• AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 12/10/2010

- -

INVITADOS

  • señor Julio Abdelnave presidente de la Federación Argentina de Jockey Clubes e Hipódromos del Interior
  • señor Carlos Munarin presidente del Hipódromo de Neuquén
  • señor Gustavo Adaro gerente administrativo del Hipódromo de Mendoza
  • señor Gerardo Sin gerente administrativo del Hipódromo de Rosario
  • señor Gustavo Dichocho secretario de Prensa de la Federación
En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los doce días del mes de octubre de 2010, a la hora 18 y 20:
SR. PRESIDENTE BURYAILE Damos la bienvenida a los representantes de hipódromos.

Conozco las afinidades que el señor diputado Alonso tiene con la actividad del turf y las virtudes que lo llevan a esto. De alguna manera, todos los que venimos del interior también sabemos lo que es el hipismo.

Solicitamos a nuestros invitados que se presenten antes de hacer uso de la palabra, que nos cuenten qué necesidades tienen en la actividad y qué proponen para mejorarla.

SR. ABDELNAVE Mi nombre es Julio Abdelnave, soy presidente de la Federación Argentina de Jockey Clubes e Hipódromos del Interior, en la cual hace un año y medio hemos logrado tener personería jurídica. Hoy nucleamos a veintidós entidades en todo el país, llámese Neuquén, Tucumán, Entre Ríos, Mendoza, etcétera.

Lo cierto es que cuando uno plantea las distintas realidades, están las de los hipódromos centrales -como La Plata, San Isidro y Palermo-, y después la de los distintos hipódromos, como el de Viedma en Río Negro, el de Mendoza, el de Neuquén o el de Gualeguaychú en Entre Ríos, al cual represento. Es decir, hay varias problemáticas.

Nos acompañan el señor Carlos Munarin, presidente del Hipódromo de Neuquén; el señor Gustavo Adaro, gerente administrativo del Hipódromo de Mendoza; el señor Gerardo Sin, gerente administrativo del Hipódromo de Rosario, y Gustavo Dichocho, secretario de Prensa de la Federación.

Hicimos unas carpetas para ver el temario. La realidad era que conocieran que existe una Federación que está tratando de trabajar por la actividad del turf. Los que somos del interior sabemos que nuclea mucha capacidad de gente de trabajo.

En la última estadística que hizo hace seis meses la Universidad de Quilmes dio que el 47 por ciento del personal que trabaja en el turf es analfabeto, no sabe leer ni escribir. Creo que es un tema más que grave. De las 21 actividades, debe haber unas 14 que no tienen apoyo ni de la municipalidad como para poder llegar a hacer una reunión hípica. Cuando se hace una reunión hípica lo único que se ve es el mote del juego, pero también hay que entender que es una actividad similar a todas las actividades, nada más que, además, se realizan apuestas.

El Instituto Provincial de Casinos de Mendoza se hizo cargo del hipódromo y algo similar pasó en Rosario, con un ente municipal, pero en Neuquén, en Gualeguaychú, en Concepción del Uruguay no se hicieron cargo, en Río Cuarto tampoco, y hay clubes que por ahí tienen posibilidades de sustentación y otros que están cerrando. Si hoy cerrara el hipódromo de Gualeguaychú, del cual soy dirigente, ni más ni menos que 350 familias, que directamente trabajan dentro del hipódromo, perderían su empleo. Imagínense si eso lo multiplicamos por 22 ó 23 entidades.

Gracias a la Federación se lograron distintas alternativas y campeonatos para, de alguna forma, sustentar lo que es la actividad. Cuando hablamos indirectamente vemos que está el haras, que cría el producto para que luego nazcan otros caballos, para que se venda, está el que cría, el que vende avena, pero eso sería tema de una charla un poco más amplia.

Le voy a dar la palabra a Carlos Monarín, que es de Neuquén, para que les cuente algunos aspectos más.

SR. MONARÍN Señor presidente: mi nombre es Carlos Monarín, soy presidente del Jockey Club de Neuquén y formo parte de la comisión directiva de la Federación Argentina de Jockey Club e hipódromos y estamos intentando cambiar un poco, por un lado, la cara de lo que significa la actividad turfística en la Argentina y que no se vea sólo como el juego, como la apuesta.

