• AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 05/08/2010

- .

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los cinco días del mes de agosto de 2010, a la hora 10 y 31:
SR. PRESIDENTE BURYAILE Damos comienzo a la reunión convocada por el plenario de la Cámara a efectos de tratar el temario que se les ha enviado oportunamente.

Hay algunos proyectos incluidos que no tienen relación directa con el objeto de la convocatoria, es decir, expedientes referidos a la ONCCA. Me refiero -por un error en la convocatoria o en los números- al expediente 3142-d-09 de la diputada Camaño.

SRA. GARCÍA (M.T.) Pido la palabra, señor presidente.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra la señora diputada García.

SRA. GARCÍA (M.T.) Señor presidente: antes de comenzar con la lectura del temario planteado por la votación en el pleno del recinto hace tres semanas, nosotros venimos a plantear la invalidez de la convocatoria conjunta a esta reunión, a raíz de los sucesos acaecidos hace 24 horas en la Comisión de Comercio. Concretamente, no tenemos constituida formalmente las autoridades de esa comisión. De hecho, la reunión de la Comisión de Comercio ocurrió con una casi usurpación de la Presidencia y un funcionamiento de facto. Tenemos impugnado el dictamen. Por lo tanto, es válida la convocatoria conjunta originada hace tres semanas, pero inválido el funcionamiento de esta convocatoria. Por ello, vamos a pedir un cuarto intermedio hasta que se normalicen las autoridades de la Comisión de Comercio.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra la señora diputada Giudici.

SRA. GIUDICI Señor presidente: en primer lugar, para aclarar que en la Comisión de Comercio -cuando se trató el tema del INDEC- no hubo -rechazamos terminantemente la afirmación de la señora diputada García- usurpación de cargo. Voy a repetir lo que dijimos en la Comisión de Comercio. Quien presidía la Comisión de Comercio -diputado Pereyra- había renunciado con fecha 8 de abril. Por lo tanto, creo que ameritaría incluso la instrucción de un sumario para ver por qué desde el 8 de abril hasta ahora los demás bloques que no pertenecemos al Frente para la Victoria -Unión Cívica Radical, Peronismo Federal, PRO, la Coalición Cívica, el Socialismo y el GEN- no teníamos conocimiento fehaciente de esa renuncia. En todo caso, lo que hay allí es una demora inexplicable de la publicación de esa renuncia. Por lo tanto, lo que hizo el vicepresidente primero de la Comisión de Comercio el día martes fue -como corresponde, según el reglamento, ante la ausencia del presidente- asumir las funciones que debía, es decir, presidir esa reunión de Comercio.

Vamos ahora a esta reunión plenaria de Comercio y Agricultura. Es una reunión que, como las otras, ha sido emplazada por la Cámara de Diputados con el voto de la mayoría de los diputados que participamos de esa sesión. Ante ese emplazamiento y con temario para tratar los temas a los que hoy nos vamos a abocar -reforma del organismo ONCCA- considero que está perfectamente constituida esta comisión, las dos comisiones están con quórum y en condiciones de abordar el tratamiento de ese temario.

Así que creo que no hay más nada que discutir respecto de lo reglamentario y hay que proceder al tratamiento del temario.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO En el mismo sentido que la señora diputada Giudici, en nombre del bloque del Peronismo Federal quiero acompañar sus argumentos y agregar que al final del tratamiento del tema del INDEC en la reunión de la Comisión de Comercio, el bloque del Frente para la Victoria, a quien le corresponde la Presidencia de esa Comisión, se retiró haciendo imposible el nombramiento de un nuevo presidente.

Esto se enmarca en una estrategia permanente de dilación del tratamiento de temas sensibles para el oficialismo, tal como fue dicho en su momento por el presidente del bloque oficialista, que en el recinto señaló que no se sentía obligado a permitir el funcionamiento de aquellas comisiones que tuvieran temas sensibles para el funcionamiento del Gobierno. Lo que acaba de afirmar la señora diputada María Teresa García es uno más de los eslabones del esfuerzo del gobierno para evitar el tratamiento de temas demandados por la comunidad.

En nombre de nuestro bloque apoyo lo dicho por la señora diputada Giudici y remarco que tenemos la obligación de cumplir con el mandato del pleno de hacer funcionar las comisiones. Por ende, debe continuar la reunión en esta comisión conjunta.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra la señora diputada Fadel.

SRA. FADEL Voy a apelar nuevamente al buen funcionamiento y al buen comportamiento que tiene el vicepresidente de la Comisión de Comercio para pedirle que Comercio pase a un cuarto intermedio hasta que pueda constituir su conformación como corresponde, porque en el día de ayer, una vez que se aceptó la renuncia del señor diputado Pereyra, nosotros solicitamos inmediatamente poder proponer nuestro presidente, que corresponde a nuestro bloque. No se nos permitió hacerlo; usted dijo que no, que se iba a hacer el debate primero, usurpando -digamos- la Presidencia, y luego de eso iban a ver si ponían el presidente a cargo.

Por eso lo vuelvo a solicitar y apelo a su buen comportamiento. Yo lo respeto realmente, pero esto ya está judicializado y ya hemos hecho una presentación, porque ni siquiera en la Comisión hubo tratamiento del tema. No se trató y se pasó al último punto del temario sin siquiera respetar el orden.

No se trató; no se nos permitió hablar, se nos cercenó la palabra. Como dije ayer en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, fue una actitud casi militar, situación que no ocurre en la Comisión de Agricultura y Ganadería, donde agradezco que se pueda debatir ampliamente.

A pesar de que durante muchos años hemos sido mayoría y aunque los dictámenes emitidos eran los nuestros, debatíamos durante horas, porque justamente esa es la tarea del Parlamento: dar a cada diputado -sobre todo en las comisiones- la posibilidad de decir lo que le parece y lo que piensa de cada proyecto, y disentir o no sobre las distintas áreas que se tratan.

Esto no ocurrió en la Comisión de Comercio, donde nos hemos sentido avasallados en nuestros derechos como diputados. Desde la oposición siempre se venía reclamando fuertemente el respeto y la institucionalidad, y la verdad es que voy a volver a decir lo mismo, porque parece que a veces se dicen algunas cosas que no son ciertas: nunca el bloque oficialista funcionó sin el quórum reglamentario y nunca emitió un dictamen sin las firmas de la mayoría. Nunca. Y jamás cercenó la palabra, aunque estuviésemos horas debatiendo y luego emitiéramos nuestro dictamen, si se podía, de manera consensuada; y si no, el del oficialismo, porque somos el brazo legislativo del Ejecutivo en el Congreso, como corresponde.

