideración el proyecto de ley contenido en el expediente número 8800-d-2014, de la diputada Anabel Fernández Sagasti y otros, por el que se instituye el régimen para la eficientización del riego agrícola destinado a lograr la tecnificación y modernización de los sistemas de riego intrafinca.



Tiene la palabra la señora diputada Fernández Sagasti.



SRA. FERNÁNDEZ SAGASTI Señor presidente: este proyecto ha sido arduamente elaborado en reuniones de asesores. Hemos recibido todas las observaciones y hemos introducido las modificaciones que han propuesto los distintos bloques.

A los que no han tenido oportunidad de leer en profundidad el proyecto, les comento que lo que propone es crear un programa para modernizar y tecnificar el riego en el que se prioriza a los pequeños y medianos productores a través del asociativismo. Su objetivo es reducir la brecha de competitividad con los grandes productores y también promover el arraigo rural.

El dictamen que ha circulado tanto en la Comisión de Agricultura y Ganadería como en la Comisión de Presupuesto y Hacienda tiene incorporadas todas las observaciones. Sin embargo quisiera agregar un párrafo al artículo 3° a continuación del primer párrafo, que diría lo siguiente: "Así mismo, los beneficiarios del presente régimen deberán dar preferencia a adquirir para la ejecución de las actividades previstas en el artículo 2° de la presente ley, bienes de capital de origen nacional en los términos definidos en el artículo 2° de la ley 25.551".

Motiva esta preferencia la necesidad de estimular el compre nacional de productos de la metalmecánica de la Argentina. Como mendocina puedo decir que tenemos un polo industrial muy importante y deseamos que esa tecnificación, con las nuevas tecnologías que podamos llegar a producir -de acuerdo a nuestros investigadores y a los técnicos que tenemos trabajando- sea de compre nacional.

De esta manera no solamente estimulamos el riego tecnificado sino también nuestra industria nacional. Ese el motivo de la incorporación de este párrafo.

Espero que vean reflejadas en el articulado del dictamen todas las observaciones que han enviado y que nos acompañen con el presente proyecto.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: nosotros vamos a apoyar este proyecto. Creemos que la Argentina paulatinamente tiene que ir mejorando la eficiencia en el riego. Es un recurso escaso, estratégico y sin duda necesario.

Por ese motivo vamos a acompañar esta iniciativa.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Julio César Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Señor presidente: acompañamos esta idea ya que creemos que es necesaria.

El riego agrícola es algo sumamente importante, sobre todo en nuestras regiones y en muchas provincias argentinas.

Sin embargo, ya que está en debate el tema, quiero pedir algo, sobre todo al señor diputado Feletti, que es el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

En el riego agrícola cada vez es mayor el porcentaje que se hace por bombeo del subsuelo de donde se extrae el agua para regar. Para ese bombeo se utiliza energía de riego.

En mi provincia el 80 o 90 por ciento de la producción se hace con ese tipo de energía, que es cara, quedando reducido al 10 o 20 por ciento el riego de superficie, el canon de riego. Pero hay otras provincias como Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro, donde no sé cuál es el porcentaje pero que también riegan con riego de subsuelo extraído con energía.

En este punto se produce una gran injusticia, que tiene que ver con el IVA a la energía del riego.



.12 Mientras el canon de riego está exento de IVA, la energía de riego paga 27 por ciento de IVA, porque es la energía de los grandes consumidores. Entonces, eso trae una gran iniquidad. Hay un productor, por ejemplo de Mendoza, que riega con canon de riego muy barato y exento de IVA y al lado hay un productor que produce el mismo producto -uva, olivo o lo que sea-, que además de pagar una energía cara tiene que pagar un IVA del 27 por ciento.

He presentado durante muchos años un proyecto para bajar el IVA al 10,5, que es lo que pagan los productos del agro, porque de lo contrario se crea un crédito fiscal que no sirve para nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Por qué 27 por ciento?

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Normalmente, el consumo que tiene una bomba de energía de 100 HP a una profundidad de 70 u 80 metros pasa a la categoría de gran consumidor y el IVA es del 27 por ciento. Y esa es una gran iniquidad que están teniendo con los productores vecinos, con los que tienen que competir, que producen el mismo producto, y no puede competir quien tiene que parar energía cara. Hemos presentado varias veces el proyecto y nunca fue tratado. Me parece que es absolutamente necesario tratarlo.

SR. FELETTI Veámoslo.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Vamos a analizar esa situación. Pensaba que era un IVA del 21 por ciento y no por el 27, pero es un aporte para el análisis.

Si no hay otra consideración, pasa a la firma el proyecto de la diputada Fernández Sagasti.

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Es el IVA más la percepción.

SR. FELETTI Ahora entiendo. La percepción se puede aplicar. Se genera un crédito fiscal.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Ahora entiendo.

Vamos a considerar a continuación el proyecto de ley 4036-d-2015, del diputado Gastón Harispe, sobre creación del régimen de compra a la agricultura familiar para fortalecimiento del sector.

Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Señor presidente: el proyecto que aquí se trata es el primer proyecto del Frente Parlamentario Contra el Hambre, que este año se ha constituido con integración de siete diputados y siete senadores a partir de la institucionalización de una construcción ya sostenida desde hace tres años por otros legisladores, lo cual hace que siempre digamos que no es que aquí ha empezado la historia sino que continuamos lo que han hecho los legisladores, fundamentalmente de la oposición y también, por supuesto, del oficialismo. Participan compañeros de la Comisión de Agricultura, como es su caso, como es el caso de la compañera Andrea García y compañeras como Graciela de la Rosa, que es presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Senadores, e integrada, por supuesto, por representaciones parlamentarias de bloques opositores.

Así que este proyecto viene a dar cuenta de una construcción colectiva puesta en marcha durante el año, atendiendo una de los cinco o seis propuestas políticas programáticas de la FAO, que con el correr del tiempo fuimos compartiendo, como es la cuestión de la compra pública de alimentos. Es uno de los ejes que la FAO ha sostenido, como otras propuestas, como la cuestión de los precios de los alimentos, que ha llevado a que la FAO premie a nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la lucha contra el hambre y ha caracterizado que la Argentina cumplió con los objetivos planteados como objetivos del milenio y las metas de lucha contra el hambre planteadas por la FAO.

Así que la cuestión de los precios casi nunca está mencionada. En general se mencionan las opiniones favorables de la FAO respecto de la política llevada adelante por nuestro gobierno, pero también se ha reconocido la lucha por el sostenimiento de los precios de la canasta básica de alimentos.

En lo que respecta a la agricultura familiar y a la compra pública de alimentos, hemos puesto en marcha un mecanismo de debate que nos llevó mucho tiempo. Queremos que sea un proyecto de consenso, no solamente entre bloques opositores y oficialistas, sino fundamentalmente entre organismos públicos. En él también intervinieron tanto representantes del Poder Legislativo como funcionarios de organismos de compra del Estado nacional. También hemos recogido la opinión de la SIGEN, de organismos provinciales y, fundamentalmente, de organismos sociales o de la sociedad civil, como se definen generalmente.

Este régimen de compras por supuesto está sostenido en un fondo de compras para la agricultura familiar, pero contiene mecanismos para la intervención en licitación y en compra directa por parte de los que serían proveedores del Estado, que son fundamentalmente agricultores familiares. Estos mecanismos de compra por parte del Estado hacen que el pequeño productor y el agricultor familiar no puedan ser parte de licitaciones o satisfacer la demanda que en general tiene el Estado. El Estado nacional compra productos a la agricultura familiar mediante lo que conocemos como servicio penitenciario, o bien mediante el sistema público de salud, ya que los hospitales consumen alimentos. Las escuelas también consumen alimentos, en los casos de aquellas que tienen comedores escolares. Es una buena cantidad de divisas la que derogan los Estados municipales en la provisión de alimentos. Y por supuesto que las estructuras de los Estados provinciales tienen esta demanda. Este tema ha pasado por la reunión de asesores y a todo el mundo le ha parecido algo novedoso y atendible, ya que el agricultor familiar podría ser parte de una propuesta de licitación o de una compra directa. Por los mecanismos previstos, intervendría en forma directa.

Otra cosa que está incluida en el proyecto y merece ser atendida es la puesta en marcha a fines del año pasado de la ley de agricultura familiar. Esta ha sido una de las leyes más consensuadas y debatidas a lo largo de nuestra historia. Desde que hemos descubierto que la Argentina tiene campesinado y economías regionales, como se ha dicho aquí, esta norma vendría a cumplir con una serie de artículos que tiene la ley de agricultura, cuyo proceso de reglamentación está previsto. La compra pública de alimentos diría que es la cuestión central por el nivel de erogación que tienen los Estados nacional, provinciales y municipales.

De esto se trata este proyecto de ley que se pone en consideración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si ningún diputado hará uso de la palabra, quiero hacer un reconocimiento a quien fuera nuestra colega, la señora diputada Liliana Parada. Ella presidió la Comisión Coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre y nos estimuló mucho para que esta temática tome visibilidad.

Asimismo, quiero destacar que el diputado Harispe ha sido quien tomó esa posta dándole una impronta ejecutiva muy amplia, reconociendo a los actores intervinientes, tanto de la oposición como del oficialismo y de las organizaciones sociales.

En consideración el proyecto de ley número 5459-d-2015 por el que se crea el Programa Nacional de Calidad de la Producción Algodonera -PROCALGODON-. Se trata de un proyecto de mi autoría. Se encuentra aquí presente el ingeniero Pablo Urdapilleta del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, para aquellos que deseen ampliar alguna cuestión sobre este proyecto.

Como hombre del sector y coautor del anteproyecto oportunamente presentado y que fuera convertido en ley, permítanme esbozar lo que ha significado la ley de producción algodonera aprobada en el año 2005 a instancias del senador Capitanich en la Mesa Algodonera.

En ese mismo espacio se aprobó el funcionamiento del programa de calidad del algodón llevado adelante por el INTA, que probablemente es el programa más estratégico que tiene la economía regional del algodón en el Norte.

Hemos representado un canal para ese espacio de debate en el que intervienen productores, consejos profesionales y gobiernos provinciales. Ese espacio se define como un ámbito de debate de una visión para el sector, soslayando lo que pueden ser los aspectos relacionados con los movimientos de precios -que son considerados por la ley de sustentabilidad algodonera- y adentrándose en la definición de un protocolo para la producción algodonera con criterios de calidad y de sustentabilidad y con el reconocimiento del impacto sobre el ambiente y sobre el trabajo rural.

Con mucha alegría y mucho orgullo por mi sector, hemos presentado este proyecto; repito, no como de autoría específicamente mía sino como canal de lo que ha significado el trabajo en la práctica durante muchos años.

De hecho, hoy es un programa que forma parte del ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del INTA, y a todos los integrantes del sector nos ha parecido relevante convertirlo en ley en esta instancia.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Para concluir, se pone en consideración el proyecto de ley número 5794-d-2015 por el que se crea el Régimen de Promoción de la Producción y/o Elaboración de Productos Orgánicos.

En la comisión se ha debatido una representación de este proyecto por más de tres años debido a que, efectivamente, tiene impacto fiscal. También fue tratado en esta misma Cámara.

En dicha oportunidad vinieron al edificio del Anexo "C" todos los representantes del movimiento de productores de cultivos orgánicos quienes, además, son los impulsores de este proyecto. En efecto, nosotros hemos sido el canal dándole forma y, obviamente, las consideraciones de relacionamiento a esta alternativa elaborada en el marco de la Mesa de Producción Orgánica del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Nosotros convertimos en proyecto de ley a este anteproyecto.

También se encuentra presente el responsable de producciones orgánicas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca por si alguien requiere alguna ampliación al respecto.

No habiendo más diputados para hacer uso de la palabra se pasan los dictámenes para la firma.

-Se pasa a la firma de los dictámenes.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Agradezco a los señores diputados la cordialidad para el tratamiento de los distintos temas en los tiempos que se viven, entendiendo la vehemencia de quienes somos actores protagónicos de la realidad política que se está definiendo en nuestro país en estos momentos.

No habiendo más asuntos que tratar damos por levantada la reunión. Muchas gracias.

En Buenos Aires, a los once días del mes de noviembre de 2015, a la hora 15 y 53:
SR. PRESIDENTE BASTERRA Damos comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Presupuesto y Hacienda, y les agradecemos por concurrir a esta convocatoria.

Se encuentran en consideración varios proyectos que fueron tratados particularmente por los asesores de la Comisión de Agricultura y Ganadería y girados oportunamente a la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Comenzamos con el tratamiento del proyecto de ley del señor diputado Rubín, por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, contenido en el expediente 1716-d-2014, teniendo a la vista los proyectos 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

Si no se formulan consideraciones u observaciones, se pasará el dictamen a la firma.

- Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA A continuación, se pone en consideración el proyecto número 6899-d-2014.

Recién tratamos el proyecto número 1716-d-2014 con proyectos a la vista: 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Perdón, aquí me corrigen. Estos dos proyectos van a la vista junto con el de la diputada Soria.

SR. FELETTI Esto de mezclar peras, manzanas y naranjas no va.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Por eso en el próximo proyecto directamente hablamos en forma genérica de frutas subtropicales y tropicales.

Repito para que quede claro: se pone en consideración el proyecto de ley número 1716-d-2014 por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, sin proyectos a la vista.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en realidad, se van a tratar varios proyectos que tienen que ver con mecanismos de incentivo o de cooperación para algunas economías regionales y sus productos.

En principio, uno siempre tendría que estar de acuerdo con buscar herramientas y mecanismos que puedan facilitar y fortalecer este tipo de productos, sobre todo aquellos que provienen de economías regionales.

Pero creo que no se está tratando lo central: la situación de cada una de las economías regionales y de cada uno de sus productos, las consecuencias positivas que han tenido en algunos de estos últimos quince años y la situación actual que atraviesan los productores de las distintas regiones.

Pienso que falta algún tipo de valoración por parte de las comisiones pertinentes. Por ejemplo, tendríamos que estar discutiendo acerca de las retenciones, de las fuentes de crédito o de cómo mejorar la situación frente a los vaivenes de los precios internacionales.

Me parece que no se hizo nada de eso en los últimos años. Por eso, señor presidente, considero que estamos llegando tarde y con herramientas muy pero muy débiles.

Es por eso que, por lo menos yo, voy acompañar los proyectos en disidencia parcial ya que creo que si la discusión no se da en las comisiones -en todos estos años esto no ha ocurrido, a pesar de las advertencias de los productores de las distintas regiones-, es necesario que este debate se dé en el recinto de cara a la sociedad.

Por lo tanto, voy a firmar en disidencia parcial la mayoría de los proyectos puestos en consideración respecto de estos temas.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Avoscan.

SR. AVOSCAN Señor presidente: voy a hacer uso de la palabra en este momento porque creo que el diputado preopinante ha extendido su objeción al resto de los proyectos que están en discusión en esta reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Agricultura y Ganadería.

Hay situaciones macroeconómicas que no son consideradas en estos proyectos porque estos apuntan a atender a uno de los actores puntuales de estas economías regionales vinculadas a la exportación.

Una devaluación para recuperar la competitividad que tiene que tener nuestra producción, como parece estar defendiendo el diputado preopinante, no es suficiente para salvaguardar los intereses de los pequeños y medianos productores a los cuales no les llega la mejoría de la rentabilidad por estos medios.

Entonces, lo que aquí estamos proponiendo son herramientas para poder trabajar entre el gobierno nacional y las provincias a fin de llegar a aquellos productores y mejorar la calidad y la competitividad de su producción.

Al hablar de mejorar la calidad y la competitividad también nos referimos a buscar formas alternativas para que los pequeños y medianos productores puedan llegar a los mercados nacional e internacional.

Uno de los problemas que tenemos en la comercialización de peras y manzanas, justamente, es que los pequeños y medianos productores no están en condiciones de quedarse con "el jamón del medio", es decir con la parte de lo que hace al tema frutícola.

Ustedes se preguntarán por qué al productor se le está pagando un peso por kilo y en el supermercado cuesta entre 25 y 30 pesos el mismo producto o un producto que muchas veces deja bastante que desear.

Estas son desnaturalizaciones del mercado comercializador que, con estas propuestas, apuntamos a resolver.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: en la línea de lo que planteaba el señor diputado Sánchez, nos preocupa muchísimo la situación de las economías regionales y su producción. Pero me parece que no es demasiado serio abordar este tema de esta manera, en este momento y en esta reunión.

Estos son asuntos que deberíamos haber discutido durante mucho tiempo para tratar de encontrar la mejor solución para las distintas economías regionales, que como se acaba de plantear aquí, tienen problemas realmente importantes.

Coincido con el diputado preopinante en el sentido de las limitaciones y los problemas que tienen los productores, en este caso de manzanas. Sabemos que es la realidad de muchos de los productores de distintas economías regionales en el país. Pero nos parece que este debería ser un debate mucho más profundo, que debería haberse hecho un estudio mucho mejor organizado y que deberíamos tener propuestas mucho más claras e integrales en este sentido.

Por otra parte, con toda honestidad, debo decir también que nos podríamos haber ocupado un poco antes de estos temas, y sobre todo creo que el oficialismo debió haber asumido esta responsabilidad algún tiempo antes. Plantear esto en el momento en que se termina una gestión me parece que no habla de la responsabilidad con la que se ha abordado el problema.

Los productores que hoy están afectados por la situación de estas economías regionales, sobre las que versan estos proyectos, vienen desde hace mucho tiempo atravesando una situación muy compleja. Y desde esta Cámara de Diputados no se impulsó la solución ni se propuso un proyecto de esta naturaleza. De manera que me parece que deberíamos abordar esto de un modo más integral, con un estudio más profundo, etcétera.

Por supuesto que coincidimos totalmente con la idea de que estas producciones deben ser fomentadas y que deben recibir beneficios de manera tal de fortalecer las economías regionales. Pero me parece que lo deberíamos haber tratado de manera distinta.

Por ello, nosotros acompañaremos con una disidencia parcial algunos proyectos, y otros, lamentablemente, no los vamos a poder acompañar precisamente porque entendemos que más allá -repito- de que coincidimos totalmente con la necesidad de generar beneficios para la producción, realmente nos parece que estamos en una situación de bastante improvisación en este sentido.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Antes de dar la palabra al señor diputado Sánchez y luego a la diputada Parrilli quisiera hacer una consideración.

Estos tres proyectos tienen cabecera en la Comisión de Agricultura y Ganadería y nosotros hemos convocado a todos los diputados del oficialismo y de la oposición, a constituir comisiones de análisis conjunto de estas temáticas. Por eso hemos puesto a la vista aquellos proyectos que tienen que ver con cada una de las iniciativas que hemos elegido como proyecto central de análisis.

Lamentablemente no hemos tenido el aporte de la oposición durante los años 2014 y 2015 con proyectos como los que están planteando el señor diputado Sánchez o el señor diputado Bazze, a quienes agradecemos su opinión. Pero en ningún caso nos han propuesto un plan integral de gestión de las economías regionales en términos genéricos.

.4No nos han propuesto planes de desarrollo de determinadas economías regionales.

Entendemos que estamos ante proyectos que han sido largamente tratados en reuniones de asesores a los que se han hecho varias modificaciones producto del aporte tanto de asesores del oficialismo como de la oposición.

Quizás en la Comisión de Agricultura y Ganadería tenemos una modalidad distinta, que consiste en que nuestros asesores trabajen en profundidad los temas, con las limitaciones que tienen quienes trabajan la agricultura y la ganadería, quizás sin la sapiencia de los que manejan los números con tanta precisión, pero sí con mucha voluntad y con disposición para tratar de encontrar soluciones, aunque más no sean progresivas, a las problemáticas que tiene cada uno de los cultivos.

Teniendo en cuenta el arduo trabajo de asesores de las comisiones que ha habido en estas temáticas, nos pareció importante presentarlos antes de que varios de los diputados culminen su mandato para que tengan la oportunidad de explicitarlos. Me refiero a los diputados Rubín, Fernández Sagasti y Harispe, para que eventualmente, puedan hacer la defensa y la presentación de sus proyectos. Así que les agradezco las opiniones.

Son proyectos que, es cierto, tienen una segmentación en su alcance y seguramente algunos tendremos la oportunidad de seguir profundizando este debate en este ámbito.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en mi breve exposición usted no me habrá escuchado decir la palabra devaluación. Así que sería bueno en un debate escucharnos entre nosotros y poder rebatir las ideas y los argumentos que decimos en el contorno de esta mesa.

Sí hablé de retenciones. Conozco su trabajo en la Comisión de Agricultura y sé que es una buena manera de trabajar, pero creo yo que hay algunos temas que no están incluidos dentro del temario de la Comisión de Agricultura y que deberían estarlo, como por ejemplo la baja o extinción de retenciones a algunos productos de las economías regionales, porque no nos alcanza decir que vamos a crear un fondo nacional frutícola que se integrará con el 50 por ciento de lo recaudado por retenciones. ¿No es más fácil dejar hacer a la gente, a los productores, que saben hacer su trabajo, sin cobrarles retenciones, en vez de devolverles el 50 por ciento de las retenciones de manera burocrática?

A mí me parece que es mucho mejor, porque la gente de nuestro país sabe hacer su trabajo. A veces nosotros creemos que estamos ayudando, pero lo que estamos haciendo es entorpeciendo su tarea. Si sabemos que no están teniendo renta, lo que tenemos que hacer es bajar retenciones para así ayudarlos. Entonces, pueden tener espaldas y no importa el tamaño de la producción para poder aguantar la baja de los precios internacionales, y una vez más no estoy hablando de devaluación.

Por eso creo que hay que discutir estos temas, como el de los créditos. Se estuvieron dando créditos; pues no son suficientes. Hay que volver a hablar de créditos. Me parece que nada de eso está acá explicitado, porque cuando se menciona la palabra créditos, el fondo que constituyen para ser distribuido no es suficiente, es minúsculo. Si los fondos que se establecen acá son para otros fines, entonces podemos decir que son fondos suficientes. Ahora, 50 o 100 millones para créditos a productores de las economías regionales más importantes, ni para empezar sirven, señor presidente.

Entonces, quiere decir que no es que estos proyectos no sirvan, quiere decir que estos proyectos hacen pasar de largo las discusiones serias de la situación de las economías regionales, peras, manzanas, cítricos, etcétera. De eso queremos hablar, porque si no nosotros vamos a ir a los productores con estos proyectos, nos los van a agradecer mucho y al otro día nos van a decir -la diputada Parrilli me va a decir si estoy equivocado o no- que van a estar en la misma situación, porque con un fondo de 50 millones no van a ir a ningún lado para la cantidad de productores que hay en nuestro país. Eso es lo que quise decir.

SR. FELETTI Pido la palabra para una una aclaración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Le concede una interrupción al señor diputado Feletti, señora diputada Parrilli?

SRA. PARRILLI Sí, señor presidente.

SR. FELETTI Después probablemente intervenga en una discusión más global, pero quiero aclarar al señor diputado Sánchez que no fue tomado el 50 por ciento de las retenciones como financiamiento del fondo. Es decir que no hay afectación específica de fondos sino que directamente surge de fondos presupuestarios.

SR. SÁNCHEZ Pero las retenciones continúan.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra la señora diputada Parrilli.

SRA. PARRILLI Señor presidente: quiero manifestar algunas consideraciones, porque me parece que aquí todavía se refleja aquella antigua lucha -que no hemos superado- entre unitarios y federales.

Nos duele que se diga que nos podríamos haber ocupado antes, porque tanto los diputados como los senadores de Río Negro, del Neuquén y de las provincias donde tenemos estas economías regionales en crisis nos hemos ocupado.

¿Hemos podido solucionar todos los problemas? No, claro que no. ¿Depende de nosotros? En algunas variables sí y en otras no, pues hay una realidad internacional que ha variado.

En la ciudad de Villa Regina, durante los años 2008 y 2009 se presentó el Plan Frutícola Integral, elaborado con los fruticultores de las provincias de Río Negro y del Neuquén. En ese momento la retención era del 10 por ciento y se consiguió disminuirla al 5 por ciento, tal como tenía el sector de los cítricos.

¿Qué dijeron los productores en ese momento? Hemos solucionado el problema de la fruta y vamos a salir adelante. ¿Se pudo salir adelante? No. Es decir que disminuimos las retenciones, pero hoy continuamos con problemas. ¿Fue por no habernos ocupado? No, señores. ¿Tenemos la varita mágica? No, no la tenemos, pero lo intentamos solucionar.

Los diputados que han presentado esta iniciativa, no lo hicieron como resultado de una noche en la que se les ocurrió sino que han trabajado mucho con los fruticultores del lugar.

Respecto de esa baja de las retenciones que se produjo -del 10 al 5 por ciento- se había quedado en que se iba a poder industrializar, crear más jugueras y sidreras, e incorporarle valor agregado. ¿Qué nos pasa con la fruta o la manzana en particular? Cae granizo o cualquier variable meteorológica y resulta que esa fruta no tiene la calidad para exportación. Entonces, tenemos que dar otro tipo de valores para que sea realmente rentable.