Nosotros entendemos al turf como actividad, como deporte y como generadora de fuentes de trabajo, que nos parece lo más importante. Como bien recién decía mi compañero, a pesar de los estudios, creo que hay muchos aspectos de la actividad que no se conocen, inclusive por parte nuestra como directivos, no se conocen los números exactos de lo que genera la actividad propiamente del turf en la Argentina.

Todos estamos hablando del último trabajo que hizo Mora y Araujo hace más de diez años, donde se decía que el turf generaba en ese momento más de 50 mil puestos de trabajo directos y vivían alrededor de 400 mil personas en la Argentina gracias a la actividad del turf. Hoy tenemos esos datos que son antiguos, pero justamente una de las cosas que estamos intentando hacer es empezar a trabajar para recabar datos concretos y en base a eso poder pedir o poder trabajar en proyectos.

Nosotros estamos pensando que ésta es una gran actividad que existe en la Argentina y que es un poco marginal porque si bien para nosotros no es mala palabra, para muchos la actividad del turf significa una cuestión que está más vinculada al juego que a la producción. En la Argentina se producen y se exportan caballos de carrera. De hecho, es el cuarto exportador de caballos de sangre pura de carrera al mundo.

No sé si muchos de ustedes saben que Irlanda tiene un ministerio de sangre pura de carrera, es decir la tienen como una de las actividades principales de lo que significa la producción y la exportación de la actividad agropecuaria.

En nuestro país tiene una incidencia importante también en la actividad agropecuaria.

De modo que, en principio, queríamos que nos conozcan, que sepan que existimos y que en la Argentina hay una actividad que no es solamente el hipódromo propiamente dicho. Se trata del campo, donde nacen y se producen caballos y donde después se dan las diferentes actividades deportivas, entre ellas el turf, uno de los deportes que se genera a través de la actividad.

Lo más importante de esto es empezar a ver a la actividad como generadora de trabajo, que tiene una particularidad muy importante: da empleo a la gente que tiene estudios mínimos y poca capacitación.

Hace algunos días escuchaba hablar en Tucumán, donde se corrió uno de los clásicos más importantes del interior, de empezar a capacitar gente en escuelas de aprendices, de jockeys y entrenadores. Es decir, a generar mano de obra calificada a partir de gente que no tiene estudios o quizás muy pocos. Creemos que esto es muy importante.

SR. ADARO Mi nombre es Gustavo Adaro y soy directivo del Hipódromo de Mendoza. En principio deseo agradecerles por habernos recibido.

Mis colegas ya comentaron un poco la historia pero quiero agregar que el Hipódromo de Mendoza hace cinco o seis años está administrado por nosotros. La entidad que lo administraba quebró y lo tomó el Instituto Provincial de Juegos y Casino, o sea que somos parte del Estado. Quiero comentar que tenemos los mismos problemas que pueden llegar a tener otros hipódromos, es decir que contamos con el sustento económico, a veces hay plata, pero no solucionamos los problemas.

Quiero comentarles, tal como solicitaba el presidente, cuáles son las necesidades. Principalmente la intención es que conozcan esta actividad. Estamos trabajando, tal como decía Carlos, para que no se piense nada más que en el juego.

Yo particularmente vengo de la actividad privada, soy médico veterinario y me dedico al caballo de sangre pura de carrera. A veces me dicen que estoy dentro de un ambiente malo. Hay gente buena, estamos peleando para que mejore y quiero comentar que necesitamos en varias de las instituciones del apoyo del gobierno. Con poco se puede hacer mucho, administrando bien.

Ya han comentado este tema pero quiero resaltarlo. Calculen que cada caballo que está encerrado en un box da trabajo a entre 5 y 7 familias. Imaginen la cantidad de familias a las que hoy el turf les da trabajo si en Mendoza hoy tenemos aproximadamente 260 caballos encerrados en un box, más los aledaños de San Rafael y Malargüe. Aquí está el diputado que vive en San Rafael y conoce bien la actividad. Siempre se comentó que es una fábrica sin chimeneas. No se ve el humo de la fábrica.

Desde ya agradecemos por habernos recibido y vamos a presentar los proyectos y las necesidades de la actividad. Se trata de blanquear esta situación y dar a conocer la actividad. A nosotros nos ha costado mucho esta Federación. Arrancó con muy poco apoyo, no teníamos personería jurídica, por lo tanto se nos cerraban un montón de puertas. Con el apoyo de los distintos hipódromos, empezando por los de Mendoza y Neuquén, hemos logrado esto. Desde el arranque lo primero que dijimos fue que si no teníamos personería jurídica, no podíamos blanquear nada. Una vez logrado eso queremos que esta actividad mejore y que la apoyen.