Esto no es negarse al tratamiento, porque lo que se trató en el recinto y se votó fue que funcionara la Comisión de Comercio sobre el tema del INDEC, que se hizo mal, pero se hizo. También se trató que la Comisión de Agricultura y Ganadería citara por el tema de la ONCCA. Obligatoriamente, lo que se votó no es una reunión plenaria, sino el tratamiento de distintos temas en cada Comisión, cosa que se ha hecho y se ha respetado.

Por eso les pido sinceramente que no agravemos más la situación. Si no, seguiremos en una situación en Comercio que nosotros sostenemos como irregular, y todo lo que se trabaje en este plenario va a ser pasible nuevamente de volver a ser judicializado.

Y si hay que hacer un sumario, como dice la señora diputada Giudici, que lo haga, que lo solicite como corresponde. Pero yo les pido encarecidamente de nuevo que funcione Agricultura, como así lo decidió el recinto, porque así fue y se votó, con este tema, que es la ONCCA; y asimismo que Comercio se regularice y que luego trate el tema. No estamos diciendo que no se trate, sino que no se complique el tratamiento. Porque de esta manera, sí se va a complicar.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Giubergia.

SR. GIUBERGIA Nosotros estamos citados aquí para tratar el temario que ha sido dispuesto por el pleno de la Cámara. Yo integro la Comisión de Comercio, la cual está funcionando plenamente, señor presidente. Y esta discusión se dará en el lugar que corresponda.

Le pido que ponga ya en consideración el temario, que se someta a votación y que se termine esta discusión.

SRA. FADEL No se vota en las comisiones...

SR. GIUBERGIA Han pedido un cuarto intermedio y nosotros no aceptamos. Terminemos la discusión al respecto.

SRA. FADEL No se vota en comisión. Los señores diputados lo hacen a través de la firma del despacho, señor diputado.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor vicepresidente, por haber sido aludido.

SR. DEL CAMPILLO Como se ha hecho alusión a mi persona, quiero explicar lo que ya está claro. A lo mejor muchos diputados todavía no tienen bien definido cómo fue el tratamiento de la Comisión de Comercio anteayer en cuanto al tema del INDEC.

Se comenzó en horario con quórum suficiente y con un orden del día que en el punto número 1 planteaba la renuncia del presidente, el señor diputado Pereyra. Cuando tocamos el punto número 1, del Frente para la Victoria no había absolutamente nadie y el presidente Pereyra no estaba en ese momento. Se votó y se aprobó la renuncia.

SRA. FADEL Estaba sentada al lado suyo...

SR. DEL CAMPILLO Le pido que me escuche respetuosamente.

El señor presidente Pereyra entró a la sala cuando ya había sido aprobada su renuncia. Por lo tanto, se siguió con el punto número 2 del orden del día, que era lo que el plenario de la última sesión había planteado que teníamos que tratar en la Comisión. Los diputados del Frente para la Victoria entraron y pidieron que asumiera la nueva presidenta y se les planteó claramente que, después del tratamiento de los expedientes correspondientes al INDEC, en el tercer punto, íbamos a hacer la elección y que no iba a haber ningún inconveniente, porque estábamos todos de acuerdo con que asumiera la nueva presidenta.

Por lo tanto, cuando estábamos tratando el tema del INDEC, el Frente para la Victoria se retira en su totalidad de la sala de reunión de la comisión, quedando en acta el registro de que se pasaba a un cuarto intermedio para al martes a las 14 y 30 horas. En esa oportunidad, se aprobará -sin lugar a dudas- el nuevo cargo de presidente. Eso es lo que quería aclarar.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

Antes la señora diputada di Tullio le solicita una interrupción, señora diputada Bullrich. ¿Se la concede?

SRA. BULLRICH No, señor presidente.

La verdad es que no queremos que se nos atrase más. La Comisión de Comercio durante seis meses no se reunió. Hemos tenido que ir a algo inédito en la Cámara de Diputados, que es citar a las comisiones por el plenario de la Cámara. No fue citada por un presidente, sino por ciento treinta y cinco diputados, con un temario claro.

Con lo cual, señor presidente, esta reunión de dos comisiones, este plenario está citado por la Cámara y de ninguna manera se puede levantar...

SRA. FADEL Plenario, no.

SRA. BULLRICH ...porque un diputado del oficialismo venga a levantarla.

Además le quiero explicar a la señora diputada Fadel lo siguiente: la comisión de Comercio pasó a un cuarto intermedio por una cuestión elemental: cuando se retira el oficialismo, ¿a quién iba a nombrar si no sabía quién iba a ejercer la Presidencia? Entonces esta reunión es un continuum, el martes que viene es la misma reunión del martes pasado.

Con lo cual, al no haberse agotado el temario esa reunión está viva. Es un continuum. Habría sido un error -como ellos aprecian- si se hubiese cerrado.

Por otro lado, como bien dijo la diputada Giudice, esa renuncia se escondió durante meses, porque no se pusieron de acuerdo; no sabían a quién poner de presidente, evidentemente, por algún problema entre el oficialismo. Algo pasó, pero si algo pasa en el oficialismo, no puede parar la Cámara.

Señor presidente, lo que se está planteando acá es una chicana porque la oposición está todos los días sacando dictámenes que tienen que ver con la promesa electoral del 28 de junio.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BURYAILE Todos vamos a tener la posibilidad de hablar. Les pido por favor que hagamos un poco de silencio.

Tiene la palabra la señora diputada di Tullio.

SRA. DI TULLIO La verdad es que escuchando al vicepresidente, que está en ejercicio de la Presidencia de la Comisión de Comercio, cómo intenta explicar qué es lo que sucedió en esa comisión es tratarme -a mí y a mis compañeros- de una inteligencia reducida.

La verdad es que acá ninguno de nosotros desconoce lo que sucedió en la Comisión de Comercio, pero no lo pueden explicar por más que lo intenten. Lo que han hecho es usurpar la Comisión de Comercio y usted, señor vicepresidente, está en este momento usurpando ese lugar.