¿Esta baja en las retenciones fue a la industrialización? No. ¿Se hicieron inversiones desde el gobierno nacional? Sí. Por darles un ejemplo, solamente en la provincia del Neuquén se crearon tres frigoríficos con fondos del Estado nacional, que están administrados por cooperativas y por los municipios de las localidades respectivas.

¿Se han creado otras industrias para dar valor agregado? No, en la provincia del Neuquén no se han creado esas otras industrias. Entonces, hoy estamos creando ese fondo para que realmente se creen estas industrias alternativas que podrían dar una salida real a las economías regionales.

Si tuviera que opinar como legisladora respecto de las cuestiones sobre las que se ocupan o no los legisladores de la ciudad, quizás me equivocaría. Entonces, les pido a ustedes que también sean respetuosos de los diputados y los senadores de las provincias, que nos ocupamos de los intereses de nuestras economías regionales, aunque a veces no con los resultados esperados.

Por eso, considero más que oportuno que en este momento estemos tratando estos proyectos de ley presentados por legisladores de las provincias implicadas en la producción.

Otra cuestión que también me preocupa es que digan que nunca es el momento, que siempre falta más tiempo. Si hubiéramos seguido esa postura, seguramente Aerolíneas Argentinas no sería de nuestra bandera ni tampoco habríamos estatizado YPF.

En virtud de lo expuesto, les pido que cuando hagan uso de la palabra se refieran al contenido específico de los proyectos sin juzgar las actividades que realizamos los legisladores de las provincias.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si se admite, para una acotación le daré la palabra al señor diputado Marcos Cleri.

Luego, hará uso de la palabra el señor diputado Rubin.

-Asentimiento.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Cleri.

SR. CLERI Señor presidente: coincido un ciento por ciento con lo expresado por la señora diputada Nanci Parrilli.

Escuchar hablar a diputados de la ciudad puerto de Buenos Aires, que ni deben saber dónde están las economías regionales de las que estamos hablando hoy y que tienen esas producciones, que toman conceptos genéricos y hablan de cuestiones de retenciones cuando aquí se está creando un fondo, me hace acordar al discurso de un hombre de la J.P. Morgan -como Prat-Gay- que tiene que venir a la Comisión Bicameral del HSBC para tratar de justificar cómo ha fugado divisas sin pagar los impuestos debidos o cómo ha lavado dinero. Ambos fueron integrantes del mismo partido político.

Le pregunto al diputado Sánchez: ¿sabe cuáles son las economías regionales en las que se produce la pera, la manzana y los cítricos?

SR. SÁNCHEZ Si quiere, le contesto.

SR. CLERI Sí, por favor, me encantaría saber si lo sabe.

SR. SÁNCHEZ La pera y la manzana se producen en los valles de Río Negro.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI ¿Cómo se llaman esos valles?

SR. BAZZE Seguro que yo lo sé mejor que vos porque nací ahí.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Pido al diputado Cleri y al resto de los señores diputados que por favor no hablen a la vez.

Entiendo que el diputado Cleri está tomando el desafío que le propuso el diputado Sánchez, pero les pido que se circunscriban al tema argumentando a favor o en contra de los proyectos y no de las percepciones que tienen de cada uno de los que se encuentran en esta mesa. Gracias.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: quédese tranquilo que nuestra percepción es la del pueblo argentino.

Los diputados nacionales de distintas provincias, sobre todo de aquellas vinculadas con esta producción, han trabajado arduamente con los asesores y coordinado con los productores para concretar la posibilidad de tener nuevas herramientas destinadas a añadir valor agregado a esa producción e industrializar la ruralidad.

Sabemos que esta producción...

Me parece que un asesor le sigue pasando

información de costado al diputado Sánchez. Los cítricos y el limón, ¿sabe de dónde son?

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: esta es una nueva herramienta que claramente, aparte de sumar, tiene un objetivo: industrializar la ruralidad.

Esta decisión se toma para poder industrializar y diversificar la producción y no depender solamente de la exportación, en la que se cobran las retenciones, que son los derechos de exportación.

Por eso mismo se han unificado proyectos tendientes a que el mercado interno y los productores locales tengan la posibilidad de cobrar por sus productos un valor acorde con lo que el mercado interno manda y, asimismo, para que la cadena de comercialización no dependa solamente de la exportación al poder agregar valor al producto.

Conocer acerca de esto es saber verdaderamente de lo que estamos hablando; desconocerlo es decir cualquier cosa para ser grabado y después transmitido en algún medio.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Rubin.

SR. RUBIN Señor presidente: lamento que se hagan análisis genéricos y no un análisis proyecto por proyecto, que es lo que deberíamos hacer.

Lo que sí quiero decir es que estos no son proyectos de oportunidad ni coyunturales. Por el contrario, en el caso del proyecto citrícola, por ejemplo, lleva dos años en la Cámara y ha sido recogido de otros diputados que ya habían presentado iniciativas similares y habían caducado. De manera que hace varios años que se viene trabajando en varios proyectos relacionados con distintas producciones.

Por otro lado, sería un poco más cuidadoso cuando se habla de economías regionales porque parecería que fueran menores, como si hubiera una gran economía nacional y después las economías regionales que tienen que ver con las necesidades de algunas provincias en particular y que hay que atenderlas siempre con subsidios y como una cuestión menor.

Me parece que las denominadas entre comillas economías regionales, en realidad son la gran economía nacional que tenemos que tratar, de la que forman parte distintas producciones agrícolas que tienen la necesidad de ser atendidas.

En todos los países del mundo la producción agrícola tiene una atención especial, con subsidios, etcétera. Esto no es por cualquier razón sino por los riesgos que asume.

Los riesgos que tiene la actividad agropecuaria son mucho más grandes que cualquier otra actividad. Incluso no dependen del propio productor. Hay riegos sanitarios, por ejemplo, que no tiene la producción industrial ni comercial, y que cada vez son más porque los requisitos sanitarios han aumentado en todos los mercados. Además están los riesgos del clima -que tampoco tienen la industria ni el comercio- y que con el cambio ambiental se han agudizado. Cada vez hay mayores inconvenientes climáticos ya sea por catástrofes como el granizo en el caso del cítrico o por exceso de lluvia o de sequía en épocas en que antes no existían o por heladas en momentos que no corresponden.

Además de esos riesgos tenemos aquellos de relacionados con el mercado interno y con aquellos productos de exportación, con las variaciones que ha habido en distintos mercados que han devaluado su moneda, como el ruso que lo ha hecho en una proporción realmente impresionante, y ha impedido que se acceda a determinados mercados.

A la variabilidad de los mercados externos también hay que sumar la cuestión del mercado interno, donde tenemos que analizar toda la cadena de comercialización.

Por lo tanto, es un tema muy difícil y la verdad es que lo analizamos y lo pensamos. Por eso sería importante que alguien aporte también una idea en este sentido -si es que la tiene- para ver si podría haber una ley de economías regionales. Yo creo que no. Creo que estamos en el buen camino analizando producto por producto, sobre todo, dando participación a las asociaciones de productores, creando fondos específicos con los que realmente participan de la producción para de esa manera ir encontrando las soluciones.

Creo que impugnar un proyecto porque es poco, es preferir nada. Y yo siempre prefiero poco antes que hacer nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: coincido con mucho de lo que acaba de decir el señor diputado Rubin. La única diferencia es que para nosotros el tema de las economías regionales de ninguna manera es de segunda categoría o una economía de menor importancia. Por el contrario, venimos planteando desde hace mucho que entre los errores que entendíamos que cometía el actual Poder Ejecutivo estaba el de no prestar atención suficiente a la realidad de las economías regionales.

Por otro lado -para algún diputado que ya lo dijo- algunos de nosotros conocemos perfectamente la situación de la producción de la pera, la manzana, el durazno y otras frutas. Por ello podemos discutir el tema con toda tranquilidad. Algunos de nosotros no somos de la Capital Federal. Muchos somos del interior y conocemos perfectamente la situación, es probable que incluso mucho mejor que el propio gobierno, que no ha tomado conciencia de lo que estaba pasando con estas economías regionales que hoy -como se está afirmando en esta reunión- están en una situación bastante compleja.

De manera que me parece, con toda sinceridad, que lo que está pasando es que el gobierno asume este problema con demasiada tardanza. Debió haberlo hecho con anterioridad, precisamente para que los productores no pasaran por lo que están pasando hoy.

.8 La situación de la producción también está vinculada al funcionamiento de la economía, que sistemáticamente negó el ministro de Economía de la Nación cada vez que vino a presentar un proyecto de presupuesto a este Congreso de la Nación, como lo hizo también el viceministro de Economía de la Nación cuando hace pocas semanas le señalábamos hasta dónde la inflación perjudicaba a las economías regionales, hasta dónde estaban pasando estas cosas.

Lo que acaba de decir el diputado Rubín es absolutamente cierto. Ojalá de parte del oficialismo y del Poder Ejecutivo se hubiera asumido esta realidad al mismo tiempo que lo hicieron los diputados del oficialismo, y ojalá los diputados del oficialismo hubieran convencido al Poder Ejecutivo de que había que manejarse de manera distinta para tratar de no llevar a los productores de estas regiones a la situación a la cual lamentablemente los terminaron llevando.

Esta es la realidad. Hoy el oficialismo reconoce en la Cámara de Diputados la dificultad que están atravesando los productores de estas distintas regiones. Este reconocimiento no vino nunca de parte del Ministerio de Economía de la Nación. Y es allí, en el Ministerio de Economía de la Nación, donde debieron haberse impulsado las reformas para que se resolvieran estas cuestiones. Es absolutamente imposible solucionar el tema de las economías regionales si el Ministerio de Economía de la Nación, si el Poder Ejecutivo de la Nación, no actúa en consecuencia. Y la verdad es que el actual Poder Ejecutivo no actuó en consecuencia; negó las causas fundamentales que terminaron destruyendo las economías regionales. Y este es un dato que ustedes deben asumir con toda responsabilidad.

Por eso venimos a plantear que no estamos en contra de estos proyectos, pero que esto debe ser parte de una política integral que termine resolviendo definitivamente la situación de estas economías.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Me gustaría hacer una ligera corrección técnica. En realidad, todavía solemos caer en el error de una visión centralista, centrada en la pampa húmeda. En esta visión desde la pampa húmeda hablamos de economías regionales y de otra economía. En realidad, son todas regiones, entre ellas la región pampeana. Eventualmente, podemos hablar de economías regionales extrapampeanas, como para caracterizar cuando no hablamos de esta región, que tiene una agricultura bastante más fácil que la que nos toca a los que estamos fuera de la región pampeana, que no nos llueve como llueve acá, que no tenemos los suelos que tienen acá.

Tiene la palabra el señor diputado Feletti.

SR. FELETTI Señor presidente: quiero hacer unas aclaraciones.

En primer lugar, estamos hablando de recursos importantes en la concreción de estos fondos. Estamos hablando de más de 250 millones de pesos en los distintos fondos, estamos hablando de un trabajo de microeconomía y estamos hablando de un trabajo para recuperar competitividad.

Yo creo que todos debemos ser bastante honestos intelectualmente en muchas cosas. En primer lugar, durante estos 12 años la producción regional alcanzó niveles muy altos. Entonces, mal podemos decir que este gobierno ha destruido economías regionales, porque se recuperaron regiones que estuvieron realmente abandonadas durante muchísimos años. Este es el primer dato. La producción regional alcanzó niveles muy altos, sobre todo en algunos complejos, concretamente peras -que a mí me tocó tratarlo específicamente cuando estaba en el Ministerio de Economía-, con el que llegamos a exportar el 63 por ciento de la producción, en niveles de producción muy altos. Entonces, no seamos injustos.

SR. BAZZE Hoy ya no es así.

SR. FELETTI Está bien. No seamos injustos...

SR. PRESIDENTE BASTERRA No dialoguen.

SR. FELETTI No seamos injustos con el nivel de producción alcanzado por las economías regionales. Ahora, efectivamente reconocemos que hay un problema de competitividad. No lo niega el gobierno. El gobierno siempre ha manejado las cuestiones de competitividad en la economía argentina sin acudir a la devaluación ni tocando el tipo de cambio.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. FELETTI No me interrumpa, diputado. Nunca lo ha querido hacer porque eso es extraer competitividad al salario.