SR. SIN Mi nombre es Gerardo Sin, soy de la Asociación del Estado Municipal Hipódromo de Rosario. Quiero agradecer que nos hayan invitado a participar de esta reunión de comisión.

Me sumo a los comentarios que han hecho mis compañeros y colegas. Quiero comentarles que la Asociación del Estado Municipal se ha hecho cargo del hipódromo desde noviembre de 2006 -fecha en la que el Jockey Club decidió dejar la actividad- fundamentando que ésta es una industria sin chimeneas, que genera muchos puestos de trabajo y de mano de obra. A través de la Federación queremos buscar que esa fábrica sin humo siga trabajando. En Rosario hay más de 500 caballos instalados.



Diariamente trabajan más de quinientas personas para que los caballos puedan entrenar y luego competir no solamente en Rosario y en el interior del país sino también en los grandes hipódromos de Buenos Aires.

Nuestra mayor preocupación es que la gente no está capacitada y muchas veces no tiene una relación estable con su empleador por no contar con un empleo registrado. Por ello estamos buscando dar solución a este tipo de problemas y a las actividades que realizan los cuidadores, los cerradores y demás.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el presidente de la Federación, señor Abdelnave.

SR. ABDELNAVE Señor presidente: al inicio de la reunión comentamos que las necesidades son muy amplias y por ello considero que lo ideal sería que los diputados se acercaran a las entidades de cada zona.

Por ejemplo, en Entre Ríos me gustaría juntarme con algún diputado de la provincia para tratar la problemática, y lo mismo en el caso del Neuquén. De ese modo podríamos acordar una idea general y redactar un proyecto.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Quisiera saber si hay alguna ley nacional que rige la actividad, tanto la específica como la laboral, o si se trata solamente de una ordenanza municipal.

SR. ABDELNAVE No, tenemos una ley nacional de turf.

Tuvimos una secretaría que con el tiempo se convirtió en dirección y después fue desapareciendo de a poco. Ahora no tenemos nada.

SR. PRESIDENTE BURYAILE ¿Hay una ley nacional de turf?

SR. ABDELNAVE Está la ley 5.317.

Además, antes estaba la Dirección de Actividades Hípicas, y la respectiva secretaría.

Sin embargo, cuando nos acercamos a la institución, nos atendió muy bien el señor veterinario Digilio, pero nos dijo: hoy tienen más poder ustedes que nosotros desde el espacio que ocupamos.

La realidad es que queremos empezar a trabajar en un proyecto serio de esta Federación que nuclea a veintiún entidades con personería jurídica que hacen todos los aportes y que tienen el personal en blanco. O sea que no estamos tratando con aquellas entidades o cuadreras que solamente pueden hacer correr el caballo al costado del alambre.

Por ejemplo, en Río Cuarto se celebró una fiesta en la que participaron entre 4 mil y 5 mil personas. Asimismo el jueves pasado, el Día de la Ciudad de Rosario, estuvieron presentes 11 mil personas en el evento. ¡Y ni hace falta comentar lo que ocurre el Día de la Vendimia! Lo mismo que en Neuquén el Día del Pellegrini, cuando asisten 12 mil personas. O sea que se trata de una actividad muy popular en el interior del país.

En el caso de Entre Ríos, me gustaría no solamente ser atendido por el señor diputado provincial De la Fuente sino también por los demás diputados provinciales y nacionales.

Imagínense que soy presidente de una Federación y además fui presidente del Jockey Club Gualeguaychú. En ese caso en el período de dos años saqué adelante a un grupo de gente, ya que el club estaba en concurso por 2.800.000 pesos. Levanté el concurso y resulta que ahora el intendente Bahillo no me atiende. Entonces pienso que estoy haciendo algo mal.

No termino de entender las necesidades de algunos políticos. Sí puedo decir que Héctor Maya siempre nos apoyó. No vengo a hacer política sino a decir que de alguna forma necesito que hoy los diputados, intendentes y concejales nos ayuden a mantener esta actividad.

Los peones tienen que ir a las 5 y media de la mañana en alpargatas porque no tienen zapatillas. Esto ocurre porque a raíz de la rentabilidad del patrón, no puede pagarle al peón como para que pueda usar mocasines. Y es así como tiene que andar encima del orín del caballo, pasando muchas necesidades y contrayendo enfermedades, algo de lo que se olvida el Estado.