Nosotros proponemos que funcione la Comisión de Agricultura, que está perfectamente constituida, pero no la Comisión de Comercio, que no está constituida como tal y además los diputados del oficialismo hemos impugnado el dictamen y el trabajo que llevó adelante el diputado Del Campillo como presidente de la Comisión de Comercio.

Es cierto lo que dijo la señora diputada Bullrich: se citó a la Comisión de Comercio con un temario. Pero este temario no se respetó, no solo en cuanto a la colocación del nuevo presidente de la Comisión de Comercio, sino también con respecto al temario. Ni siquiera lo leyeron, sacaron un dictamen trucho de un bolso y firmaron ese dictamen, que nosotros desconocemos.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. DI TULLIO Señor presidente, le agradecería que ponga orden para que pueda ser escuchada.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Les pido que respetemos a la señora diputada di Tullio.



SRA. DI TULIO Nosotros insistimos con el tema porque vamos a seguir desconociendo ese dictamen. A nosotros nos gusta y nos interesa debatir el tema. Le pedimos a la Comisión de Comercio que se retire y que funcione la Comisión de Agricultura.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BURYAILE Voy a cerrar este tema...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. GIUBERGIA ¡Hizo una moción de cuarto intermedio! ¿Qué moción hizo? Una moción de cuarto intermedio.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. FADEL ¡Un pedido!

SR. PRESIDENTE BURYAILE Hay un pedido.

Tiene la palabra el señor diputado Albrieu.

SR. ALBRIEU Señor presidente...

SRA. FADEL No hay mociones en las comisiones. Lee el reglamento.

SR. ALBRIEU En primer lugar, quiero pedirles a todos que nos respetemos en el uso de la palabra y que tengamos la paciencia de escucharnos. El apuro por cumplir con nuestros deberes legislativos -como señalaba el diputado Amadeo- no nos tiene que llevar a no escuchar a los demás y a tratar de cerrar imprevistamente e inopinadamente el debate para imponer una opinión por encima de la necesaria rigurosidad en los procedimientos que tenemos que seguir en la Cámara.

De acuerdo a lo que yo escucho que ha pasado en la Comisión de Comercio, la situación es conflictiva y está impugnada. No aceptar esa situación nos va a llevar, a la larga, a tener una mayor demora en el tratamiento de estos temas. ¿Qué pasa si mañana la impugnación que se hizo de la reunión de la Comisión de Comercio tiene éxito y las conclusiones o el dictamen son declarados inválidos? Esta reunión va a tener la misma decisión y resolución.

Me parece muy sensata la postura de la diputada Fadel en cuanto a pedir que se pase a cuarto intermedio. O sea, que se retire la Comisión de Comercio, porque está mal constituida, y poder avanzar correctamente en las decisiones.

Por ello, les pido al señor presidente de la Comisión de Agricultura y al vicepresidente de la Comisión de Comercio, en uso de la presidencia de dicha comisión, que se tome esta decisión.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Godoy.

SR. GODOY Señor presidente: en el mismo sentido quiero decir que nadie quiere que se obstaculice y nadie pretende que no se debata este tema. En la Comisión de Agricultura y Ganadería todos los temas se han considerado y puesto en debate, hemos discutido, se ha ganado y se ha perdido. Pero me parece que esto no es normal ni regular. Acá está un vicepresidente primero. Hubo un acuerdo el 3 de diciembre por el que la presidencia de esta comisión le correspondía al Frente para la Victoria. Entonces, me parece que el Frente para la Victoria tiene una propuesta para ocupar esa presidencia.

Lo más conveniente es que la Comisión de Comercio se retire, pueda definir la presidencia y puedan cumplir con la palabra. Nosotros estamos pidiendo que cumplan con la palabra; ya estamos sospechando. Ha sucedido en otras comisiones en las que ustedes se comprometieron respecto del lugar que le iban a dar al Frente para la Victoria y no cumplieron. Si van a hacer así con las promesas y el día de mañana llegaran al gobierno y no las van a cumplir, entonces creo que van por un mal camino. Les estamos pidiendo que cumplan con el compromiso que asumimos el 3 de diciembre. Es decir que a esta comisión de Comercio le corresponde la presidencia al Frente para la Victoria.

Hoy, más allá del afecto y la estima que podemos tener por el vicepresidente primero, creo que está usurpando este lugar.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. GODOY Nosotros no lo aceptamos. Por lo tanto consideramos que la Comisión de Comercio debe retirarse, nominar al presidente que es el que propone el Frente para la Victoria y así vamos a poder sesionar en esta comisión con normalidad. Hasta tanto esto no suceda nosotros no aceptamos.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Mansur.

SR. MANSUR Primero, vamos a hablar despacito porque la razón no se da con los gritos. Acá no es que el que levanta la voz tiene razón. El bloque del Frente para la Victoria ignora que después que se retiraron, yo hice moción concreta -y que constara en actas- para que el grupo A respetara el acuerdo y que dábamos por aprobado que se ocupara la Presidencia cuando hiciera la designación el bloque del Frente para la Victoria. Lo que yo no acepto es que digan que quieren debatir. ¿Qué van a debatir si están escondidos atrás de la puerta? Siempre están escondidos atrás de la puerta...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. MANSUR Esta Cámara funciona y las comisiones funcionan...

SRA. FADEL ¡Si eso lo hicieron seis años ustedes!

SR. MANSUR Funciona nada más que cuando da quórum la oposición.



SRA. FADEL Así tiene que ser, y así lo hicieron ustedes durante seis años...

SR. PRESIDENTE BURYAILE Por favor, les pido que no se interrumpan...

SR. MANSUR Sólo se ocupaban de ser una computadora contadora de quórum y nada más. De debate no hemos escuchado nada.

Quiero que se respete la moción del señor diputado Giubergia de iniciar el tratamiento del temario.

SRA. DI TULLIO ¡Sacaron de adentro de un bolso un dictamen y no discutieron nada!

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Mansur.

SR. MANSUR El señor diputado Del Campillo hoy está a cargo de la Comisión de Comercio por abandono.

Pido que se inicie el temario, señor presidente, y que se ponga a votación. (Aplausos.)

SRA. GARCÍA (M.T.) Voy a ser muy breve.

Independientemente de la decisión que se tome por parte del Grupo A y del Frente para la Victoria, hay que hacer una aclaración. Lo mencionó inicialmente el vicepresidente a cargo de la Comisión de Comercio, lo dijo el señor diputado Amadeo y acaba de decirlo el señor diputado Mansur, con el término "abandono". Simplemente quiero recordarles, para que quede aclarado y para que conste en actas, que apenas iniciada la reunión de la Comisión de Comercio dos diputadas pedimos la palabra para pedir por favor que apenas se aceptara la renuncia del presidente anterior, se pusiera en ejercicio la propuesta de presidenta que tenía el Frente para la Victoria.