En segundo lugar, como bien decía el diputado Rubin, la renta agropecuaria es fluctuante: a veces es mayor y otras menor. Esto ocurre porque los precios internacionales suben y bajan. Ahora bien, cuando el gobierno planteó una medida para administrar razonablemente la renta agropecuaria -como fue la implementación de derechos de exportación móviles-, la oposición se opuso tenazmente y la hizo derrumbar. Efectivamente, si nosotros pudiéramos administrar mucho más racionalmente la renta agropecuaria sobre la base de sistemas móviles de derechos de exportación, la cosa sería más fácil, pero esa medida no fue aceptada.

En tercer término, en relación con la recuperación de competitividad por la vía fiscal, pensamos que debe ser administrada, como bien decía la diputada Parrilli, subsidiando la producción y no la ganancia. Esto también tiene que ver -uno lo ha visto mucho en el complejo de peras y manzanas- con cómo los márgenes de intermediación, cuando se demandan fondos, terminan aumentando la ganancia de los grandes monopolizadores de la compra.

Entonces, el fondo es bienvenido, así como este tipo de manejo que se inscribe en la política de gobierno que se ha llevado a cabo todos estos años, que consiste en administrar la competitividad por la vía fiscal y no por la vía del tipo de cambio. También es bienvenida la posibilidad de discutir cómo la fluctuación de los precios internacionales no nos impacta a nivel interno. En este punto, uno podría discutir realmente los derechos de exportación, pero dándoles el carácter móvil que deberían tener, conforme las fluctuaciones de los precios internacionales. Esa sería la mejor herramienta.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Quisiera hacer una defensa similar a la que hizo el diputado Feletti, aunque de menor calidad.

SR. FELETTI ¿Por qué va a ser de menor calidad?

SR. HARISPE Lo digo así porque tengo aprecio y admiración por su aporte teórico en esta y en otras comisiones.

Vale la pena remarcar que es a este gobierno, y no a los anteriores, que se le debe las mejores condiciones de intercambio y, por ende, la competitividad de las economías regionales. Recuerdo a las Mujeres en Lucha reclamando por el precio de las tierras, por los campos que estaban improductivos, por la situación incómoda en que habían quedado frente el sector financiero. Cuando asumió este gobierno, la mayoría de las economías regionales estaban quebradas.

Habría que repasar los avances que hemos tenido. Por ejemplo, hemos puesto en marcha un Ministerio de Agricultura, así como la recuperación de organismos como el INTA, por ejemplo. Hemos puesto en marcha registraciones como el RENAF y todo lo que refiere a políticas en favor de los pequeños productores. Deberíamos armar una agenda de políticas públicas surgidas del programa agropecuario y agroindustrial que se puso en marcha después de 2008. Y deberíamos entrar en el debate aquél de las retenciones móviles al que se refirió el diputado Feletti.

Por estas razones, no deberíamos ponernos a contestar las chicanas, como lo estoy haciendo yo en este momento. Solo deben ser aclaradas las cosas que merecen serlo. Pero sabemos que estamos debatiendo sobre la posibilidad de una nueva política de devaluación, que servirá para fortalecer a los sectores exportadores. Este debate debería ser incluso penalizado en la Argentina, ya que estamos en el medio de una corrida cambiaria que se puso en marcha hace un par de días. El propio Rodríguez Larreta ha confirmado hoy la voluntad de profundizar la corrida cambiaria.

Estamos en el medio del debate sobre el rol de las economías regionales, sobre las retenciones, sobre el valor del dólar. Y lo que están haciendo los bloques opositores es solamente propaganda que va en este sentido.



Por lo tanto, yo diría de continuar con esta reunión de comisiones si bien, por supuesto, usted es quien conduce.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que de ninguna manera queremos desmerecer la calidad de los proyectos que se han presentado. Quienes han argumentado, lo han hecho desde el punto de vista de que con estos proyectos no se resuelve la situación de las economías regionales. Los autores de los proyectos han reconocido las dificultades por las que atraviesan estas economías.

En segundo lugar, todos los que estamos acá sabemos la importancia de las economías regionales ya que no son economías menores. No hay desarrollo armónico del país si no funcionan las economías regionales.

Sin embargo, creo que varios de estos proyectos llegan tarde. Por ejemplo, mi provincia -que tiene una parte de pampa húmeda y tres cuartas partes semiáridas y áridas- tiene una pequeña proporción de riego en el Río Colorado, pero ya no hay más manzanas. En 25 de Mayo nos hemos quedado casi sin montes de manzanas; quedan seis hectáreas, si es que en estos meses que han transcurrido no han sido totalmente desmontadas.

Entonces, pienso que lo que está haciendo falta es una política global agresiva que pueda tener en cuenta estos proyectos, pero no alcanzan.

Lo expresado ha sido reconocido por el diputado preopinante cuando mencionó que al productor se le está pagando a razón de un peso por kilo de manzanas. En realidad el kilo de manzanas cuesta 80 centavos en tierra y 25 o 30 pesos en góndola. Ese es el problema que tiene la Argentina.

Pero acá estamos más preocupados por ver cómo recuperamos competitividad en la producción mientras somos el país en el que existe mayor diferencia entre el precio de góndola y el precio de tierra en el mundo.

Con respecto a esta corriente devaluatoria que ahora se anuncia, podemos discutir si han habido mini o maxi devaluaciones pero en los últimos doce años el tipo de cambio se ha devaluado en un doscientos por ciento. Entonces, tampoco hagamos un cuco de esto; la historia económica argentina tiene una historia de devaluaciones.

De esta forma, quiero dejar sentado que con estas iniciativas no alcanza. Hace falta una política global que ponga otra vez en funcionamiento las economías regionales.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Hay una propuesta del diputado Alegre respecto al Fondo Nacional Citrícola por la que se sugiere que en el artículo 4° del proyecto, después de donde dice: "Establézcase como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de Agricultura, ganadería y Pesca de la Nación", se agregue: "a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- como organismo especializado en la materia."

Se consultó al diputado Rubin, autor del proyecto, quien aceptó esa modificación. Por lo tanto, si están todos de acuerdo pasamos a la firma de estos tres proyectos relacionados con fondos y programas relativos a peras, manzanas, cítricos y frutas tropicales y subtropicales.

Agradezco a los diputados preopinantes que nos han auspiciado una buena gestión a partir de diciembre de 2015. Tendremos en cuenta estas consideraciones que nos han hecho acerca de un plan general.

-Se pasa a la firma los expedientes 1716-d-2014, 6899-d-2014 y 0262-d-2015.
SR. PRESIDENTE BASTERRA En consideración el proyecto de ley contenido en el expediente número 8800-d-2014, de la diputada Anabel Fernández Sagasti y otros, por el que se instituye el régimen para la eficientización del riego agrícola destinado a lograr la tecnificación y modernización de los sistemas de riego intrafinca.



Tiene la palabra la señora diputada Fernández Sagasti.



SRA. FERNÁNDEZ SAGASTI Señor presidente: este proyecto ha sido arduamente elaborado en reuniones de asesores. Hemos recibido todas las observaciones y hemos introducido las modificaciones que han propuesto los distintos bloques.

A los que no han tenido oportunidad de leer en profundidad el proyecto, les comento que lo que propone es crear un programa para modernizar y tecnificar el riego en el que se prioriza a los pequeños y medianos productores a través del asociativismo. Su objetivo es reducir la brecha de competitividad con los grandes productores y también promover el arraigo rural.

El dictamen que ha circulado tanto en la Comisión de Agricultura y Ganadería como en la Comisión de Presupuesto y Hacienda tiene incorporadas todas las observaciones. Sin embargo quisiera agregar un párrafo al artículo 3° a continuación del primer párrafo, que diría lo siguiente: "Así mismo, los beneficiarios del presente régimen deberán dar preferencia a adquirir para la ejecución de las actividades previstas en el artículo 2° de la presente ley, bienes de capital de origen nacional en los términos definidos en el artículo 2° de la ley 25.551".

Motiva esta preferencia la necesidad de estimular el compre nacional de productos de la metalmecánica de la Argentina. Como mendocina puedo decir que tenemos un polo industrial muy importante y deseamos que esa tecnificación, con las nuevas tecnologías que podamos llegar a producir -de acuerdo a nuestros investigadores y a los técnicos que tenemos trabajando- sea de compre nacional.

De esta manera no solamente estimulamos el riego tecnificado sino también nuestra industria nacional. Ese el motivo de la incorporación de este párrafo.

Espero que vean reflejadas en el articulado del dictamen todas las observaciones que han enviado y que nos acompañen con el presente proyecto.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: nosotros vamos a apoyar este proyecto. Creemos que la Argentina paulatinamente tiene que ir mejorando la eficiencia en el riego. Es un recurso escaso, estratégico y sin duda necesario.

Por ese motivo vamos a acompañar esta iniciativa.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Julio César Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Señor presidente: acompañamos esta idea ya que creemos que es necesaria.

El riego agrícola es algo sumamente importante, sobre todo en nuestras regiones y en muchas provincias argentinas.

Sin embargo, ya que está en debate el tema, quiero pedir algo, sobre todo al señor diputado Feletti, que es el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

En el riego agrícola cada vez es mayor el porcentaje que se hace por bombeo del subsuelo de donde se extrae el agua para regar. Para ese bombeo se utiliza energía de riego.

En mi provincia el 80 o 90 por ciento de la producción se hace con ese tipo de energía, que es cara, quedando reducido al 10 o 20 por ciento el riego de superficie, el canon de riego. Pero hay otras provincias como Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro, donde no sé cuál es el porcentaje pero que también riegan con riego de subsuelo extraído con energía.

En este punto se produce una gran injusticia, que tiene que ver con el IVA a la energía del riego.



.12 Mientras el canon de riego está exento de IVA, la energía de riego paga 27 por ciento de IVA, porque es la energía de los grandes consumidores. Entonces, eso trae una gran iniquidad. Hay un productor, por ejemplo de Mendoza, que riega con canon de riego muy barato y exento de IVA y al lado hay un productor que produce el mismo producto -uva, olivo o lo que sea-, que además de pagar una energía cara tiene que pagar un IVA del 27 por ciento.

He presentado durante muchos años un proyecto para bajar el IVA al 10,5, que es lo que pagan los productos del agro, porque de lo contrario se crea un crédito fiscal que no sirve para nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Por qué 27 por ciento?

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Normalmente, el consumo que tiene una bomba de energía de 100 HP a una profundidad de 70 u 80 metros pasa a la categoría de gran consumidor y el IVA es del 27 por ciento. Y esa es una gran iniquidad que están teniendo con los productores vecinos, con los que tienen que competir, que producen el mismo producto, y no puede competir quien tiene que parar energía cara. Hemos presentado varias veces el proyecto y nunca fue tratado. Me parece que es absolutamente necesario tratarlo.

SR. FELETTI Veámoslo.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Vamos a analizar esa situación. Pensaba que era un IVA del 21 por ciento y no por el 27, pero es un aporte para el análisis.

Si no hay otra consideración, pasa a la firma el proyecto de la diputada Fernández Sagasti.

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Es el IVA más la percepción.

SR. FELETTI Ahora entiendo. La percepción se puede aplicar. Se genera un crédito fiscal.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Ahora entiendo.

Vamos a considerar a continuación el proyecto de ley 4036-d-2015, del diputado Gastón Harispe, sobre creación del régimen de compra a la agricultura familiar para fortalecimiento del sector.

Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Señor presidente: el proyecto que aquí se trata es el primer proyecto del Frente Parlamentario Contra el Hambre, que este año se ha constituido con integración de siete diputados y siete senadores a partir de la institucionalización de una construcción ya sostenida desde hace tres años por otros legisladores, lo cual hace que siempre digamos que no es que aquí ha empezado la historia sino que continuamos lo que han hecho los legisladores, fundamentalmente de la oposición y también, por supuesto, del oficialismo. Participan compañeros de la Comisión de Agricultura, como es su caso, como es el caso de la compañera Andrea García y compañeras como Graciela de la Rosa, que es presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Senadores, e integrada, por supuesto, por representaciones parlamentarias de bloques opositores.

Así que este proyecto viene a dar cuenta de una construcción colectiva puesta en marcha durante el año, atendiendo una de los cinco o seis propuestas políticas programáticas de la FAO, que con el correr del tiempo fuimos compartiendo, como es la cuestión de la compra pública de alimentos. Es uno de los ejes que la FAO ha sostenido, como otras propuestas, como la cuestión de los precios de los alimentos, que ha llevado a que la FAO premie a nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la lucha contra el hambre y ha caracterizado que la Argentina cumplió con los objetivos planteados como objetivos del milenio y las metas de lucha contra el hambre planteadas por la FAO.

Así que la cuestión de los precios casi nunca está mencionada. En general se mencionan las opiniones favorables de la FAO respecto de la política llevada adelante por nuestro gobierno, pero también se ha reconocido la lucha por el sostenimiento de los precios de la canasta básica de alimentos.