Por ese motivo pedimos reunirnos con los miembros de la comisión para estudiar las necesidades y comenzar a trabajar en equipo.

Seguramente el hipódromo de Mendoza no vive las mismas situaciones que el hipódromo de Gualeguay, ni del de Misiones, ni del de La Rioja ni del de Río Cuarto, que aclaro que está muy lindo.

Más o menos esa es la idea que queríamos plantearles. Pudimos armar unas pocas carpetas que trajimos para repartir. Nosotros integramos una asociación sin fines de lucro, no tenemos presupuesto ni venimos a buscar plata.

No venimos a pedirles nada sino solamente a que nos escuchen. Queremos que sepan que existimos. Queremos ser atendidos cuando pedimos audiencia, aunque no sé si hay acá alguien de Entre Ríos, porque ahí el único que me atendió...

SR. PRESIDENTE BURYAILE El señor diputado Chemes es de Entre Ríos, y también el señor diputado Viale, quien hoy está de viaje pero es alguien que no falta nunca a las reuniones.

- Varios señores hablan a la vez.
SR. ABDELNAVE Sería importante que como entrerrianos nos pongamos a hablar. Hoy por hoy hay siete hipódromos en Entre Ríos. Quizás podamos charlar en conjunto también con los de Neuquén, Mendoza o directamente podemos hacerlo por intermedio de la Federación. O sea que deberíamos tener un ida y vuelta porque tenemos problemáticas diferentes.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Alonso.

SR. ALONSO Por supuesto que estoy absolutamente consustanciado con la actividad y con sus dirigentes, porque siendo muy joven desempeñé igual responsabilidad y sé lo que eso significa.

Ricardo recién hizo mención a lo que tenía que ver el turf con mi persona y siempre lo he dicho con orgullo: yo voy siempre a las carreras de caballos, y lo hago desde que estaba en la panza de mi madre.

Hay un lindo cuadro que uno guarda como recuerdo de un caballo de mi padre que ganó una carrera e ingresa con suma alegría, como lo hace cualquier caballo nuestro que hace ganar a cualquier burrero. A su lado, como siempre, estaba mi madre con mi hermano mayor en brazos y conmigo en la panza. Por eso siempre digo con mucho orgullo que voy a las carreras de caballos desde que estaba en la panza de mi madre.

Conozco absolutamente todos los hipódromos de la Argentina. A través de estas décadas los he conocido a todos, y realmente es comprensible que quienes no saben de la actividad no la consideren lo suficientemente valedera, importante o significativa. El no conocer lo que es la actividad del turf es verdaderamente no poder valorarla en su real dimensión. Por eso, siempre digo que la industria del turf tiene que ver con lo económico.

Si nosotros hacemos hoy un relevamiento -hemos hecho algunos, por supuesto-, de los establecimientos de crías -los haras de la Argentina-, con todas sus actividades conexas y sus implicancias nacionales e internacionales, y además hacemos una sumatoria de las fuentes de trabajo que el hipismo le genera a los profesionales del turf y hasta a los peoncitos -a quienes muchas veces esa oportunidad laboral los aleja de la posibilidad de delinquir o de vivir de muy mala manera-, nos daremos cuenta de que esta actividad tiene una característica social muy significativa y genera una fuente de trabajo importante.

Para separar absolutamente el turf de lo que es el casino o la quiniela, puedo decir que se trata de una industria importante que reúne a la familia, que -insisto- genera trabajo y cumple un rol social en el interior de la Argentina, y eso se dio en un momento en cada una de las cabeceras de provincia.

Entre Ríos siempre fue la provincia que más hipódromos tuvo. Como acá se dijo, ahora vuelve a tener los siete que tuvo en otra época, y realmente en esas reuniones en el interior se da la conjunción de la familia.

Es cierto que en nuestro aniversario, que fue el 11 de noviembre -doy como ejemplo mi ciudad, pero esto es igual en todas las ciudades en mayor o menor medida-, se juntaron 6, 7 u 8 mil personas, entre jefes de familia, esposas e hijos, más el mate, el asado, etcétera. En fin, algo muy grato que no se limita de ninguna manera al juego.