El señor diputado Amadeo contestó a viva voz que había una moción de orden, que se había aprobado antes de que entráramos, en el sentido de darle tratamiento al tema directamente.

Quiero aclarar esto, porque no fue abandono, sino una negativa expresa del señor diputado Amadeo de dejar asumir a la presidenta propuesta por el bloque del Frente para la Victoria.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Forte.

SR. FORTE Son sobrados los argumentos en el sentido de que las dos comisiones están funcionando como el reglamento lo indica. Si el Frente para la Victoria no preside la Comisión de Comercio es porque no quiere, no porque no puede. Nadie se lo ha prohibido.

Apoyo la moción del señor diputado Giubergia de continuar con el temario y quiero aclarar que, por supuesto, tengo mucho más para decir sobre el tema cuando lo tratemos, pero queda muy claro que la democracia no se construye haciendo carrera de obstáculos, como está haciendo el Frente para la Victoria en este momento.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Quiero leer la nota que recibí el 16 de julio. "Señor presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería, diputado Ricardo Buryaile: Me dirijo al señor diputado a fin de poner en su conocimiento que en sesión de la fecha la Honorable Cámara, de acuerdo a la interpretación del artículo 106 del reglamento y votada, ha resuelto que la Comisión que usted preside, conjuntamente con la Comisión de Comercio, se reúnan el día jueves 5 de agosto a las 10 horas a fin de considerar los expedientes referidos a la ONCCA que se detallan a continuación..."

Esta es la nota que recibí. Por lo tanto, siendo Agricultura cabecera de este proyecto, más allá de los avatares que uno conoce que existen en la Comisión de Comercio, considero que estamos legítimamente en condiciones de funcionar, dado que somos cabecera y estamos cumpliendo una orden del pleno de la Cámara.

No desconozco que puede haber reclamos en la Comisión de Comercio. La verdad es que pienso que no es obstáculo, a la luz de la nota que hemos recibido de la Cámara, y siendo la Comisión de Agricultura la cabecera para tratar este tema, podemos pasar a considerar el temario del orden del día.

SRA. FADEL Para que quede clara la situación, la Comisión de Agricultura y Ganadería está constituida legítimamente. Nosotros seguimos sosteniendo que no está bien lo que está haciendo Comercio. No es legal, y por eso hemos hecho la presentación correspondiente.

Si nosotros nos quedáramos en este pleno, estaríamos convalidando también la Comisión de Comercio. Es por ello que nosotros, como bloque, no vamos a poder quedarnos, más allá de que queríamos discutir en la Comisión de Agricultura y Ganadería la situación de la ONCCA, porque nos interesa. Si no, estaríamos convalidando una situación que venimos diciendo que no es correcta, y no seríamos coherentes con nuestro planteo.

Mientras el oficialismo fue mayoría y podía fijar la agenda para que el país siguiera adelante, la oposición en pleno nunca dio quórum. Nunca. Se escondieron detrás de las cortinas, como dice el señor diputado Mansur, durante siete años.

En realidad, cuando la agenda la está fijando la oposición y es una agenda que significa vaciar las arcas del Estado para que no pueda seguir avanzando...

SR. FORTE ¡Cobrale a las mineras!

¿Y con la ley de Glaciares...?

SRA. FADEL Por supuesto que el oficialismo no va a dar el quórum; será la oposición quien deba conseguirlo.

Sobre este reclamo permanente de que no funcionan las comisiones, si tanto les preocupa, cuando tienen un temario para tratar en el recinto y son 140 diputados, ¿cómo puede ser que nunca junten el quórum? Durante medio año se les cayeron más de seis sesiones, y el día de ayer fue una prueba.

Como otra vez hay manu militari y otra vez van a hacer lo que se les da la gana y no van a entender que el planteo es legítimo y que estamos pidiendo de buena forma -como lo hice cuando comencé a hablar al principio- la posibilidad de que Agricultura funcione y que cuando se regularice Comercio también pueda tratar el tema, como esto no es oído ni quiere ser respetado, y volvemos a ver la misma soberbia e intolerancia de la oposición, nos va vamos a retirar de la sala. (Aplausos.)

- Varios señores diputados se retiran de la sala.
SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Kenny.

SR. KENNY Señor presidente: si me permite, me voy a voy a referir al expediente 2.430, el proyecto de creación de la Oficina Nacional de Control de Comercio Agropecuario. Para que el país siga adelante vamos a empezar a tratar este tema.

Para esto tenía que hacer un poco de historia. La ONCCA tiene catorce años; se creó en 1996 por el decreto 1343. En ese momento fue un organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura y Ganadería.

Esta oficina se hizo con la finalidad de controlar eficazmente la poca transparencia en ese momento de la vigencia y uso de matrículas, licencias y autorizaciones de faena, distribución y comercialización de la industria de la carne, principalmente en la provincia de Buenos Aires, más allá de que el fin estratégico era enfrentar el abigeato abastecedor y el consecuente mercado negro que estaba generalizado.

La intención era lograr un mejor control de comportamiento de los operadores, principalmente con la matrícula de la industria de la carne, y en su momento se agregó el control de la industria molinera, la industria aceitera, pero estaban sobre todo destinadas a garantizar la producción primaria y fundamentalmente -y quiero que escuchen bien esto- el libre acceso a los mercados y darle transparencia a la comercialización de los productos y subproductos agropecuarios.

Este control que se le asignó a la ONCCA en su momento no fue de carácter regulatorio del comercio ni de asuntos comerciales, sino el modo de vigilar y mejorar el comportamiento de los controladores en cuanto al cumplimiento de normas dictadas por otros organismos, tanto el Poder Ejecutivo, el Congreso, los ministerios, la secretaría, la AFIP, etcétera. Pero de ninguna manera, este organismo podía generar políticas ni tener facultades normativas de regulación más allá de su propio ámbito.

Esto fue en el año 1996, pero después hubo una recreación de la ONCCA. Esta ONCCA se recrea con el decreto 1.067 del 2005, donde se le da otro carácter, colocándola como organismo descentralizado de la Secretaría. Además se le da una autarquía económica, financiera, técnica y administrativa, y una personería jurídica propia.