En lo que respecta a la agricultura familiar y a la compra pública de alimentos, hemos puesto en marcha un mecanismo de debate que nos llevó mucho tiempo. Queremos que sea un proyecto de consenso, no solamente entre bloques opositores y oficialistas, sino fundamentalmente entre organismos públicos. En él también intervinieron tanto representantes del Poder Legislativo como funcionarios de organismos de compra del Estado nacional. También hemos recogido la opinión de la SIGEN, de organismos provinciales y, fundamentalmente, de organismos sociales o de la sociedad civil, como se definen generalmente.

Este régimen de compras por supuesto está sostenido en un fondo de compras para la agricultura familiar, pero contiene mecanismos para la intervención en licitación y en compra directa por parte de los que serían proveedores del Estado, que son fundamentalmente agricultores familiares. Estos mecanismos de compra por parte del Estado hacen que el pequeño productor y el agricultor familiar no puedan ser parte de licitaciones o satisfacer la demanda que en general tiene el Estado. El Estado nacional compra productos a la agricultura familiar mediante lo que conocemos como servicio penitenciario, o bien mediante el sistema público de salud, ya que los hospitales consumen alimentos. Las escuelas también consumen alimentos, en los casos de aquellas que tienen comedores escolares. Es una buena cantidad de divisas la que derogan los Estados municipales en la provisión de alimentos. Y por supuesto que las estructuras de los Estados provinciales tienen esta demanda. Este tema ha pasado por la reunión de asesores y a todo el mundo le ha parecido algo novedoso y atendible, ya que el agricultor familiar podría ser parte de una propuesta de licitación o de una compra directa. Por los mecanismos previstos, intervendría en forma directa.

Otra cosa que está incluida en el proyecto y merece ser atendida es la puesta en marcha a fines del año pasado de la ley de agricultura familiar. Esta ha sido una de las leyes más consensuadas y debatidas a lo largo de nuestra historia. Desde que hemos descubierto que la Argentina tiene campesinado y economías regionales, como se ha dicho aquí, esta norma vendría a cumplir con una serie de artículos que tiene la ley de agricultura, cuyo proceso de reglamentación está previsto. La compra pública de alimentos diría que es la cuestión central por el nivel de erogación que tienen los Estados nacional, provinciales y municipales.

De esto se trata este proyecto de ley que se pone en consideración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si ningún diputado hará uso de la palabra, quiero hacer un reconocimiento a quien fuera nuestra colega, la señora diputada Liliana Parada. Ella presidió la Comisión Coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre y nos estimuló mucho para que esta temática tome visibilidad.

Asimismo, quiero destacar que el diputado Harispe ha sido quien tomó esa posta dándole una impronta ejecutiva muy amplia, reconociendo a los actores intervinientes, tanto de la oposición como del oficialismo y de las organizaciones sociales.

En consideración el proyecto de ley número 5459-d-2015 por el que se crea el Programa Nacional de Calidad de la Producción Algodonera -PROCALGODON-. Se trata de un proyecto de mi autoría. Se encuentra aquí presente el ingeniero Pablo Urdapilleta del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, para aquellos que deseen ampliar alguna cuestión sobre este proyecto.

Como hombre del sector y coautor del anteproyecto oportunamente presentado y que fuera convertido en ley, permítanme esbozar lo que ha significado la ley de producción algodonera aprobada en el año 2005 a instancias del senador Capitanich en la Mesa Algodonera.

En ese mismo espacio se aprobó el funcionamiento del programa de calidad del algodón llevado adelante por el INTA, que probablemente es el programa más estratégico que tiene la economía regional del algodón en el Norte.

Hemos representado un canal para ese espacio de debate en el que intervienen productores, consejos profesionales y gobiernos provinciales. Ese espacio se define como un ámbito de debate de una visión para el sector, soslayando lo que pueden ser los aspectos relacionados con los movimientos de precios -que son considerados por la ley de sustentabilidad algodonera- y adentrándose en la definición de un protocolo para la producción algodonera con criterios de calidad y de sustentabilidad y con el reconocimiento del impacto sobre el ambiente y sobre el trabajo rural.

Con mucha alegría y mucho orgullo por mi sector, hemos presentado este proyecto; repito, no como de autoría específicamente mía sino como canal de lo que ha significado el trabajo en la práctica durante muchos años.

De hecho, hoy es un programa que forma parte del ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del INTA, y a todos los integrantes del sector nos ha parecido relevante convertirlo en ley en esta instancia.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Para concluir, se pone en consideración el proyecto de ley número 5794-d-2015 por el que se crea el Régimen de Promoción de la Producción y/o Elaboración de Productos Orgánicos.

En la comisión se ha debatido una representación de este proyecto por más de tres años debido a que, efectivamente, tiene impacto fiscal. También fue tratado en esta misma Cámara.

En dicha oportunidad vinieron al edificio del Anexo "C" todos los representantes del movimiento de productores de cultivos orgánicos quienes, además, son los impulsores de este proyecto. En efecto, nosotros hemos sido el canal dándole forma y, obviamente, las consideraciones de relacionamiento a esta alternativa elaborada en el marco de la Mesa de Producción Orgánica del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Nosotros convertimos en proyecto de ley a este anteproyecto.

También se encuentra presente el responsable de producciones orgánicas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca por si alguien requiere alguna ampliación al respecto.

No habiendo más diputados para hacer uso de la palabra se pasan los dictámenes para la firma.

-Se pasa a la firma de los dictámenes.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Agradezco a los señores diputados la cordialidad para el tratamiento de los distintos temas en los tiempos que se viven, entendiendo la vehemencia de quienes somos actores protagónicos de la realidad política que se está definiendo en nuestro país en estos momentos.

No habiendo más asuntos que tratar damos por levantada la reunión. Muchas gracias.

En Buenos Aires, a los once días del mes de noviembre de 2015, a la hora 15 y 53:
SR. PRESIDENTE BASTERRA Damos comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Presupuesto y Hacienda, y les agradecemos por concurrir a esta convocatoria.

Se encuentran en consideración varios proyectos que fueron tratados particularmente por los asesores de la Comisión de Agricultura y Ganadería y girados oportunamente a la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Comenzamos con el tratamiento del proyecto de ley del señor diputado Rubín, por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, contenido en el expediente 1716-d-2014, teniendo a la vista los proyectos 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

Si no se formulan consideraciones u observaciones, se pasará el dictamen a la firma.

- Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA A continuación, se pone en consideración el proyecto número 6899-d-2014.

Recién tratamos el proyecto número 1716-d-2014 con proyectos a la vista: 0560-d-2014 y 2076-d-2014.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Perdón, aquí me corrigen. Estos dos proyectos van a la vista junto con el de la diputada Soria.

SR. FELETTI Esto de mezclar peras, manzanas y naranjas no va.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Por eso en el próximo proyecto directamente hablamos en forma genérica de frutas subtropicales y tropicales.

Repito para que quede claro: se pone en consideración el proyecto de ley número 1716-d-2014 por el que se crea el Fondo Nacional Citrícola, sin proyectos a la vista.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en realidad, se van a tratar varios proyectos que tienen que ver con mecanismos de incentivo o de cooperación para algunas economías regionales y sus productos.

En principio, uno siempre tendría que estar de acuerdo con buscar herramientas y mecanismos que puedan facilitar y fortalecer este tipo de productos, sobre todo aquellos que provienen de economías regionales.

Pero creo que no se está tratando lo central: la situación de cada una de las economías regionales y de cada uno de sus productos, las consecuencias positivas que han tenido en algunos de estos últimos quince años y la situación actual que atraviesan los productores de las distintas regiones.

Pienso que falta algún tipo de valoración por parte de las comisiones pertinentes. Por ejemplo, tendríamos que estar discutiendo acerca de las retenciones, de las fuentes de crédito o de cómo mejorar la situación frente a los vaivenes de los precios internacionales.

Me parece que no se hizo nada de eso en los últimos años. Por eso, señor presidente, considero que estamos llegando tarde y con herramientas muy pero muy débiles.

Es por eso que, por lo menos yo, voy acompañar los proyectos en disidencia parcial ya que creo que si la discusión no se da en las comisiones -en todos estos años esto no ha ocurrido, a pesar de las advertencias de los productores de las distintas regiones-, es necesario que este debate se dé en el recinto de cara a la sociedad.

Por lo tanto, voy a firmar en disidencia parcial la mayoría de los proyectos puestos en consideración respecto de estos temas.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Avoscan.

SR. AVOSCAN Señor presidente: voy a hacer uso de la palabra en este momento porque creo que el diputado preopinante ha extendido su objeción al resto de los proyectos que están en discusión en esta reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Agricultura y Ganadería.

Hay situaciones macroeconómicas que no son consideradas en estos proyectos porque estos apuntan a atender a uno de los actores puntuales de estas economías regionales vinculadas a la exportación.

Una devaluación para recuperar la competitividad que tiene que tener nuestra producción, como parece estar defendiendo el diputado preopinante, no es suficiente para salvaguardar los intereses de los pequeños y medianos productores a los cuales no les llega la mejoría de la rentabilidad por estos medios.

Entonces, lo que aquí estamos proponiendo son herramientas para poder trabajar entre el gobierno nacional y las provincias a fin de llegar a aquellos productores y mejorar la calidad y la competitividad de su producción.

Al hablar de mejorar la calidad y la competitividad también nos referimos a buscar formas alternativas para que los pequeños y medianos productores puedan llegar a los mercados nacional e internacional.

Uno de los problemas que tenemos en la comercialización de peras y manzanas, justamente, es que los pequeños y medianos productores no están en condiciones de quedarse con "el jamón del medio", es decir con la parte de lo que hace al tema frutícola.

Ustedes se preguntarán por qué al productor se le está pagando un peso por kilo y en el supermercado cuesta entre 25 y 30 pesos el mismo producto o un producto que muchas veces deja bastante que desear.

Estas son desnaturalizaciones del mercado comercializador que, con estas propuestas, apuntamos a resolver.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: en la línea de lo que planteaba el señor diputado Sánchez, nos preocupa muchísimo la situación de las economías regionales y su producción. Pero me parece que no es demasiado serio abordar este tema de esta manera, en este momento y en esta reunión.

Estos son asuntos que deberíamos haber discutido durante mucho tiempo para tratar de encontrar la mejor solución para las distintas economías regionales, que como se acaba de plantear aquí, tienen problemas realmente importantes.

Coincido con el diputado preopinante en el sentido de las limitaciones y los problemas que tienen los productores, en este caso de manzanas. Sabemos que es la realidad de muchos de los productores de distintas economías regionales en el país. Pero nos parece que este debería ser un debate mucho más profundo, que debería haberse hecho un estudio mucho mejor organizado y que deberíamos tener propuestas mucho más claras e integrales en este sentido.

Por otra parte, con toda honestidad, debo decir también que nos podríamos haber ocupado un poco antes de estos temas, y sobre todo creo que el oficialismo debió haber asumido esta responsabilidad algún tiempo antes. Plantear esto en el momento en que se termina una gestión me parece que no habla de la responsabilidad con la que se ha abordado el problema.

Los productores que hoy están afectados por la situación de estas economías regionales, sobre las que versan estos proyectos, vienen desde hace mucho tiempo atravesando una situación muy compleja. Y desde esta Cámara de Diputados no se impulsó la solución ni se propuso un proyecto de esta naturaleza. De manera que me parece que deberíamos abordar esto de un modo más integral, con un estudio más profundo, etcétera.

Por supuesto que coincidimos totalmente con la idea de que estas producciones deben ser fomentadas y que deben recibir beneficios de manera tal de fortalecer las economías regionales. Pero me parece que lo deberíamos haber tratado de manera distinta.

Por ello, nosotros acompañaremos con una disidencia parcial algunos proyectos, y otros, lamentablemente, no los vamos a poder acompañar precisamente porque entendemos que más allá -repito- de que coincidimos totalmente con la necesidad de generar beneficios para la producción, realmente nos parece que estamos en una situación de bastante improvisación en este sentido.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Antes de dar la palabra al señor diputado Sánchez y luego a la diputada Parrilli quisiera hacer una consideración.

Estos tres proyectos tienen cabecera en la Comisión de Agricultura y Ganadería y nosotros hemos convocado a todos los diputados del oficialismo y de la oposición, a constituir comisiones de análisis conjunto de estas temáticas. Por eso hemos puesto a la vista aquellos proyectos que tienen que ver con cada una de las iniciativas que hemos elegido como proyecto central de análisis.