¿Qué es lo que se puede hacer desde la Cámara? Acá se ha venido a exponer y realmente gratifica escuchar a un conjunto de dirigentes decir "esto es lo que somos, esta es nuestra actividad". No han venido acá a pedirnos concretamente nada. Eso es realmente gratificante y tiene que ver con cómo ha sido siempre el turf.

Desde nuestro ámbito, todos los legisladores que integramos esta Cámara hemos trabajado. Recuerdo diputados del Frente para la Victoria, del radicalismo y del peronismo. En nuestro caso, los diputados del Frente Cívico de Córdoba trabajamos en un proyecto de ley de turf que fue presentado y que lamentablemente, como tantos otros, no se trató.

Esto lo estuvimos viendo con el señor diputado Pansa. A él le facilité una copia de ese proyecto que puede servir de base, lo cual no significa que sea el desiderátum ni algo que no pueda ser superado. Pero quizás nos sirva de base para que entre todos lo mejoremos.

Recuerdo que Lovaglio Saravia, de Salta, fue uno de los firmantes, al igual que un muchacho de Formosa que actualmente es diputado por el Frente para la Victoria. Hubo diversidad y no hubo exclusiones porque gracias a Dios había coincidencias.

Me parece que podemos, como comisión, sinceramente tomarlo, para juntarnos en el ámbito de la Federación, es decir en otro ámbito, los que podamos tener más inclinación por esta actividad, intercambiar opiniones y verlo con el Ministerio de Agricultura de la Nación. Es cierto que antes había una dirección de actividades hípicas que tenía una fuerte relevancia y era la administradora de los recursos que el hipódromo de Palermo aportaba para ser distribuido en el interior...

SR. ABDELNAVE Se lo sigue aportando.

SR. ALONSO Es cierto. Tenía relevancia esa dirección con cierta autonomía en el manejo de la actividad.

Por eso, como propuesta concreta, valorando que no se vino a pedir, sino simplemente han venido a presentarse y comentar lo que es la actividad, yo ratifico mi consustanciación absoluta con lo que es el turf. He sentido obligación también de sumar a la consideración de ustedes mi propia consideración.

En nuestro ámbito como diputados, me parece que podemos hacer un buen aporte. Podemos tomar ese proyecto, que se podrá seguramente mejorar, enriquecer, modificar, pero tal vez sea esa la contribución más importante. Una presencia, una visita que no ha tenido requerimientos podrá tener de nuestra parte, a lo mejor, una respuesta concreta que tiene que ver con ese esfuerzo.

Me parece que vamos a tener una coincidencia total, absoluta e inmediata porque no son cosas en las que haya motivo para diferenciarnos sino que seguramente habrá motivos para que todos lo impulsemos.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor Panza.

SR. PANZA Señor presidente: simplemente quiero plantear el tema de que más allá de lo que es sangre pura de carrera, creo que lo he planteado con los demás diputados, está la producción equina y lo importante que es para la Argentina, porque el pura sangre es una parte, pero también está el polo, el endurance, están las jineteadas; hay actividad todos los fines de semana en toda la Argentina y creo que el Estado nacional, el Poder Ejecutivo nacional, está desperdiciando por ahí una oportunidad de tener una secretaría o algún organismo, porque lo que están pidiendo es que se regularice la actividad, que se fomente y que se equilibre.

Les pediría a los diputados del oficialismo que trasmitan esa inquietud. Lo he charlado con el vicepresidente porque es una buena oportunidad para la producción equina, que en los últimos años se ha jerarquizado, pero básicamente por la actividad privada y que el Estado empiece a tener un rol regulador. Es una buena oportunidad para trasmitir estas cuestiones y estas instituciones sirven de nexo para eso.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Sciutto.

SR. SCIUTTO Señor presidente: quiero coincidir con el diputado Panza. Con él hemos hablado muchos porque nos ha tocado un largo viaje a la India y en muchas horas de vuelo hemos hablado sobre este tema y también lo hemos hablado con el ministro y después lo hablé en forma personal, pero hoy hay una coordinación con el ministerio y hay muchas ganas de darle empuje.

Se comprometió el ministro a trabajar el tema y saben muy bien todos que hay temas muy urgentes, como es de público conocimiento, no más importantes pero sí urgentes de resolver en nuestro país, y en eso se está trabajando, pero éste es un tema a tener en cuenta, sé que se va a trabajar y seguramente desde acá vamos a aportar mucho.