Ahí viene lo que algunos opinan que puede ser el debacle de la ONCCA, donde de ahí en más parecía que la ONCCA fuera una Secretaría de Agricultura y Ganadería paralela. Es más, en su momento tenía más protagonismo que la propia Secretaría y empieza a pasar lo que todos sabemos: comienzan a tomarse resoluciones que realmente complicaban la comercialización de los productos agropecuarios.

Pero creo que el máximo absurdo legal provocado por esta ONCCA es que es un organismo que no brinda ni controla servicios públicos, sino que tan solo controla a cierta actividad privada, pero que no ha recibido facultades delegadas del Congreso, a pesar de que son de carácter público estatal.

Al tener personaría jurídica propia, es una persona diferente del Estado y hoy está regulando -casi legislando- el comercio externo e interno de los productos y subproductos agropecuarios, incidiendo de este modo en la producción con sus decisiones tomadas en actos administrativos de menor jerarquía, como simples resoluciones.

Es decir que es un tercero legislando por el Estado, incluso en materias en las que ni el Poder Ejecutivo nacional podría regular, como son las restricciones al comercio, que no pueden existir.

La ONCCA de hoy se permite ejercer facultades propias de otros organismos específicos, también como la AFIP, y hacer depender a la Aduana de la previa autorización de la oficina para permitir la exportación de productos agroalimentarios, como son los ROEs o Registros de Operaciones de Exportación.

Creo que debido a esto, la ONCCA ha cometido tremendos excesos. Tal es así que hemos hecho algunas denuncias sobre todos estos excesos que han llevado a la ONCCA a un estado de corrupción y a un estado de ONCCA paralela que en su momento no hemos podido denunciar.

En base a ello creemos que ha llegado el momento de crear la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario por ley. Me refiero al expediente 2.430 que hemos presentado y que manifiesta que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario -la ONCCA- tendrá a su cargo ejecutar las políticas de control y fiscalización que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca dicte conforme a las atribuciones conferidas por la legislación vigente en materia de comercialización de carnes, leche, granos y oleaginosas, subproductos, a fin de asegurar un marco de transparencia y libre concurrencia en materia de comercialización en el sector agropecuario y las cadenas industriales derivadas.

En el Título III, respecto de las competencias, decimos que la ONCCA no podrá implementar medidas que distorsionen o afecten la comercialización de los productos del sector agropecuario y de las cadenas agroindustriales derivadas. Las competencias, atribuciones, facultades y ámbitos conferidos por la presente ley a la ONCCA no podrán ser ampliados ni modificados mediante la reglamentación que de ellas efectúe el Poder Ejecutivo nacional. Asimismo, no podrán delegarse en la ONCCA facultades de actuación no previstas en la presente ley.

En lo relativo al Título IV, sobre organización y dirección, podemos decir que la conducción de la oficina de la ONCCA será ejercida por un director y un subdirector que será designado por el señor ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca y cesará a su requerimiento.

El Título V habla de las funciones y atribuciones de la ONCCA que están determinadas estrictamente y muy delimitadas en lo que puede ser la ONCCA. Lo interesante de este Título está enmarcado en el artículo 7° donde transferimos al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca la administración, el otorgamiento y los fondos brutos del mecanismo destinado a otorgar subsidios a través de los industriales y operadores que venden en el mercado interno productos derivados del trigo, maíz, girasol y soja establecido en la resolución 9 del 2007 y sus modificatorias, así como la administración, otorgamiento y fondos para compensaciones a la cadena láctea según resolución 40 del 2007 y modificatorias, ambas del ex Ministerio de Economía y Producción, durante el término de un año contando a partir de la entrada en vigencia de la presente. Vencido este plazo las citadas resoluciones quedarán sin efecto sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones pendientes.

En el Título VI hablamos de las infracciones y sanciones.

Finalmente, en las disposiciones transitorias, autorizamos al Poder Ejecutivo nacional a realizar todas las adecuaciones presupuestarias y de la planta de personal que resulten necesaria a fin de dar cumplimiento a la presente ley, con un artículo 21 en disposiciones transitorias relacionado con la resolución 31 del 2006, 209 del 2006, 6 del 2008 del ex Ministerio de Economía y Producción; las resoluciones conjuntas 12 del 2006, 42 del 2006, de la Secretaría de Política Económica y de la ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos; la resolución 152 del 2007 de la ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos. A esto hay que agregar las resoluciones 7 del 2007, 5.655 del 2007, 3 del 2008, 543 del 2008, 684 del 2008, 3.433 del 2008 y 6.686 de la Oficina Nacional de Control Comercial.

También se deroga el decreto 906 con resolución 78 del 2006 y otras de la Oficina de Control Comercial Agropecuario.

En el artículo 23 se derogan los decretos 1.067

-recreación de la ONCCA del 2005- y el 1.343 con sus modificatorias.

La reglamentación de la presente ley deberá dictarse en el lapso de 60 días desde su entrada en vigencia.

SR. PRESIDENTE BURYAILE He informado que se han incluido algunos proyectos que no estaban ligados estrictamente al objeto de la convocatoria, es decir, expedientes relacionados con la ONCCA. Me han pedido la inclusión el señor diputado Viale -proyecto 2155-d-09-, Pinedo y Gribaudo - 3908-d-09-, Carrió y García - 3787-d-2010- y el señor diputado Gribaudo, 4009-d-2010.

Si la Comisión lo cree conveniente, habiendo necesidad para esto de tener dos tercios, se lo incluye.

- Asentimiento.
SR. PRESIDENTE BURYAILE Se aprueba.

Tiene la palabra la señora diputada Susana García.

SRA. GARCÍA (S.R.) No tenemos que hacer esto tan largo porque no es un tema nuevo. Ha expuesto ya de manera demasiada clara el señor diputado Kenny, y si tuviésemos que hablar de este organismo creo que no nos alcanzaría un día entero para conocer los vericuetos que fueron pasando desde 2006, cuando el Poder Ejecutivo empezó a intervenir primero con el tema de cerrar la exportación de carnes, luego controlando el tema de alimentos, y lo que fue lo más duro, cuando en 2008 surgió el problema del campo y nombró a Ricardo Echegaray al frente de este organismo. Ahí comenzó lo más perverso, con el tema de los subsidios y cuando se logró incrementar el presupuesto un 17.000 por ciento más. Además, tendríamos que hablar de todo el tema de corrupción que hubo a partir de allí.