Lamentablemente no hemos tenido el aporte de la oposición durante los años 2014 y 2015 con proyectos como los que están planteando el señor diputado Sánchez o el señor diputado Bazze, a quienes agradecemos su opinión. Pero en ningún caso nos han propuesto un plan integral de gestión de las economías regionales en términos genéricos.

.4No nos han propuesto planes de desarrollo de determinadas economías regionales.

Entendemos que estamos ante proyectos que han sido largamente tratados en reuniones de asesores a los que se han hecho varias modificaciones producto del aporte tanto de asesores del oficialismo como de la oposición.

Quizás en la Comisión de Agricultura y Ganadería tenemos una modalidad distinta, que consiste en que nuestros asesores trabajen en profundidad los temas, con las limitaciones que tienen quienes trabajan la agricultura y la ganadería, quizás sin la sapiencia de los que manejan los números con tanta precisión, pero sí con mucha voluntad y con disposición para tratar de encontrar soluciones, aunque más no sean progresivas, a las problemáticas que tiene cada uno de los cultivos.

Teniendo en cuenta el arduo trabajo de asesores de las comisiones que ha habido en estas temáticas, nos pareció importante presentarlos antes de que varios de los diputados culminen su mandato para que tengan la oportunidad de explicitarlos. Me refiero a los diputados Rubín, Fernández Sagasti y Harispe, para que eventualmente, puedan hacer la defensa y la presentación de sus proyectos. Así que les agradezco las opiniones.

Son proyectos que, es cierto, tienen una segmentación en su alcance y seguramente algunos tendremos la oportunidad de seguir profundizando este debate en este ámbito.

Tiene la palabra el señor diputado Sánchez.

SR. SÁNCHEZ Señor presidente: en mi breve exposición usted no me habrá escuchado decir la palabra devaluación. Así que sería bueno en un debate escucharnos entre nosotros y poder rebatir las ideas y los argumentos que decimos en el contorno de esta mesa.

Sí hablé de retenciones. Conozco su trabajo en la Comisión de Agricultura y sé que es una buena manera de trabajar, pero creo yo que hay algunos temas que no están incluidos dentro del temario de la Comisión de Agricultura y que deberían estarlo, como por ejemplo la baja o extinción de retenciones a algunos productos de las economías regionales, porque no nos alcanza decir que vamos a crear un fondo nacional frutícola que se integrará con el 50 por ciento de lo recaudado por retenciones. ¿No es más fácil dejar hacer a la gente, a los productores, que saben hacer su trabajo, sin cobrarles retenciones, en vez de devolverles el 50 por ciento de las retenciones de manera burocrática?

A mí me parece que es mucho mejor, porque la gente de nuestro país sabe hacer su trabajo. A veces nosotros creemos que estamos ayudando, pero lo que estamos haciendo es entorpeciendo su tarea. Si sabemos que no están teniendo renta, lo que tenemos que hacer es bajar retenciones para así ayudarlos. Entonces, pueden tener espaldas y no importa el tamaño de la producción para poder aguantar la baja de los precios internacionales, y una vez más no estoy hablando de devaluación.

Por eso creo que hay que discutir estos temas, como el de los créditos. Se estuvieron dando créditos; pues no son suficientes. Hay que volver a hablar de créditos. Me parece que nada de eso está acá explicitado, porque cuando se menciona la palabra créditos, el fondo que constituyen para ser distribuido no es suficiente, es minúsculo. Si los fondos que se establecen acá son para otros fines, entonces podemos decir que son fondos suficientes. Ahora, 50 o 100 millones para créditos a productores de las economías regionales más importantes, ni para empezar sirven, señor presidente.

Entonces, quiere decir que no es que estos proyectos no sirvan, quiere decir que estos proyectos hacen pasar de largo las discusiones serias de la situación de las economías regionales, peras, manzanas, cítricos, etcétera. De eso queremos hablar, porque si no nosotros vamos a ir a los productores con estos proyectos, nos los van a agradecer mucho y al otro día nos van a decir -la diputada Parrilli me va a decir si estoy equivocado o no- que van a estar en la misma situación, porque con un fondo de 50 millones no van a ir a ningún lado para la cantidad de productores que hay en nuestro país. Eso es lo que quise decir.

SR. FELETTI Pido la palabra para una una aclaración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Le concede una interrupción al señor diputado Feletti, señora diputada Parrilli?

SRA. PARRILLI Sí, señor presidente.

SR. FELETTI Después probablemente intervenga en una discusión más global, pero quiero aclarar al señor diputado Sánchez que no fue tomado el 50 por ciento de las retenciones como financiamiento del fondo. Es decir que no hay afectación específica de fondos sino que directamente surge de fondos presupuestarios.

SR. SÁNCHEZ Pero las retenciones continúan.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra la señora diputada Parrilli.

SRA. PARRILLI Señor presidente: quiero manifestar algunas consideraciones, porque me parece que aquí todavía se refleja aquella antigua lucha -que no hemos superado- entre unitarios y federales.

Nos duele que se diga que nos podríamos haber ocupado antes, porque tanto los diputados como los senadores de Río Negro, del Neuquén y de las provincias donde tenemos estas economías regionales en crisis nos hemos ocupado.

¿Hemos podido solucionar todos los problemas? No, claro que no. ¿Depende de nosotros? En algunas variables sí y en otras no, pues hay una realidad internacional que ha variado.

En la ciudad de Villa Regina, durante los años 2008 y 2009 se presentó el Plan Frutícola Integral, elaborado con los fruticultores de las provincias de Río Negro y del Neuquén. En ese momento la retención era del 10 por ciento y se consiguió disminuirla al 5 por ciento, tal como tenía el sector de los cítricos.

¿Qué dijeron los productores en ese momento? Hemos solucionado el problema de la fruta y vamos a salir adelante. ¿Se pudo salir adelante? No. Es decir que disminuimos las retenciones, pero hoy continuamos con problemas. ¿Fue por no habernos ocupado? No, señores. ¿Tenemos la varita mágica? No, no la tenemos, pero lo intentamos solucionar.

Los diputados que han presentado esta iniciativa, no lo hicieron como resultado de una noche en la que se les ocurrió sino que han trabajado mucho con los fruticultores del lugar.

Respecto de esa baja de las retenciones que se produjo -del 10 al 5 por ciento- se había quedado en que se iba a poder industrializar, crear más jugueras y sidreras, e incorporarle valor agregado. ¿Qué nos pasa con la fruta o la manzana en particular? Cae granizo o cualquier variable meteorológica y resulta que esa fruta no tiene la calidad para exportación. Entonces, tenemos que dar otro tipo de valores para que sea realmente rentable.

¿Esta baja en las retenciones fue a la industrialización? No. ¿Se hicieron inversiones desde el gobierno nacional? Sí. Por darles un ejemplo, solamente en la provincia del Neuquén se crearon tres frigoríficos con fondos del Estado nacional, que están administrados por cooperativas y por los municipios de las localidades respectivas.

¿Se han creado otras industrias para dar valor agregado? No, en la provincia del Neuquén no se han creado esas otras industrias. Entonces, hoy estamos creando ese fondo para que realmente se creen estas industrias alternativas que podrían dar una salida real a las economías regionales.

Si tuviera que opinar como legisladora respecto de las cuestiones sobre las que se ocupan o no los legisladores de la ciudad, quizás me equivocaría. Entonces, les pido a ustedes que también sean respetuosos de los diputados y los senadores de las provincias, que nos ocupamos de los intereses de nuestras economías regionales, aunque a veces no con los resultados esperados.

Por eso, considero más que oportuno que en este momento estemos tratando estos proyectos de ley presentados por legisladores de las provincias implicadas en la producción.

Otra cuestión que también me preocupa es que digan que nunca es el momento, que siempre falta más tiempo. Si hubiéramos seguido esa postura, seguramente Aerolíneas Argentinas no sería de nuestra bandera ni tampoco habríamos estatizado YPF.

En virtud de lo expuesto, les pido que cuando hagan uso de la palabra se refieran al contenido específico de los proyectos sin juzgar las actividades que realizamos los legisladores de las provincias.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si se admite, para una acotación le daré la palabra al señor diputado Marcos Cleri.

Luego, hará uso de la palabra el señor diputado Rubin.

-Asentimiento.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Cleri.

SR. CLERI Señor presidente: coincido un ciento por ciento con lo expresado por la señora diputada Nanci Parrilli.

Escuchar hablar a diputados de la ciudad puerto de Buenos Aires, que ni deben saber dónde están las economías regionales de las que estamos hablando hoy y que tienen esas producciones, que toman conceptos genéricos y hablan de cuestiones de retenciones cuando aquí se está creando un fondo, me hace acordar al discurso de un hombre de la J.P. Morgan -como Prat-Gay- que tiene que venir a la Comisión Bicameral del HSBC para tratar de justificar cómo ha fugado divisas sin pagar los impuestos debidos o cómo ha lavado dinero. Ambos fueron integrantes del mismo partido político.

Le pregunto al diputado Sánchez: ¿sabe cuáles son las economías regionales en las que se produce la pera, la manzana y los cítricos?

SR. SÁNCHEZ Si quiere, le contesto.

SR. CLERI Sí, por favor, me encantaría saber si lo sabe.

SR. SÁNCHEZ La pera y la manzana se producen en los valles de Río Negro.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI ¿Cómo se llaman esos valles?

SR. BAZZE Seguro que yo lo sé mejor que vos porque nací ahí.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Pido al diputado Cleri y al resto de los señores diputados que por favor no hablen a la vez.

Entiendo que el diputado Cleri está tomando el desafío que le propuso el diputado Sánchez, pero les pido que se circunscriban al tema argumentando a favor o en contra de los proyectos y no de las percepciones que tienen de cada uno de los que se encuentran en esta mesa. Gracias.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: quédese tranquilo que nuestra percepción es la del pueblo argentino.

Los diputados nacionales de distintas provincias, sobre todo de aquellas vinculadas con esta producción, han trabajado arduamente con los asesores y coordinado con los productores para concretar la posibilidad de tener nuevas herramientas destinadas a añadir valor agregado a esa producción e industrializar la ruralidad.

Sabemos que esta producción...

Me parece que un asesor le sigue pasando

información de costado al diputado Sánchez. Los cítricos y el limón, ¿sabe de dónde son?

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. CLERI Señor presidente: esta es una nueva herramienta que claramente, aparte de sumar, tiene un objetivo: industrializar la ruralidad.

Esta decisión se toma para poder industrializar y diversificar la producción y no depender solamente de la exportación, en la que se cobran las retenciones, que son los derechos de exportación.

Por eso mismo se han unificado proyectos tendientes a que el mercado interno y los productores locales tengan la posibilidad de cobrar por sus productos un valor acorde con lo que el mercado interno manda y, asimismo, para que la cadena de comercialización no dependa solamente de la exportación al poder agregar valor al producto.

Conocer acerca de esto es saber verdaderamente de lo que estamos hablando; desconocerlo es decir cualquier cosa para ser grabado y después transmitido en algún medio.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Rubin.

SR. RUBIN Señor presidente: lamento que se hagan análisis genéricos y no un análisis proyecto por proyecto, que es lo que deberíamos hacer.

Lo que sí quiero decir es que estos no son proyectos de oportunidad ni coyunturales. Por el contrario, en el caso del proyecto citrícola, por ejemplo, lleva dos años en la Cámara y ha sido recogido de otros diputados que ya habían presentado iniciativas similares y habían caducado. De manera que hace varios años que se viene trabajando en varios proyectos relacionados con distintas producciones.

Por otro lado, sería un poco más cuidadoso cuando se habla de economías regionales porque parecería que fueran menores, como si hubiera una gran economía nacional y después las economías regionales que tienen que ver con las necesidades de algunas provincias en particular y que hay que atenderlas siempre con subsidios y como una cuestión menor.

Me parece que las denominadas entre comillas economías regionales, en realidad son la gran economía nacional que tenemos que tratar, de la que forman parte distintas producciones agrícolas que tienen la necesidad de ser atendidas.

En todos los países del mundo la producción agrícola tiene una atención especial, con subsidios, etcétera. Esto no es por cualquier razón sino por los riesgos que asume.

Los riesgos que tiene la actividad agropecuaria son mucho más grandes que cualquier otra actividad. Incluso no dependen del propio productor. Hay riegos sanitarios, por ejemplo, que no tiene la producción industrial ni comercial, y que cada vez son más porque los requisitos sanitarios han aumentado en todos los mercados. Además están los riesgos del clima -que tampoco tienen la industria ni el comercio- y que con el cambio ambiental se han agudizado. Cada vez hay mayores inconvenientes climáticos ya sea por catástrofes como el granizo en el caso del cítrico o por exceso de lluvia o de sequía en épocas en que antes no existían o por heladas en momentos que no corresponden.