Como dijo el señor diputado Pansa, no hay que hablar en general del tema caballos y terminar en el turf porque yo también soy médico veterinario y me parece que hay otras actividades que ameritan esto.

Las condiciones laborales de quienes trabajan en el turf también constituyen una asignatura pendiente que conocemos porque realmente sabemos que no son las mejores para aquéllos que trabajan allí. Quizás la actividad hípica en la historia se concentró en manos de gente poderosa, que no tuvo mucho en cuenta las condiciones laborales y esto también hay que solucionarlo.

SR. MONARIN Es muy importante lo que usted dice porque tiene que ver con que nosotros pensamos lo siguiente. Primero hay que generar la fuente de trabajo para después mejorar. Nosotros estamos trabajando puntualmente en ese tema que tiene que ver con el blanqueo de la gente, que tenga un mejor estándar de vida y obra social. Pero si no generamos primero la actividad...

Aquí hay un poco de todo. Se pelean entre los que manejan el juego con la Unión de Trabajadores del Turf y no está muy claro. Pero muchas veces se echa en cara esa cuestión, que tiene que ver con el trabajo en negro en la actividad y nosotros indicamos que una de las cosas que sería importante es todo lo que tiene que ver con la industria del caballo, no hablemos solamente del turf. Hay que regularizar la actividad de tal manera que una vez generado el empleo se pueda tener a la gente en condiciones.

SR. SCIUTTO Además hay que crear condiciones de estudio y reconocimiento. Se debe mejorar y dar un valor agregado a lo que ellos hacen. Se puede ir dando educación en las escuelas agrarias, hay muchas cosas. Esto es algo de lo que está haciendo el gobierno, dar más fuerza a las escuelas agrarias y agregar todo este tipo de cosas. Me parece que vamos en el mismo camino. Quizás los tiempos no han sido rápidos pero vamos a llegar.

SR. ADARO Quiero agregar que es muy importante no olvidarse del caballo. Por ejemplo, hoy se está usando mucho la equinoterapia y en la actualidad se está pidiendo en las escuelas de equinoterapia producir el caballo. El diputado Félix creó la escuela en San Rafael, no sé si una de las primeras municipales, o sea que comparto totalmente con el diputado Pansa que no hay que olvidarse de esos caballos y del caballo en general. Era mi intención comentar la importancia y el uso fundamental de la equinoterapia.

SR. ALONSO Yo no circunscribí mi opinión al turf. La iniciativa que se presentó y a la que aludí -seguramente todos la vamos a poder lee- es un proyecto nacional de equinos. De ninguna manera está circunscripto y no existe la exclusión de ninguna actividad que no tenga que ver con el equino en todos sus aspectos. Incluso, aborda la comercialización industrial del equino o sea que está planteado desde la integridad del equino y no desde la parcialidad del turf. Me referí a ese punto en particular pero el proyecto está presentado así.

SR. PRESIDENTE BURYAILE La pasión pudo más que la razón. (Risas.)

SR. CASAÑAS La verdad es que no soy "burrero", nunca he ido al hipódromo ni me llama la atención pero me parece que el tema es de muchísima importancia. La verdad es que la cifra que se ha dado de 6 ó 7 familias por caballo es algo que debemos fomentar y fogonear.

Me parece muy bueno que los hayan invitado y quiero rescatarlo porque quizás varios de los señores diputados se expresaron desde su condición de "burreros" y yo creo que hay que apoyar a la actividad.

SR. PRESIDENTE BURYAILE El tema queda planteado.

Tomamos nota que en la provincia de Buenos Aires está vigente la ley 13.253 y seguramente se trabajará sobre el antecedente mencionado por el señor diputado Alonso.

SR. ABDELNAVE Quiero señalar que siete de las veintiún entidades que integran la Federación, hoy tienen escuela de equinoterapia.

Por ejemplo, hay chicos de Larroque que recorren aproximadamente 100 kilómetros día por medio para ser tratados en la escuela de Concepción del Uruguay. Ya tenemos escuelas en Córdoba, Mendoza y Río Cuarto. Y se está intentando conformar otra en Gualeguaychú.

Los invitamos a invertir, prestar servicios de salud o usar los caballos para hacer equinoterapia en las instalaciones de algunas de las veintiún entidades. Asimismo agradecemos la atención y el contacto permanente con todos los señores diputados.

SR. PRESIDENTE BURYAILE De este modo, damos por finalizada la reunión.

- Es la hora 19 y 1.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.