Por lo tanto, me parece que hablar hoy en este pleno de Comisión de la necesidad de crearlo por ley no tiene que demorarse mucho más. Más allá de los que estemos anotados para hablar, creo que sería conveniente que mientras los señores diputados estemos exponiendo se vaya pasando a la firma el dictamen correspondiente.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Es la segunda que solicita hacerlo de esta manera, señora diputada.

Hay dos proyectos sobre la misma materia: uno, sobre la creación por ley de la Oficina Nacional de Control; y el otro es un dictamen que propone la eliminación de los registros de operaciones de exportación, también propuesto por el señor diputado Kenny.

Tiene la palabra el señor diputado Gribaudo.

SR. GRIBAUDO Señor presidente: lamento que en este día histórico en donde dos comisiones reunidas en el Congreso que vienen trabajando hace tiempo, independientemente de cada signo político, y en donde tenemos el consenso, se ausente el bloque del oficialismo, cuando muchos de nosotros -como los señores diputados Kenny, Viale y Arbo- veníamos trabajando en la Comisión de Agricultura en los años anteriores. Recordamos que muchísimas veces hemos llegado a la Comisión y nos hemos encontrado con el dictamen sobre la mesa y sin conocerlo. Ha pasado con infinidad de temas, y nos hemos quedado a discutir y hemos votado en contra y emitido un dictamen de minoría.

Esto ha sido discutido largamente en el marco de la Comisión, como lo ha dicho la señora diputada Susana García. Se debatió mucho sobre este organismo, hicimos las denuncias correspondientes en la Justicia y presentamos distintos proyectos. Este es un Congreso de los proyectos posibles, no de los ideales; este será un proyecto posible, donde seguramente mi amigo Forte y yo estaremos disconformes, pero será un proyecto que podrá ser modificado y revisado según cómo vaya funcionando el organismo, pero ahora será un organismo permanente, enmarcado dentro de la ley, con un presupuesto que no será discrecional. Y mientras la Justicia avance en materia de saber qué ocurrió en la ONCCA en materia de corrupción, quien conduzca el organismo no va a poder hacer lo que se hizo antes.

Desde el PRO acompañamos la firma del proyecto de la mayoría y seguiremos discutiendo fuertemente la semana próxima el tema de las retenciones.

SR. PRESIDENTE BURYAILE A mí me habría gustado mucho debatir esto con el oficialismo. Es una larga deuda de esta Cámara tener un adecuado debate de la regulación de una oficina tan importante como la ONCCA. Es una pena que no estén presentes, porque es un debate que hace varios meses se viene dando, tanto en el Congreso como, desde hace varios años, en la calle. Es un organismo en el que hace falta un adecuado funcionamiento, que tiene severas sospechas de corrupción y varias denuncias.

Me parece es que era el momento oportuno y adecuado para debatir, así que de verdad lamento que no estén. Esto no quita, recién se lo dije al señor diputado Ruperto Godoy, que con mucho gusto a título personal me siente a hablar con él para explicarle cada uno de los fundamentos del proyecto para que el Congreso pueda darle al Ministerio la potestad de cambiar el funcionamiento de la ONCCA.

Dije que había dos dictámenes, pero en realidad son tres; el que faltaba era el propuesto por el señor diputado Viale, quien tiene la palabra.

SR. VIALE Desde el socialismo queremos dejar aclarada nuestra posición respecto de este tema, que como bien se decía aquí lleva ya unos cuantos meses de debate. En primer lugar, vuelvo a decir, como lo hemos hecho en otras oportunidades, que el socialismo es un partido independiente, del arco opositor, con una clara propuesta específica para el sector agropecuario. Lo señalo para despejar cualquier suspicacia respecto de cuál es el posicionamiento político de nuestro partido en este tema y en todos los temas que hacen a la vida nacional.

En segundo lugar, lamentablemente, no podemos acompañar el proyecto que proponen determinados bloques del arco opositor en tanto y en cuanto si hay algo en lo cual todos los productores -pequeños, medianos y grandes- están de acuerdo es que no quieren más a la ONCCA, cuando lo que aquí se está proponiendo justamente es crearla por ley.

Nosotros tenemos una propuesta, que como bien saben todos ustedes y todas las entidades, la hemos intentado discutir y difundir a lo largo y a lo ancho del país, que es la creación de una agencia, un ente mixto entre lo público y lo privado, de manera tal que esta sinergia permita que un sector sospechado de discrecionalidad y corrupción -como es el sector público- sea dinamizado, controlado y transparentado por el sector privado. Y a su vez que el sector privado, que no puede estar librado al libre juego del mercado, tenga el control y la mirada del sector público.

Los detalles de nuestra propuesta creo que no tiene sentido volver a reiterarlos porque todos ustedes los conocen y hemos hecho una jornada pública en este Congreso para debatirlos.

Queremos decir que lamentamos que legislar hacia el pasado sea el único punto de coincidencia que tienen varios bloques de la oposición. La ONCCA actual no resuelve el problema a los pequeños y medianos productores; y la ONCCA de 1996 que están proponiendo tampoco lo hace.

Estamos discutiendo en estos días en el país -por primera vez en casi tres años- un modelo agropecuario nacional y los socialistas tenemos absoluta certeza y claridad de que debemos crear las reglas y las condiciones para que los pequeños y medianos productores puedan ser sustentables, puedan ser prósperos, puedan tener el hecho de comprar un pedazo de tierra y no como ahora vemos azorados que grandes sectores de nuestro territorio están siendo enajenados al capital extranjero.

Por eso decimos que este tema -como el de las retenciones- no es un tema caprichoso. Esta actitud de ir hacia una ONCCA por ley al año 96 es más de lo mismo: es que el comercio esté librado a su suerte al libre mercado. En ese libre mercado sabemos que como una mancha de aceite gigantesca la concentración en cada vez menos manos fue dejando a la zaga a 60 mil pequeños y medianos productores en estos últimos seis o siete años, cuando el campo es rentable, sumado a los 100 mil que ya se perdieron cuando el campo no era rentable en la década nefasta liderada por el menemismo.

Por eso queremos dejar sentada nuestra posición en este aspecto porque tanto la cuestión de la ONCCA como la cuestión de las retenciones es un tema inherente para ver qué proyecto agropecuario queremos defender.