Además de esos riesgos tenemos aquellos de relacionados con el mercado interno y con aquellos productos de exportación, con las variaciones que ha habido en distintos mercados que han devaluado su moneda, como el ruso que lo ha hecho en una proporción realmente impresionante, y ha impedido que se acceda a determinados mercados.

A la variabilidad de los mercados externos también hay que sumar la cuestión del mercado interno, donde tenemos que analizar toda la cadena de comercialización.

Por lo tanto, es un tema muy difícil y la verdad es que lo analizamos y lo pensamos. Por eso sería importante que alguien aporte también una idea en este sentido -si es que la tiene- para ver si podría haber una ley de economías regionales. Yo creo que no. Creo que estamos en el buen camino analizando producto por producto, sobre todo, dando participación a las asociaciones de productores, creando fondos específicos con los que realmente participan de la producción para de esa manera ir encontrando las soluciones.

Creo que impugnar un proyecto porque es poco, es preferir nada. Y yo siempre prefiero poco antes que hacer nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Bazze.

SR. BAZZE Señor presidente: coincido con mucho de lo que acaba de decir el señor diputado Rubin. La única diferencia es que para nosotros el tema de las economías regionales de ninguna manera es de segunda categoría o una economía de menor importancia. Por el contrario, venimos planteando desde hace mucho que entre los errores que entendíamos que cometía el actual Poder Ejecutivo estaba el de no prestar atención suficiente a la realidad de las economías regionales.

Por otro lado -para algún diputado que ya lo dijo- algunos de nosotros conocemos perfectamente la situación de la producción de la pera, la manzana, el durazno y otras frutas. Por ello podemos discutir el tema con toda tranquilidad. Algunos de nosotros no somos de la Capital Federal. Muchos somos del interior y conocemos perfectamente la situación, es probable que incluso mucho mejor que el propio gobierno, que no ha tomado conciencia de lo que estaba pasando con estas economías regionales que hoy -como se está afirmando en esta reunión- están en una situación bastante compleja.

De manera que me parece, con toda sinceridad, que lo que está pasando es que el gobierno asume este problema con demasiada tardanza. Debió haberlo hecho con anterioridad, precisamente para que los productores no pasaran por lo que están pasando hoy.

.8 La situación de la producción también está vinculada al funcionamiento de la economía, que sistemáticamente negó el ministro de Economía de la Nación cada vez que vino a presentar un proyecto de presupuesto a este Congreso de la Nación, como lo hizo también el viceministro de Economía de la Nación cuando hace pocas semanas le señalábamos hasta dónde la inflación perjudicaba a las economías regionales, hasta dónde estaban pasando estas cosas.

Lo que acaba de decir el diputado Rubín es absolutamente cierto. Ojalá de parte del oficialismo y del Poder Ejecutivo se hubiera asumido esta realidad al mismo tiempo que lo hicieron los diputados del oficialismo, y ojalá los diputados del oficialismo hubieran convencido al Poder Ejecutivo de que había que manejarse de manera distinta para tratar de no llevar a los productores de estas regiones a la situación a la cual lamentablemente los terminaron llevando.

Esta es la realidad. Hoy el oficialismo reconoce en la Cámara de Diputados la dificultad que están atravesando los productores de estas distintas regiones. Este reconocimiento no vino nunca de parte del Ministerio de Economía de la Nación. Y es allí, en el Ministerio de Economía de la Nación, donde debieron haberse impulsado las reformas para que se resolvieran estas cuestiones. Es absolutamente imposible solucionar el tema de las economías regionales si el Ministerio de Economía de la Nación, si el Poder Ejecutivo de la Nación, no actúa en consecuencia. Y la verdad es que el actual Poder Ejecutivo no actuó en consecuencia; negó las causas fundamentales que terminaron destruyendo las economías regionales. Y este es un dato que ustedes deben asumir con toda responsabilidad.

Por eso venimos a plantear que no estamos en contra de estos proyectos, pero que esto debe ser parte de una política integral que termine resolviendo definitivamente la situación de estas economías.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Me gustaría hacer una ligera corrección técnica. En realidad, todavía solemos caer en el error de una visión centralista, centrada en la pampa húmeda. En esta visión desde la pampa húmeda hablamos de economías regionales y de otra economía. En realidad, son todas regiones, entre ellas la región pampeana. Eventualmente, podemos hablar de economías regionales extrapampeanas, como para caracterizar cuando no hablamos de esta región, que tiene una agricultura bastante más fácil que la que nos toca a los que estamos fuera de la región pampeana, que no nos llueve como llueve acá, que no tenemos los suelos que tienen acá.

Tiene la palabra el señor diputado Feletti.

SR. FELETTI Señor presidente: quiero hacer unas aclaraciones.

En primer lugar, estamos hablando de recursos importantes en la concreción de estos fondos. Estamos hablando de más de 250 millones de pesos en los distintos fondos, estamos hablando de un trabajo de microeconomía y estamos hablando de un trabajo para recuperar competitividad.

Yo creo que todos debemos ser bastante honestos intelectualmente en muchas cosas. En primer lugar, durante estos 12 años la producción regional alcanzó niveles muy altos. Entonces, mal podemos decir que este gobierno ha destruido economías regionales, porque se recuperaron regiones que estuvieron realmente abandonadas durante muchísimos años. Este es el primer dato. La producción regional alcanzó niveles muy altos, sobre todo en algunos complejos, concretamente peras -que a mí me tocó tratarlo específicamente cuando estaba en el Ministerio de Economía-, con el que llegamos a exportar el 63 por ciento de la producción, en niveles de producción muy altos. Entonces, no seamos injustos.

SR. BAZZE Hoy ya no es así.

SR. FELETTI Está bien. No seamos injustos...

SR. PRESIDENTE BASTERRA No dialoguen.

SR. FELETTI No seamos injustos con el nivel de producción alcanzado por las economías regionales. Ahora, efectivamente reconocemos que hay un problema de competitividad. No lo niega el gobierno. El gobierno siempre ha manejado las cuestiones de competitividad en la economía argentina sin acudir a la devaluación ni tocando el tipo de cambio.

-Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. FELETTI No me interrumpa, diputado. Nunca lo ha querido hacer porque eso es extraer competitividad al salario.

En segundo lugar, como bien decía el diputado Rubin, la renta agropecuaria es fluctuante: a veces es mayor y otras menor. Esto ocurre porque los precios internacionales suben y bajan. Ahora bien, cuando el gobierno planteó una medida para administrar razonablemente la renta agropecuaria -como fue la implementación de derechos de exportación móviles-, la oposición se opuso tenazmente y la hizo derrumbar. Efectivamente, si nosotros pudiéramos administrar mucho más racionalmente la renta agropecuaria sobre la base de sistemas móviles de derechos de exportación, la cosa sería más fácil, pero esa medida no fue aceptada.

En tercer término, en relación con la recuperación de competitividad por la vía fiscal, pensamos que debe ser administrada, como bien decía la diputada Parrilli, subsidiando la producción y no la ganancia. Esto también tiene que ver -uno lo ha visto mucho en el complejo de peras y manzanas- con cómo los márgenes de intermediación, cuando se demandan fondos, terminan aumentando la ganancia de los grandes monopolizadores de la compra.

Entonces, el fondo es bienvenido, así como este tipo de manejo que se inscribe en la política de gobierno que se ha llevado a cabo todos estos años, que consiste en administrar la competitividad por la vía fiscal y no por la vía del tipo de cambio. También es bienvenida la posibilidad de discutir cómo la fluctuación de los precios internacionales no nos impacta a nivel interno. En este punto, uno podría discutir realmente los derechos de exportación, pero dándoles el carácter móvil que deberían tener, conforme las fluctuaciones de los precios internacionales. Esa sería la mejor herramienta.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Quisiera hacer una defensa similar a la que hizo el diputado Feletti, aunque de menor calidad.

SR. FELETTI ¿Por qué va a ser de menor calidad?

SR. HARISPE Lo digo así porque tengo aprecio y admiración por su aporte teórico en esta y en otras comisiones.

Vale la pena remarcar que es a este gobierno, y no a los anteriores, que se le debe las mejores condiciones de intercambio y, por ende, la competitividad de las economías regionales. Recuerdo a las Mujeres en Lucha reclamando por el precio de las tierras, por los campos que estaban improductivos, por la situación incómoda en que habían quedado frente el sector financiero. Cuando asumió este gobierno, la mayoría de las economías regionales estaban quebradas.

Habría que repasar los avances que hemos tenido. Por ejemplo, hemos puesto en marcha un Ministerio de Agricultura, así como la recuperación de organismos como el INTA, por ejemplo. Hemos puesto en marcha registraciones como el RENAF y todo lo que refiere a políticas en favor de los pequeños productores. Deberíamos armar una agenda de políticas públicas surgidas del programa agropecuario y agroindustrial que se puso en marcha después de 2008. Y deberíamos entrar en el debate aquél de las retenciones móviles al que se refirió el diputado Feletti.

Por estas razones, no deberíamos ponernos a contestar las chicanas, como lo estoy haciendo yo en este momento. Solo deben ser aclaradas las cosas que merecen serlo. Pero sabemos que estamos debatiendo sobre la posibilidad de una nueva política de devaluación, que servirá para fortalecer a los sectores exportadores. Este debate debería ser incluso penalizado en la Argentina, ya que estamos en el medio de una corrida cambiaria que se puso en marcha hace un par de días. El propio Rodríguez Larreta ha confirmado hoy la voluntad de profundizar la corrida cambiaria.

Estamos en el medio del debate sobre el rol de las economías regionales, sobre las retenciones, sobre el valor del dólar. Y lo que están haciendo los bloques opositores es solamente propaganda que va en este sentido.



Por lo tanto, yo diría de continuar con esta reunión de comisiones si bien, por supuesto, usted es quien conduce.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: en primer lugar, quiero decir que de ninguna manera queremos desmerecer la calidad de los proyectos que se han presentado. Quienes han argumentado, lo han hecho desde el punto de vista de que con estos proyectos no se resuelve la situación de las economías regionales. Los autores de los proyectos han reconocido las dificultades por las que atraviesan estas economías.

En segundo lugar, todos los que estamos acá sabemos la importancia de las economías regionales ya que no son economías menores. No hay desarrollo armónico del país si no funcionan las economías regionales.

Sin embargo, creo que varios de estos proyectos llegan tarde. Por ejemplo, mi provincia -que tiene una parte de pampa húmeda y tres cuartas partes semiáridas y áridas- tiene una pequeña proporción de riego en el Río Colorado, pero ya no hay más manzanas. En 25 de Mayo nos hemos quedado casi sin montes de manzanas; quedan seis hectáreas, si es que en estos meses que han transcurrido no han sido totalmente desmontadas.

Entonces, pienso que lo que está haciendo falta es una política global agresiva que pueda tener en cuenta estos proyectos, pero no alcanzan.

Lo expresado ha sido reconocido por el diputado preopinante cuando mencionó que al productor se le está pagando a razón de un peso por kilo de manzanas. En realidad el kilo de manzanas cuesta 80 centavos en tierra y 25 o 30 pesos en góndola. Ese es el problema que tiene la Argentina.

Pero acá estamos más preocupados por ver cómo recuperamos competitividad en la producción mientras somos el país en el que existe mayor diferencia entre el precio de góndola y el precio de tierra en el mundo.

Con respecto a esta corriente devaluatoria que ahora se anuncia, podemos discutir si han habido mini o maxi devaluaciones pero en los últimos doce años el tipo de cambio se ha devaluado en un doscientos por ciento. Entonces, tampoco hagamos un cuco de esto; la historia económica argentina tiene una historia de devaluaciones.

De esta forma, quiero dejar sentado que con estas iniciativas no alcanza. Hace falta una política global que ponga otra vez en funcionamiento las economías regionales.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Hay una propuesta del diputado Alegre respecto al Fondo Nacional Citrícola por la que se sugiere que en el artículo 4° del proyecto, después de donde dice: "Establézcase como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de Agricultura, ganadería y Pesca de la Nación", se agregue: "a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- como organismo especializado en la materia."

Se consultó al diputado Rubin, autor del proyecto, quien aceptó esa modificación. Por lo tanto, si están todos de acuerdo pasamos a la firma de estos tres proyectos relacionados con fondos y programas relativos a peras, manzanas, cítricos y frutas tropicales y subtropicales.

Agradezco a los diputados preopinantes que nos han auspiciado una buena gestión a partir de diciembre de 2015. Tendremos en cuenta estas consideraciones que nos han hecho acerca de un plan general.