Esta propuesta de la ONCCA del año 96, ahonda y profundiza la concentración en cada vez menos manos la producción de carne, de leche y de granos de nuestro país.

Caminar hacia la reducción de las retenciones en diez puntos como se propone y eliminar las retenciones en el resto de los cultivos...

- Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE BURYAILE Silencio, por favor. Está haciendo uso de la palabra el señor diputado Viale.

SR. VIALE Gracias, señor presidente.

También en el mismo sentido, retención cero para trigo, maíz, girasol y sorgo, sin tener en cuenta la escala, profundiza la concentración en menos productores de la mayor cantidad de lo producido. Y por el otro lado, aumenta el precio interno concreto en el caso del trigo y maíz en la cadena de alimentos, que todos sabemos cómo repercute en el mercado interno.

La disminución por igual de diez puntos en la soja, como se propone también, agudiza la transferencia de recursos solamente hacia el 8 por ciento de los productores del país.

La ONCCA y las retenciones tienen un hilo de conexión, que es el proyecto que queremos establecer en nuestro país. No estamos de acuerdo con favorecer la concentración en nuestro país en el sector agropecuario.

Seguiremos dando el debate en cada tribuna que nos permitan tener, como lo venimos haciendo en todo el territorio nacional, sobre este tema.

Queremos una producción agropecuaria con cientos de miles de pequeños y medianos productores, no por un concepto demagógico, sino por un concepto de desarrollo del interior profundo de nuestro país, porque estamos convencidos de que estas pequeñas y medianas empresas del campo son las que dinamizan las pequeñas y medianas industrias y también el comercio del interior del país. Y son las que posibilitan el asentamiento de la población en las ciudades pequeñas y medianas del interior de nuestra Argentina, inclusive en las mismas zonas rurales.

Por todas estas cuestiones, señor presidente, queremos dejar en claro que esta propuesta de la ONCCA por ley hacia el año 96 es una trampa, ya que en nombre de los pequeños y medianos favorecemos a un grupo concentrado, y el socialismo no se va a prestar a este juego.



SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Forte.

SR. FORTE Señor presidente: es público y notorio que este proyecto que hoy estamos firmando no es el ideal, sino el mejor posible. Comparto lo expresado por el señor diputado Gribaudo respecto de que logramos lo que pudimos lograr. Y es el fruto de los trabajos, esfuerzos y consensos de los debates. Este dictamen no es fruto de la improvisación ni del autoritarismo que nos quieren hacer creer aquellos que, además de no querer discutir, también se van.

Cabe aclarar que el bloque del Frente para la Victoria -cuando no le conviene- se esconde detrás de las cortinas o se para al lado de las bancas en forma patoteril, prepotente y soberbia para no dar quórum. Además, se levanta y se va -como lo hizo hace un rato-, o ningunea y acusa al resto cuando no se anima a dar el debate. Me refiero al debate de temas concretos y puntuales, como la ONCCA o la situación de los glaciares. Y no es que no se animen al debate porque tienen miedo de perder o por orgullo, sino porque no les da la cara para exponerse ante la opinión pública.

Asimismo, se disfrazan de progresistas y quieren seguir teniendo organismos como la ONCCA, que se presta a la corrupción y a la concentración de la riqueza. Y no se animan a decir y a refutar que llevan 1.500 millones de pesos -durante este año-, repartidos en subsidios a empresas amigos de ellos. Se la pasan diciendo que no se puede, es demagógico y que van a vetar el 82 por ciento móvil, porque no quieren que un jubilado gane 1.200 pesos, pero desean que empresas amigas de ellos cobren 10 millones de pesos en subsidios. Eso es una inmoralidad y equivale a concentrar mucho más la riqueza. Pero como no les da la cara y les da vergüenza prefieren esconderse detrás de las cortinas, acusar y ningunear a los demás. Lo hacen con la ONCCA, lo hicieron con los glaciares. Respecto de este último tema se esconden porque siguen teniendo fenomenales negocios las mineras.

Nos acusan a nosotros de que no queremos pagar impuestos y que deseamos desfinanciar al Estado. Pero ellos siguen con una política impositiva, donde un trabajador que cobra 2 mil pesos por mes paga 500 de IVA y, mientras tanto, le garantizan a las mineras exenciones impositivas por 40 años. Ese es el gobierno progresista y constituye una gran mentira. Por eso se retiran.

Reitero que el proyecto que hoy firmamos no es el ideal, sino el mejor posible. Tenemos que avanzar más y soy un férreo defensor del Estado. Debe existir una oficina mixta -pública y privada-, que garantice precios mínimos sostén para los pequeños y medianos productores. De esa forma, podremos estar todos en igualdad de oportunidades para lograr que la escala sea ascendente.

Mientras tanto, hay que parar este Hiroshima que se lleva puesto a miles y miles de pequeños y medianos productores. Siguen ganando los mismos amigos del gobierno. Los tribunales están llenos de expedientes que están denunciando que mientras los chicos se mueren de hambre y frío, hay empresas truchas que han cobrado millonarios subsidios de la ONCCA.

Por eso es que hoy estamos firmando este dictamen.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra la señora diputada Re.

SRA. RE Señor presidente: simplemente quiero decir que este es un tema que ya lleva más de seis meses de discusión y se ha llegado a consensos. Ya tiene dos años este conflicto, y en honor a ello debemos emitir dictamen y rápidamente buscar una solución, porque es un tema que aflige grandemente a los productores y porque la apertura de las exportaciones es un pilar de cualquier propuesta agropecuaria.

No tiene sentido ni decir "basta de retenciones" ni la entrega de créditos y subsidios ni ninguna otra política si luego los mercados externos pueden estar cerrados de manera intempestiva y discrecional.

Tenemos que normalizar el comercio externo, evitar la interferencia abusiva, arbitraria o discrecional del Poder Ejecutivo, y dar previsibilidad, que es lo que nos piden los productores.

Derogar los ROEs no implica controlar menos o quitar los controles de la Aduana. De hecho, es volver a la situación de exportación de 2005, en los que los controles de Aduana y AFIP siguen vigentes. Simplemente, se propone desbaratar el sistema de intromisiones arbitrarias por parte del Poder Ejecutivo.

No estamos quitando facultades de registro y de control; lo que estamos eliminando es la facultad de interferir de manera directa en decisiones de mercados agropecuarios, es decir, derogar las autorizaciones de cada operación de ventas y exportaciones.

La Argentina es el único país que aplica restricciones sobre sus exportaciones de una manera generalizada y discrecional. A su vez, se ha probado y demostrado que las políticas restrictivas sobre las exportaciones son más distorsivas y le ocasionan a nuestra economía costos mayores que el proteccionismo agrícola mundial. La Argentina es el único país entre los exportadores netos de carne vacuna que aplica restricciones cuantitativas para la venta al exterior y la tramitación para la venta de carne vacuna es más dificultosa que en los países competidores.

Con respecto a los pequeños productores de los que tanto se habla, la ONCCA actualmente no logra evitar la existencia de los sectores concentrados de la cadena de granos y carne, y sus trámites burocráticos tienen mayor peso en los pequeños productores. Un pequeño productor inscrito en el Senasa y la AFIP tiene que hacer diecinueve formularios para estar incorporado en la ONCCA y poder operar.

El contenido de este proyecto deroga la normativa de los ROEs y de las trabas, y prohíbe y nulifica otras normativas en el mismo sentido. Esta propuesta es compatible con cualquier otro proyecto sobre la ONCCA. No entramos en una postura sobre fortalecerla o no; en cualquier caso debemos quitar estas facultades al Poder Ejecutivo.

Por eso nuestro bloque va a firmar este dictamen en disidencia y va a firmar su proyecto de derogación de ROEs, porque consideramos que a meses de un cambio de gobierno no tiene sentido condicionar a un futuro presidente recreando la ONCCA por ley. Sí consideramos que la derogación de los ROEs es fundamental para normalizar el comercio y dar un rápido alivio a los productores, pues nosotros defendemos a todos los productores sin diferencias. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Orsolini.

SR. ORSOLINI Señor presidente: yo voy a acompañar el dictamen de mayoría, pero con una disidencia parcial. Antes de darla a conocer quiero decir que cuando luego de una gran discusión acepté acompañar este dictamen, lo hice porque necesitamos que momentáneamente se normalice la ONCCA. También soy uno de los que cree que hay que terminar con la ONCCA y crear un nuevo instrumento.

En cuanto a la ONCCA y las condiciones en las que está -contrariamente a lo que dijo la señora diputada Fadel, y es una lástima que se haya retirado-, no queremos sacarle la caja sino cuidarla. Queremos que la ONCCA deje de dar subsidios a los amigos, a los feedlots truchos y a los grandes actores, a efectos de cumplir con su rol de control.

Como les decía, voy a acompañar este dictamen por estas razones. Pero mi disidencia parcial obedece a que la citada iniciativa no contempla en su totalidad algunas definiciones que considero fundamentales. Entre otras consideraciones, me refiero especialmente al rol del Estado en la estructura de esta Oficina. En este sentido, mi disidencia se fundamenta principalmente en que desde mis convicciones políticas considero absolutamente necesaria la participación del Estado como regulador y controlador en la cadena de comercialización de los productos agropecuarios.

El Estado como único ordenador social de la vida debe jugar un papel fundamental de protección y defensa de los intereses de los pequeños y medianos productores, evitando las maniobras oligopólicas, monopólicas y de concentración económica y productiva.

Estas maniobras negativas para un desarrollo social armónico y justo del sector agropecuario se han venido practicando en los últimos años, principalmente a partir del auge de las políticas neoliberales, que propició la eliminación de la Junta Nacional de Granos y de la de Carnes a partir de la década de los 90.

La consecuencia de estas políticas que propiciaron la ausencia del Estado y la eliminación de políticas públicas afectó el aparato productivo nacional, especialmente con la desaparición de miles de unidades productivas.

También se extranjerizaron la industria, los recursos naturales y la tierra, y se concentró la economía en las principales cadenas productivas. La consecuencia inmediata fue la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Considero que la ONCCA debe ser un instrumento con activas facultades de intervención, garantizando la participación de distintos eslabones y actores que están involucrados en la comercialización agropecuaria del país, aspecto que no contempla el presente dictamen.

Por lo expuesto, señor presidente, firmo el dictamen con esta disidencia parcial y quiero anunciarles a estas a dos comisiones que en pocos días presentaré un instrumento que justamente apuntará especialmente a los argumentos que he esgrimido en mi disidencia, con el fin de crear un organismo que realmente contemple todos estos mecanismos, herramientas y elementos que creemos que debemos tener los productores agropecuarios para poder desarrollar nuestra labor normalmente.

SR. PRESIDENTE BURYAILE Tiene la palabra el señor diputado Scalesi.

SR. SCALESI Quiero ser solidario con el presidente actual de la Comisión de Comercio. Tal vez lo que voy a decir lo tendría que haber expuesto antes, pero creo que estábamos en un ámbito en el cual no nos podíamos escuchar. Creo que ha actuado en consecuencia y para eso se han elegido un presidente, un vicepresidente 1°, un vicepresidente 2° y secretarios. Quiero ser solidario y decirle que por lo menos de mi parte respaldo lo que está haciendo.

SR. DEL CAMPILLO Gracias.

SR. SCALESI En relación con este proyecto de la ONCCA, aunque no soy experto en el tema, quiero poner un granito de arena.

Sr. Scalesi.- Soy un diputado que no tiene voto de obediencia debida, sino que voto por conciencia y por beneficio de la gente. Creo que debemos tener la habilidad suficiente para no empezar a tener distintos proyectos que después en el recinto se nos puedan caer. Debemos tener la habilidad suficiente, porque en esta Comisión de Agricultura hay muchos temas que la gente está esperando, como, en mi provincia -y creo que en otras más-, una urgente regularización de todo lo que es comercial, hablando de la fruticultura, de la horticultura o de lo que sea, que me toca en mi provincia.

Es así que en esta sala está presente la gente de mi provincia, que ha venido a escuchar y a ver qué solución conseguimos los diputados para los productores que están en situación de extrema gravedad.

Por eso debemos tener la habilidad, la agilidad y marcar la agenda en beneficio de la gente, no pensando en qué partido o en qué rol nos vamos a ubicar. No estoy dando ninguna clase, sino diciendo lo que estoy viendo en el recinto en los casi tres años que llevo como diputado.

Ojo con esto de tanta disidencia, porque a veces nos lleva a la derrota.

SR. PRESIDENTE BURYAILE No habiendo más asunto que tratar, damos por finalizada la reunión.

- Es la hora 11 y 46.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.