-Se pasa a la firma los expedientes 1716-d-2014, 6899-d-2014 y 0262-d-2015.
SR. PRESIDENTE BASTERRA En consideración el proyecto de ley contenido en el expediente número 8800-d-2014, de la diputada Anabel Fernández Sagasti y otros, por el que se instituye el régimen para la eficientización del riego agrícola destinado a lograr la tecnificación y modernización de los sistemas de riego intrafinca.



Tiene la palabra la señora diputada Fernández Sagasti.



SRA. FERNÁNDEZ SAGASTI Señor presidente: este proyecto ha sido arduamente elaborado en reuniones de asesores. Hemos recibido todas las observaciones y hemos introducido las modificaciones que han propuesto los distintos bloques.

A los que no han tenido oportunidad de leer en profundidad el proyecto, les comento que lo que propone es crear un programa para modernizar y tecnificar el riego en el que se prioriza a los pequeños y medianos productores a través del asociativismo. Su objetivo es reducir la brecha de competitividad con los grandes productores y también promover el arraigo rural.

El dictamen que ha circulado tanto en la Comisión de Agricultura y Ganadería como en la Comisión de Presupuesto y Hacienda tiene incorporadas todas las observaciones. Sin embargo quisiera agregar un párrafo al artículo 3° a continuación del primer párrafo, que diría lo siguiente: "Así mismo, los beneficiarios del presente régimen deberán dar preferencia a adquirir para la ejecución de las actividades previstas en el artículo 2° de la presente ley, bienes de capital de origen nacional en los términos definidos en el artículo 2° de la ley 25.551".

Motiva esta preferencia la necesidad de estimular el compre nacional de productos de la metalmecánica de la Argentina. Como mendocina puedo decir que tenemos un polo industrial muy importante y deseamos que esa tecnificación, con las nuevas tecnologías que podamos llegar a producir -de acuerdo a nuestros investigadores y a los técnicos que tenemos trabajando- sea de compre nacional.

De esta manera no solamente estimulamos el riego tecnificado sino también nuestra industria nacional. Ese el motivo de la incorporación de este párrafo.

Espero que vean reflejadas en el articulado del dictamen todas las observaciones que han enviado y que nos acompañen con el presente proyecto.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Torroba.

SR. TORROBA Señor presidente: nosotros vamos a apoyar este proyecto. Creemos que la Argentina paulatinamente tiene que ir mejorando la eficiencia en el riego. Es un recurso escaso, estratégico y sin duda necesario.

Por ese motivo vamos a acompañar esta iniciativa.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Tiene la palabra el señor diputado Julio César Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Señor presidente: acompañamos esta idea ya que creemos que es necesaria.

El riego agrícola es algo sumamente importante, sobre todo en nuestras regiones y en muchas provincias argentinas.

Sin embargo, ya que está en debate el tema, quiero pedir algo, sobre todo al señor diputado Feletti, que es el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

En el riego agrícola cada vez es mayor el porcentaje que se hace por bombeo del subsuelo de donde se extrae el agua para regar. Para ese bombeo se utiliza energía de riego.

En mi provincia el 80 o 90 por ciento de la producción se hace con ese tipo de energía, que es cara, quedando reducido al 10 o 20 por ciento el riego de superficie, el canon de riego. Pero hay otras provincias como Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro, donde no sé cuál es el porcentaje pero que también riegan con riego de subsuelo extraído con energía.

En este punto se produce una gran injusticia, que tiene que ver con el IVA a la energía del riego.



.12 Mientras el canon de riego está exento de IVA, la energía de riego paga 27 por ciento de IVA, porque es la energía de los grandes consumidores. Entonces, eso trae una gran iniquidad. Hay un productor, por ejemplo de Mendoza, que riega con canon de riego muy barato y exento de IVA y al lado hay un productor que produce el mismo producto -uva, olivo o lo que sea-, que además de pagar una energía cara tiene que pagar un IVA del 27 por ciento.

He presentado durante muchos años un proyecto para bajar el IVA al 10,5, que es lo que pagan los productos del agro, porque de lo contrario se crea un crédito fiscal que no sirve para nada.

SR. PRESIDENTE BASTERRA ¿Por qué 27 por ciento?

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Normalmente, el consumo que tiene una bomba de energía de 100 HP a una profundidad de 70 u 80 metros pasa a la categoría de gran consumidor y el IVA es del 27 por ciento. Y esa es una gran iniquidad que están teniendo con los productores vecinos, con los que tienen que competir, que producen el mismo producto, y no puede competir quien tiene que parar energía cara. Hemos presentado varias veces el proyecto y nunca fue tratado. Me parece que es absolutamente necesario tratarlo.

SR. FELETTI Veámoslo.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Vamos a analizar esa situación. Pensaba que era un IVA del 21 por ciento y no por el 27, pero es un aporte para el análisis.

Si no hay otra consideración, pasa a la firma el proyecto de la diputada Fernández Sagasti.

SR. MARTÍNEZ (L.J.) Es el IVA más la percepción.

SR. FELETTI Ahora entiendo. La percepción se puede aplicar. Se genera un crédito fiscal.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Ahora entiendo.

Vamos a considerar a continuación el proyecto de ley 4036-d-2015, del diputado Gastón Harispe, sobre creación del régimen de compra a la agricultura familiar para fortalecimiento del sector.

Tiene la palabra el señor diputado Harispe.

SR. HARISPE Señor presidente: el proyecto que aquí se trata es el primer proyecto del Frente Parlamentario Contra el Hambre, que este año se ha constituido con integración de siete diputados y siete senadores a partir de la institucionalización de una construcción ya sostenida desde hace tres años por otros legisladores, lo cual hace que siempre digamos que no es que aquí ha empezado la historia sino que continuamos lo que han hecho los legisladores, fundamentalmente de la oposición y también, por supuesto, del oficialismo. Participan compañeros de la Comisión de Agricultura, como es su caso, como es el caso de la compañera Andrea García y compañeras como Graciela de la Rosa, que es presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Senadores, e integrada, por supuesto, por representaciones parlamentarias de bloques opositores.

Así que este proyecto viene a dar cuenta de una construcción colectiva puesta en marcha durante el año, atendiendo una de los cinco o seis propuestas políticas programáticas de la FAO, que con el correr del tiempo fuimos compartiendo, como es la cuestión de la compra pública de alimentos. Es uno de los ejes que la FAO ha sostenido, como otras propuestas, como la cuestión de los precios de los alimentos, que ha llevado a que la FAO premie a nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la lucha contra el hambre y ha caracterizado que la Argentina cumplió con los objetivos planteados como objetivos del milenio y las metas de lucha contra el hambre planteadas por la FAO.

Así que la cuestión de los precios casi nunca está mencionada. En general se mencionan las opiniones favorables de la FAO respecto de la política llevada adelante por nuestro gobierno, pero también se ha reconocido la lucha por el sostenimiento de los precios de la canasta básica de alimentos.

En lo que respecta a la agricultura familiar y a la compra pública de alimentos, hemos puesto en marcha un mecanismo de debate que nos llevó mucho tiempo. Queremos que sea un proyecto de consenso, no solamente entre bloques opositores y oficialistas, sino fundamentalmente entre organismos públicos. En él también intervinieron tanto representantes del Poder Legislativo como funcionarios de organismos de compra del Estado nacional. También hemos recogido la opinión de la SIGEN, de organismos provinciales y, fundamentalmente, de organismos sociales o de la sociedad civil, como se definen generalmente.

Este régimen de compras por supuesto está sostenido en un fondo de compras para la agricultura familiar, pero contiene mecanismos para la intervención en licitación y en compra directa por parte de los que serían proveedores del Estado, que son fundamentalmente agricultores familiares. Estos mecanismos de compra por parte del Estado hacen que el pequeño productor y el agricultor familiar no puedan ser parte de licitaciones o satisfacer la demanda que en general tiene el Estado. El Estado nacional compra productos a la agricultura familiar mediante lo que conocemos como servicio penitenciario, o bien mediante el sistema público de salud, ya que los hospitales consumen alimentos. Las escuelas también consumen alimentos, en los casos de aquellas que tienen comedores escolares. Es una buena cantidad de divisas la que derogan los Estados municipales en la provisión de alimentos. Y por supuesto que las estructuras de los Estados provinciales tienen esta demanda. Este tema ha pasado por la reunión de asesores y a todo el mundo le ha parecido algo novedoso y atendible, ya que el agricultor familiar podría ser parte de una propuesta de licitación o de una compra directa. Por los mecanismos previstos, intervendría en forma directa.

Otra cosa que está incluida en el proyecto y merece ser atendida es la puesta en marcha a fines del año pasado de la ley de agricultura familiar. Esta ha sido una de las leyes más consensuadas y debatidas a lo largo de nuestra historia. Desde que hemos descubierto que la Argentina tiene campesinado y economías regionales, como se ha dicho aquí, esta norma vendría a cumplir con una serie de artículos que tiene la ley de agricultura, cuyo proceso de reglamentación está previsto. La compra pública de alimentos diría que es la cuestión central por el nivel de erogación que tienen los Estados nacional, provinciales y municipales.

De esto se trata este proyecto de ley que se pone en consideración.

SR. PRESIDENTE BASTERRA Si ningún diputado hará uso de la palabra, quiero hacer un reconocimiento a quien fuera nuestra colega, la señora diputada Liliana Parada. Ella presidió la Comisión Coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre y nos estimuló mucho para que esta temática tome visibilidad.

Asimismo, quiero destacar que el diputado Harispe ha sido quien tomó esa posta dándole una impronta ejecutiva muy amplia, reconociendo a los actores intervinientes, tanto de la oposición como del oficialismo y de las organizaciones sociales.

En consideración el proyecto de ley número 5459-d-2015 por el que se crea el Programa Nacional de Calidad de la Producción Algodonera -PROCALGODON-. Se trata de un proyecto de mi autoría. Se encuentra aquí presente el ingeniero Pablo Urdapilleta del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, para aquellos que deseen ampliar alguna cuestión sobre este proyecto.

Como hombre del sector y coautor del anteproyecto oportunamente presentado y que fuera convertido en ley, permítanme esbozar lo que ha significado la ley de producción algodonera aprobada en el año 2005 a instancias del senador Capitanich en la Mesa Algodonera.

En ese mismo espacio se aprobó el funcionamiento del programa de calidad del algodón llevado adelante por el INTA, que probablemente es el programa más estratégico que tiene la economía regional del algodón en el Norte.

Hemos representado un canal para ese espacio de debate en el que intervienen productores, consejos profesionales y gobiernos provinciales. Ese espacio se define como un ámbito de debate de una visión para el sector, soslayando lo que pueden ser los aspectos relacionados con los movimientos de precios -que son considerados por la ley de sustentabilidad algodonera- y adentrándose en la definición de un protocolo para la producción algodonera con criterios de calidad y de sustentabilidad y con el reconocimiento del impacto sobre el ambiente y sobre el trabajo rural.

Con mucha alegría y mucho orgullo por mi sector, hemos presentado este proyecto; repito, no como de autoría específicamente mía sino como canal de lo que ha significado el trabajo en la práctica durante muchos años.

De hecho, hoy es un programa que forma parte del ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del INTA, y a todos los integrantes del sector nos ha parecido relevante convertirlo en ley en esta instancia.

-Se pasa a la firma del dictamen.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Para concluir, se pone en consideración el proyecto de ley número 5794-d-2015 por el que se crea el Régimen de Promoción de la Producción y/o Elaboración de Productos Orgánicos.

En la comisión se ha debatido una representación de este proyecto por más de tres años debido a que, efectivamente, tiene impacto fiscal. También fue tratado en esta misma Cámara.

En dicha oportunidad vinieron al edificio del Anexo "C" todos los representantes del movimiento de productores de cultivos orgánicos quienes, además, son los impulsores de este proyecto. En efecto, nosotros hemos sido el canal dándole forma y, obviamente, las consideraciones de relacionamiento a esta alternativa elaborada en el marco de la Mesa de Producción Orgánica del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Nosotros convertimos en proyecto de ley a este anteproyecto.

También se encuentra presente el responsable de producciones orgánicas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca por si alguien requiere alguna ampliación al respecto.

No habiendo más diputados para hacer uso de la palabra se pasan los dictámenes para la firma.

-Se pasa a la firma de los dictámenes.
SR. PRESIDENTE BASTERRA Agradezco a los señores diputados la cordialidad para el tratamiento de los distintos temas en los tiempos que se viven, entendiendo la vehemencia de quienes somos actores protagónicos de la realidad política que se está definiendo en nuestro país en estos momentos.

No habiendo más asuntos que tratar damos por levantada la reunión. Muchas gracias.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.